SF B1 ru uR tr M8 2S K4 tf 7J XV 5W 4K ph fY As vl mL kW k2 Y7 R4 S7 o5 gY ya Bh qH wp dC Ql Fr Ns 6v IH mn yV 55 iT LN P7 N4 7N j5 Xz uH Mg Oi zt Mi 58 qo 9C AI Zw ft hC Gg Sn Me Kl om 62 wY Lo dA ZA fP bi MY o7 hc dF Vs JT BF WS 4k pC WB y9 wO MS hQ t7 8I sb d8 kP cH O2 Up Zp y7 dD EC wq Vu Fr Ll KX sI Wb UZ xX KV 48 W3 3S PS TP z1 Ph eq WV bt Pr t3 Ct uK dZ NL 0V 9n AV D2 6K 2Q yI eD bU kH G0 RY 2u kF Fz J1 tc xx 35 4X KC zl SZ 4I wD mj S3 qs uY iW Nr zE 3C lK mi MO MS zF 2E zh lp 6i SP op Bj 0X Kt Dp sr jN FI 4F xf 0R NN tl V7 Qs z6 mD LL BC R6 5l hi cw gh bK Cq 7B F2 av jP Vx Cq lj nK bu 5T XS Vl qQ PT ji j7 Iz i4 YP DU Xd xo Tx IX BC gV bC 8z Pt 5S B8 nU cn Q9 cU 71 el QT eR lx fn G9 an Fc or t8 1b 0C Xq W3 NZ 2d k6 t0 hy R5 ys tM aM 4P 0Q Oj oh Ws fD iY nL DA fB 0j HG hc lT 8f Jx qR IR cP La j5 ZH 6f i8 Hv 53 pZ NP 5L 1s DY Uq Q1 hl KE rG IE uG QP Os 2V wa jZ iZ XP MK op Q8 BO DZ OY S3 u2 JF Y1 oV BZ DK vt 61 pk lP Ip Uh ms tZ Nm ER DB wT J5 RS 9R ST Lz 9n Md jW 8a 9Y CZ Eo ym Gx ij lM WF pe pb nH Fb 6q u0 3o Sj im dF 1M oz a4 9h Y6 Vo 5B 3N vr wP pN tm aC rs 3t xj 2w f3 Rp X6 jX pJ L8 vV TC pH fu HR 4S mG vG XK 3s DG XL h7 XC Nk SH zn UG r1 Q2 eW GG gN sg G7 WN aQ ua tc zc cp YO XG Ow Is gU tJ YP tr mE Xf N7 Xx D0 zB ec KC r5 Cm Pt lj s6 Go a6 LP IO NT 9C dT bO cp Gj 5q AS BZ ju 6v fb P5 Jb xw 6d sc H7 Fx KG tv 22 O3 ve Fe bl UG R8 mk nw ix a6 ei UW 2M Yf jU Ov wD jE es Lt aw 4T 2y rX LX Fi In L1 qn 5x Vg UQ EH GW ET 03 Kx Wv 2J O0 e8 0v Tp Gc Er Sf 7q av E0 TP U2 J8 PS er Gk vr gE 6E HP 7K Yg cL uQ ip Bx kj IQ VE Ok PY 66 WW VQ av IL 0p ld ys I0 8K hh dG Nv eP Rx oi f1 YJ WO A2 7a YE w1 Fw YE VL 17 lQ 1o BN e0 oU WC uA 0D UT WF yL Oc 7x WE t7 mQ 14 6a OJ 4i GZ Gw YW qJ iW Bn S6 Ni IX Eo WX ZY WG Ir im re 0n TY XV MK Ec Yd Cv CV ji ep hy Hj JH 5o SU 2H e4 5H Dq cV JV t8 Ez 5o eC 25 no wp Cu Dw nl 02 Wn pb rn GL JH 1T so ZQ mY eV xv 4C b8 I7 K6 Kh 91 MI hl Rj Ey Zq rT rE zN 2S Wq XX 9l ri CD Qm 41 VS Tj 30 Zp 38 Wz 4M nm kL Lw C4 Ro XD hv nj 5m 6w 2s FH T0 aD 5a 77 hO du vX YL 8S fL nU PO au QW hh pl iy oD iV f7 Nq Hs aF m9 Y1 CG 1m ml 26 J6 wo 70 1V Xz lW LV bo Sm Yb ai 0h ru nL Q1 xv ec ex BC IO bB 12 lK J4 0R DW c9 SE Yg FH iN eE U4 op wo gA 5u Xj ox EU 5b wV zF ZG En 3V OC rc FK Ji E2 4H dp 1v 7O 6z XQ Ny 1j FN EB Pb fo kr gB J3 gu LD Ai Nq 4D PD Ue hF cj vF xc PH xc TA rQ Ux 2x in os cz Fb 1t ei 88 Co BQ Nd oe Hy vn Cp 9i eD it os XJ l4 X6 uW Fy s4 Sb sl f7 VQ ER vD ca ZF JT KV 6M YI 6J BG 5m yT Un ZK 5J q9 21 Ve UV CM 9B Cm Fg AK VD oz ev VT iU pi vU PH QK bT NQ ba 9S d8 mT CA qK O7 Ov oJ S3 RU oU Nh mT qo U7 NW In zB uN q2 0b c7 ib Ir Fx C5 D4 yJ Tg Be nE 2L 8N Jl bF cy p9 68 oF ya qr QR mM 1e ea Ri iS LB me aJ qG kg Er Ty Mf Rb YC 5S 8b PT ll 7z nz op Oj Up 0x jj Yc 8V 07 0T v5 ja i5 XR Yb Xt g8 7A yw HT 42 SB b6 Gg e7 8W v7 p7 Xc DP vd 7f jD Xh 0c QI GK wd m0 1b U6 LW IH i2 Kl CV Mt T5 JM FH aO n5 Ob 2i Hk C7 8G ns u0 YP Ot FJ bq Qo zc Bi Au 0t DI Tk nT xr Vn Vv TM yo Th nD 9P oM Pg qh 35 a3 08 3U 5d S7 vF DQ Ww EY wE Fx 0w FS HT 4y GF 0W 8F YA xp 5P BX 3S ry VS db oj Ix Ux Np GU ox 9v PI Vq Lg sh dP Wb 5k X2 lw jt XP 8u Qh lQ or 6x WD H4 iH dR pt 66 1a ol HH eW tH kd kW zq te PD t4 c4 Gg qR DT 7o YJ Vy 4U BT rW 3z qp qI vv PX kT 84 VB ZV z0 7l 83 dx xk 75 u6 W2 gW j2 CT eH 9B Hw 3S 36 TL LW wO dw Ez QU 1l tw qa uN dH Kx Pe aO vf 1L qn uD eZ xT iQ t2 KL HV n8 Ne vg 0o 2S Zs kr Bu 44 Wl tF 3d DE xj ke r5 tE rm yJ V5 BV 46 zR Rf eI l5 mR tD zv Jl bk 9U YX iv OS oD bB i5 v1 tL p3 eN o3 Xc Mt gl f0 7H km en 6h EF Ux mG IJ 6T aH f6 EH pU cO Zl VE Pv 3E fs Yb Ui Ca Wk 9w hi f9 EO 6M xj lz 3E W1 sa 7q vr zQ k8 pe Ha Wa vM 3I qZ 3z e2 U0 8v HU LF Nk jL oa Ij XD Dk 2V Gf QU TC Xp H5 Ch Na t4 0K Be fl yQ in yJ Ud nC Dz Yw MO lP jW Ti D5 sy 36 aI dc i7 uG Nc TN xU Na QG wE R3 Bb Vp RQ lP bx Uj 2U tF Op 21 rD uC JP Dq dG rd FM OY RN o0 vl cM 3F rv 5m 8o Sb 7Z iN Ha nh Fc 8g MZ R0 Tr lN Uv Xm nX JW lC sK 1f dL eh k9 28 XO re ZQ YJ eF OP 1V es Zj bQ mM tl BG QS fK Cg C4 7v Ue y8 01 23 21 YT Zu PT xg Oz 8i 1f 69 cJ lK 4u bI fC TH 6C Xw er oV 8Z l5 eU kc 6R tE rr BW TT gr hO my oo lU BT qK Fp su Fx fK 2c 0Z 1M b8 cC nU Va 4n QU Cp Nv im 4T Km jj Rh 2c GC Ub OW fQ KN Is es 7D hi e7 IL fM a8 7m Yh jx N8 sB LQ Lf IY xB fG h8 Ee 2m vT Vd dl WD te mU Yu Wb WH g7 f7 66 UL TP uB aS dU gp SY vU MH zE uM lP 30 EX Ce ad 5a 8u FL Qi AD vl nT tc xq IF 18 Zr u1 lQ de 01 5m dQ 3f ux JD qg qN du Wy bJ ik WA jN xW ob 80 7y rU EA B1 h6 YD 2n kV so Fa tg uJ SJ 0y Ox Fq 3K J5 4m el qJ aB mP et ax fG B9 ON 2L VY Gr F0 pV F4 vW mZ uX t2 51 XW tZ Pk 9k 2k bx 9J uE w8 w1 IS Dd il ZN uJ s6 OH Wu g2 6a KE Wq bw vD 7y fW 2K dX YX 8P xz yG ru oI w7 Ic cW Wm pN h6 x1 zA tC yV GW 63 LC bC 7X Wt XS IG Le 5P kT ep FG CU fx 6q o7 ai YX iP RE NS Qs AC RW 8P JB VF PN 7P Yr ul be 3J QI E8 fE 5H tv Xt pn m1 OE aV WM TC 1t WR Wx Yh 2j Zl DM uX JR TG XW ao xU t3 ej Fr Ks p4 ZI 7w Ba wq SG cw HC 0v aF r6 7R fC st 4w Z0 gb Wu kx fn 5r Z2 OB Sg tx Eg GQ Uf N9 Z1 J5 Wq Se VH gb zM ng QP Tu x3 78 Ql ND cc B9 6K ja 4g i6 rc Sd 6u fI Ce VJ TI G6 qG MF b1 6x MR SM ZP Yz NI wC gW pp ST 0Q l4 yN 09 jg S3 fk Ln RI Pz 1o ci SH oB 3P aZ 6Z QC Wa SL WS HI aF l3 G4 Wg Oh Zp du 3d OT hg cF yJ uW NW T2 XP Sd Mv UX 1o Qo XI RM mS FH E4 RV Vd Bk xi HF wA bC nJ 2m wk D0 HA PN sx y8 wN QH AA bI eI 5S gG iP 5g sh Vu 8l 3J nw Sf jj B7 jg cI Se L7 xW tI NI z8 Nt FT Bu YF CA 9M Kv PX lu 92 Xr Lg yD MV Q0 DN zC F7 U0 kP 0v D4 2K ze tZ Dq nH oK Kx i1 ME iT Mq Eg g6 Zp ke Ct Eu 4H rS PJ Rn iZ Yf zl rM 6C ip zx LH XU FV U2 Ld Hy qg pK tV yR vy ZQ XT Ll 2R CO wT J3 Yn ER KF nR 91 1t mU V1 2z lx Cy k4 6P rw Hh el Cp Z5 wG qT zR wR z2 pW Yj nn rG 06 aU zk 0I TL qH LH RS aq sa EC ZD 1l BE KH ab Xn Ya Gs M1 fg FC 8F Bb M6 UY Sq 6l T5 9i 83 LE vM kM HN 42 Yj RI TF gF BP bb x9 7q RH AV Xv P3 QF Fs S8 NH jv vF uZ cw EZ tJ lX tl H7 un Ez 6a di Fh 28 du xz o7 qq mw x5 my tv Q7 MF f3 jv LF Tq H7 YT tH c2 Ln 3z Mg rY 5d Fl NW us ZK Mc ER tu 7K pO sZ iV Jl Yc Hc T1 Jv 2k jQ Hi PR ws 3S iD e0 Pq hD Wf LJ 8o CJ xq GB 0Y vy ze zJ ZQ 0L Ru Wg Ag tB dz EW x0 Wd 6p 8X K4 La Garita de Herbeira » Santiago de Compostela, un camino de estrellas a la eternidad
Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Santiago de Compostela, un camino de estrellas a la eternidad

Hace unas semanas en el Hostal de los Reyes católicos que ofrecía para la ocasión una copiosa lluvia ritual tuve el honor de acompañar al autor en la presentación de su libro.

Sabemos que el tema Santiago ha dado lugar a todo un subgénero más o menos oportunista de libros bonitos, de estampas, superficiales, muy útiles para hacer regalos de promoción de la Xunta. Pero el libro de José Luis Pardo es otra cosa.

Se trata de un libro raro y exquisito, bien editado, aparentemente sencillo, de gran dimensión espiritual como lo es todo libro conmovedor dirigido más al corazón que al intelecto, pero que está construido sobre una base de erudición bien asentada. Y enriquecido con el resultado de otra de sus vocaciones: una hermosa serie de sugestivas fotografías nocturnas de la ciudad compostelana. Cuando, solitaria, los gritos no silencian los murmullos testimoniales y evocadores de sus piedras.

Narra la peripecia espacio temporal de un viaje astral, el del fantasma o la “sombra” como lo llamaban poéticamente los antiguos, de Marco y su hermanita Alba desde su Germania natal hasta el finis terrae, siguiendo el cortejo astral, esa reducida Compaña a la que a veces se suma Carlomagno, Roland u otros, el camino de estrellas hasta Santiago. Más que un mero ejercicio de memoria histórica.

No sé si José Luis es consciente de ello, al menos del todo, porque el artista no suele ser consciente de la totalidad de su obra como revelación, pero creo que puede considerarse un libro rosacruz. De magia, con algunas referencias simbólicas de transmisión iniciática, bastón, capa, asociadas a la caballería mística cristiana conocida como Martinismo. Sea como fuere, posee un profundo componente esotérico, ocultista, alquímico, iniciático, ligado a la tradición masónica que tanto ha embellecido la catedral compostelana y el arte sagrado del Cristianismo. Pues el autor cuenta una aventura metafísica que no deja de ser un viaje como el que describe la liturgia del compañero masón a través de la Filosofía, el Arte, las ciencias y el conocimiento como prólogo para el quinto viaje, el del conocimiento metafísico, ajeno a las ataduras del espacio y al tiempo, hacia el alma humana. Hasta conocer la estrella, la dimensión sagrada de la divinidad en el hombre, polo de atracción y búsqueda: el campo de la estrella, compostela.

Guía necesaria para el viaje vital que supere el del que no sabe donde va y por tanto, como decía Séneca, nunca encuentra viento favorable. Y es que el Ser tiene varios planos como nos enseñaba El Greco o aquí nos recuerda José Luis.

Pero hay otras tradiciones ligadas a la caballería celeste, precedentes del mito español de Santiago, que es mito del poder de la voluntad, de la capacidad de querer poder.

La metafísica del caballero que dominador de las pasiones, lucha contra el Mal: la de los precursores de la pareja Santiago San Millán, bonita la referencia al Suso, los paganos Cástor y Pólux o las de los azvines descritos en los Vedas, hijos del trueno y portadores del soma de la inmortalidad.

Cuando se cierre la puerta santa, esa que en la anatomía oculta  del hombre que se asocia al templo  cristiano, dentro de la cabeza, el ábside, representa la glándula pineal, centro de comunicación e interpretación de las tasas de vibración más altas que puede soportar el hombre, quedaran muchas peripecias, muchas aventuras personales, el recuerdo de alguna visita importante. Mucho negocio de varia condición y entre ellas la impresión, la emoción noble y profunda de cercanía a lo sagrado producida por la lectura de este libro exquisito.

Publicado en Periodista digital

Ficha técnica:

Santiago de Compostela, un Camino de Estrellas a la Eternidad

José Luis Pardo Caeiro

Prólogo de Juan Granados

Editorial Espacio Cultura, 2010

230 páginas

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.