Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Bilderberg ha venido, nadie sabe cómo ha sido

Aún no sabemos con certeza o detalle qué ha ocurrido en la reunión Bilderberg de este año, donde los artistas invitados españoles eran Casado y Arrimadas y de los que desconocemos si han pasado el ansiado corte de bolas blancas y negras.

No lo pasó, o hubo ya demasiado hartazgo por tanta fechoría impune que desprestigiaba la Causa, el Emérito hace cinco años cuando al finalizar el evento fue avisado por su traicionada esposa de la decisión de que tenía que dejar la cosa. Una propuesta que no podía rechazar. Y al día siguiente, abdicación al canto.

Para algunos se exagera con la cuestión y lo de Bilderberg no es para tanto. Un simple evento social magnificado por conspiranoicos. Para otros, es una reunión de coordinación de políticas en diferentes ámbitos y de pase de modelos y selección de personal para ejecutarlas, ahora o en un futuro mediato.

No sé, no he estado en ninguna, por lo que mis referencias son de terceros. Tampoco parece que hayan asistido, o al menos no nos lo han contado, Sherlock Holmes, Poirot, Simenon o el Padre Brown. Aunque probablemente el gran Chesterton no iba muy descaminado cuando escribió El Hombre que fue jueves, para explicarnos quiénes son los verdaderos buenos y los malos, o la realidad tras eventos y organizaciones de falsa bandera. En fin, se atribuye a lord Keynes aquello de si quieres vender algo, primero crea tu propia demanda.

Pero, ¿Mito o realidad?

El caso, elemental querido Watson, es que tras estas reuniones en muy diferentes países, salvo los que empiezan a reaccionar y son tachados de populistas o nacionalistas o fascistas, se van orquestando políticas y leyes aparentemente disparatadas o suicidas para el común, que sin embargo son jaleadas de modo mohatrero por los prostituidos media.

El extraño comportamiento actual de un Bergoglio, opuesto a lo que cabría esperar del jefe de los católicos puede que tenga que ver ¿o no? con la insólita visita de todo un Secretario de Estado Vaticano en el último día de la reunión del pasado año. ¿Le habrán dado instrucciones a su segundo o un ultimátum para evitar su obligada abdicación como el anterior o el Emérito?

Los expertos suelen explicarnos que parecen existir un conjunto de características permanentes que se suelen cumplir en relación con Bilderberg, si bien para nuestros ojos acostumbrados al cortoplacismo, hipocresía y canallería de nuestros dirigentes las líneas de fuerza a largo plazo e intergeneracionales suelen resultar de dudosa identificación e interpretación. Es uno de los problemas del pensar u operar a corto plazo, típico de las degradadas instituciones democráticas, en especial cuando son reflejo de embrutecidas poblaciones amaestradas para no encontrar la mano con la herida. Y de clases dirigentes envilecidas que han dimitido de sus responsabilidades históricas.

Así, se puede observar una degradación de nuestras instituciones. Un significativo ejemplo reciente: Una tipeja cargo socialista y maestra pervertida que sin empacho declara en clase a sus alumnos que hay que castrar a los niños, permanece en la impunidad cuando en una sociedad no enferma debiera ya estar en prisión incondicional y sin fianza. Y también expulsada fulminantemente de su banda, aunque sólo fuere por disimular. Pero, qué se puede esperar cuando su jefe político es cómplice de golpistas, embustero crónico e incluso ha falsificado su tesis doctoral. Y cuando su partido ha pactado con terroristas para blanquear sus crímenes y ayudarles a burlar la acción punitiva de las instituciones constitucionales.

En el Legislativo, rufianes aparte, no suelen estar los mejores, los elige entre sus leales el jefe de la banda respectiva y entre todos forman un grupo manifiestamente mejorable. Con mandato imperativo real, en burla del precepto constitucional, se perpetran leyes abominables, monstruosas o nocivas. El Ejecutivo no suele ser mejor. Ahí está el doctor falsario con su pintoresco harén de ministros y ministras objeto, pícaros burladores de Hacienda, más que de Sevilla.

¿Cómo es posible que sucedan estas cosas? Pues paso a paso, poco a poco, en la degradación, en la degeneración con las mismas mañas que se utilizan en el famoso cuento de la rana escaldada. Y si eso no basta, se da un volantazo violento, como en el terrible 11M.

La perspectiva histórica de estos años nos ofrece el espectáculo de privatización de lo público especialmente, aunque no sólo, perpetrado por la PSOE para que fuese más fácil de tragar por los súbditos saqueados. Se ha malbaratado todo lo que podía venderse. Los sectores primario y secundario, devastados. Y lo que aún es peor, se pone la capacidad de coerción de lo público remanente en beneficio de intereses globalistas ajenos o privados. Se establece una nueva policía de costumbres para hacer tragar a la gente con las mayores aberraciones. Ni siquiera la libertad de cátedra o expresión se encuentran ya a salvo cuando se perpetran leyes sectarias promotoras del fanatismo y del revisionismo histórico comunista.

¿Dónde quedó la soberanía nacional? ¿Por qué todos desde el maldito 11 M operan de modo similar en lo estratégico importante?

¿Todo esto tiene que ver con Bilderberg?

En todo caso, desde luego son pautas del globalismo actual, una de cuyas instituciones exotéricas operativas conocidas es el famoso club oficialmente fundado por el corrupto rey Bernardo de Holanda. Pero, probablemente habrá otras más, esotéricas o desconocidas.

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.