Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

La Opinión del Lector: Movilizaciones e instituciones

El Dr. Benigno Cossío nos ha remitido un breve texto en el que recuerda lo que escribía hace un año. Pasamos a reproducirlo a continuación.

“Hace un año que enviaba esto. Es tan actual que aterra, pues en el fondo significa que en España estamos entrando en una situación de anarquía en la que nadie hace nada por evitarlo. Es una actitud suicida y deprimente. Deprimente. Buena parte de la responsabilidad cae de lleno en sistema educativo, transferido a las Comunidades sin control alguno, con el que han destruido el concepto de Nación. Por no saber, de España los estudiantes no saben ni la geografía. Los “políticos” en las Instituciones del Estado han conseguido que en España pocos se sientan ya ciudadanos españoles. Aunque, eso sí, para ” los ciudadanos” la culpa del paro y la miseria siempre será “de los demás”. La culpa siempre la tienen otros. Actitud incomprensible y totalmente irresponsable. Pero los dirigentes, elegidos realmente para llevar a cabo otras tareas, son los más responsables.

 

Las movilizaciones de Podemos y las instituciones

rajoy04022016En España nos hemos dado una Constitución que hace tiempo ni se respeta ni nadie hace respetar. La Constitución surgió con fuerza después de la terrible historia de la II República, que sufrió el Golpe de Estado de 1934 -la “Revolución de Octubre”- el abominable Pacto de Santoña de agosto de 1937 y el partidismo sangriento de la guerra civil. La inmensa mayoría de los españoles la aprobamos para dejar atrás la locura fratricida y encontrar la paz en el mutuo perdón y la democracia. Había aun mucha gente que quería olvidar pasados comportamientos guerracivilistas, a la vez que reconocer virtudes en antiguos enemigos. Así que buscamos respeto y una vida en paz para todos al amparo de la Constitución.

Ahora algunos de las nuevas generaciones de jóvenes beneficiarias de La Transición pacífica y en orden a la democracia, que han crecido sin experimentar una guerra civil ni la derrota brutal de TODOS y de una República destruida por la violencia y el desorden, se permiten el lujo de degradar nuestro himno, nuestra bandera  y todos nuestros símbolos en términos intolerables. Les sale gratis insultar y poner en peligro la paz y la democracia.

Es evidente que en España hay que corregir un déficit de autoridad legítima frente a la algarada y la ilegalidad. ¿Que hay corrupción?. Sí, pero no es algo nuevo y se soluciona con la ley. ¡¡ Si no será nuevo que ya en el año 8 a. de C., César Augusto puso en vigor en Roma una especie de “ley de Transparencia” contra la corrupción !! . ¿Que hay motivos para protestar?. Sí, pero dentro del respeto a las instituciones y sus símbolos. En la antigua Roma hasta Tiberio se puso 4 días en huelga de hambre ante Augusto por exceso de trabajo y responsabilidades, pero no intentó dar la patada a Augusto ni al Foro Romano. ¿Que hay necesidades?. Sí, pero eso no se arregla robando a los demás. El segundo Triunvirato romano lo experimentó cuando, para pagar a las legiones, proscribieron y asesinaron (además de a enemigos políticos) a muchos ricos por el mero hecho de serlo. Las subastas de sus bienes expoliados no despertaron entusiasmo, pues los posibles compradores temían demostrar que eran lo bastante ricos como para pujar, temiendo además lo que pudiera suceder si la situación política y militar daba un vuelco. ¡¡ Una especie de autocensura moderna por causa del miedo y el terror !!. A los triunviros no les quedó más remedio que subir los impopulares impuestos y crear otros nuevos. ¡¡ Hasta las mujeres romanas que heredaban ( menos que los hombres) se les enfrentaron y tuvieron que dar marcha atrás en su “impuesto de sucesiones” !!

No puedo comprender cómo se pueden organizar concentraciones ciudadanas, que se suponen en defensa de España y los españoles, en las que no se exhiba una sola bandera de la España constitucional y democrática y sí de la II República. ¿A qué juega “Podemos”?. A sus seguidores y votantes les pasa lo mismo que al ciego de El Lazarillo de Tormes, que “no huele el poste” y el trompazo es descomunal. Recemos para que no nos arrastren al precipicio a todos, ya que estamos demasiado ocupados perdiendo el tiempo con nuestras rivalidades para pararles en seco.

Es irresponsable no enfrentarnos a los serios problemas que todos sabemos que existen y que no se quieren ver. Es evidente que la excesiva confianza y seguridad en la inercia de la democracia constitucional es muy peligrosa. ¡¡Es una obligación exigible al poder legítimo defenderla!!   ”                                                                                                                  

Benigno Cossío

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.