Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Tarot. Arcano 8 La Justicia

En la serie El Tarot se trata de asociar algún aspecto de interés o actualidad a los correspondientes arcanos mayores del tarot, entendidos como arquetipos relacionados con la realidad mediante el llamado principio de sincronicidad.

8 tarot La Justicia

El arcano octavo del tarot está dedicado a la Justicia. Sus representaciones varían según los mazos.  En el tarot de Marsella aparece como una figura femenina sedente que lleva una espada en la derecha y una balanza en su izquierda. También aparece así en el de Waite aunque aquí las numeraciones de los arcanos La Justicia, el 8 y la Fuerza, el 11, se encuentran intercambiadas.

En el mazo de Visconti tenemos la representación más bonita y esclarecedora:  sobre la cabeza de la figura de la Justicia aparece un caballero presto a defenderla con su espada. Una idea fundamental para iluminar el concepto.

En efecto, sobre la inanidad de la Justicia sin la acción que la defienda, pocas aventuras más tristes que la del azotado Andresillo por su cruel amo. Don Quijote interviene como caballero andante para impedir el atropello sobre el joven pero no tiene la previsión de entender lo que va a pasar cuando se vaya. El amo golpea aún con más furia a su pobre víctima, porque la Justicia necesita un brazo armado para poder ejercerse de modo práctico.

Tal es también la visión principal en el famoso discurso sobre las armas y las letras:

dicen las letras que sin ellas no se podrían sustentar las armas, porque la guerra también tiene sus leyes y está sujeta a ellas, y que las leyes caen debajo de lo que son letras y letrados. A esto responden las armas que las leyes no se podrán sustentar sin ellas, porque con las armas se defienden las repúblicas, se conservan los reinos, se guardan las ciudades, se aseguran los caminos, se despejan los mares de cosarios, y, finalmente, si por ellas no fuese, las repúblicas, los reinos, las monarquías, las ciudades, los caminos de mar y tierra estarían sujetos al rigor y a la confusión que trae consigo la guerra el tiempo que dura y tiene licencia de usar de sus previlegios y de sus fuerzas. Y es razón averiguada que aquello que más cuesta se estima y debe de estimar en más….”

Antes que el gran Cervantes, ya Lulio nos lo explicaba. En España disponemos de otro famoso libro escrito por Raimundo Lulio para el rey Jaime «El Conquistador» en una época en que los Estados aún no habían desarrollado toda su ferocidad bélica y dependían en gran medida de los caballeros. Se trata de El libro de Orden de la Caballería:

luego que comenzó en el mundo el desprecio de la Justicia por haberse apocado la caridad, convino que por medio del temor volviese a ser honrada la Justicia… por los caballeros debe mantenerse la Justicia, porque así como el oficio de los jueces es juzgar, el de los caballeros es mantener la Justicia… Oficio de Caballería es guardar la tierra, pues por el temor de los caballeros no se atreven las gentes a destruirla, y por el temor de los caballeros no se atreven los reyes y príncipes a invadir unos a otros… los traidores, ladrones y robadores deben ser perseguidos por los caballeros… el caballero que permita o sostenga al traidor, ladrón o robador no usa de su oficio… en tal caso es contrario a su Orden y a sus principios, por cuya contrariedad, aunque sea así llamado no es en verdad caballero y es más vil que el tejedor y trompetero que cumplen con su oficio. Y, al cabo,… la Caballería no está en el caballo ni en las armas sino en el caballero.»

Por mi parte he de decir con orgullo y devoción filiales que no fueron estos libros ni el tarot quien me lo enseñaran sino que fue mi padre quien me revelara de modo sencillo con su ejemplo el sentido del honor, del ser un caballero. La importancia de la búsqueda de la Justicia, la Belleza, la Sabiduría y el Bien, aunque su logro fuesen muy improbables ante la grandeza de los fines y lo limitado de nuestras fuerzas.  «La Caballería no está en el caballo ni en las armas sino en el caballero».

Cervantes que tuviera motivos personales más que suficientes para criticar la Justicia de su época explica otro sentido de las Órdenes de Caballería en uno de los pasajes más importantes de la obra desde el punto de vista educativo y pedagógico. El diálogo con el caballero del verde gabán y luego con su hijo poeta: “quise resucitar la ya muerta Andante Caballería… y he cumplido gran parte de mi deseo, socorriendo viudas, amparando doncellas, y favoreciendo casadas, huérfanos y pupilos, propio y natural oficio de Caballeros Andantes…”

Se supone que las tareas del caballero ahora son satisfechas por el Estado moderno. ¿Pero es así?

Sobre los excesivos protocolos o los lentos y tortuosos procedimientos en la práctica de la Justicia cabe recordar una divertida pero iluminadora peripecia del Sancho gobernador metido a juzgar la causa de una audaz prostituta. En ella Sancho demuestra una gran perspicacia y sabiduría a la hora de dictar justa sentencia.

Pero en la historia de España también podemos encontrar esas dos formas de administración de Justicia. La de códigos como el Fuero Juzgo del Reino de León con su burocracia asociada, y la del fuero de libre albedrío de los jueces castellanos durante la Castilla originaria de Fernán González. Y es que formaban parte fundamental de la genuina tradición castellana instituciones con menor influencia de la casta burocrática sacerdotal y del Fuero Juzgo, tales como la jurisdicción por los jueces generadores de jurisprudencia Nuño Rasura y Laín Calvo.

Contemplando este sugestivo arcano me vienen descorazonadoras reflexiones a la mente mientras veo la lamentable situación de la Justicia española actual cautiva de la partitocracia más oprobiosa y descarada. Recuerdo la tumba de Fernán González, el primer rey de Castilla, que se encuentra hoy en la colegiata de la bonita villa medieval de Covarrubias. Aguas arriba del río Arlanza, no lejos de Silos, quedan las ruinas de la cuna simbólica de Castilla, esa “islote de hombres libres en la Europa feudal”, como la calificaba Sánchez Albornoz. Me refiero a lo que queda del antiguo monasterio de San Pedro de Arlanza.  Un solar histórico de las tradiciones democráticas castellanas, hoy en ruinas como casi todo lo auténtico, donde junto a las de los legendarios jueces citados, debe vagar la sombra de Fernán González desolado por lo que ha quedado de la antigua edificación así como de la fundación nacional, de esa aventura de Justicia y Libertad, que simbolizan la figura del valiente conde rey y la Castilla milenaria.

En el arcano de Visconti, sendos rayos de tibio sol iluminan la escena. Ojalá iluminen a conciencias esclarecidas deseosas de servir a la Justicia, protegidas por los caballeros.

 

Tarot. 1 El Mago

En la serie El Tarot se trata de asociar algún aspecto de interés o actualidad a los correspondientes arcanos mayores del tarot, entendidos como arquetipos relacionados con la realidad mediante el llamado principio de sincronicidad.

1 El mago

El mago representa un comienzo, un despertar, el inicio de una aventura que pude ser buena o mala. Un primer paso en búsqueda de la Sabiduría o de la perdición en el mundo de la mentira o del mal. Una capacidad de controlar nuestro entorno o, al revés, la incompetencia que nos condena a ser derrotado por él.

Los acontecimientos que hemos vivido y a los que ahora mismo asistimos debieran provocar una toma de conciencia sobre el sentido de la vida y de nuestra propia participación en ella. Debiera haber un antes y un después.

Louis Claude de Saint-Martin nos diría que es el símbolo del Hombre del Deseo, el primer peldaño en la escala de la evolución. O de la escala mística de Jacob. Pero que como no ha alcanzado la maestría puede perderse en el intrincado laberinto de los acontecimientos sin explicación aparente. La confusión del mundo de la dualidad.

El jesuita P. Francisco Torreblanca Villalpando, contemporáneo de Cervantes y autor de un famoso tratado sobre magia, se vio obligado a redactar en su defensa y de las objeciones o “advertencias” puestas a su libro por la censura un texto de Respuesta analítica de treinta folios. En el capítulo primero de esta Respuesta, titulado De la excelencia de la Magia, y de la necesidad que hay de las letras humanas, para las divinas afirma que:

siendo los libros de la Magia, los que tienen primer lugar en el mundo después de la Sagrada Escritura, porque tratan de todo lo divino y humano cerca del conocimiento de Dios, de la inmortalidad del alma….porque la Magia es ciencia divina, y natural, la cual Dios infundió a Adán, para el gobierno del mundo, y después dio a Salomón, José, Jacob, Daniel  y otros que celebran las sagradas letras, según probamos en el apartado de magia operativa. Esta fue la ciencia que profesaron aquellos santos reyes, a quienes  les fue revelado el misterio de la Encarnación del Hijo de Dios y de su Nacimiento los cuales vinieron de las partes orientales guiados de una estrella.

Porque la Magia fue la ciencia de las ciencias, la majestuosa, la magistral de todas ellas, de quien penden, como de su principio, dándolo a los demás, según el gran Philón. Por lo cual en los primeros siglos no podían ser reyes ni jueces, si no hubiesen estudiado la Magia. Porque los Magos no son encantadores como algunos piensan sino los sabios y letrados del mundo, según el doctor de la Iglesia, y padre de toda verdad, San Jerónimo sobre Daniel …Joseph se precia de saber la Magia,…Jacob mediante el conocimiento de la Magia obró aquel efecto tan maravilloso….el santo mancebo Tobías….no porque el otro no alcance la causa con su mal juicio, hemos de decir que estos santos fueron hechiceros, pues son efectos de la Magia divina y natural, como otros muchos que hay. 

Pero como el diablo se desvela tanto en depravar todas las obras buenas y santas: esta que lo es tanto, la ha ido contaminando, mezclando en su lugar la vanidad, la superstición. Con este nombre de magia segunda a diferencia de la primera, que es santa y buena, fue conocida siempre, y empezó como ella desde el Paraíso, procurando el demonio encajarla en su lugar, con aquellos ahíncos de divinidad, que le derribaron de la gloria, y quiso sembrarlos acá. Y como la fuerza de la mentira sea el parecerse tanto a la verdad, siempre se ha tenido por muy dificultoso el diferenciar la una de la otra, y dar a entender sus engaños al mundo, que es lo que hago, con el favor de Dios en estos libros…”

Ya en 1676, el provincial de los capuchinos de Castilla, Antonio de Fuentelapeña, en su pintoresco libro El Ente dilucidado, discurso único novísimo que demuestra ay en naturaleza animales irracionales invisibles y quales sean se permite disentir de que el diablo sea la única causa de los fenómenos metapsíquicos y considera que son los duendes los causantes de ciertos fenómenos, descarta que se deban a ángeles o a ánimas separadas, aunque puede haber excepciones, y concluye que los duendes no pueden ser exorcizados al menos con los exorcismos clásicos, es decir, contra demonios.

Pero, ¿Qué habilidades debe desarrollar el mago?

El mundo manifestado tiene muchos secretos que han de ser revelados. Tanto los ligados a la constitución general del Universo, como a la del ser humano, microcosmo dentro del gran Todo. El deber de todo hombre consciente y honrado, digno de tal nombre, es buscar lealmente la verdad.  Y si es importante fortalecer y desarrollar el intelecto, no lo es menos ejercer la voluntad. Más que para capillas o para los fieles de un grupo o una religión cualquiera, convencidos y satisfechos, tan ingente tarea es para los hombres que piensan libremente y desean juzgar las cosas con total independencia de espíritu.

Tal independencia de espíritu, ligada a la integridad moral permiten la evolución espiritual e intelectual aunque no siempre la mejora material que a veces es preciso subordinar o sacrificar a las otras.

En el mazo del tarot de Marsella El Mago aparece detrás de una mesa o tenderete de tres patas, quizás exista una cuarta pata no manifestada en el mundo tridimensional pero sí en el astral. Su cinturón es doble, con dos partes, una hacía arriba y otra hacía abajo. Presenta un sombrero con una extraña ala de forma semejante al símbolo habitual del infinito.  Parece como si ese fuese el resultado deseado de su labor, la subida de las energías básicas o telúricas en las que se apoya a través de su cuerpo para expandirse desde el último chacra.  En realidad tal representación es similar a la desarrollada de modo ejemplar por el maestro Mateo en el Pórtico de la Gloria, desde la basa, el parteluz, el tímpano y la arquivolta en manifestación sagrada, revelación o Apocalipsis.

En la versión de Visconti no se muestran estos significados de modo tan patente. La impresión que ofrece la representación de este arcano acaso es más de granjería o manipulación que de valores espirituales o verdadero mérito.

En la de Waite el infinito sobre la cabeza a la altura del cerebro del etérico del mago aparece de forma clara.  También una espada, un grial y un pentáculo.  El grial arece aludir a la idea sobre el misterio de la Encarnación a la que se refería Torreblanca. La espada está presta para en su caso asustar o combatir los más indeseables habitantes del astral. Para el caballero la espada sólo debe usarse en defensa de la razón y el derecho. La doble visión material y espiritual, parece representarse aquí no en el cinturón sino en la extraña vela  ¿o cetro? que muestra en su brazo derecho levantado.

El mago podemos ser cualquiera de nosotros si comprendemos nuestro propio potencial, conectamos con las energías materiales y espirituales creativas del Universo y no traicionamos nuestra misión en este mundo.

 

 

Tarot. Arcano sin número. El Loco

En la serie El Tarot se trata de asociar algún aspecto de interés o actualidad a los correspondientes arcanos mayores del tarot, entendidos como arquetipos relacionados con la realidad mediante el llamado principio de sincronicidad.

Arcano sin número, el loco

El arcano mayor conocido como El Loco es un personaje sin apenas atributos propios, patético, entre la burla y la compasión. No comprende, carece de criterios, como tampoco número aunque tenga nombre. Parece caminar sin rumbo ni propósitos, a ver qué pasa, acaso hacía su propia pérdida o destrucción.

Como decía Séneca, “quién no sabe dónde va nunca encuentra viento favorable…”

O bien, el no menos famoso: “si sale con barba, San Antón y si no, la Purísima Concepción

Por desgracia, hoy cabe asimilar al arcano El Loco a buena parte de la sociedad actual.  Acaso mayoritaria. Gente sin criterio, manipulable, que se cree y sigue a rajatabla las consignas del Poder transmitidas por los media mercenarios, por más absurdas, incoherentes e irracionales que sean. Se muestran incapaces de comprender y reaccionar aunque el Poder les trate como a ganado presto a sacrificar.

Esa aceptación de consignas sin mayor raciocinio lo hemos podido comprobar en asuntos como la llamada pandemia, las peligrosas inoculaciones experimentales o lo del supuesto cambio climático.  O los forzados cambios de costumbres que pretenden hacer pasar por saludables y convenientes cuestiones desestabilizadoras personales y sociales graves como el aborto, la eutanasia, el ultra feminismo comunista, la homosexualidad, la transexualidad, el supuesto cambio climático antropogénico, las invasiones, el multiculturalismo.

Mordeduras que parecen deducirse de las del perro entre las piernas en la versión del arcano en el tarot de Marsella o el de Waite, aunque no en el de Visconti.  En la interpretación de Visconti, El Loco aparece, despreocupado o medio enajenado, al borde del abismo.

No deja de llamar la atención la ceguera sino locura o desvarío de la izquierda hoy casi toda colaboracionista del Gran Capital plutocrático en su insólito proceso de destrucción de la civilización conocida.  Una izquierda que también puede asociarse al arcano El Loco en la medida que no parece darse cuenta de las tremendas consecuencias de sus actos.

Entre las manifestaciones artísticas recientes cabe encontrar una hermosa imagen de acaso similar significado en la película RAM la obra maestra del gran Akira Kurosawa. Pero no de un loco sino de una pobre víctima cegada por sus verdugos. Aparece al borde del abismo, ciego, a punto de caer al vacío, tras haber perdido el estandarte o bandera de oración con la imagen budista de protección que le había donado su hermana antes de ser cobardemente asesinada por la soldadesca.

Alegorías del estado actual de ceguera espiritual de la humanidad y del grave peligro en el que nos encontramos en manos de poderosos despiadados y sus cómplices mercenarios.

El arcano El Loco presenta una evolución en la carta de naipes comodín o joker empleada en los juegos de cartas. Sustancia amorfa o cheque en blanco, vale para lo que el jugador quiera.

Una democracia digna de tal nombre no puede medrar ni siquiera sostenerse con estos elementos.

 

Tarot. Arcano 2. La Papisa

En la serie El Tarot se trata de asociar algún aspecto de interés o actualidad a los correspondientes arcanos mayores del tarot, entendidos como arquetipos relacionados con la realidad mediante el llamado principio de sincronicidad.

2 la papisa

El arcano La Papisa tiene cierto carácter paradójico. Por un lado, de exaltación de los valores de la condición femenina incluso del feminismo contra la sociedad hetero patriarcal. Por otro de impostura tradicional. O de trasgresión incluso de lo más sagrado.

El arcano de La Papisa puede ser asociado a varias figuras.

Para muchos observadores preocupados por el presente y devenir de la Iglesia Católica, Bergoglio resulta un impostor que muestra mañas femeniles, de lurpia retorcida, torva y poco fiable.  Una papisa impostora aupada a la cucaña vaticana por la mafia homosexual de San Gallo. Un especie de Reina de la Noche mozartiana, representativa de la doblez, la calumnia, o la hipocresía al servicio del Mal, dirigida a embaucar a incautos. Para otros, simplemente es un buen jesuita que aprovechando astutamente las sinergias históricas va a lo suyo y lo de su Orden, el Poder sin cortapisas, incluso a costa de la propia Iglesia que teóricamente debiera defender. Pero no vamos a hablar de este personaje.

La papisa Juana es un personaje de leyenda. Mito o realidad, se trataría de la única mujer ascendida a la jerarquía papal. Una impostora, descubierta cuando dicen que en medio de cierta liturgia se puso de parto.

Otra de ellas es la jefa de la no menos siniestra Iglesia de Inglaterra, la difunta reina Isabel, cuya muerte ha originado una aberrante aunque esclarecedora muestra de hasta dónde llega el fanatismo y la superstición del populacho. Y no solo en Inglaterra, que aún puede entenderse, sino lo que para nosotros es más grave: el bochornoso espectáculo de humillación lacayuna de nuestros próceres empezando por el jarretero y terminando por traidores peperos apoltronados vendidos al oro de la City.

Según ciertas investigaciones acerca de los arcanos mayores la figura femenina que muestra el tarot de Visconti sería el retrato de Manfreda, pariente de los Visconti y miembro de una secta herética conocida como los guillermitas.

En el tarot de Waite la papisa presenta cierto carácter sincrético ligado a los antiguos misterios o a las grandes religiones: aparece entre sendas columnas, con una especie de dosel con granadas, tocado de Isis Hathor, una cruz pectoral, luna en creciente y rollo de la Tora. La balausta o fruto de granada simboliza la fraternidad universal, todas las semillas unidas, y al mismo tiempo separadas, por una especie de membrana o telita. Además de papisa anglicana, la reina era jefa de una famosa organización a la que se la achaca pretender fundar una teocracia sincrética, dirigida a mandar sin ataduras legales nacionales sobre una reducida población humana, a mayor conveniencia de la plutocracia judía, enmascarada con la cosa filantrópica, ecológica y demás monsergas.

En la versión del tarot de Marsella La Papisa tiene un huevo blanco que parece incubar. En el caso de la reina Isabel sería el huevo de la serpiente. Una papisa que por no ser menos que la Juana ha parido… demonios. El heredero, sospechoso de tener que ver con la extraña muerte de su primera mujer, amiguete, correligionario, embajador y compinche del eugenista nazi Klaus Schawb Rothschild. Partidario de reducir la población mundial a no más de dos mil millones de personas. Los Windsor no estarían entre los sacrificados. Otro de ellos, un heroico practicante de la pederastia al que la difunta papisa anglicana y madre del susodicho habría rescatado de prisión por una importante suma. Ahora bien, en este caso a diferencia del de la papisa Juana, maternidad con glosa y no censura del Régimen que la monarquía es nepotismo institucionalizado, el prevalimiento del linaje sobre el mérito. Y con la paternidad de otro monstruo, el llamado príncipe Felipe, personaje altivo y engreído que hacia ostentación de su pulsión eugenésica genocida. Ciertos aficionados a cábalas y profecías sostienen que de esta distinguida casta satanista pudiera surgir el Anticristo.

Lo de la monarquía inglesa está ligado a varias imposturas. Los hipócritamente recalificados como los Windsor para disimular su condición tras la Primera Guerra Mundial en realidad se trata de una dinastía alemana, pro nazi, pro eugenesia, pro rapiña, acusada de satanismo y magia negra y pro todo lo malo o peor que al lector se le ocurra.  Según algunos autores, también remotamente vinculada a los jázaros, los judíos de conveniencia dueños de las finanzas y muchos de ellos relacionados con la magia negra. En todo caso, lujosa tramoya real de la sionista City de Londres. Una monarquía inglesa famosa por la historia de la persecución y exterminio de católicos a los que robaban después de asesinarlos.

Cuya jefa, la papisa anglicana, también lo era de un imperio rapaz, genocida, ferozmente racista, de gente hipócrita y ladrona. Un imperio maestro en la práctica del saqueo y la piratería que tiene su continuidad actual en las peores mañas del no menos hipócrita, siniestro y genocida Deep state gringo. Que piensa o al menos se comporta practicando «el Poder hace al Derecho», aunque cínicamente se tengan a sí mismos como “los buenos”.

Ojalá la muerte de la longeva papisa anglicana suponga la ulterior desaparición de su imperio, y una nueva oportunidad de regeneración para la humanidad.

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.