Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Deposiciones bizarras

Un año después de la muerte de don Antonio García Trevijano, el blandengue núcleo duro del partido hermafrodita ha pasado para depositar sus esperadas deposiciones en sede judicial. Curiosamente como testigos en vez de en calidad de procesados como, visto lo visto e intuido lo que nos tapan, sería lo natural en cualquier país civilizado.

Un fiasco poco emocionante donde una vez más han demostrado su osada bizarría, patriótica galanura y altura espiritual, intelectual y moral.

No sabían nada. No les habían informado sus subalternos. Ellos no querían. No se enteraron de nada. Confiaban en el enemigo. No querían aplicar la legalidad no se fuese a cabrear a la fiera. Lo mejor era disimular. Mejor la humillación a los leales en el barco Piolín que enviar los buques de la Armada. Después de todo no pasó nada. Lo legal es real. Lo ilegal no es real… soy leguleyo porque yo lo valgo y he sacao unas oposiciones.

La primera corrupción consiste en pudrir el Entendimiento. De ahí todo lo demás.

Otro sí digo. Con esta tropilla al mando lo raro es que no haya habido más desastres. Menos mal que la corrupta y falsaria banda contraria era de parecido jaez.

Claro que para tratar de limitar los daños Su Majestad tuvo que llevar del ronzal a la perezosa acémila galleguista, tan pasicorta y tan cozilarga. Con cuidado porque es muy traicionera, cobarde, taimada y mal ganao.

Ojalá no estemos ante un fallo multisistémico agudo de carácter terminal irreversible. Los síntomas así lo parecen indicar. 

¡Qué hemos hecho para merecer esto! ¿Qué habría pasado si la politeia española hubiera dispuesto de un proceso constituyente y verdadera separación de poderes y libertad política como pedía don Antonio?

¡Qué no nos pase !

—–

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.