Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Repicando y en la manifestación

1

La biblioteca vacía

Hace ya algunos años después de comer con unos amigos en el restaurante de la gran mezquita de Madrid se me ocurrió visitar su biblioteca, que entonces estaba en una especie de altillo. En mi cándida inocencia pensaba encontrar allí para consulta e instrucción del buscador espiritual o del simple lector curioso algunas obras del momento estelar del Islam durante su etapa española. La obra extraordinaria de, por ejemplo, filósofos como Ibn Abentofail o Avempace, místicos como Ibn Arabí, de grandes poetas como Ibn Hazm. O referencias a la preciosa arquitectura o la música medieval hispano musulmana. Mi chasco fue monumental.

JuanCarlos con jequeEntre unos anaqueles metálicos semivacíos o menos que medio llenos, se podían encontrar algunos Coranes en ediciones modernas de pésima estética, algunas de lujo kistch de moro rico. Al cabo, decidí entablar conversación con el que hacía las veces de bibliotecario que resultó ser también español. Una vez que la biblioteca quedó completamente solitaria y después de unas frases de tanteo le pregunté cómo es que no había allí ninguna de las obras del importante y sugestivo antiguo Islam español. El hombre, tras asegurarse que estábamos solos en un alarde de valiente sinceridad me confesó: mire usted, aquí no hay nada de lo que busca. En realidad esta mezquita con su biblioteca no es sino una dependencia más de la embajada de Arabia Saudí en Madrid. Su visión del Islam es solo la Wahhabita, una forma de fundamentalismo teocrático que o bien las ignora o considera que todas esas obras hispano islámicas medievales son modernidades peligrosas para ellos.

Me acuerdo de esto, que parece solo una simple anécdota, porque creo arroja alguna luz sobre el problema del Islam en España y en el resto de Europa. Nos encontramos con lugares teóricamente sagrados que sin embargo en la práctica se constituyen en elementos de manipulación de las conciencias, financiados por una tenebrosa potencia teocrática y corrupta como es Arabia Saudí.  Desde allí se importa fanatismo religioso que, mezclado con el político, constituye una poderosa arma maléfica, quizás la más nociva que sufre la humanidad. Muchos de los imanes financiados con petrodólares son el vehículo de infección para inocular dicho fanatismo.
Muchos de los dirigentes europeos actuales, no hay más que ver qué tropa demagógica y multiculturalista encabezaba la manifestación de París, quieren confundir tolerancia con consentimiento. Sus diferencias ya trataba de explicarlas en otro texto el mismo día del atentado contra la revista satírica.

la meca meteorito ojo q todo lo veNo sé, como Benoist o Pessoa sostienen, si sea bueno el monoteísmo oriental importado y acaso sea preferible el paganismo europeo clásico o actualizado como forma de espiritualidad. Me quedo con una de las más antigua formulaciones del laicismo, la antigua aseveración pitagórica del rinde homenaje legal a los dioses de las naciones pero reserva tu devoción al Dios de tu conciencia.

En todo caso, bueno o malo el monoteísmo, Europa parecía que había logrado superar las terribles consecuencias del fanatismo religioso ligado al Cristianismo con sus terribles guerras de religión, masacres y persecución de la libertad de conciencia. Pero si afortunadamente ya los cristianos no se queman en la hoguera, gracias a la Ilustración, el Laicismo y la Revolución francesa que eliminó las antiguas teocracias cristianas, ahora resulta que ciertos islámicos pretenden la decapitación del infiel.

En este desorden de cosas es preciso denunciar el llamado multiculturalismo en boga como otra forma de barbarie racista. El consentir que, por ejemplo, las mujeres no puedan ejercer sus derechos civiles y entre ellos el de la responsabilidad sobre su propia vida no es como se pretende un acto de tolerancia hacía gente más o menos rara o folclórica procedente de otros mundos atrasados sino por el contrario una forma de racismo. El que sean moras, turcas, o árabes no es razón para que se abandone a las mujeres bajo las garras del fanatismo religioso. No solo las blancas europeas tienen derecho sobre su vida y hacienda. Todas en tanto que personas lo tienen igual. Y los que se los despojan deben ser considerados como enemigos de la Civilización y tratados como tales. Esa es la idea matriz del Occidente civilizado, es decir, laico, con leyes inspiradas en la Moral Universal, en lo que todos los hombres de cualquier raza, ideología o convicción religiosa tienen en común en tanto que hombres y no en supuestos religiosos sectarios o discutibles. Un Occidente comprometido con los derechos civiles y la Libertad.

2

Tartufos

 junto al abismo¿A quiénes les interesa la desestabilización de Francia y de Europa incluso para provocar un “choque de civilizaciones”? ¿Tiene que ver con el hipotético futuro arrumbamiento del dólar como medio internacional de pago?

Dentro del proceso promovido por EEUU, UK y la OTAN de acoso sino agresión continuada a Rusia, tan peligroso para la paz y la estabilidad mundial y sobre todo para Europa, se vienen sucediendo una serie de hechos lamentables. Entre los últimos está por ejemplo el golpe de Estado filofascista en Ucrania, el derribo del avión de pasajeros o el dumping petrolero de consecuencias inciertas.

Algunos de los países no terminan de estar de acuerdo con una política que en absoluto beneficia a Europa, o al menos la Europa de los pueblos. La propia Alemania tiene sus reticencias e incluso no se descarta un futuro pacto germano ruso que es de esperar durase más que el firmado por Stalin y Hitler en 1939.  El líder húngaro Orban intenta defender los legítimos intereses de Hungría por encima de las imposiciones norteamericanas de veto a Rusia y a sus exportaciones energéticas. Sin olvidar las escaramuzas acerca del gasoducto llamado South Stream que habría de atravesar el país centroeuropeo. El Parlamento francés junto al de otros países también ha votado a favor del reconocimiento del Estado palestino. Hollande, el presidente francés, acaba de anunciar además de su reconocimiento al Estado palestino, su intención de cancelar las sanciones francesas a Rusia y realizar una política no seguidista. ¿Una imprudencia? ¿Una mohatra?

McCain_et_l_ASL_mai_2013-2-3ba77Casualmente, un grupo de peligrosos fanáticos entrenados y armados por Occidente y sus organizaciones militares para atacar al régimen laico y población sirios y, según dicen “controlados” por la Policía francesa lo que no ha sido obstáculo para que se paseen por París con armas automáticas y armamento pesado, han perpetrado salvajes atentados terroristas en París causando el pánico y el desconcierto en la ciudadanía y en contra de los valores cívicos de la República a la que han tenido en jaque durante más de dos días. Gentes muy entrenadas, mercenarios o fanáticos profesionales del crimen, con la que Occidente agrede a ciertos países que no sirven su juego geoestratégico o económico. La propia Clinton ha reconocido la colaboración de EEUU en la creación del llamado Emirato islámico de Irak y de Levante. La financiación procedía de las corruptas monarquías teocráticas de Arabia Saudita y Qatar. Hace unas semanas, el propio Hollande se había enorgullecido de facilitar armas a los terroristas que operan en Siria.

orfandadCon la complicidad de la mayoría de los media revisten a sus mercenarios, feroces criminales sin escrúpulos, con la máscara de supuestos luchadores autóctonos por la libertad, El Qaeda, el flamante Estado Islámico u otras agrupaciones similares son creaciones de los servicios secretos occidentales e israelíes.  Por desgracia para lo que Occidente debiera seguir significando el terrorismo manipulado forma parte del arsenal de instrumentos políticos y militares empleados para avasallar a los pueblos.  El terrorismo y el contraterrorismo sirven a la dominación geoestratégica que también mueve muchos millones, con sus comisiones (y mordidas) correspondientes, en venta clandestina u oficial de armamento.

Los autores del asesinato masivo de París, así como otro probable agente secreto francés, Mohammed Mehra, abatido durante otra operación policial hace dos años, habrían sido reclutados para su intervención terrorista en Siria por un ciudadano francés, un tal Drugeon, al que la cadena Fox vincula con los servicios secretos franceses. Lo que éstos han desmentido. En este caso la subcontrata operativa al parecer no estaba por la labor de la tópica inmolación y el pronto disfrute de las vírgenes celestiales prometidas por el Profeta. Además pese a su profesionalidad demostrada tuvieron el detalle de cortesía para sus perseguidores de dejar su cédula de identificación. ¿Otra kangoo de Vallecas? Y al final no fueron detenidos vivos sino abatidos, ¿Otra “solución” piso de Leganés?  De modo que, como en el 11M,  nos quedamos sin la posibilidad aún remota de averiguar quiénes estaban detrás de los ejecutores del asesinato. Para colmo de rarezas o casualidades, un comisario que estaba investigando los atentados se habría suicidado con su arma reglamentaria en su despacho.

Pero no es de extrañar que se produzcan estas casualidades, que desde luego seguro que no son escarmientos para los gobiernos o los pueblos que pretenden escaparse siquiera parcialmente de las nuevas tiranías del la plutocracia mundial.

joder que tropaComo terapia y auto propaganda se ha convocado una multitudinaria manifestación en París en repulsa de los atentados. En un alarde de demagogia tartufesca acuden los mismos los mismos próceres que se están cargando el proyecto europeo, dirigentes que con sus acciones de hecho fortalecen el terrorismo internacional. Activamente con las agresiones criminales a países como Siria, Libia o Irak y la formación, entrenamiento y financiación de mercenarios salvajes. Pasivamente en la propia Europa con el multiculturalismo, que no es sino una forma de racismo. El muy compungido presidente socialista francés vendedor de armas a los terroristas. El terrorífico primer ministro israelí, un fanático del sionismo más agresivo. La Merkel que se acaba de permitir amenazar a los griegos. Sin olvidar al hipócrita gran benefactor de Bolinaga, Ternera y demás filántropos de ETA que se ha negado a investigar la verdad sobre el 11M. Sin embargo, estos benefactores de la humanidad tratan como apestados a los seguidores de Le Pen. Pero, ¿se pretende hacer algo útil en vez de disimular las propias responsabilidades en lo que pasa?

Es de suponer que como consecuencia se prepararán nuevas leyes en la línea de Estados crecientemente policiales para defendernos supuestamente de lo terroristas más o menos títeres manipulados y que tendrán la ventaja para la clase dirigente mundial que les sirva para protegerse de las revueltas sociales que puedan causar con sus políticas.

¡Pobre Occidente! La verdad es que desgraciadamente estamos en manos de incompetentes o de cobardes o de cínicos o de corruptos. O de todo junto.

3

Lo primero que está mal en el mundo es que no digamos en qué consiste el bien” (Chesterton)

La Umma o comunidad de todos los musulmanes, sin distinción de raza o nacionalidad tiene su base en el estrecho vínculo entre la religión y el mundo material. Para comprender al Islam actual no estaría de más recordar como era la Cristiandad medieval, incluso hasta el derrumbamiento definitivo de los ideales del  Sacro imperio, antes del advenimiento de los sentimientos nacionalistas europeos.

la meca sxviii  grabado_optContra lo que pudiera concebirse desde una perspectiva occidental actual, la religión continúa siendo en la órbita del Islam un extraordinario factor de cohesión por encima de las evidentes diferencias étnicas, económicas o políticas entre musulmanes de todos los países a los que se ha ido extendiendo la antigua religión del desierto.

El Corán, así como los hadices o tradiciones a él asociados, influye de modo fundamental en la vida cotidiana de los musulmanes. En algunos países es fuente directa e inmediata de legalidad civil y penal, en todos apenas pueda concebirse cualquier regulación que se le oponga. Pero lo que fuera útil y conveniente para los antiguos nómadas del desierto, una religión muy sencilla, lejos de las farragosas ortodoxias de otras doctrinas monoteístas, y constituyó un instrumento de aglutinamiento que permitía reforzar su autoestima de pueblo nómada, tras su momificación con el paso del tiempo ha venido a representar un obstáculo para el desarrollo civil y moral de las sociedades a las que pretende dirigir de modo excluyente. Este intento de subordinar las leyes sociales y las conciencias, de un modo ajeno a lo racional y con carácter excluyente, a un único paradigma,  no es sólo del Islam, si no que constituye las señas comunes de identidad de todas las religiones monoteístas en ausencia de contrapoderes civiles suficientes.

goya que pico de oroEn Occidente contra esta forma de absolutismo religioso lucharon la Ilustración, la Enciclopedia e instituciones como la Masonería. Su plasmación fue la instauración más o menos estable y profunda de una concepción laica, liberal, de entender la legislación y de tratar de fundamentar la Moral pública y el ejercicio de la ciudadanía, como quería el enciclopedista barón Holbach, en lo que tienen de común todos los hombres, y por tanto no en lo singular atendiendo a un único sistema  no demostrable de creencias, consustancial con cada planteamiento religioso a los que sólo deben subordinarse, y siempre con carácter voluntario, sus respectivos fieles. En España, desde el siglo XIX,  primero el carlismo y luego los distintos nacionalismos periféricos en mayor o menor grado, constituyen pervivencias atávicas de estos planteamientos absolutistas en las que la pertenencia a una confesión religiosa, una etnia o a una cultura excluyente y cerrada se quiere hacer pasar por encima de los derechos de las ciudadanos.

Siguiendo a los más grandes maestros de la humanidad, este modesto comentarista piensa que en el plano de la conciencia el más hermoso fenómeno religioso tradicional es la experiencia mística, pero que los grandes valores de la paz y de la convivencia cívica sólo se pueden alcanzar desde el laicismo.

generalifeEl gran Ibn Abetofail, el sabio místico islámico granadino, explicaba su visión del asunto en El Filósofo autodidacto. Y las barreras que los fanatismos político y religioso imponen a la búsqueda de la verdad, el conocimiento y la libertad.  Su intento de imponer su propia ortodoxia cuando no se debe olvidar que la ortodoxia más que una virtud espiritual es una necesidad del Poder.

Cabe preguntarse por qué en el Islam el fenómeno del laicismo es casi inexistente o ha fracasado tras las experiencias de los años sesenta. Tema complejo que dejo para los especialistas, pero que probablemente no sea ajeno al reparto de la riqueza y a la situación de la mujer. Frente al modelo imperial británico clásico en que se mantienen las estructuras tradicionales de los países colonizados protegiendo los intereses de una casta dirigente local colaboracionista, como garantía de estabilidad de la dominación,  modelo semejante al adoptado para la globalización antes del 11 de setiembre, habría que revitalizar, el que con todos los matices que se quiera, inspiraba al modelo republicano francés que, de algún modo, ha intentado trasladar algunas de las instituciones republicanas de la metrópoli a los países subordinados.

La llamada “primavera árabe” se ha convertido en un verdadero baño de sangre con resultados de fomento del integrismo religioso. Por el contrario, mientras la mujer no se libere del yugo religioso que la oprime y se mantengan monarquías feudales dedicadas al gasto suntuario, que impiden el flujo de petrodólares hacía la mayor parte de la población del Islam, la miseria y sus hijos, la ignorancia o el fanatismo religioso mantendrán la cantera del terrorismo, y en todo caso, el avance del laicismo, la convivencia y la paz resultarán  poco menos que imposible.

Para Europa la capacidad de acogida a inmigrantes de ese origen debería estar ligada a la de mantener sus propias instituciones laicas, pues sería una paradoja que los valores que tanto ha costado alcanzar se vieran amenazados ahora no ya por el integrismo cristiano, sino por el musulmán.

4

Educación en la mística y en lo numinoso

El Islam no se integra del todo en los valores e instituciones europeas. Aquí entre otros muchos factores cabe apreciar un fracaso en la educación. Es lamentable que también en la Francia laica y republicana pasen estas cosas, que creo que tienen que ver con dar una respuesta personal al fenómeno de lo numinoso.  En la desquiciada sociedad de hoy el sentido de lo numinoso parece ir encerrándose en el ámbito de lo político. El debate político cada vez resulta menos racional, menos sujeto a la prueba del acierto o error, es decir a lo contrastable.  Por el contrario, los fanáticos se tiran los pufos, estafas, desfalcos o los recortes a la cabeza, jalean todo lo que dicen o hacen unos, atacan sin mesura ni razón todo lo que dicen o hacen los otros.

capilla sixtina _optMuchos desconocen la figura y la obra de Rudolf Otto, pese a que la Revista de Occidente publicó su obra Lo santo, lo racional y lo irracional en la idea de Dios.  Otto tuvo una gran importancia en la elaboración del concepto de lo numinoso, que tanta influencia tendría en la obra jungiana. Junto con la teósofa Olga Fröbe y el ya citado Jung organizó el Círculo Eranos cuyo objetivo era original era explorar los vínculos existentes entre el pensamiento de Oriente y Occidente. El Círculo Eranos puede entenderse como la asamblea multidisciplinar de un grupo de sabios, científicos, artistas y estudiosos que se reunía en agosto en la casa de la señora Fröbe situada en la localidad suiza de Ascona. Eranos significa en griego comida en común, comida frugal donde cada uno aporta su parte, celebración compartida. Un lugar de encuentro de alta Cultura que nos ayude a explicarnos qué nos pasa y porqué nos pasa. Capaz de viajar al fondo de nuestra conciencia. También al ámbito de lo numinoso.

Hay algo enfermizo en el fondo de nuestro inconsciente colectivo que es preciso conocer, comprender, corregir. Decía Jung que el arquetipo de Dios estaba en nosotros y que constituía labor capital de la Educación y de la Cultura aflorarlo a la conciencia. Parece que estamos fracasando.

Al dar las doce en kabul es un interesante libro que leí cuando yo era un muchacho. Contaba que, hasta avanzado el siglo XX, la hora oficial de Afganistán la fijaba un cañonazo que se disparaba desde el palacio del emir. Si eran o no las doce realmente no era cosa que importara demasiado en un régimen teocrático, capaz de fijar la vida de sus súbditos hasta los más nimios e íntimos detalles, y en los que el tiempo casi no existía pues apenas cabe movimiento o alteración que reflejar en un sistema inmutable hecho a la medida y semejanza de Alá.

Esta situación me recuerda al diálogo entre un fundamentalista católico llamado Naptha y el librepensador masón Setembrini ante el fascinado Hans Castorp de La Montaña Mágica, la obra maestra del insigne Premio Nobel Thomas Mann. El jesuita le recrimina a Setembrini por haber puesto precio al tiempo, y haber separado a la Cristiandad del orden cósmico prefigurado por dios para el hombre. En efecto, uno de los elementos claves de la revolución iniciada durante el siglo XVIII en Occidente quizás sea ese de tratar de controlar el tiempo. La pretensión de abrir los eternos ciclos en que se mueve la Naturaleza en la búsqueda de un progreso lineal que ha de recorrer la Humanidad en un camino sin límite.

guenon la crisis del m modernoPara algunos autores como Guenon, el punto débil del Occidente actual, lo que le hace singular en la historia comparada de las civilizaciones, sea la pérdida del sentido metafísico de la existencia. Sentido metafísico que se suplanta con los intentos de pertenecer a algo. Si ya no existe Cristiandad en la que refugiar el instinto de afiliación, por lo menos queda el cura de mi pueblo que defiende que el Mesías hablaba en gallego o era de raza celta, lo que justifica indudablemente nuestros derechos a sentirnos superiores y despreciar al vecino.

En Occidente desde que se hundió el viejo modelo medieval europeo ya no hay comunidad de los creyentes. Incluso al dólar se le pretende buscar rival en el euro. Ambos hoy en entredicho. Otras instituciones que se muestran dignas de toda desconfianza o que se han convertido en instrumentos de dominación.

Los valores abstractos clásicos, Libertad, Justicia, Belleza, Bien, Orden, quedan demasiado lejos ante el instinto de tribu o de rebaño. En el Islam, aunque también existen divisiones, por lo menos hay un libro incontrovertible, escrito en árabe, (que como todo el mundo sabe con permiso del P. Astarloa y el vascuence, es la lengua propia de Alá y de los ángeles), que sustenta la dictadura clerical y en el que se ha fijado para siempre el orden cósmico inmutable al que hay que someterse sin rechistar.

Para el Cristianismo ni siquiera existe ese libro claro, de contenido irrefutable, escrito de su mano por el Profeta, lo que aumenta la confusión y la incertidumbre ante los dictados de los distintos cleros. Aunque nuestro poeta José Angel Valente sostenía que: toda experiencia extrema del lenguaje tiende a la disolución de éste.

Sin embargo, desacreditadas sino arrumbadas muchas de las teologías históricas, cabe pensar que España tiene una gran tradición en las pautas epistemológicas de reconstrucción espiritual. La de poder admirar el Cántico de Juan de Yepes, Las Moradas de Teresa de Ávila o la Guía espiritual del infortunado Miguel de Molinos.

Las de las excelencias de la cábala sefardita que puede considerarse pionera de los filósofos de la Voluntad. El Zohar de Moisés de León o la menos conocida Puerta del cielo de Abrahan Cohen de Herrera, escrita en español. Un bello intento de reconciliación con las fuentes primigenias de la escuela neoplatónica de Alejandría acaso no muy distinto en sus florencia piazzale Miguel Ángel_opt (1)intenciones que el de Marsilio Ficino en Florencia con la teología escolástica.

O la de poder asomarse al esplendor remoto de la cultura arábigo-andaluza, tratar de sentir la emoción estética que transmiten unas obras centenarias como la Alhambra o la mezquita de Córdoba, tan dignas de admirar y respetar. O recordar el mensaje ecuménico, místico, de Ibn Abentofail, el antes citado sabio granadino autor de El filósofo autodidacto. Libro magnífico que influiría en El Criticón de Baltasar Gracián y acaso en su traductor al alemán, el filósofo Arturo Schopenhauer. Y así seguir el ejemplo de Hay Benzoyan y de Hasan al buscar un lenguaje común, simbólico,  asociado a los valores metafísicos, válidos más allá del tiempo, en los que comunicarse los hombres de buena voluntad. El sabio Abentofail nos enseña que el buscador laico y el místico de cualquier confesión, (en su obra, el místico es un sufí), tienen puntos de encuentro entre ellos donde edificar la convivencia y el conocimiento. Pero esa tarea deviene imposible con los que anteponen la letra que mata al espíritu que vivifica. Es decir, los talibanes de todas las ortodoxias caducadas, manipuladas y promovidas por intereses geopolíticos y económicos bastardos que nos están llevando al borde del abismo.

Será una amarga ironía que hoy, los viejos cañonazos en Kabul, o los modernos movimientos teocráticos más o menos patrocinados por lo peor de Occidente que ahora se han manifestado también en Europa signifiquen el regreso a una Humanidad prisionera del pasado, detenida en su evolución sin que logre hallar la salida de la crisis. Ni atravesar el umbral de la percepción de lo numinoso libre de ataduras. El arquetipo de Dios revelado en la conciencia.

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.