Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Exorcismo papal en El Corpiño

El santuario gallego de El Corpiño, entre Lalín y Villa de cruces estaba tranquilo aún cuando ya se barruntaba la festividad de san Juan. Los fresnos y los castaños de Indias sombreaban la campa de la romería.

Después de la santa Misa se organiza la procesión alrededor del templo con la Virgen llevada en andas por fieles voluntarios. Algunos avisados se sitúan dentro, en el Sur, junto a la Virgen desata-nudos o el altar de San Silvestre, el de «meigas fora»  para la cola de homenaje a la virgen pasando bajo su manto protector según es la tradición.  Sin respetar el lugar sagrado, un viejo indígena puesto de limpio, avieso y malencarado, se empeña en colarse sin guardar turno.

Guillermo el abad de santa Agueda había ido a exorcizar a una mujer que estaba poseída de un demonio muy travieso. Mentía el diablo más que hablaba a las preguntas que le hace el abad. Inquiere por la suerte de algunos difuntos de quienes deseaba tener noticias. Luego mandó al diablo libertase de su presencia a la poseída.

¿Y a dónde quieres que vaya?

No sé, pero aquí hay muchos globalitarios y si no, socialistas, comunistas y demás ralea borbónica donde elegir.

Sí, sí, pero ya están todos cogidos.

El caso cierto es que a la Iglesia oficial actual no le gustan demasiado los exorcismos. Son testimonio tradicional de unas realidades espirituales que se pretenden ocultar o que chocan con la nueva religión de diseño que se pretende ofrecer al consumidor.

En esto que suben a rastras las once gradas de piedra que superan el desnivel de Poniente a un torvo personaje de edad provecta, que anda arrastrando una de sus peludas patas lobunas, vestido de blanco como de anacrónica primera comunión pero tocado con un vistoso plumero de abigarrados colorines.

Este energúmeno sí que trae un demonio peligroso. Y “zumbao” monotemático. Pro indigenista, incluso de aztecas caníbales o sacrificadores humanos en rituales de magia negra, en cuanto oye hablar de Tradición o Hispanidad se pone a echar espumajos por la boca.

«Yo me llamo Jorge. Trump es malo. Obama, bueno. Biden, un casto y santo varón.»

Sujetadle por Dios que nos va a organizar alguna.

Estaba tan tranquilo aparentemente, en amigable audiencia con la comadre abortista Pelosi, cuando le ha dado el ataque.

El exorcista no solamente es ministro de la iglesia sino también médico del alma y así debe saber aplicar al Energúmeno los remedios, y quitar los estorbos, ora sean extrínsecos o intrínsecos que puedan retardar el logro de sus fatigas.

A veces, al comenzar el exorcismo tiembla todo, y con voces espantosas y aullidos pretende estorbarlos, y tal vez con dichos ridículos: “Putin es el culpable de todo” o “los señoritos parvos que no nos entienden tienen la mentalidad de señoritas cursis” y menos honestos, “te voy a joder con los motu propios” o con descubrir faltas, y pecados ajenos: “la culpa la tiene España” entretener a los circunstantes, e impedir la devoción, y atención que pide tan alta empresa.

Insinúan los más secretos grimorios y abstrusos cronicones que el energúmeno pudiera ser fruto del comercio carnal de su santa madre con íncubo de la jerarquía satánica infernal. No creo que sea así. Pero se supone que si es católico argentino lo es gracias a los españoles. Si es jesuita, lo es gracias a los españoles. Si habla un idioma universal como el español es gracias a los españoles. Si ha estudiado Química no debe olvidar que las universidades americanas fueron fundadas por los españoles. Si ha traicionado a la Cristiandad y reniega de la Tradición, me temo que no parece que sea cosa de los españoles. Y un personaje tan cínico y lamentable que no pide perdón ni por las fechorías que perpetra es el ingrato desagradecido y desgraciado que quiere que España pida perdón por ¡haber evangelizado América!

Rápido, traedme el Benito Remigio Noydens:

Cuando el demonio obligado con los conjuros dijo su nombre ha de procurar el exorcista saber su significación porque el nombre que tiene suele declarar su propiedad o natural condición o por mejor decir vicio y pecado que asiste y preside y así puede obligarle a que manifieste la propiedad de su nombre, o el pecado sobre que predomina  y reina para poder así aplicar mejor el remedio con la virtud contraria...”

“Por la concha de tu madre,”

Pero, ¿qué dice?

Nada, insulta o blasfema. Le sale la vena bronca de lumpen lunfardo.

Y a este tipo, ¿dónde le pillaría el diablo?

Cualquiera sabe. Las ocasiones fueron muchas y variadas. Acaso en la nutrida logia P2 de Licio Gelli. O en el Banco Ambrosiano, el de los desfalcos. O en la Escuela Mecánica de la Armada donde su admirado amigo el almirante Emilio Masera, doctor honoris causa por la Universidad jesuita de El Salvador de Buenos Aires, torturaba a disidentes entre ellos a sus subordinados jesuitas Yorio y Jalics, que habían sido sus profesores.

O con sus benefactores, la mafia homosexual de San Gallo. O los satanistas degenerados del mal llamado Partido Demócrata…

Ya digo, cualquiera sabe.  Tenía meritorio currículo antes de encaramarse a lo más alto de la cucaña vaticana.

 

El sabio padre jesuita Martín del Río ya avisaba a los Curas y Párrocos para que en la Primavera y el Otoño suban muchas veces a la torre de la Iglesia por las mañanas y bendiciendo los campos y términos de la Parroquia, echen agua bendita por el aire y por la tierra porque estas diligencias anticipadas y prevenidas son las que se logran y se aprovechan y la oración perseverante puede mucho con Dios. Incluso con los poderes infectados que promueven la obra del Maligno con el NOM y la Agenda 2030.

Pero ahora con la diabólica tele infectando las mentes los campos y los aires con sus ondas y largando la maligna consigna de vivir como orgullosos «gays», feministas y tarados posmodernos, los ministros del Señor ya no damos abasto. Sí, ya lo decía Martín Dumiense en su De correctionem rusticorum. Y mil años después, Pedro Ciruelo. A veces se ha dado una mano de barniz cristiano al paganismo. Y salta la pintura…

Y se suceden las plagas: el fuego, el agua, los vendavales…hasta se mueve la Tierra. Ahora, bajo el reinado de don Felipe, se inauguran incendios, desfalcos, pandemias, tiranías y demás calamidades con la misma frecuencia, salero y desparpajo que cuando el invicto caudillo inauguraba industrias, comunicaciones, viviendas de protección o pantanos.

Pero el ángel rebelde se mostraba muy pertinaz, y ni los oremus, ni el agua bendita, ni los exorcismos le decidían a alejarse.

El exorcista se esmera hasta después de muchos esfuerzos, el Réprobo tuvo que salir del energúmeno solicitando como última gracia, ya que no le permitían despanzurrar a la Iglesia Católica desde arriba para desactivar Su rol de catejon paulino institucional y para que el enemigo trincase su patrimonio, que le permitiesen al menos entrar  por segunda vez en el cuerpo del rencoroso hispano renegado para castigarle de ciertos desacatos cometidos recientemente contra la Tradición, la Hispanidad, España y los derechos humanos.

Ser redimidos por el diablo no sería más que la inversión total, demasiado cerca del Cainismo comunista que ninguna propaganda ni Prensa afín puede tapar. Satanás puede crear en la imaginación del hombre numerosos mundos. Y aunque fingidos los puede hacer pasar por reales para engañar a su rebaño.

Muy razonable parecía esa tal demanda y el abad Guillermo que apreciaba los buenos modales, y que nada negaba cuando se lo pedían cortésmente, consistió desde luego en las benéficas intenciones del Maligno, regocijándose interior y caritativamente de poder dar una ultima lección al tan hipócrita como tenebroso paciente, pero solo accedió con la condición que había de introducirse por el trasero.

En esto que Jorge fue a sentarse sobre la pila de agua bendita y apoderándose del hisopo exclamó: “entra ahora si te atreves, ya te preparo el pago”.

De modo que no pudiendo salirse el diablo con la suya, se retiró malhumorado murmurando:

“Entre unos y otros, con esto del neomarxismo ateo papal nos van a dejar sin pan”.

 

La aventura catalana de Feijóo

Están siendo muy comentadas las peripecias catalanas del camarada Feijóo que acudió a rendir pleitesía al monipodio catalán.  Acreditada costumbre muy borbónica es humillarse ante clásicos enemigos de España como la morisma o los encumbrados representantes de los robaperas y arrebatacapas empresariales de la pura raza superior catalana.

Pero más allá de la idiosincrasia del personaje tan deseoso de hacer méritos ante los poderosos, es decir, de lo simplemente personal, se encuentra así bien definida la verdadera naturaleza del régimen cleptocrático coronado que disfrutamos. Una monarquía que sabiamente hace competir a Sevilla o Barcelona por el alto honor de llevarse el disputado y codiciado trofeo de máximo monipodio nacional. Una disputa de la que ya se hacia eco nuestro gran Cervantes en El Quijote o en Rinconete y Cortadillo.

Sin embargo, siendo ecuánimes, la costumbre de todo buen valido real o aspirante a serlo de ir con las bragas a media asta para ofrecerse voluntarioso al agio catalán no es exclusiva de la pertinaz monarquía. También en la segunda república con los nacionalistas gallegos pasaban estas cosas. Para los nacionalistas gallegos de los que Feijóo es aventajado y taimado primate los colegas catalanes plantean una especie de modelo no exento de auténtica fascinación.

Un poco de memoria histórica, con perdón

Desde la creación de las Irmandades da fala, Villar Ponte alaba con indisimulado seguidismo la política del meapilas racista Prat de la Riba.  Este siniestro abogado feo, católico y sentimental, fue el secretario y factotum de la Comisión que elaboró las Bases de Manresa presentadas en 1892. Exposición del nacionalismo catalanista en la que ya dentro de su base primera previsoramente aprovechaba para endosar la deuda pública regional al poder central. En su base sexta establecía que “Cataluña será la única soberana de su gobierno interior”. Y en la séptima que “Las Cortes se formarán por sufragio de todos los cabezas agrupados en clases, fundadas en el trabajo manual, en la capacidad o en las carreras profesionales, en la propiedad, industria y comercio, mediante la correspondiente organización gremial que sea posible”. Gracias a la base decimocuarta “Cataluña disfrutaría de la capacidad de acuñar su propia moneda de obligada aceptación en toda España”.

Como no podía ser menos, la enseñanza también merece los desvelos del orate en su base decimoquinta: “La enseñanza pública, en sus diferentes ramos y grados, deberá organizarse de una manera adecuada a las necesidades y caracteres de la civilización catalana”.

Pero donde nuestro sectario meapilas muestra lo mejor de sus ideas acaso sea en el no menos famoso Compendi, o catecismo catalanista, que ofrece su preciosa catequesis mediante el recurso de preguntas y respuestas.  La cosa no tiene desperdicio, pero cabe recuperar aquí algunas de sus frases:

P – ¿Qué vicios han comenzado a desnaturalizar el carácter catalán?

R- El espíritu de la rutina, el utilitarismo más desenfrenado, el individualismo, y el flamenquismo.

P- ¿Cómo ha surgido?

R- Por la degeneración de nuestro carácter, efecto de encontrarse Cataluña desde hace algunos siglos en una atmósfera contraria a nuestra manera de ser.

P- ¿Cuál es el elemento enemigo de Cataluña y que desnaturaliza su carácter?

R – El Estado español.

Lo de las sacrosantas tradiciones de la civilización catalana recuerda a ciertas importantes instituciones culturales del nazismo hitleriano. Así, la conocida como Deutsches Anhererbe o Sociedad de estudios para la antigua historia del espíritu, mejor conocida como Herencia de los Ancestros. El objetivo primario de esta institución nazi fue impulsar una sociedad que estudiara el origen del germanismo y diera sólidas bases científicas a la doctrina oficial del partido. Así como propulsar la investigación el alcance territorial y el espíritu de la raza germánica, rescatar y restituir las tradiciones alemanas, difundir la cultura tradicional alemana entre la población. Una cosa parecida a los abusos de la memoria histórica. Donde pone germana hoy se pondría catalana. La Anhererbe llegaría a tener ¡será por cuestiones de presupuesto cuando lo financian las razas inferiores! nada menos que 43 departamentos dedicados a danzas populares y canciones tradicionales, estilos regionales, folclore, leyendas, geografía sagrada, ciencias paranormales… El primero de estos departamentos o secciones fue el de Lingüística. Otros investigaban sobre los contenidos y símbolos de las tradiciones populares. También había un departamento de arqueología germánica. Y otro de Actividades esotéricas. En el caso catalán la cosa esotérica se limitaría a la ardua investigación de las cuentas ocultas de los Pujol y demás defraudadores del Barsa o de la ventajista, abusona y corrupta oligarquía catalana. Los llamados CDR recuerdan las tristemente célebres Fuerzas de Asalto o camisas pardas de las SA, luego sustituidas por las SS.

Con anterioridad, el no menos pío obispo Torras y Bagés en su obra La Tradició Catalana ya había fundido en una sola tradición indisoluble, antiliberal y reaccionaria, tanto la católica como la nacional catalana. Tampoco podemos olvidar las fechorías del famoso obispo bandolero Robuster, ni las amargas ironías de nuestro gran Cervantes sobre la pertinaz tradición bandolera en Cataluña.

Con ocasión de una importante visita real a Barcelona, la Lliga Regionalista, con Cambó y el propio Prat, juega al posibilismo victimista pidiendo privilegios y desigualdad ante la ley: “La legislación a que está sujeto el Ayuntamiento de Barcelona no corresponde a la grandeza y a la vida de esta ciudad, y esta legislación, que para otros municipios puede ser justa y protectora es para la nueva ciudad de Barcelona lo que eran las murallas para la ciudad antigua: un círculo que oprime y ahoga”.

En su respuesta, don Alfonso XIII, oportunista, frívolo y locuaz, expresó sus deseos de satisfacer las peticiones nacionalistas. Don Juan Carlos o don Felipe tienen a quien parecerse y “quien a lo suyo parece…”

Un poco de ciencia catalana

No hay nada que un nacionalista catalán no merezca. Ya el doctor Robert medía cráneos para demostrar la superioridad de la pura raza catalana. Y en la temprana fecha de 1843, Mariano Cubi publicaba su Sistema completo de Frenolojía. Decía el ilustre científico catalanista en dicho texto publicado en Barzelona y con su propia ortografía: “Comparese la cabeza de un Hindú con la de un Suizo, notese la inmensa diferenzia  que entre las dos existe. ¿Y qué nos revela la Historia respecto a estas dos razas de jente?… que mientras los suizos lograron hace ya siglos su independenzia nazional, i la han sostenido contra fuerzas incomparablemente más numerosas, los Hindús se han dejado dominar por el primer invasor que se les ha presentado…

Y más abajo pontifica: “En la clase ínfima de idiotas, la zircunferenzia horizontal de la cabeza es de 12 a 14 pulgadas, cuando la cabeza regular de un adulto tiene de zircunferenzia unas 22 pulgadas. En aquellos idiotas la distancia desde la naríz por enzima de la cabeza hasta el extremo oczipital es de 8 a 9 pulgadas, la de la cabeza bien desarrollada es de 14…”

Siento no poder ofrecer al curioso lector las medidas de la cabeza de Pujol, Serra, Torra o las de Mas, Puchemont o Junqueras para comprobar la doctrina del ilustre científico catalán. Tampoco conozco las del no menos ilustre camarada Feijóo o las de Antoñito, El Camborio, el heroico valido real y patrocinador de la «patria catalana».

Galeusca contra España

El 11 de setiembre de 1923, dos días antes del nombramiento de Primo de Rivera por Alfonso XIII, con ocasión de la Diada de ese año, se intenta una Triple Alianza entre las fuerzas nacionalistas de Galicia, Vascongadas y Cataluña. En el plano de las lenguas regionales todas se muestran de acuerdo, aunque Castelao explica que hay diferencias sustanciales entre ambas pretendidas “naciones”. Habría tres hechos diferenciales: Cataluña era un feito basado na vontadeEuskadi a memoria, o meior reaitivo das aicións reivindicadoas, y Galicia en la intelixencia  e imaxinación.

Eso, imaginación para una fementida nación gallega que no falte. Castelao también puntualiza: “Cataluña representa, pola sua industria progresiva, a sua potencialidade económica e seu nivel de vida social tanto como o resto da Hespaña e, ademais, ten una cibdade populosa, meirande que Madrid, portador abrouxador das aspiracions catalanas”. Por el contrario, Galicia, “ e un pais precapitalista, povoado por traballadores que viven d-un misero xornal, que elos mesmos sacan da terra ou do mar; sen industrias d-abondo para absorber o escedente de povoacion labrega e mariñeira; c-un  paro forzoso e c-un déficit pecuniario constante, que se resolve pacíficamente por meido da emigración”.

En julio de 1932, por iniciativa de Unió Democrática de Catalunya, fuerzas nacionalistas catalanas homenajean a los diputados galleguistas Castelao y Otero Pedrayo en Barcelona.

Como continuación de la fallida Triple Alianza de 1923, el 25 de julio de 1933 Castelao inspira en Santiago de Compostela la formación de Galeusca.  Cuando muere el golpista Maciá, Castelao y el Partido Galeguista promueven un homenaje al traidor contra la República al que califican de «apostolo de Catalunya». El día de los santos inocentes de ese mismo año de 1933, Castelao escribe un luctuoso panfleto en A Nosa Terra, órgano del Partido Galeguista, bajo el título de Catalunya na morte do libertador en el que glosa al fallecido militar felón golpista y afirma, entre otras cosas, que “Catalunya e unha verdadeira potencia material e espiritual. Por eso, pese a quen pese, Caltalunya sera sempre ela, non sera parte de nieguen, senon que sera, por saber ser diferente,  unida e persoalidade existente. Catalunya merece ter homes da estirpe de Maciá. Cada pobo ten o que merece ter” .

Con ocasión del famoso pre republicano Pacto de San Sebastián, Castelao pondría a caer de un burro a su paisano y colega Casares Quiroga tanto por su escasa contundencia galleguista cuanto por no apoyar a los catalanistas: ”Casares non planteou  o problema galego nin se sumou aos catalans. Contase eso si, que pideu para Galiza os mesmos directos que lle fousen outorgados  a Catalunya; pero frenteros catalans, para dificultarlles, tal vez, a sua mision, e conformandose co sentir centralista da maoria.

Para acabar

En fin, no quiero cansar al amable lector, creo que basta lo comentado para ilustrar la querencia de Feijóo como buen nacionalista gallego.  Una querencia de subordinación y admiración no menor que la ejercida por el aventajado gran Monipodio en los aprendices Rinconete y Cortadillo.

Los nacionalistas vascos y catalanes sin duda son racistas, integristas, abusones, heteropatriarcales, pero, como dice Feijóo, nosotros los gallegos somos un ejemplo de nacionalismo fino, educado. Amén de muy filantrópico y LGTBI con perspectiva de género. Nada nuevo, el decimonónico Alfredo Brañas ya explicaba la razón última del nacionalismo galleguista, «regionalismo» en su jerga: “Galicia para los gallegos”.

Años antes, el intrépido Mariano, y hoy el sin par Feijóo siguiendo la linde se lanza a la conquista de lo que queda de España. Ahora bien, el caso es que la linde se acaba al otro lado de Piedrafita, y allí no está demasiado bien visto humillarse ante el golpismo catalán. El aliado nacionalista pasa a ser enemigo.

 

 

Feijóo tiene «los ojos verdes, verdes como la albahaca…»

Contra mi costumbre, confieso que anoche estuve un rato mirando una entrevista masaje en la caja idiota, no recuerdo bien en qué canal de intoxicación de masas. Era de Bertino Osborne al mirlo blanco galleguista, nueva esperanza enmucetada para mantener a flote los restos del naufragio del Régimen. Me refiero al taimado indígena prócer orensano que viene a recauchutar el pertinaz socialismo al servicio de los grandes negocios de la oligarquía.

Todo un proceso de falsa alquimia para chapar en oro la más oxidada hojadelata.

Dirigida al marujeo que seguro disfrutaría con la historia de su feliz aunque tardío himeneo con un alto cargo de INDITEX, desmintiendo rumores y habladurías.

Todo para hacer ver que es un buen chico y tan socialista como el mismo Sánchez o Felipe. Porque, aunque algunos ya lo sabíamos, esa sublime esperanza blanca del Régimen confesó haber votado a la PSOE y que, en realidad, se hizo del PP, en un momento de debilidad, sin muchas ganas, desde luego no por ideas sino un poco por quedar bien y para trepar más fácilmente en la cucaña que en la otra cordada había excesiva congestión.

Anécdotas personales aparte, ahí quedó como de pasada la esencia de lo que estamos viviendo: la tiranía de la socialdemocracia degradada y fabiana contra sociedades y naciones no importa el ropaje con el que disimule.

No vi ninguna referencia al indisimulable despotismo del personaje. La imposición de la lengua regional a la catalana, malbaratando presupuesto en la liberticida normalización lingüística según la cual los españoles que no hablamos gallego seríamos anormales. Una lengua, la española, que escandalosamente está prohibida en el parlamento regional. O los intentos de perseguir, dejar sin derechos civiles y multar a los ciudadanos que no dejaban inocular el artefacto genético experimental o las diversas fechorías que el lector ya conoce y que no resulta preciso repetir ahora para no hacer interminable la letanía.

Eso sí: cuando habla en español incluso parece un personaje razonable, un aprendiz de estadista.

Quedó la sospecha de que lo del acuerdo en Castilla y León fuese una trampa taimada para cazar a VOX,  el único probable enemigo común a ambas patas del turnismo borbónico y comandita de golpistas, etarras y hordas del hampa.

Acaso lo más interesante sea comprobar otra vez los intentos del Régimen por rejuvenecer mercancía averiada haciéndola pasar por buena, como un último grito de la filantrópica factoría globalista. Un recambio de igual utilidad por si lo del doctor falsario se convierte ya en completamente insostenible.

Lo del periodismo está en caída libre y muchos lo confunden con actividades más propias de las tradicionales mancebías. «Ojos verdes, verdes como la albahaca», fue una entrevista felatriz que ignoro o prefiero no imaginar cómo terminaría fuera de cámara.  No faltó en ella tópico alguno como el de las conocidas bondades de los ingredientes de la gastronomía gallega o de sus vinos.  Nada que ver con la carne de plástico «made in Gates» o la no menos célebre leche de cucaracha que nos quieren endiñar sus protectores.

No sé si el susodicho irá para ponerse de largo como manijero en edad de merecer a la reunión del Club Bilderberg ante tan modélico y selecto auditorio de la plutocracia globalista.

En fin, quién no le conozca que le vote.

Lamentable.

¡Qué no nos pase ná!

 

 

¿Bruja?, mejor lurpia

Los pudibundos y filantrópicos comunistas, golpistas, pro etarras, hembristas, milicianas, abortistas, mercenarios del NOM y demás patulea de su calaña se rasgan farisaicamente las vestiduras porque a una tía o individua o miembra de su tribu la han llamado “bruja” en el decrépito templo de la desaparecida soberanía, dicen los más optimistas que nacional.

Tanto es así que el menesteroso ganapán a cargo provisional de la traviesa tropa diputada ha expulsado al niño malo calificador de la susodicha. Caca, culo, pis,… me voy a chivar a la profe…

Un caso de ignorancia, desde luego que tampoco sorprende en la inanidad intelectual y cultural de la clase política borbónica actual porque el término “bruja” ni mucho menos tiene todos los significados peyorativos. Así, en el mundo anglosajón la WICCA se considera una actividad semi religiosa de culto a la naturaleza, de carácter benéfico y lo que pudiéramos llamar sus sacerdotisas, las brujas, son respetadas e incluso bien valoradas en ciertos medios.

De modo que si el de «bruja» no sirviese habría que buscar epítetos alternativos. a vuelapluma se me ocurren algunos clásicos que luego diré.

Por desgracia la situación española actual se va pareciendo cada vez más a la de terrible experiencia republicana, en especial desde que el Frente Popular se sintió empoderado como se dice ahora y comenzó a actuar a su antojo vulnerando la constitución y las leyes y saboteando la convivencia. Tanto entonces como ahora, el PSOE constituye el principal responsable protagonista de esta traición a España y a la Libertad.

Recuerdo que hace diez años publicaba en ABC una breve semblanza de un gran escritor español que me parece tienen que ver con este asunto.

Las acotaciones de un oyente” fueron escritas acerca de la actividad parlamentaria y la actualidad política por el gran Wenceslao Fernández Flórez, una bestia negra de la izquierda.

Pero en “Una Isla en el Mar Rojo” nos cuenta, ligeramente novelado, su propio drama personal cuando estuvo a punto varias veces de ser asesinado por los agentes del Terror rojo en Madrid, antes de conseguir asilo en cierta legación extranjera. Un testimonio de primera mano de considerable interés.

En el Parlamento hay una partida de forajidos, hartos de robar y matar en la Revolución de Octubre; nos gobiernan ignorantes audaces, enamorados de sus magníficos automóviles con radio y calefacción; desde arriba y desde abajo se saquea el país; nunca tantas fortunas se improvisaron tan rápida y oscuramente. Y la sangre corre bajo la complaciente mirada de la Policía, de los periódicos que trafican con las ideas, de una muchedumbre inmensa de hombres envenenados de rencor que esperan que surja del vaho de la sangre no sé qué milagro imposible, no sé qué absurdo estado de bienaventuranza… “

Tanto ayer como hoy, gran parte de la juventud no se entera de lo que ocurre:

“Representa casi arquetípicamente en unión de su hermano a un numeroso grupo de jóvenes de ahora. Padecen un envenenamiento de las ideas que, en otros casos, es únicamente superficial, pero en ellos es asombrosamente profundo. …esos dos muchachos padecen una septicemia literaria».  

Y ya en la guerra civil:

“Crepitaron las armas de fuego en las calles de Madrid, por donde se extendió de pronto ese populacho típico de las revoluciones: infrahombres sucios de ceño asesino; mujeres hienas, vociferadoras y desgreñadas que llevaban en los ojos la alegría de poder matar…”

Hiena vociferadora y desgreñada” como las llamaba don Wenceslao acaso no sería demasiado desafortunado ni tampoco exagerado para describir ciertos personajes y conductas. O miliciana. Mejor, desde luego que «bruja«, el inocente calificativo no exento de alguna filantropía del que ya hemos hecho mérito.

Ahora bien, creo que cuadraría mejor el término «arpía«. O «lurpia«, como llaman aquí en Galicia a las mujeronas aviesas, de mirada torva, enredadoras, torticeras, mentirosas, hipócritas, maliciosas, encanalladas, causantes de problemas y poco de fiar.

Sea como sea, ahí los dejo.

Antología de Follas parroquiais

El título del presente texto no forma parte de ninguna campaña contra la Iglesia por asuntos sexuales. Sólo se intenta poner un poco de humor y sonrisas en un verano tan pasado por agua y preñado de incertidumbres y amenazas.

Son avisos parroquiales verdaderos todos ellos. Escritos en Galicia, de ahí lo de «follas» que en gallego significa “hojas”. Se entiende que han sido escritos con toda la buena voluntad del mundo pero muy mala redacción, lo que origina curiosos equívocos.

Ahí van los textos de esta breve antología de Follas parroquiais:

* Para cuantos entre Ustedes tienen hijos y no lo saben, tenemos en la parroquia una zona arreglada para niños.

* El próximo jueves, a las cinco de la tarde, se reunirá el grupo de las mamás. Cuantas señoras deseen entrar a formar parte de las mamás, por favor, se dirijan al párroco en su despacho.

* El grupo de recuperación de la confianza en sí mismos se reúne el jueves por la tarde, a las ocho. Por favor, para entrar usen la puerta trasera.

* El viernes, a las siete, los niños del Oratorio representarán la obra «Hamlet» de Shakespeare, en el salón de la iglesia. Se invita a toda la comunidad a tomar parte en esta tragedia.

* Estimadas señoras, ¡no se olviden de la venta de beneficencia! Es una buena ocasión para liberarse de aquellas cosas inútiles que estorban en casa. Traigan a sus maridos.

* Tema de la catequesis de hoy: «Jesús camina sobre las aguas». Catequesis de mañana: «En búsqueda de Jesús».

* El coro de los mayores de sesenta años se suspenderá durante todo el verano, con agradecimiento por parte de toda la parroquia.

* Recuerden en la oración a todos aquellos que están cansados y desesperados de nuestra parroquia.

* El torneo de baloncesto de las parroquias continúa con el partido del próximo miércoles por la tarde. ¡Venid a aplaudirnos, miraremos de derrotar a Cristo Rey!

* El precio para participar en el cursillo sobre «oración y ayuno» incluye también las comidas.

* Por favor, pongan sus limosnas en el sobre, junto con los difuntos que deseen que recordemos.

* El párroco encenderá su vela en la del altar. El diácono encenderá la suya en la del párroco, y luego encenderá uno por uno a todos los fieles de la primera fila.

* El próximo martes por la noche habrá cena a base de judías en el salón parroquial. A continuación tendrá lugar un concierto.

* Recuerden que el jueves empieza la catequesis para niños y niñas de ambos sexos.

* El mes de noviembre terminará con un responso cantado por todos los difuntos de la parroquia.

Por la trascripción,

La censura avanza en tiempos posmodernos

El Reino de España bajo el reinado de don Felipe se está convirtiendo en una dictadura bananera. O tomatera. Un concurso competición entre ensoberbecidos lugareños enmucetados con cargo, monterilla o fonendoscopio para ver quién es más bruto o la hace más gorda.  Una última escaramuza de la nueva dictadura posmoderna se ha producido en Monforte de Lemos, un importante pueblo de la provincia de Lugo, en la Galicia interior.

Conde de Lemos era el dedicatario de la segunda parte de don Quijote. Y también el malvado señor feudal que con sus tropas de siervos sitió el castillo templario de Cornatell defendido por don Álvaro de Bembibre antes de retirarse a la cima del Aguiana. Pero no valieron estos honrosos antecedentes literarios para la extraordinaria hazaña que acaba de suceder.

Durante la actual feria del libro monfortina estaba programada la presentación y firma de un sugestivo libro coral titulado El engaño más grande de la historia de la salud. Una cortina de humo para un mundo sin libertad.

Iban a participar en el acto además de la editora, la conocida periodista Magdalena del Amo, dos de sus coautores, Alejandro Sousa y Jaime Salgado.

Las fuerzas vivas vacunadas y vacunantes urbi et orbi del lugar han reaccionado como el propio Maligno ante el crucifijo, en un exorcismo al revés.

«Vade retro, cultura, vade retro ciencia, vade retro debate, vade retro libertad de expresión, imprenta y cátedra.  Vade retro constitución borbónica

El Consello Galego de Colexios Médicos (sic) ha manifestado su sorpresa e indignación porque el acto programado fuese un evento cultural patrocinado por la Xunta, el Xacobeo, la diputación o el ayuntamiento, heroicos onerosos tenderetes financiados por el saqueado populacho menor de edad al que deben proteger de sí mismo.

De modo que la no menos heroica Federación de libreros de Galicia en una actuación que más parecería perpetrada por una banda de traidores a la Cultura que de defensores de ella, ha decidido prohibir el acto programado con el cobarde y falto de profesionalidad pretexto que desconocía el contenido de la obra.

El asunto pese a todo no se entiende bien. Sabemos que muchas instituciones políticas borbónicas, profesionales o sociales han devenido en mera tramoya o tambaleante tenderete mohatrero tente mientras cobro, infectadas de gentes que parecen haber olvidado sus obligaciones con la sociedad, juramento hipocrático incluido en su caso. Pero lo de prohibir sin dar la cara ni defender en debate público lo que nos dicen son sus argumentos irrefutables resulta una manifestación de ineptitud y cobardía que puede ver el más topo. Ni los debates ni la Autoridad científicos se ganan mandando a la guardia civil a prohibir actos, sino con datos y argumentos.  Y tiene razón quien la tiene, aunque se haga trampa para engañar a la gente y desarticular o esconder al discrepante como es habitual en las dictaduras.

Creo que el miedo a hacer el ridículo ha llevado a otro ridículo mayor. Con el agravante del desprestigio de mostrarse como unos caciques de grelo y berza.

Y otro escándalo más en un burdo intento de tapar el anterior. Sabedores que esto de las olas y las variantes de la plandemia da mucho juego a la granjería de tiranos y arrebatacapas, para tratar de disimular la infame censura ahora resulta que han decidido prohibir toda la feria monfortina, alegando un muy «científico» pero sobre todo oportunísimo  empeoramiento de la situación sanitaria.

Y al prohibir sin debatir, e incluso utilizar la supuesta nueva ola de la plandemia para cancelar la feria, los censores confirman con sus actos el subtítulo del libro censurado, Una cortina de humo para un mundo sin libertad. Y han quedado como lo que son.

Sea como sea, esperemos que no cunda en el servil feudo de Feijóo este lamentable ejemplo monfortino y, al menos, el libro pueda ser distribuido sin mayores censuras ni contratiempos.  El sufrido súbdito y posible lector amante de la Ciencia y de la Cultura lo agradecerá.

 

 

Humillaciones

Parece que el siglo XXI está siendo el de las humillaciones por antonomasia. Los súbditos del Imperio no ganan para hacer el ridículo. Al impune humillante fraude electoral que asimila al otrora orgulloso EEUU a cualquier denostada república bananera hay que añadir la ignominiosa y no menos humillante fuga de Afganistán patrocinada por el carcamal títere corrupto y pederasta, aupado fraudulentamente a la cucaña presidencial por el deep state.

Pero humillar al pueblo es lo que se lleva, la moda urbi et orbi.

Aquí en Galicia el humillador principal o de proximidad es cierto personaje caciquil aprendiz de Tirano Banderas pero sin su mérito. Sin embargo, no ha habido recuento oficial de los votos y no se ha podido demostrar que haya habido fraude electoral como EEUU, más allá de coacciones, abusos de poder o escaramuzas caciquiles contra otros partidos de la competencia, incluidas las infames campañas calumniosas de la prensa prostituida o mercenaria.

El personaje del que ahora otra vez hacemos mérito acaba de recibir un estrepitoso segundo revolcón judicial por algunas de sus actuaciones más despóticas y tiránicas. Pero, el tipo en vez de dimitir e irse a su casa como haría cualquier demócrata digno de tal nombre, se ensoberbece aún más y dobla el órdago. La cuestión es demostrar quién manda más allá de la ley o de la conveniencia personal o social de sus víctimas. Su partido, como era de esperar, callado como p… tal para cual.

La nueva fechoría dictatorial vigente desde hoy va dirigida a terminar de arruinar la campaña turística estival en la hostelería gallega. Ya renqueante por el mal tiempo de este verano que más parece una otoñada.  Como los jueces han retirado la imposición del mal llamado pasaporte “vacunil” para entrar en los establecimientos, ahora impone unas restricciones de aforo que dificultan sino impiden una mínima rentabilidad sostenible en las empresas. En todo caso, la campaña estival es saboteada por el Poder que debiera servir a la sociedad.

Si el Mal se entiende por la existencia de psicópatas humilladores, también por la falta de adecuada resistencia de los humillados y arruinados. Es muy difícil porque puede ejercer represalias pero es preciso oponerse al Mal, y no se comprende como los hosteleros gallegos y demás empresarios afectados no se reúnen para defender judicialmente sus legítimos intereses por mucho miedo que tengan a un poder despótico que caprichosamente se salta las leyes. Les va la supervivencia.

Y el ciudadano común también se muestra incapaz de reaccionar en defensa de sus derechos, libertad y patrimonio. Está aterrorizado por las campañas de los prostituidos media.

Hay que reconocer que el invento diabólico de las Autonomías al dejar a la preterida ciudadanía española bajo las garras de tanto déspota indígena con monterilla y trabuco naranjero funciona con gran éxito en beneficio de la servidumbre, la ignorancia y la esclavitud.

El ejercicio del Poder entendido como humillación y saqueo de los administrados.

 

 

La mejor sanidad del mundo

Aunque aún hay mucho desagradecido y descontentadizo que no lo reconoce y se atreve a protestar por todo, según el bolchevique Feijóo cabe presumir que gracias a sus desvelos, que no nos merecemos, en Galicia se disfruta de la mejor Sanidad del mundo.  No hay duda ninguna. Veamos una prueba que hemos grabado en asistencia primaria.

Ring— ring —ring

Por fin sale una voz metálica (llevo más de diez minutos escuchando en bucle una típica muñeira)

Si quiere que le conteste en gallego, pulse 1

Si quiere que le conteste en castellano, por imperativo legal, pulse 2

2

El servicio de normalización lingüística de la Xunta le advierte que en castellano no es patriótico y demuestra auto-odio, debe corregirlo para ser un buen gallego. El servicio de normalización lingüística de la Xunta le conmina a que la próxima vez emplee el gallego.

si tiene fiebre pulse 1

si no tiene fiebre pulse 2

si no lo sabe pulse 3, póngase un termómetro que no sea de mercurio y llame más tarde.

1

si le duele la cabeza pulse 1

si le duele el pecho pulse 2

si le duele el vientre pulse 3

si no es ninguna de los anteriores pulse 4

4

si le duele la garganta pulse 1

si le duele la…

…es que me duele todo

no le he entendido, puede repetir

…que digo que me duele todo…

si le duele la cabeza pulse 1

si le duele el pecho pulse 2

si le duele el vientre pulse 3

si no es ninguna de los anteriores pulse 4

4

…que digo que cuándo me va a poder ver el médico

no le entiendo, puede repetir

si le duele la cabeza pulse 1

si le duele el pecho pulse 2

si le duele el vientre pulse 3

si no es ninguna de los anteriores pulse 4

4

click, click,

si se ha inmolado con un primer pinchazo pulse 1

si ya tiene los dos pinchazos reglamentarios, pulse 2

si quiere tomar un tercer pinchazo por si acaso pulse 3

no, que no quiero nada de eso, quiero que me atienda un médico, a ser posible en persona, personalmente

no lo entiendo, puede repetir

que quiero que me atiendan

ahora sí, haberlo dicho antes, un médico le llamará por teléfono a las 10h 45m del 15 de enero de 2022. Esté atento.

Pero, ¿no puede antes?

No le entiendo,

si quiere el alta por defunción pulse 1

si quiere el alta por aburrimiento pulse 2

y ya está bien, deje de dar la lata que estamos muy ocupados prohibiendo cosas

 

 

 

El caso de la negra pianta

Nunca me han interesado los Juegos Olímpicos, me parece un manipulado espectáculo de luz y sonido para gastar millones y millones, pero allá cada cual con sus gustos.  Quizás Sísifo fue el primer medalla olímpico a la frustración.

Al parecer, una señorita participante, con ganas de dar la nota con cuestiones ajenas al deporte o la propia competición, ha montado bronca con unas sectarias e impertinentes declaraciones racistas contra los blancos porque ella aunque nacida en un pueblo de Galicia es más negra que la tinta de un calamar. No habría que dar más importancia a la cosa porque no ofende quien quiere sino quien puede y al fin y al cabo, todos, blancos o negros o amarillos, tenemos derecho a desvariar o a hacer el ridículo alguna vez en la vida, y aquí habrá que suponer se encontraría eufórica y descontrolada.

Pero el problema no es tanto que la pobre haya soltado un par de inoportunas y antideportivas coces con feo estilo, sino que buena parte de la chusma comunista progre, siempre dispuesta a linchar a quien se deje y pueda, le ría y amplifique el injusto ex abrupto. Llueve sobre mojado, y no es ningún sarcasmo de este verano gallego tan espantadizo que más parece una otoñada suave. Otro caso reciente de este tipo de viles acusaciones es el que se produjo tras el asesinato a golpes de un joven en La Coruña por una banda de salvajes que, al igual que ahora, se quiso responsabilizar a cierta formación política patriótica pero que resultó también de origen no autóctono español y de ideología opuesta sin que faltara agitadora lurpia hembrista. Pero, calumnia que algo queda.

¿Delito de odio o fatal resultado del impuesto esperpéntico multiculturalismo?

Ya veremos, pero este tipo de cosas, de no desaparecer como nube de verano, indicarían que, por si ya ni tuviéramos bastante con muchos de los indígenas, cada vez vamos a tener más problemas con las gentes de razas u origen no autóctono. Gentes que a las primeras de cambio, en cuanto tienen su momento de gloria mediática, hacen gala de su propio racismo, complejos e ingratitud con los países que les acogieron o les permiten estar donde están.

 

Ritos

Su Majestad, Hijo del Cielo, ha presidido la tradicional Ofrenda al Apóstol, Hijo del Trueno. Un rito muy curioso que me recuerda los que el Emperador de la dinastía Ching celebraba en el famoso Templo pequinés del Cielo. Un tiempo de penitencia y reposo en el que el pobre emperador chino se veía obligado a mantenerse lejos de sus concubinas para agradar a los dioses del Cielo y así pudiesen o quisiesen seguir fecundando la Tierra del Reino del Celeste Imperio a mayor beneficio de sus sufridos súbditos. Tiempos teocráticos en que la autoridad civil y religiosa apenas eran distinguibles. En los que la Feliz Gobernación del Reino se lograba con el gran Macho fecundando litúrgicamente a la entregada Tierra mientras impetraba al dios local único, o por lo menos mejor que el del vecino.

Pero los tiempos cambian que es una barbaridad. Sí, una barbaridad como decían en La Verbena de la Paloma y podemos constatar en esta otra verbena compostelana, celebrada poco después del acto pagano ministerial de homenaje a los caídos no por Dios y por España sino para granjería de la plutocracia globalista, el partido comunista chino y su agente OMS. Sí. Debemos irnos haciendo a la idea de que las cosas ya no son como eran y que en los últimos tiempos y sobre todo este último año de devastación generalizada para construir el satánico NOM sobre los escombros de nuestra civilización los cambios se vienen acelerando vertiginosamente.

Los 25 de julio eran una celebración de carácter polisémico. Pero sobre todo tenían un componente de reivindicación de España y de su papel en defensa de la Cristiandad, invencible bastión europeo contra las agresiones de la morisma. Las turbas del Pelouro aprovechaban también el eco mediático para hacer tumultuosa propaganda de su fementida e imaginaria patria gallega contra España.  Otrora, el 25 de julio era una fiesta nacional, la del apóstol patrón de España, nada menos, ahora se celebra medio de tapadillo para no herir los pudibundos sentimientos cuando les conviene no ya solo de obtusos nacionalistas de todo pelaje, sino también de los nuevos invasores agarenos, peligrosa y desarrapada quinta columna de trinca paguillas adictos a la sopa boba. Santiago matamoros puede ser denunciado por incitación al odio por la bárbara horda invasora trinca subvenciones. Sí. Como otro Santiago, Abascal, proscrito nada menos que en la muy amenazada sino ya perdida Ceuta. La festividad de Santiago Apóstol tuvo gran importancia en su momento. Incluso era festivo en toda España antes de que fuese troceada para así ser mejor tragada y digerida por el enemigo.

En los 25 de julio de ahora se confunden una amalgama de diferentes mitos, arquetipos y planteamientos históricos, pero empequeñecidos gracias a los heroicos galleguistas de todos los partidos, sobre todo los más nocivos y peligrosos de la PP, promotores y beneficiados del telón del grelo, como una caricatura de lo que fueron. No obstante, los sectores más inteligentes del galleguismo oficial piensan, con razón, que es preciso, y además urgente, ir renovando la vieja y obsoleta historiografía galleguista basada en ensoñaciones o prejuicios románticos de carlistas revenidos o niños bien de la arruinada pequeña burguesía rural, por otra menos risible. La cosa está ya tan manoseada y tanto se ve la urdimbre remendada del tapiz que su mantenimiento podría llevar al traste todo el negocio de granjería montado sobre ella para ordeñar sino saquear presupuestos públicos. La oficialidad autonómica recoge ahora la nueva idea del neomarxismo cultural con el mismo ardor que defendía los viejos mitos de Breogán o la impostada catadura democrática de un Castelao o de los viejos nacionalistas ganapanes. Lo que no obsta para que en la escuela se adoctrine a la más tierna e indefensa infancia con tópicos y falsedades que siguen envenenando a los jóvenes gallegos, víctimas de la LOGSE, la autonomía, los fanáticos catequistas LGTBi, no binarios, trans y demás géneros, los nacionalistas de todos los partidos y el oneroso pilla pilla orzamentario taifal.

Por desgracia, casi todo se encuentra tergiversado, descontextualizado tras el telón del grelo, como si Galicia hubiese sido siempre una isla sin apenas contacto con el resto de España o de la civilización occidental. Si bien, ya digo, ahora no hay locura posmoderna neomarxista de ingeniería social o de despotismo sin ilustrar que Feijóo no adopte para sus fines particulares.

En este peculiar contexto, don Felipe, muy serio y puesto en razón con la singular agudeza de descubridor de la pólvora y el tono estupefaciente que le caracterizan nos ha venido a iluminar con la peregrina idea que “la Monarquía simboliza la continuidad de la Nación”. O de que siente “orgullo y respeto por nuestro pueblo”. Menos mal que nos lo ha aclarado para dejarnos más tranquilos porque la verdad es que no lo demuestra con su conducta colaboracionista.

También reconoció que: “En momentos como este son imprescindibles faros que alumbren y que marquen la dirección en la oscuridad”. Obviamente no será el suyo, más apagado que un candil bajo el agua.

Pero mientras con toda pompa, boato y parafernalia oficial esto sucedía en la catedral compostelana, yo visitaba un lugar sagrado más modesto, un santuario muy interesante: El Corpiño, en el término municipal de Lalín (Pontevedra) en la Galicia rural del interior. Se trata de un lugar muy singular donde tradicionalmente se hacían exorcismos.

Práctica tradicional católica hoy en decadencia con Bergoglio cuando más falta haría celebrarlos urbi et orbi gracias a sus propias actuaciones entre otras causas.

En mi humilde opinión es aquí, al santuario del Corpiño, donde mejor debieran haber traído a Su Majestad.

Acaso un buen exorcismo consiguiese expulsar sus demonios como a don Carlos II, El Hechizado, último rey también, pero de la precedente dinastía de los Austrias. Y si es verdad lo de que “simboliza a la Nación” pues mejor o más justificado aún porque nuestra querida España está hoy en manos de malignos encantadores, villanos, vendepatrias, malandrines, felones diabólicos.

Otra vez la perdición de España como en la época de don Rodrigo.

¿Con ánimo y voluntad de reconquista como entonces?

No sé. No lo parece.

Habrá que preguntar a Su Majestad pero sobre todo ver qué hace.

 

Anexo

Aquí se pueden ver otras garitas anteriores sobre este tema.

 

 

 

 

 

 

,

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.