Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Akelarre climático. Cuidado con la cartera

Está muy feo lo de la explotación infantil o juvenil, especialmente cuando además el menor tiene problemas psiquiátricos, vamos que está majara, lila, o zumbado. Tal es el caso por desgracia de esta nueva monja laica de las llagas climáticas que se llama Greta Thunberg. Esta pobre niña sueca alzada a los altares de la más lucrativa estulticia humana es una zumbada con trastornos mentales, quizás una energúmena en el sentido técnico de la palabra, una posesa que está siendo vilmente explotada por la plutocracia satánica, incluida Su ecológica y amazónica Santidad Paco I,  con la complicidad lucrativa de los padres de la criatura que no solo no la defienden de ser abusada sino que la someten a la explotación y granjería de oscuros intereses bastardos.

“Ahí van leyes do quieren reyes” decían antes para referirse a la arbitrariedad del Poder absoluto. Ahora no solo van leyes inicuas sino también el ganao progre, feministas sorosianas incluidas. Hay que hacer bulto. Y precisamente bultos no faltan. Un enjambre de criaturitas arrastradas a la cretinez por el nuevo flautista de Hamelín. Y banqueros sionistas mohatreros para la colocación de preferentes bonos verdes. Políticos mercenarios, corruptos y ladrones. Periodistas sin criterio que jalean lo que les mandan para favorecer el timo. Una vergüenza.

Su amazónica Santidad ha dicho que hay que obedecer a la ONU. El doctor falsario, en su reconocida línea de traidor sin escrúpulos, se entrevista de tapadillo con el tenebroso plutócrata mafioso Soros, se supone que para recibir nuevas instrucciones que imponer al pueblo soberano. O quién sabe si para hablar de salvíficos pucherazos. La pizpireta ricachona portabocazas gubernamental del neo socialismo de Neguri seguro que lo niega o lo explica con su labia y singular desparpajo. Y si no la del bable de diseño cuyos estragos se observan en su incipiente síndrome de NUC.

Pero ¡cuidado! A ver por dónde viene el timo. Una posibilidad: puede que los bonos verdes que nos quieren imponer como corolario de esta farsa tan orquestada acaso sean las nuevas preferentes para rellenar desfalcos bancarios y salvar a los ladrones. Parece ser que además del Deutsche Bank un gran gigante bancario norteamericano se tambalea. Y es que por mucho bono verde en dólares o euros un proyecto energético no funciona si su balance o pay back medidos en unidades energéticas no lo hace.

Por lo menos Trump parece que no entra al trapo. Suscribo su lema en la ONU: No a los globalistas, sí a los patriotas.

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.