Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Una experiencia ejemplar

He tenido la suerte de poder asistir al estreno de la primera obra teatral del conocido novelista Juan Mariñas, en la que también interviene como actor de singular vis cómica, con dirección de Luis Vivanco. Completaban el elenco representando con gran profesionalidad y brillantez sus papeles, Isabel de Toro y Paco Alvarellos.

cartel obra mariñasHemos de resaltar el gran mérito que supone esta representación reconocido así por el numeroso público que abarrotaba la sala en lo que ha constituido un importante éxito que esperemos permita nuevos logros en su carrera como artista.

En la misma línea de las tan conocidas de Orwell o Huxley, la de Mariñas es una obra muy crítica con el tenebroso panorama totalitario que parece que nos espera a la Humanidad de continuar el presente devenir.  El asunto es verdaderamente dramático pero Mariñas tiene el acierto de darle un continuo toque de humor que hace agradable y amena la trama pese a lo sombrío de lo que cuenta. Recuerda un poco la misma línea del clásico eslogan de La Codorniz de “Tiemble después de haber reído”.

La obra nos presenta con precisión y buen criterio muchos de los instrumentos de todo tipo que hacen posible el despotismo incluidos la manipulación mental, el sometimiento a un trabajo agotador además de embrutecedor, la represión sexual o la falta de autonomía personal, incluso en el mundo de la alimentación. Así, los defensores del cultivo de huertos ecológicos son perseguidos por el Poder en calidad de terroristas. ¿Exageración? No tanta si, por ejemplo, recordamos las represalias de los grandes monopolios y de sus gobiernos títeres contra los que intentan promover mayores cotas de independencia P1200858 detenergética, una dieta más sana o un cierto control de los abusos farmacéuticos que condicionan y de algún modo incluso corrompen el ejercicio de la profesionalidad en tales ámbitos.

La obra defiende una cierta idea libertaria en el sentido de intentar preservar la dignidad humana de los abusos de un Estado megalomaniaco, controlador hasta la náusea, totalitario, despótico, enemigo radical de la libertad.

Al cabo, se explican en tono de humor un conjunto de armas poderosas dirigidas al sometimiento de las personas en las líneas ya explicadas por un Le Bon o por el siniestro Goebbels.

Si el tema es actual, las propias peripecias anteriores al estreno son la mejor prueba de que no podemos tomarnos la cuestión a broma. El despotismo ya campa a sus anchas aquí en Galicia y trata de ningunear lo que no le gusta al Poder. En efecto, P1200860el estreno ha sido ninguneado. Para que le permitieran ser estrenada la obra ha tenido que ser traducida forzosamente al gallego, con lo que pierde mucho público potencial amén de su frescura e identidad originales. Sin esta censura e imposición seguro que la obra podrá tener repercusión en el resto de España.

Pero el logro final nos enseña que con valentía, inteligencia y tenacidad se puede resistir. La conducta humana se apoya en la inteligencia y la voluntad. El Poder trata de debilitar y corromper a ambas. Es nuestro derecho y nuestro deber resistirse. Como ha hecho Juan Mariñas.

Mi admiración y enhorabuena.

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.