Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Sobre el programa satánico de Podemos

Son varias las cosas que llaman la atención del programa electoral pergeñado por el marqués de Galapagar y sus siervos podemitas.  Así el incoherente, mordidas aparte, apoyo a la iniciativa golpista pro referendo de independencia catalana patrocinada por la ventajista y corrupta oligarquía catalanista tradicional enemiga de la clase trabajadora. Pero hay otra tan satánica y demoledora como la anterior que merece un breve comentario. Me refiero a la prometida paguilla para no dar golpe. Diez millones de votantes del excelentísimo señor marqués y su señora marquesa serían los futuros beneficiarios de una paguilla de seiscientos euros obtenidos por la cara, porque ellos lo valen.

Revelador desde luego que el nuevo comunismo de diseño made in Soros encarnado aquí, aunque no exclusivamente, por los podemitas se olvide de la clase obrera, de los trabajadores de todo el mundo uníos y su pretendido poder redentor de la Humanidad y en cambio patrocine la vagancia subvencionada. Subvencionada sí, ¿pero por quién? Además según la conocida teoría del marxista del valor trabajo, si no hay trabajo, ¿ya no hay valor?

En realidad, la ocurrencia podemita no es tan original, ya había sido prevista por Papini en su famoso libro El Diablo. En el apartado 83, titulado El diablo y el pan sin sudor. Lo cuenta así don Giovanni:

Dios, como sabemos por el Génesis  (III, 19), condenó a Adán después de la culpa, a ganarse el sustento con la dura fatiga, sacándolo del suelo árido y espinoso: “Comerás el pan con el sudor de tu frente”.

Pensemos ahora en la primera tentación de Satanás a Jesús: Haz que esas piedras se conviertan en panes. El Tentador, por lo tanto quería que el pan fuera producido, mediante un milagro, por la súbita trasformación de las piedras…”

Nuestro intrépido marqués puede que carezca de tanta capacidad taumatúrgica como la de su jefe e inspirador, o no tenga todas consigo en cuanto a su real capacidad milagrera y en vez de en las piedras confíe en su eterna y prodigiosa transformación en deuda ex nihilo. Otro misterio prodigioso que va contra el segundo Principio de la Termodinámica y demás leyes naturales conocidas o por conocer.

Papini se pregunta por las razones últimas del diablo:

«¿Se trata de de una sutil tentativa para hacer contradecirse a Dios mismo, en la persona del Hijo lo que Creador había decidido para castigar al desobediente?

¿O no podría tratarse, más bien, del deseo de acudir en ayuda del hombre condenado por su culpa a la expiación milenaria del trabajo, invitando a Dios a proporcionarle el pan por medio de un prodigio? ¿Habría en el ánimo de Satanás un sentido de remordimiento por el sudor de la frente humana, vertido durante milenios como en consecuencia de su instigación maligna?

En ese caso Satanás aparecería bajo una luz nueva: como un libertador, como un rescatador del hombre. Aún contradiciendo la leyes divinas, quiere redimir a los hijos de adán, por lo menos de una de las consecuencias del pasado. Satanás se presentaría –junto al Redentor espiritual- como un redentor material, un amigo del hombre.»  

Satanás no lo sé, pero parece seguro que así lo pretende torticeramente su aventajado discípulo galapagarino. Podríamos preguntar acerca de estas sutiles complicaciones teológicas a otro ilustre disimulado alumno de la cofradía satánico podemita pero me temo que a nosotros no nos va a conceder ninguna entrevista.

Nota: el texto de Papini reproducido en cursiva proviene de la edición de El Diablo por la Editorial AHR, en 1963

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.