Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Tragicomedia en la Corte de los milagros

Dentro del drama español que va a poner a mucha gente al borde de la supervivencia en los próximos meses, se producen escenas de tragicomedia de enredo para mayor entretenimiento y distracción del personal mientras les santiguan los bolsillos. Unos súbditos que aunque se les niega o estorba el pan se les da algo de circo, aunque sea a cargo de fieras o payasos sin gracia. Así tal la reciente escaramuza con motivo de un acto protocolario más o menos importante, o quizás prescindible, cual es la entrega de despachos a la última promoción de jueces.  Los actores de esta escaramuza bélica, que aún no llega a la categoría de Episodio Nacional galdosiano,  han sido el Gobierno de Su Majestad contra Su Majestad. Una Majestad que, todo hay que reconocerlo, ha quedado asaz ajada, tanto como para llevarla a tintorería si es que existen tintes para planchar majestades, línea de negocio con futuro, visto lo visto.

En este momento las cosas siguen sin estar claras. La hipótesis más probable es que el Gobierno de Su Majestad le habría advertido a Su Majestad que no podía garantizar Su seguridad en una importante ciudad del territorio aún nacional. Si eso fuese así, el Gobierno de Su Majestad debiera dimitir al menos por incompetente sino por alta traición y afrontar los juicios que le correspondan por la comisión de sus infinitos delitos. Pero, ¿Es que de verdad estamos en guerra? ¿Contra quién?

El asunto desde luego es chusco. Recuerda la conocida anécdota del sitio de la embajada inglesa por una serie de manifestantes contra la ocupación de Gibraltar:

Señor embajador, soy el director general de Seguridad, ¿quiere que le mande más protección a la embajada?

No, no hace falta, me conformo con que no me mande más manifestantes.

Claro que el veto del Gobierno de Su Majestad a Su Majestad bien pudiera haber sido una imposición de los socios golpistas catalanes del Gobierno de Su Majestad que no desean que Su Majestad visite esa abandonada y sin ley parte de Su infeliz Reino.  Que el Gobierno de Su Majestad sea golpista contra Su Majestad no deja de ser una paradoja unamuniana o mejor esperpento valleinclanesco propio del Ruedo ibérico. Pero España y los Borbones somos así, señora.

Ahora bien, el papelón de Su Majestad también es por lo menos tragicómico. Tenía que haber ido sí o sí. Lo contrario es reconocer cobardía ante el enemigo, cosa que no se puede consentir en alguien que se pone vistosos uniformes militares de alta graduación en los desfiles.

Otro sí digo. Existe la hipótesis contradictoria de que Su Majestad habría llamado muy llorosa y compungida al Presidente del Consejo del Poder Judicial para quejarse de que Su Gobierno no le dejaba ir. Mal se queja quien se deja. En el acto de marras el juez lo habría trasmitido así en calidad de corre ve y dile real togado. Y el Gobierno de Su Majestad se habría cabreado y denunciado que habría sido Su Majestad quien en persona personalmente como diría el agente Catarela habría rechazado ir por esa razón de inseguridad. Que Su Majestad había traicionado al Gobierno de Su Majestad.

Para mayor confusión en este enredo, el propio Consejo tampoco se habría atrevido a protestar oficialmente al Gobierno de Su Majestad a favor de Su Majestad en cuyo nombre curiosamente se administra la Justicia en España. De modo que el incidente por su parte habría quedado en pellizco de monja.  Hay que reconocer que estamos en tiempos inciertos y las necesidades y servidumbres del escalafón no permiten fingir heroicidades.

A todo esto la parte declaradamente comunista del Gobierno de Su Majestad ha aprovechado para hostigar a Su Majestad, sin que el presidente del Gobierno de Su Majestad se digne defender a Su Majestad de los ataques del Gobierno de Su Majestad.

Y es que hay más y divergentes versiones del enredo:

Según unas, una vez lealmente informado por el Gobierno de Su Majestad, muy preocupado por Su seguridad personal, Su Majestad habría sido quien decidiera no asistir al acto. Y una vez comprendida el tamaño de la metedura de pata, en la misma heroica línea de Su emérito padre con los generales Armada o Milans del Bosch, una vez embarcado habría desmentido y dejado tirado al juez que había trasmitido su confidencia. Donde dije digo, digo diego, pensando que el ilustre togado no se va a atrever a desmentirle y habría de aceptar quedar como el villano embustero o intrigante de la película.

Según otras, tal cosa sería una burda intoxicación del Gobierno de Su Majestad para desacreditar a Su Majestad, probo varón de espíritu puro y pensamientos elevados.

Mucho me temo que entre las hazañas de Su Majestad y del Gobierno de Su Majestad los españoles lo tenemos muy crudo. Menos mal que como merecida penitencia por nuestra suicida mansedumbre pronto podremos practicar la voluptuosidad del ayuno, como decía el gran Valle, experto en esperpentos y gran conocedor de la Corte de los Milagros.

 

 

Don Felipe y el NOM

Creo que es evidencia de razón aunque muchos aún se niegan a admitirlo o no quieren reconocerlo así, que estamos inmersos en un proceso de subyugación de la población mundial por parte de sus propios gobernantes. Aquellos pocos que no participan de esa concepción y objetivos son desestabilizados, ninguneados, calumniados por el prostituido y mohatrero tinglado de los media como estamos observando en los casos de Trump, Bolsonaro, Orbán o el presidente polaco.

Con matices según las diferentes naciones, con diferentes disfraces, pretextos y grados de superchería o disimulo, un gigantesco estado policial orwelliano global está emergiendo impunemente con toda su parafernalia hipócrita criminal de despotismo liberticida dirigido a la disminución de la población mundial y a la esclavitud de la superviviente, la imprescindible para la plutocracia que dirige el proceso en la sombra, aunque utiliza como peones títeres políticos conocidos así como el miedo y la manipulación como armas para su dominio.

La falsa pandemia probablemente inducida por poderes siniestros, o en todo caso aprovechada o explotada como oportunidad estratégica por ellos, está erosionando gravemente las instituciones, gracias a la complicidad de los más conscientes o a la incompetencia intelectual y moral de los que ignoran constituir meros títeres y aplican irreflexivamente políticas devastadoras… Algunas de estas instituciones globalistas ya son bien conocidas. Cuesta creer que muchos gobiernos supuestos representantes de una falsa soberanía nacional actuen a sus órdenes, pero es así. El propio presidente del gobierno español está vinculado al Partido Demócrata americano, representante del Deep State, y a alguna de sus fundaciones tales como la NDI (Instituto nacional demócrata de asuntos internacionales) que se encuentra detrás de su insólita carrera política.

La OMS se ha revelado como una organización títere, mohatrera, de falsa bandera al servicio no de la salud de la gente como su nombre parece indicar sino de los grandes intereses estratégicos corporativos que la financian. Algunos de sus directivos debieran ser juzgados por crímenes contra la Humanidad.

Aquí en el infeliz Reino de España la situación es gravísima. El fracaso institucional se está revelando prácticamente total. Nada es lo que parece ni lo que dice ser. Apenas ninguna Institución cumple con su misión constitucional.  Empezando por la Corona y siguiendo por el Gobierno, el Parlamento o los Jueces, aunque desde luego con diferentes grados de responsabilidad por acción u omisión en el actual fallo multiorgánico generalizado. La sombra de un Estado fracasado, incompetente, caro y ahora también contra las libertades, que se consideraba de Derecho. Tampoco las instituciones científicas, profesionales o civiles actúan como se debiera esperar de ellas.  Salvan el honor, como siempre sucede a lo largo de la Historia, personas de modo aislado, que pese a las trampas y dificultades intentan averiguar lo que de verdad ocurre y se mueven bajo la calumnia, el chantaje o el cobarde hostigamiento de quienes han olvidado o preterido sus obligaciones, o incluso son cómplices criminales del proceso.

Pero para muchos españoles acaso lo más sorprendente sea el papel de la Corona en esta crisis y sobre todo de su actual titular.  Incapaz de defender a la Nación de las agresiones y fechorías de Su propio gobierno, ni siquiera de sus propias humillaciones hacia Su persona, Su dinastía y la propia Nación que dice representar, sus responsabilidades morales por omisión en lo que sucede son muy graves.

Más allá de las simpatías personales que merezcan unos y otros, desde una perspectiva institucional muchos dudamos que si Su padre aún estuviese en el Trono estaría ocurriendo lo que ahora ocurre. Según algunas hipótesis de investigadores expertos, la abdicación del Emérito, fomentada o bien vista por conocidos grupos de presión internacionales instigadores del NOM, habría sido promovida a nivel interno por una conspiración familiar de la Reina Sofía y de su hijo, impaciente por heredar bajo la presión de Su ambiciosa e intrigante mujer.

En todo caso, observamos como las diversas instituciones son ocupadas por gentes que no las defienden de acuerdo a sus misiones ni actúan como se espera de ellas. La humillación de hoy en la escaramuza de la entrega de despachos judiciales por parte de Su propio gobierno supera lo conocido, salvo las tristemente célebres capitulaciones de los felones Carlos IV y Felipe VII en Bayona. Desde una perspectiva geoestratégica internacional cabría pensar que con la anticipada sustitución en el trono español les ha venido Dios a ver a los enemigos de España, tanto de fuera como de dentro.

En ocasiones, parece que Su Majestad quiere hacer méritos y lisonjear a los nuevos amos. Así, la controvertida concesión del galardón del Princesa de Asturias a Bill Gates, siniestro personaje partidario de la reducción radical sin contemplaciones de la población mundial. Gracias, entre otros medios, a sus polémicas nuevas vacunas modificadoras de código genético.  Vacunas que contra otras dolencias ya han producido graves complicaciones y efectos secundarios en ciertos países y varios casos.

Pero es posible que sean sendas insuficiencias de competencias intelectual o moral las que inspiren la extraña conducta habitual de dontancredismo real.  Una conocida ley psicológica afirma que lo que no se mueve tiende a pasar desapercibido y a sobrevivir en caso de conflicto. Acaso de ahí, el actual disimular y no hacer nada para no llamar demasiado la atención del morlaco. Pero esa inacción pretendidamente astuta tampoco pasa desapercibida y desde luego anima y envalentona al enemigo. Aquí, no parece cierta la antigua máxima taoísta de “quién no actúa, todo lo gobierna”, porque si no estás cuando y donde debes estar tampoco hace falta que estés. Con su insólita inacción, que no prudencia, el Rey estaría confirmando a la ciudadanía que es completamente humillable, inoperante y prescindible. Sin embargo, no comprendemos la aparente carencia de mejores asesores y consejeros de Su Majestad ¿Obran con lealtad? Como decían nuestros sabios antepasados: Quién calla, otorga. Mal se queja quien se deja. O la famosa máxima del P. Gracián: Contra malicia, milicia.

Pero, si al final de esta batalla por la suerte de la humanidad la victoria se terminase decantando a favor de los constructores del NOM, las naciones serían abolidas y, en consecuencia, los diferentes Estados y Dinastías. Como mucho podría aspirar don Felipe a una especie de usufructo vitalicio sin derecho a herencia de un cargo subalterno de manijero de los nuevos dueños del cortijo antes español.  Todo un papelón. Como diría Berlanga: “The end of de saga”.

Sea como sea, se opine lo que se opine sobre la conveniencia de la pervivencia de los Estados Nación o de su disolución el NOM, es un hecho que la única posibilidad de seguir siendo Rey de España ahora y de conservar la Jefatura del Estado para la Dinastía en un futuro es que siga existiendo España.

 

 

 

Don Felipe rehúsa

Se ha conocido que don Felipe rehúsa presidir la entrega de despachos a los nuevos jueces que se celebrará mañana en Barcelona.

En primer lugar no se entiende porqué esa ceremonia se realiza en una simple capital de provincia y no en la capital de España. O ya de hacerlo fuera de Madrid, al menos en una ciudad con importante tradición jurídica y de respeto a la legalidad o a la Nación, y no en la sede actual de la subversión, el delito, la burla impune de la Justicia y la vacatio legis.

La misma presencia en el acto del golpista inhabilitado que se niega a acatar las resoluciones judiciales es una burla a la Justicia y sus agentes. Y que el Rey, en cuyo nombre se administra Justicia, les deje solos y desamparados constituye un aviso para los flamantes jueces recién estrenados de lo que les espera en este presente Estado de Desecho, en el que se ha convertido la Monarquía.

Aún se ignoran las razones de esta real espantada. Oficiosamente, sin confirmar, parece ser que el gobierno del falsario no garantizaría la seguridad personal del Jefe del Estado. No creo que sea esa la razón sino probablemente el boicot del golpista impune.

Sea como sea, la responsabilidad del gobierno en esta humillación es tremenda. Pero sin duda también la de don Felipe pues demostraría cobardía e incapacidad absoluta para ejercer las responsabilidades de su cargo. Cosa que tampoco nos sorprende ya demasiado a estas alturas, dada su trayectoria.

Baltasar Gracián, uno de los grandes de nuestro tristemente arrumbado Siglo de Oro, tenía sus recetas para estos casos: Mal se queja quien se deja. O la más contundente: Contra malicia, milicia.

 

 

Letifanía coruñesa. Otra sombra recobrada

De vez en cuando miro viejos dispositivos con antiguos textos o artículos enviados a la Prensa y a veces me entretengo en releerlos. Sobre todo por la curiosidad de comprobar qué decía hace varios años. Este que voy a reproducir a continuación está escrito en septiembre de 2008 y glosa la aparición de la entonces princesa Letizia, recién operada de la nariz, en La Coruña. Ahí va eso:

La Leti se ha aparecido en cuerpo mortal luciendo sus nuevas narices de diseño ante las fuerzas vivas, vivísimas, menos vivas y vivales de La Coruña. Con traje de chaqueta de color blanco roto y medallón dorado en la solapa. Estaba elegante, delgada, favorecida, aunque según las entendidas en la nueva ciencia emergente de la Letilogía, algo menos glamourosa que después de la habitual sesión de photoshó. Y algo distraída, sin saber muy bien donde poner las manos, como le recordaba discretamente alguno de sus ayudantes. O tocándose las nuevas narices, que debe ser que aún le molestan.

Habló con aseo y brevedad, aunque luego se amoscó un tanto por el inoportuno tuteo de una ex colega progre que se creía que aún estaba presentando esa gran obra del arte y la cultura conocida como Gran hermano. Incomparable aportación de la progresía española a la Civilización occidental.

Precedió a su aparición no menos de una gruesa de policías, escoltas y personajes de protocolo. Por cuadriplicado protocolo en este caso: Casa real, Xunta, Diputación y Caixa, que tras largas reuniones consensuaron asunto de tanta gravedad como era ver dónde colocaban a sus respectivos invitados en un aforo completo.

Y unas enormes medidas de seguridad.

La princesa lucía nuevas narices y para comprobarlo, media Coruña esperó su llegada al atrio del remozado Colón, junto a la feísta garita perpetrada debajo de un anejo magnolio del parque condenado a contemplar horrorizado el adefesio al que se ve obligado a dar sombra.

Es muy llana decía alguna enterada. Y muy simpática agregaba entusiasmada otra.

Va a ser una gran reina…¡tan preocupada por los pobres!

Si dura este tinglado, murmuraba otra.

Sea como sea y dure lo que dure, al menos la princesa no ha tenido el desacierto de avalar con su presencia una institución en la que se pisotea los derechos civiles, se discrimina a los niños impidiéndolos hablar en español, cosa que sus suegros han hecho en Menorca sin sonrojo ni prudencia.

El acto resultó interesante más allá de su nobilísimo objeto, del que luego hablaremos, por su carácter revelador de lo que no es.

Actos como el comentado reflejan bien a las claras el drama casi permanente de nuestra querida España. Un país saqueado por los políticos de turno, que parasitan al pueblo, echan pellas a la inteligencia y aprovechan torticeramente un acto de homenaje a lo que tiene más noble el ser humano, la compasión por el dolor, la búsqueda de soluciones científicas, espirituales, psicológicas y sociales al problema de la enfermedad, el sufrimiento y la muerte. Lo que debería ser un homenaje a la aristocracia del mérito intelectual, científico, a los logros del esfuerzo, de la voluntad de ser mejores, del mecenazgo privado, por supuesto, termina degradado a un hipócrita autobombo de políticos sin respeto ni vergüenza que “perdonan la vida” a quienes en verdad hacen algo por España y la sociedad real.

El presidente del gobierno regional aprovechó la ocasión para vender humo con su cara de enterrador de esperanzas y libertades. Ahora no tocaba el AVE o sus logros económicos al alimón con la vicepresidencia de la Junta. Contra su maniera, habló en español, lo que es peor porque se le entiende todo.

Ahora iba de “sanidad”, cuando es así que su gobierno regional está arrastrando a la sanidad gallega y coruñesa en particular a sus cotas más bajas que se recuerdan, abusando, para contener el desastre, de la buena voluntad y a veces pundonoroso heroísmo de los maltratados médicos y profesionales en general. Por no hablar del proclamado apoyo oficial a la investigación. Cero zapatero.

Una sanidad, en la que, con lo que está cayendo, parece que la prioridad es cambiar el nombre al gran Hospital de referencia de Galicia, por el que es conocido internacionalmente, por la extraña causa de que el personaje homenajeado, don Juan Canalejo, fue asesinado por el gobierno socialista de la época. Con todo lo que ello supone además de gasto inútil. Y en presencia de bizarro acade de a Coruña, señor Osada, médico anestesista ligado a ese centro, que en otra de sus acreditadas heroicidades lingüísticas e histórico- memorionas no dijo ni mú.

Pero las prioridades de los políticos son las prioridades y a los enfermos que les den.

El cronista quiere rendir su modesto pero agradecido homenaje a todas las personas de bien que dedican su trabajo, su esfuerzo, su inteligencia, su talento, su tiempo o sus medios económicos, a ayudar  a combatir el sufrimiento de la Humanidad y en especial a Asociación Española de lucha contra el Cáncer que promovía el acto de entrega de sus premios a los investigadores.

Y parece muy oportuno ética y estéticamente el que los investigadores recogieran los premios acompañados de quienes les patrocinan con su mecenazgo. Algo que debiera servir de emulación si nuestros políticos tuvieran un mínimo de pundonor y decencia.

Insisto: Felicidades a los premiados y a la Asociación española de lucha contra el cáncer por su labor.

(La Coruña, 19 de setiembre de 2008)

 

Diario de un ESCOLIASTA MAJADERO

De vez en cuando miro viejos dispositivos con antiguos textos o artículos enviados a la Prensa y a veces me entretengo en releerlos. Sobre todo por la curiosidad de comprobar qué decía hace varios años. Este que voy a reproducir a continuación está escrito nada menos que en septiembre de 2005 y no mereció el honor de su publicación en cierto periódico gallego con sede en el Polígono de Sabón, supongo que por resultar demasiado subversivo y olvidar que la Prensa debe ser complaciente y alabanciosa con el Poder.

Pero de estos polvos y estas férreas protecciones a quienes no lo merecen se deriva el actual fracaso sistémico total de las instituciones españolas. La cosa va tan rematadamente mal con el imbel de don Felipe y su señora que ya casi vamos a echar de menos a su Emérito progenitor A.

El texto censurado u oportunamente olvidado decía así:

Dicen que el tonto se conoce porque cuando sigue una linde y esta se acaba el tonto sigue. En los nidos del socialismo de antaño no hay solidaridad hogaño. En esta gigantesca tomadura de pelo y de la cartera que representa el gobierno socialista de ZP y sus socios separatistas, quizás lo que más llama la atención al observador es la capacidad de salir casi indemne tras perpetrar los mayores desafueros. Por mucha complicidad  en la mohatra de ciertos medios de información que se tenga, parece que sus votantes tienen más tragaderas que las que cabría esperar de un pueblo europeo maduro e informado. La España de ZP cada vez se parece más a la Venezuela de Chávez. En ambas reina el despotismo de la demagogia. No ya lo de poner en ridículo el Estado de derecho y constitucional que se ha jurado defender doblegándose a los intereses de ETA, PNV, PSC, ERC, el sultán de Marruecos y demás enemigos de España. O lo de robar a los pobres para dárselo a los ricos: exención de impuestos en sociedades instrumentales para grandes fortunas, las regiones ricas cada vez más ricas y para las pobres: el PER, sopa boba para el que me vote y los demás… a callar.

Cuando vuelve el socialismo al poder la economía española se convierte en un hirviente y gigantesco patio de Monipodio, en que los corchetes distraen a las víctimas mientras los jaques les hacen la chirla en la camisa o los trileros de la justicia y la libertad engañan una y otra vez al incauto pueblo soberano con el capote estatutario.

Algunos tarde descubren a Jeremías cuando han contribuido a la llegada de estos males. Eso pasa por no leer el diario de un escoliasta majadero. Sólo los locos, los niños o los desesperados acostumbran a decir la verdad: las etapas socialistas comienzan con su  RUMASA expoliada. Y acaban en el GAL y con la Seguridad social en quiebra.

Esta vez es la propia España constitucional la que va a la quiebra: ¡ZP nunca mais!

(La Coruña, 24 de septiembre de 2005)

En efecto, la España constitucional ya está quebrada. Aún peor, es la propia Nación quebrada gracias a la Monarquía, no ya solo por resultar incapaz  de defenderla. Son sus instituciones quienes agreden a la Nación.

 

 

 

 

Luto principesco

De vez en cuando miro viejos dispositivos con antiguos textos o artículos enviados a la Prensa y a veces me entretengo en releerlos. Sobre todo por la curiosidad de comprobar qué decía hace varios años. Este que voy a reproducir a continuación está escrito nada menos que en abril de 2004 y no mereció el honor de su publicación en cierto periódico gallego con sede en el Polígono de Sabón, supongo que por resultar demasiado subversivo y olvidar que la Prensa debe ser complaciente y alabanciosa con el Poder.

Pero de estos polvos y estas férreas protecciones a quienes no lo merecen se deriva el actual fracaso sistémico total de las instituciones españolas. La cosa va tan rematadamente mal con el imbel de don Felipe y su señora que ya casi vamos a echar de menos a su Emérito progenitor A.

 

El texto censurado u oportunamente olvidado decía así:

Como vigilia de la Misa en honor de las víctimas del 11M a celebrar en la catedral de Mallorca el domingo de Resurrección, SAR el Príncipe de Asturias y su novia han ido a corrérsela a las Bahamas, acompañados por tres docenas de amigos. Era un viaje de incógnito quizás programado para compensar la suspensión de la despedida de soltero por los atentados que entristecen España. Nos hemos enterado porque funcionarios del aeropuerto de Miami, donde hacían escala para volver a Madrid, han registrado sus equipajes de acuerdo con las medidas de seguridad establecidas tras el 11 S para visitantes particulares. Y en el caso de doña Leticia por dos veces, pues hubo que hacerlo nuevamente tras ir al WC, con perdón, y se ha armado un conato de protesta. Viaje de incógnito pero convenientemente “sponsorizado” para que no se diga que no se mira por el presupuesto, en el que se han utilizado un yate y un avión privados de cierto empresario.

Como se va viendo esto de la modernización de la Monarquía no ha hecho más que empezar pero ya da mucho juego y eso que, quien más quien menos, relee lo que escribe porque no está el horno para bollos y el lector me comprende. Algunos se escandalizan porque al heredero de la Corona española se le trate en la República de EEUU como a cualquier ciudadano, pero no se había comunicado a las autoridades americanas la identidad de los viajeros con la antelación requerida. Pero quizás lo más escandaloso sea que con el terrorífico panorama que tenemos en nuestra Patria con los llamamientos a la inmediata secesión de Ibarreches y Rovireches, junto con la amenaza de la inmigración ilegal  islámica, terrorista o no, don Felipe tenga tantas ganas de parranda o tan poca sensibilidad hacia los que sufren o simplemente están preocupados por lo que se nos avecina. La modernización no ha llegado a tanto.

(La Coruña, 13 abril 2004)

Ignoramos dónde Sus Católicas Majestades han pasado este año pandémico sus merecidas vacaciones de tapadillo con la tranquilidad de conciencia de que todo fluye con exquisita Armonía y Justicia en su primoroso y virtuoso Reino para mayor Felicidad de sus súbditos, que no merecen tantos regíos desvelos.

 

 

Ni alternativa, ni alternancia

Lo de Casado y el PP con sus purgas e incompetencias está alcanzando cotas sublimes de auténtico esperpento artístico valleinclanesco gracias, supongo, a la impagable influencia del sector galleguista de caderas altas del viejo partido de la no derecha, no izquierda, no centro. Felipe VI despacha más de tres horas con el cacique regional popular gallego. Puenteado, Casado va purgando a quien le mandan. Cayetana ya cayó, la próxima puede ser la Ayuso que también habría caído en desgracia.

Hasta ahora el papelón del PP en la antigua farsa borbónica había sido el de falso antagonista del protagonismo Borbones & socialismo en la construcción de la nueva subnormalidad neomarxista española desde hace cuarenta y cinco años.

Cuando el destrozo del binomio Borbones & socialismo era demasiado alto, ahí que llamaban al imaginaria de igual servicio pero mayor disimulo para evitar la quiebra definitiva del Régimen. Los aseados chicos del Opus, en la línea de un López Rodó pero sin su preparación ni atributos, bajaban algo el paro, mejoraban ciertos parámetros macroeconómicos y evitaban el inminente descalabro.

El PP no quería, o no le dejaban los amos, retrotraer ninguna de las fechorías perpetradas en el ámbito de lo que tuviera que ver con aspectos de Política, Cultura o ideología, es decir con el emergente hasta su consolidación actual marxismo cultural.

Incluso en estas cuestiones votaba lo mismo que sus enemigos, traicionando y deslegitimando a la parte de la sociedad que disimulaba representar.  Al cabo, su animal tótem, la gaviota, es una rapaz frustrada, carece de garras por lo que sólo sirve como carroñera, para reciclar los despojos de otros.

En las siguientes votaciones, con o sin oportunas bombas en los trenes, otra vez iba la burra al rastrojo, el binomio Borbones & socialismo era alzado a lo alto de la cucaña y a engañar, saquear y robar que son dos días. O dos legislaturas.

En esto consistía la alternancia, que no alternativa.

El papel de los Borbones, pan y circo para hoy, destierro para mañana, o como diría el Emérito parafraseando a un antiguo pariente, “después de mí, el diluvio” no es prudente ni parece demasiado inteligente. No ya para España, que eso importa poco, sino para la propia fracasada Dinastía instaurada por el general Franco en su mayor error como estadista. Ahora el pertinaz socialismo tiene instrucciones de prescindir de la Dinastía y va a por ella, con la inestimable colaboración del titular actual de la Corona, víctima de Su acedia y de Su señora. Se acabó la Unión Temporal de Empresas que tantos beneficios había venido dando a ambos socios.

Y, en consecuencia, el papel del antiguo PP también ha quedado obsoleto. Nunca fue alternativa y ahora ya no lo necesitan ni siquiera como alternancia en el nuevo Régimen global comunista que se está implantando en el saqueado y humillado Reino de España.

Quizás esto explique la saña africana con la que los cómplices peperos atacan a esa especie de Pepito Grillo que pudiera ser VOX. Que, al menos de momento aunque ya veremos porque también luce bozal, es la única alternativa conocida, aunque precisamente por eso no creo que pueda subsistir dentro del Régimen, sino en el papelón de alternancia mohatrera de repuesto si la nueva transición se alargase en el tiempo y hasta que el actual golpe de Estado gubernamental se consolide sin vuelta atrás.

En esta nueva etapa, el Régimen siempre podrá agradecer a Casado y sus muchachos los servicios prestados y su impagable colaboración ofreciéndoles alguna cartera ministerial bajo el sublime mandato del Gran Timonel. Una subdirección general de proyección de semillas oleicas dentro del Ministerio de Agricultura o acaso otra más novedosa de disfraces Transgénero dentro del de Igualdad de la eximia consorte Montero no le vendría mal a Egea, dado su currículo.

 

 

 

Demonios contra la cruz

La endemoniada vicepresidente social comunista acaba de declarar que el Gobierno de Su Católica Majestad va a expulsar a la comunidad benedictina que cuida la Basílica y que además está valorando demoler la cruz del Valle de los Caídos. Derribo que para más INRI y escarnio vendría después de un periodo de “reflexión”. Sí como lo oyen. Con la osadía que da la impunidad.

Debido a su imprudencia temeraria con lo de la dichosa manifestación esta indigente espiritual, moral e intelectual ha estado al borde de la muerte y más que probablemente la ha causado a otras mujeres o sus familias que no han podido disfrutar de sus propios privilegios sanitarios en la más cara y selecta medicina privada.  Pero ni tan siquiera esta experiencia conmovedora para cualquier persona sensible o con un mínimo de empatía ante el sufrimiento ajeno, parece que la estaría haciendo reflexionar y tratar el universo espiritual con un mínimo si no de consideración al menos de respeto.

Y es que la susodicha forma parte de la izquierda satánica española. Odia la cruz como un demonio enfurecido, aunque se vista con costosos modelitos de gran costura propios de señorita socialista tan principal. Una preciosa ridícula, inculta latiniparla y… diabla.

Para intentar entender mejor este odio monstruoso a la civilización europea en general y cristiana en particular por parte de gentes del mismo establecimiento, acaso convenga releer algunas de las obras más clarificadoras de autores como el gran Dostoyesvki. Por ejemplo, Demonios o Endemoniados, que de ambas formas ha sido traducida al español. Ya lo hemos comentado en otras ocasiones pero creo que conviene hacerlo por su extraordinaria y clarificadora lucidez. Refleja muy bien la influencia del satanismo en las ideas y organizaciones políticas y terroristas.

Lo que nos planteaba en esa obra el gran escritor humanista ruso hace ya un siglo y medio se está cumpliendo con gran precisión en estos tiempos de zozobra y gran tribulación, en los que sobre los temores al parecer magnificados por la propia pandemia, la amenaza de la dictadura comunista se cierne cada vez de modo más probable en el reino borbónico de España. Se manifiesta ahora en toda su crudeza por la causa desencadenante o catalizadora de la pandemia roja, pero es debido a muchos años de incuria y a la estulticia culpable de muchos de nuestros próceres empezando por nuestros propios frívolos zares y su degradada Corte, sin olvidar a una oposición que no se opone o a grandes empresarios y otros dirigentes. Gentes que callan y otorgan cuando no son frívolos, codiciosos e insensatos cómplices.

Demonios no fue bien recibido, en general, acaso porque explicaba demasiado bien lo que la clase dirigente se negaba a aceptar. Para otros se trataba de simples calumnias. Muchos años después, ya a principios del siglo XX, el comunista Gorki pretendía que: “Los demonios es el más perverso, y el más talentoso, de todos los intentos por difamar el movimiento revolucionario de la década de los setenta”. Pero, ¿tiene razón Máximo Gorki con lo de la supuesta difamación?

Dostoyesvki supo ver las terribles consecuencias devastadoras del nihilismo hoy disimulado, aunque yacente, por el neomarxismo cultural. El que sustituye a la lucha de clases del marxismo convencional y es promovido por la plutocracia globalista.

Medio siglo después de su aparición, los descendientes de esa burguesía entonces tan crítica con el libro que pudieron huir, se escaparon de la Rusia bolchevique. Es posible, aún se está a tiempo de evitarlo, que tal pase aquí también, con nuestro heroico rey huyendo el primero después de sancionar leyes inicuas para salvar su vida y hacienda. Y es que una de las primeras cuestiones a lograr por el proceso revolucionario es tener un rey títere y unas instituciones ineptas, y en el fondo cómplices, que narcoticen a su nación impidiéndola reaccionar ante la agresión antes de que ya sea demasiado tarde. Esto es lo que habría pasado en la Rusia zarista y desde luego es lo que volvería a repetirse en la España borbónica con don Felipe VI.

Pero, en resumen, ¿cuáles serían las principales notas características del movimiento denunciado por Dostoyesvki, tan semejante por desgracia al que crece hoy aquí?

Dualidad social: Aristocracia sin muchos horizontes intelectuales, población con pocos económicos. Complejo de inferioridad hacia la inteligencia y hacia la cultura extranjera.

Creciente frivolidad en la costumbres. Cierto matriarcado real. Influencia de los revolucionarios sobre la mujer. Ahora con el ultra feminismo fanático y violento.

Halago de la vanidad. Utilización de la ambición ajena.  Una constante entre la gran mayoría de nuestros dirigentes actuales.

Ateísmo. Nihilismo. Pérdida de referencias morales y tradicionales. Feminismo, multiculturalismo, LGTBI, pederastia, aborto, transgénero y degeneración de costumbres.

Considerar el bien o el mal como prejuicios a eliminar en el nuevo orden a imponer.

Ostentación de mala educación y burla de convenciones sociales y de la urbanidad o “buena” educación.

Apocamiento de la derecha: “para el hombre ruso el honor es tan solo una carga superflua.”

“Yo aún soy partidario del honor pero sólo por la fuerza de la costumbre…”

Nada de esto estaría pasando aquí desde luego sin la complicidad por acción u omisión de la Corona y de las no menos fláccidas fuerzas de la mal llamada oposición de “derecha”. Una falsa oposición que no se opone y que es de esperar que tampoco lo hará ni a la expulsión de los benedictinos ni a la voladura de la cruz.

En lo que se refiere a la institución eclesial oficial, con el Vaticano de Francisco a la cabeza, su traición, cobardía, silencio y complicidad resultan verdaderamente escandalosos.

Se explican también las razones del éxito revolucionario nihilista en una sociedad decadente:

1 tener un “uniforme” (sentido de la pertenencia, cargos, misiones) y engaño sobre la verdadera realidad de la organización.

2 Sentimentalismo como elemento de difusión del socialismo

3 Los pícaros mondos y lirondos

4 El cemento principal: la vergüenza de la propia opinión.

Entendemos que esta última: el no saber o no querer dar la batalla cultural es decisiva.

La organización social futura es descrita por Schigálev:

Habría una Fase previa: el Quinquevirato que disimula su condición entre los otros, convertidos en tontos útiles, desavisados, o cooperadores necesarios de un proceso que no todos comprenderían en su verdadera naturaleza y alcance.

El NOM se caracterizará por la división de la Humanidad en dos partes muy desiguales. Una décima parte de la misma recibirá la libertad personal y un derecho ilimitado sobre las otras nueve partes restantes. Estas vendrán obligadas a perder la personalidad y en convertirse en algo así como un rebaño, y, mediante una obediencia sin límites, alcanzar la primitiva inocencia, por el estilo del primitivo paraíso, aunque de otra parte, tendrán que trabajar. Estas son las últimas intenciones del neomarxismo cultural y su alianza oculta con la plutocracia satanista y pederasta internacional.

Hay medidas para extirpar la voluntad a las otras nueve partes de la Humanidad y reducirlas a la condición de rebaño, merced a la educación de generaciones enteras… puede que una de ellas sea la vacuna mortal. Junto a la manipulación de masas y la llamada Inteligencia artificial.

Estrategias instrumentales de los sediciosos:

1 Usar lo que pasa (por ejemplo una revuelta o protesta laboral por la corrupción del administrador de su fábrica) para los propios fines, apropiándose de sucesos como algo premeditado e inducido por ellos. Sin embargo, no se aplica la misma vara de medir en el caso de la corrupción y los delitos propios.

2 Provocar tumultos.

3 Agentes demoledores profesionales y sociales que sin saberlo conscientemente trabajan para el desarrollo de la causa minando la moral y cohesión social. Resulta habitualmente bochornoso el papel de la Prensa, Judicatura, Universidades y Colegios profesionales.

4 El crimen ya no es una locura sino un deber. El dios ruso ha huido ante el alcohol.

5 Una o dos generaciones depravadas son ahora indispensables. De una depravación inaudita, ruin, en la que el hombre se convierta en un ser asqueroso, cobarde, cruel, egoísta…

6 Recurriremos al incendio, echaremos a volar leyendas…

7 Comprometer a los socios y simpatizantes con algún crimen para chantaje y cierre de solidaridad, aunque sea a la fuerza.

8 Fomentar la desconfianza e incluso el odio entre los diferentes miembros y humillarlos en público para distinguirse el mando de la masa. Terror ajeno y propio para mantener la disciplina. Incluso asesinato de disidentes y arrepentidos.

9 Buscar un rey títere. Aquí no hace falta buscarlo, desgraciadamente ya lo tienen.

La cuestión de la Organización:

Con una supuesta autoridad central desconocida para los miembros comunes, formada por una Red de secciones relacionadas (más o menos de verdad) que hacen prosélitos y se extienden. Club, de opinión, Agrupaciones esotéricas, Instituciones de supuesto marchamo oficial pero de carácter mohatrero…

Toda Organización tiene Misiones (declaradas u ocultas) que realizar. Las Misiones, mediante una propaganda sistemática delatora, serían:

1 Minar continuamente la autoridad de los poderes e instituciones locales. Aún respetando ciertas peculiaridades de los aliados regionales enemigos de España, se está empleando esta segunda fase de la pandemia para desacreditar a las autonomías y municipios. Acaba de fracasar, de momento, un intento de robarles los recursos.

2 Engendrar la duda en los vecinos. Con consignas irracionales, cambiantes y contradictorias.

3 Fomentar el cinismo y el escándalo, la incredulidad absoluta en todas las cosas, el ansia de mejora. A esto ayuda un repertorio decisiones judiciales incomprensibles, la carencia de tutela judicial efectiva, que parecen indicar que la ciudadanía se encuentra indefensa por la inanidad e insolvencia técnica y moral de las instituciones monárquicas.

4 Provocando incendios como medio popular por excelencia, lanzar a una región, en el momento indicado, si es preciso, incluso a la desesperación. Ahora lo están perpetrando los antifas patrocinados por Soros y el mal llamado Partido Demócrata en USA.

Excelente análisis y profético, literatura inspirada de un humanista en cierto modo superviviente. Acaso hoy habría que resaltar más el punto 7, el importante papel del chantaje ejercido contra los dirigentes aupados en la cucaña globalista para asegurar su colaboración por tremendas que sean las exigencias. Quizás sea ese ahora el actual “cemento principal”.

En una sociedad como la presente que está perdiendo, sino ha perdido ya, el sentido metafísico de la existencia y de la Civilización parecería que la cuestión espiritual o religiosa es cosa caduca y carecería de importancia. Nada más terriblemente errado.

Toda esta parafernalia satánica acaso pueda resumirse en el odio a la Tradición Cristiana y liberal. A la dignidad humana y a la Libertad. Por eso, estos demonios braman enfurecidos a la vista del símbolo de la Cruz. La eterna lucha entre el Bien y el Mal que se desarrolla en diferentes escenarios, el más importante de ellos el alma humana.

A falta de otros medios, que ni están ni se les esperan, ¡Ojalá la Providencia divina actúe pronto y nos ayude!

 

Curioso exorcismo en El Corpiño

El santuario del Corpiño estaba tranquilo cuando ya se barruntaba la festividad de san Juan. Fresnos y castaños de Indias sombreaban la campa de la romería. Guillermo el abad de santa Agueda había ido a exorcizar a una mujer que estaba poseída de un demonio muy travieso. Mentía el diablo más que hablaba a las preguntas que le hace el abad. Inquiere por la suerte de algunos difuntos de quienes deseaba tener noticias. Luego mandó al diablo libertase de su presencia a la poseída.

 ¿Y a dónde quieres que vaya?

No sé, pero aquí hay muchos nacionalistas y socialistas de todos los partidos.

Sí pero ya están todos cogidos.

En esto que suben a rastras las once gradas de piedra que superan el desnivel de Poniente a un tal Alfonso Rodríguez.

Este energúmeno sí que trae un demonio peligroso. Y “zumbao” monotemático. En cuanto oye hablar de Castilla, o en español, se pone a echar espumajos por la boca.

Me llamo Daniel. As dereitas ten a culpa de too

Sujetadle por Dios que nos va a organizar alguna.

Estaba tan tranquilo aparentemente, hablando con don Claudio Sánchez Albornoz el célebre historiador y ex ministro republicano que le recordaba la condición de la Castilla originaria como patria de hombres libres, cuando le ha dado el ataque.

Rápido, traedme el Benito Remigio Noydens. Y dice el manual de exorcistas:

Cuando el demonio obligado con los conjuros dijo su nombre ha de procurar el exorcista saber su significación porque el nombre que tiene suele declarar su propiedad o natural condición o por mejor decir vicio y pecado que asiste y preside y así puede obligarle a que manifieste la propiedad de su nombre, o el pecado sobre que predomina  y reina para poder así aplicar mejor el remedio con la virtud contraria…”

Así:

Contra nacionalismo…libertad, igualdad, fraternidad

Se agita desesperadamente el Energúmeno.

Contra galleguismo….cultura y cosmopolitismo

Contra fanatismo…tolerancia

Contra envidia…¿? largarse de España

Contra saudade… un paraguas.

El exorcista no solamente es ministro de la Iglesia sino también médico del alma y así debe saber aplicar al Energúmeno los remedios, y quitar los estorbos, ora sean extrínsecos o intrínsecos que puedan retardar el logro de sus fatigas.

A veces al comenzar el exorcismo tiembla todo, y con voces espantosas y aullidos pretende estorbarlos, y tal vez con dichos ridículos: “As dereitas ten a culpa de too” o “los señoritos parvos que no nos entienden tienen la mentalidad de señoritas cursis” y menos honestos, “te voy a joder con el DOGA” y con descubrir faltas, y pecados ajenos,: “la culpa la tiene Madrid” entretener a los circunstantes, e impedir la devoción, y atención que pide tan alta empresa.

Pero el ángel rebelde se mostraba muy pertinaz, y ni los oremus, ni el agua bendita, ni los exorcismos le decidían a alejarse.

Rosalía estaba muda, algo así como espantada contemplando al Energúmeno. Vicente Risco, nacionalista jubilado y gran experto gallego en sionistas, judíos y artes diabólicas, hábilmente le atormentaba con sus vistosos correajes de falangista valeroso. El antiguo teórico del nacionalismo gallego, ya felizmente reconvertido, era inasequible al desaliento. Después de muchos esfuerzos, el réprobo tuvo que salir del Energúmeno solicitando como última gracia, ya que no le permitían redimir a la Galicia mártir de los “crímenes castellanos”, que le permitiesen al menos entrar por segunda vez en el cuerpo del rencoroso médico renegado del fonendoscopio para castigarle de ciertos desacatos cometidos recientemente contra España y los derechos humanos.

Ser redimidos por el diablo no sería más que la inversión total, demasiado cerca del Cainismo que ninguna propaganda ni Prensa afín puede tapar.

Sabemos que Satanás puede crear en la imaginación del hombre numerosos mundos. Y aunque fingidos los puede hacer pasar por reales para engañar a su rebaño.

Muy razonable era esa tal demanda y el abad Guillermo que apreciaba los buenos modales, y que nada negaba cuando se lo pedían cortésmente, consistió desde luego en las benéficas intenciones del Maligno, regocijándose interior y caritativamente de poder dar una ultima lección al tan hipócrita como tenebroso paciente, pero solo accedió con la condición que había de introducirse por el trasero.

En esto que Castelao fue a sentarse sobre la pila de agua bendita y apoderándose del hisopo exclamó: “entra ahora si te atreves, maldito pariente de Isabel la Católica, ya te preparo el pago”.

De modo que no pudiendo salirse el diablo con la suya, se retiró murmurando.

Con esto del puñetero Laicismo, los socialistas  y el heresiarca papa Francisco nos van a dejar sin pan”.

 

 

 

¿Acaso ya vale todo?

No es que nos encontremos solo en una escandalosa etapa de vacatio legis sin que al parecer los jueces defiendan a los ciudadanos según el precepto constitucional de tutela judicial efectiva, sino es que tampoco parece haber ya moral, decencia ni sentido común.

Veamos cinco ejemplos:

Estoy recibiendo cierta información aunque contradictoria acerca de la venta a través de la gran empresa logística con nombre de río muy caudaloso de odioso material erótico para pederastas. Cuerpos con excelentes reproducciones de partes íntimas de niños realizados en látex. No sé seguro si es cierto, ni pienso entrar en esas páginas para ver las terribles ofertas. Pero de serlo, me parece una auténtica vergüenza. Más allá de lo que puedan decir los diferentes códigos penales, parece mentira que esa gran empresa se preste a eso, que es de suponer no alegará sea por estricta necesidad de sobrevivir a las incurias de estos tiempos.

Que el contubernio social comunista se niegue a investigar que unas desgraciadas niñas bajo el supuesto amparo y tutela del Estado español hayan sido obligadas a prostituirse es una ignominia descalificante no sólo para los que perpetran esta canallesca decisión sino también para el resto de instituciones que debieran actuar de oficio para defender a la infancia ultrajada y maltratada y no lo hacen.  Sin olvidar a la ministra consorte de Igualdad, dado que en este caso son niñas.

Que el falsario se permita lamentarse en sede parlamentaria por el suicidio de un criminal terrorista vasco, miembro del comando etarra que asesinara a Miguel Ángel Blanco, dice mucho de la catadura moral del jefe del Gobierno de Su (escondida y amordazada) Majestad y de la banda que le apoya. Secta encanallada que ha olvidado que muchas de las víctimas de ETA pertenecían a su propia banda socialista. Y que para rematar la filantrópica jugada la cínica vice primera de Cabra, presunta catedrática de Derecho constitucional, se permita decir que lo importante son sus presupuestos los apoye quien los apoye, da una idea del grado de deterioro intelectual y moral no ya solo del Gobierno sino también de la Universidad española.

Otro escándalo mayúsculo: Todo un general español ex jefe de los servicios secretos y con información privilegiada obtenida durante su etapa oficial en ejercicio de su misión institucional se presta a “asesorar” mediante pago de suculentísima factura a un alto directivo con fama de intrigante de una gran empresa energética de la oligarquía vinculada al País Vasco. Qué vergüenza no solo para él sino para la Institución. Y que además se lo consientan. Inadmisible.

Y para acabar otro escándalo, esta vez del tenebroso Vil Gates. En unas recientes declaraciones ha presionado a las instituciones gubernamentales para que no acepten ningún tipo de reclamación por los daños que van a infligir sus vacunas asesinas obligatorias. Gates estima que en el mejor de los casos, de ahí para arriba, la vacunación supondrá la muerte de al menos uno de cada diez mil vacunados a la fuerza.  Es decir, en torno a unos setecientos setenta mil muertos por las vacunas obligatorias en todo el mundo y casi cinco mil solo en España. ¿Se trataría de cifras superiores a las efectivamente causadas por el propio virus?

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.