Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Feijóo provoca y sabotea a Casado

Mientras Casado, rompiendo las fofas costumbres del galleguista Mariano, se atrevía a homenajear a Gregorio Ordóñez en el vigésimo cuarto aniversario de su asesinato, el Parlamento gallego aprobaba por unanimidad la solicitud de competencias de igual importancia a las de las regiones rebeldes de Cataluña o País vasco. Hay que recordar que el BNG, a quien se debe la iniciativa a la que se ha sumado tan bizarramente Feijóo y sus muchachos, es aliado de Bildu, la formación política de ETA, los asesinos de Gregorio Ordóñez, y con la que pretende concurrir a las elecciones al Parlamento europeo.

Se trata de un suceso especialmente grave tanto por el fondo, otro atentado a la Nación en momentos de gran debilidad, como por su oportunidad para agravar la crisis española y la del propio PP en proceso de renovación. No había pasado ni una semana de las proclamadas buenas intenciones del PP expresadas en la cumbre de las infinitas muchedumbres venidas de las variadas naciones y nacionalidades de la piel de toro y ya vuelve la burra al trigo.

Al final va resultar que el invitado Jaime Vives, el más lúcido de los intervinientes, tenía razón cuando pedía el voto a VOX, dando por imposible la rehabilitación del viejo partido de Fraga y Mariano.

Tampoco sorprende demasiado, todo hay que decirlo, sino acaso por el grado de desparpajo y desvergüenza. El Parlamento gallego dominado por el PP con mayoría absoluta es el único de España en el que está proscrito hablar español.

Poca credibilidad va a tener Casado como futuro azote de golpistas y como regenerador de las malas prácticas populares del pasado y del presente si no es capaz de poner orden en su propio partido y consiente que el enemigo interno impunemente le provoque y sabotee. 

Por lo que estamos viendo urge la tarea de “desgalleguizar” al PP nacional de España. Relegar el viejo legado caciquil, turbio, fofo, tartufesco, incierto, de los Fraga, Cuiña, Mariano o ahora Feijóo.

Es posible que pueda haber una escisión y que el Partido Popular DE Galicia lleve a cabo lo que parece su vocación de ser sin disimulos el P de Cat o el PNV del noroeste español, pero ello será preferible a seguir intentando engañar a los ciudadanos españoles para luego secuestrar su voto.

Ya lo habíamos advertido con anterioridad, si Casado tolera que se burlen de él y saboteen sus planteamientos fundamentales está acabado. Y con él, su PP renovado.

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.