Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Ciudadanos, les citoyens, citizens…

Mientras en Andalucía los de Ciudadanos deciden si les conviene más meterse a monjas o a putas el caso es que suceden muchas cosas por ese ancho mundo. Así, por ejemplo, la revuelta francesa contra el globalista Macron, sucesor del señorito Valls, ex primer ministro globalista socialista francés y ahora flamante precandidato de la agrupación globalista socialista naranja a la alcaldía barcelonesa, puede tener diferentes interpretaciones. El motivo inmediato es la protesta contra el abuso del consumidor perpetrado mediante el asunto del diésel, del que me he ocupado en otro texto reciente, pero en el fondo parece una protesta de más alcance contra políticos, como Macron, aupados desde la nada y que se comportan como apátridas mercenarios del globalismo.

Gente que ve “extrema derecha” hasta en la sopa y desde luego en quienes se oponen a sus turbios manejos. La fiscala amiga de Villarejo, bizarra feminista, la de los jueces “maricones” o menoreros y las putas de confidencias vaginales, aún flamante ministra para el escarnio de la Justicia en el gabinete del doctor falsario, se ha sumado a las esclarecedoras recientes declaraciones del señorito Valls sobre VOX.

Demostrando quién es el verdadero enemigo tanto para la PSOE, como para Ciudadanos o los comunistas. La idea de Nación. De Soberanía Nacional, de Cultura y sociedad basada en las propias tradiciones. Y de instituciones propias al servicio de la gente, de los ciudadanos y compatriotas pero no prostituidas al de intereses globalistas, ocultos, antidemocráticos y bastardos.

La actual amenaza contra la Nación española no es sólo empeño y quehaceres de golpistas catalanes, meapilas vascos, etarras, comunistas ricachones o de los mohatreros socialistas del felón y falsario doctor Sánchez, sino también, con otros tiempos y métodos, de otras fuerzas que disimulan sus intenciones para copar todos los nichos del mercado electoral tales como Ciudadanos o la fracción sorayista marianesca bilderbergiana del PP que se mantiene agazapada en la sombra.

Grupos que aunque diferentes quieren ver una España fragmentada, indefensa, a merced del enemigo, disuelta en taifas particularistas y en la globalidad de unos hostiles Estados Unidos de Europa, como se acaba otra vez de comprobar con nuestra humillación en el tema de Gibraltar. O en la negativa, tan solidaria, de la ministra del ramo y de la rama al trasvase Tajo Segura.  O en la próxima firma del tratado ONU para favorecer la invasión europea, una nueva Marcha Verde de triste recuerdo y renovada actualidad. Y por eso colaboran con mayor o menor intensidad, eficacia o disimulo, en favorecer la invasión de sin papeles, la sustitución de la población autóctona española y europea, la devastación de la familia y de la clase media mediante crisis financieras inducidas, el sabotaje al entramado empresarial autóctono industrial o agrario, la precariedad laboral, el saqueo por los monopolios privatizados, el hembrismo fanático liberticida, la represión de la libertad de conciencia, cátedra o de expresión, el ninguneo de la lengua española o de nuestra Cultura…

En este desorden de cosas y no solo en la mera ambición de poder de ciertos lamentables personajillos prescindibles es donde creo que cabe entender mejor mucho de lo que nos sucede así como los actuales escarceos de Rivera y su visir para hacerse con el poder autonómico andaluz. ¿Simple amenaza como baza negociadora?  ¿O una vocación más profunda, y generalizable, como okupas compinchándose con los próceres y próceras del maloliente susanato del que ha sido cireneo? Sin excluir, como cooperador necesario si fuese menester, a las hordas violentas y vocingleras del shosho parlante del pisha Kichi.

Pero, geoestrategias aparte, siempre queda cierto factor humano capaz de influir en la Historia. Así, paradójicamente son las rencillas, por no hablar del feroz odio y enemistad mortales, entre la licenciada Susana y el doctor Sánchez las que pueden dar al traste con la operación. El falsario quiere verla muerta y enterrada.

¿Putas o monjas? Lo que diga Soros.

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.