Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Farsa presupuestaria, un insulto

Las hordas gubernamentales globalistas pro pederastas de Su Majestad con La Susi a la cabeza han llevado a rastras la farsa presupuestaria al parlamento, que según afirman sinvergüenzas o incautos ajenos al sentido del ridículo ni del decoro constituye la sede de la soberanía nacional. Sublime entelequia. Nada más y nada menos.

Tras leyes inicuas propias de depravados o gentuza infecta, esto de los presupuestos viene a ser colocar más clavos en el féretro de la España civilizada, amartillados por quienes tienen la obligación moral y legal de defenderla. La España esclavizada durante el desastroso reinado de don Felipe VI, “El de los Valores”, comienza a parecerse cada vez más a un tenebroso Estado fallido de tintes filoetarras, catalanistas o bolivarianos y los buitres geoestratégicos al acecho se preparan para repartirse los despojos carroñeros de un país que fue extraordinario en la historia de Occidente. Pero no importa, el presidente del Gobierno de Su Majestad bordeando la alta traición, aumenta el déficit para engordar vagos y maleantes y la deuda hipócritamente llamada “soberana” de cuyos intereses y pérdida de soberanía se beneficia el gran capital usurero enemigo. Todo para intentar complacer a la gentuza encanallada y comprar con nuestra ruina el apoyo a la presente devastación que su gobierno representa. Y con la colaboración real, que se limita a ver la corrida desde el palco, como si nada fuese con Él ni con Su Gobierno.

Los presupuestos de Su Majestad son una falsedad basada en embustes, donde toda traición, canallada o felonía tiene su onerosa recompensa. Todo un espectáculo de ficción, frívolo e indecente. En unos momentos en que la estulticia criminal de la corrupta y degenerada elite occidental está llevando al mundo al abismo, al señorito falsario le preocupa colocar su culo en la poltrona aunque lleve España a la descomposición y la ruina. Y no puede prometer pero promete, mientras Su Jefe oficial consiente.

Tras las agresiones terroristas de los satánicos Biden y Cía a Europa no sabemos que va a pasar con ella, ni con la UE, ni menos con el euro, pero que la orgía no decaiga.

Vengan días y vengan ollas decía Cervantes, ahora fatalmente vendrán quiebras, hambrunas y desfalcos, si es que en esta siniestra cuenta atrás ya nos quedan días.

 

 

 

Tobogán de ganapanes

Es otra forma de rueda de la fortuna.

En estos calamitosos tiempos de pertinaz democracia al estilo imperialista gringo, prostituidos los media que debieran explicar las cosas, hay que volver a las viejas mañas adivinatorias para entender qué pasa. Así, a falta de destripar pájaros, por ejemplo saber quién ha caído en desgracia de la elite satánica que domina el mundo, quién se mantiene, quién va a ser promocionado como imaginaria de igual servicio a lo alto de la cucaña visible.

El que parece ir de culo y cuesta abajo en este tobogán de hambrientos es la antigua Su Excelencia vicepresidencial del gobierno pro pederasta de Su Majestad. Se ha sabido que buscaba cómodo puesto de profesor en la universidad para lo que competía con otros seis candidatos. Ha quedado, muy centrista ahora él, el cuarto de siete. Esta vez los amos del gran capital descapuchado no han intercedido por su causa ni le agradecen los servicios prestados.  Y eso que al menos que se sepa tiene tres churumbeles que mantener tras su doble espantá moncloaca y galapareña.

Otro que parece ya en la cuerda floja es el terrorista pederasta judío que responde al nombre de Zelenslki, un tipo corrupto, compinche de los Biden, revendedor de armamento entregado por socios, muy jaleado y aplaudido por las degeneradas castas títeres europeas, incluida la nuestra en su totalidad. Su patrocinador imperial le habría mandado un sonoro aviso, y a los tres, supongo que ya directamente al corral.  En efecto, el tenebroso ministro imperial de Exteriores le ha acusado de ser el cobarde terrorista asesino de la desgraciada hija del filósofo ruso autor de la Cuarta Teoría Política, Alexander Dugin. En realidad solo una muerte más entre las decenas de miles causadas desde el golpe de estado imperialista de 2014 entre la perseguida población rusófila en territorio formalmente ucraniano. Su incitación a atacar preventivamente al estilo sionista a Rusia con bombas nucleares llevaría a la guerra total para destruir Europa y buena parte del planeta. Pero puede que no, que el imperio siga perpetrando nuevos atentados terroristas como el del puente de Crimea hasta que al usurpador Biden también le llegue su San Martín.

De otros próceres satánicos no se sabe mucho últimamente. Bergoglio está ocupado con sus fechorías sinodales y se muestra cada vez más en sintonía y asaz compinchado con la China atea comunista que tanto admira.

Pero lo que es una incógnita, al menos de momento, es la suerte de nuestra gente española más principal.

Don Felipe, como las folclóricas de la Transición, está dispuesto a hacer lo que le exija el guión de la película de destape y se esfuerza por no hacer nada beneficioso ni por España ni por sus súbditos. Aún así, visto lo acontecido con su emérito progenitor humillado en el exilio gracias a él, no es para fiarse.

Feijoo aún sigue siendo una incógnita. Aunque ha demostrado querencia y buenas maneras de déspota sin escrúpulos, el caso es que parece que no termina de cuajar a total satisfacción nariguda y cada vez son más los españoles que van enterándose de sus fechorías en la poltrona gallega.

Ahora se habla mucho de otro deseado mirlo blanco, Moreno Bonilla el engominado galán andaluz como nuevo seductor de la derecha huérfana española. Se trata de un decidido lampedusiano amén de gran abanderado de la funesta Agenda 2030.

La civilización se encuentra grandemente amenazada y además por los que tienen la obligación de defenderla que han roto unilateralmente el contrato social. La cosa debiera ir de ideas, de cómo intentar hacer frente a esta situación, que no de un quítate tú que me pongo yo. Pero la pseudo derecha española carece de ellas y está, como las vírgenes prudentes esperando al esposo, para ofrecerse a satisfacer cuanta petición viciosa le exija el amo globalista.

Pero la duda principal se encuentra en la suerte del doctor falsario. ¿Será verdad que ha caído en desgracia de los amos del mundo? ¿Cómo interpretar lo de las votaciones andaluzas? ¿Ha habido o no pucherazo? Si no lo ha habido nos encontraríamos ante un cambio fundamental. Y si lo ha habido, ¿Cómo es que ahora el favorecido es la otra cara de la misma moneda?

Su novedoso ataque actual a los «ricos» españoles ¿es otra falsa bandera cara a la galería o muestra de su soberbia, despecho y resentimiento que pudiera adelantar su descabello?

O acaso todo es puro cuento para que los globalistas de la banda de la alternancia se confíen y poder continuar mediante pucherazo, nuevo encorralamiento pro vacuníl o pro cambio climático u oportuno golpe de estado sui generis, con su brillante labor incendiaria y devastadora. Desde luego no cabe mejor agente de destrucción nacional. Destruye todo, derechos, libertades, credibilidad y legitimidad de las instituciones, cultura, bosques y predios, embalses, con la impagable complicidad del Régimen borbónico. Y destinada a criar y engordar vagos y maleantes genera abundante deuda mal llamada «soberana» para que sus insaciables amos aumenten sus intereses y beneficios. Con él tienen un negocio redondo e incluso la posibilidad de ver consumada la venganza histórica contra España tanto tiempo esperada.

 

 

 

Preciosas ridículas

En disimulo de los intereses creados el falsario visita la ciudad alegre y confiada de La Coruña acompañado de otras preciosas ridículas. Pobre Moliere.

Ignoro desde cuando estaba prevista la reunión en la cumbre entre el doctor falsario, jefe del progresista gobierno pro pederasta de Su Majestad y el fhürer teutón. Un fhürer venido a menos todo hay que decirlo, un futuro indigente aterido, “señorita Úrsula por caridad deme algo”, al que el tenebroso pederasta usurpador vemos que toma por el pito de sereno. Ahí es nada, contundente aunque pío y filantrópico bombazo imperial contra el gasoducto fundamental del que es co- propietario con un 30 %. Un cobarde y canallesco acto de guerra de los filantrópicos matones sionistas anglosajones empeñados en destruir Europa con la ayuda de los colaboracionistas comisionistas de la UE. En verdad os digo que lo de meter mano a la Begoña delante de las narices del prócer gran timonel de las Españas durante la reunión madrileña de los milicos de la OTAN no es gesta comparable a tan extraordinario suceso.

Pero, con una trastienda de sangre, sufrimiento y ruina inducidos, la ciudad alegre y confiada se rinde ante los intereses creados.

Un ejército de mandarines, legos, becarios y hombres de estaca la recorre antes de la llegada de tan encumbrados próceres entre socavones, zanjas y agujeros negros. Con las alcantarillas y cloacas previsoramente precintadas, los tiestos y parterres arrumbados y entre zanjas y trincheras abiertas por el concello of A Coruña, antes ayuntamiento de La Coruña, el falsario y el recién arruinado por el enemigo gringo prócer teutón se reúnen en una pintoresca cumbre a ras del mar para arreglar el mundo.

Con Correos cerrado al populacho y el muelle de cruceros también cerrado salvo para uno mayor que el Piolín para las escoltas de Su Excelencia y su nutrido séquito, esta vez no hubo gran coro de disidentes de la feliz gobernación filipina.

Subida a una banqueta la alcaldesa de pitiminí esta traidora a María Pita y a lo que ella representaba aprovecha su minuto de gloria para reclamar la sede la inteligencia artificial. A la señora o señorita alcaldesa desde luego no le vendría nada mal ese aporte de inteligencia artificial que la naturaleza le ha racaneado aunque sea como periférico externo USB 3.0 de quita y pon. En honor a la verdad hay que reconocer que ya no hay muchas diferencias entre unos y otros alcaldes, salvo si es hembra pinturera o de tronío u homosexual de cuota. Conviene mirar la etiqueta para comprender si hay que lavarla a mano o a máquina pero todas las prendas políticas han sido fabricadas en el mismo sitio. Y no me refiero al cercano polígono de Sabón, sede de Inditex, matriz común de Zara, Zara Home, Maximo Dutti, Uterque, Stradivarius, Berskha, ….

Con o sin la ayuda de terceros, la PSOE destroza todo, saquea y promueve la  degeneración de la ciudad y sus gentes. Perpetra obras para engordar deuda y comisiones no obreras, entorpecer la circulación y generar atascos contaminantes complicando y alargando las trayectorias iniciales entre puntos de la ciudad, que luego pretende combatir a mayor gloria de los timadores monopolistas del cambio del clima climático climatizable. Aunque se ha comprobado una y otra vez que el PP destiñe porque no tiene colores sólidos el sufrido y masoquista votante muy modosito y obediente va y coloca el papelito en la cajita y luego “Soros” decide la política municipal urbi et orbi. Un mismo autor con diferentes caretas, porque la política es la misma o casi igual en todos los municipios de España. Obedecer los dictados globalistas. En efecto, por eso son cuidadosamente seleccionados: la mayoría de alcaldes y concejales son un banda de indigentes mentales, muchos de ellos y ellas, vendepatrias corruptos, que se tragan estas farsas que carecen de base científica pero que sirven para avasallar al pueblo.

Los ayuntamientos se han convertido en los primeros mamporreros de la tiranía globalista, ejecutores de la política devastadora del 2030. algunos dicen en su descargo que si no se prestan a ejecutar las campañas destructivas la mafia globalista no les da pasta.

Así, la persecución del ciudadano sobre todo si tiene coche, al que se le dificulta o prohíbe circular y por supuesto, aparcar, pese a ser saqueado con un impuesto sarcásticamente llamado de circulación. De modo que ahora toca eliminar los vehículos más antiguos de los cascos urbanos de ciudades con más de 50.000 habitantes a los que se les prohibirá circular y así sembrar más ruina y devastación entre el pueblo soberano convertido en payaso de las bofetadas. Arbitrariedad que además de despótica es irracional. Cuando alguien cambia de coche para superar las limitaciones municipales debiera saber que en la fabricación y logística del nuevo se consume energía como para tener circulando el antiguo decenas de miles de km.  Sin olvidar que para enchufar los bienaventurados chismes eléctricos hace falta generar y distribuir electricidad como buenamente se pueda.

Como consuelo de afligidos y víctimas de la pertinaz democracia queda la promoción de bicicletas, patinetes y otros artefactos diabólicos a tracción animal, que pululan por aceras o calzadas sin seguro de responsabilidad civil ni casco protector en misiones suicidas o asesinas del sufrido peatón o de quien se descuide.

Los ayuntamientos engordan a costa de enflaquecer a la sociedad que se supone habrían de servir. La ocupación mayoritaria de toda esta gente encaramada en la cucaña burocrática por lo que se ve es dar por saco al ciudadano y complicar la vida a los administrados, a mayor gloria y negocio de la agenda globalista.

El objetivo final de estas medidas es el control absoluto de la gente. Están convirtiendo las ciudades en una especie de prisiones o corrales estancos. No quieren vehículos privados, salvo los que ellos usan a tu costa, quieren que solo puedas moverte en transporte público incluso con control de acceso. Las cámaras de vigilancia inundan el espacio público, pero la delincuencia, especialmente la ligada a las invasiones multiculturalistas, crece imparable e impune. Hay que pagar IBI confiscatorios, pero si por desgracia se te mete un okupa en tu casa, te fastidias que nuestros heroicos munícipes y la no menos valiente y esforzada policía local no quiere saber nada y allá te las apañes tú en este singular estado de derecho borbónico.

La cumbre al nivel del mar no deja de ser simbólica y como tal profundamente reveladora. La ciudad alegre y confiada es cerrada a los ciudadanos a los que no se les permite pasar mientras un grupo de próceres mercenarios la okupan y disfrutan bien protegidos por la Policía y las fuerzas de seguridad del Estado que pagan los perjudicados. El pretexto  confesado de los próceres, séquitos, mandarines, legos, becarios y hombres de estaca es «arreglar» las cosas que impunemente destrozan sus amos que disfrutan y abusan de sus intereses creados.

Son pecatas minutas. Para arreglar el mundo, durante el sarao herculino el falsario y el teutón agredido muy jaques y gallardos han hablado de los precios de la energía y de armamento para que lo revenda Zelenski, cuando el terrorista socio abusón y pretendido amigo les ha volado el gasoducto que pudiera estabilizarlos. Para arruinarnos a los europeos y para colocar su GNL producido con un salvaje impacto ambiental contaminante de suelos y acuíferos.  Inasequibles  al desaliento, ambos dos próceres europeístas seguidos de su multitudinario séquito sin huella de carbono publicable han paseado impunemente por la ciudad alegre y confiada, fruto de sus intereses creados, muy jaques y envalentonados con los débiles sometidos, pero dos mamporreros subalternos prescindibles a gusto del temido pulgar imperial que pone y quita vidas y fortunas.

La ciudad, biotopo promesa de bienestar arrojada al vertedero de la granjería del enemigo.  Y todo ello pagado muy democráticamente eso sí por nosotros, el populacho.

 

 

 

 

 

Iatrogenia forense

Con el complaciente forense extremeño de guardaespaldas prócer de la estrafalaria ministra compañera de profesión que responde al nombre de guerra de la Susi, la susodicha ha anunciado un nuevo atraco del Gobierno comunista filo pederasta de Su Majestad del que forma parte.

Este saqueo que tendrá como finalidad otorgarle al fisco 1.500 millones de euros a añadir a lo ya pillado. Como, aproximadamente, una vez y media el desfalco socialista solo en los EREs andaluces. Igual que se usaba el “pellón” como unidad de medida de la corrupción socialista cuando los nefastos fastos de la EXPO 92 ahora debiéramos emplear el «ERE andaluz» como nueva unidad de trinque solidario. Claro que con esto de la inflación y tras la feliz gobernación del partido solidario y de progreso la unidad socialista de corrupción ha pasado de mil millones de pesetas a mil millones de euros.

El nuevo impuesto anunciado por la Susi será del 1,7%, para los que posean un patrimonio de entre 3 y 5 millones, de 2,1%, para las fortunas de entre 5 y 10 y de 3,5% para los que posean más de 10 millones de euros. El impuesto también generará desincentivos en las futuras capitalizaciones.

Como en el apurado regreso a Londres de La Vuelta al mundo en ochenta días hay que echar a la insaciable caldera devoradora de riqueza del Régimen borbónico todo lo que arda, excepto el casco, que entonces nos hundimos todos, también la onerosa y bien cebada tripulación.

En un alarde orwelliano que bien se pudieran haber ahorrado para no aumentar el recochineo el nuevo impuesto recibe el engañoso amén de sarcástico nombre de “solidario”. ¿Acaso porque es voluntario? No ¿Acaso porque lo van a pagar los socialistas millonarios desfalcadores de los EREs? Tampoco, no lo creo. Los socialistas y demás próceres borbónicos tienen por costumbre no devolver nada de lo que roban. Y además los socialistas no crean riqueza ni empleo, se intentan apropiar del existente.

Pero, no deja de ser curiosa la presencia del forense extremeño en la foto. Cualquier día nos sale con que ha creado un parque temático nuevo. En vez de una ZEPA para la protección de aves, una, mucho más necesaria zona de especial protección de extremeños.

Pero el caso es salir en la foto como diría su correligionario El Guerra, el hermano de Juan, el del chiringuito. De modo que no hay desastre que se pierda. Incendios, vacunas, calamidades agrarias, desembalses, ruinas y quiebras promovidas, allí por donde va deja su inestimable testimonio de desolación y muerte.

Se extraña de tanto cadáver a destripar para certificar las causas del óbito pero no quiere comprender que es pura iatrogenia, la morbilidad es el resultado de la acción social comunista de desgobierno.

Tiene su lado positivo y así hay que reconocerlo. Es la manera que nunca le falte abundante trabajo forense.

 

Felipe VI y los valores imperiales

Que la Monarquía es una superstición, representa la mejor apología del nepotismo es evidencia de razón para cualquier persona lúcida y honrada. Si te “toca” un rey inepto, traidor, corrupto, felón o putero, pues te fastidias y tan ricamente basta esperar al siguiente a ver si hubiera más suerte. Una suerte esquiva en el caso de Los Borbones pues en más de tres siglos no hay manera que nos salga ni uno medio «apañao».

Acabamos de asistir no sin perplejidad al bochornoso espectáculo de los tradicionales piratas ingleses llevando la real carroña de su jefa y papisa de la ceca a la meca y ya al final en armón tirado por marineros como si fuesen dóciles acémilas. Sabemos la querencia del heredero de la difunta Papisa, don Carlos, “El Orejas”, a la selecta ganadería con hierro de Davos reunida por el ingeniero nazi e hijo de nazi, Klaus Schwab Rothschild.

Todo un chute imperialista en vena. Para continuar el espectáculo, nuestro don Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón Schleswid-Holstein-Sonderburg-Glüksburg, alias “El Preparao”, se ha arrancado por unas espectaculares declaraciones de muy poca soberanía y mucha sumisión imperial, olvidando la estrategia de neutralidad española de cuando teníamos verdaderos estadistas y tratábamos de defender nuestros propios intereses.

En ellas no se sabe muy bien qué es peor, si el abandono de los legítimos intereses españoles y europeos que representa su sometimiento a la barbarie imperial o la ignorancia pavorosa de la Historia de España, Rusia, Ucrania y Europa.

En efecto, don Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón Schleswid-Holstein-Sonderburg-Glüksburg se ha felicitado por el «refuerzo» del vínculo atlántico y de la OTAN, como también de la respuesta «unitaria, firme y contundente» de la Unión Europea, en respuesta a la «agresión rusa». Y ha recordado el «éxito» de la pasada cumbre de la Alianza en Madrid, que reside en «la reafirmación del vínculo atlántico y en la compatibilidad y complementariedad del Concepto Estratégico de la Alianza con la Brújula Estratégica Europea y la autonomía estratégica abierta de la Unión».

Lo de la «brújula» no se sé bien si se refiere a la Abramovich, maga negra recién premiada por los Borbones. Lo de la autonomía estratégica de la actual UE con otras «brújulas» como la audaz comisionista ursulina von Trinken parece otro desbarre estupefaciente de los que nos tiene acostumbrados. Lo de «abierta» ignoro si acaso se refiere a las piernas para facilitar la filantrópica labor.  Y lo de la cumbre imperial madrileña en realidad fue asquerosamente vomitivo con el corrupto usurpador pederasta metiendo mano e intentando ejercer su derecho de pernada a primeras damas y segundos «damos» que tuviese a mano. Nunca mejor dicho, porque según malas lenguas y alguna foto indiscreta el rijoso carcamal habría intentado incluso tantear el paquete de Begoña en presencia de su complaciente marido.

Y es que, aclaro, Su Majestad ha intervenido en la inauguración de un sarao en La Toja, que ha empezado con la cosa kitsch de los buenos que somos al conmovernos como entusiastas plañideras becarias con las peripecias de la corrupta tiranía del corrupto Zelensky, el bioterrorista judío de los laboratorios fronterizos para la guerra biológica  y audaz genocida para la limpieza étnica de los rusos residentes en Ucrania, que ahora por fin parece ser que van a poder volver a ser rusos a todos los efectos.

En representación del corrupto dictador ucraniano, títere protegido del Imperio, su embajador en España ha recogido de manos de Don Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón Schleswid-Holstein-Sonderburg-Glüksburg un premio de no sé qué ¡será por premios! y ha agradecido a España su apoyo.

Visto lo visto, con un respetable público adicto y entregado, don Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón Schleswid-Holstein-Sonderburg-Glüksburg se ha adornado con chicuelinas: «Ya sabe, embajador, que España está con Ucrania», antes de empezar la faena tirando de pico de la muleta: sí, recordado lo bueno de defender «la libertad y los valores que nos ha permitido la democracia». O un no menos contundente: «Lo conquistado en derechos y libertades en seguridad, en convivencia y en oportunidades para todos, debe prevalecer frente a cualquier amenaza que pueda poner en riesgo lo que tanto costó alcanzar»…

Sin embargo, en este desorden de cosas y con tantas emociones, a don Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón Schleswid-Holstein-Sonderburg-Glüksburgno se le ha olvidado criticar por pura coherencia y decoro torero el reciente tremendo acto terrorista imperial del sabotaje del gasoducto ruso que además pone en peligro el clima climático y todo eso.  De la proclamada querencia filo pederasta de Su propio gobierno o del ucraniano, tampoco nada de nada, que queda la cosa esa de los valores algo deslucida, ni menos conviene en tan alta oportunidad delante de los verdugos la ocurrencia de pasar de las musas al teatro y velar por los derechos de los niños amenazados por las instituciones y demás personas indefensas agredidas impunemente por el ejemplar Imperio de los valores, su brazo armado y tartufos gobiernos títeres.

 

 

 

Sobre la interpretación providencialista del Mal

A mediados del siglo XIX Juan Donoso Cortés, político, estudioso y académico extremeño, sostenía que cuando las catástrofes son universales, imprevistas, simultáneas, son siempre cosa providencial, vienen del cielo,  para culpa y castigo de todos. Es decir, tienen un componente de castigo o desastre pero también una especie de mayéutica de la verdad. De Justicia divina ordenada a un fin. Una dimensión apocalíptica que significa revelación.

Las revoluciones vendrían de arriba. “La muchedumbre es sobreexcitada por los tribunos que la explotan y benefician.” Las revoluciones serían una patología de los pueblos ricos y libres. Una confirmación de los dogmas católicos sobre Luzbel y la condición de naturaleza degradada del hombre.

La revolución sería una herramienta al servicio de la divinidad para castigar a la humanidad por sus errores, reordenando las cosas entre ellas para un fin último y como instrumento de la Justicia divina.

Las revoluciones son, desde cierto punto y hasta cierto aspecto, buenas como las herejías, porque confirman en la fe y la esclarecen.

Hoy casi dos siglos después de las palabras de Donoso asistimos a un proceso revolucionario como nunca ha visto la humanidad que puede dar a traste con la civilización tal como la hemos conocido hasta ahora. Parte sustancial de este proceso revolucionario se encuentra en el propio lenguaje en el que las mismas palabras han dejado de significar lo que significaban para convertirse en instrumentos primero de la subversión y luego del nuevo orden.  Unos ejemplos:

Democracia es hoy trampa, mohatra o tiranía ejercida contra la razón, el derecho, la vida y los pueblos.

Europa es es el problema, España la solución.

Ciencia es superstición prostituida o al dictado mercenaria.

Político es títere, embaucador o delincuente.

Comunicación significa propaganda sin decoro ni vergüenza por neo proxenetas de la palabra.

Terrorismo es falsa bandera criminal de la dominación imperial.

Neomarxismo equivale a marxismo cultural, instrumento satánico de demolición del orden y creación del nuevo revolucionario al servicio absoluto no del proletariado sino del gran capital financiero judío.

Sanidad institucional es enfermedad inducida.

Vacuna es arma de destrucción biológica.

Multiculturalismo es barbarie.

Migraciones son invasiones.

Cambio del clima climático climatizable significa fabuloso pretexto para la despoblación inducida, los desfalcos filantrópicos, justificar hambrunas, arruinar el sector primario, producir apagones, disimular como buenos convertidores energéticos ineficientes o promover el enriquecimiento ilícito de vendedores de telas invisibles y cacharros inservibles.

Un gran sabio, cronista del pasmo cotidiano y profeta como Miguel Espinosa nos hacía entender cómo la crítica del mal objetivo de los mandarines y su «feliz gobernación» al cabo permitía conocer y servir a Azenaia. El Bien se revela cuando el hombre se rebela contra el Mal. Cuando comprende y da cuenta de la verdadera naturaleza del lenguaje y sus diferentes diccionarios, empleados por la casta de los mandarines.

«Interpretar es acomodar el hecho a la doctrina. La premeditación usa cuatro diccionarios. El primero para hablar con la divinidad. Es un diccionario falso. El segundo para hablar con el pueblo, diccionario falso. El tercero para hablar con la historia, también es falso como los otros. El cuarto diccionario de la premeditación es para hablar consigo misma. Es un diccionario cerrado. Es costumbre esperar un quinto diccionario verdadero y abierto pero nunca vendrá mientras dure nuestra feliz gobernación.»

Hemos de intentar investigar ese cuarto diccionario guardado por la secta cerrada dirigente, para mejor comprender el modo de lograr ese misterioso y enigmático quinto diccionario abierto al Espíritu, polisémico, simbólico, místico, que la providencia nos indica que existe y ha de entender y vencer al Mal.

 

 

Atracón real en Burgos

Me llana de orgullo y satisfacción informaros que como en una peripecia de «Alicia en el país de las maravillas», y gracias a la ausencia de la lurpia controladora de excursión comercial en Nueva York, Su Majestad el rey don Felipe aprovechó la oportunidad para irse de parranda gastronómica a Burgos con un grupo de unos cincuenta antiguos compañeros militares, sin que la reina mandase que «les cortasen la cabeza”.

Pero nada se les oculta a los numerosos espías y mercenarios de Davos y esta escapada al estilo de “Rebelde sin causa” lo mismo pudiera acarrearle funestas consecuencias, pese a lucir la chapita de la filantrópica eugenista Agenda 2030 en la solapa. En efecto, imperdonable. Lejos de promocionar dietas globalistas políticamente correctas como la exquisita leche de cucaracha neozelandesa en su jugo escabechada a los finos hierbajos o el no menos suculento saltamontes autóctono del páramo estofado, el menú ha resultado vulnerador de todos los sabios tabúes de la filantrópica Agenda davosiana.  Y es que la tentación es mucha y la real voluntad ya sabemos que en verdad muy escasa o inexistente.

El menú en cuestión habría consistido según esas fuentes de inteligencia del gran reseteo en «marisco burgalés, morcilla, chorizo cocido con vino de chacolí y cecina». Después una malvada estimulación de las borbónicas glándulas salivares con «lomo de vacuno» contra los consejos de su antipático ministro, el comunista Recio de Tirteafuera. Y para finalizar el banquete don Felipe también quiso «lechazo». Y de postre, algo ligero, no una liebre sino tarta de San Marcos con su nata y todo. Un día es un día lejos de la mirada censora de la lurpia y la emergente pujante dinastía Rocasolano. A la que, por cierto, audaces heráldicos ditirambo complacientes relacionan ahora con la más alta prosapia francesa.

Los espías no nos han aclarado qué cosa sería eso del “marisco burgalés», si acaso procede del Arlanza o del Arlanzón.  O viene de contrabando del condado de Treviño. Si crustáceo o exquisitez vegana al gusto de la lurpia ausente en esta ocasión o del no menos celebrado astuto botánico Bergoglio.

Pero, ya digo, como sufrido patriota español me llena de orgullo y satisfacción (a falta de otra cosa) que Su Majestad se nos alimente y críe bien, lejos de esas mariconadas veganas, o cochinadas globalistas a mayor gloria del NOM, y de la pertinaz Monarquía.  Las instituciones globalistas en general y borbónicas en particular van a provocar una enorme hambruna en Su infortunado Reino y así una vez más Su Majestad muestra su celebrada previsión de estadista sin fronteras.

 

 

Nuevo romancero de Antoñito El Camborio

La otra tarde, acogidos a la hospitalidad de sus sensibles propietarios charlábamos un pequeño grupo de amigos en la trastienda de una famosa tienda anticuaria en La Coruña. En tan grata compañía hablábamos de casi todo lo divino y humano cuando surgió el tema de la extraña deriva actual del falsario.

Un tema interesante para la tertulia, desde luego, que trasciende la mera peripecia o la anécdota. Sin que sea un acta exacta de lo tratado puede ser oportuno traerlo aquí resumido. Hasta ahora Antonio y su lamentable tropilla de raritos, ganapanes, desvirga melones, trincones, tortilleras, femi-comunistas, golpistas indigenistas, me lo llevo para el chiringuito y demás especímenes del rapaz neomarxismo posmoderno liberticida, se comportaba como una especie de Luis Candelas pero al revés. Lejos de la bonhomía de este famoso bandolero decimonónico, Antonio, prohombre socialista y gran timonel de los desatinos del reino de España, se dedica a robar a los pobres con trampas y disimulos para allanar el camino a sus amos, los ricos.

Sin embargo, no termina de encajar en la trayectoria de lo hasta hoy perpetrado el nuevo impuesto revolucionario que pretende meter mano en la bolsa de la oligarquía española. Bien es verdad que si no es otro brindis al sol de los suyos las pretendidas víctimas buscarán las formas más eficaces de burlarlo, de modo que sólo lo pagarán los de siempre.

Ahora bien, ¿por qué como un perro tonto o rabioso ahora va y muerde la mano que le da de comer?

Cabe pensar en la mala influencia de la miliciana desgreñada amiga de lo ajeno que responde al nombre de guerra blasinfanteño de la Susi.  Pero no. Creo que el falsario no quiere irse o que le echen sus amos sin terminar su heroica labor de devastación nacional.

Pero el culo le huele a pólvora. Veamos. En las últimas votaciones andaluzas no ha habido pucherazo o si lo ha habido se habría perpetrado para favorecer a la otra facción del globalismo de la Agenda 2030, la del PP, en detrimento de VOX.

Tal sería señal mafiosa que los amos no estarían del todo contentos con él, o bien consideran que es mejor dar paso a la alternancia pepera que apunta y desarrolla maneras en la misma querencia.  Un relevo de postas para el mismo carro y con el mismo destino hacia el abismo.

Ante esta situación le caben dos posturas:

La primera sería la rebeldía que el falsario llama resilencia en la creencia que la suerte le acompaña, cuando el caso es que hay tongo y la suerte tiene nombre y apellidos que a su propia conveniencia y granjería colocan el temido pulgar hacia arriba o hacia abajo. La venganza tributaria contra la oligarquía española, con la internacional no podría, sería una de estas maneras del tan clásico os vais a enterar.

Pero estos enfrentamientos suelen terminar mal, según nos avisa el poeta:

Antonio Torres Heredia,

hijo y nieto de Camborios,

con una vara de mimbre

va a Sevilla a ver los toros.

 

Moreno de verde luna

anda despacio y garboso.

 

Y a la mitad del camino,

bajo las ramas de un olmo,

guardia civil caminera

lo llevó codo con codo.

 

Antonio Torres Heredia,

hijo y nieto de Camborios,

viene sin vara de mimbre

entre los cinco tricornios.

 

   Antonio, ¿quién eres tú?

Si te llamaras Camborio,

hubieras hecho una fuente

de sangre con cinco chorros.

 

Ni tú eres hijo de nadie,

ni legítimo Camborio.

 ¡Se acabaron los gitanos

que iban por el monte solos!

 

Antonio Torres Heredia.

Camborio de dura crin,

moreno de verde luna,

voz de clavel varonil:

 

¿Quién te ha quitado la vida

cerca del Guadalquivir?

Mis cuatro primos Heredias

hijos de Benamejí.

 

De modo que es mejor guardarse el orgullo gitano de legítimo Camborio y hacer caja para el porvenir. Y establecer un muro de complicidades e impunidades para sus fechorías cuando le echen. Mejor comprar un lucrativo futuro puesto de trabajo donde presumir de figura juncal como Antoñito Camborio de dura crin, moreno de verde luna, voz de clavel varonil, pero con el dinero pillado al contribuyente. Así, aumentar los cien millones anuales apoquinados al tenebroso Gates, o los otros cien para chiringuitos patera de golfos apandadores progres.  Comprometido su orgullo y negra honrilla de gitano garboso mientras le dejen repartir dinero ajeno no va a ser menos que don Felipe, El Hermoso, que también premia al vacunador urbi et orbi, acaso con similares intenciones.

Hasta ahora el Camborio está haciendo las dos, pero pronto tendrá que elegir y veremos su definitiva querencia.

 

 

Terribles declaraciones de una ministra

                                                                                                            

                                                                                         “El que realizare actos de carácter sexual con un menor de dieciséis años, será castigado como responsable de abuso sexual a un menor con la pena de prisión de dos a seis años”  (artículo 183.1 del Código penal, supuestamente vigente)

En un ejercicio de empatía podemos intentar comprender el mal genio de la ministra Montero, figura gloriosa del gobierno falsario de cuotas, por haberse convertido en una hembra frustrada.  Ahí es nada abrirse de piernas ante el gran semental heteropatriarcal para descubrir ser la antepenúltima odalisca de su harén, pues a las primeras de cambio en cuanto aparecen otras señoritas de buen ver, quedar seducida, abandonada y con tres churumbeles a criar.

Sin embargo, la ministra debiera pensar en positivo, que no deja de ser psicóloga según dice.  No ha sido preñada por un íncubo. Ni el gran macho la ha liquidado después de holgar con ella como acostumbraba el sultán de Las Mil y una noches sino que la ha puesto cartera y escaño, de modo que puede disfrutar de varios guardaespaldas y de un oneroso tenderete ministerial, gineceo donde jugar con otras hembras más o menos descarriadas a Zamarramala el día de santa Águeda.

Pero la frustración no se va, laberinto de pasiones, y surge una y otra vez la incontenida pulsión satánica, envidiosa de la felicidad ajena y revanchista. Tras el portentoso hallazgo neomarxista posmoderno que «las niñas puedan abortar sin conocimiento de sus padres» o el no menos famoso y problemático “sólo el sí es sí”, mejor si se realiza ante notario, acaba de declarar en el congreso, con su estulta y aberrante jerga inclusiva para analfabetos que:

«Todas las niñas, los niños, les niñes de este país tienen derecho a conocer su propio cuerpo, a saber que ningún adulto puede tocar su cuerpo si ellos no quieren y que eso es una forma de violencia, tienen derecho a conocer que pueden amar o tener relaciones sexuales con quien les dé la gana, basadas, eso sí, en el consentimiento. Y esos son derechos, que tienen reconocidos, y que a ustedes no les gusta.” 

¿Consentimiento de un niño para que tenga relaciones sexuales con quienes le dé la gana?  Pero, ¿Qué dice esta malvada cretina en la supuesta sede de la aún más supuesta soberanía nacional?

Tras realizar estas escandalosas declaraciones en las que la ministra del Gobierno de Su Majestad asume que los niños tengan relaciones sexuales con adultos, organizaciones como Liberum la han denunciado a los tribunales. Ignoro si la cosa prosperará o si el asunto recaerá en los mismos magistrados acusados de «menoreros» por la no menos famosa controvertida ex Fiscal General del Estado.

Pero mientras tanto la fiscalía y los servicios sociales de la Comunidad de Madrid debieran intervenir de oficio para vigilar qué pasa con los hijos de la ministra.  Y, si fuese menester, asumir su custodia y protección contra la hipotética perversión de menores que acaso pudieran sufrir estas pobres criaturas.

Por mucho globalismo, Agenda 2030 o las  heroicas hazañas pederastas del usurpador Biden incluso con su familia que nos vendan como maravillas del progreso, nunca pensé que se fuera a caer tan bajo en el Reino de España como para defender la pederastia en la sede del Congreso y ¡por una ministra de Su Majestad!

Claro que lo mismo se trata de eso: que el próximo gran logro globalista del Reino de España durante el reinado de Don Felipe sea… ¡la legalización de la pederastia!

Addenda del sábado 24 de setiembre

Los niños son sagrados. Pero por lo que estamos viendo, instituciones oficiales prostituyentes incluidas, ya no están seguros en el Reino de España.

Han pasado ya tres días y la degenerada ministra de Su Majestad, que tiene de soberbia satánica todo lo que demuestra de incompetencia, no se ha dignado rectificar sus declaraciones a favor de la pederastia. Ni su falsario jefe de gobierno la ha cesado, ni nadie de entre los abigarrados grupos que le apoyan, incluido el muy pío PNV haya dicho esta boca es mía.

Vaya vergüenza para los miembros y miembras de espíritu puro y pensamientos elevados, tan filantrópicos ellos de la PSOE que tienen esta gentuza depravada en su gobierno de progreso y patatín , patatán.

Su Majestad El Rey también consiente, por lo que se ve consiente todo por aberrante que sea, que uno de Sus ministros haga apología oficial de la pederastia ¡y en la sede del Parlamento!  Una aberración monstruosa que además está tipificada como delito por el código penal.  Y no exige que rectifique o se vaya ipso facto.  Que su catadura moral al defender este crimen abominable es incompatible con la de ser ministro de la Corona.

¡Vaya Vergüenza de Régimen!

 

OTRO SÍ DIGO, domingo 25 de setiembre

Un querido amigo, importante político ya retirado, me ha mandado el enlace a un texto de Contandoestrelas, importante blog gallego. En esa entrada puede leerse que:

«Es muy significativo, sin embargo, el perfil bajísimo que ha adoptado el PP ante esas escandalosas declaraciones de Irene Montero. En la cuenta oficial de Twitter del PP no se ha publicado ni un solo mensaje sobre esas declaraciones. Ni siquiera se ha abordado el asunto en ninguno de los retuiteos hechos por esa cuenta. De igual forma, la cuenta de Twitter de su grupo parlamentario en el Congreso -que fue el lugar en el que la ministra hizo esas declaraciones- tampoco ha dedicado ni un mísero tuiteo al tema. Ni siquiera aparece en sus retuiteos.

Así mismo, el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, no ha dicho ni pío sobre ese escándalo. Instalado en su tendencia a ponerse de perfil ante todas las cuestiones que supongan una confrontación ideológica con la izquierda, Feijóo no ha abierto la boca para decir nada sobre este tema en público. Desconozco si el motivo de ello es que el gobierno autómico que él presidió hasta hace poco viene imponiendo el adoctrinamiento sexual en las escuelas de Galicia, o tal vez porque en noviembre de 2019, siendo Feijóo diputado autonómico, el PP apoyó en el Parlamento gallego una iniciativa de la ultraizquierda para imponer la educación sexual desde los 3 años.»

A mí no me extraña la postura del PP. Se trata de una falsa derecha dirigida a apuntalar la devastación nacional. Es cómplice con lo que pasa y tan globalista como el PSOE. Y en el caso de Feijoo además nacionalista contra España. Pero su silencio en este asunto, como el de la CEE, es verdaderamente significativo y monstruoso.

 

 

 

Las Cuatro Estaciones o El Triunfo de la Voluntad

                                                 «La multitud es extraordinariamente influenciable y crédula, sin sentido crítico, de modo que lo inverosímil carece de existencia para ella. Inclinada por naturaleza a toda clase de excesos, reacciona mejor a estímulos intensos. Para influir en ella es inútil argumentar de modo lógico o racional. Por el contrario resulta más eficaz presentar imágenes y repetir varias veces las mismas consignas.»      (Goebbels, ministro de propaganda del III Reich

 

El BOE del 10 de este mes publicaba el concurso para glosar las glorias del nuevo Reich protagonizada por el Fhürer Antoñito Sánchez, “El Camborio” y su meritísima banda.

Se trata de la Resolución de la Secretaría de Estado de Comunicación, por la que se acuerda un convenio entre dicho alto y severo organismo con las productoras de cine Secuoya Contenidos SLU y The Pooltm SL “para la colaboración en la serie documental sobre la Presidencia del Gobierno”.

Sí, sin las humildades y modestias propias del enemigo cristiano, para la mejor propaganda ditirambo alabanciosa acerca de nuestro fhürer gran timonel.

La Secretaría viene a ser algo como el negociado de Goebbels, pero la dirección de los documentales ahora no estará en la genial Leni Riefenstahl, pero lo mismo pudiera recaer en el manchego Almodóvar, que tantas sinergias muestra con los homenajeados…

El nombre de los panfletos perpetrados con dinero público del contribuyente tampoco será El Triunfo de la voluntad, ni el de la resilencia, ni leches, sino uno copiado a Vivaldi: Las cuatro estaciones.

Ignoro qué contenido tendrá esta futura magna obra de del séptimo arte cuando a diferencia de las obras monumentales del III Reich lo más que se inaugura en este calamitoso Reino de España son desastres, quiebras, desfalcos, volcanes, hambrunas, demoliciones de presas o incendios… ¡los grandes logros actuales del Reich sanchista! Logros del socialismo ambos pero en nuestro caso no del nacional socialismo sino del socialismo a secas, que eso de «la nación» les da dentera.

A falta de la paradójica fascinación ejercida por la original de Leni Riefenstahl es de suponer que será de especial interés morboso que nos expliquen dónde y cómo el heroico fhürer y gran timonel del pertinaz socialismo conoció a su Begoña. O a su no menos heroico protector, el filantropófago Soros, el judío nazi húngaro que denunciaba a sus correligionarios para robarlos. O el extraordinario misterio de las urnas con votos de quita y pon.

Las cuatro estaciones, versión indígena de El triunfo de la voluntad, título de evidentes reminiscencias cabalísticas o schopenhauerianas, no creo que lleve música wagneriana, sino acaso de copla, ojos verdes, verdes como la albahaca

NOTA

Apuntes de Goebbels  AQUÍ

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.