Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Capital intelectual y empresas políticas. Cataluña y Cayetana

En cierto mundillo empresarial muy influyente en España que considera que aumentar la productividad consiste en bajar el sueldo o empeorar las condiciones laborales de sus empleados, todas estas modernidades tales como el fomento del capital intelectual o el estudio y control de factores higienizantes, que son los que producen insatisfacción en el trabajo, suenan a herejía protestante, cosa quizás buena para entretener a los alumnos en Universidades y Escuelas de negocios aunque lejos de las prácticas cotidianas de las empresas.

En general, se considera por parte de la élite directiva que lo mejor es que el subordinado ofrezca un culto absoluto al jefe. Digo culto y no lealtad, que esa es una virtud notable aunque rara, habitualmente sustituida por la complacencia perruna de carácter ditirambo alabanciosa, en la idea de que tal actitud permita medrar e incluso heredar poltronas y prebendas algún incierto día cuando el líder actual se caiga o sea oportunamente empujado fuera de la poltrona.

Tal tipo de organización y de relaciones de poder son características de las organizaciones mafiosas, nuestro lenguaje de germanías es pintorescamente rico en dar nombres al escalafón, como he destacado en algún otro lugar. Incluso el lector más desavisado puede enseguida comprender que tal sistema es malo y sus resultados aún peores. Especialmente cuando el líder ocupa la poltrona por razones ocultas e inconfesables, está lejos de querer promover el bien común o al menos de la organización y le gusta rodearse de gentes aún peores que él.

Un patético mentís a la importancia del capital intelectual como fuente de ventajas competitivas, y, por tanto, como factor determinante del éxito de las organizaciones que está siendo objeto de estudio tanto para los académicos como para las empresas de esta nueva economía del conocimiento. Y es que la preocupación por el buen hacer, por el buen gobierno de empresas, instituciones o Estados, no es cosa solo de ahora. Platón o Aristóteles ya se ocuparon de ello. Y en nuestra cultura española, especialmente durante nuestro Siglo de oro, son muchos los grandes autores que han explicado su forma de entender la cuestión sin tener que caer obligatoriamente en el reduccionismo cínico y positivista de un Maquiavelo.

Así, por ejemplo, Cervantes, Gracián o Quevedo explicaban su visión en varias obras célebres. Especialmente certera amén de divertida la descripción de la “economía de mercado a la española” que hace Cervantes en Rinconete y Cortadillo. Pero Huarte de San Juan desarrollaba su Examen de los Ingenios, donde nos establecía los primeros sistemas de selección de personal. Y Saavedra Fajardo explicaba en su famoso tratado de emblemas comentados: Empresas políticas o Idea de un príncipe político-cristiano los criterios que debían regir el buen gobierno de un dirigente que quisiera hacer bien las cosas sin dejar de inspirarse en principios éticos de orden superior.

El uso de emblemas, es decir del lenguaje simbólico junto con un lema con una frase resumen o explicativa es en sí mismo un exponente de sentido de la pedagogía. Habla tanto al consciente como al subconsciente. En efecto, en la educación hay dos aspectos principales, el saber y el querer, la inteligencia y la voluntad, que deben ser ilustrados y fomentados. Por eso no es de extrañar que se ocuparan de este lenguaje intelectuales como Cesare Ripa, llamado El Perugino; Juan Bautista Porta o sir Francis Bacon.

 

Saavedra Fajardo, formado en la Universidad de Salamanca, polifacético, diplomático, hombre de su tiempo, desarrolla su tratado citado en 101 empresas o emblemas: “toda la obra está compuesta de sentencias y máximas de Estado, porque éstas son las piedras con que se levantan los edificios políticos. No están sueltas, sino atadas al discurso y aplicadas al caso por huir de los preceptos universales”.   

Las diversas empresas de Saavedra desarrollan temas tales como: Educación del Príncipe, Como se ha de haber el Príncipe en sus acciones, Como se ha de haber el Príncipe con los súbditos y extranjeros, Cómo se ha de haber el Príncipe con sus ministros, Como se ha de haber el Príncipe en el gobierno de sus Estados, Como se ha de haber el Príncipe en los males internos y externos de sus Estados,  Como se ha de haber el Príncipe en las victorias y los Tratados de Paz, Como se ha de haber el Príncipe en la vejez.

Esta disgresión creo que no deja de ser oportuna viendo lo que tenemos que ver.  Por ejemplo, en el caso del reciente cese de un importante talento, el mayor de los públicamente conocidos, de Partido político más numeroso de la oposición. Una organización que desprecia el capital intelectual con el que se levantan los edificios políticos, como diría Saavedra Fajardo. Una falsa oposición, todo hay que decirlo, porque más parece que funciona como gancho o mohatra falsamente antagonista para el timo electoral de dar una y otra vez gato por liebre. Y tal sería su contribución a revestir de forma mohatrera como Monarquía parlamentaria lo que es poco más que una oligarquía con mañas cleptocráticas o monopolistas, sin división de poderes pero con reparto de papeles y trinques. El akelarre mañanero en la Casa de América es un ejemplo reciente de esta farsa.

El cese de doña Cayetana resulta un acto mucho más revelador que el más florido y retórico de los discursos. Y espanta y preocupa con razón al más preparado por lo que supone de cobardía y desprecio del capital intelectual.

Vamos a ver otra curiosidad de especial aplicación a estos tiempos de embrutecimiento promovido y generalizado. Y también oportuna otro 11 S en la que la fementida nación catalana se lamenta de haber elegido el bando equivocado en la guerra civil por la que dos dinastías extranjeras se disputaban el botín español.

Para ello volvamos a Saavedra Fajardo. A continuación podemos citar algunas líneas de la empresa 73 de su tratado, en la que afirma que las sediciones se tratan con la celeridad y con la división. Veamos algunas de sus observaciones más notables:

“Ocultas son las enfermedades de las repúblicas. No hay juzgallas por su buena disposición, porque las que parecen más robustas suelen enfermar y morir de repente, descubierta su enfermedad cuando menos se pensaba…

… por esto conviene mucho la atención del príncipe para curallas en sus principios, no despreciando las causas por ligeras o remotas, ni los avisos, aunque más parezcan opuestos a la razón. ¿quién podrá asegurarse de lo que tiene en su pecho la multitud?..

nacen las sediciones de causas pequeñas y después se contiende por las mayores. Si se permiten los principios, no se pueden remediar los fines. Crecen los tumultos como los ríos. Primero por no mostrar flaqueza los suele dejar correr la imprudencia, y a poco trecho no los puede resistir la fuerza…

… el remedio de la división es muy eficaz para que se reduzca el pueblo, viendo desunidas sus fuerzas y sus cabezas….

…es también eficaz remedio la presencia del príncipe, despreciando con valor la furia del pueblo, …

…si bien se debe considerar mucho este remedio y pealle con la necesidad porque es el último. Y si no obra no queda otro….

Con pretexto de de libertad y conservación de privilegios suele el pueblo atreverse contra la autoridad de su príncipe, en que conviene no disimular tales desacatos, porque no críen bríos para otros mayores.  Y si se pudiese, se ha de disponer de suerte el castigo, que amanezcan quitadas las cabezas de los autores de la sedición y puestas en público antes que el pueblo lo entienda…

… pero también se debe advertir en que sea tan suave la forma, que no la reciba el pueblo por afrenta común de la nación, porque se obstina más….

…no suelen ser menos dañosos los favores y mercedes para quietar los Estados, hechas por el príncipe que ha perdido la estimación, porque quien la recibe las atribuye a flaqueza o procura mantenellas con la revuelta de las cosas, y a veces busca otro rey que se las mantenga…

En estos y en los demás remedios de las sediciones es muy conveniente la celeridad, porque la multitud se anima y ensoberbece cuando no ve luego el castigo o la oposición. El empeño la hace más insolente y con el tiempo se declaran los dudosos y peligran los confidentes.” 

Como se deduce de estas líneas todo parecido entre la actitud de nuestros gobernantes para tratar la sedición catalana y los sabios y prudentes consejos de Saavedra Fajardo es mera coincidencia. Tampoco se sigue la contundente receta de Gracián, «Contra malicia, milicia». Si nuestra devastadora casta política actual en vez de sostener tanto oneroso asesor a costa del erario buscase el consejo de los más importantes autores de nuestra cultura nos ahorraríamos muchos problemas, muchos dineros y muchos desastres.

Pero el tinglado es el tinglado y de momento no hay empresa ni menos capital intelectual que lo tumbe.

 

 

 

Curiosidades y profecías socialistas

En un mini ensayo reciente que puede consultarse aquí el veterano periodista andalúz Francisco Rubiales, que conoce bien el paño con sus rotos y descosidos, haciéndose eco de otros estudios estimaba la deuda socialista con España sin contar el famoso oro de Moscú, 510 toneladas de oro, en unos 125.000 millones de euros, en torno a un 10 % del PIB. No cabe duda que un importe tan grande requiere algún tipo de complicidad con los saqueados, el pueblo ignorante que pese a toda evidencia les sigue votando. Si bien es preciso reconocer que el mohatrero PSOE de la Transición borbónica es el partido refugio y baluarte de banqueros, monopolistas y monipodistas arrebatacapas.  Talas hazañas no se podrían conseguir sin una gran maña para el embuste, el ocultamiento y la propaganda muy bien entrenada por gente sin honor, dignidad ni vergüenza y ayudada por la Prensa y TV mercenarias.

Por aquello de la Memoria histórica, pero la de verdad no la fingida por ignorantes o falsarios, veamos una breve antología del siniestro ZP y algunos de sus compinches en la Feliz Gobernación del Reino borbónico de España.  Se refieren a la anterior gran crisis socialista y a con qué cinismo e impostura nos vendían la burra estas gentes encanalladas. Como puede verse hoy siguen en las mismas, diciendo una cosa y su contraria según convenga. La Prensa cómplice salvo contadas excepciones. Ahora también con censura y represión más o menos violenta del disidente. Estamos comprobando el estrepitoso fracaso de la educación en el Reino borbónico de España, en su mayor parte otro gran logro socialista. Fracaso educativo que fomenta la corrupción, la incompetencia intelectual y moral. Y, en consecuencia, el auge del socialismo. El poco respetable público, como las ovejitas de El Coloquio de los perros, sin enterarse de quienes son los verdaderos lobos.

Frases célebres del socialista “Gobierno de España”

25 de abril de 2007
Solbes: “Yo no veo afectado para nada el sector de la construcción. Específicamente, sigue funcionando igual, con una ligera desaceleración que permite ajustarse a una realidad que lógicamente va a exigir una demanda ligeramente inferior”.
3 de julio de 2007
Zapatero: “Lo enunciaré de forma sencilla pero ambiciosa: la próxima legislatura lograremos el pleno empleo en España. No lo quiero con carácter coyuntural, lo quiero definitivo”.
17 de agosto de 2007
Solbes: “Los efectos de la crisis hipotecaria estadounidense tendrán un impacto relativamente pequeño en la economía española». 21 de agosto de 2007
Zapatero: “España está a salvo de la crisis financiera”.
6 de septiembre de 2007
Zapatero: “Tenemos la tasa de paro más baja de la historia. El modelo económico español es un modelo internacional de solvencia y eficiencia”.
11 de septiembre de 2007
Zapatero: “Haciendo uso de un símil futbolístico, se podría decir que España ha entrado en la Champions League de la economía mundial”.
16 de octubre de 2007
Zapatero: “No hay atisbo de recesión económica. La economía española tiene muy buenos fundamentos”.
24 de octubre de 2007
Solbes: “Rajoy tiene una visión apocalíptica de la economía. Incluso en un entorno exterior hipotéticamente menos favorable, pensamos que el 3,3% de crecimiento en España es una cifra razonable”.
11 de diciembre de 2007
Solbes: “La economía española crecerá a velocidad de crucero durante los dos próximos años, en los que avanzará en torno a un 3%”.
9 de enero de 2008
Zapatero: “Crear un alarmismo injustificado en torno a la economía de un país puede dañar las expectativas. Permítanme que diga que es lo menos patriótico que conozco”.
10 de enero de 2008
Solbes:  “Estamos ante una gradual desaceleración. Se trata de una evolución natural y un fenómeno saludable. Si llegaran las vacas flacas, las afrontaríamos con gran tranquilidad gracias al superávit de las cuentas públicas”.
14 de enero de 2008
Zapatero: “La crisis es una falacia, puro catastrofismo. Estamos creciendo por encima del 3%. Aunque mañana crezcamos al 3% o al 2,8%, que es un crecimiento bueno, vamos a seguir creando empleo y teniendo superávit”.
4 de febrero de 2008
Propaganda electoral del PSOE: “Por el pleno empleo”. “Soñar con los pies en la tierra”. “Motivos para creer”. 
11 de febrero de 2008
Solbes: “Los que auguran el riesgo de recesión no saben nada de economía. Estoy harto y agotado por la cantidad de tonterías que oigo últimamente sobre el mundo económico. La economía española crecerá en la próxima legislatura a un ritmo cercano al 3% , lo que permitirá crear 1,6 millones de nuevos empleos y mantener la tasa de paro en torno al 8% de la población activa.
25 de febrero de 2008
Zapatero: “Las cuentas públicas han tenido superávit todos los años, 70.000 millones de euros de superávit, que nos permiten tener una garantía, una fortaleza para atender cualquier necesidad. La desaceleración no va a ser ni profunda ni prolongada.. Va a ser una desaceleración para la cual nuestro país está más preparado que nadie. Debería haber tomado nota del debate entre el señor Solbes y el señor Pizarro, para darse cuenta de que no vale la demagogia en la economía”.
3 de marzo de 2008
Zapatero: “Prometo crear 2 millones de nuevos empleos»..
7 de marzo de 2008
Zapatero: “España está en condiciones para llegar al pleno empleo”.
26 de abril de 2008
Zapatero: “La peor previsión de paro que podamos tener por delante será siempre una previsión de paro mejor que la que mejor tuvo el PP”.
28 de abril de 2008
Zapatero: “La actitud de quienes exageran sobre el alcance de la actual situación económica es antipatriótica, inaceptable y demagógica”.
8 de mayo de 2008
Solbes: “De hecho, nuestras previsiones apuntan a una recuperación de las tasas de crecimiento de la economía ya en el segundo semestre del 2009, que en 2010 nos permitirán crecer a un ritmo medio cercano al 3%”.
12 de junio de 2008
Solbes: “El Estado tendrá superávit presupuestario, a pesar de una coyuntura económica desfavorable”.
3 de junio de 2008
Solbes: “El Producto Interior Bruto podría crecer en el actual ejercicio en el entorno del 2%. España está capeando el temporal”.
29 de junio de 2008
Zapatero: “Como todo, es opinable y depende de lo que entendamos por crisis. […] Por un concepto como el de crisis habría que preguntar a los economistas, y seguramente no se pondrían de acuerdo”.
“Más allá de baches como el de ahora, España tiene condiciones para ambicionar llegar a los niveles de empleo de la media europea y de pleno empleo técnico. Vamos a trabajar por ello.. El Gobierno ha sido el que más ha acertado en sus previsiones”.
2 de julio de 2008
Zapatero: “La economía vive una situación difícil y complicada”.
4 de Julio de 2008
Zapatero: “Ser optimistas es algo más que un acto de racionalidad, es una exigencia moral. […] A trabajar, y también conviene que consumáis”.
8 de julio de 2008
Zapatero dice por primera vez la palabra crisis: “En esta crisis, como ustedes quieren que diga, hay gente que no va a pasar ninguna dificultad”.
16 de julio de 2008
Solbes: “Para mí, que he vivido la crisis del 93-94 y algunas otras indirectamente, ésta es posiblemente la crisis más compleja por la cantidad de factores que están encima de la mesa”.
21 de julio de 2008
Solbes: “Si el crecimiento es claramente por debajo de 2,3%, vamos a ver un ligero déficit, pero no me preocupa”.
24 de julio de 2008
Solbes: “A recesión no llegaremos en ningún caso, y a crecimiento negativo espero que tampoco. No es esa nuestra hipótesis de trabajo, sino que el comportamiento de la economía será de un crecimiento próximo a cero, pero no por debajo. La situación es la más compleja de las últimas décadas. No es que hayan fallado nuestras previsiones, es que han fallado las de todo el mundo”.            27 de agosto de 2008
Zapatero: “Sería absurdo pensar que la crisis originada en EEUU no afecte a la economía internacional en general y a la española en particular”.
23 de septiembre de 2008
Solbes: “Yo no sé si es la peor; pero, sin duda alguna, desde que yo tengo uso de razón, y tengo sesenta y seis años, sí es la peor crisis de la que yo tengo conocimiento”.
24 de septiembre de 2008
Solbes: “Nosotros no hemos negado nunca la crisis”.
19 de octubre de 2008
Zapatero: “Yo creo que el segundo semestre del año que viene estaremos ya con una actividad económica de crecimiento intertrimestral”.
13 de diciembre de 2008
Zapatero: “Nadie quedará a su suerte ante el drama del desempleo. Mi prioridad, es que no haya una sola familia en este país que pueda tener una situación de grave angustia o preocupación por la pérdida del puesto de trabajo”.
18 de diciembre de 2008
Zapatero: “No; nadie lo sabía”. En cuanto hemos entrado en una situación objetiva de crisis, he sido el primero en hablar de una crisis del sistema financiero internacional y de una crisis económica. En marzo comenzará a crearse empleo de manera intensa”.
18 de enero de 2009
Solbes: “Hemos utilizado todo el margen que teníamos contra la crisis”.
23 de febrero de 2009
Solbes: “Envidio a Bermejo porque es ex ministro”.
16 de marzo de 2009  El Premio Nobel de Economía 2008, Paul Krugman, durante la celebración del Foro Económico Innovae y, en presencia de ZP, opina sobre la situación de la crisis en España: “Las perspectivas económicas de España son aterradoras. La situación económica es especialmente difícil aquí. Los próximos años van a ser muy difíciles para los españoles. El camino de salida de la crisis en este país será doloroso o extremadamente doloroso”.
29 de abril de 2009
Zapatero: “Es probable que lo peor de la crisis económica haya pasado ya”.

Hoy también hemos vuelto a las andadas aunque con otros grandes actores del elenco.  ZP está «arreglando» lo de Venezuela con mina incluida. Y Solbes parece ser que quiere ser repescado por el pintoresco capataz aceitunero del señorito Casado con el patriótico sino heroico objetivo común de repartirse los fondos europeos que permitan salvar el tenderete o al menos retrasar la agonía.

Pero, quizás la mejor o más oportuna frase de todas. Rubalcaba, el finado y también alabado por los marianistas, dixit: “Necesitamos un Gobierno que no nos mienta”

Pues eso.

 

Cohechos y prevaricaciones

Yo divido a los hombres en rebeldes y aprovechados; los primeros hallan el ser bueno en la Ética, los segundos en la ocasión de colaborar con la Feliz Gobernación.” (Miguel Espinosa, Escuela de Mandarines)

Un gran misterio dentro de un enigma es el del estrepitoso aumento de supuestos enfermos del sobornavirus, la mayoría “asintomáticos” en el argot mohatrero oficial, es decir no enfermos en la práctica pero que engordan la gusanera estadística y el pilla pilla oficial. Una cantidad aún mayor que durante la primavera y sin embargo, afortunadamente con casi nula influencia en la mortalidad.

Es verdad que ahora se hacen muchos test y que la mayoría fallan de modo que en realidad, más allá de crear falsas alarmas que “justifiquen” el actual despotismo de nuestra casta cleptocrática parasitaria no hay demasiado problema sanitario relevante ni en necesidad de hospitalizaciones ni en fallecidos POR sobornavirus.

Ahora bien la explicación del enigma es que el BOE del 17 de junio establece toda una pedrea de pasta fresca a repartir entre las burocracias autonómicas por supuesto afectado. Y, a pillar que son dos días y la ocasión pintan calvo que el dinero público no es de nadie, la catedrática dixit.

Este asunto mohatrero típico del monipodio español me recuerda a un ilustre escritor ruso, Gogol, que fue un alma atormentada que sufrió mucho. Aunque hay muchas diferencias sustanciales, hoy Rusia dispone de un gran estadista y nosotros una cosecha, crianza y reserva de inútiles, y / o vendidos al oro de Soros, también existen ciertos parecidos profundos entre España y Rusia. La Pardo Bazán, estudiosa de la novela rusa y hoy tan de actualidad por lo de su antiguo pazo en Meirás, comparaba a España con Rusia: “dos pueblos antiguos y a la vez jóvenes que aún ignoran adónde les empujará el porvenir, y no aciertan a poner de acuerdo la tradición con las aspiraciones”.

Se considera a Gogol como el padre de la novela realista rusa. Su primera obra, “El Inspector”, es la historia de una corrupción equivocada. No en el sentido moral, que todas lo son, sino en el de sobornar a destinatario equivocado. Los corruptores, los caciques locales, confunden a un pobre diablo recién llegado con el temido inspector que viene a revisar la situación desde la capital. Primero censurada, luego autorizada expresamente por el propio zar Nicolás I, su estreno en San Petesburgo constituyó un gran escándalo. No obstante, gustó mucho en Moscú, con un público diferente y más sensible al asunto criticado. Dejo al amable lector su aplicación al caso español.

Después de este gran éxito, Gogol escribió la que se considera su obra maestra “Las almas muertas” que refleja con singular humor y maestría la peculiar situación de la sociedad rusa en relación con la servidumbre. El protagonista, Chichikov, consejero de Estado, propietario viaja por motivos particulares.  Muy “particulares” aprovechando la existencia de instituciones tradicionales como los siervos y la relativa inoperancia de la administración rusa, salvo en la cuestión represiva policial. En el caso de España, la eficaz sería Hacienda.

A Chichikov se le ocurre que puede aprovecharse del retraso con el que la administración zarista actualizaba el censo de siervos varones, “almas”, en su terminología, comprándoselas a sus antiguos propietarios. Estos se benefician al librarse de pagar la contribución que les correspondería hasta que fueran dados oficialmente de baja y el pícaro puede utilizarlos como ejército fantasma, como prenda ficticia para conseguir sus propias concesiones o proyectos ante la burocracia zarista.

Chichikov tiene ahora muchos nombres. Se encuentra desdoblado en múltiples personalidades y partidos políticos. Poco antes de morir, Gogol quemó una segunda parte de sus aventuras de modo que no sabemos cuál sería el final previsto por el Autor. Pero acaso el final no está escrito por el Autor sino por los personajes. Suponiendo que, como mucho nos tememos, ya no estemos todos muertos.

Muertos, eso sí, pero cotizantes para nuestros corruptos próceres borbónicos que aunque de incompetencia demostrada en resolver algo útil para sus expoliados súbditos, sin embargo son capaces de afeitar un huevo a la hora de arrebañar dineros ajenos y pillar poder y negocio. No sé. Lo mismo ordenan censurar a Gogol en las redes por “fake”, fraudulento y subversivo.

Nota: la imagen del virus con corona procede de la toma de posesión en Galicia

 

 

Sobre la Derecha y el ideal aristocrático

Si la democracia y el despotismo se excluyen mutuamente, no lo hacen la democracia y la aristocracia verdaderas. La aristocracia se suele confundir ahora con privilegio de casta cerrada, linaje, herencia o patrimonio material. En realidad en su genuino origen significa el gobierno de los mejores. Por tanto, no es algo opuesto al mérito. El falso aristócrata consume los valores y el verdadero los crea.

Por eso y porque es contrario al orden natural que un gran número gobierne y que los menos sean los gobernados, toda verdadera democracia y por tanto toda organización que en verdad pretenda servirla debe poseer y desarrollar los ideales aristocráticos.

La reforma política y social debería tener la finalidad, ahora cada vez más utópica y aparentemente más lejana, de posibilitar el gobierno y la organización de la sociedad para comprender y promover los intereses generales por medio de la intervención jerárquica de un número creciente de ciudadanos capacitados, pues como decía Tácito: “los mejores instrumentos para gobernar bien son los hombres de bien”. Así no es de extrañar que la educación en valores sea saboteada por el neomarxismo actual.

Nos encontramos en un momento delicado por no decir pavoroso para la humanidad en la que una reducida oligarquía, una plutocracia distinta de una auténtica aristocracia en el sentido apuntado, pretende imponer un orden esclavo sin lugar para el mérito ni la consecución de un ideal mejor por parte de los mejores. Pero aquí en España sin aparente visión geoestratégica de casi nadie los problemas se centran en batallas entre grupos sectarios por lograr un poder vicario en este Reino degradado. Escaramuzas  por un botín menguante entre ciegos y tuertos con mañas de tahúres.

Una vez más en la historia contemporánea de España, tras la progresiva desaparición de un orden basado en la alternancia que no en la alternativa de un mendaz bipartidismo mohatrero, se abre una nueva dinámica que no creo se cierre en falso con más de lo mismo, poniendo por delante los intereses electorales a corto plazo, a los generales y del bienestar de la población amenazada por el peor enemigo de la democracia que es la demagogia, antesala de una cada vez más inminente tiranía. Y no por falta de ganas sino, porque sea una u otra la resolución de la crisis globalista, el tiempo del bipartidismo clásico ya ha pasado. Bien por la disolución de lo nacional español en el globalismo, o bien por la toma de conciencia del carácter mohatrero de su sistema político y su incapacidad para promover el bien común o la acción bienhechora de verdaderas élites aristocráticas.

Y volviendo a lo más inmediato, sería cerrar en falso bendecir una especie de coalición encubierta en que lo único que esté claro es la defensa de los privilegios personales cara a mantener cuotas de poder, arrebañar para casa las ayudas europeas y ordeñar presupuestos sin definir qué es lo se puede y se quiere hacer.

Pero la pregunta que se han hecho los aristócratas desde Pitágoras hasta nuestros días sigue siendo: ¿cómo organizar tal ascenso y predominio de los mejores? Asunto muy difícil pero que está asociado al predominio real de un conjunto de valores de valores o ideas fuerza ya conocidas aunque o tanto practicadas: educación de la Inteligencia y de la Voluntad; respeto a la Ley natural, es decir, respeto a la Ley pero mayor aún a la Justicia; mérito personal y conocimiento de sí; control de las propias pasiones; dignidad y honor; transparencia; libertad de conciencia…

 

 

¡Exprópiese! (y 2)

El rojerío hipócrita y arrebatacapas con Sánchez y Feijóo a la cabeza se encuentra muy alegre y campanudo porque han encontrado una jueza que les dé provisionalmente coartada para expropiar sin indemnización a los Franco de su propiedad en el pazo de Meirás.

Según Barbeito en su obra ya citada, Torres, pazos y linajes de la provincia de La Coruña, la casa das Enchousas estaba en la parroquia de Santiago Seré das Somozas. El General Franco era descendiente de don Antonio Pardo de Lama y su mujer Antonia das Enchousas, padres de don Pedro Pardo de Lama que al casar con la dueña del pazo de Meirás doña Ángela Patiño, fue por derecho de consorte, señor de esa casa. Del antiguo solar de las Enchousas era descendiente también doña Concepción Arenal con quien doña Emilia compitiera en algún premio.

No deja de ser curioso que de algún modo los antecesores del Caudillo también estuvieran vinculados al pazo de Meirás. Después de su muerte, a la viuda de Franco, doña Carmen Polo Martínez-Valdés, el rey emérito la hizo Señora de Meirás con Grandeza de España.

Un pazo que perteneciera a la familia Pardo Bazán hasta el asesinato en 1936 de sus propietarios anteriores a los Franco, últimos descendientes varones de la ilustre escritora coruñesa.

Don Jaime Quiroga y Pardo Bazán, el hijo varón de doña Emilia, era oficial de Caballería y estaba casado con doña Manuela Esteban Collantes, según aparecen en la imagen de su boda. Tuvieron un hijo varón, don Jaime Quiroga Esteban- Collantes.

Ambos, hijo y nieto de doña Emilia, fueron asesinados por los rojos el 11 de agosto de 1936 tras ser conducidos a la tristemente célebre checa de Bellas Artes en Madrid donde tantas personas de bien fueron vilmente asesinadas sin siquiera simulacro de juicio previo. Otra más de las hazañas criminales del socialismo, que ahora intentan tapar con una versión fraudulenta de la historia de España dándoselas cínicamente de demócratas e incluso de bondadosos filántropos en vez de lo que en realidad fueron.

De modo que con tales hazañas criminales en su sanguinario haber más valiera por prudencia mantener un discreto silencio que permitiese un piadoso olvido.

Parece ser que ahora la nueva matraca distrayente para el pasto de progres irredentos será la integridad de la biblioteca de doña Emilia, situada en la torre de la Quimera, quizás en recuerdo de uno de sus célebres relatos. También maravilla, y no poco, tanta sobrevenida preocupación socialista por los libros ajenos y la Cultura. Y no ya sólo por haber deteriorado la educación en la España actual, sino por otros hechos históricos de esa época. Cuando los socialistas dieron el sangriento golpe de Estado en Asturias en octubre de 1934 entre otras salvajadas, devastaciones y asesinatos, quemaron la  biblioteca de la Universidad de Oviedo, incluidos valiosísimos códices y manuscritos iluminados. Y en Madrid y otras ciudades bajo el terror rojo también saquearon y destruyeron bibliotecas.

Mucho criticar la adquisición de Meirás pero poco reconocer que si tal cosa fue posible se debió en primer lugar al vil asesinato de sus anteriores propietarios en el Madrid rojo donde los socialistas y otras fuerzas de izquierda sembraron el terror, asesinando a mansalva a gente inocente, incluso antiguos diputados y ex ministros republicanos. Una España ficticiamente con instituciones supuestamente republicanas, en realidad bajo las hordas socialistas, anarquistas y comunistas.

Y peor aún, si cabe, no es la actuación de los socialistas en esta vendetta del pazo sino el papelón del colaboracionista Feijóo de ignorante complaciente o de encanallado compinche: ¿La verdadera línea del PP actual?

 

 

Mañas mafiosas

Hace unos días glosaba el acto de propaganda que iba a perpetrar este lunes el falsario de la Moncloa junto con los heroicos monopolistas o monopodistas garrapatas de interesado clá. Las dos caras de la misma banda liberticida arrebatacapas que viene asolando este feliz Reino borbónico de España. Por desgracia para todos Guardia civil caminera no les ha llevado codo con codo porque en ese lamentable mundo al revés manda Marlasca.

El bochornoso evento ya se ha producido con la importancia de constituir una foto del Régimen. El obsceno contubernio entre los oligarcas y su partido mohatrero, el llamado PSOE para confundir y disimular. Pura mohatra.

La realidad española puede estudiarse a la luz de los grandes tratados políticos y didácticos de nuestro prodigioso Siglo de oro, sin embargo la saga de El Padrino nos ofrece grandes claves de comprensión de lo que acontece. Así tal, en la primera entrega de la saga resulta memorable la ceremonía de sumisión y acatamiento de la autoridad mafiosa de don Corleone. O la cabeza cortada del caballo para aviso de díscolos. O la significativa reunión de capos mafiosos para repartirse o compartir políticos, jueces, policías y periodistas. Don Vito acepta pero con la condición de que no se «toque» a su hijo. En cambio, aquí la oposición que no se opone agacha las orejas complaciente y no se atreve a decir ni mú, incluso ofrece la cabeza de los más valientes, lúcidos o inoportunos.

En la segunda entrega, cuando en cierta comisión de investigación va a declarar contra el don Corleone uno de sus lugartenientes o caporégime, Michael aparece rodeado de algunos de los familiares del declarante, lo que logra el balsámico silencio de éste ante el estupor de los no avisados. Un recado para el pobre Casado.

Y es que el Régimen, salvo Su Majestad Felipe VI que está de vacaciones y Su Majestad emérita que está huida a un país sin extradición, se le aparece al ingenuo pastorcito Casado como una visión, en este caso no mariana, sino diabólica. El Poder político o subalterno para los mercenarios y colaboracionistas.

Pero el tinglado se basa en mantener l´onore e il rispetto. Sí, honor para reconocer quien manda, florituras demagógicas aparte y respeto para obedecer. Si el Régimen decide que ahora toca aprobar presupuestos devastadores para consolidar en la poltrona a un gobierno nefasto, encanallado y liberticida pero servidor de los más oscuros intereses monopolistas y monopodistas, se hace sin rechistar o de lo contrario se avisa con aplicar una purga a la Cayetana o antes a lo Albert.

Nada de heroísmos, ni de mantener siquiera un mínimo de vergüenza, ni menos de batallas culturales ni de leches. Los mercenarios no tienen derecho a la más mínima dignidad. Pobre Casado, un piquito de oro como llamaban en el viejo Partido Comunista a los abogados floreros con mucha labia y nulo poder real.

 

 

 

 

Ilustraciones, ocultamientos y sinrazones

uando se va a editar un nuevo texto suelen surgir dudas sobre qué título poner y cómo ilustrarlo. Lo de poner título es una habilidad especial que no todos los autores tenemos aunque pueda mejorarse con la costumbre. Como decía creo que Descartes “el método es más cosa de práctica que de estudio teórico”. Un buen título debe ser llamativo, claro, breve, original o al menos no muy gastado, y con alguna relación con el texto que encabeza.

Y lo de la ilustración sin duda ha mejorado mucho con san google o similares. Ahora no hace falta recurrir a fotografías propias o ajenas. O reproducir ilustraciones de libros propios o de otras bibliotecas más o menos accesibles. En la red se pueden encontrar buenas imágenes para ilustrar de forma fácil casi cualquier escrito por raro que fuere.

Pero es muy curioso comprender cómo se las apañaban los monjes miniaturistas del medioevo en la relativa serenidad de sus scriptoria y bibliotecas. Claro que era un trabajo de suma dedicación y paciencia.

No todo el monacato primitivo era partidario del trabajo. Los viejos monjes africanos entendían que el hombre que se ocupaba en la oración y en buscar la unión progresiva y más íntima con Dios no debiera ocuparse ni distraerse con los oficios propios de la tierra porque le distraerían de su alta ocupación espiritual.

Sin embargo, San Isidoro, San Agustín y otras personalidades notables proponían a los monjes actividades tanto manuales como intelectuales. Así el desarrollo de diversos oficios y manualidades o la lectura en comunidad o individual de códices procedentes de la propia biblioteca monacal. Entre sus fondos destacaban los de carácter eclesiástico, en especial, por supuesto, la Biblia. Sin olvidar textos de San Agustín, San Gregorio, San Jerónimo o San Isidoro, entre otros autores.

ero a veces la ficción sustituye o al menos complementa a la Historia. Cuando rememoro estos temas de las bibliotecas medievales me vienen a la memoria dos autores, Jorge Luis Borges y Umberto Eco.

Nos explicaba Borges que el Universo, que otros llaman Biblioteca, se compone de un número indefinido tal vez infinito de galerías hexagonales, con vastos pozos de ventilación en el medio, cercados por barandas bajísimas…También que a cada uno de los muros de cada hexágono le corresponden cinco anaqueles y que cada uno encierra  treinta y dos libros. Según el segundo axioma borgiano el número de signos ortográficos es veinticinco. Sea como sea, incluso el caos más monstruoso está ordenado al menos en hexágonos, anaqueles y libros. La Biblioteca incluye también todas las estructuras verbales, todas las variaciones que permiten los veinticinco símbolos ortográficos. No todos tienen sentido al menos conocido ni simbolizan una realidad descifrable.

La Gramática, la Sintaxis, la Semántica pueden ser meras cábalas, ilusiones para hacer comprensible el caos y crear civilización o trabajo útil. Pero sin estos límites culturales a la entropía no hay conocimiento ni tampoco forma de transmisión del mismo. Sin códigos el Universo deviene en idiolecto indescifrable.

El Universo es una realidad vibratoria. Los sentidos nos permiten una especie de ventana de oportunidad para acceder a partes o fracciones limitadas de esa realidad vibratoria. Nuestro cerebro, que es Naturaleza y Cultura, traduce la impresión de esas vibraciones en ideas, sentimientos y promueve conductas.

El orden es una simple necesidad cultural ¿o también lo es de la Naturaleza? El sentido, el cosmos, que es lo que significa universo ordenado ¿es una superstición propia de la finitud humana o una necesidad de la manifestación?

La naturaleza tiene límites. Las galaxias, los sistemas solares, los planetas, los ecosistemas con sus biotopos y biocenosis se pueden definir porque tienen límites. Incluso cada criatura por pequeña o sencilla que sea los tiene como condición sine qua non para ser. Seres diferenciados en tejidos. Hasta la célula posee membranas. Y los átomos, órbitas electrónicas con límites de probabilidad.

La membrana es una pared o barrera que delimita un medio exterior de otro interior. Por tanto es una estructura necesaria para todo ser vivo, como único procedimiento para crear un medio interno. Con su propio metabolismo que permite una fisiología y el mantenimiento de una anatomía.  Los únicos seres vivos sin membrana plasmática son precisamente los virus que necesitan de otros seres vivos para su propia supervivencia. En cierto modo lo que en el orden social ocurre con la plutocracia parasitaria que necesita someter y explotar a otros.

reemos que recordar todas estas cosas tan archisabidas viene a cuento cuando asistimos con renovada perplejidad como hoy es preciso demostrar lo evidente. Que ningún sistema sea natural, social, político o económico, puede vivir ni menos sobrevivir sin límites o fronteras, que precisamente le distingan o diferencien del medio exterior. Sin fronteras no hay vida, tampoco nación, civilización ni Cultura. otra cosa es debatir la naturaleza más conveniente de tales fronteras.

El lenguaje nos permite ordenar la monstruosa Biblioteca borgiana. Dar sentido a la realidad, crear orden y civilización. No todos los libros de sus anaqueles tienen sentido o mantienen un relato coherente. No todos, aunque sean coherentes, resultan igualmente recomendables. Umberto Eco nos dice que la Biblioteca monacal puede desaparecer como resultado de ciertos intentos de proteger el contenido del Finis Africae del conocimiento público. Si un ciego y fanático Jorge (no Borges) sino de Burgos la prende fuego. De ella sólo quedarían unos muros humeantes. El límite, ahora sí superfluo, entre dos nadas.

El primer libro que leí de Umberto Eco fue El nombre de la rosa que nos narra algo más que una peripecia de novela negra ambientada en un momento histórico de gran importancia para la Iglesia católica y en consecuencia dada la época, para todo Occidente.

Cabe pensar que en las famosas polémicas entre Bernardo, el dominico inquisidor jefe de la legación pontificia y el protagonista Guillermo, Eco se habría inspirado en otras muy famosas de esa época. Me refiero a las conocidas como polémicas gerundenses que tuvieron lugar en la bella población del reino aragonés a principios del siglo XIII entre el alquimista y heterodoxo valenciano Arnaldo de Vilanova y el dominico inquisidor Bernardo de Puigcercos. Personaje histórico que coincide en el nombre, profesión y rol con el siniestro ficticio de Eco en El nombre de la rosa.

uy interesante el problema que se planteaba, y aún hoy se sigue planteando, entre otros. Es decir, si la Iglesia como supuesta heredera de las enseñanzas de Jesús debe ser o no pobre, como lo fuera el Maestro Fundador. Es decir, las relaciones entre Espíritu y Poder material. El Fundador explicaba que había que actuar sin temor para el desenvolvimiento presente y futuro como tampoco lo hacen las florecillas del campo. Sin embargo, sus herederos demostrando así poca esperanza en lo espiritual hacían acopio de riquezas y Poder político para imponer sus doctrinas.  Incluso asesinando a los considerados herejes.

Pero en el libro también se desarrolla una importante reflexión epistemológica, para mí lo mejor y más revelador del texto. Es sobre la relación fundamental entre intuición y método deductivo. Entre el lenguaje simbólico y el racionalmente codificado. Al cabo, si Guillermo consigue acceder al Finis Africae, o sancta sanctorum secreto de la Biblioteca, es por una intuición o revelación onírica que es capaz de traducir a los términos del mundo tridimensional en el que nos movemos. El Inconsciente ofrece la pista clave para comprender lo que pasa. El Consciente permite su comprobación, desarrollo y aplicación en nuestro universo material.

Sin el primero, éste se queda atascado. Sin el segundo, la visión puede resultar estéril en cierto plano vital, en el que nos movemos como materia.

La biblioteca y el monasterio donde se guarda se convierten en una alegoría de la Cultura, y en consecuencia, de la propia vida individual y social que conforma. Un grupo clerical, cerrado, se convierte en su celoso y excluyente guardián, y ejerce sobre los demás el poder de fijar lo que puede o no ser conocido.  Se erige en celoso proscriptor incluso de la risa, que para Aristóteles constituye atributo decisivo de la naturaleza humana. La risa relativiza, nos hace dudar, poner cosas en cuestión, como también nuestra relación con ellas. Nos ayuda a comprender, a aprehender lo que somos.

Por eso el tenebroso y rígido monje Jorge de Burgos la oculta, así como la obra de la autoridad de Aristóteles, cuya divulgación puede resultar altamente subversiva y peligrosa para el mantenimiento de un sistema cerrado y excluyente de poder, basado en la imposición y la ignorancia. Para Eco el poder exotérico, encarnado en la complaciente y ambigua figura del abad es diferente del poder diríamos esotérico desnaturalizado en cuanto a sus fines y potencialidades que encarna Jorge de Burgos. Su ceguera física debe ser compartida como ceguera espiritual por lo demás. Hoy, con la crisis covidiana también observamos como el Poder exotérico o fáctico se encuentra al servicio del oscurantismo y de la sinrazón.

mberto Eco nos hace una serie irónica de guiños intelectuales o culturales. Es fácil pensar que, además de los Arnaldo de Vilanova o Bernardo de Puigcercós de los que ya hemos hablado, la figura de Jorge del Burgos, el monje ciego se inspira en la del antes citado genial escritor argentino Jorge Luis Borges. O que Guillermo de Baskerville es un homenaje a Sir Arthur Conan Doyle el ilustre médico espiritista creador de Sherlock Holmes. Que lo de Baskerville tiene que ver con lo del famoso perro de uno de sus títulos. O que Adso el joven ayudante de Guillermo es una trasunto fonético del famoso Watson que acompañaba al famoso detective de la Baker street.

La situación actual de Occidente con esto de la religión y represión covidianas no se encuentra tan lejos de lo que Eco narra de la vieja abadía medieval. Un grupo sectario en el Poder, dispuesto a todo, incluso a destruir la abadía, manipula el Conocimiento y fija lo que puede o no puede ser investigado y conocido. Y niega el acceso al Finis Africae. Un centro que la multitud ni tan siquiera sospecha que exista pero cuyo descubrimiento y comprensión para la creación de orden es la misión de la verdadera Cultura.

La capacidad de elegir es el ejercicio de la Libertad. Hoy amenazada cuando se difuminan o quitan los límites. Cuando de un modo torticero y con cómplices encanallados o ineptos se pretende acabar con la Civilización, la Tradición y la Historia.

 

 

La caída del otro muro de Berlín

¡Otra vez en Berlín!

El día de la Almudena de 1989 caía derribado el muro de Berlín por la acción de la gente harta de represión y dictadura comunista. Se iniciaba una nueva era de esperanza para la humanidad al decaer la geopolítica de bloques y la Guerra fría, o eso creíamos entonces los que lo celebrábamos.

Pero el comunismo no dejaba de ser un disfraz de ciertas élites de la plutocracia globalista como lo es ahora el neomarxismo cultural o la religión covidiana que tantos estragos despóticos y criminales están trayendo a la civilización. Una forma de división, explotación, sometimiento y crimen. Se van conociendo con mayor detalle la protección y financiación de los movimientos anti zaristas que provocaron la devastación de la vieja Rusia y la entronización del comunismo soviético por parte de esas élites criminales. Élites financieras globalistas, algunas satanistas o pederastas, que promovieron la barbarie comunista como ahora esta nueva forma de sometimiento de la humanidad que se está perpetrando en todas partes con el pretexto del virus.

Otra vez en Berlín como entonces. El pueblo despierta con una gran manifestación pese a los sabotajes gubernamentales. Un pueblo consciente que intenta derribar la nueva tiranía que se cierne sobre nosotros, perpetrada por las mismas élites depravadas y sus gobiernos títeres ahora mohatreramente disfrazados de “democráticos”, pero que demuestran su faz de falsos servidores de verdadera soberanía nacional al aplicar consignas inicuas contra sus propios pueblos procedentes de una organización totalitaria financiada por grandes corporaciones globalistas.

En este marco histórico, Robert F Kennedy ha ofrecido un discurso memorable, lúcido y valiente como el que pronunciara su tío JFK un lejano 23 de junio de 1963 en Berlín, pocos meses antes de ser asesinado tras una conspiración perpetrada por los mismos enemigos de hoy.

lo único que el gobierno necesita para convertir a la gente en esclavos es miedo….

Todos los hombres libres dondequiera que ellos vivan son ciudadanos de Berlín…

Mi tío vino a Berlín porque era el primer frente contra el totalitarismo global y hoy Berlín lo vuelve a ser.

Robert F Kennedy luego atacó a los globalistas y sus nuevos instrumentos de dominación como el 5G “para que te espíen”.

Y concluyó: “la pandemia es una crisis de conveniencia para la élite que está ordenando estas políticas, les da la habilidad de erradicar la clase media, de destruir las instituciones de la democracia, de cambiar toda la riqueza de todos nosotros a un puñado de millonarios u hacerse ellos ricos a base de empobrecernos a todos los demás, y la única cosa entre ellos y nuestros niños es esta multitud que ha venido a Berlín, y por todos los que estáis aquí hoy, no nos vais a quitar nuestra libertad, no vais a envenenar a nuestros niños, vamos a exigir la vuelta de nuestra democracia, gracias a todos por luchar.”     

Y en Londres, una grata sorpresa que ha acogido también otra gran manifestación anti despotismo covidiano en la plaza de Trafalgar. También otras en Israel y Francia.

Parece ser que el pueblo se va quitando el miedo inducido por sus dirigentes y empieza ya a reaccionar. Es muy pronto para saberlo y ahora cabe esperar alguna importante represalia criminal de los covidianos. Sin embargo confiemos en que acontecimientos históricos como en su momento fuera la caída del muro de Berlín o como estas grandes manifestaciones y las que previsiblemente las seguirán en otras partes de Europa y del mundo, supongan un antes y un después en la resistencia ante la tiranía covidiana.

Y una nueva oportunidad para la libertad, la paz y la prosperidad mundiales.

Para acabar esta breve reseña a vuelapluma también me uno a las ya citadas palabras de Kennedy en su memorable discurso: Todos los hombres libres dondequiera que ellos vivan son ciudadanos de Berlín.

 

 

¿Un nuevo terrorismo de Estado?

Se acaba el verano pero no los problemas. Al revés, parece que cada vez hay más. Una de las cosas que llama la atención por su extrema gravedad es una nueva forma de terrorismo de Estado que se está consolidando en el desquiciado Reino de España con el tema de la falsa pandemia, las mascarillas y la represión indiscriminada de los embrutecidos, indefensos y humillados súbditos de don Felipe VI.  Aunque en todas partes cuecen habas también es verdad o que la gente es más lista y no se deja manipular tanto como aquí, tienen castas políticas menos ignorantes y pervertidas o sistemas políticos menos lamentables o con un mayor control del Poder que nuestra penosa Monarquía.

No es la primera vez que ha habido que comentar esto pero la verdad es que la realidad estadística oficial en cuanto a hospitalizados y fallecidos con el virus en estos momentos se compadece mal con la histeria inducida a la población, en especial los más manipulables que carecen de información relevante o de un mínimo espíritu crítico. Se está aterrorizando a la población con el empleo mohatrero de test no válidos para estos fines según declaraciones de su propio inventor. Tests que dan falsos positivos con enorme facilidad dada la invalidez de la prueba para esa aplicación. Se trataría de hacer creer identificando tests positivos con contagiados que nos encontramos ante una nueva terrorífica ola de muertes, cuando eso no es cierto según las propias cifras oficiales. Con la gente aterrorizada no hay lugar ni reflexión para ocuparse de los verdaderos problemas de España que son muchos y gravísimos pero entre los que no está precisamente el aspecto sanitario del virus como la indecente casta política y sus media sobornados nos quieren hacer creer.

La gravedad actual de la pandemia es como el famoso comité de expertos del falsario y sus secuaces: no existe.

En otro texto anterior explicaba como según datos oficiales durante el primer semestre de este año es número total de españoles fallecidos ha sido sensiblemente inferior al de 2019. Cosa inexplicable si verdaderamente hubiera habido una pandemia de la gravedad que se nos ha hecho creer.

 

Un reciente artículo de los doctores franceses Rancourt, Baudin y Mercier, tras analizar series estadísticas oficiales desde 1946, sostiene que:

el COVID 19 no generó ninguna mortalidad inusual durante la temporada de invierno 2019 – 2020 en Francia”.

A finales de marzo hubo un pico inusual que no puede ser simplemente una epidemia y según la hipótesis más probable lo generaron las medidas políticas tras la declaración de pandemia por parte de la OMS el 11 de marzo de 2020”.

Las medidas políticas implementadas para frenar la propagación del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, han siso responsables, según el estudio, de alrededor de 30.200 muertes en Francia”.

De modo que la cobertura mediática actual del COVID-19 está fuera de sintonía con la realidad epistemológica observada. La importancia de esta enfermedad en la mortalidad francesa es exagerada, mientras que el impacto en la mortalidad de las medidas políticas para implementadas para contrarrestar esta enfermedad es catastrófico.

En otro texto el doctor Rancourt y otros 239 científicos cuestionan el modo de transmisión del COVID-19. Las máscaras no funcionan.

Casualidades de la vida, otro siniestro y criminal 11M. Las castas políticas tratan de esconder su propia responsabilidad en el número de fallecidos provocado en gran parte por sus propias actuaciones acríticas a las órdenes de la OMS, manipulando situaciones y engañando al pueblo.

 

Por lo que se refiere a datos españoles Pilar Baselga ha mostrado en un reciente vídeo censurado estadísticas muy contundentes que desmontan la paranoia inducida por el gobierno y las diferentes instituciones. Según datos oficiales del Instituto Carlos III habrían fallecido 589 personas desde el 10 de mayo hasta ahora. De modo que desde febrero a agosto habrían muerto por la enfermedad menos de 20.000 personas. Datos inferiores a los de otros años por enfermedades respiratorias. Pero, toda la paranoia actual y el miedo irracional inducido a la población con la amenaza de nuevos confinamientos, ruina generalizada y conculcación de derechos constitucionales se debería a menos de 200 fallecidos achacados a esa causa por mes. Aproximadamente unos 6 de cada 1.000 fallecidos.

En este tipo de asuntos habrá cuestiones debatibles según las evidencias científicas, otras no porque son datos. Por ejemplo el número de fallecidos. Tanto los totales cuanto los achacados con mayor o menor exactitud a este virus. Pero llama la atención el como son acalladas sin contemplaciones las voces de investigadores que cuestionan las, por otra parte volubles y cambiantes según convenga, consignas oficiales.

¿Es que las instituciones oficiales se han visto afectadas por un virus de confusión, locura o estulticia insalvables?

No sé si estamos en una conspiración de estupidez liberticida. Se entiende que fuerzas subversivas históricas traten de destruir la sociedad al que precio que sea. Se entiende menos que actúen impunemente desde el propio Gobierno del Rey. Y aún menos que la pomposamente llamada oposición no se oponga y colabore con estos desmanes. Pero, ¿Y las instituciones sociales? Prensa, Universidades, CSIC, colegios profesionales,… ¿Es que no queda vida inteligente ni decente allí?

Lejos de cualquier debate científico los disidentes son censurados, insultados, represaliados, o azuzados por gentes degradadas a turbas fanatizadas del famoso “Suelta a Barrabás”.  Cualquier persona medianamente informada ha de temer con razón que las consecuencias de las vacunas que se pretenden implantar de forma obligatoria a la población pueden ser terroríficas. Ni el mismo Poder se fía cuando las quiere obligatorias, vulnerando el consentimiento informado, y pretende eximir a las grandes corporaciones farmacéuticas de cualquier responsabilidad civil o penal por las muertes o secuelas que puedan ocasionar con sus vacunas. En una audiencia vaticana reciente el Papa ha instado a que las vacunas se las pongan primero los pobres.  Si no es puro cinismo, la propuesta no pudiera ser más inoportuna o desafortunada. Es al revés: debieran ponérsela los primeros para dar ejemplo aquellos que quieren obligar a los demás. Miembros y dirigentes de la plutocracia internacional y sus gobiernos, jueces y periodistas títeres. Y aquí, nuestra numerosa y onerosa casta política con la Casa Real y Gobierno, Parlamento, Consejo del Poder Judicial, a la cabeza.

Este desastre está mostrando otra vez la barbaridad que significa el presente Estado autonómico.  Incompetencia liberticida, ruina asegurada. Despilfarro. Descoordinación. Arbitrariedad. Una carrera para ver cómo las autoridades autonómicas puedan burlar el artículo 24 de la Constitución acerca de la tutela judicial de los derechos civiles cuando no se ha declarado el estado de alarma. Estamos viendo imágenes de casos de brutalidad policial autonómica (mozos de escuadra, ertzainas) o local contra ciudadanos indefensos incluso ancianos, que nunca hubiéramos pensado se iban a producir salvo en un Estado despótico policial.

Un pequeño consuelo es que no somos los únicos en padecer. Este golpe de Estado terrorífico contra las naciones se está produciendo en todo el mundo. Aunque en sociedades con mayor nivel moral o intelectual e instituciones menos degradadas que las españolas existan mayores mecanismos de respuesta defensiva.

En Berlín hubo hace unas semanas una gigantesca manifestación de protesta en la que se gritaba en español “Libertad, libertad” y la controvertida Merkel ha prohibido otra para mañana sábado que se esperaba pudiera reunir incluso a millones de personas.

Aquí en España se realizó una reducida en la plaza de Colón de Madrid. Sus asistentes fueron “linchados”, ridiculizados o insultados por autoridades, media ignorantes o prostituidos, y la propia oposición política que demuestra una vez más su incompetencia moral y o intelectual. Sus intereses comunes de casta contra el pueblo. De no ser prohíbida o saboteada se prevé otra importante manifestación para el 12 de setiembre.

Que el actual desastre político económico social provocado por el Poder no alcance proporciones apocalípticas depende en gran medida de la lucidez y coraje demostrados por los pueblos para hacer frente a esta nueva forma de terrorismo globalizado.

Decía Gandhi que las grandes batallas tenían por escenario el corazón del hombre. En la que estamos, con un evidente componente metafísico entre el Bien y el Mal, verdadera encrucijada para la Humanidad, ojalá cada persona tenga inteligencia para comprender y voluntad para actuar.

NOTA: Las palabras resaltadas en granate abren enlaces

Post Scriptum (17 h) : al parecer una decisión judicial acaba de tumbar la decisión gubernamental alemana de prohibir la gran manifestación de mañana en Berlín.

 

 

Borbones en media veda

«… acampados en una y otra ribera, los soldados de la revolución, y los leales, robaban gallinas mientras llegaba la abdicación de la Reina».  

«….Doña Isabel puso píes en polvorosa, tirando los trastos de reinar, porque el cristo revolucionario la sorprendió en lugar vecino a la frontera, donde tomaba los baños de mar tan saludables para el humor herpético».

(Valle Inclán)

Se ha abierto la media veda que abre la posibilidad de cazar especies nómadas tales como la tórtola, la codorniz o la paloma torcaz. Bonitas aves de paso que amables nos visitan todos los años aunque no suelan decidirse a permanecer entre nosotros. No es el caso de una especie también extranjera pero sedentaria y endémica como los Borbones. Pero al parecer de nuevo se ha abierto la veda contra ellos al caducar su impunidad delictiva o su impostada condición de especie protegible.

Se trata de un viejo deporte histórico nacional: echar una y otra vez a la dinastía y por las mismas razones, su corrupción, depravación  sexual y traición a la nación española.  Una aparente confirmación de la teoría de los ciclos históricos y del mito del eterno retorno. Y también de que el mayor enemigo de la idea monárquica en España lo constituye esta lamentable familia. Muy recauchutada todo hay que decirlo desde la época de la reina María Luisa de Parma, quien confesó que ninguno de sus muchos hijos fuese engendrado por su marido el rey Carlos IV. Curiosamente, mucho legitimismo y mucha cosa, pero las sangrientas guerras carlistas eran entre bastardos. Sin olvidar los posteriores experimentos genéticos con diferentes sementales para mejora del encaste en lo que a trapío y bravura se refiere de la prodigiosa niña Isabel.

Decía el genial Valle que España es una deformación grotesca de la civilización europea. En mi humilde opinión tal cosa ocurre porque imita a los Borbones, deformación grotesca de lo que debiera ser una dinastía honrada y civilizada al estilo occidental.

Pero los españoles no escarmentamos. Tragamos con todo. El esperpento más atroz y humillante constituye condición irrenunciable de nuestro paisaje. A los Borbones se les echa de España más que merecidamente una y otra vez, pero también una y otra vez como una epidemia imposible de erradicar vuelven sin remedio. ¿Qué pulsión suicida o masoquista nos hace recurrir a esta nociva dinastía una y otra vez?

El lector avisado nos aclarará que tal vez obsesión no sea cosa del pueblo, sino de las corruptas, fementidas y antipatrióticas élites españolas que retroalimentan mejor así su cleptocracia impune con la Corona. Pilla el Rey, a pillar todos, hasta el último concejal socialista lugareño. Los socialistas, comunistas, bizcaitarras, catalanistas y demás filántropos, sin olvidar a los sorayistas, estaban encantados con la complicidad mutua de los Borbones. Pero ahora la avaricia rompe el saco y ni el falsario doctor ni el fementido marqués quieren compartir ya el botín con la Casa. Con la empresa familiar como tan certeramente la define Corinna.

Incluso un estadista de la astucia y categoría política del general Franco tropezaría en esta misma piedra histórica. Un baldón en su hoja de servicios a España. En este asunto dinástico otro famoso general de también extraordinaria carrera militar, don Juan Prim, lo tenía más claro y desechada la dinastía borbónica por incompatible con el genuino patriotismo español tuvo que ponerse a buscar un rey para España entre las más apolilladas casas reales europeas. Con resultados catastróficos todo hay que decirlo porque de ahí vino el desencadenante de la guerra franco prusiana de 1870.  Y él mismo fue asesinado por hacerlo en un magnicidio nunca aclarado del todo. Un estratégico crimen de Estado al que probablemente no fueran ajenos ciertos significados personajes de la dinastía derrocada y los esclavistas catalanes que querían mantener sus abusos y privilegios.

Pero ningún posible candidato de mérito se atrevía a aceptar tan problemático legado hasta que el pobre bienintencionado Amadeo de Saboya diera un paso al frente. Su primer acto político al llegar a su nuevo reino fue asistir a las honras fúnebres de su benefactor oportunamente asesinado. No le dieron tregua hasta que abdicara completamente harto.

Es probada habilidad de los Borbones dejar una y otra vez al país en quiebra y al borde de la guerra civil cuando huyen a disfrutar de lo pillado o conseguimos echarlos. Es de temer vistos los múltiples precedentes históricos que cuando al final se vaya don Felipe El Preparao, el resultado pueda ser similar. Quiebra total, Deuda imposible, Administración ineficaz y desastrosa, la Nación indefensa, el Pueblo español muerto de miedo y a merced del despotismo. Vuelta al cantonalismo, que es una especie de régimen autonómico pero en peor, agravado con infinitos alcaldes de monterilla y caciques taifales desvariando, insultando o dando por saco, mientras arramblan con lo poco que quede en la sufrida España dicen que posmoderna federal.

Por desgracia, con la complicidad de nuestros tan patrióticos próceres la centenaria nación española hoy se ha convertido en conejillo de Indias para experimentar con el siniestro NOM y cualquier cosa puede pasar. Con la mascarilla puesta como les han ordenado, con el equipaje casi preparado, ¿aguardan Sus Majestades la orden de marcha?

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.