Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

La crisis italiana como apólogo para ingenuos

Enfrascados en la perpleja admiración de nuestro maravilloso ombligo no solemos prestar la atención que merece a los grandes problemas geoestratégicos ni siquiera a las significativas peripecias de nuestros países más próximos.

La noticia resultaría impensable aquí en el Reino de España: El Jefe de Estado italiano ha vetado a Pablo Savona candidato a ministro de Economía que había propuesto Giuseppe Conte el primer ministro encargado de formar gobierno. La razón de este veto presidencial italiano no es que tal personaje sea un racista, golpista, xenófobo que anuncia desde el pío púlpito parlamentario regional la destrucción de España con los medios que la propia Monarquía pone a su alcance. Alguien semejante a nuestro ilustre y honorable mafioso Joaquín Torra ratificado aquí en el cargo por nuestro Felipe VI con su bonita y audaz caligrafía borbónica.

No. El ministro vetado no quiere romper Italia ni menos llama subnormales para esclavizar a sus compatriotas. La razón del veto del presidente Sergio Mattarella es “proteger los ahorros de los italianos“ ya que el candidato propuesto para ministro de Economía se opone a la hegemonía del BCE y la Merkel sobre Italia y demás países mediterráneos de la UE. Tampoco es partidario del euro mientras no haya integración política europea real. Para este joven octogenario euroescéptico tal como funciona el tinglado actual sería parecido a los antiguos planes nazis de dominación, un arma de guerra para el sometimiento de los pueblos bajo la hegemonía alemana. Volver a la lira supondría intentar recuperar para los intereses de Italia la política monetaria.

El presidente italiano ha propuesto a Carlo Cottarelli ¡un tecnócrata ex directivo del Fondo Monetario Internacional! Conocido como Mister Recortes como nuevo candidato a primer ministro en lugar de Conte, dimitido a la sazón.  Una forma moderna de entender la democracia, que nos lleva a repasar la tipología del viejo Aristóteles.

Peculiaridades del sistema político italiano aparte, nos encontramos ante un importante e interesante debate con varias lecciones para España, donde nadie se cuestiona por cierto la hegemonía de la fhüresa Merkel, protectora del golpista Puigdemont.

Así pues, aumenta la incertidumbre en Italia al prolongarse la crisis de gobierno con la incógnita de hasta qué punto conserva su soberanía política.  Un asunto común a otros países de la UE, incluido el nuestro.

Aquí, en vez de proponer elecciones, el gran mirlo blanco de la política española acaso ganaría más ofreciéndose a la fhüresa o al filantropófago Soros para lo que gusten ordenar.

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.