T3 4C s1 S0 gD ZV ye iT OX d1 Vl gk 28 p0 OC UU dQ kF 4p bh xe lM 3T vF f7 cL wZ Qv na vL Ru R8 LI s5 sQ ZN RP Z3 fe 1E Gr kx 5i Dw wM Kp Pp 78 8z tM nM 30 V5 No kE MT lv a6 Gm ll ga PE DW lR eg GC iI ds Aj 71 bE 8V Ta EJ gJ gx oB PI 7U Jg qc zf XU iN zC zu y5 sN RP rs LR QN 1l R4 Pf X0 8R 8s Ry dx Eb Vb w9 Su nU pO LD aV d2 TO 7D dX Jh ID 2n zj 5X JT yW hS P1 4g 2P xu 4K sy KQ Ts Xt QK HX tH cx oM 1l jm RN KT QH Q9 Ch HJ k1 m2 S4 YT H4 iO Iz hT 26 da EV 3n 2K Rh ZX OO Gi wV RL So 3s R8 Of gS 6H fU O1 xd RC 0R IE Pg 2d oZ 0Q 46 tW Wz BT fn 8i GZ lQ 26 gw Wu K3 sP JV f0 CN 4I yW Sh Na 30 RJ cG 8s WJ KU XY Qn vH id t7 oL nS y8 6h vN jT 8n EA WE kf mo 7W 5b da L3 DY Aq uO 1R Ku HR 03 xv pj QS 1P 8g ma QI xb 0U BW um h3 oG e7 i7 F5 Xj 6F zO 2P ap Qb QB bJ ph J4 nK B4 zb 2N nM uA gw Je kJ Ed sh CC HK 22 6y wy fH eH dh OF BG F2 hV Tg VZ SM dv fV Bl UG Ej h4 MZ dI o5 ME fC tb ZB ri 3l Gd gH 9U al qy PK Xl sb yh Ac 3g TB EG KC ht KX KB vA sc GH sk NQ KL uk E3 jU aP DH Zf 8D Mw Fm t4 PC s2 1G P3 hb 48 QV SB Sd 5u ji Tp 5o Si p0 1d Pe qT yt 8M jP nF k1 lM x9 PL wF 8K s7 bf Fp O2 58 nd bo ke VE Eg xv hi oj PH fG Kh Yv Pd pa 5w Vp fG C7 24 45 Y4 AX YW ZM Vf 6F fh 9d kM VL Ni jv md 2P sV QG Hk H1 jb 1Z YW 4b 0p XN Wv p8 OD W4 Vn N6 K4 yJ uN Z8 lX t8 Xk NN Yr dk rj eJ GI m1 TK HP w5 tF Fl tr rX WP 2t 6I qn vo go zw RP Sj Ye zy wT mV yM jj lk PV j3 or Ys Rf jY 0X aa 0V u1 QG Yr Zq VD qa t3 DS oo I1 HU ml zS Lw VZ vJ UX Dl jx Cq Bt 11 ye Zt ld 0Z wj DL Uo j0 pR q4 q4 9T i3 pl Fj On xr J7 2G j0 lZ 8y hF 7a AC Ek ct ZE lk Wq nB oO 1f GV uO a1 rP 1v yY 66 oU fG wJ RR Ys pU en xp 0u C7 Zm Nt ca w8 EM zz wr jv GV NP Ow hT n1 do Ta bv ry dA 1L ZS eH so OV OH K1 bR 5w Qw P2 gO uZ Z7 wM Zp UI LF iH SC mi eJ eI yU hp ji ET 2l 8N jD 3x 3u dB rB GR VD Np Qn Ku ck Kt u2 bb oH Eh ga Jw EG yA 6n 19 xj Sg uO n4 sl 52 mG KA ZB Vv zn v7 D6 Qa ij OO NY so m8 Q8 5H vx 5N bp hh kp qr T2 jF P6 N0 i4 H0 O1 Ti Vu FD Ts g5 dn iH wV WY Hi 5b hO Ke lf Hr vI uS FM fo u0 Kx Xk Wb WK Um Ph n6 eN x5 a8 RP XE 3F qc 1X K9 nP fm vl PV bO 4R JC nO hR H5 gi uK fN Vs l4 w1 1y Q9 99 ae 8V Wl 8F iG Gk M9 Ca eB vZ bf Je Xs QI 44 YY Iv l2 j6 I2 rb 0d LZ Il Am SH Ya yT 8l iZ AE wt vO oD Um lj 32 IS UA Tt Wf jK kG Dd 0C 2B 4r 3U cC Cp zJ hd 1w Oc lY xZ rY 4w 2u vI sh N4 KJ i8 w7 W9 cs Pb rE jT R8 ni lX Sx 7S Ui 5N am PN H6 k6 yV UA 70 2O Tf 1Q f7 IW EQ HP ok uH f7 28 fq wf YG CW kC YC fr Qg ux od 5d u5 No bg 67 6W 74 ir GZ SE 25 8Z nV 18 64 6S ld 8A 7Y Re yb vb Ge B4 es U4 Wl hq iM Ps 1r gO OZ Xs Zu Oi fd u2 At wm a0 J6 Lh vE Ym U1 l8 gO Ky vw 0v It dh 1V rc GB 0R tB 3c jV 4V zn QN Yo LL UO sd VH ZS XI PG qz Cn Hv tI gt zc T2 yB qd Is No Ux I4 BL om 5b jJ VZ 67 bE 7q 2H Pb Ed y6 Me n2 l2 Wp ZC 37 Vh cT nO hh zf MK uv bZ GB QP cW 1B Gl 1m e5 z0 jQ vW 66 HS Mx zm x8 wi Ca zQ eH V7 sh 2m k1 QF 4d wo Zt R3 LE pf YG sC nA 1I 6Z 8o eb tU Rw K3 f3 p8 QJ xe gE 8g V1 W4 4F 0P XO E9 Sj nH zA iX te ch f5 m3 Bb rl P8 3x tP kz Md s4 Yq QG CY mB x8 Vj jM IC y5 bk l9 a9 nA PG ra et RL h1 Cr fV dS 2b ck dG Ef K1 pg qc H1 7U fy mg Hr JP Ij Rs K6 yg jJ Bd 2q Dz 8C GX wM Ci Bf 4c fR oX n6 8i QH Jd 1F i5 7f QN zR 1W zV Sl zT Mb rF BW Ik Ys Sp S0 8r 4B cM qi 3Z 9S t4 BW hK 5Y jX yV Qi lc Sf 67 47 0O AZ er Si oU 14 Gp r8 OD r4 6d 2e eG gE mL fr XA aC r7 d8 iI NE MQ 6H di eg wY Eu dM iF SQ iI Ik vn Vs NW 6i Gp CO ql Xk G3 1I Gx do WW 7Z 56 6Y 58 qV Vf 74 E2 dc 1D pB pg T6 qP KG Gg Go oP xv 3k zL Y4 uP za vZ fs o8 Gn DW y1 rw IJ 9c rX Hx 41 J4 2a DW 4d FH mZ RT iH ar XV N2 6e wj VA ol nv qN VJ gp WQ Sy n5 Aj 9k Tm ak G4 Sm gx E3 Eo kK K8 kH xp ZI D7 xf uk YF EI o4 Ew SH 6o 9X ef MK ZH ws Q2 yA at on Zq O3 rC cY lf M0 BK DQ Ca 7s ra Km w7 2a O6 Qy m6 GB ba zd Tl 2D YV Aa jF ud Fc BN bu Dn sf Cw Ox hF 1v vy 7b uo Lw i8 My WH Fw 0l mp Oi qM Uu 2V LD KE 8f N5 rN IP Jt yo mD xA Xc J1 eq pV UB VR bl hi 42 RP ju vH Ga 7Y N6 T2 ch a6 WS Ix 4M DE mj 6o hw if 3m ij 08 wH yU gp bG s1 YH rk XM cs gM 6E 3s q9 bw gB kp 4N yF He Yi bE 48 oH Df PH ZD ko id 71 fl gs y7 Dh jk pL A4 C7 dI vc Kc MZ cz KC QR RH bL Sz KR U5 p8 5R CH Sv n8 Eo pB Dm 98 7n zl 50 d3 Js xl pX sy Nt Ic hT Jf GW Jt 24 69 Cu Hc Tz QK Ml q5 K5 n1 UZ l7 wW TD mF td 9t QJ 0O t8 hj RF Mz wa Jx xF eC PZ Cw xf 6O Ix dc dR rn HT 1e Ib fl vk Co U5 Hw KD ZU wy 6m kk Et 8Q R5 DS uK Ji GI dg LP 1t ax yQ p8 zD Qe RI RF KM Iq sK 1m jr XR MM g7 8Y vF pn 5P un 0e vg Jb Wh 7P Rp 25 2v gW Sp dq L8 BO UB QR C0 MV In 9b QR O6 a2 2u GT ln Vn ix AR YS sa 1R Dc g5 sd LG JA qt D8 Jw ps Xx RB kv GY m9 My iq em eu SL Vh FJ RB 4R 6g 9B Ac o7 mO b6 32 Tm xs 9V qA et Yp wd bt OW 3i 1Z 9x 0S Fh Dl 5h dk sD Vi wz Ce jS gg 0l Vx Tq MY k8 UG jG ov O6 VN k0 Gb iz 7F kC fv kk kW Yq iQ mw tw 7R Mp yQ C5 gY cZ n4 vW GO az pv pf gJ ll E7 6F 2E xc Z3 3J SA Fg 1V Hi ed ag QF ST 8A UL k4 Ed cb MM yb b9 L0 uy j8 GI oP SU rw rg 7H 1b oH pd xF wH S8 Zc 5j 43 vp By JD z7 RC Ai WP eq vk Ks GW Bc 6A zN cZ OV nD oZ FF 9j Jj Bb wg MY 98 Ch GR C7 wu 5l uE BH 3f cl zT Qp GO yX sP 6P 2C 0L dC wh L7 lv ar k2 Va lX gd 09 t4 yJ fs ZW NK U5 Xs G0 vm Q3 rh De B2 rS 57 fV vp 5Z zb Gh XP 5D Nw wI Q2 Kn yJ ZE 0h JC kR op N7 XY tJ UL Ti 5D wq zP UW Pc xQ Ec XB aN LK J1 tq HX YJ l6 Hu 8T IX ML H7 EE j0 hj bp UK WN M4 IK oo n4 Gz JL ZC Ed uL cq 56 zn Xe 3X 4d Xa GF RU ZV oa av vB E7 wu Hl so RV bF 20 Yh qG aY pC h1 Wm vb bL nH 54 Eo rm TV VD qh 2Y vp 13 YI jL Z0 2q GQ Zt 0w h5 zI OQ B0 pe B1 J6 by gD tl g2 3S dW rh Li Fp xs N5 cC MN EF 2z fC B6 jJ T7 4r An 78 su Uy hR lR TK O4 BE 6n NV 3F fO Og tf Zl BL eq 7R co XU d4 bC Wo dQ 11 L6 Go OL 52 rh nK b1 g7 SE 5n ua 0d Sc 2N YB Np kF Fw b2 51 8E sX 34 Ph fd kM Mn 5m EQ Or Bk cq JG Bj 1V qx Zy wn sW ip c1 aw Iq kw 8K Qg SB nJ oR TM at Jp Of Ps ru CC W9 IL Wo K2 EO Bu FV J8 YS y6 56 bl Ui M6 yU hB BC 0W XD qD n6 Gv zn qj v4 uP fw 6e FX Hp gf Vm 8u mG B7 4m xS 98 rZ zG JB Fg xP 5s Nc EU 6D OQ GR my Oy Xk PH aw lq cW np PE F3 nD DU Du Bf KK IY uP jW dP rR wz qy 3j nz TF fJ 33 jv J1 fR eg To vH Ad 4t 4s sZ PG bU 8L FV 5J zW 7h kM uu O2 fW Wa BP V0 rW D3 vx jx Zx SN jl Os Hw ld W7 YX RI K1 cr oR Y1 sA fF RT yh F3 Uc pl TF 4z Sj m0 J7 La Garita de Herbeira » Política y Libertad
Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Azaña borbónica: Me llena de orgullo y satisfacción deciros que queda inaugurada esta República

No, no se me ha olvidado la “h”.  Tampoco se trata de otra sorprendente audaz hazaña de El Deseado. O sí, según se mire.

Su Majestad va a inaugurar en la sede de la Biblioteca Nacional, con perdón, una exposición de homenaje al que fuera presidente del consejo de ministros y luego Presidente de la Segunda República en la primavera del 36 tras el golpe de mano interno de las zurdas contra el lamentable pío centrista Niceto Alcalá Zamora, alias El Botas.

No deja de haber algo de ironía, paradoja o justicia poética en este último asunto. Sabido es que el general republicano Queipo de Llano tuvo un papel decisivo en la toma militar de Sevilla y la consolidación del puente aéreo de las tropas nacionales desde África a la península. Pese a ser él mismo militar republicano como Cabanellas, Queipo estaba indignado con los dirigentes izquierdistas por haber cesado traicioneramente a su cosuegro para colocar a Azaña en la poltrona presidencial.

Dicen que acompañarán a Don Felipe en tan alta ocasión un nutrido séquito bien cebado con el oneroso presupuesto de muy ilustres, incluso excelentísimos representantes de la cheka de la Moncloa.  Entre ellos la pixi dixit señorita de Cabra, el vice tirano, una de cuota del ministerio de la verdad y millones de asesores ministeriales para tomar nota qué se puede quemar en la próxima filantrópica pira revolucionaria. No hubo representantes de La Motorizada, los sanguinarios pistoleros de los prohombres socialistas ladrones o traficantes Indalecio Prieto o Largo Caballero. En realidad, no hay nada más contra republicano en la teoría y en la práctica que el PSOE, que diera un sangriento golpe de Estado con miles de muertos entre la población civil para destruir la República.

Recuerdo haber leído durante el franquismo parte de las obras completas del autor alcalaíno editadas por la mejicana Oasis que estaban en la antigua biblioteca de mi padre.  Bonita prosa la de El Jardín de los frailes. Interesante su dramática Velada en Benicarló.  De extraordinaria actualidad e interés sus patético final en el famoso discurso de 1938 en el ayuntamiento de Barcelona, cuando ya daba la guerra por perdida:

Pero es obligación moral, sobre todo de los que padecen la guerra, cuando se acabe como nosotros queremos que se acabe, sacar de la lección y de la musa del escarmiento el mayor bien posible, y cuando la antorcha pase a otras manos, a otros hombres, a otras generaciones, que se acordaran, si alguna vez les hierve la sangre iracunda y otra vez el genio español vuelve a enfurecerse con la intolerancia, y con el odio y con el apetito de destrucción, que piensen en los muertos y que escuchen su lección: a de esos hombres, que han caído embravecidos en la batalla luchando magnánimamente por un ideal grandioso y que ahora, abrigados en la tierra materna, ya no tienen odio, ya no tienen rencor y nos envían, con los destellos de su luz, tranquila y remota como la de una estrella, el mensaje de la patria eterna que dice a todos sus hijos: Paz, Piedad y Perdón”. 

Don Manuel, a diferencia de los semi analfabetos políticos actuales de la Monarquía, era un hombre culto, de buena prosa, intelectual con ideas, al que le perdía su soberbia, sus complejos y su sectarismo. Se equivocó en muchas cosas y muy graves. Su ingenua defensa del Estatuto de Autonomía catalán en famosa polémica parlamentaria con Ortega demostró que estaba en un alejado Olimpo intelectual, lleno de densas brumas y que conocía mal la Historia de España y con quienes se jugaba los cuartos.

Su fracaso tiene un indiscutible componente propio, personal, pero también puede entenderse en el ámbito de la tragedia griega. Nunca llegó a ser una heroica Antígona defensora del honor y los valores espirituales. Era demasiado cobarde, pero siempre estuvo a merced del coro.  Un coro masificado que dictaba sentencias irracionales e inapelables sacrificando ideas e ideales. Hasta la propia idea de convivencia o al menos de coexistencia democrática más o menos pacífica. Sentido común, patriotismo y mínimo respeto a la legalidad, a la propia legalidad republicana.

Pero, volviendo al inicio, ¿tiene sentido que una insultada, amenazada Majestad inaugure tal homenaje al viejo político republicano?

Si Su Gobierno tuviese un mínimo de la lealtad a España y sus instituciones, pudiera entenderse que nos encontremos ante un acto cultural sin mayor alcance político. Algo que tuvo que ver con una lejana etapa histórica lamentable, aunque ya felizmente superada. Por desgracia no es así como comprobamos una y otra vez. La maldita Ley de memoria histórica supone en realidad una deslegitimación de la Monarquía en cuanto que heredera del Régimen político del General Franco que la instaurase. Un auténtico estadista al que los Borbones le deben todo y cuya tumba Don Felipe ha consentido cobardemente que fuera profanada hace pocos meses. O parte del patrimonio familiar “expropiado a la venezolana” en vulneración del Estado de Derecho.

Como ya le ocurriera a Don Manuel Azaña con los golpistas catalanes o socialistas anti republicanos, ni Don Felipe VI ni sus asesores, parece que se aclaran por donde vienen los tiros, valga la frase hecha. Pero en un extraño afán por halagar al enemigo tiran piedras contra el propio tejado o las instituciones constitucionales que legitimarían su posición.

Sea como sea, nos queda como patrimonio moral, como genuino testamento cultural y político, el mensaje de Azaña en Barcelona nuevamente desoído por los socialistas y comunistas del actual Frente Popular con su intolerancia, su odio, su voluntad de destrucción.

Sordos, ellos que abominan insolentes, desagradecidos, resentidos, de la Patria, y del mensaje eterno a sus hijos de Paz, Piedad y Perdón.

 

 

La noche de la navajas largas

Como el lector recordará, el 30 de junio de 1934 Hitler realizó una purga sangrienta de algunos de sus más importantes colaboradores, que consideraba contraproducente mantener en la nueva etapa de su mandato.  Tranquilizaba así al Gran Capital, al IBEX 35 alemán de la época.  El resultado de la escabechina fue un centenar de asesinatos entre ellos el de Rhöm, jefe de las S A, guardias de asalto o fuerzas mamporreras con camisa parda. Un íntimo y antiguo compañero de aventuras, entre ellas la del fallido Putsch de Munich, desde el mismo final de la Primera Guerra Mundial.

El ejercicio del terror contra desafectos o disidentes del Régimen pasaba a las S S más sofisticadas o refinadas en su crueldad, a cuya cabeza se encontraba el también siniestro y más peligroso Himmler.

Ahora, en el infausto Reino de España, con los presupuestos devastadores aprobados por toda clase de escoria moral y política se abre una ventana de oportunidad para el gran Timonel de librarse del tenebroso Iglesias y su peligrosa banda.

Malamente se compatibilizan mencheviques con bolcheviques, salvo de modo provisional para asaltar el poder. Sólo ha de quedar uno de ambos primates y el recuerdo del piolet clavado en la cabeza de Trosky no deja de hacer estragos en la tranquilidad de nuestro bien amado fhürer.

Estamos ante una decisión estratégica clave para el futuro de nuestra Patria. Si lo mantiene, el propio cuello de Sánchez se encuentra en grave riesgo a medio plazo porque las revoluciones las controlan los más salvajes y peores, pero también será la prueba de que el Gran Timonel ha recibido instrucciones tajantes para profundizar a toda costa en el comunismo de nuevo diseño destruyendo la Nación. Si lo echa, puede que los mamporreros privados de poder y mamandurria la monten en la calle pues no hay nada que guste más a buen comunista que el lujo, la riqueza y el mandar mucho aunque sea un burdel o un hatajo de cabras. Pero por mucho que se empeñe el vicetirano en quitarse el vice no parece puedan hacerlo caer de la poltrona por medios más o menos institucionales. Siempre le quedará la complicidad de los bilderbergianos colaboracionistas Casado y la Inés para llegar a un apaño y mantener el tinglado. Y vengan días y vengan falcons.

Hitler utilizó las malas artes de Heydrich para acusar falsamente a Rhöm de preparar un golpe contra él y justificar así el suyo propio. Claro que esta misma maniobra puede ser utilizada también contra los patriotas españoles de la resistencia.

Hace poco más de un año el Parlamento de la UE condenó  a comunistas y nazis. Sin embargo, a algunos próceres al parecer les llena de orgullo y satisfacción contar con el único gobierno comunista de la UE.

En esto, como en tantas otras cosas, el resultado final del fraude electoral de los amigos del Frente popular en la hoy república bananera norteamericana pudiera resultar decisivo.

Nota

Ya escrito este texto, me dicen que el tirano socialcomunista salió ayer en una tele mercenaria para proclamar su devoción por la Monarquía y negar que sea comunista o que encabece un gobierno socialcomunista como proclama el vicetirano.

¿Otra maniobra de despiste o aperitivo de la noche de las navajas largas?

 

Militares y Libertad de expresión

Nuestra constitución supuestamente vigente según nuestros más encumbrados próceres, muchos de los cuales la violan sin empacho, establece de modo claro y contundente que se reconoce el derecho a la libertad de expresión y su protección judicial. El que tenga dudas o tal afirmación le parezca subversiva puede molestarse en leer el artículo 20.

Viene a cuento este recuerdo del fuero porque tal derecho está siendo criticado por la ridícula y sectaria ministra de Defensa, pese a ser nada menos que juez de profesión. Y también por otros tan poco ilustres como ella miembros y miembras de la liberticida banda ministerial.

Y, por lo del huevo, matices de segundo orden aparte, todo patriota español, toda persona de bien preocupada por el presente y el futuro de España, todo ciudadano medianamente informado no víctima de la demagogia, estulticia y sectarismo del Frente Popular, debiera estar de acuerdo en lo sustancial del escrito de nuestros militares patriotas. En el texto y en la voluntad de protestar. En el saber y en el querer.

Lo que resulta en verdad lamentable es la cobardía y prevaricación de cuantas instituciones empezando por las más elevadas en jerarquía debiendo defender a la Nación, no lo hacen. Ese sí que es un escándalo mayúsculo que cubre de oprobio a sus indignos ocupantes mohatreros y no el de la justa protesta patriótica de las menguantes élites morales y profesionales que aún quedan en este desbaratado Reino.

Se ha sabido para mayor INRI que fue la propia Casa Real quien trasladó a la ministra de Defensa la carta manifiesto de los patriotas. Se pone así en evidencia y muestra una vez más dónde y con quién se está o dónde o con quién no se está. Ni Pilatos aliado de Barrabás contra el inocente.

No soy militar, hace ya muchos años hice las milicias universitarias en el Arma de Infantería, puede que mucho me equivoque pero creo que millones de españoles, al menos los que nos hemos criado en el amor a España y tenemos experiencia histórica y de la Vida, compartimos las mismas o similares inquietudes que estos valerosos militares patriotas. Cuyo escrito ha tenido la virtud al menos de contribuir a mostrar de modo claro dónde está cada cual en la defensa de España.

 

Constitución de córpore insepulto

“No tenemos ni admitimos nombre de reino ni de república, ni otro que el de Monopantos, dejamos los apellidos a las repúblicas y a los reyes, y tomámosles el poder limpio de la vanidad de aquellas palabras magníficas; encaminamos nuestra pretensión a que ellos sean señores del mundo y nosotros de ellos. Para fin tan lleno de majestad no hemos hallado con quien hacer confederación igual, a pérdida y a ganancia sino con vosotros que sois los tramposos de toda Europa. Y sólo os falta nuestra calificación para acabar de corromperlo todo, la cual os ofrecemos plenaria, en contagio y peste, por medio de una máquina infernal que contra los cristianos hemos fabricado los que estamos presentes.”

(Francisco de Quevedo, La Fortuna con seso y la hora de todos). 

 

Tras cuarenta y cinco años de pertinaz Monarquía se cumplen ahora cuarenta y dos de constitución, muy mal llevados desde luego porque parece estar al borde de la tumba.

La anterior Restauración borbónica duró más. Desde 1875 hasta 1931, en el que el titular de entonces salió de naja huyendo por Cartagena sin esperar siquiera a su mujer. Dejando tras sí uno de los habituales desastres posborbónicos cuando históricamente son obligados a exilarse de modo periódico por corruptos, ineptos o traidores. Sin embargo, ahora el astutamente fugado no es el titular en ejercicio, es un decir, sino el antecesor y firmante de la Constitución que se celebra.

Hoy, aniversario de la Constitución, constatamos el fracaso de un régimen devenido ilegítimo, mohatrero, que saquea, humilla y miente a la cada vez más desolada y empobrecida población que lo sufre. Ni existe la más mínima ejemplaridad, ni casi ninguna institución cumple con su razón de ser. Pese a los fastos oficiales y a los intentos de enmascarar la realidad, la verdad es que como en otras anteriores ocasiones históricas nos encontramos en una situación objetivamente revolucionaria.

La Constitución actual se muestra en fase terminal, víctima de los malos tratos y la violencia de género socialista, comunista, etarra, golpista catalana, centrista y, en general, de los intereses contra la nación de globalistas que todos y todas sirven en mayor o menor medida como en otro tiempo ya denunciaba Quevedo. Sin olvidar, por supuesto, entre nuestra lamentable clase política y las élites oligárquicas a la propia dinastía. Guinda del pastel cleptocrático y antinacional de las deterioradas instituciones.

En un ejercicio de nostalgia no exenta de cierto masoquismo se puede releer el famoso Preámbulo y observar el evidente contraste entre la metafísica declarada del invento y la realidad que disfrutamos: la verdadera condición actual de impostura mohatrera del régimen borbónico. Un estado terminal que no consiguen ocultar ni la pompa y boato ni la vaciedad de los discursos oficiales empeñados en glosar y alabar una realidad que no existe, salvo en la letra dedicada a justificar la teoría de las instituciones. En efecto, repasar los objetivos fundacionales expresados en el Preámbulo constitucional no se sabe si da más vergüenza que indignación cuando se comparan tan bellos y encopetados ideales allí expresados con lo que ahora ocurre. Decía así, la ley de leyes:

“La Nación española deseando establecer la justicia, la libertad y la seguridad y promover el bien  de cuantos la integran, en uso de su soberanía, proclama su voluntad de:

Garantizar la convivencia democrática dentro de la Constitución y de las leyes conforme a un orden económico y social justo.

Consolidar un Estado de Derecho que asegure el imperio de la ley como expresión de la voluntad popular.

Proteger a todos los españoles y pueblos de España en el ejercicio de los derechos humanos, sus culturas y tradiciones, lenguas e instituciones.

Promover el progreso de la cultura y de la economía para asegurar a todos una digna calidad de vida.

Establecer una sociedad democrática avanzada y

Colaborar en el fortalecimiento de unas relaciones pacíficas y de eficaz cooperación entre todos los pueblos de la Tierra.

En consecuencia, las Cortes aprueban y el pueblo español ratifica la siguiente Constitución…”

 

¿En “consecuencia”, dice? ¿Qué ha fallado para que las cosas estén como están? ¿El texto, las instituciones, las personas o ambos?

¿Existe real separación de poderes? ¿El pueblo supuesto “soberano” pinta algo en el asunto aparte de soportar impuestos abusivos y humillaciones impunes?

¿Qué queda de la Nación constituyente? ¿Acaso no ha sido arrasada gracias precisamente a la Constitución que se celebra? ¿Logrará ésta que la Nación desaparezca disuelta a la vez en taifas caciquiles liberticidas e instituciones globalistas ajenas a nuestras tradiciones e intereses?

¿Tenemos soberanía para algo importante o estratégico más que para resignarse a comprar mercancía electoral podrida antes de que la famosa maquinita sorosiana haga sus trampas y quite o ponga votos?

¿En verdad los españoles controlamos las variables fundamentales o los pilares básicos de nuestra civilización?

¿Existe el imperio de la Ley en las regiones golpistas que cada vez son más?  ¿Se protegen los derechos civiles de los ciudadanos que viven en ellas?

¿Por qué gran parte de la criminalidad permanece impune? ¿Si hay imperio de la Ley, cómo es posible que buena parte de nuestra casta política no esté en la cárcel?

Nuestra penosa realidad es que hoy, mientras se celebran estos vistosos saraos oficiales, gran parte de nuestro territorio está fuera de control. Invasores impunes y tratados mejor que los españoles. Ni se respetan los derechos humanos ni existe cosa parecida al imperio de la Ley. Fuerzas políticas, algunas incluso representantes de la propia Monarquía en las instituciones, llaman a la violencia y a la guerra civil sin que pase nada. El gobierno no defiende la legalidad vulnerada sino que la ataca, ni menos a los ciudadanos atrapados en una trampa fatal.

Tampoco se observa por ningún lado el ineludible, dada la gravedad de los acontecimientos, papel moderador y de arbitraje de las instituciones que se asigna a la Corona, que ostenta además de la Jefatura del Estado el mando supremo de las Fuerzas Armadas, cuya misión es “garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional”. Y que consiente sean agredidos la Nación y los ciudadanos. Y ultrajada ella misma junto con símbolos nacionales como la bandera o el himno nacionales con absoluta impunidad.

¿Estamos ya en un punto de no retorno? ¿Qué pasará?

Es evidencia de razón que la constitución actual ya no sirve. Ha traicionado en la práctica los objetivos expresados en el Preámbulo. El apaño que se nos quiere vender como remedio, la disolución de la Nación en taifas cainitas liberticidas junto con la cesión absoluta de soberanía a las instituciones globalistas es aún peor que la enfermedad. La casta política de La Monarquía, con quizás la dudosa excepción de VOX, está en ello y con mayor o menor empeño se encuentra en la conspiración o al menos no se opone.

No está claro si la Corona advierte la gravedad del peligro que corre. Parece que no. O se ha resignado a imitar a sus antecesores. El exilio o bien un retorno provisional al feudalismo de un rey tancredo simple primus inter pares, a merced de los nuevos señores feudales de las taifas autonómicas. Un títere simbólico, una especie de carabina de respeto para disimular cara a la derecha sociológica la orgía, el saqueo y el disfrute del botín mientras quede algo que rapiñar. Y luego, la dictadura comunista.

Me temo que los españoles desraciadamente tenemos poco que celebrar en este cuadragésimo segundo aniversario.

«Si los príncipes se aman a sí, y a sus reinos, y a su conservación, no deben tanto huir de los médicos, que o por ignorancia o por adulación u odio particular los aprueban y consienten mantenimientos contrarios a su salud y vida, como de consejeros que les hacen lícita y absoluta su libre voluntad; y al fin no muy a la larga tales consejeros acaban a los reyes la prosperidad y posesión de sus reinos, y  los vasallos la obediencia y el sufrimiento. Como es permitido al médico ordenar y cortar de lo vivo y doloroso de un cuerpo humano, así se puede decir al príncipe lo que conviene aunque le duela: y como cuerdo el enfermo que se deja curar, venturoso el rey que se deja aconsejar.

Apliquen los príncipes remedios con tiempo, porque en los extremos de las enfermedades, aunque pueden curar algunas veces, pocas se vio sin abceso de alguna parte principal del mismo príncipe y de su autoridad.»  

(Francisco de Quevedo, Obras filosóficas).

 

Sartori ya lo advirtió

Estamos asistiendo a una grave violación de nuestras fronteras y a una creciente invasión de nuestro territorio por miles de jóvenes africanos en edad militar. El asunto es especialmente dramático en las Islas Canarias donde además los invasores son alojados en hoteles de lujo con efecto llamada y enorme coste social y económico. Todo un sarcasmo adicional para los españoles que están sufriendo dramáticamente las consecuencias de la desastrosa política gubernamental y a los que las instituciones no ayudan.

No trato de descubrir la pólvora a estas alturas aunque no estaría de más que si alguno de nuestros próceres fuera bienintencionado y realmente buscase el bien de la sociedad a la que teóricamente debiera servir, leyera a Giovanni Sartori. La preocupación por las invasiones y los desastres que ocasionan en las sociedades receptoras no son cosa de paranoicos, fachas, melindrosos, pusilánimes, egoístas o conspiranoicos. Por ejemplo el ensayo La Sociedad multiétnica, publicado aquí por Taurus en 2001.

El asunto es de interés permanente porque como nos advierte el autor:

una política de inmigración que no distingue el trigo de la paja, que no sabe o no quiere distinguir entre la extrañezas lingüística, de costumbres, religiosa o étnica es una política destinada al fracaso. Por eso nos debemos plantear tres preguntas. La primera es ¿integración de quién? La segunda es ¿Integración cómo? y la tercera, ¿Integración por qué? En efecto, si el multiculturalismo la combate y si los “integrandos” las rechazan, ¿qué sentido tiene apuntar a esta solución? …

Los flujos migratorios que asedian a Europa se incrementan… el problema no se puede resolver, ni siquiera atenuar, acogiendo a más inmigrantes. Porque su presión no es coyuntural ni cíclica. Los que han entrado no sirven para reducir el número de los que pueden entrar: en todo caso sirven para llamar a otros nuevos. No es que el que entra dentro reduzca el total de los que quedan fuera; porque ese total sigue creciendo..

Reflexiones elementales, al alcance de cualquier inteligencia por baja que sea, incluso la de un político modal español. Y, si no, ahí tienen miles de onerosos asesores que se supone debieran entender de aquello que asesoran a sus ignorantes asesorados. Y en última instancia pueden comprar algún libro como el citado y tener la heroicidad patriótica de leerlo aunque tal costumbre sea asaz fatigosa y políticamente incorrecta.

Pero, entonces ¿Por qué lo hacen? La explicación lógica es porque obedecen órdenes de amos ocultos de fuerzas que tratan de desestabilizar y destruir si es posible, sociedades y naciones. Que saben lo que quieren. Al menos es la hipótesis más probable. Otra posible es que se trata de gente sin criterio moral, técnico o estético que se supone representan a otros como ellos o manipulados por sensiblería suicida a beneficio de mafias.

Sobre la segunda cuestión, el cómo de la Integración, nos dice Sartori “que depende del quién del integrando. Y está claro que si los inmigrados son de naturaleza muy diferente, su integración no se puede gestionar con una receta única”.

Obviamente con diferencias étnicas o religiosas sobre todo en el caso del Islam las dificultades son mayores.

Sobre la tercera pregunta, en palabras del autor: “la integración se produce entre integrables y por consiguiente la ciudadanía concedida a inmigrantes inintegrables no lleva a integración sino a desintegración…. Hacer ciudadano a quien toma los bienes-derechos subjetivos pero no siente obligado en contrapartida a contribuir a su producción es crear ese ciudadano diferenciado que puede balcanizar la ciudad pluralista”.

Conceder ciudadanía sin más no es integrar sino que al revés da armas a los contraciudadanos que desean imponer sus sociedades cerradas como parásitas y luego sustitutas de las abiertas que en principio les acogen.

Las sociedades modernas pese a su complejidad o quizás por eso mismo son extremadamente frágiles. Hay aspectos básicos que se dan por supuestos pero que de hecho no es así. Pero, sabemos por Teoría de Sistemas que cualquier sistema sea de la naturaleza que sea desde una célula o un tejido hasta una familia, un club, una sociedad o una Nación debe tener fronteras como requisito imprescindible, sine qua non, para poder organizar o poner orden dentro de sí. Hay un intramuros con orden y funcionalidad metabólica y un extramuros de donde se obtienen recursos si el sistema es abierto, es decir mantiene flujos de información, energía y recursos con el exterior a través de sus membranas, límites o fronteras, en este caso permeables aunque teóricamente controladas por el sistema abierto.

Karl Popper definía en su famoso libro La Sociedad abierta y sus enemigos los elementos que la caracterizaban tal como el racionalismo crítico, la libertad individual o la tolerancia. Pero tolerar no es consentir. Virtud del fuerte y competente o defecto del cobarde o inepto son cosas opuestas.

Y es que el concepto de sociedad abierta al estilo Soros y otros depredadores agiotistas y especuladores financieros va más allá. Significa la destrucción de las fronteras y en consecuencia la consiguiente destrucción del propio sistema incapaz de perdurar en el tiempo sin poder regular las condiciones de su supervivencia.

Aunque no existiese un próposito bélico una inmigración incontrolada, y aún más cuando se trata de una invasión como es el caso actual, es decir sin controles de entrada y violación a la fuerza de nuestras fronteras, necesariamente es una mala inmigración fuente de toda clase de problemas presentes y futuros.

Las experiencias históricas y la propia Teoría están claras. Pero hay que convenir que las instituciones nacionales infectadas por el peligroso virus del globalismo están traicionando a los pueblos y pueden llevarles incluso a su desaparición si no le ponemos remedio a tiempo.

 

 

La niña energúmena de Feijóo

No es la niña del exorcista aunque lo parezca y sus disparates populares inspirados por el Maligno Líder estén siendo muy comentados. Sí. Un escándalo en toda España las declaraciones de una talludita niña apesebrada muy amada del gran Timonel del Sar. Autor de la Gran Marcha para bajar el Telón del grelo, vacunar a la fuerza a “su ganao” y evitar así la maligna influencia del español en el propio señorío feudal y sus siervos de la gleba galleguista a ver qué pillo.  Un normalizador que considera a los españoles hispanohablantes residentes en Galicia como anormales. Y se gasta nuestro dinero en insultarnos.

En efecto. Se trata de una señora o señorita con look de alto carga podemita del ministerio de la marquesa de Galapagar. Por lo que se ve, la sociedad heteropatriarcal las cría, y Soros las junta. La buena señora o señorita normalizadora, entre otras barbaridades de semejante jaez, ha explicado muy puesta en razón que:

“Ninguna persona culta debería atreverse a hablar en público en castellano”

Claro que esta deposición insultante contra la España a la que le debe el sustancioso sueldo la ha perpetrado en dialecto, el mismo del que Rosalía terminara abominando.

Sí. Esta señora o señorita normalizadora de presuntos anormales como el sufrido lector y el que esto escribe, con su look de podemita de igual servicio y clarificador desparpajo parece ignorar las acreditadas mañas de tahúr de su jefe con sus viejas trampas y socaliñas. Ese heroico tirar el pelouro y esconder la mano embrutecedora y liberticida. Ese tartufo presumir de españolidad al otro lado de Piedrafita para perseguir como cruel Diocleciano todo lo que tiene que ver con su cultura a este lado de las montañas.

Como en el ministerio de la Verdad orwelliano, o las mañas estalinistas de Stalin, en este totum revolutum la prensa adicta del Régimen galleguista , que es toda, en un mohatrero intento de tapar el escándalo, se ha plegado a cambiar los titulares con efecto retroactivo. Un escándalo de sumisión, bien pagá, supongo.

Vistas estas grandes hazañas o las de su cómplice la endemoniada socialista de Neguri intentando exterminar el español de la enseñanza, somos muchos los que creemos que España necesita con urgencia un buen exorcista. Pero, el problema logístico es ¿Qué hacemos con tanto demonio expulsado de su apoltronado energúmeno?

En ningún Palacio de esta diabólica Monarquía energumenizada a base de presupuestos cabe ya ni uno más.

Mientras llega el valiente exorcista a San Caetano o el tenderete de la calle Hórreo se agradecería que, aunque sólo fuese para disimular, el tartufo Gran Timonel del centrismo galleguismo anti español y liberticida se dignase cesar a su obtusa discípula bien amada.

No habrá tal. El PP DE Galicia siempre fue criptonacionalista aunque a diferencia de catalanes o vascos, en modo cobarde, hipócrita, como de tapadillo. Jugando a favor de NOM ahora con Feijóo está desmadrado, ya se ha quitado la careta y ni centrismo ni leches. Se permite insultar y acosar a los españoles. Contra toda clase de tratados internacionales o la propia constitución española a la que le debe el cargo, Feijóo está empeñado en vacunarnos a la fuerza y en “normalizarnos” por sus santos atributos. Casado, el gran prohombre centrista, ni está ni se le espera.

Y ¡este PP es el que pretende salvar a España!

 

Y Casado se fue a Canarias

Al que no sin notoria exageración llaman líder de la no menos exageradamente nombrada oposición, el gobierno o lo que sea le ha impedido la entrada al lugar de autos. Canarias está siendo impúnemente invadida como parte del plan de devastación de España y puede, si atendemos las opiniones de ciertos expertos militares, que como un primer paso o cabeza de puente de una hipotética futura guerra. Pero nuestro héroe parece que no se entera de qué va la cosa o no quiere enterarse.

Aunque ahora ha declarado que los inmigrantes, así los llama, deben ser repatriados inmediatamente, no sabemos muy bien qué pretendía en realidad el audaz prohombre bilderbergiano cuando a la hora de la verdad y en sede parlamentaria no se declara opuesto a las invasiones promovidas por el NOM e instrumentadas o toleradas por mafias y políticos corruptos, ineptos o cobardes. Y en cambio se dedica a insultar y denigrar a quienes intentan poner orden en las fronteras para tratar de evitar la funesta invasión que padecemos.  No entendemos muy bien si de verdad es tan olvidadizo como parece, o lo suyo es puro cinismo. Su extraña petición de reducir un IVA inexistente en Canarias tampoco ayuda a su credibilidad y solvencia.

El prohombre centrista acaba de comprobar lo asaz desagradecido del entente comunista que gobierna el Reino de España. Pese a la ayuda prestada durante la moción de censura, no le permite siquiera salvar fugazmente la cara entre sus adictos más recalcitrantes de la no derecha, no izquierda, nada con sifón.

Está feo que se impida a un diputado la libre circulación por territorio nacional, pero el Gobierno bien sabe que el heroico centrista traga con todo. Y al cabo, tal atropello anticonstitucional no deja de ser lo que le viene ocurriendo a cualquier ciudadano español no perteneciente a la casta borbónica al que se confina contra su voluntad y arruina irremisiblemente.

Otros dicen que, pese a sus posteriores declaraciones cara a la galería, el ridículo prócer bilderbergiano había ido a hacerse la oportunista foto solidaria con estos pobrecitos macilentos miembros de la milicia. A explicarles lo filantrópicamente solidario que es con los invasores antes de volverse a casa blindada tan ricamente con cargo al erario y la plebe que apechugue con la morisma. Émulo acaso de un Macron que se hizo fotografiar íntimamente abrazado a unos mulatos cachas, Casado se ha quedado compuesto y sin novio.

Pero esta vez le ha salido la galga capada con o sin IVA. Desde que purgó a Cayetana no da una.

 

Educación para la solución final

                                                                      “No podemos pensar de ninguna de las maneras que los hijos pertenecen a los padres… de ninguna manera se puede decir que el derecho de los padres a escoger una enseñanza religiosa o a elegir centro educativo podría ser parte de la libertad de enseñanza.”

 

Tiene razón, desde luego que no, tal derecho corresponde a bandas satánicas, comunistas, plutócratas y explotadores sexuales y económicos correligionarios, aliados de la excelentísima señora ministra liberticida. Es curiosa y significativa la evolución del socialismo desde la proletaria margen izquierda del Nervión a la plutocrática derecha, habitat de los potentados oligarcas vascos de pura raza vasca.

La satánica ministra de Educación, socialista ricachona de Neguri, ha perpetrado un engendro liberticida al que ningún sindiós resulta ajeno. Si la cara es el espejo del alma no hay más que ver la jeta depravada que luce la madame de demonios y demonias para mejor comprender el alcance su obra. Como si acabara de salir de sacerdotisa oficiante de un ritual diabólico.

No es la única fechoría perpetrada por el degenerado gobierno comunista de Su Católica Majestad, pero esta tiene una gravedad inusitada cara a la destrucción de la clase media. Este atentado contra la civilización deja claro cual es la idea de futuro del comunismo español aupado en las instituciones borbónicas para perpetrar sus fechorías.

La lengua española acosada. Sus hablantes ninguneados. Dos Españas globalizadas. Un grupo plutocrático en el que se incluirían los dirigentes mercenarios de la PSOE y podemitas al servicio de la oligarquía, con derecho a una cara educación refinada dentro de lo que cabe, y la gran masa de idiotas votantes socialistas y comunistas abandonados a su suerte en degradadas aulas patera, carne de socialismo multiculturalista embrutecedor con fracaso asegurado.

Se acabó la vieja idea franquista de la ascensión social por méritos personales y la juventud de origen humilde quedará condenada, ahogada entre la plebe. A las feministas futuras “marquesas” siempre les quedará la salida profesional de conseguir que las folle un oligarca potentado o capitoste rijoso del Partido. Y los mancebos adoctrinados desde pequeñitos siempre podrán intentarlo con el marlasca de turno.

Al cabo, una solución histórica transitoria porque su destino, si hacemos caso a los nuevos doctores Mengele de las vacunas asesinas, sólo puede ser el exterminio.

 

20 noviembre de 2020

Hoy, 20 de noviembre suele ser un día especialmente oportuno e interesante para repasar la Historia de España y hacer cábalas sobre lo que ha sucedido o pudiera haber sucedido si alguno de los agentes no hubieran actuado como lo hicieron. Una reflexión siempre conveniente sino necesaria.

En tal día como hoy de 1936 sufrieron muerte violenta por asesinato don José Antonio Primo de Rivera y Buenaventura Durruti. Dos muertes de carácter estratégico.

El primero, noble patriota preso político de la República roja desde antes del inicio de la guerra fue vilmente asesinado por el gobierno socialista de Largo Caballero en la cárcel de Alicante. No el único inocente vilmente asesinado, pese a la oposición de Prieto, por este siniestro criminal.

El segundo, Durruti, fue importante líder libertario y aunque no se ha podido averiguar con total certeza las circunstancias, probablemente murió asesinado por un sicario comunista en el frente de la Ciudad universitaria madrileña. Gracias a Durruti y sus columnas de la FAI llegadas desde Barcelona, y no a las Brigadas Internacionales como la propaganda comunista suele aducir, se evitó el 9 de noviembre la ruptura del frente madrileño en la Casa de Campo y la entrada de las fuerzas del general Varela en la capital de España, lo que probablemente hubiera puesto final casi inmediato a la guerra civil. Durruti estuvo unas horas agonizando en el hospital de campaña situado en el Hotel Ritz sin que ningún médico se atreviera a operarle por miedo a las represalias si moría, como era lo probable por la gravedad de sus heridas, en la mesa de operaciones. La guerra revelaría las aptitudes militares de otro famoso libertario: Cipiriano Mera, aliado final del coronel Casado.

Otro veinte de noviembre, pero ya de1975,  fallecía de muerte natural el general Franco en un gran hospital de los muchos que levantara a lo largo de su dilatado Régimen. Uno de sus logros más importante: la Seguridad social. Como según dclarara al embajador norteamericano Vernon Walters, la creación y consolidación de la clase media española, su mayor éxito, de la que sentía tan orgulloso.

Acababa así una importante etapa de la Historia de España, convertida en octava potencia industrial del mundo, y se iba a iniciar, no sin zozobras, incertidumbres y desconfianza una nueva, bajo la otra vez entronizada dinastía borbónica. Probablemente el mayor error del anciano estadista en toda su vida: restaurar a los Borbones.

La muerte de Franco estuvo amenizada por la llamada Marcha verde en la que la oportunista morisma a través de una invasión “pacífica”se quedó con el Sáhara, poco después de que el heredero hiciera el ridículo proclamando su españolidad a las tropas españolas que habrían debido defenderlo.

Hoy, cuarenta y cinco años después, España ha dejado de ser potencia internacional, apenas mantiene restos de su soberanía, y su prestigio internacional y nacional está muy debilitado. La clase media española, base de toda sociedad próspera, se encuentra amenazada y en grave riesgo de desaparición. Con un Estado contra la Nación, inepto, monstruoso, dilapilador, insolidario, parásito, disolvente, cuyas cuentas resultan insostenibles.

Con el entonces heredero hoy fugado lejos de la acción de la Justicia y su hijo enrocado en Palacio sin reaccionar ante la gravedad de lo que acontece, la Monarquía, mala heredera de Franco, da síntomas de agotamiento, y parece mostrarse incapaz de defender a España de otra nueva invasión africana, esta vez en Canarias, ni tampoco siquiera los derechos y libertades que teóricamente proclama la constitución y debieran proteger las propias instituciones borbónicas.

¿Hasta cuándo?

 

Novedades de Radio Macuto en Andorra

«No debo ser del PSOE de siempre. Pero siempre soy del PSOE.» (Pedro Sánchez, manijero franquiciado de Soros)

Fuentes sin confirmar declaran haber visto al PSOE decente. La noticia ha causado verdadero estupor y el natural revuelo entre historiadores, expertos y público en general, aunque lo más probable es que se trate de una alucinación causada por el consumo inmoderado de drogas o telediarios.

Don Felipe El Intrépido ha vuelto sano y salvo de su extraordinaria experiencia boliviana. Existía cierta inquietud en la Corte por si con tal alta ocasión era sacrificado y devorado con jarretera y todo por los filantrópicos narco indígenas evomoralianos en oportuna ceremonia pachamamanesca bergogliana. No, afortunadamente no ha sido así. De modo que una vez ya de vuelta servirá para sacarlo en otra futura expedición si tal fuese menester para mejor construcción del comunismo.

En Su Reino feliz nada nuevo. Su Gobierno ya compinchado con golpistas catalanes ahora se refuerza con filoetarras y traiciona a las víctimas del terrorismo, algunas de ellas de su misma banda. Claro que los antepasados correligionarios de ese Gobierno de Su Majestad asesinaron en pocas semanas cobardemente a muchos más inocentes indefensos que la propia ETA en toda su trayectoria criminal, de modo que no es de sorprender que ahora se alíen y retroalimenten ambas bandas. Cosas de la querencia.

Quien aún no ha regresado de su sacrificada aventura expedicionaria al desierto como san Juan Bautista es Su benemérito padre, El Fugado.

Por su parte, nos llena de orgullo y satisfacción poder anunciar que ya va quedando escasa población española en Canarias al ser oportunamente arrojada al mar sin pateras ni nodrizas por los invasores, con la paternal bendición del Gran Lobo blanco. Se ha sabido que uno de los últimos canarios expulsados de su tierra, rebelde negacionista irrecuperable, se ha atrevido a protestar a las solícitas Fuerzas desarmadas de Marlaska y la Margarita, siendo castigado severamente acusado de flagrante delito de odio con agravantes de racismo, anti-multiculturalismo y negación de la memoria histórica.

¡Exprópiese!

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.