Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

«Señorito, deme algo»

La actitud mendicante del soberbio venido a menos marqués de Galapagar, unas veces pidiendo una limosna por caridad y otras exigiéndola de forma amenazante al señorito falsario de la Moncloa, muestra el estado comatoso actual del partido de falsa bandera creado para hacer volver al redil a las gentes más descontentadizas con y menos adictas al desquiciado Régimen del 78. Un tinglado de farsantes y farsantas que está a punto de fracasar completamente gracias a las peculiaridades del aprovechado tándem.

La cosa se comprende, así como las actuales perentorias exigencias monetarias. El Frente de Liberación de la Hipoteca palaciega de Galapagar ha devenido en dos facciones intímamente enfrentadas aunque aún no se muestren enemigas cara al respetable público de marujeo desarrapado al que tanto deben pero tan poco quieren. La facción Unidas y la facción Podemos.  A su vez con dos cabezas cada una de ellas. La primera facción se desune en la sub facción Irene contra la sub facción Montero.  Y la facción Podemos se bifurca a su vez en sendas sub-facciones: la de Pablo contra la de Iglesias. Y viceversa.

La sub-facción Pablo trata de que la sub-facción Irene no le ponga de patitas en la calle junto a la garita de la Guardia civil una vez asegurada suculenta pensión por la cosa esa de la supuesta, es un suponer, violencia de género. La sub-facción Iglesias trata de encasquetar a la integrante de la sub-facción Montero al enmucetado maromo del extraño Begoña, Begoño, Begoñe en un cargo ministerial. Aunque sea la cartera de Marina, otrora patito feo de las crisis y componendas de la anterior Restauración borbónica.  Pero la aprovechada pareja científica de la Moncloa, que todo lo que tiene de malo lo tiene de astuta, no está por la labor, vista la capacidad destructiva de ambos.

Y, desde luego, en el nuevo gobierno luce más un buen racista de la “derecha extrema” como diría la eximia portabocazas musa del pos moderno socialismo de Neguri o potentada ribera derecha del Nervión. Y corroboraría por colleras la eximia filósofa Carmen, la de Cabra. Está claro que para apuntalar la franquicia española del tenebroso y diabólico partido Demócrata obamo-clintonero, el recurso a la verdadera extrema derecha en unión del PeNeV con el peludo Coño puchimonero darían mucho juego, sin olvidar al juguetón saltarín Iceta y sus maromos.

En la orilla contigua, los esbirros y cantamañanas de la oligarquía empiezan a mover la silla del díscolo y desobediente Rivera mientras la bella Arrimadas cara de ángel escucha embelesada los cantos de sirena que la proclaman heredera imaginaria de igual servicio mientras ajustan una oferta que no ha de poder rechazar.

Y mientras tanto,

Sueña el que a medrar empieza, sueña el que afana y pretende, sueña el que agravia y ofende, y en el mundo, en conclusión, todos sueñan lo que son aunque ninguno lo entiende.

Y yo sueño que estoy aquí destas prisiones cargado y soñé que en otro estado más lisonjero me vi.

Pero, constato con tristeza española propia de Segismundo, que yo teniendo más alma, tengo menos libertad.

Y aquí estoy, con estos pelos.

Señorito, deme algo.

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.