Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Sin VOX, ¿ni voto?

La visibilidad de VOX como fuerza política emergente, e incluso como única fuerza verdaderamente distinta o crítica de las hazañas del tinglado arrebatacapas en el que ha degenerado el devastador régimen autonómico del 78, está provocando un cambio estratégico en la representación.

Para algunos, VOX es más de lo mismo. Otra mohatra puesta en el escaparate por el sistema para seguir entreteniendo y luego burlar al personal mientras destruye la nación a mayor gloria del NOM y le santigua los bolsillos. Achacan su amistad con Israel, es decir, ser otra marca de alguna de las facciones sionistas plutocráticas dominantes tanto en el mundo como en España a añadir a las ya existentes. Un tinglado para habilitar las mañas del palomo ladrón, aquel que vuela pintureras acrobacias cerca de otros palomares para atraer sus ingenuas palomitas integrantes al suyo.  O bien otra marca o franquicia más para ocupar nichos del mercado electoral que como las Zara, Maximo Dutti, Stradivarius, Uterque, Bershka…, pertenecientes todas a la misma matriz INDITEX, hacen en el mundo de la moda.

Pero, la aparente preocupación y reorganización de las fuerzas políticas parlamentarias ya establecidas con o sin “cordón sanitario” parecería desmentir esa hipótesis. Aunque todo pudiera depender del nivel de análisis y del escalón o lugar en el escalafón político internacional. Lo que se ve como amenaza y competencia por la disputa del botín entre los escalones inferiores del negocio político empresarial sería una hábil jugada maestra por parte de los directivos y consejo de administración. Y no digamos de los pocos accionistas anónimos que siempre ganarían.  La actual histeria anti VOX del partido franco catalán de Valls y Rivera puede entenderse bien como sobreactuación histriónica bien como genuina preocupación por el qué hay de lo mío o por el barrunto de que pueda esfumarse el botín prometido en Bilderberg y quedarse sin el santo ni la limosna.

Puede que VOX se convierta en lugar de atracción no solo de bienintencionados españoles más o menos hastiados y desesperados por la suerte de su nación sino desde luego de inoportunas e indeseables moscas que acuden a la rica miel, de modo que más allá de los deseos iniciales, se convierta en a otra facción más del monipodio.

Sin embargo, algunos de los dirigentes de VOX son supervivientes que han sufrido y se han curtido por las persecuciones criminales de ETA y el nacionalismo vasco. Merecen como poco al menos el beneficio de la duda. Beneficio de la duda que se va acabando para Casado y su presuntamente renovado PP.  En las escaramuzas entre casadistas en el escaparate y sorayistas emboscados parece ser que van ganando estos últimos.

Serían varias las causas. El PP actual, aunque con marca ya muy desacreditada por su poca fiabilidad, es un negocio venido a menos con miles de sucursales y tenderetes abiertos en todo lugar, voraces por crear y ordeñar presupuestos públicos en cualquier nivel y parte de España. Una especie de C.E.D.A. sui generis.  Porque si bien es confederación, cada una a su aire y con sus mañas, de “entidades” autónomas, sería exageración, salvo en la facción nacionalista gallega similar a la vasca o catalana, tildarlos de derechas. Como mucho de no izquierdas. Aprueban o apoyan felonías como la Ley de vergüenza de género o de memoria histórica, la inmersión lingüística en gallego o catalán. No paran e incluso subvencionan la invasión de ilegales. Promueven o mantienen la pérdida de soberanía y cesión de competencias dirigidas a instituciones globalistas no democráticas. En ciertos lugares de España dificultan o incluso impiden, lo que ya es rizar el rizo de la felonía, la educación en español. O expresarse en español, como ocurre en el Parlamento regional gallego donde el PP de Feijóo dispone de mayoría absoluta y donde reclama más competencias destructivas similares a las de Cataluña o País Vasco..

En cada lugar dicen una cosa y hacen la contraria. Y, si con barba, San Mariano Antón y si no, la Purísima Concepción. A sí se explica que el actual señor del feudo gallego sostenga sin empacho, muy orondo y sin ser llamado al orden por la superioridad competente, que Galicia es un nación sin Estado dotada de una lengua tan antigua como la que más. Y en Baleares, pues lo mismo.

Sobre corrupción habría mucho que hablar. Contra la propaganda de las repugnantes zurdas españolas que domina los media gracias a la siniestra Soraya, el PP no es el partido más corrupto que campa en el vasto y profundo monipodio de la monarquía española. Un ejemplo. Se airea la condena a Rato, todo un vicepresidente del gobierno de Su Majestad, personaje ejemplar desde luego, pero se ocultan las de su nutrida escolta de izquierdistas y comunistas de UGT, PSOE, IU, o CCOO. Sin olvidar las hazañas de la madre abadesa, insaciable matriarca de los Pujolone. O las de los socialistas y comunistas ladrones del dinero de los parados.

Si el cobarde felón que le ha pastoreado hasta ahora ayudado por sus inciertos e inciertas perros y perras pastores y pastoras mil razas en verdad tiene razón, y la economía es lo único importante, no es de extrañar que el heroico militante medio aburguesado e inconsciente de sus graves responsabilidades contraídas se arrime al sol que más calienta y a falta o a la espera de exquisitos percebes o polbo da feira se asegure sus buenos garbanzos o judías con chorizo.

Sin embargo, para la honrada gente de bien dentro del partido, preocupada por el presente y el futuro de España, de la Libertad y de los españoles, la situación no es nada halagüeña, al menos por ahora. La retirada parcial y provisional del funesto clan galleguista ha hecho visible el tremendo daño causado al partido, ahora ayuno de credibilidad. Un partido sometido a los intereses, maniobras e insidias tanto de mercenarios del NOM como de nacionalistas gallegos, valencianos o baleares, sin olvidar la influencia del clan LGTBI. De modo que lo que sería un notable si no decisivo punto fuerte frente a su competencia VOX, es decir, su organización y cuadros en toda España, se convierte en su paradójico punto débil, si la nueva directiva no es capaz como hasta ahora ocurre, de hacer maniobrar el mastodonte, soltando lastre, e incluso la peor parte de su tripulación por la borda. Casado debiera hacer caso a los sabios consejos de Séneca cuando decía que quien no sabe a dónde va nunca encuentra viento favorable.

Pero el nuevo presidente sí declara saber a dónde va. El PP va, o debiera ir, a hacer lo que tendría que haber hecho antes de traicionar a su electorado, que curiosamente es lo mismo que pretende realizar VOX, si le dejan.  Pero el viento favorable, el aprovechamiento de su éxito en las elecciones internas para descabalar y neutralizar a su peligroso enemigo dentro del partido, va pasando y ya se está empezando observar una situación paradójica. A nivel de empleados o de aparato de la enorme empresa PP, es la tropa y cordadas de Soraya, que acaba de solicitar ayuda y protección mohatrera a su compinche Cebrián para reconquistar poder, las que están aprovechándose de que Casado les haya salvado del fracaso absoluto en Andalucía. Y ello relegando a los propios casadistas declarados.

Cuando se consiente esto o se coloca a sorayistas para dirigir la próxima campaña electoral de mayo, se mandan al observador varios mensajes a cada cual peor. O bien Casado no se entera y lo de la renovación en objetivos programáticos resultaría ser mero oportunismo, porque en el fondo daría igual, vengan días y vengan ollas; o bien se entera pero disimula por su incapacidad para renovar el negocio, modernizar el catálogo de productos y desechar al personal más indeseable. Mal panorama para seducir a un electorado progresivamente asqueado y escarmentado por tantas traiciones anteriores.

Y el mensaje para el heroico militante adocenado en nómina tampoco es mejor. Dejémonos de aventuras y novelerías y apoyemos a quienes nos permitían, permiten y permitirán renovar las judías con chorizo.

Amén.

NOTA: la Foto de Soraya S.S. con Cebrián procede del periódico OK Diario

. . .

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.