Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

El Reino de España da miedo

En verdad ya lo viene dando desde el mismo golpe de Estado del 11M en que se produjo un sangriento cambio de timón que nos hizo salirnos de la pista, pero crece la sensación de grave peligro para la nación, el bienestar y la convivencia de los maltratados españoles. Un caso, este sí, de verdadera violencia de género, por serlo. Por ser españoles honrados y leales. Y también crece la conciencia de que lo peor aún está por llegar, de estar estamos radicalmente amenazados y de que, como la niña insultada y golpeada impunemente de hace unos días por la canalla maestra catalana por lucir una bandera de nuestra patria, apenas tenemos a nadie que nos defienda.

Se ha producido, que no celebrado, el quinto aniversario del cambio de titularidad en la Jefatura del Estado y el Rey parece desarbolado, ojeroso, triste. Desgraciadamente su cara es un poema. Envejecido, nos muestra a un hombre acabado, fracasado en varios niveles, que parecería a punto de decir basta y abandonar. Ojalá me equivoque y sea solo una impresión, pero tal es lo que parece al observador libre de prejuicios.

La cosa no es para menos. Con una situación familiar de gran desgaste personal, enfrentado a todos y a todas, o casi. No se le ahorra ninguna humillación. Sean los insultos públicos a su persona o a su efigie o a los símbolos nacionales, sean los intentos de suplantar sus funciones constitucionales por el doctor falsario, un tipo despreciable que pese a su alto cargo constitucional está aliado con el enemigo. Las instituciones funcionan mal, lo que ha devenido en un evidente problema de grave ingobernabilidad.

La situación de las principales cuentas del Reino es de quiebra técnica, solo apuntalada por el indeseable, imposible de mantener, e inaudito crecimiento de la Deuda mal llamada soberana o por un confiscatorio nivel de impuestos que caen como una losa sobre la clase media y los sectores más dinámicos y emprendedores de la nación, obstaculizando cualquier posibilidad de mejora sostenible a medio o largo plazo.

Los pilares básicos del orden social, la familia y la clase media, están siendo saboteados por leyes inicuas o procesos económicos, financieros o inmigratorios desestabilizadores inducidos por los poderes fácticos internacionales con apoyos interiores.

El partido pilar del Régimen del 78 parece dispuesto ya sin tapujos a acabar con la Monarquía y el sistema constitucional. Finalizada el joint venture de corrupción e intereses mohatreros compartidos entre el anterior titular de la Corona y el siniestro partido de la corrupción y la traición permanentes, la situación actual es de alto riesgo y con perspectivas negativas.

En muchos lugares de España existe una especie de vacatio legis constitucional y no se cumplen ni sentencias ni el ordenamiento jurídico. Las instituciones presentan un fracaso multiorgánico generalizado. Y cada vez tenemos menos soberanía o posibilidades de rectificar.

Para colmo, el Gobierno de Su Majestad y sus media mercenarios se permite comparar torturadores con torturados en beneficio de los primeros, sus cómplices. Lo que no obsta para que oligarcas nacionales e internacionales presionen para que Ciudadanos se haga el harakiri apoyando a un canalla de semejante jaez a mayor gloria del IBEX 35 y NOM.

Buena parte del pueblo español permanece anestesiada, presa de una realidad virtual alienante, enajenante, embrutecedora. Incapaz de reconocer la gravedad de la situación en la que se encuentra no solo no reacciona sino que apoya y jalea a sus verdaderos enemigos.

Todo un panorama que explica la cara del Rey y los grandes «logros» de esto cinco años de reinado. Si bien en justicia cabe reconocer que está recogiendo lo sembrado por el Régimen borbónico en estos años.

Lo dicho. España da miedo.

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.