Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Sobre algunas gestas del Socialismo

“A España no la va a reconocer ni la madre que la parió”

“Hemos hecho una revolución absolutamente tremenda…hay una revolución cultural en este país verdaderamente asombrosa.”

“A finales de 1982… lo que se iniciaba era una utilización instrumental y mediadora del Poder, esto es, su consideración de instrumento para llevar a cabo una transformación del Estado y de la sociedad en España.”

(Alfonso Guerra)

“Necesito 25 años para hacer el cambio”

(Felipe González)

“Vamos a dar la vuelta al país como si fuese un calcetín”

(Rodríguez de la Borbolla)

Durante esto últimas décadas hemos comprobado como el Gran Capital usa al Partido Socialista para perpetrar las más graves operaciones políticas disolventes o los desfalcos y apropiaciones abusivas que de otro modo no podría realizar sin mayor escándalo o protesta de los ciudadanos españoles perjudicados. A lo largo de la presente Restauración de la Monarquía, y protegido por ella en una especie de lamentable joint venture o UTE, contra lo que cabría esperar de su nombre e ideología, el socialismo ha destruido la separación de Poderes para mejor saquear y entregar al Gran Capital, en lo que se asemeja a una especie de nueva desamortización decimonónica, todo el valioso patrimonio de los españoles en forma de instituciones o importantes empresas públicas de carácter estratégico, y muy especialmente, ya hablaremos en otro momento de la farsa ecologista de la moratoria nuclear y fundación de ENRESA perpetrada para salvar financieramente el oligopolio privado eléctrico, en el sector energético de hidrocarburos.

Así, por ejemplo, la «desamortización» de ENAGAS, por la que Felipe González, el de la corrupción desmadrada, a cambio de su apoyo en la investidura y quién sabe qué otras cosas más, cedió al la oligarquía catalana el 91 % de su capital por 50.000 millones de pesetas, es decir en torno a una quinta parte de su valor. Lo que suponía el control de no solo la empresa pública entonces parte del INH, sino del todo el emergente sector del gas natural, con mercados de miles de millones de euros. Una decisión calamitosa desde el punto de vista estratégico para los legítimos intereses de los españoles.

Cosa parecida ocurriría antes con el Monopolio de Petróleos, adscrito al Ministerio de Hacienda, fundado por don José Calvo Sotelo en 1927, que permitiera durante su vigencia el control gubernamental atendiendo también a razones de bien común y política re- distributiva del desarrollo de la industria petrolera en España, la implantación de un sistema de refinerías ubicado estratégicamente, el control de precios para retribuir pero no especular ni enriquecerse indebidamente y la creación de un magnífico sistema logístico mediante una importante red de oleoductos. Todo ello permitió que los costes se mantuviesen relativamente bajos en relación a las posteriores subidas monopolísticas de facto tras su forzada desaparición como entidad jurídica y la sustitución de CAMPSA por el CLH.

Muchos de los lectores acaso se sorprendan si les digo que entre los objetivos fundacionales del Monopolio de Petróleos de Calvo Sotelo se encontraban el estudio y aprovechamiento de lo que hoy se conoce como biocombustibles. Yo mismo tuve el honor de participar como ingeniero en un proyecto de investigación sobre la utilización de diferentes recursos como biomasas dentro del Servicio de Desarrollo de la antigua CAMPSA. Entre sus conclusiones básicas podemos citar la problemática logística para concentrar una energía que es de suyo tan difusa como la de la fotosíntesis. Cuando se realizan los balances energéticos respectivos además de los medidos en la habituales unidades monetarias se puede comprobar como muchos de los productos obtenidos presentan un contenido energético neto próximo a cero, e incluso negativo, en función de recursos, procesos de obtención y especialmente de los aspectos logísticos, empleados.

Se suele olvidar que la energía posee un rol semejante al el dinero en los sistemas sociales y económicos. La política Energética y la Monetaria son fundamentales, y hoy ambas están fuera de control del gobierno español, entregadas a instituciones ajenas.

El Monopolio de Petróleos con toda su eficacia como instrumento para una Política energética al servicio de la sociedad, poder establecer razonables Planes Energéticos Nacionales así como regular la Política energética del país fue sacrificado por los socialistas. Desde que fue destruida su obra, tuve la duda de si el asesinato de su fundador, don José Calvo Sotelo también perpetrado por importantes socialistas como bien es sabido, acaso tuviese motivaciones ocultas de represalia contra el que había privado al sionismo del control del negocio petrolero en España. Visto con la perspectiva que da su acción actual e histórica, desgraciadamente del socialismo español cabe esperar cualquier cosa.

Hoy España vuelve a estar gravemente amenazada por el socialismo y sus cómplices de la oligarquía periférica o sus instigadores ¿amos? de las finanzas internacionales o del degradado Partido Demócrata de Obama y los Clinton.

Durante la fase de documentación de otro artículo he encontrado un texto de José María Pemán que corrobora al menos que tal sospecha es razonable. Me refiero al titulado El Protomártir, publicado en 1938 dentro del polémico libro del autor gaditano Poema de la Bestia y el Ángel.

Lo reproducimos a continuación según la grafía de su primera edición:

“ASÍ COMO LA BATALLA

de la Cruz lleva a la

Sinagoga a mirar con ceño

A España, lo mismo la ba-

talla del Oro: su segunda ob-

sesión.- ya en sus días cen-

trales España tuvo, con la

reina Isabel, el gesto valien-

te de la expulsión.- En nues-

tros días hubo también un

hombre, el primero en el

mundo, que se atrevió a lu-

char, frente a frente, contra

los grandes poderes interna-

cionales de la finanza ju-

daica: José Calvo Sotelo.-

lo poderes tenebrosos se

concitaron contra él. El fue

el protomártir de la gran

Cruzada española.”

En estos momentos, ya va quedando menos que esquilmar en intereses estratégicos materiales. Salvo los aspectos espirituales, culturales. Y la paz, la convivencia y el bienestar social: la nación otra vez está gravemente amenazada. Y por los mismos de entonces. Mejor, no lo olvide el elector.

 

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.