Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

La Nación resiste y reacciona en Andalucía

                                                                                   “Durante el fin de semana los gallinazos se metieron por los balcones de la casa presidencial, destrozaron a picotazos las mallas de alambre de las ventanas y removieron con sus alas el tiempo estancado en su interior, y en la madrugada del lunes la ciudad despertó de su letargo de siglos con una tibia y tierna brisa de muerto grande y podrida grandeza. Sólo entonces nos atrevimos a entrar sin embestir los carcomidos muros de piedra fortificada, como quería los más resueltos, ni desquiciar con yuntas de bueyes la entrada principal, como otros proponían, pues bastó con que alguien los empujara para que cedieran en sus goznes los portones blindados que en los tiempos heroicos de la casa habían resistido las lombardas de William Dampier. Fue como penetrar en el ámbito de otra época, porque el aire era más tenue en los pozos de escombros de la vasta guarida del poder, y el silencio era más antiguo, y las cosas eran arduamente visibles en la luz decrépita”.

(Gabriel García Márquez, El Otoño del patriarca)

 

Considero las autonomías un invento diabólico, nefasto, verdaderamente nocivo para la libertad, los derechos civiles, el progreso cultural y material de los españoles y un atentado a la propia idea de la Nación. Algo que, como una enfermedad grave sino terminal, hay que llevar con paciencia y resignación mientras no puedan ser combatidas y eliminadas. Un asunto lamentable, desagradable, del que prefiero no hablar.

En lo que puede considerarse la variable o dilema más importante del momento histórico actual, globalismo NOM contra naciones, las autonomías constituyen un caballo de Troya del globalismo, un elemento de debilitación de la Nación española, su Cultura y Economía, y en consecuencia, de los derechos civiles y posibilidades de mejora real de los ciudadanos españoles.

Sin embargo, las pasadas elecciones andaluzas han alumbrado un nuevo escenario cuyas posibilidades esperanzadoras conviene comentar brevemente.

Por primera vez desde hace cuarenta años se abre la posibilidad de expulsar al partido corrupto, degradado, liberticida, encanallado, del poder político andaluz y de todos sus lucrativos tenderetes arrebatacapas de trileros, golfos, chulos, mercenarios y corruptos. Un partido, la PSOE, que, traiciones y felonías golpistas aparte, tiene a buena parte de su plana mayor, incluidos dos ex presidentes procesados por corrupción y que ha perpetrado desfalcos de miles de millones de euros incluso de presupuestos que debieran haber ido a mejorar las posibilidades de los trabajadores que dicen defender y que constituyen su pretexto existencial.

Esa posibilidad de limpiar los establos socialistas la ha abierto con todo en contra y un mérito extraordinario un nuevo partido, VOX, que se opone al régimen autonómico, al golpe de estado, al hembrismo, a las invasiones programadas, a las marrullerías, consentimientos y corrupciones de los partidos existentes.  Un partido calumniado, ninguneado, blanco de descalificaciones de los enemigos de España y del hampa y de la chusma política o periodística. Una victoria de la voluntad, del querer en los dos sentidos de la palabra en español, la de querer, amar a España y la de querer, tener voluntad de defenderla. Ojalá sepa identificar bien y actuar en consecuencia, las oportunidades y amenazas estratégicas y en efecto, como dicen constituya un eficaz instrumento de defensa de la Nación.

Se abre una oportunidad impensable hasta hace poco que va a poner a cada cual en su lugar. Vamos a ver qué sucede, cómo evolucionan las diferentes fuerzas políticas. Vamos a poder contrastar las verdaderas querencias del partido de Rivera, si va a convertirse otra vez en oportuno cireneo del socialismo corrupto o si se va a quitar sus complejos y prejuicios.

Casado, con un mal candidato elegido por la siniestra pareja, Mariano Soraya, ha conseguido salvar a su partido de un desastre anunciado, pero ha de ver qué hacer con el frente que se le ha abierto y consolidado parlamentariamente por su derecha.

Un humo negro asciende desde las chimeneas de los palacios y chiringuitos socialistas. No es que aún no haya nuevo Papa, no. Debe ser el procedente de la quema de pruebas. El señorito Iglesias llama a las barricadas desde su lujosa mansión, protegido por turno reforzado de vilipendiados guardias civiles.  La Susanita remienda virgos y tapa desfalcos llora como mujer lo que no ha sabido defender como hombre.

 

                                                                              “Tirano Banderas salió a la ventana, blandiendo el puñal, y cayó acribillado. Su cabeza, befada por sentencia, estuvo tres días puesta sobre un cadalso con hopas amarillas, en la Plaza de Armas: el mismo auto mandaba hacer cuartos el tronco y repartirlo de frontera a frontera, de mar a mar. Zamalpoa y Nueva Cartagena, Puerto Colorado y Santa Rosa de Titipay, fueron las ciudades agraciadas”.

(Ramón María del Valle Inclán, Tirano Banderas)

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.