Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Dimes y diretes sobre el arancel lingüístico

le pusieron morzada porque hablabaEs sabido que la peste se extiende si quien puede no pone remedio. Y no lo ponen nuestros próceres que, al contrario, en ciertos lugares utilizan la imposición de la lengua autóctona para tratar de mantenerse en la poltrona gracias a una especie de arancel lingüístico. Un invento antiguo que acaso procede o se inspira en la etología animal más primitiva, pues, por ejemplo, se sabe que los lobos orinan en los límites de su territorio para disuadir la entrada de intrusos. “Aquí estoy yo, el territorio es mío” advierte el cacique u oligarca de turno, quizás inspirado en las ancestrales mañas del macho alfa de la manada.

Una de estas pestes es la de la paradójicamente llamada “normalización lingüística”, según la cual quien no habla obligatoriamente en la lengua autóctona respectiva es un anormal al que hay que doblegar e incluso reducir a la condición de idiota griego, si se mostrase recalcitrante. De ello se ocupa una nueva Santa Inquisición.

Esta peste de la normalización lingüística, lejos de remitir por higiene pública, se extiende infectando nuevas regiones además de las ya habituales de Cataluña, Vascongadas o Galicia. Así, incluso en Cangas de Narcea, normalizacion ling asturiana_optAsturias, también existen ahora flamantes chiringuitos oficiales para ordeñar los presupuestos apandados por los sacamantecas que correspondan. Y es que lo de la normalización lingüística es un buen negocio a la sombra del oficialismo, propio de déspotas y mediocres al servicio del caciquismo regional con dificultades para prosperar por sus propios méritos. Y además, ya se sabe, a partir de ahora quien no hable el “asturianu”, una adaptación por señoritos de ciudad de cierta versión deformada, ruralizada, del español, será un mal asturiano, un vendido al oro de Madrid.

Pero, pese a todo, aún quedan gentes que no se resignan a los atropellos, más lamentables aún cuando son financiados por los impuestos de los propios atropellados. Una de ellas es Gloria Lago, que preside la asociación pro derechos civiles Galicia Bilingüe. Dentro de sus actividades culturales de este año ha promovido un videojuego llamado Trolas de la Normalización lingüística que puede desarrollarse o jugarse en español, gallego, catalán y vascuence. Y que por lo que se ve, parece habría constituido un gran acierto. Por su propia condición técnica adaptada a los hábitos y costumbres de las personas a las que va dirigida. Y también, sensu contrario, dada la reacción camorrista que está levantando entre la carcundia nacionalista gallega y sus agrupaciones afines.  Un grupo de estas, muy amante de la libertad de expresión, ha iniciado una campaña de indignada protesta para la que ha recurrido a la ayuda de un importante medio informativo regional, también muy subvencionado por la misma Junta gallega, y que ha calificado al citado videojuego de panfleto en una reseña muy parcial de la noticia.

Confiemos en que todo se quede en mera algarabía y no en el sentido despectivo que suele darle cierto político compostelano a graves problemas de derechos civiles en España. De modo que a ningún normalizador a falta de razones o argumentos se le vaya la mano, como en alguna otra ocasión que nunca debiera repetirse.

Publicado en Periodista digital

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.