Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

De másteres y otras mohatras

La elevación al Tribunal Supremo de la Exposición razonada con los supuestos delitos perpetrados por el flamante nuevo presidente del PP hace nada menos que diez años, por parte de una jueza jaleada por la incoherente y sectaria chusma progre, mueve a una serie de reflexiones que podemos comentar brevemente, aunque con obvio carácter provisional.

Una de ellas es el propio proceso de degradación experimentado por la Universidad española durante la Monarquía. El modelo nacional de pocos centros universitarios en toda España y de exigencia pasó a mejor vida con las cátedras patrióticas para chicos de la PSOE en la era de González. El anterior era un modelo que cabría calificar como de ideal aristocrático en el sentido griego, es decir de formación y promoción de los mejores. Un modelo que debía ser completado con una política de becas para quienes en verdad la merecían de modo que nadie fuese discriminado por razones económicas o de extracción social en su proceso personal dirigido al logro de la excelencia profesional y al ascenso social por méritos propios.

Pero, más tarde a medida que avanzaba el proceso de descentralización y se transfería poder a los caciques y las tribus territoriales, cada cacique regional o municipal quería funcionar en círculo cerrado y tener su propio chiringuito universitario a manipular en el territorio de su cacicato. En consecuencia, los títulos experimentaron un proceso de creciente pérdida de credibilidad hasta convertirse casi en meras estampitas mohatreras en algunos casos. La calidad cayó en picado, tanto por la propia del profesorado cuanto por un efecto de competencia con rebajas. Hay que sostener el decorado y esto no deja de ser caro. No se podía espantar a la disputada clientela con exigencias para el aprobado. El resultado final de este proceso de deterioro y autonomía fue una estrepitosa caída de las universidades españolas dentro de las clasificaciones de calidad a nivel mundial.  Sumidas en un creciente descrédito lo que no se daba con la enseñanza reglada se ofrecía en forma de milagrosos aunque onerosos másteres generalistas capaces de desasnar al más recalcitrante analfabeto (o analfabeta, porque cada vez hay más mujeres en el invento).

Surge así el abigarrado mercado de másteres más o menos útiles e interesantes o por contra, mohatreros.  Maleza y hojarasca que en muchos casos tapa los defectos de la falta de formación estructural, de la correcta arquitectura de tronco y ramas principales. El majestuoso árbol luliano de la Ciencia convertido en intrincado y oscuro matorral más o menos rastrero. Al cabo, también una pena para los másteres de auténtico prestigio organizados por buenos profesionales y dirigidos a personas que se esfuerzan con sacrificio de su tiempo para tratar de ser mejores en lo suyo.

Y luego también la carrera en pelo de curricula tuneados por parte de casi todos nuestros próceres y próceras. El presidente actual oculta su tesis doctoral de la que se sospecha ha sido un fraude confeccionado por funcionarios afines de un ministerio amigo. Adorna su inflado currículo con algún máster inexistente con tal título. Así sería su fantasmagórico Máster en Liderazgo Público por el IESE.

Cuando aconteció el acoso y caza de la Cifuentes asistimos entre incrédulos y divertidos no ya a la natural caída otoñal de la hoja sino a una severa poda en los barrocos curricula tuneados de casi todos nuestros políticos.  A falta de verdadero mérito y capacitación se trataba de cubrir las vergüenzas con títulos que aunque hueros suenen bien sobre todo si se meten palabrotas en pichilinguis. Y desde luego también a falta de otras cuestiones sin importancia propias de nuestras repugnantes zurdas españolas tales como traición, felonía, complicidad con la plutocracia y el golpismo, saqueo del erario, robo a los parados,… lo de los másteres mohatreros puede dar mucho juego para hostigar a la derecha o, sin exagerar con los nombres, a la no izquierda.

Pero, si en la Monarquía española casi todo resulta mohatra institucional, una tramoya, un vistoso decorado para ocultar el verdadero entramado oligárquico de poder, ¿qué importa una mohatra más o menos?  Pues sí. Importa la posibilidad de mantener bajo sospecha, bajo oportuno chantaje, a quienes disfrutan o aspiran al Poder vicario de representación visible de las oligarquías.

Más datos. Al parecer, la jueza de marras sería descendiente de don José Rodríguez- Medel quien fuera comandante de la Guardia civil en Pamplona en julio de 1936, resultando muerto en una escaramuza por alguno de sus subordinados seguidores del general republicano alzado Emilio Mola Vidal. Una cuestión relevante de memoria histórica con inopinadas consecuencias actuales que debiera ser aclarada. Sobre todo para despejar cualquier asomo de duda sobre hipotéticas diacrónicas venganzas. Más claro aún, es importante investigar si acaso estuviésemos ante un nuevo caso de presunta prevaricación judicial.

La acusación contra Casado fundamentalmente se basa en el testimonio de un conocido periodista empleado del sionista George Soros, tenebroso plutócrata globalista fianciero favorecedor del golpe catalán recibido con todos los honores por nuestro eminente doctor Sánchez en su despacho oficial en la Moncloa.

No deja de sorprender dedicar tantos días de trabajo judicial ¡para que luego digan que la Justicia está desbordada! para alumbrar una Exposición razonada de cincuenta y cuatro páginas. Ni tampoco que esto ocurra a primeros de agosto con lo que se ayuda a mantener el acoso y el suspense. Pero mientras nos distraen al menos hasta setiembre, en que podría pronunciarse el Supremo ahora de vacaciones, con este asunto decisivo para la suerte del planeta, no importa que el golpista racista Torra a quien recibe amigablemente el eminente doctor Sánchez amenace impunemente al Jefe de Estado desde su cargo institucional. O que los enemigos de España usen al ignaro Puchimon como ariete para el acoso y derribo de los intereses de nuestra patria. O que el sanguinario etarra Potros con tantos y odiosos crímenes en su hoja de servicios para la causa nacionalista vasca haya salido de la cárcel con las rebajas de verano y reciba el homenaje de sus cómplices. O que se quiera engordar la gusanera de la deuda hasta una posible suspensión de pagos.  O que los socialistas puedan salir de rositas de sus múltiples desfalcos, algunos de ellos robando a los propios parados…. o que…

Son cosas raras que el tiempo irá aclarando. Pero que parecerían mostrar que los globalistas de todos los partidos temen a Casado, pero sobre todo a lo que pudiera significar de recuperación para la noble causa de España del viejo y desacreditado partido de la derecha acomplejada o colaboracionista de Mariano y su ambiciosa lugartenienta, la bilderbergiana Soraya.

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.