Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Sobre el Plan Estratégico del Bergogliato

Se están empezando a conocer urbi et orbi las líneas más importantes del Plan Estratégico secreto de la nueva Iglesia Católica del sionista Bergoglio. Una vez acabado el pintoresco sinodo ecologista perpetrado bajo el título  “Nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral”. Un título chocante desde luego. ¿Y por qué no otros acaso más adecuados tales como: Nuevos caminos para la Iglesia y la inversión rentable en el sistema bursátil o el lavado del dinero negro en la banca vaticana?

Un Sínodo en el que se pone como modelo de ecología integral la cosmovisión de los indígenas. Un Sínodo, también, en el que muchos santos prelados han podido mostrar su decidido amor a la pluma, y a los plumeros. Se ha publicado el documento ya pergeñado acerca del final del tradicional celibato sacerdotal, la ordenación de diaconisas, fase previa a la de futuras sacerdotisas pachamamanescas blasfemoglias.

Sin olvidar otras cuestiones de muy alto contenido teológico como la estabilidad de los ecosistemas amazónicos, los riesgos de la deforestación o la sostenibilidad de los proyectos o la ilegalidad administrativa de las concesiones madereras. Y es que el Sínodo astutamente promueve la “bioeconomía innovadora”.

Otra cuestión muy interesante que nos puede dar mucho juego progre es la de la llamada  inculturación para adoptar los ritos y costumbres indígenas, modificando incluso los sacramentos si fuese preciso.

Sin que tampoco falte la típica coz comunistoide del insulto cobarde, impertinente y felón a la ingente obra colonizadora y civilizadora de España en América. A la que, por cierto, la invertida banda vaticanesca actual debe su poderío económico y político. Veamos lo que dice el Sínodo de Bergoglio: “La evangelización en América Latina (se refiere a Hispanoamérica) fue un don de la Providencia (algo tendría que ver España) que llama a todos a la salvación en Cristo. A pesar de la colonización militar, política y cultural, y más allá de la avaricia y de la ambición de los colonizadores, hubo muchos misioneros que entregaron su vida para transmitir el Evangelio. El sentido misional (como si no fuesen españoles de precisamente la misma gesta de civilización, que en su primera fase hubo de luchar y vencer a los feroces imperios genocidas caníbales y de sacrificios humanos de los indígenas) no sólo inspiró la formación de comunidades cristianas, sino también una legislación como las Leyes de Indias, que protegían la dignidad de los indígenas contra los atropellos de sus pueblos y territorios. Tales abusos produjeron heridas en las comunidades y opacaron el mensaje de Buena Nueva”.

En otros capítulos el documento final glosa el indigenismo más falso y demagógico, viniendo para colmo de paradojas de prelados y cardenales bien cebados, bebidos y vestidos, amén de con aire acondicionado, coche oficial y mucamitas o mucamitos para el servicio.

¡Hipócritas! ¡Qué vergüenza!: demagogia populista, doble lenguaje hipócrita, cobarde propaganda política comunista o de la leyenda negra tartufamente disfrazada de teología.

Y además, en el fondo, una deslegitimación de la propia labor de la Iglesia en América que se asemeja a la iniciada en España por la inicua Ley de Memoria Histórica. Cuando una institución reniega de sus propias raíces y tradiciones es que se encuentra al borde del descabello final. En este caso no sabemos si el matarife definitivo va a ser el sectario jesuita argentino, papa negro vestido de blanco, “solo o con ayuda de otros”, según famosa sentencia.

 

Tras un golpe de mano no aclarado contra su antecesor Benedicto XVI, el reinado de Bergoglio se inició con sendos avisos simbólicos poco tranquilizadores y más que probable carácter premonitorio. Un rayo cae sobre la cúpula de la Basílica y un pájaro negro hostiga y ataca a la paloma blanca con la que la imaginería católica tradicionalmente representa al Espíritu Santo.

Sea como sea, el Plan Estratégico del Bergogliato apuesta de modo decidido por la innovación y la investigación y desarrollo de nuevas teologías. Un plan de apertura a nuevos productos y mercados como el naciente rito ecologista amazónico en el que aún falta, pronto llegará, la comunión con ayahuasca con efectos psicodélicos reales en vez del más soso efecto placebo del trigo eucarístico. Toda una apuesta para que a la Iglesia no la reconozca ni su Fundador.

Pero se trata de un Plan Estratégico tan audaz que parece tener su punto débil en el mantenimiento de los mercados actuales, que son mucho mayores y más importantes que los que ahora se quiere asimilar. Salvo que de eso se trate, de destruir la Iglesia Católica desde dentro gracias a su en buena parte prostituida jerarquía, de modo que lo que cualquier católico fiel y honrado considerase amenaza estratégica sea en realidad una oportunidad extraordinaria para Bergoglio y el sionismo.

Pero la amenaza real que Bergoglio y su curia de íntima confianza, reclutados entre lo mejorcito de la mafia homosexual de San Gall, oculta es otra y poco tiene que ver con las cuestiones teológicas con las que se envuelve para disimular.

Si atendemos a recientes declaraciones de expertos e investigadores estas temidas amenazas serían:

La penal por pederastia de muchos de los que le rodean y a los que de algún modo protegería. Sobre este terrible asunto trata, entre otras, la exhaustiva investigación del activista homosexual Frédéric Martel publicada bajo el título de Sodoma. Un libro con infinidad de datos, entrevistas y opiniones (a la que no le faltan muchos errores según sus detractores) que trata a Bergoglio con complacencia.

O la amenaza de las investigaciones por las finanzas vaticanas que ya fueron motivo de gran escándalo en otras ocasiones, e incluso a las que se achacan a la muerte del Papa Juan Pablo I. O del supuesto blanqueo de capitales de variada procedencia que el opaco sistema financiero del Vaticano blanquearía aprovechando el secreto bancario y sus privilegios fiscales en muchos países. Sin olvidar el dinero de origen negro o delictivo.

Como muestra del deterioro de prestigio actual, el diácono permanente Jorge Sonnante, un ex miembro de los servicios secretos vaticanos, viene haciendo unas denuncias tremendas, explosivas, soportadas, al parecer, con documentación secreta interna del último cuarto de siglo, periodo en el que trabajaba en el mismo Vaticano en cuestiones muy delicadas. Naturalmente, el Vaticano niega lo denunciado.  Sin embargo, hace solo unos semanas hubo una redada en el Vaticano en la que la Fiscalía y la Policía vaticana confiscaron multitud de documentos y ordenadores supuestamente comprometedores.

En su calidad de auditor interno, Sonnante fue colaborador del círculo íntimo de Bergoglio hasta que, según él dice, se negó a hacer o encubrir determinados desfalcos. En estas declaraciones explica con pelos y señales el funcionamiento de la corrupción vaticana. Incluso el uso eventual de la valija diplomática o de arcas de la Cruz Roja para el trasiego del dinero robado a salvo de inoportunas investigaciones de los no cómplices.

El diácono Sonante, citando datos de identificación y cifras de depósitos con cientos de millones de euros, habla de las cuentas VIP del Vaticano empleadas para refugio y blanqueo de lo supuestamente robado por políticos izquierdistas de Hispanoamérica como Maduro, Santos, Kirchner, Morales, Correa, etc. Pese a lo tremendo de lo denunciado, el testimonio aparece avalado por infinidad de datos concretos, ¿Inventados? No lo sé.

El diácono Sonnante se encuentra hoy protegido porque ha sido amenazado de muerte y denuncia que ya habría sufrido un intento de atentado.

En todo caso, el lector podrá formarse su propia opinión desde los dos enlaces que reproduzco abajo.

 

La estrategia de promoción de un oportuno cisma taparía ambos escándalos, el de la pederastia consentida y el de la finanzas. Pero aún mejor. La Iglesia Católica oficial de Bergoglio o lo que quede de ella, se pondría sin tapujos al servicio del NOM, no ya solo abandonando toda resistencia sino colaborando activamente en el proceso de implantación.

Todas estas cuestiones quizás explicarían también el extraño comportamiento reciente de la Conferencia Episcopal española, acaso también sometida a chantaje por ambas cuestiones, amén de las directrices emanadas del Bergogliato en temas como la complacencia e incluso en algunos casos, complicidad con el golpe de Estado catalán y la pederastia en Montserrat.  O con la ruin profanación de la tumba de quien fuera su salvador, valedor y defensor, otrora condecorado con los máximos galardones vaticanos.

El tiempo dará o quitará razones.

addenda

Enlace 1

Enlace 2

 

 

.

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.