Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Exorcismos y Teovniología

Durante su Papado, el ya emérito Benedicto XVI ha organizado un curso para exorcistas. El propio Papa Francisco habría realizado cierto rito de exorcismo a un joven tras la misa de Pentecostés en mayo del año pasado. La Congregación para el Clero acaba de reconocer la Asociación internacional de exorcistas concediéndola personalidad jurídica propia.

el corpiño 4_optPara el cientificismo materialista al uso, esto de los exorcismos suele ser motivo de rechifla, por la sonrisa del necio se conoce la grandeza del Tao, una muestra más de la supuesta obsolescencia eclesiástica. Otro caso Galileo.

El asunto de los exorcismos no es nuevo ni cosa solo de especialistas. Los conocedores de la antropología y la religiosidad popular gallega saben que forma parte de sus grandes manifestaciones con interesantes curiosidades tradicionales como las del santuario del Corpiño en Lalín, Pontevedra.

Y también constituye un tema estrella entre los grandes tratadistas católicos de la magia. Lo ha estudiado no sólo la aristocracia intelectual de la Iglesia de jesuitas como Martín del Río o Torreblanca Villalpando, sino protocientíficos como el maestro Pedro Ciruelo. O especialistas como Benito Remigio Noydens autor de un exhaustivo manual de titulo: Práctica de exorcistas y ministros de la Iglesia, publicado en Barcelona en 1688.

Noydens comienza explicando las señales o síntomas de la posesión y su diferenciación de las enfermedades que debe curar la medicina. O de los fingidores como el caso de una moza toledana que trataba de encubrir así ciertos tratos que había tenido con un mancebo. “De acuerdo con el Evangelio, el Salvador dio potestad o poder espiritual a los sacerdotes de la Iglesia Cristiana sobre todos los diablos para que en Su exorcismo san bern 1_optnombre los conjurasen y los echasen de los cuerpos de los hombres”.

El considerado máximo experto actual en exorcismos, el Padre Gabriel Amorth habría realizado unos 70.000 exorcismos a lo largo de su vida.

Estas cuestiones pueden producir cierta incomodidad a muchos católicos actuales. Pero el exorcismo cabe considerarlo como una escaramuza dentro de la guerra espiritual contra el Mal. Otro padre jesuita retirado y considerado uno de los mayores expertos de habla hispana en Ovniología, el orensano don Salvador Freixedo también se encuentra en la audaz línea de investigación actual del “más que ovniologo soy demonólogo”.

Para Freixedo que afirma creer en “un cosmos infinito pero no en los dogmas de una religión positiva“, “algunos de los entes manifestados son de otras dimensiones que no pertenecen a la jaula espacio temporal en la que nosotros estamos”. Pero existe una “relación con el sufrimiento humano, con las influencias maléficas”. “Contra ello hay que usar la razón. Yo me rebelo contra la necesidad del sufrimiento o del dolor. Creo en un cosmos infinito no en los dogmas de una religión positiva”.

En su último libro publicado Teovniología, y en la misma línea de los anteriores La Granja humana o Defendámonos de los Dioses, Freixedo insiste en su inquietante convicción “que en este planeta hay otros seres, normalmente invisibles, más inteligentes que nosotros, que son los que desde las sombras nos dominan sin que nos demos cuenta”.

teovnilogia-cubiertas_optY responsables de gran parte del Mal existente en el Mundo: “toda esta horrible crueldad antihumana que encontramos en todas las civilizaciones se hace completamente inexplicable sin la intromisión de estos malignos seres en las mentes de los humanos, que de una forma u otra ha estado siempre presente.

Los encontramos también, aunque de otra forma, en los episodios de íncubos y súcubos de las crónicas de la Edad Media, a las que tan poca credibilidad se les otorgaba hasta hace pocos años….En aquellos tiempos se les llamaba demonios, hoy se les llama extraterrestres… unos seres reales, ni mitológicos, ni virtuales, ni imaginarios, ni pertenecientes a la teoría de la falsa memoria, ni debidos a personalidad múltiple, ni fruto de recuerdos o de sueños lúcidos o del trauma del nacimiento. Es indudable que se dan casos, y no pocos, que se pueden explicar con algunas de estas causas. Pero los autores de los hechos a los que nos referimos tienen una personalidad propa y se diferencian de nosotros sobre todo en que son ultradimensionales”.

 

Dentro del aspecto político de la cuestión, Dostoievski en una de sus más lúcidas y premonitorias novelas traducida con el título de Endemoniados o también como Demonios pone en boca de Schigálev, uno de sus protagonistas, cómo pretendían fuera la organización social futura:

Fase previa: “Con un Quinquevirato que disimula su verdadera condición. Y luego, la división de la Humanidad en dos partes desiguales. Una décima parte de la misma recibirá la libertad personal y un derecho ilimitado sobre las otras nueve partes restantes. Estas vendrán obligadas a perder la personalidad y en convertirse en algo así como un rebaño, y, mediante una obediencia sin límites, alcanzar la primitiva inocencia, por el estilo del primitivo paraíso, aunque de otra parte, tendrán que trabajar. Hay medidas para extirpar la voluntad a las otras nueve partes de la Humanidad y reducirlas a la condición de rebaño, merced a la educación de generaciones enteras…”

himmler saluda al clero de montserratEl Padre Amorth afirma que “por supuesto que existe el Mal en la Política, incluso es frecuente. Al diablo le gusta adueñarse de aquellos que ocupan cargos de responsabilidad, empresarios, políticos. Hitler y Stalin estuvieron poseídos…

Ya el gran Jung en su famoso libro pionero “Cosas que se ven en el cieloapuntaba la interpretación del fenómeno OVNI como relativa a cierta dimensión psicológica de la existencia.

Todo esto de los exorcismos y la magia es cosa de locos para el materialismo dominante que niega la dimensión espiritual del universo manifestado y por tanto no acepta, ni siquiera como hipótesis de trabajo para explicar ciertos fenómenos metapsíquicos, la existencia del llamado mundo astral. Ni menos acaso las experiencias relativas al fenómeno OVNI, pero no debería entenderse así por los estudiosos de los fenómenos metapsíquicas o paranormales.

Porque se comparta o no la interpretación eclesiástica oficial del fenómeno, este existe. Otra cosa diferente es la explicación que se le dé según las diferentes escuelas tradicionales o los modernos investigadores de la Teovniología.

Sin embargo, de la evolución a lo largo del tiempo parece deducirse de los grandes tratadistas de la Iglesia Católica sobre magia o exorcismos un creciente sentimiento de fracaso institucional. Ya no existen las mismas certezas ni la contundencia en el propio hacer ni en la sabiduría institucional que cabe encontrar en los clásicos Martín del Río, los Torreblanca Villalpando o los Noydens.

Según el ya citado P. Amorth, el Mal anda suelto incluso por el mismo Vaticano: “Dentro del Vaticano también hay satanistas”.

paris capilla real 1_optY Freixedo acaba su último libro con estas palabras que priman la responsabilidad de la lucha contra el Mal más que a las Instituciones a la propia conciencia del hombre noble y esclarecido: “La profunda antipatía (de los malos espíritus), junto a su gran superioridad con respecto a nosotros, es la causa de todos los males que siempre han aquejado a la humanidad. Y también que el ser humano que use su inteligencia y que obedezca a lo que le dice su conciencia estará más libre de los ataques de estas malignas entidades y mucho mejor preparado para pasar a otras dimensiones cuando le llegue su hora”.

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.