Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Miércoles de ceniza

Cuando se regresa del extranjero se acrecienta aún más la sensación de jaula de grillos, de epidemia de estulticia, de falta de sentido común y de futuro, de convivencia, que aqueja al reino de España y a muchos de sus disparatados y embrutecidos súbditos. Y del desvarío de unas instituciones mayormente ocupadas por gentes impostoras, corruptas o encanalladas disfrazadas de filantrópicos próceres pero eximios miembros de la España de charanga y pandereta que no aciertan la mano con la herida que ellos mismos abren, agrandan e infectan. Gentes de las que han de helar el corazón al españolito preocupado tanto por las cosas de su patria atacada cuanto por su propia vida en paz.

Aunque hoy sea miércoles de ceniza, comienzo oficial de la Cuaresma, momento tradicional de la revisión de los actos y de las consciencias cuando la primavera asoma y con ellas las promesas de renovación fenológica, mi corazón espera otro milagro de la primavera, lo cierto es que el Carnaval sigue, y parece ser que no hay manera de enterrar, la quiebra de los principios, de la norma o del disparate.

Siguen las vistosas maguer impostadas máscaras de heroicos demócratas. Los golpistas disfrazados de defensores del derecho. Un gobierno subversivo, una contradicción en términos, que continúa y agranda las terribles felonías del anterior. Unos cómplices que también debieran ser procesados como los golpistas catalanes propiamente dichos. Al intrépido galleguista barbuda dueña doña Dolorida y su retorcida ama de llaves repelente marisabidilla de pelo en pecho le siguen el gran macho, machote cara de piedra protector de hembras y serrallos con su no menos ilustre madame preciosa ridícula doctora Carmen, la de Cabra. No es de extrañar más allá de siglas mohatreras que ambas sean colegas y cómplices u obedezcan a los mismos amos visibles u ocultos.

El gobierno del doctor falsario promueve una curiosa huelga para el viernes. Es cosa poco frecuente que las huelgas sean patrocinadas y jaleadas por quienes debieran combatirlas. Tampoco están claros los motivos o motivas de tal huelga salvo que sabemos que ya se está enterrando el paleo marxismo obrerista, siendo sustituido por una subversión con nuevas tecnologías neomarxistas a lo Alinsky. ¿El objetivo o resultado de la huelga para estas feroces ménades es convertirse en hombres? ¿Acaso en castrarlos tras humillarlos como supuestos representantes de la clase capitalista explotadora?  No sé: es la huelga de las hembristas, de ovarios caídos y neuronas en ayuno y penitencia. Sustitutas hembriproletariado en abigarrado e incoherente totum revolutum manipulable por el arrumbado partido vanguardia de los trabajadores, hoy devenido en corrompido socialismo made in USA o en vicioso demenciado Villa tinaja S. L.. El éxito de la huelga supondría el paradójico mentís a la inteligencia y dignidad de la condición femenina al demostrar su vulnerabilidad ante las más burdas manipulaciones. Una condición femenina que la Tradición vincula a los más altos valores espirituales y morales.

Las que no están en huelga y me temo que ni la entenderían son las bandas de islámicas de enormes sayones negros que sacan chispas a las tarjetas de crédito de su marido en las más exclusivas y onerosas tiendas de marcas para el alto consumo de gran lujo del pijerío capitalista en las principales ciudades del mundo globalizado. Ni menos las miembras de harenes pobres sin Prada, Gucci, Hermés, Vuitton, Rolex o Patek Philippe que llevarse a la frustración. Ninguna de nuestras feministas subvencionadas las va a defender de la opresión de sus derechos civiles ni siquiera se plantean hacerlo en beneficio del impuesto multiculturalismo selectivo.

Un gran ejemplo para todo el mundo según orgullosamente proclama la adicta prensa mohatrera que se dice global. No es que sea la festividad de Santa Agueda ni menos que estemos en Zamarramala, sino que se inicia la precampaña electoral y las vistosas galas del cortejo nupcial con sus votantas. El apuesto galán falsario hace la rueda ante sus ministras y ministres de sexualidad dudosa o ante la boca abierta de sus bobaliconas admiradoras. Cacarea decretos leyes a convalidar si el tiempo no lo impide como otras ponen huevos sin permiso del recovero. Acarrea manifestantas como ganao a trasquilar en trashumancia pero en patinete a pilas.

Todo va peor, pero de eso se trata. Hay que obedecer al amo desconocido. La entropía aumenta cuando no hay orden que la combata. La entropía extramuros es resultado de ese orden intramuros. Cuando no hay muros debido al fracaso institucional todo va convirtiéndose en entropía. La entropía o contra orden o contra diferencia no distingue entre estados o posiciones. Machos o hembras, Bien o Mal, Vicio o Virtud, Razón o Fanatismo, todo ha de ser uno indiferenciado a mayor gloria de la plutocracia desconocida. La más terrible penitencia de una Cuaresma que amenaza resultar interminable.

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.