Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

RIP

Hace pocos días comentaba la detención del millonario sionista y presunto pederasta y alcahueto de pederastas y satanistas estrechamente vinculado al Partido Demócrata Jeffrey Epstein acusado de crímenes terribles. Como decía Goya, “no hubo remedio”. Se había ofrecido una suma cuantiosa a quien lo asesinara y, en efecto, ha aparecido muerto en su celda, lo que constituye otro escándalo mayúsculo. Pues, o bien han sido capaces de sorprender a Trump, o bien ha habido alguna suerte de complicidad oficial en la desaparición del acusado. Un suceso que nos recuerda los sucesivos asesinatos de Oswald o Ruby para tapar ciertas bocas incomodas o que sabían demasiado, y una muestra del poder de las mafias americanas o de la autonomía de cierto Deep State.

Pero estaba cantado lo sucedido. Jeffrey Epstein ya había tenido otro intento anterior de supuesto suicidio en su celda, sin que la autoridad tomara ninguna medida preventiva. Pero desde luego, lo sabía todo de casi todos. Porque por su burdel pederasta y acaso templo satanista conocido como isla de las Lolitas situado para mayor paradoja en las Islas Vírgenes, zona caribeña de piratas y pichilinguis, había pasado de lo más granado y encumbrado de nuestros próceres globalistas en todas las ramas del Arte Total mafioso criminal. Un centro de solaz y sana diversión para muchos de los poderosos degenerados que dominan y explotan el planeta. Pero también de extorsión, “lo sé todo de todos”, como decía aquí por estos pagos el finado Rubalcaba.

Más de uno habría respirado con alivio por la oportuna muerte del prócer sionista. Empresarios, banqueros, miembros de Casas reales europeas, primeros ministros, personajes de Hollywood y del “Progreso y la Cultura” por utilizar la peculiar jerga extendida por nuestra ignara progresía arrebatacapas.  Cierto conocido diario mohatrero promotor de consignas progres incluso le califica insidiosamente de “amigo de Trump”, acaso para disimular su probada relación con los Clinton, los Obama y el resto del Partido amigo y patrocinador de Pedro Sánchez. Una víctima, Virginia Giuffre, que colaboraba con la Justicia, ha acusado de estar implicado cierto presidente español cuyo nombre no ha trascendido.  Si tal testimonio fuese cierto, ¿de quién se puede tratar?

Nos están explicando, o al menos lo intentan, las malignas relaciones de la flamante candidata Ayuso a la poltrona madrileña con las «diabólicas» Aguirre o la Cifuentes.  Sin embargo, aunque dicen que colaborara de modo estrecho en su campaña electoral, no conocemos la verdadera naturaleza de la relación de Pedro Sánchez con los Clinton y su degenerado partido, pero puede que ya no se sepa nunca, establecido para siempre tan radical cortafuegos. Sin olvidar el ridículo papel de nuestras pintorescas mercenarias hembristas cuya solidaridad, no ya con los niños sino tampoco con las niñas prostituidas o abusadas por el tinglado del prócer sionista colaborador del Partido Demócrata, ni está ni se les espera.

Probablemente se termine tapando el asunto con la complicidad de los media. Habrá que estar atentos a otra fuente similar: NXIVM, otra organización ligada a multimillonarios sionistas de actividades poco sanctas que puede ofrecer muchas futuras jornadas de gloria pro NOM para mayor y mejor edificación del progretariado globalista español e internacional.

 

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.