Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Zarrapastrosa tribada

Cuando no se nos ocurre nada que escribir, o nos da pereza hacerlo, siempre hay alguna hembrista zarrapastrosa haciendo el ridículo y dando por saco que proporciona tema para nuevos amenos chascarrillos. Cultas latiniparlas. Preciosas ridículas de portada de Vogue. Tortilleras contra el heteropatriarcado. Tribadas fanáticas empaladoras. Fricadoras por el socialismo. La verdad es que en este esperpéntico reino borbónico donde toda estulticia e impudicia tiene enmucetado asiento subvencionado por sus idiotizados súbditos, siempre hay una rota para una descosida.

El catálogo de la nueva gobierna de Su Católica Majestad no hay por donde cogerlo. Constituye un esperpento en espejo plano. Ni aposta se puede perpetrar algo que más apeste. Recuerda la Corte del Carlos II El Hechizado. Hay que reconocer la impactante chulería del falsario riéndose impunemente de las instituciones de la monarquía, y lo que desde luego es peor, del perplejo, insultado, humillado, asqueado pueblo al que unos y otros le obligan a pagar esta obscena función.

Sabemos que el gran Líder ha perpetrado un ministerio de igualdad para colocar en urna con fanal y todo para que no coja polvo, con perdón, a la querida del vice cuarto. Todo un engendro que desmiente su nombre porque más parece contubernio de la alcaldesa de Zamarramala y sus huestes el día de santa Agueda.  Un convento monjil sui generis en el que está prohibida la estancia, y es de suponer que el deleitoso uso de varón. Claro que a saber si no aparecerá un deslenguado Boccaccio que cuenta las peripecias ocultas del gineceo. Tal parecería, pero al revés, un casto monasterio ortodoxo del Monte Athos en el que están prohibidas toda clase de hembras, hasta las gatas.

Para un tinglado denominado Instituto de la Mujer no han tenido ovarios, o acaso no se les ha ocurrido, de colocar a un trans, a un begoño, como se dice ahora en el argot madrileño. Pero si a una feroz tribada fricadora que ha hecho méritos para acampar en este gobierno de progreso nada menos que proponiendo empalar a los varones. Sí, sí como lo oyen. A todo hombre por el hecho de serlo hay que meterle un palo u objeto contundente en salva sea la parte que tan bien conocen otros próceres socialistas de pro y popa. Una extraordinaria aportación a la paz y concordia que seguro será recordada. Un éxito asegurado como diría la otra.

El que consiga poner una cámara oculta durante un consejo de ministros, ministras y ministres se va a hacer de oro.

Otro Sí dicen

No amo a Pablo Iglesias, solo me interesa el sexo. El Amor es patriarcal y tóxico.

Los hombres son excluidos del Ministerio de Igualdad de Irene Montera

La Directora de diversidad racial (sic) se va por no ser negra

 

 

Animalistas y progres contra Sistemas agrarios

En la posguerra española el conocimiento práctico de los recursos agrarios y de su gestión era muy elevado y trataba de enfrentar las condiciones de penuria existentes. Las antiguas publicaciones del Ministerio de Agricultura, incluidas las de divulgación y extensión agraria eran muy buenas desde el punto de vista del conocimiento de la realidad agraria y forestal. Sobre todo durante los primeros años, saqueado por los socialistas el oro del Banco de España y cuanto valiese para su pillaje, sin apenas divisas, y sin ayudas exteriores como las que recibieron la mayoría de los países europeos, salvo alguna de la Argentina peronista, la autarquía obligaba a gestionar lo mejor posible lo poco de lo que se disponía.

Para lograr auténtica sostenibilidad se trataba de distinguir lo que puede considerarse renta de lo que sería capital natural. Se conocía el medio al menos en su aspecto cualitativo porque a nivel estadístico existían notables lagunas. Especialmente desde que las magnitudes en términos reales van siendo progresivamente sustituidas por otras expresadas en términos monetarios, lo que dificulta el análisis y comparaciones en términos de biodiversidad, especies implicadas, o flujos de materia y energía de los diferentes sistemas agrarios.

Con posterioridad, cuando ya los sistemas tradicionales se habían desestabilizados por la emigración, o la creciente incursión de la agroindustria hubo un grupo de estudiosos españoles, como José Manuel Naredo, Pablo Campos, o Javier López Linage, con los que en otro tiempo tuve el honor de colaborar como ingeniero agrónomo. Eran investigadores preocupados por el conocimiento, mejora y en algunos casos rehabilitación de los sistemas agrarios tradicionales, incluyendo en este concepto una visión integrada  de diferentes aspectos de la vida rural tradicional como la vivienda, los aperos o los objetos útiles. Levantaron acta de un mundo perdido, en el que prevalecía el valor de uso sobre el valor de cambio, la escasez objetiva sobre la subjetiva, el ciclo cerrado y el largo plazo, y en que mal que bien, la gente a base de ingenio, conocimiento diferenciado de su universo y mucho esfuerzo, se apañaba para sobrevivir sin el uso intensivo de energía fósil.

Hace no tantos años se consideraba que la solución del problema social agrario era fundamental para la vida de los pueblos y especialmente para España. Durante la Segunda República este era uno de los problemas sociales fundamentales y muchos achacan al fracaso de la Reforma Agraria el posterior del propio del régimen republicano. Una Reforma instrumentada técnicamente entonces por el catedrático Pascual Carrión que resultaría demasiado lenta, desbordada por la acción revolucionaria de movimientos políticos y sindicales. Y también con un enfoque demasiado parcial, al centrarse principalmente en la Propiedad de la tierra en áreas latifundistas y carecer de una visión de conjunto o integral del problema, incluidos aspectos ecológicos relacionados con la producción.

Ya en la Transición se recrea un Instituto Andaluz para la Reforma Agraria (IARA) cuyo presidente fue José María Sumpsi, mi antiguo profesor de Econometría en la ETSIA de Madrid. Basado en la vieja mitología del reparto de tierras, y sin un apoyo adecuado de servicios, financiación y buenos gestores empresariales, su fracaso estaba anunciado y era cuestión de tiempo. En especial cuando la PSOE ideó otra forma de dominación menos peligrosa para sus intereses partidistas.

Como compensación de ese fracaso y para mantener su clientela de votos y pax social se estableció el sistema de las paguillas, el llamado PER, una especie de sopa boba frailuna actualizada en la que las gentes de la PSOE hacían de píos hermanos limosneros benefactores del convento. Los nuevos manijeros de la PSOE reparten el dinero entre afines como antes jornales los antiguos capataces del malvado amo. Una forma de mantener gentes dependientes y permanentes votantes del pertinaz socialismo.  Y también de no enfrentarse a los poderosos, a la vieja aristocracia o burguesía terrateniente. Un tinglado estable de corrupción, atraso e ineficiencia blindado con el lamentable sistema autonómico cuyo caciquismo estructural impedía la alternativa política.

En España ya no existe la antigua y dramática presión sobre la tierra pues la población empleada en la agricultura y residente en el mundo rural ha descendido enormemente, de modo que muchas extensiones de nuestros campos se hallan ahora solitarias, abandonadas, colonizadas por matorral o las primeras etapas de la sucesión ecológica y  los sistemas agrarios se han simplificado, perdiendo gran parte de su complejidad y riqueza ecológica, cuando simplemente ya han desaparecido.

Detrás de tan profunda transformación existen muchas causas, una de ellas es el cambio en la utilización de la energía y sus principales convertidores: plantas, ganado y máquinas en los sistemas agrarios. De singular importancia es, frente a la ganadería tradicional integrada, el desarrollo de la ganadería intensiva alimentada con productos propios del consumo humano como el maíz o la soja. Un combustible diferente del que usaban las máquinas vivientes de nuestra cabaña autóctona, más resistentes y mejor acomodadas al medio natural y capaces de aprovechar mejor los propios recursos pascícolas y la fotosíntesis no subsidiada con energía fósil, sirviendo además para la tracción en el caso del vacuno.

Hoy asistimos gracias a la manipulación mental de urbanitas ignorantes a otra vuelta de tuerca en el proceso aparentemente imparable de descomposición del mundo rural. La  nueva ofensiva bárbara y fanática se realiza contra actividades tradicionales de gran importancia ecológica como la ganadería brava o la caza. Actividades que forman parte de los hábitos y el ocio rural pero que constituyen actividades de extraordinaria importancia económica y social, también para el sector industrial y de los servicios.

La caza bien gestionada es fundamental en el equilibrio de los ecosistemas. El toro de lidia constituye una rara y preciosa joya zootécnica de gran importancia también para la conservación de las dehesas. Las dehesas constituyen un sistema agrícola, ganadero, forestal y cinegético de extraordinaria importancia ecológica en la España sujeta a las condiciones de la sequía estival. No obstante, su alto rendimiento medido en capacidad de producir proteína animal en relación con la energía fósil empleada ha ido reduciéndose con el tiempo como muestran los importantes trabajos con datos reales obtenidos con documentación contable de base por el investigador extremeño Pablo Campos. Un asunto muy importante que merece una garita aparte.

Pero el actual despotismo iletrado se mueve por prejuicios y o intereses bastardos y no admite razones. El nuevo gobierno de señoritos prepotentes e ignorantes al servicio de fuerzas que muchos ignoran es más de temer que un nublado o que la peste porcina o la plaga de la langosta, todos juntos. Probablemente, detrás de los actuales intentos de prohibir la caza se encuentre el deseo de los gobernantes despóticos de retirar las escopetas y rifles en poder de los ciudadanos, para evitar cualquier posible resistencia a la nueva tiranía que amenaza consolidarse en España.

 

 

 

La Peste

“Pues sabía lo que la muchedumbre en fiesta ignoraba y puede leerse en los libros, a saber: que el bacilo de la peste no muere ni desaparece nunca, que puede permanecer adormecido durante años en los muebles y la ropa, que aguarda pacientemente en las habitaciones, las cuevas, las maletas, los pañuelos y papeles y que quizá llegue un día en que, para desdicha y enseñanza de los hombres, la peste despierte sus ratas y las envíe a morir a una ciudad alegre.”

(Albert Camus, La Peste)

Premio Nobel de 1957, admirador de Unamuno y Ortega, con preocupaciones acerca de la conciencia humana que nos recuerdan las de Dostoievski, Albert Camus fallecía en trágico accidente de tráfico el 4 de enero de 1960. Dicen que en su coche siniestrado se encontró un ejemplar de El hombre y lo divino, obra fundamental de la eximia pensadora María Zambrano. Una obra que quizás le había llegado demasiado tarde, justo a las puertas de la muerte: la conciencia misma se agranda tras un desengaño del amor, como el alma misma se había dilatado con su engaño. Si naciésemos en el amor y en él nos moviésemos  siempre, no hubiéramos conciencia.  Y esta luminosa sentencia convertida en una suerte de epitafio resume toda vida de plenitud, también la del gran humanista tan prematuramente arrebatado por la muerte.

Por una muerte absurda, como tantas de ahora, o de siempre, que sin embargo no le impidió constituirse en uno de los más notables y honrados testigos de su tiempo. Tiempo de búsquedas y desengaños, dirigido al alba pero arrumbado en el ocaso, en que, arrumbada o abandonada la metafísica, el hombre desligado resulta un extraño para sí y para su mundo verdadero: el que tiene que ver con el alma y el amor, auténticas medidas del universo.

Símbolo moderno de la conciencia, Albert Camus es testigo de los actos que se ejecutan sin ser demasiado consciente de ellos como los del señor Meursault, el protagonista de El extranjero (o El extraño, según la traducción de Sainz de Robles). Una vida en la ceguera, sólo aliviada por sensaciones placenteras como la tibieza del cuerpo desnudo de Marie, y que quizás ha de cerrarse con la furia o el insulto.

El drama personal de Camus es también el drama del propio y lamentable siglo XX, un siglo que había traicionado tantas esperanzas: así la del sometimiento de los demonios personales que se pretendía gracias a la psicoanálisis o la del comunismo que presuntamente habría de poner fin a la Historia con una civilización sin amos ni esclavos, pero que el cabo se ha revelado como lo que es: una ideología genocida que el humanista Camus abandonó asqueado. Una ideología que permanecía agazapada pero que hoy vuelve como la peste.

Albert Camus nació en Argelia donde trascurre su juventud. De ascendencia española por parte de madre que le enseñó nuestra lengua, su padre emigrado alsaciano, murió cuando Albert iba a cumplir un año, durante la Primera Guerra Mundial. No olvidaba los problemas de su Argelia natal. La búsqueda de una solución lejos de una imposible “reconquista” o del desarraigo de los franceses de Argelia, que si no tienen el derecho de oprimir a nadie, tienen el de no ser oprimidos  y el de disponer ellos mismos de la tierra en que nacieron. Para restablecer la justicia necesaria hay otros medios que el de reemplazar una injusticia por otra.  La sensación de la propia civilización amenazada. La descolonización no solo de Argelia ha resultado un desastre, acaso cada vez más complejo y difícil de manejar con el actual auge del islamismo fanatizado y propugnador de la sharia como código civil. Un Islamismo que ha pasado al ataque no ya en la Argelia pretendidamente ganada para la causa del laicismo neutro oficial, sino que está degradando la metrópoli republicana francesa con su indeseable multiculturalismo.

En las sociedades en las que se van difuminando las jerarquías y los órdenes morales, intelectuales y estéticos, en las que no hay modelos, o estos se encuentran deformados, se desvirtúa también el concepto de tolerancia y por tanto de sus límites. Tolerar no es consentir. Pues la tolerancia tanto como virtud moral como en su sentido técnico referido a los sistemas de calidad representa un ámbito en que se puede aceptar la diferencia o discrepancia de algunas de las características básicas de un integrante del sistema. Así, tal pieza puede aceptarse si no pone en peligro el funcionamiento del conjunto en su integridad. Lo primero que hay que conocer es el sistema axiológico en que la civilización se basa. Luego la capacidad de integración por la cantidad o por la calidad: por fallos no detectados, o si detectados no corregidos por diferentes intereses, en los subsistemas de educación, socialización e integración social que permiten la reproducción del sistema principal en el tiempo, impidan ésta y pongan en peligro la supervivencia de una forma de civilización. No puede funcionar bien un sistema democrático sin demócratas. Ni una república sin republicanos. Es decir: una sociedad solo puede ser crecientemente libre, próspera y justa si estos valores son vividos por las gentes que la integran. La progresía andante y mandante considera asaz impropio aspirar a la perfección. Son valores antisociales que degradan al ser humano los que promueve.

En su obra maestra, La Peste, Camus nos habla de una plaga que amenaza la ciudad alegre y confiada como diría otro premio Nobel, Jacinto Benavente. La ciudad dichosa e inconsciente hasta que se manifiesta el mal latente, oculto a los ojos de la sociedad. Cuando apareció la obra se consideró una alegoría del nazismo, esa peste que infectó cuerpos y almas antes de arrasar Europa. También de otro movimiento totalitario, el comunismo, causante aún de más muertes y desgracias. Pero no es cosa del pasado sino asunto de extraordinaria actualidad, la alegoría profética de un mundo que se nos desmorona desde hace unos años sin que hasta ahora hayamos advertido la profundidad y gravedad de la amenaza. En lo que llevamos de siglo XXI parecen volver en toda su virulencia muchos males que creíamos ya erradicados. Como nos advierte Camus: el bacilo de la peste ni muere ni desaparece jamás.

El siglo XXI nos muestra un nuevo proceso radicalmente revolucionario. La emergencia del mal ahora en forma de una nueva especie de comunismo devastador pero sin uniformes, cánticos ni correajes como en los años treinta. Un proceso de disolución del orden social, de la familia, de destrucción de la clase media, víctima de la hipertrofia de lo financiero, transformado en poder absoluto y autónomo, inaccesible en castillo desligado de lo real. Y es que Sánchez, Iglesias y sus bandas no aparecen con correajes ni desfiles uniformados. Ni siquiera se identifican con lo que son: comunistas despóticos y totalitarios o meros oportunistas del Poder. Los nuevos servidores del despotismo y mercenarios del gran capital reniegan de los símbolos patentes de orden y jerarquía. Son agentes de entropía moral, intelectual, económica y social. En el caso de España la situación se agrava con los intentos de descomposición nacional y disgregación en partes independientes y enfrentadas.

El mal se manifiesta y ataca a todos, sin respetar a los inocentes. Mas varían las actitudes de los diferentes personajes ante la peste. Así, el patético y abnegado Tarrou que la combate contra toda esperanza. Me quedo con la actitud del heroico y lúcido doctor Rieux, quien decidió redactar la narración que aquí termina, por no ser de los que se callan, para testimoniar a favor de los apestados, para dejar por lo menos un recuerdo de la injusticia y de la violencia que les había sido hecha y para decir simplemente algo que se aprende en medio de las plagas: que hay más cosas en los hombres dignas de admiración que de desprecio.

Ojalá sobrevivamos a la peste que se manifiesta. Ojalá, esta nueva aparición de la peste posea una faceta buena, útil, educativa. Y nos sirva como al doctor Rieux para reconocer y promover las cosas dignas de admiración en el hombre. Un hombre y una civilización que debieran combatir la peste amenazadora con la educación y la escuela. Y promover como vacuna contra la peste y las ratas que la expanden una opinión pública ilustrada y consciente digna de tal nombre.

 

Una dictadura, un dictador

Con infinidad de burlas y como último recurso de la impotencia las gentes se toman a chufla la relegación por el falsario de las antipáticas, prepotentes, codiciosas hordas podemitas gubernamentales con el ridículo vicepresidente objeto y su feminista ministra de doble cuota por hembra alfa del gran macho y miembra del comité central revolucionario de Galapagar, al cual servían como rodrigones a la espera de heredarle.

Pero cabe barruntar, pinto el caso, que el falsario con gran previsión y astutamente aconsejado por su amo imperial Soros  ya va preparando la próxima crisis ministerial, adoptando su programa electoral pero marcando a sus odiados enemigos en el Consejo de Su Majestad, de modo que carezcan de iniciativa o protagonismo y llevándolos a la impotencia, la rebelión suicida o el fracaso.

Una Majestad que pinta menos, por cierto, que un cero a la izquierda, con perdón. Humillado una y otra vez, acaso debiera preparar alguna respuesta siquiera simbólica antes de que sus saqueados y asqueados súbditos se den cuenta que sería preferible y mucho más barato comprar en Japón un autómata con inteligencia artificial que hiciera igual o mejor servicio.

Por ejemplo, en vez de contar ambiguos chistes verdes pudiera remolonear so pretexto de narcolepsia, retrasarse y hacer esperar hasta impacientarse a las hordas ministeriales en Palacio antes de la cínica ceremonia de promesa del cargo y de la carga. Bien es verdad que con oportuna y atenta vigilancia del personal de servicio palaciego no sea que en un descuido, se vaya llevar alguno, alguna o algune, las cucharillas de plata, las porcelanas de Sèvres, la antigua escribanía de cuero repujado o algún otro similar recuerdo trofeo de la más alta ocasión que vieran los siglos.

Pero, la dictadura progresa adecuadamente. ¿Cuándo cesará el falsario a la horda podemita para quedarse como amo único del cortijo? Ahora no queda sino esperar el momento oportuno para asestar la puñalada trapera. Puede aprovechar cualquier presumible futuro despropósito sonado de los ambiciosos neófitos. Después de aprobar los primeros presupuestos sanchopedrescos pudiera venir la purga. También es muy posible que los tribunales bolivianos se lo pongan a huevo si terminan procesando por narcotráfico, prevaricación y cohecho a los principales próceres podemitas. En tales circunstancias su cese sería democráticamente irreprochable, incluso para el partido mohatrero de los EREs y la cal viva.

Para disimular, darse pisto académico y presumir de intelectual a la violeta pudiera convenir salvar al pintoresco flamante ministro propuesto por la miliciana alcaldesa desgreñada y meona. Un tipo rarísimo y curioso que sabe leer y escribir, un lisérgico golpista catalán made in Albacete y pasado por Berkeley. Una joya para dejar boquiabiertas a cultas latiniparlas como la Lastra y demás miembros y miembras del partido sanchista.

Hay que resignarse. Las cosas suceden cuando Dios quiere, y peor que la desunión nacional o de las amargas vicisitudes de esta pobre Patria nuestra es hablar de ellas como lo hacen algunos tertulianos y periodistas de a tanto los mil caracteres.

 

 

Upanishad socialistas

Los Upanishad son tratados espirituales de contenido y extensión variables. Upanishad es un término sánscrito que viene a significar a los píes del maestro para recibir enseñanzas o instrucción. El fenómeno no es reducible únicamente a la India sino a todo ese tipo de literatura didáctica que pretende influir en la conducta de sus adeptos.

El lector algo amoscado argüirá con toda la razón del mundo, pero vamos a ver, pero qué barbaridades dice este hombre, Upanishad, es decir algo espiritual, y socialismo, al menos el de la banda arrebatacapas del PSOE borbónico, son cosas incompatibles.

Por su parte ya Goya expresaba en las pinturas negras la variante del Upanishad del Mal del diablo rodeado a sus píes de brujas, hechiceros, putos, celestinas y malhechores.

La  subversión socialista ataca en todo el ámbito de la hispanidad, y con ella los atentados contra los templos e instituciones católicas. Y no solo en los narco estados venezolano o mejicano de Maduro o López Obrador. O la Bolivia del expulsado indio comunista Morales a la que militares de sus servicios secretos acusan de financiar a podemitas con el lucro del narcotráfico andino y mejicano.

Dentro del ciclo del eterno retorno, hay cosas que se repiten. Empiezan las persecuciones religiosas impunes. Hace unas semanas, en Tauste, la patria natal del gran Joaquín Costa, ha sida quemada y profanada sacrílegamente una ermita y dañada un talla del nazareno. Se ha producido la invasión por gente armada bajo las órdenes del gobierno socialista de una emblemática basílica católica para proteger la ceremonia de profanación de una tumba. Incluso se han producido denuncias por parte de los religiosos encargados de su custodia de la realización de rituales o ceremonias sacrílegos perpetrados por los invasores. En la Cataluña golpista los obispos con la complicidad del siniestro Bergoglio protegen sino azuzan la rebelión contra España, exigen impunidad para los delincuentes mientras intentan tapar sus escándalos de pederastia o la apostasía generalizada de su hastiada clientela. En Francia también se producen atentados contra templos cristianos. Incluso una joya del arte como la catedral parisina de Notre Dame arde misteriosamente.

En Chile, varios templos como la catedral de Valdivia han sido saqueados e incendiados por el populacho salvaje e ignaro jaleado por el socialismo internacional organizado en torno al Foro de San Paulo y luego de Puebla y protegido por los medios de intoxicación sionistas.

La persecución cristiana no es solo por el socialismo. En Nigeria y otros lugares el genocidio cristiano se perpetra en nombre del Islam. Mientras esto ocurre, el propio Vaticano, Bergoglio y su Curia, rinden culto chamánico a la pachamama. Toda una descalificación de la obra evangelizadora y civilizadora de los españoles en América y a la que deben que la propia Iglesia Católica no sea una institución marginal en el mundo. Si el súper jefe lo anima o al menos lo consiente, no resulta tan raro que sus temblorosos prelados españoles, con alguna heroica excepción, hagan la vista gorda y callen cobardemente ante los desafueros, haciéndose cómplices de los mismos. En resumen, los Upanishad socialistas, variante del sionismo internacional, están a los píes del diablo. Del Mal.

En el siglo de oro empeñarse significaba liarse una puta con un rufián.

Nuestro falsario está empeñado hasta las cejas en hacer progresismo. Progresismo es lo que hacen los progresistas como él y sus compinches y compinchas. Desde luego también están en el progreso los racistas y meapilas vascos y catalanes, la carcundia abusona y trincona de las más degradadas burguesías regionales.  Incluso el progresista Feijóo felicita al falsario para ver si se empeña en hacerle hueco futuro si hubiere una OPA para absorber al no menos progresista marianismo centrismo que Casado es incapaz de desactivar.

Ahora los empeños gubernamentales son varios aunque casi se resumen en la destrucción de la convivencia y de la legalidad constitucional. Y en lo que queda de soberanía nacional e incluso de nación.

Otro empeño es que todas estas variantes de preciosa fauna sociológica se encuentren oportunamente representadas en el futuro muestrario gubernamental, para que se diga que es democrático, aunque algo bizco del ojo izquierdo.

Empeñados en que esto termine como el rosario de la aurora, todos y todas se muestran a los píes del maestro Satán. Pinto el caso.

 

 

 

 

 

Sobre las medicinas alternativas: 1. Fitoterapia

 

A mis amigos, Elena y Agustín

El audaz doctor fraude y su aguerrida tropa de ministras de cuota y científicos a sueldo ha venido desarrollando por ignorancia o la orden de poderosos intereses económicos a los que en todo caso sirve, una feroz campaña inquisitorial contra lo que llaman pseudoterapias y medicinas alternativas, cajón de sastre en el que desde luego caben muchas y diferentes modalidades de terapias no convencionales, algunas de ellas basadas en paradigmas científicos tradicionales aunque heterodoxos, sin descartar alguna que otra de escasa eficiencia o incluso fraudulenta. No deja de ser curioso por que hace un siglo muchos de los defensores de estas prácticas terapéuticas no convencionales se encontraban entre personajes considerados de izquierda en general y del socialismo en particular. Curioso pero no tan raro, dada la presente deriva mercenaria pro gran capital monopolista de los actuales mencheviques del neo marxista cultural al que pertenece el falsario.

Desde luego que estamos ante un asunto extraordinariamente interesante y de singular importancia para la gente común, no solo para profesionales de la Medicina o la Farmacia. Una primera objeción que se plantea puede ser la siguiente:

¿Puede intervenir en este debate científico y técnico, además de político y de grandes intereses empresariales y económico-financieros, alguien no perteneciente al mundo específico de la Medicina o la Farmacia, aunque sí al de la Biología, la Botánica, la Fitopatología vegetal o la Antropología? Con la debida prudencia creemos que sí. Por su complejidad y sin ánimo exhaustivo vamos a tratar sucesivamente en varios textos algunos puntos fundamentales de esta importante problemática.

FITOTERAPIA

El catedrático de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Santiago de Compostela y miembro de la Real Academia de Farmacia,  Doctor don Manuel Gómez Serranillos y Fernández, pronunciaba el discurso de apertura del año académico 1951-1952 con el tema, Evolución de la Fitoterapia. Un discurso muy interesante dado en el marco oficial de la Universidad y en una época que se puede considerar de transición, al menos en España, y de introducción de la hegemonía de los grandes intereses corporativos tanto en Farmacia como en Agricultura.  Un cambio de grandes consecuencias que terminará transformando de modo radical estructuras económicas y sociales, planteamientos científicos y técnicos, así como la percepción del modo correcto de hacer las cosas para muchas profesiones y profesionales. La etapa de la autarquía española tendía a su final y quizás con ella toda una búsqueda de mejor conocimiento de los recursos propios y de su gestión tradicional en materias como ésta o la agricultura o la ganadería.

Decía así el catedrático Gómez Serranillos:

“En nuestra época atómica puede parecer extraño y pueril a primera vista, osar hablar de los remedios vegetales y tratar de rehabilitar la terapéutica de los simples. Para muchos la Fitoterapia es una medicación de la antigüedad y de la edad media, llena como entonces de empirismos y leyendas; perteneciente a una época caduca, pasada de moda, poco científica e indigna de estos tiempos en que la Química ha conquistado cumbres insospechadas y la Física ha dotado al médico de aparatos muchas veces impresionantes, con los que se realizan importantes tratamientos.

Es cierto que el progreso en este sentido ha sido extraordinario, que gracias al avance de la Química, la Medicina ha salido del dominio del empirismo para elevarse al rango de ciencia experimental, así como que la terapéutica con productos sintéticos es de extraordinaria amplitud. Pero no es menos cierto que el medicamento natural tiene todavía su puesto indiscutible en el arsenal terapéutico y que el conocimiento de la ciencia en general ha puesto en nuestras manos conocimientos y técnicas que han permitido poner en evidencia, en estos últimos años, nuevos principios inmediatos y efectos fisiológicos de organismos vegetales que suponen adquisiciones de incalculable valor en el campo de la Fitoterapia, que hacen que las plantas ocupen de nuevo un plano destacado en la actualidad terapéutica. Este resurgimiento de la Fitoterapia, me ha llevado, dadas mis aficiones y la especialidad que modestamente cultivo, a elegir como tema el estudio de su evolución; su origen, sus periodos de grandeza y decadencia y su estado actual, en el que se acaba el antagonismo, que a través de la historia, ha existido entre el medicamento natural y el medicamento químico….

La elección de Hipócrates de separar la Medicina de la Filosofía, es seguida por la escuela de Alejandría…sus médicos no siguen a Hipócrates en la simplicidad de los medicamentos y legan con la preparación d complicadas fórmulas a crear la Polifarmacia… desde el punto de vista de la Fitoterapia, tiene mucho interés este centro porque el número de drogas de origen vegetal aumenta extraordinariamente, siendo muchas de ellas procedentes de la India….

 Conocemos los medicamentos romanos, la variedad de drogas que emplearon y las múltiples formas farmacéuticas por ellos ideadas. A través de las obras de Aurelio Cornelio Celso, Pedacio Dioscórides y Claudio Galeno….

En este amplio periodo de tiempo que hemos glosado, los seres vivos y muy preferentemente las plantas, son las bases medicamentosas corrientemente empleadas, por excepción se hace uso también de algunas sustancias químicas, de origen mineral impuras y con malas técnicas preparadas…

 Vemos pues, que tan pronto como aparece y comienza a manejarse el medicamento mineral, comienza también el antagonismo de que hablábamos en la introducción…

 Los conocimientos de la escuela de Djoundisadur (Nestorianos) están reflejados en el libro Siriaco de Medicina, en el que se citan más de mil recetas y para su preparación se emplean numerosísimas drogas: hierbas, raíces, semillas y resinas, muchas de las cuales son nuevas, lo que demuestra que en esta época todavía sigue aumentando el número de materiales farmacéuticos vegetales y que en ellos está la principal fuente de las sustancias medicinales…

En la Europa no dominada por loa árabes, la Medicina es ejercida desde el siglo VI por los monjes principalmente los benedictinos. Los remedios empleados por ellos eran exclusivamente vegetales, que en su mayoría cultivaban en los jardines de sus monasterios…el ejercicio de la medicina por los religiosos, a pesar de su efectividad no era mirado con buenos ojis por la mayoría de las dignidades eclesiásticas como se deduce del concilio de Clemont celebrado en el año 1130…      

 A principios de siglo XVI, por segunda vez en la historia vuelve a enfrentarse la terapéutica vegetal, que de tanto crédito gozaba, con el medicamento químico, produciéndose una transformación en las ideas hasta ahora seguidas que desplazan las ideas de Galeno y su aversión por el medicamento químico…

Es Paracelso, quien en franca oposición a las ideas de Galeno, preconiza el empleo de los medicamentos químicos; quien reconoce que el objeto de la Química no está en la transmutación, sino que debe ser poderoso auxiliar de la Medicina; el que de una manera seria introduce el concepto de quinta esencia al asegurar que toda planta medicinal está compuesta de varios elementos entre los cuales hay uno que domina a los otros e imprime su carácter al compuesto. Define claramente con esto el concepto actual de principio activo, el cual se afana por aislar y crea para ello una serie de técnicas que denominó Arte Espagírico…

A medida que pasa el tiempo la administración del medicamento químico es cada vez más difundida…algunos médicos no se caracterizan por la prudencia y más que usar abusan de ciertas sustancias como el antimonio lo que trae como consecuencia intoxicaciones…

Durante estos tiempos la lucha entre los dos tipos de medicación, se suceden una serie de anécdotas entre las cuales separamos las que protagonizan los miembros de la facultad de Medicina de París al conseguir que el Parlamento aprobase en el año 1556 una orden por la que se condenaba severamente el uso de los preparados de antimonio…en 1658 la misma Facultad de Medicina que tanto lo había combatido se declaró partidaria de su uso y en consecuencia el Parlamento anuló la prohibición…   

El descubrimiento del nuevo mundo favorece grandemente la terapéutica por los vegetales, no solo porque se aumenta el número de drogas, sino porque se comprueba la existencia de plantas con virtudes medicinales desconocidas, que no estaban incluidas en las obras clásicas de Hipócrates, Dioscórides y Galeno, que hasta ahora servían de pauta, estimulándose el estudio en este sentido y abriéndose un nuevo campo para la ciencia botánica especialmente orientado en el sentido farmacéutico. 

El empleo de estas nuevas drogas provoca en principio acaloradas discusiones, defendiéndolas y ensalzándolas unos y negándoles todo su valor e incluso haciéndolas responsables de grandes males otros…

 El conocimiento de los principios activos que debió conducir a un mejor empleo de la planta permitiendo controlar sus propiedades terapéuticas y precisar su modo de acción, se tradujo en un abandono de la planta entera y su sustitución por el principio activo en el que se vio una administración más cómoda, constante eficacia y una más rápida acción….

A pesar de todo, la sustitución de la planta entera por su principio activo, no quita importancia a aquellas y se las sigue considerando como imprescindibles para su obtención…. Hasta que en el año 1828 Wohler… obtiene un compuesto orgánico como la urea. Tal descubrimiento echa por tierra el concepto de energía vital y abre el camino a Berthelot para comenzar una serie de sistemáticas investigaciones que dan como resultado la creación racional de la síntesis química y entonces comienza la fabricación … de medicamentos de síntesis… es la sustitución del principio activo de las plantas por el producto sintético semejante con lo que la medicina de las plantas cae en el mayor de los desprestigios pasando a manos de charlatanes y desaprensivos que no cuentan más que con la sencillez e ignorancia de las gentes para defender sus irregulares negocios y la Fitoterapia pasa por el periodo de mayor decadencia….

 Se produce un hecho inesperado al demostrar los clínicos que no siempre es conveniente reemplazar el principio activo por el complejo droga….

Resulta que la cosa no es tan sencilla como en un principio se había creído, que la acción de los vegetales y sus derivados galénicos no se debe en muchos casos solo a una sustancia en ellos contenida, sino a una mezcla de de constituyentes que realizan una sinergia, produciendo en el paciente una acción menos brutal, más prolongada y más completa que la del principio activo. Si añadimos a esto el que en ciertos casos el aislamiento del principio es penoso, su rendimiento débil y su conservación difícil y de otra parte que el medicamento de síntesis, a pesar de todas sus variedades no responde a todas las necesidades, que a veces son tóxicos o están dotados de efectos secundarios desagradables, nos explicaremos que las plantas hayan vuelto a tener un lugar destacado en la terapéutica.

La materia prima, mejor conocida, es cada vez más cuidada siendo muchas veces objeto de un racional cultivo aprovechando las enseñanzas de la Fisiología vegetal para influir en su metabolismo y conducirle en beneficio de la calidad y cantidad de principios activos….

De todo expuesto se puede deducir que los vegetales han tenido siempre y mantienen en la actualidad un extraordinario interés bajo el punto de vista terapéutico. Que han pasado, en efecto, por un pequeño periodo de decadencia que coincide con la época de transición de la Farmacia de otros tiempos en que los medicamentos, en su mayor parte de origen natural eran confeccionados íntegramente por el Farmacéutico, a la Farmacia actual en la que con la introducción del principio químico y los productos sintéticos como medicamentos, se hace necesario para su elaboración instalaciones especiales y costosas, prohibitiva para la Oficina de Farmacia, pasando entonces la elaboración de los mismos a los grandes centros que la industria crea para tal fin.  Con ello queda limitada en grado superlativo la principal, genuina y científica misión de la Farmacia, cual es la preparación de medicamentos, lo que la hace desconectarse poco a poco de los problemas científicos.

Por otro lado la industria recién creada es sobre todo química y con esta idea se especula preferentemente en Terapéutica, hasta que la Farmacología vuelve a dar a ésta un carácter químico-farmacéutico y parece de nuevo la fórmula compleja aunque naturalmente adaptada a los nuevos conocimientos.

Con una idea completamente nueva, racional y científica, dejando a un lado todos los empirismos, se vuelve la vista a las plantas como materia prima para la preparación de medicamentos, comenzando una nueva y creemos definitiva orientación, que modifica el concepto de Fitoterapia hasta ahora vinculado a las fórmulas complejas, en general abandonadas, (cocimientos, tisanas, infusiones, etc.) para ampliarlo a toda medicación en que de una manera directa o indirecta intervengan los vegetales en su preparación.              

El estado actual de la ciencia en este aspecto impone una modificación en el estudio de los vegetales, bajo el punto de vista farmacéutico, buscando todos aquellos métodos que permitan descubrir los materiales de mala calidad, característica frecuente en la actualidad dado el abandono existente por parte de quien con ellos comercia o los emplea, así como los necesarios para obtener drogas de acción fija y constante. Para ello, a los conocimientos clásicos hay que añadir un estudio profundo de la Fisiología, Química y Farmacodinamia de las distintas especies vegetales para que los futuros farmacéuticos adquieran los conocimientos no solo necesarios en el ejercicio de su profesión sino que tengan el camino que les permita desentrañar los múltiples secretos que la Naturaleza nos reserva y puedan hallar la ayuda que el hombre busca con afán desde los tiempos primitivos en beneficio de la Humanidad doliente”.    

 

La información de los párrafos seleccionados de este interesante discurso académico oficial de mediados del pasado siglo, especialmente esclarecedor el párrafo resaltado en negrita, nos permiten hacer ciertas reflexiones que merece la pena comentar. Conviene recordar que los hoy tan lejanos tiempos de la autarquía estimularon, no solo por vocación sino por evidente necesidad, el estudio y conocimiento de los recursos propios del medio natural o de los diferentes sistemas agroforestales tradicionales. De esa época datan muchas monografías y documentos de gran interés.

Siempre ha habido debates o polémicas, en la que se mezclaban criterios científicos e intereses de diferentes escuelas y grupos profesionales. Ahora, esos debates se encuentran sesgados o muy desequilibrados por los poderosísimos intereses no solo financieros que mueve la industria química internacional. Por la Organización de la formación universitaria y de las profesiones. Cabe destacar:

La Protocolización de las mismas, supeditando e incluso arrumbando el llamado ojo clínico o el leal saber y entender frutos de la propia experiencia profesional.

El Predominio casi absoluto de los intereses de las grandes corporaciones que subvencionan investigaciones y venden mercancías elaboradas que el profesional debe aplicar según unas pautas que le vienen dadas.

El Descrédito del conocimiento y sabiduría tradicionales que a la Industria no le interesa asimilar.

Uso de Patentes y consiguiente apropiación privada con fines de lucro de material y genética vegetal.

El Establecimiento de mohatras oficiales y consiguiente persecución de los profesionales que se consideran peligrosos para los intereses legítimos e ilegítimos de las grandes corporaciones que controlan la sociedad actual y casi todas sus instituciones, incluidas gracias a la corrupción las políticas y administrativas.

Sin olvidar que decisiones administrativas sobre la eficacia o idoneidad de un fármaco pueden producir millones y millones de euros de beneficios financieros. Así el mercado farmacéutico mundial se estimó en 1,1 billones de dólares en 2017 y se prevé que alcance los 1,43 billones en 2020 (Fuente Agrupación de estimación del marketing farmacéutico).

Cabe resaltar aquí también el rol de la llamada ciencia económica en el mundo presente. Y el actual concepto de lo económico como algo autónomo y separado de la Moral, el sistema económico deviene en algo abstracto, ajeno a la naturaleza específica o concreta de los recursos o actividades sociales en las que tiene su asiento. Al establecer un sistema abstracto mecanicista y en ocasiones de modelos matemáticos, obvia la realidad natural, económica o social que pueda haber detrás. El que la mercancía sea farmacia, alimentos, drogas, prostitución, armas, políticos, órganos, niños, preferentes, mohatras o estafas se obvia en la cuenta de resultados. Al cabo, se trata de funciones de producción y consumo, de marketing y de beneficios.  Y las deseconomías externas causadas por la actividad tampoco suelen considerarse en tal cálculo “económico”.

Un poco lejos queda, pues, el deseo expresado por el doctor Gómez Serranillos de que tengan el camino que les permita desentrañar los múltiples secretos que la Naturaleza nos reserva y puedan hallar la ayuda que el hombre busca con afán desde los tiempos primitivos en beneficio de la Humanidad doliente”. 

 

 

Actualidades del Ruedo Ibérico

Los generales Serrano y Novaliches, Paco y Manolo, se enviaban notas secretas, solapados en el propósito de coronar al príncipe de Asturias. (Mientras)…  acampados en una y otra ribera, los soldados de la revolución, y los leales, robaban gallinas mientras llegaba la abdicación de la Reina.”

La Gloriosa pasó a mejor vida salvo en las crónicas valleinclanescas. La revolución es puro esperpento, ahora desarrapada, sin soldados de uniforme salvo el del estudiado desaliño de los pantalones tobilleros rotos y arremangados a baja pantorrilla, las zapatillas veraniegas de lona tan adecuadas para las heladas de este enero que no sólo hiela los píes sino el alma.

Es la hora del lumpen no pastoreado ya por generales isabelinos ni menos letizio filipinos que se abalanza a tomar palacios, trincar lo que se pueda, pillar paguillas de la nueva sopa boba y despanzurrar tesoros históricos.

Mientras las hordas toman la Moncloa sin siquiera cabe como pretexto de la inacción la heroicidad histórica de un crucero Aurora bombardeando el Palacio real. Nuestros valientes generales durante la pintoresca Pascua Militar hacen corrillos misteriosos, huérfanos de un conspirador Aviraneta que les ilustre. En algo conviene gastar el tiempo hasta escuchar la tópica y estupefaciente homilía real de un impotente rey imaginario habitante del país de las ensoñaciones batuecas. Ahora ya no dimite nadie por razones de honor en desacuerdo con la promoción de los comunistas como hiciera el general De Santiago, que todos somos muy demócratas y el comunismo, aunque recién condenado por la UE no es para tanto. Que entre lo que ya tengo y lo que me toque en el futuro reparto me avío para una temporada. Todos firmes a la espera de un carguillo otorgado por el elemento revolucionario o la pedrea de algún negociado de la OTAN, lejos a ser posible de la madre patria.

La cosa tampoco va ya de robar gallinas isabelinas, buena parte del patrimonio nacional ya ha sido saqueado y queda poco importante que pillar salvo santiguar los bolsillos de los estúpidos súbditos que pagan el tan poco edificante espectáculo de la Monarquía.

 España es una deformación grotesca de la civilización europea”

Aquel Marte pontificio, capitán de zuavos, la miraba con petulante sonrisa…  regresaba de la Corte española adonde había ido, correo en la gran intriga que con monjas y frailes, camarilleros isabelinos y emigrados circundas, conducía el monseñor cardenal secretario de Estado. Sor Patrocinio la seráfica monja de las llagas, habíale alcanzado las charreteras… La conjura apostólica zozobraba y con ella otros piadosos ardides de la monja…por mediación de la seráfica madrina hubo secretas entrevistas- lágrimas y besuqueo, promesas y mieles, fallidos propósitos de remediarle con dineros…volvía desilusionado, temeroso….en Roma le esperaban los usureros…”

Los usureros esperan pero no solo en Roma para cobrarse la revolución. Con una deuda como la del Reino de España la cosa está madura, de “un mírame y no me toques”. Una conjura en la que si hay monjas u obispos invertidos del papa doña Francisquita, la parte el león la tienen sionistas, narcotraficantes y neomarxistas a lo Alinsky con su corte de milicianas meonas o desgreñadas, feroces hembristas, invertidos, mercenarios o invasores multiculturalistas. Mención aparte las denuncias bolivianas de financiación por el narcotráfico del puntal partidario del nuevo gobierno bolchevique de Su Majestad.

Muchas de las socaliñas con que hace ocho siglos se robaba en los caminos compostelanos son actuales, como aquella de la luciente dobla de oro que el peregrino descubre entre el polvo de su ruta, con todo el enredo de de la súbita aparición de dos sutiles tramposos que reclaman su quiñón en el hallazgo, mueven pleito de voces y retos acaban aviniéndose por gracia de alguna blanca de ley que ofrece el peregrino a cambio de guardarse la dobla, que luego le saldrá fullera. “

Para que luego se diga que las instituciones no funcionan.

Doña Isabel puso píes en polvorosa, tirando los trastos de reinar, porque el cristo revolucionario la sorprendió en lugar vecino a la frontera, donde tomaba los baños de mar tan saludables para el humor herpético.

Bien puede suponerse que aquellos sesudos políticos moderados, carcamales de la más docta veteranía en conjuras, trapisondas y cabildeos, no aventuraban un dictamen tan espinoso de responsabilidades y tan contrario a la adulación cortesana sin haberse previamente entendido con el duque de la victoria…”   

“Es la retórica lo que más separa a los pueblos.”

No solo la Retórica maestro Valle Inclán, también la ambición por mandar aunque sean borregos y la codicia por el reparto del botín.

 

 

El retraso, «o el dolor vendrá después»

«El dolor vendrá después«. Copio aquí las palabras que le ha dirigido el rey al falsario felón con ocasión de la jura del cargo ante un ejemplar de la constitución. Sánchez ha prometido por su conciencia y honor, entelequias hasta ahora desconocidas. Pese a lo que pueda parecer, en realidad en el comentario real no hay «acritú» como decía el tocayo González, sino risueñas confidencias y chascarrillos entre colegas de la casta. El dúo había sido así: PS: «Ocho meses para diez segundos«. FVI: «Ha sido rápido, simple y sin dolor. El dolor vendrá después.»  Lo del dolor ¿poscoital? no deja de ser un comentario extraño salvo que fuese producto de la experiencia, lo que acaso ameritaría la realidad de ciertas atrevidas especulaciones sobre la biografía erótica del entonces príncipe. Supongo que Su Majestad no se refería a la falta de lubricante sino al retraso en dar a conocer «Su» Gobierno. Pero el caso es que una vez trincado el cargo o poltrona al falsario de la conciencia y honor se le acabaron las prisas que obligaron a la casta y al servicio a trabajar en domingos y en estas fiestas tan señaladas. Cerrado hasta la semana que viene.

Para unos se trata de humillar y escarmentar al crecido compinche jayán de popa de la banda rival para que no se vaya tanto de la lengua y comprenda quién es el verdadero Padrino. Para otros de hacer tiempo hasta que el Supremo deje de remolonear e inhabilite al golpista Torra. Periodista Digital sostiene que la causa se debe a la penúltima encerrona del falsario, la pretensión de que Iglesias y su banda abandonen las actas de diputados si quieren ser ministros. Otros dicen que el nuevo encumbrado Maduro necesita descanso tras las agotadoras jornadas de trapicheo y cohecho con unos, otras y otres.

Pero se trata de algo más simple como diría Ockham, el de la navaja.

Esta garita ha sabido, sin embargo, que la causa principal estaba en encontrar un manitas adecuado que fabricase un supletorio a la mesa del futuro consejo conseja de ministros, ministras y ministres. Al aumentar la horda gubernamental con media docena de miembros, miembras y miembres hay que buscarles sitio y acoplarlos. Incluso la sala se ha quedado pequeña para tamaña y abigarrada multitud.

No obstante, mientras tanto el Padrino estaría madurando otra de sus jugadas maestras, que tal sería dejar a la horda podemita compuesta y sin carteras. Porque, vamos a ver, una vez embestido toro no hace falta vacada. En los próximos cuarenta años, de palacio sólo le puede echar el amo Soros, una peste mortal, que lo del cambio climático al final resulte verdad, no funcione el aire acondicionado y se le recalienten los sesos, o que la Begoña le aplique la Ley de violencia de género y en justicia poética le ponga de patitas en la calle.

Y, además, quien amaña unas elecciones, amaña ciento. No hay más que ver el ejemplo venezolano, aunque el boliviano del narco Morales terminase mal para el tinglado narco comunista andino. Los podemitas no son buena compañía. Otro macho alfa con ganas de follar en la misma jaula daría problemas. Lo de la pareja bien aprovechada con cartera ministerial incluida en gananciales apesta a distancia, aparte que es un mentís al tartufesco feminismo declarado. Y, para colmo, cuando se termine de descubrir todo el pastel de la narco financiación la cosa se va a poner fea a nivel internacional. Incluso a los hipócritas supuestos coleguillas de la socialdemocracia posmoderna y posverdadera no les va a gustar nada tener un miembro fotogénico postinero con un gobierno relacionado nada menos que con el narcotráfico.

No queda más remedio. Va a haber que parar lo del supletorio de la mesa ministerial.

 

 

La Nación está desnuda

Uno de los maravillosos apólogos del Conde Lucanor es el bien conocido del vendedor de telas invisibles. Un cuento como otros de tan memorable colección copiado luego por otros cuentistas de varios países. Recuerdo que se trata de una mohatra por la que una banda de estafadores hace creer a los moradores de un infausto reino, absurdo rey incluido, que poseen una tela prodigiosa, con la característica especial de sólo dejarse ver por bien nacidos.  No existe tal, pese a que una vez “terminada” el rey muy jacarandoso se muestra tal como lo parió su madre aunque supuestamente vestido con tan milagrosa tela, pero nadie se atreve a ser el primero en confesar que es hijodeputa, hasta que un sirviente más preocupado por el sentido común que por el linaje denuncia el trapicheo mohatrero al grito de “el rey está desnudo”. Y a partir de él, marlasca el último, ya todos reconocen haber sido engañados.

La realidad imita al Arte, y me parece que esto es lo que pasa hoy con nuestra nación y su milagrosa vestidura constitucional. Si algo tienen de bueno las infames peripecias del falsario valido de Su Majestad y su encanallada banda es hacer ver a la gente la verdadera naturaleza mohatrera de nuestras supuestamente estupendas instituciones constitucionales, incapaces, sino cómplices, de parar la destrucción. Estamos como estamos, al borde de la ruina total de la Nación, gracias a que el tinglado constitucional es una chapuza infecta vendida como maravillosa tela capaz de engalanarnos a todos con precioso primor democrático.

Nada es lo que parece. No vivimos una democracia auténtica sino una oligarquía que disimula su despotismo real en lo verdaderamente importante con votaciones periódicas. Desde el 11 M se ha abierto un proceso revolucionario que ahora se desboca y se quita las  últimas caretas. Comprobamos, algunos con estupor reciente, otros lo venimos anunciando, que el tinglado constitucional está ya tan corrompido con una aluminosis tan aguda que amenaza ruina inminente a poco que se le empuje. Y lo que aún parece peor, que no haya reacción. El liquidador para colmo de paradojas no es un enemigo exterior sino el propio Gobierno de Su Majestad ayudado por otras felonas instituciones de la Monarquía. Un Gobierno formado o apoyado por escoria humana, por bolcheviques, terroristas, golpistas, narcobolivianos y presidiarios ya condenados. Un Gobierno cuya investidura increíblemente ha sido presentada a las Cortes por el propio Rey que debiera garantizar la defensa de la nación y los derechos de los españoles. Es decir, sin tela milagrosa, ya sin disimulos: es la Constitución contra la Nación.

De modo que, en resumen, hay tres grandes bandos:

Los anticonstitucionalistas que también están contra la Nación.

Los constitucionalistas que, conscientes o no, al cabo están contra la Nación por serlo como desgraciadamente se está comprobando en la práctica.

Los anticonstitucionalistas que lo son porque están a favor de la Nación y por eso mismo denuncian la mohatra del actual tinglado constitucional que ataca a la Nación.

No todos lo reconocen así. Pero es una tipología valida, al menos en aproximación, aunque desde luego el grado de gravedad sea variable.

Los primeros son los golpistas catalanes, meapilas ventajistas vascos, etarras y derivados, bolcheviques del narco, neomarxistas sorosianos, okupas, hembristas, invasores morunos, nacionalistas gallegos de todos los partidos, socialistas, globalistas de Ciudadanos, lumpen y delincuentes varios…

Los segundos son algunos restos socialistas de la tercera edad, bizarros peperos sorayescos, casados o solteros bajo la infame cuerda del traidor Mariano y algún que otro miembro de Ciudadanos y de VOX.

Los terceros son hoy un pequeño grupo en crecimiento. En teoría debiera estar claramente VOX si se quita totalmente de encima el velo de la demagogia y establece un buen diagnóstico del mal que nos queja.

Esta sencilla clasificación debiera contribuir a aclarar algunas cosas que, repetidas por la machacona propaganda demagógica interesada, aún confunden a muchos bienintencionados. Por ejemplo, la trampa populista del España suma, cuando el PP es miembro fundador y beneficiario del presente tinglado arrebatacapas. El PP es un abigarrado y contradictorio tenderete de falsa bandera, organizado por antiguos caciques regionales y mencheviques cobardes o camuflados incapaces de dar ninguna batalla en defensa de la nación y de los derechos civiles de los españoles. Gentes que colaboran en la despótica implantación de las infames directrices del neomarxismo cultural: Memoria histórica, homosexualización de la sociedad, debilitamiento familiar, hembrismo de género, aborto, invasiones, multiculturalismo, ecolojetismo…, Indudablemente, el PP es parte del problema actual de España, no de su solución. No obstante, a diferencia de los miembros del primer grupo, dispuestos a acabar a las bravas, el PP puede alargar la vida del moribundo mientras se le termina de esquilmar. Tarea importante para el bien nacional futuro es rescatar a sus votantes que no odian a España pero sin embargo, les apoyan.

Por eso, la dicotomía constitucionalistas anticonstitucionalistas no deja de ser engañosa. Para los que consideramos que la Nación, el Ser, el Sujeto, es primero y más importante que la constitución, el instrumento, la defensa de la constitución es asunto solo contingente, instrumental, temporal, acaso válido para oponerse coyunturalmente al enemigo, pero no un fin en sí mismo. La cuestión, mejor planteada, debiera ser: España, sí o España, no.

Tal cuestión debiera ser motivo de reflexión por sus importantísimas consecuencias estratégicas y de todo tipo.

Sin embargo, es preciso reconocer que lo prioritario hoy, lo más urgente, es parar el actual golpe de estado social comunista golpista etarra. Y no dividir fuerzas para combatir la dictadura y el saqueo que vienen.

Caída la ilusión de la tela milagrosa de los tramposos, la constitución actual ha demostrado que ya no sirve. Si de verdad se ama a la Nación ya no vale ser constitucionalista de lo que hay. Por no valer ahora ya tampoco sirve el argumento del paralítico de Lourdes, «Virgencita, Virgencita, qué me quede como estoy«. Pero, ¿qué cambio constitucional habría que promover? Lo que promueven los dos primeros grupos de la tipología anterior es la desaparición o voladura más o menos controlada de la Nación y, por supuesto, de lo que queda de su soberanía. Precisamente el cambio constitucional que habría que promover es el contrario. Intentar dotarse de instrumentos eficaces conforme a derecho que posibiliten combatir y desactivar a los actuales elementos de devastación, autonomías, nacionalistas, neomarxismo cultural, socialistas traidores, globalismo y adhesión acrítica a la UE y NOM, etc…

Para muchos españoles preocupados por la suerte de España, VOX es una esperanza, aparentemente la única ahora visible, de recuperar parte de la soberanía nacional perdida o malvendida en lucrativa almoneda por y para algunos. Pero también una incógnita por la enormidad de la tarea. Si no quiere convertirse en un más de lo mismo, necesita revisar su diagnóstico sobre las causas de nuestro actual desastre. Y una de ellas fundamental es la crítica de la Transición desde el punto de vista de la soberanía y de la chapuza de la constitución que establece un Estado no solo financieramente insostenible sino que además atenta contra la Nación. Esa soledad sin duda es muy difícil. Demasiado arroz para tan poco pollo argüirá escéptico algún lector. Desde luego que así es. De ahí la gravedad de nuestra situación actual.

Si al principio recordábamos una obra maestra de la Literatura española, para terminar y como moraleja podemos traer aquí por oportuna la lúcida sentencia de un conocido filósofo con ocasión del anterior agotamiento y desastre de la Monarquía: ¡Españoles, vuestro Estado no existe! ¡Reconstruidlo!

 

 

 

Las amargas lágrimas de don Felipe VI

Como premio por su saqueo del dinero de los parados andaluces hay que reconocer que el estúpido, degradado y cobarde populacho ha posibilitado que la PSOE mandada por un psicópata felón se encuentre con las manos libres para destruir no ya solo la Monarquía, cuya responsabilidad histórica en este estado de cosas es enorme, si no lo que es peor, la propia vieja nación española. La absurda e indefensa España a la que el traidor falsario y su corrupta banda van a aplicar la eutanasia a la fuerza para quedarse con el botín.

Estamos ante un grave fracaso histórico colectivo, acaso el definitivo, y en el comienzo de la destrucción del Estado de derecho e imposición, por lo que se ve, de una imparable dictadura comunista, narcoboliviana, golpista, etarra, más los tartufos y mohatreros saqueadores socialistas de la cal viva, el pelotazo biuitifullero del patrimonio nacional y el me lo llevo.

Con unos media prostituidos, con una élite apátrida y traidora, una constitución chapucera que había troceado a la nación en magras piezas de carnicero, y en especial por la complicidad mohatrera en la corrupción de borbones, socialistas y golpistas catalanes, sin división de poderes, y con eficaz programa de lavado de cerebros y embrutecimiento de la población, era cuestión de tiempo que la cosa terminase así.

El desastre de don Felipe y sus tambaleantes instituciones se veía venir. Se muestra como inepto, pusilánime, acomplejado. Aparece ante la opinión dominado por una ambiciosa y  despótica mujer en guerra abierta con sus suegros y resto de la familia. Incapaz de poner orden en casa y aún menos en España. Al parecer, se encontraría chantajeado no se sabe muy bien porqué ni por quién.

Tampoco comprendió, ni sus cortesanos pudieron o supieron advertirle a tiempo, que había un cambio en el paradigma de colaboración de la Transición: ahora la PSOE no le necesita para cohonestar sus desfalcos y comisiones como en la época gloriosa de los biutifulleros del pelotazo y el Campechano. Estamos en otra fase en la que la PSOE va a cargarse la Monarquía porque obedece instrucciones de sus amos del NOM y está compinchada con los enemigos para repartirse los despojos de la Nación.

O aún no lo ha entendido o no se ve capaz de evitarlo. Y es que o el rey se carga al traidor, o el traidor se carga al rey. Así de crudo.

Me temo que va a ser lo segundo. Tanta puesta de largo, tanto denigratorio peloteo a los que les humillan, tanto juego floral y tanta mandanga ahora resulta que la rubia princesa no va a heredar. Una lástima.

Si esto sigue así y no hay reacción, a don Felipe, The end of the saga como ridiculizaba Berlanga y como a Boabdil el Chico lamentablemente le van a tener que decir: “Llora como mujer lo que no has sabido defender como hombre”.

Don Felipe, hasta ahora ha sido incapaz de reaccionar pese al peligro inmediato, acaso pensando ya en el exilio, no es el único con el píe cambiado. Para colmo, hoy Abascal se ha despedido en Las Cortes con un absurdo y extemporáneo ¡Viva el rey! Un grave error de diagnóstico cuando precisamente no se ha atrevido a ahorrar a la Nación, el Estado, o a él mismo, esta humillación y es corresponsable de la devastación de la soberanía nacional. Un gesto que además siembra dudas razonables entre sus electores y simpatizantes que observan como la monarquía se muestra más como parte del problema que de su solución.

Tras el manoseo de La Monarquía, como dice Luis Mejía en el Tenorio, imposible la habéis dejad para mí y para vos. Pero, sobre todo para la nación.

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.