Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

La Montero ahora cuenta putas

Apoyá en el quicio de la mansebía
Miraba encenderse la noche de Mayo
Pasaban los hombres y yo sonreía
Hasta que en mi puerta paraste el caballo

¡Serrana! ¿Me das candela?
Y yo te dije: Gaché
Ven y tómala en mis labios
Y yo fuego te daré

Dejaste el caballo y lumbre te di
Y fueron dos verdes luceros de Mayo…”

Se ha sabido que la ex querida de Iglesias y ministra cuota del ramo se dedica ahora a contar putas para uno de sus nuevos proyectos estrella conocido en el argot ministerial como “Ojos verdes”. Para esta actividad habría presupuestado cien mil euros verdes, tan verdes como la albahaca. Los mismos euros que para homenajear a un colaborador del dictador general Primo de Rivera y golpista asesino del Partido Socialista, Francisco Largo Caballero.

Una tarea difícil esa de contar putas sin duda pero para la que ya existen ideas y voluntarios dispuestos a arrimar el hombro y quién dice el hombro pues alguna otra cosa. Un investigador muy serio y puesto en razón ha declarado que se puede hacer una primera estimación, aunque muy a la baja, contando políticos, sindicalistas, inspectores del fisco, traficantes de armas, niños o drogas y monopolistas del IBEX y asignando a cada uno su madre respectiva. Ahora resulta que los expertos saben de todo pero confieso que desde luego yo no lo veo tan claro ni mucho menos como le parece al citado estudioso.

Otros dicen que la cosa es fácil, porque el Reino de España es auténtica potencia mundial en esta especialidad comercial. Y además pueden encuestar a sindicalistas de EREs y socialistas en general, público habitual de tales mercados. Incluso cierto dirigente socialista, el de las maletas venezolanas, parece que sería un gran entendido en la materia.

No sé muy bien porqué este asunto me recuerda ciertas peculiares estadísticas clásicas españolas por ejemplo sobre superficie arbolada. Al referirse a épocas distintas resultaba difícil realizar un inventario ajustado a la realidad de nuestros bosques y masas forestales. Durante el intervalo de elaboración lo mismo habían ardido bosques o se habían plantado otros, de modo que cualquiera sabe y menos aún con lo del cambio del clima climático climatizable.

Cabe suponer que con esto de las putas de la ministra Montero pasaría igual.  No solo por el tiempo de elaboración del inventario con sus correspondientes altas y bajas sino incluso importantes problemas epistemológicos, conceptuales y de método.

Porque vamos a ver con esto del globalismo, el neomarxismo cultural, los woke y las nuevas tecnologías, ¿qué puede conceptuarse hoy como una puta? Acaso no es este un término propio e incluso exclusivo de la llamada sociedad heteropatriarcal a erradicar por el desgreñado zamarramala ministerial de la Montero?

La Montero puede arruinar nuevos mercados emergentes como el de niñas y niños organizado por emprendedores incomprendidos bajo la teórica custodia de la administración socialista y su querencia al nepotismo. Además antes, los caciques y poderosos ponían piso de su propio peculio a sus amantes y queridas. Hoy tal costumbre ha caído en desuso por políticamente incorrecta y poco feminista, de manera que está siendo abolida por el audaz Gobierno de Progreso de Su Majestad. Ahora a la querida se le pone escaño, incluso ministerio si lo es de gente muy distinguida y principal, pero eso sí, a costa del erario que para eso somos comunistas.

Si se trata de igualdad, está muy bien censar y cuidar las putas como objetivos gubernamentales de sostenibilidad y resilencia pero de acuerdo con la constitución que consagra la igualdad de de todos, todas y todes ante la ley ¿qué pasa con los putos?

En este particular asunto la ministra Montero dispondría de toda una autoridad de reconocido emprendimiento, nada más y nada menos que el suegro de su jefe.

Y hay más. Como diría el bailarín beneficiario de doble cuota gubernamental:

¡Estas cumplío!
No me tienes que dar na’

OTRO SÍ DIGO

Las palabras anteriores no son producto de la frivolidad sino del escaso respeto y aún menor credibilidad que me merece la infame tropilla que promueve estas iniciativas demagógicas e inconsecuentes. El yernísimo, la queridísima,,,

Los que me conocen saben que soy partidario de combatir sin tregua a las criminales mafias de la trata y de liquidar a los proxenetas.  La violencia ejercida sobre las víctimas, muchas de ellas indefensas criaturas menores o muy jóvenes, merece la repulsa de toda persona civilizada, así como un castigo ejemplar y sin contemplaciones para los causantes y sus cómplices.  Pero, desgraciadamente, el chantaje sexual es una eficaz forma de control de sus títeres políticos o empresariales por parte de las elites depravadas que al parecer incluso pretenden legalizar la pederastia y el bestialismo para sus propios vicios o para sus fines de dominación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Agenda 2030 a la andaluza

Poco a poco vamos viendo lo que dan de sí las votaciones en el calamitoso Reino de España.

Las últimas han sido las andaluzas en las que se ha producido un más que sospechoso resultado de mayoría absoluta para el PP, partido globalista a la sombra de Davos, e imaginaria de igual servicio que la también corrupta PSOE.  Como no se ha realizado el preceptivo escrutinio oficial tenemos que creernos los resultados que nos dicen.  El amo que mece la maquinita cuenta votos habría decidido cambio de manijero.

No sé si también ha creído estos resultados la candidata de VOX, Macarena Olona, que luego ha puesto tierra por medio alegando graves problemas de salud. Y no sin suspiros de alivio, todo hay que decirlo, por parte del agraciado con las votaciones, y también con envidiosos compañeros de la enferma fugada.

Pero, ya cantó la gallina. Y de modo claro y contundente. No solo por fijar un día de luto nacional andaluz blasinfantado por la muerte de la vieja reina de Inglaterra, la pertinaz saqueadora que ocupa parte del territorio regional fomentando la delincuencia. Sí, para mayor pasmo de los sufridos y engañados votantes en la inopia ha salido un tipo con pinta como de séquito de los Windsor o así para anunciarnos la inquebrantable adhesión del Régimen andaluz blasinfantado a la liberticida Agenda 2030. Un  proyecto dirigido a perpetrar una distópica dictadura mundial en manos de eugenistas y genocidas. Incluso la Junta de Andalucía pretende  nada menos que «educar y formar» en sus objetivos.  De modo que vote usted lo que quiera que nosotros vamos a hacer lo que nos mande el amo.

Aunque sea un montaje globalista cuyo objetivo más o menos solapado u oculto sea arrasar las naciones y sus culturas, aquí nuestras fuerzas vivas mercenarias también se han apuntado a ese bombardeo. Destaca por su extraña incoherencia la postura de gentes de cuyo cargo institucional se esperaría planteamientos decentes opuestos, de protección de la Humanidad.

Pero si resulta extraña la adopción de las tremendas posturas globalistas en el liberticida gobierno comunista globalista de su Majestad aún resultan más chocantes, por inoportunas y opuestas a los intereses patrióticos españoles las de Su Majestad propiamente dicha. Una actitud paradójicamente suicida en cuanto que su cumplimiento exacto fatalmente implicaría su propio fin como monarca.

Pero, la dichosa Agenda 2030 tiene la virtud de hacernos ver cuál es el dilema más importante al que hacer frente en estos momentos tan delicados para la Humanidad: ¿Patriotismo o globalismo?

Sí. Esa es la cuestión, que diría Hamlet.

Nuestra casta política, tan corrompida o tan dura de mollera no se entera o no se quiere enterar.

Mientras lo de la dichosa Agenda se limitase a justificar o encubrir nuevos desfalcos o fechorías la cosa no sería tan mala. Estamos ya acostumbrados por desgracia. Pero me temo que esta vez se trata de algo mucho peor. De carácter diabólico. El objetivo real es el contrario de los confesados.

La peor corrupción es la que pudre el Entendimiento. Cuestión en la que no faltan cómplices, voluntarios e ineptos colaboracionistas. También en ello está la Agenda 2030. Y, según nos confiesan, ahora también los nuevos enmucetados regionales, títeres andaluces blasinfantados.

 

Once de setiembre 2022

Hoy, once de setiembre se suelen conmemorar varios hechos históricos.

El más reciente es el atentado de falsa bandera en EEUU del 2001, que ha supuesto el comienzo de este lamentable siglo de embustes, desastres, despotismo e ignominia en el que la propia civilización occidental se encuentra en grave riesgo de desaparecer tal como era conocida.

Hace ya casi medio siglo, el golpe de Estado chileno contra el gobierno comunista de Allende. Es curioso cómo han cambiado las cosas en Hispanoamérica de acuerdo con los planteamientos imperiales. De entonces combatir el comunismo en Chile, Bolivia, Colombia o Nicaragua a hoy promoverlo, incluso con pucherazos.

La Hispanidad es un enemigo a batir para el sionismo anglófilo y la plutocracia globalista. Incluso un cínico dirigente clerical argentino, aupado a la poltrona vaticana por la mafia homosexual de San Gallo, el satánico Partido Demócrata y el sionismo globalista, colabora en tal destrucción.

Pero lo que nos pilla más de cerca, dentro de ese mismo proyecto de destrucción de España y de la Hispanidad es el golpìsmo indigenista catalán, favorecido y financiado por la casta política borbónica.

De modo similar al indigenismo en general, o como el impostado de los «mapuches» en Chile, el asunto del 11S y la estrafalaria celebración de la Diada es un caso más de impostura histórica.

Un poco de memoria histórica:

En otra muestra de estupidez, así como de los grandes logros patrióticos de la Monarquía, los españoles de principios del siglo XVIII  se mataban entre sí y perdían parte de la integridad territorial nacional (Menorca, Gibraltar…) por algo tan ajeno a sus verdaderos intereses como dilucidar qué dinastía extranjera iba a obtener o conservar el imperio español en calidad de botín.

El clero catalán, siempre ávido por el dinero y el poder de mangoneo, pensaba que la Casa de Austria favorecía  mejor sus intereses ideológicos, políticos y económicos, e intentó dar a la defensa de Cataluña un cierto aire de cruzada contra el infiel extranjero. Pero ganaron los Borbones, otros extranjeros como el mismo archiduque de Austria, quienes sin embargo trataron de mostrarse graciables tras la victoria.  Como narra en su obra sobre el conflicto Vicente Bacallar, marqués de San Felipe, uno de los combatientes en la guerra: «los catalanes creen que todo va bien gobernando, gozando ellos de muchos fueros.»

Y es que pese a la demagogia e impostura actuales la lucha de la guerra de Sucesión en esa parte de España que es la región catalana no tiene nada que ver con el separatismo salvo en la posición integrista eclesiástica trabucaire en defensa de sus privilegios.  El vencedor de la guerra y fundador de la Dinastía terminaría loco de atar. La dinastía borbónica tendría «nuevos aportes genéticos ajenos» con la reina María Luisa de Parma que no concibió ningún hijo de su marido, Carlos IV. Todos eran bastardos.

Pero, en cambio, sí tiene que ver con el separatismo todo por la pasta la rebelión catalana del XVII, cuando el valido conde duque de Olivares, porque los burgueses catalanes no querían contribuir a sufragar los gastos del ejército durante su asentamiento en campaña. Se pasaron a Francia como buenos felones pero luego, cuando vieron que les era peor el remedio que la enfermedad, ya que el muy Católico rey francés también les exigía pagar impuestos, pidieron volver y volvieron cual hijo pródigo, sobre todo porque les salía más barato ser españoles que franceses. Gran altura de miras, desde luego, la de esta heroica tropilla patriótica catalana.

Para España la entronización de la dinastía extranjera de los Borbones, implicó los desastres de la propia guerra de entronización de la dinastía o luego de las sucesivas entre pretendientes para heredar la Corona.

La incompetencia y corrupción de los reyes , supuso una pérdida de la integridad territorial en la península y en ultramar. La última importante pérdida territorial se produjo el 98, previa eliminación de Cánovas y sustitución por Sagasta. Y es muy posible que su definitiva y deseable expulsión, si al final se produjera, haya tenido el coste de la previa secesión de Cataluña y Vascongadas.

Pese a la cobardía de la Corona actual y del resto de las instituciones borbónicas, disfrazada de hipócrita prudencia de estadista, las diadas suponen un hito de exaltación del golpismo, el cainismo y la violencia. Como también lo fue el precedente en octubre de 1934 de la sublevación golpista del (muy poco) honorable Companys sofocada por el gobernador militar de Cataluña, Domingo Batet, a las órdenes del entonces presidente del gobierno de la República, Alejandro Lerroux. Los golpistas de la Generalidad de entonces huyeron por las cloacas de Barcelona. Un golpe de estado fallido como el aún más criminal socialista de Asturias que supuso el fin de la esperanza de convivencia pacífica republicana.

Otra vez el progreso en paz y la convivencia amenazados por los mismos enemigos históricos de España y de los españoles.

Tras el nuevo golpe de Estado catalán fallido del año 2018 se podía haber intentado reconducir la situación aplicando con contundencia la legalidad vigente. Pero no se quiso hacer así. Al parecer, el Régimen borbónico necesita mantener y subvencionar a los enemigos de España.

La situación actual es el resultado de todo un proceso entreguista de la Monarquía, de falta de voluntad de proteger las instituciones y los derechos civiles de todos los españoles en todas las regiones. También de entregar la cultura y la educación a los enemigos de España durante varias décadas.  Contra la propia constitución dicen que vigente, la Monarquía ni siquiera defiende que la lengua oficial pueda estudiarse y emplearse en algunas regiones de España.

Ya no hay más generaciones de españoles con sus rasgos propios regionales. Hoy lo que existe son generaciones de catalanes, murcianos, gallegos, manchegos, andaluces, vascos de pura raza vasca,….. víctimas de una falsificación de la Historia y de la Geografía, de un envenenamiento mental, de la confusión emocional, adiestrados en muchos casos en el odio a España, la patria común.

Pero ahora ya no cabe disimular. La organización de los actos de traición promovidos por la Generalidad, una institución constitucional española contra la Nación española es un desafío que debiera tener respuesta por parte del resto de las instituciones constitucionales. En primer lugar del Jefe del Estado que calla y otorga e incluso consiente que su propia figura institucional sea impunemente humillada y vejada por estos robaperas vendepatrias. No es sólo cuestión de dignidad o decencia personal, que también, sino de cumplir sus obligaciones constitucionales.

Es preciso reconocer que la actual forma de gobierno constituye un obstáculo. Si hubiere una república presidencialista con un Jefe del Estado elegido directamente por el pueblo, tendría poder ejecutivo legal y estaría capacitado para exigir el cumplimiento del ordenamiento constitucional. Asunto especialmente importante en un régimen más que federal como el que desgraciadamente sufrimos hoy en España. Por el contrario, el falsario y felón Gobierno de Su Majestad se apoya hoy en los enemigos de España.

Cada día que pasa en estas circunstancias aumenta las posibilidades de un nuevo desastre fatal. O de una revuelta como las que periódicamente suceden en España cuando la incompetencia y corrupción de las clases dirigentes alcanzan un grado que subleva al normalmente apolítico, adormecido y narcotizado pueblo.  Ojalá aún pueda reconducirse la situación de modo pacífico. Por si aún se estuviese a tiempo, habría que aprovechar los escasos resquicios que deja el sistema para intentar reconducirlo en sentido patriótico y democrático apoyando las opciones ajenas a la actual casta.  No parece que vaya a poder pasar.

De modo que, en efecto, en el 11 S no hay mucho que celebrar.

 

 

 

Y don Juan Carlos en el exilio

Decía Vintila Horia en su obra más famosa que «Dios ha nacido en el exilio«.  Pero, ¿y si el Rey se muere en el exilio estando su hijo ocupando el trono? … ¡menudo papelón para la Monarquía que ni siquiera parece atreverse a fingir una soberanía de la que carece!

El destierro de Su Católica Majestad, El Emérito, en tierras de infieles plantea un escenario que ha hecho aún más visible la agonía y muerte de la vital y longeva reina de Inglaterra tras los tres pinchazos reglamentarios.  Es verdad que la situación de don Juan Carlos es delicada y algunos cortesanos le desaconsejan que asista a los funerales de la reina fallecida por si allí le trinca la justicia de Su poco Graciosa Majestad. Pero, pese a todo, no se entiende la cobardía o pasividad de su hijo y heredero en este asunto si es verdad la complaciente versión oficial que el malvado déspota falsario que encabeza Su Gobierno no le deja. Un gobierno, el suyo, que no es precisamente ejemplo de nada salvo que pasará a los anales de la Historia de España como uno de los más demoledores que hayamos padecido en siglos dentro, eso sí, de los peores y más lamentables reinados que se recuerdan. Ni tampoco el partido socialista con su trayectoria de traiciones y latrocinio con dos de sus últimos presidentes recién condenados por corrupción estaría para exigir nada a los demás. Ni tampoco los socios filoetarras ni los supremacistas indigenistas catalanes con la voraz familia Pujol a la cabeza de la corrupción y felonías catalanas.

Sin embargo, existe la sospecha de que las razones de mantener el insólito castigo sean otras. La imposición de Su señora que según dicen se lleva a matar con su suegro. O bien quizás aspectos freudianos de “vengador de su honra”, en este caso de Su humillada madre.  Un caso ejemplar, por cierto, de consentir humillaciones y sacrificar la propia dignidad por disfrutar de fortuna y privilegios.  Acaso unas no menos extrañas relaciones masoquistas con el déspota falsario liberticida. O quizás un complejo invencible de inferioridad hacia la figura de Su padre, consciente que le quitaría protagonismo. Ninguna dejaría en buen lugar a don Felipe. Cualquiera sabe qué pasa en Palacio pero los hechos visibles son los que son.

Sea como sea, el golfo Pérsico queda demasiado lejos para disimular un traslado corpore in sepulto, y el papelón de don Felipe si tal cosa sucediera pondría el broche de oro de alquimia a un reinado en el que cualquier desastre tiene su oportunidad y asiento.

 

 

Plañideras todo a cien libras

Tras la muerte de la reina de Inglaterra, jefa de un Estado enemigo histórico y actual de España, que no pierde ocasión de agredirnos y humillarnos, estamos asistiendo a un espectáculo verdaderamente bochornoso.  La constatación de que carecemos de una clase dirigente digna de tal nombre que defienda los legítimos derechos e intereses españoles y que no se encuentre supeditada o esclava del tenebroso globalismo que nos amenaza.

Vamos de bochorno en bochorno, de vergüenza en vergüenza. Una carrera en pelo de lo más podrido del periodismo indígena para eructar el mayor ditirambo alabancioso. Con tal de llamar la atención y hacer méritos con los amos algunas chicas chapadas en oro de alquimia por la propaganda mercenaria y la demagogia populista bordan el ridículo más espantoso.

Así la señorita Ayuso, mirlo blanco de los que se agarran a un clavo ardiendo, que tras unas lamentables declaraciones a favor del aborto, se descuelga con tres días de luto en la Comunidad de Madrid por la muerte de la siniestra monarca, jefa de la piratería inglesa tradicional y mascarón de proa nariguda de la City. La cosa esa del luto plañidero aún es más grave o sangrante cuando se hace la olvidadiza con los miles de ancianos españoles muertos en residencias u hospitales y en circunstancias no bien aclaradas.

Es de suponer que el jarretero y señora tampoco perderán la ocasión de lucir modelitos y posturitas al asistir al fúnebre sarao, donde irán gente muy principal y lo más granado de la delincuencia mundial, una gran oportunidad para hacer contactos y amistades.

Ayer, antes de que se diese a conocer el óbito, reproduciendo las certeras profecías y explicaciones de Vicente Miró escribía por casualidad sobre el escandaloso relevo del primer ministro Boris Johnson por otro títere más acorde con los deseos de la camarilla oligarca que quita y pone políticos, sin siquiera disimular con unas elecciones amañadas.  De ello se deduce que aunque los tejedores de telas invisibles nos venden las maravillas de la democracia coronada inglesa, en realidad se trata de una putrefacta oligarquía plutocrática, una hidra siniestra y corrupta cuya cabeza es la Corona, que mantiene un hipócrita sistema de dominación sobre la embrutecida y desigual sociedad inglesa. La Monarquía como sofisticada clave de bóveda de la corrupción propia y ajena que comienzan cuando se pudre el entendimiento.

De modo que, al menos de momento, poco que celebrar. Se ha muerto un enemigo de España, pero el talludito heredero también ha mostrado maneras.

Cabe la posibilidad que el hipócrita, voraz y genocida imperio británico, pertinaz enemigo de España y de la Hispanidad, termine de desmoronarse, lo que sin duda sería una gran noticia para la humanidad.

 

 

 

Mortandad

Si son ciertas las estadísticas oficiales, en este tema más difíciles de falsificar por motivos obvios, resulta que en este verano a muchos españoles les ha dado por morirse. Sí, tal cual.  Y es de suponer que no será por hacer la pascua al doctor falsario y su enmucetada tropa de desalmados.  En realidad, tal logro es uno de los objetivos de la Agenda 2030, el gran capital de Shylock, los fabianos y la tiranía globalista en general. Algo que los amos del mundo han de agradecer como mérito al actual gobierno de Su Majestad, ayudado en estos turbios menesteres por casi toda la casta política del Régimen.  Incluso VOX que dicen que pretende ser distinto, contra su discurso incoherentemente conserva al fanático Steegmann como vacunador a la fuerza.

Los prostituidos media ya no saben que excusa inventar para tratar de explicar al público crédulo adicto las causas de esta enorme mortandad.  Lo del cambio del clima climático climatizable ya no parece que cuele, ni tampoco explicaría el hecho diferencial de la sobre mortandad en el desgraciado reino de don Felipe respecto a otros países cercanos.  Es verdad que según las cuentas oficiales, que cabe presumir lo mismo sean incorrectas como casi todo lo que tiene que ver con las instituciones actuales, en España se habría logrado colocar más inyecciones mortíferas que en otros lugares.  Esta sí que pudiera ser una causa, pero desgraciadamente estaría contra el unánime discurso mohatrero oficial.

De modo, que hay que inventar otras razones. Así, por ejemplo, que la culpa es del relajado populacho: es tan irresponsable que no toma precauciones enmascaradas o no se deja pinchar a gusto y mayor granjería de la farmamafia y sus títeres.

O que la culpa la tienen, faltaría más, los no vacunados. Gente con conciencia y criterio propio pero de suyo «malvada» y «contra filantrópica» que se atreve a desobedecer las infames consignas oficiales. Ejemplo extraño de lógica difusa este último.  Es verdad que los no vacunados se mueren mucho menos o incluso nada. Lo que provoca un grave problema. Se convierten en un inoportuno grupo de control que permite realizar comparaciones con el de los vacunados contraproducentes para la credibilidad el discurso oficial.  Y no está nada claro ni desde el punto científico ni del epistemológico cómo es que los no vacunados que ni se contagian ni se mueren contagian a los vacunados que pese a estar vacunados se contagian y se mueren. Y tampoco se explica la actual proliferación de enfermedades raras entre éstos o el dramático aumento de otras afecciones tales como ictus, infartos y otras de tipo cardiovascular.

La realidad resulta aún más escandalosa si cabe en lo que se refiere a la infancia y adolescencia. Grupos de edad sin riesgo inicial en los que surge una insólita mortandad entre los vacunados. Aquí, el papel de muchos pediatras oficialistas sino directamente cómplice es asombrosamente cobarde y encanallado.

La providencia divina se apiade de nosotros y nos asista, ya que las instituciones se muestran en manos del enemigo.

 

 

 

 

 

 

Ceuta y Melilla, «soluciones habitacionales» morunas

Una de las ministras borbónicas de cuota del pertinaz socialismo ha dado otra vez la nota. Un rebuzno grandioso, propio de una acreditada analfabeta funcional, ignorante de lo más básico de nuestra Historia. Me refiero a la estulta perpetradora de las denominadas “soluciones habitacionales” de allá de cuando los tiempos de los oprobiosos mandatos del no menos tenebroso ZP, iniciados tras una brutal pero oportuna matanza. Se trata de una tal Trujillo, que nunca una ciudad tan bonita y tan vinculada a las glorias históricas de España como la situada sobre el imponente berrocal cacereño ha tenido la desgracia de ver asociado su nombre al de este nocivo elemento de cuota.

Según la ex ministra las ciudades españolas de Ceuta y Melilla “suponen una afrenta a la integridad territorial de Marruecos” y “son vestigios del pasado».  Así que nada, a convertir a Ceuta o Melilla en “soluciones habitacionales” morunas.

Lo que sí que es una afrenta es que estos personajillos iletrados o traidores sean o hayan sido nada menos que ministros del rey. Sólo se me ocurre como atenuante parcial del desatino rebuznado a que es socialista: Ignorante, sectaria, aprovechada y rumbosa con lo que no es suyo. También, enamorada, que al parecer estaría gozosamente amancebada con un moro. Pero ignoro qué clase ni tamaño de onerosa “solución habitacional” protege al multicultural himeneo.

Viene bien un poco de memoria histórica para recordar que lo de las “soluciones habitacionales” resultó otra cruel burla del socialismo a sus contumaces masoquistas votantes que nunca escarmientan. Como lo de las zapatillas KF regaladas para que el populacho pudiera buscar descansadamente vivienda, otro canallesco sarcasmo impune. Aunque es de suponer que tanto esfuerzo ministerial luego le sería recompensado a la andorrera.

¿Qué pensaría de todo esto el gran Camoens que se quedó tuerto en la defensa de plaza de Ceuta?

La reacción oficial al atropello de la ex ministra Trujillo ha sido vigorosa. Muy modoso y comedido, en la complaciente y dócil línea pepera, el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Ceuta ha calificado de “inaceptable deslealtad institucional” la deposición de la enmucetada felona, perpetrada en la cercana ciudad mora de Tetuán.

No es de extrañar que vayamos de mal en peor en este casi ya medio siglo de monarquía borbónica. Ni querer ni saber. Con ministros de Su Majestad dotados de esta talla intelectual y catadura moral no necesitamos más enemigos.

 

 

 

Contra la agricultura, contra la vida

El lema de los ingenieros agrónomos es Sine agricultura nihil, y los plutócratas que mangonean en el mundo bien que lo saben. En efecto. En tanto que la agricultura ha permitido el desarrollo histórico de la civilización y se encuentra en la base de la alimentación humana, lo agrario, en sus muchas facetas y dimensiones, se ha convertido en otro blanco de sus actuales crímenes. Sabíamos de las campañas de nazis eugenistas como Schawb Rothschild o de psicópatas como Gates para acabar con la agricultura y la ganadería dentro de su proyecto genocida disfrazado de Agenda 2030. Pero este caso es muy curioso e interesante por lo que revela. Hace unos días en la hoy república bananera USA el gobierno rojo usurpador del corrupto pederasta Biden ha asaltado una granja de los amish.  No, no era un nido de violencia, que se encuentra fuera del código amish. Tampoco se trata de luchar contra el terrorismo, los terroristas impunes son ellos, sino de dar un escarmiento ejemplar.  Intolerable: los amish cultivan la tierra y alimentan su ganado con métodos tradicionales.  De modo que hay que mostrar que son implacables contra cualquiera que no se pliegue a su despotismo criminal.

La cosa no se queda en mero folclore, ni en una simple curiosidad para ociosos aficionados a la antropología.  La agronomía amish es tradicional, orgánica o biológica.  Desconozco si también posee ciertas características digamos “esotéricas” como la llamada agricultura biodinámica de Rudolf Steiner. Un profeta y pionero de hace un siglo de muchos estudios de hoy gran actualidad. El sabio estudioso fundador del movimiento antroposófico.  Pero sea como sea, no deben quedar disidentes vivos.

En la decadente Europa de la Úrsula von Trinken, la comisionista con pinta de pía congregante e íntima del psicópata falsario, parece ser que es Holanda la que está sufriendo el mayor ataque contra su agricultura.

Aquí, en el calamitoso reino de don Felipe, la agricultura y  la economía rural también están siendo vilmente amenazados. Sí, por lo que se ve a los nuevos tiranos ya no les interesa el disputado voto del Señor Cayo porque la idea ahora es erradicarlo. Sí, por lo que se ve ya nadie estaría seguro en Occidente. Mientras se desembalsan aposta los pantanos para mayor negocio de especuladores de «rentas ricardianas» oligopolistas, o se dedican a falsificar la pertinaz sequía o a echar la culpa a los malvados regantes, o al cambio del clima climático climatizable, el latiguillo político profesional de moda este verano es «queda inaugurado este incendio«.

Pero no obstante me llena de orgullo y satisfacción deciros que tras atravesar cientos de kilómetros por carreteras de Extremadura entre dehesas, regadíos, estepas y baldíos, por fin he conseguido ver especies que ya creía extinguidas en estas tierras: dos pequeñas piaras de cochinos, un rebaño de ovejas y alguna que otra vaca de raza blanca cacereña tumbada a la sombra de un alcornoque o junto a una charca. Todo un récord extraordinario para una región pretendidamente ganadera, un gran logro después de cuarenta años de desvelos agrarios del pertinaz y patriótico socialismo.

Pero la actividad agraria está a extinguir. Despropósito tras despropósito, so pretexto de ecologismo, animalismo, o porque yo lo digo, ni siquiera se respetan los derechos constitucionales.  Protegidos por embrutecedores media corruptos o prostituidos, sin ya casi tutela judicial efectiva de los indefensos súbditos, los títeres políticos y profesionales de la plutocracia globalista usurera se encargan de recordárnoslo.

Los descapuchados exigen su propia libra de carne cortada lo más cerca posible del corazón. Y vemos con horror que hay carreras en pelo de nuestros más significados y heroicos próceres para ofrecérsela. Son socialistas o demócratas.  O centristas. O Borbones.  Todos a una.

¿También Fuenteovejuna?

 

 

Desadictos

Pese a las fanfarrias wagnerianas con las que las prostituidas televisiones jalean el penúltimo disparate del mandarín falsario como si fuese el audaz descubrimiento de la pólvora o de la tinta china, el Cara Pocha ve como su pasado crédito con la oligarquía mengua y como la misma maquinita sorosiana otrora tan complaciente le ha negado una victoria en Andalucía.  Aviso de que su tiempo se habría acabado.  Aunque con grandes satisfacciones pasajeras como la reciente colombiana en la que ha sido proclamado por los herederos del siniestro traidor Bolívar nada menos que «presidente» de la imaginaria República española. Sin embargo, la última ocurrencia gubernamental es una gira en olor de multitud como las que hacía por provincias el invicto caudillo o la parejita borbónica del emérito y señora, allá cuando la llamada «oprobiosa».

Menester será recurrir a las mañas de un consejero zarista Potenkim colocando decorados y complacientes siervos alabanciosos al paso del cortejo, periodistas mercenarios, y tapar mejor así las muchas vergüenzas del Régimen. Un tinglado cleptocrático coronado en el que cada vez cabe menos que celebrar y más que lamentarse.

Al revés que en otros tiempos no tan lejanos ahora el gobierno de Su Majestad inaugura incendios y destruye pantanos para favorecer la pertinaz sequía, mientras prepara nuevas hambrunas, carestías y calamidades a mayor gloria y granjería de la voraz oligarquía.

Es preciso reconocer, sin embargo, que le echa valor o al menos inconsciencia. En sus anteriores apariciones en público rodeado de gorilas y guardaespaldas transportado en toda clase de milagrosos vehículos ecológicos sin huella de carbono, el doctor falsario ha visto como se desbordaba el entusiasmo a su paso. Y con unánime división de opiniones, como le pasaba al famoso árbitro de marras: unos en su padre y otros en su madre.

Hijo de p…, maric., ladrón, canalla, miserable, vete a tomar por …, largo de aquí…” han resultado ser algunas de las más repetidas adhesiones al gran timonel del desagradecido populacho votante.

Pero la cosa tampoco está muy clara en las bandas de la pretendida o supuesta oposición. Al ex dictador gallego e imaginaria de igual servicio le están empezando a sacar algunas de sus hazañas filantrópicas fraternales con la empresa de su hermana, en la que luce alto cargo. Las similitudes con el escandaloso caso de la niña Paulita Chaves también favorecida, en este caso por su honrado papá, desde el respectivo tenderete autonómico, son evidentes. Curioso resulta que el pueblo español parezca más sensible a la corrupción económica que al despotismo o la tiranía. Si no se logra tapar la brecha es fácil que el asunto termine pasando factura acerca de la credibilidad que merece el nuevo mirlo blanco del globalismo vendepatrias.

Y VOX tampoco parece recuperarse bien de la decepción andaluza. La marcha de la desterrada Olona, que según ciertas confidencias pudiera incluso formar un nuevo partido político, le ha dejado en horas bajas y con un futuro incierto ¿Seguirá la senda descendente de Ciudadanos? De momento la Olona está haciendo penitencia por sus muchos pecados recorriendo el Camino de Santiago desde sus etapas lucenses. Le sugiero que también se acerque a San Andrés de Teixido, hospital de almas en pena, procurando no encontrarse ni con la Santa Compaña ni menos con algún reptil portador acaso de algún alma indeseable.

 

 

Delicias del multiculturalismo

“Son sus costumbres” y ahora desgraciadamente también las “nuestras”.

Sí, el desastroso Reino de España se está convirtiendo en una parte degradada del Tercer Mundo, un paraíso para delincuentes y criminales de todas clases sin que Su Majestad ni las infinitas instituciones borbónicas pagadas a precio de oro, más caras desde luego que si fuesen buenas, hagan nada para evitarlo. Al revés.

El otro día la canallada fue de sus degeneradas señorías enmucetadas protegiendo a la delincuencia ocupa de la que se hacen cómplices. Hoy tenemos que glosar con no menor admiración la violenta batalla campal entre bandas criminales en Alcalá. Esta vez no de moros ni negros sino entre educados, cultos y distinguidos panchitos miembros de las criminales maras.

Y no será porque no se viene avisando del plan Kalergi o de las invasiones de indeseables sin control. Pero no.  A los próceres borbónicos les da igual el daño que están ocasionando. El populacho embrutecido con la tele calla y no protesta y ellos a lo suyo contra lo nuestro.

Quien no quiera ver que esto es un sabotaje intencionado es que no entiende nada.

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.