Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

El Tribunal Supremo condena el golpismo lingüístico en Lugo

Mientras juzga a los golpistas catalanes, el Tribunal Supremo acaba de condenar el golpismo lingüístico en Lugo. Otra forma de traición y felonía copiada del infame modelo catalán. “Galicia es una nación sin Estado” sostiene con su doble lengua viperina y singular desparpajo el aún presidente de la Xunta y apoltronado prohombre del Partido Popular DE Galicia. Un mentís irrefutable a la supuesta renovación pro española que dice encarnar Pablo Casado.

Una forma de hacer Estado al servicio de la fementida nación gallega es expulsar al español del territorio regional sometido al telón del grelo y del DOGA, labor a la que se dedican con denuedo galleguistas de todas las especies. No solo socialistas acarlistados, mareas y vomitonas de todo jaez o pelaje, sino los heroicos chicos de Feijóo. El mismo que al otro lado de Piedrafita presume de patriota y hombre de Estado, mientras taimadamente le mueve la silla al bisoño y, por lo que hasta ahora se ve, impotente Casado.

La cosa empezó, como tantas otras filantrópicas campañas quijotescas, gracias a la asociación pro derechos civiles Galicia Bilingüe cuya presidente es Gloria Lago. Se trataba de combatir el despotismo de la Ordenanza de Uso del Gallego en la Administración Municipal de Lugo. Un nombre equívoco que mal encubría la imposición totalitaria de la lengua regional contra la habitual en toda España, que el ciudadano tiene derecho a usar y que las instituciones por muy galleguistas que sean tienen la obligación al menos de respetar.

Según mis experiencias profesionales cuando aún estaba en activo y me interesaba como ingeniero por el estado de ciertos expedientes de proyectos de obras, las dependencias del ayuntamiento lucense situadas en un gran aunque poco funcional edificio extramuros eran una especie de oficina siniestra de La Codorniz. Averiguar qué pasaba o el motivo de los retrasos venía a ser un ejemplo del Principio de incertidumbre de Heisenberg. En efecto, era casi imposible determinar a la vez dónde estaba el expediente, o el porqué y el por quién no se había resuelto. A veces, en el colmo de la impotencia o para recuperarme del soponcio, buscaba consuelo en la vecina catedral junto a la preciosa imagen de la Virgen de los Ojos Grandes, a la que solicitaba Su milagrosa intervención.

Pero, Organización aparte, para solucionar estas abstrusas dificultades nada mejor que imponer la neolingua gallega expulsando ¡Vade retro! al malvado castellano vehículo de gestión y racionalidad ¡meigas fora!

El Supremo anula doce artículos de la infame disposición y condena al consistorio en costas.  Entre las anuladas se encuentran disparates tales como la prohibición del uso del español, el que los ciudadanos víctimas del consistorio no tengan que solicitar expresa y oficialmente la traducción española. O que los funcionarios no estén obligados a hablar siempre en gallego con sus víctimas. O la imposición de que los comisarios normalizadores bien cebados entre digestión y digestión hayan de aprobar la calidad de la neolingua galleguista empleada en los escritos.   

El lector se preguntará: estos excesos, disparates y despotismos hoy anulados por el Supremo acaso serán muy propios del ejemplar cosmopolitismo del actual Lugo galleguista, pero ¿qué tiene que ver el prócer Feijóo con estas arbitrariedades y felonías? Pues sí. Aparte de que, en general, esta felonía lucense es consecuencia de la canallesca política de Normalización lingüística de la Xunta, según la cual los ciudadanos españoles que no hablamos gallego somos anormales, el caso es que la Xunta aprobó la Ordenanza de marras por unanimidad. Incluso el consejero o ministrillo de Educación de Feijóo la puso como ejemplo y modelo de excelencia.

No se preocupen, la noticia será oportunamente tapada por la prensa del régimen por no ser políticamente correcta, y desde luego no va a dimitir nadie. La condena en costas la pagaremos las víctimas a escote. Pero, eso sí, ¡qué malos son los golpistas catalanes y qué heroicos, ejemplares y bizarros los galleguistas nuestros!

Mi enhorabuena a la asociación pro derechos civiles Galicia Bilingüe y a su presidente Gloria Lago por haber dado, y ganado, esta desigual batalla a favor de la Libertad y los derechos civiles de los ciudadanos españoles que viven en cualquier parte de España, incluido Lugo.

….

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.