Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Iatrogenia forense

Con el complaciente forense extremeño de guardaespaldas prócer de la estrafalaria ministra compañera de profesión que responde al nombre de guerra de la Susi, la susodicha ha anunciado un nuevo atraco del Gobierno comunista filo pederasta de Su Majestad del que forma parte.

Este saqueo que tendrá como finalidad otorgarle al fisco 1.500 millones de euros a añadir a lo ya pillado. Como, aproximadamente, una vez y media el desfalco socialista solo en los EREs andaluces. Igual que se usaba el “pellón” como unidad de medida de la corrupción socialista cuando los nefastos fastos de la EXPO 92 ahora debiéramos emplear el «ERE andaluz» como nueva unidad de trinque solidario. Claro que con esto de la inflación y tras la feliz gobernación del partido solidario y de progreso la unidad socialista de corrupción ha pasado de mil millones de pesetas a mil millones de euros.

El nuevo impuesto anunciado por la Susi será del 1,7%, para los que posean un patrimonio de entre 3 y 5 millones, de 2,1%, para las fortunas de entre 5 y 10 y de 3,5% para los que posean más de 10 millones de euros. El impuesto también generará desincentivos en las futuras capitalizaciones.

Como en el apurado regreso a Londres de La Vuelta al mundo en ochenta días hay que echar a la insaciable caldera devoradora de riqueza del Régimen borbónico todo lo que arda, excepto el casco, que entonces nos hundimos todos, también la onerosa y bien cebada tripulación.

En un alarde orwelliano que bien se pudieran haber ahorrado para no aumentar el recochineo el nuevo impuesto recibe el engañoso amén de sarcástico nombre de “solidario”. ¿Acaso porque es voluntario? No ¿Acaso porque lo van a pagar los socialistas millonarios desfalcadores de los EREs? Tampoco, no lo creo. Los socialistas y demás próceres borbónicos tienen por costumbre no devolver nada de lo que roban. Y además los socialistas no crean riqueza ni empleo, se intentan apropiar del existente.

Pero, no deja de ser curiosa la presencia del forense extremeño en la foto. Cualquier día nos sale con que ha creado un parque temático nuevo. En vez de una ZEPA para la protección de aves, una, mucho más necesaria zona de especial protección de extremeños.

Pero el caso es salir en la foto como diría su correligionario El Guerra, el hermano de Juan, el del chiringuito. De modo que no hay desastre que se pierda. Incendios, vacunas, calamidades agrarias, desembalses, ruinas y quiebras promovidas, allí por donde va deja su inestimable testimonio de desolación y muerte.

Se extraña de tanto cadáver a destripar para certificar las causas del óbito pero no quiere comprender que es pura iatrogenia, la morbilidad es el resultado de la acción social comunista de desgobierno.

Tiene su lado positivo y así hay que reconocerlo. Es la manera que nunca le falte abundante trabajo forense.

 

Felipe VI y los valores imperiales

Que la Monarquía es una superstición, representa la mejor apología del nepotismo es evidencia de razón para cualquier persona lúcida y honrada. Si te “toca” un rey inepto, traidor, corrupto, felón o putero, pues te fastidias y tan ricamente basta esperar al siguiente a ver si hubiera más suerte. Una suerte esquiva en el caso de Los Borbones pues en más de tres siglos no hay manera que nos salga ni uno medio «apañao».

Acabamos de asistir no sin perplejidad al bochornoso espectáculo de los tradicionales piratas ingleses llevando la real carroña de su jefa y papisa de la ceca a la meca y ya al final en armón tirado por marineros como si fuesen dóciles acémilas. Sabemos la querencia del heredero de la difunta Papisa, don Carlos, “El Orejas”, a la selecta ganadería con hierro de Davos reunida por el ingeniero nazi e hijo de nazi, Klaus Schwab Rothschild.

Todo un chute imperialista en vena. Para continuar el espectáculo, nuestro don Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón Schleswid-Holstein-Sonderburg-Glüksburg, alias “El Preparao”, se ha arrancado por unas espectaculares declaraciones de muy poca soberanía y mucha sumisión imperial, olvidando la estrategia de neutralidad española de cuando teníamos verdaderos estadistas y tratábamos de defender nuestros propios intereses.

En ellas no se sabe muy bien qué es peor, si el abandono de los legítimos intereses españoles y europeos que representa su sometimiento a la barbarie imperial o la ignorancia pavorosa de la Historia de España, Rusia, Ucrania y Europa.

En efecto, don Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón Schleswid-Holstein-Sonderburg-Glüksburg se ha felicitado por el «refuerzo» del vínculo atlántico y de la OTAN, como también de la respuesta «unitaria, firme y contundente» de la Unión Europea, en respuesta a la «agresión rusa». Y ha recordado el «éxito» de la pasada cumbre de la Alianza en Madrid, que reside en «la reafirmación del vínculo atlántico y en la compatibilidad y complementariedad del Concepto Estratégico de la Alianza con la Brújula Estratégica Europea y la autonomía estratégica abierta de la Unión».

Lo de la «brújula» no se sé bien si se refiere a la Abramovich, maga negra recién premiada por los Borbones. Lo de la autonomía estratégica de la actual UE con otras «brújulas» como la audaz comisionista ursulina von Trinken parece otro desbarre estupefaciente de los que nos tiene acostumbrados. Lo de «abierta» ignoro si acaso se refiere a las piernas para facilitar la filantrópica labor.  Y lo de la cumbre imperial madrileña en realidad fue asquerosamente vomitivo con el corrupto usurpador pederasta metiendo mano e intentando ejercer su derecho de pernada a primeras damas y segundos «damos» que tuviese a mano. Nunca mejor dicho, porque según malas lenguas y alguna foto indiscreta el rijoso carcamal habría intentado incluso tantear el paquete de Begoña en presencia de su complaciente marido.

Y es que, aclaro, Su Majestad ha intervenido en la inauguración de un sarao en La Toja, que ha empezado con la cosa kitsch de los buenos que somos al conmovernos como entusiastas plañideras becarias con las peripecias de la corrupta tiranía del corrupto Zelensky, el bioterrorista judío de los laboratorios fronterizos para la guerra biológica  y audaz genocida para la limpieza étnica de los rusos residentes en Ucrania, que ahora por fin parece ser que van a poder volver a ser rusos a todos los efectos.

En representación del corrupto dictador ucraniano, títere protegido del Imperio, su embajador en España ha recogido de manos de Don Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón Schleswid-Holstein-Sonderburg-Glüksburg un premio de no sé qué ¡será por premios! y ha agradecido a España su apoyo.

Visto lo visto, con un respetable público adicto y entregado, don Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón Schleswid-Holstein-Sonderburg-Glüksburg se ha adornado con chicuelinas: «Ya sabe, embajador, que España está con Ucrania», antes de empezar la faena tirando de pico de la muleta: sí, recordado lo bueno de defender «la libertad y los valores que nos ha permitido la democracia». O un no menos contundente: «Lo conquistado en derechos y libertades en seguridad, en convivencia y en oportunidades para todos, debe prevalecer frente a cualquier amenaza que pueda poner en riesgo lo que tanto costó alcanzar»…

Sin embargo, en este desorden de cosas y con tantas emociones, a don Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón Schleswid-Holstein-Sonderburg-Glüksburgno se le ha olvidado criticar por pura coherencia y decoro torero el reciente tremendo acto terrorista imperial del sabotaje del gasoducto ruso que además pone en peligro el clima climático y todo eso.  De la proclamada querencia filo pederasta de Su propio gobierno o del ucraniano, tampoco nada de nada, que queda la cosa esa de los valores algo deslucida, ni menos conviene en tan alta oportunidad delante de los verdugos la ocurrencia de pasar de las musas al teatro y velar por los derechos de los niños amenazados por las instituciones y demás personas indefensas agredidas impunemente por el ejemplar Imperio de los valores, su brazo armado y tartufos gobiernos títeres.

 

 

 

Sobre la interpretación providencialista del Mal

A mediados del siglo XIX Juan Donoso Cortés, político, estudioso y académico extremeño, sostenía que cuando las catástrofes son universales, imprevistas, simultáneas, son siempre cosa providencial, vienen del cielo,  para culpa y castigo de todos. Es decir, tienen un componente de castigo o desastre pero también una especie de mayéutica de la verdad. De Justicia divina ordenada a un fin. Una dimensión apocalíptica que significa revelación.

Las revoluciones vendrían de arriba. “La muchedumbre es sobreexcitada por los tribunos que la explotan y benefician.” Las revoluciones serían una patología de los pueblos ricos y libres. Una confirmación de los dogmas católicos sobre Luzbel y la condición de naturaleza degradada del hombre.

La revolución sería una herramienta al servicio de la divinidad para castigar a la humanidad por sus errores, reordenando las cosas entre ellas para un fin último y como instrumento de la Justicia divina.

Las revoluciones son, desde cierto punto y hasta cierto aspecto, buenas como las herejías, porque confirman en la fe y la esclarecen.

Hoy casi dos siglos después de las palabras de Donoso asistimos a un proceso revolucionario como nunca ha visto la humanidad que puede dar a traste con la civilización tal como la hemos conocido hasta ahora. Parte sustancial de este proceso revolucionario se encuentra en el propio lenguaje en el que las mismas palabras han dejado de significar lo que significaban para convertirse en instrumentos primero de la subversión y luego del nuevo orden.  Unos ejemplos:

Democracia es hoy trampa, mohatra o tiranía ejercida contra la razón, el derecho, la vida y los pueblos.

Europa es es el problema, España la solución.

Ciencia es superstición prostituida o al dictado mercenaria.

Político es títere, embaucador o delincuente.

Comunicación significa propaganda sin decoro ni vergüenza por neo proxenetas de la palabra.

Terrorismo es falsa bandera criminal de la dominación imperial.

Neomarxismo equivale a marxismo cultural, instrumento satánico de demolición del orden y creación del nuevo revolucionario al servicio absoluto no del proletariado sino del gran capital financiero judío.

Sanidad institucional es enfermedad inducida.

Vacuna es arma de destrucción biológica.

Multiculturalismo es barbarie.

Migraciones son invasiones.

Cambio del clima climático climatizable significa fabuloso pretexto para la despoblación inducida, los desfalcos filantrópicos, justificar hambrunas, arruinar el sector primario, producir apagones, disimular como buenos convertidores energéticos ineficientes o promover el enriquecimiento ilícito de vendedores de telas invisibles y cacharros inservibles.

Un gran sabio, cronista del pasmo cotidiano y profeta como Miguel Espinosa nos hacía entender cómo la crítica del mal objetivo de los mandarines y su «feliz gobernación» al cabo permitía conocer y servir a Azenaia. El Bien se revela cuando el hombre se rebela contra el Mal. Cuando comprende y da cuenta de la verdadera naturaleza del lenguaje y sus diferentes diccionarios, empleados por la casta de los mandarines.

«Interpretar es acomodar el hecho a la doctrina. La premeditación usa cuatro diccionarios. El primero para hablar con la divinidad. Es un diccionario falso. El segundo para hablar con el pueblo, diccionario falso. El tercero para hablar con la historia, también es falso como los otros. El cuarto diccionario de la premeditación es para hablar consigo misma. Es un diccionario cerrado. Es costumbre esperar un quinto diccionario verdadero y abierto pero nunca vendrá mientras dure nuestra feliz gobernación.»

Hemos de intentar investigar ese cuarto diccionario guardado por la secta cerrada dirigente, para mejor comprender el modo de lograr ese misterioso y enigmático quinto diccionario abierto al Espíritu, polisémico, simbólico, místico, que la providencia nos indica que existe y ha de entender y vencer al Mal.

 

 

Atracón real en Burgos

Me llana de orgullo y satisfacción informaros que como en una peripecia de «Alicia en el país de las maravillas», y gracias a la ausencia de la lurpia controladora de excursión comercial en Nueva York, Su Majestad el rey don Felipe aprovechó la oportunidad para irse de parranda gastronómica a Burgos con un grupo de unos cincuenta antiguos compañeros militares, sin que la reina mandase que «les cortasen la cabeza”.

Pero nada se les oculta a los numerosos espías y mercenarios de Davos y esta escapada al estilo de “Rebelde sin causa” lo mismo pudiera acarrearle funestas consecuencias, pese a lucir la chapita de la filantrópica eugenista Agenda 2030 en la solapa. En efecto, imperdonable. Lejos de promocionar dietas globalistas políticamente correctas como la exquisita leche de cucaracha neozelandesa en su jugo escabechada a los finos hierbajos o el no menos suculento saltamontes autóctono del páramo estofado, el menú ha resultado vulnerador de todos los sabios tabúes de la filantrópica Agenda davosiana.  Y es que la tentación es mucha y la real voluntad ya sabemos que en verdad muy escasa o inexistente.

El menú en cuestión habría consistido según esas fuentes de inteligencia del gran reseteo en «marisco burgalés, morcilla, chorizo cocido con vino de chacolí y cecina». Después una malvada estimulación de las borbónicas glándulas salivares con «lomo de vacuno» contra los consejos de su antipático ministro, el comunista Recio de Tirteafuera. Y para finalizar el banquete don Felipe también quiso «lechazo». Y de postre, algo ligero, no una liebre sino tarta de San Marcos con su nata y todo. Un día es un día lejos de la mirada censora de la lurpia y la emergente pujante dinastía Rocasolano. A la que, por cierto, audaces heráldicos ditirambo complacientes relacionan ahora con la más alta prosapia francesa.

Los espías no nos han aclarado qué cosa sería eso del “marisco burgalés», si acaso procede del Arlanza o del Arlanzón.  O viene de contrabando del condado de Treviño. Si crustáceo o exquisitez vegana al gusto de la lurpia ausente en esta ocasión o del no menos celebrado astuto botánico Bergoglio.

Pero, ya digo, como sufrido patriota español me llena de orgullo y satisfacción (a falta de otra cosa) que Su Majestad se nos alimente y críe bien, lejos de esas mariconadas veganas, o cochinadas globalistas a mayor gloria del NOM, y de la pertinaz Monarquía.  Las instituciones globalistas en general y borbónicas en particular van a provocar una enorme hambruna en Su infortunado Reino y así una vez más Su Majestad muestra su celebrada previsión de estadista sin fronteras.

 

 

Nuevo romancero de Antoñito El Camborio

La otra tarde, acogidos a la hospitalidad de sus sensibles propietarios charlábamos un pequeño grupo de amigos en la trastienda de una famosa tienda anticuaria en La Coruña. En tan grata compañía hablábamos de casi todo lo divino y humano cuando surgió el tema de la extraña deriva actual del falsario.

Un tema interesante para la tertulia, desde luego, que trasciende la mera peripecia o la anécdota. Sin que sea un acta exacta de lo tratado puede ser oportuno traerlo aquí resumido. Hasta ahora Antonio y su lamentable tropilla de raritos, ganapanes, desvirga melones, trincones, tortilleras, femi-comunistas, golpistas indigenistas, me lo llevo para el chiringuito y demás especímenes del rapaz neomarxismo posmoderno liberticida, se comportaba como una especie de Luis Candelas pero al revés. Lejos de la bonhomía de este famoso bandolero decimonónico, Antonio, prohombre socialista y gran timonel de los desatinos del reino de España, se dedica a robar a los pobres con trampas y disimulos para allanar el camino a sus amos, los ricos.

Sin embargo, no termina de encajar en la trayectoria de lo hasta hoy perpetrado el nuevo impuesto revolucionario que pretende meter mano en la bolsa de la oligarquía española. Bien es verdad que si no es otro brindis al sol de los suyos las pretendidas víctimas buscarán las formas más eficaces de burlarlo, de modo que sólo lo pagarán los de siempre.

Ahora bien, ¿por qué como un perro tonto o rabioso ahora va y muerde la mano que le da de comer?

Cabe pensar en la mala influencia de la miliciana desgreñada amiga de lo ajeno que responde al nombre de guerra blasinfanteño de la Susi.  Pero no. Creo que el falsario no quiere irse o que le echen sus amos sin terminar su heroica labor de devastación nacional.

Pero el culo le huele a pólvora. Veamos. En las últimas votaciones andaluzas no ha habido pucherazo o si lo ha habido se habría perpetrado para favorecer a la otra facción del globalismo de la Agenda 2030, la del PP, en detrimento de VOX.

Tal sería señal mafiosa que los amos no estarían del todo contentos con él, o bien consideran que es mejor dar paso a la alternancia pepera que apunta y desarrolla maneras en la misma querencia.  Un relevo de postas para el mismo carro y con el mismo destino hacia el abismo.

Ante esta situación le caben dos posturas:

La primera sería la rebeldía que el falsario llama resilencia en la creencia que la suerte le acompaña, cuando el caso es que hay tongo y la suerte tiene nombre y apellidos que a su propia conveniencia y granjería colocan el temido pulgar hacia arriba o hacia abajo. La venganza tributaria contra la oligarquía española, con la internacional no podría, sería una de estas maneras del tan clásico os vais a enterar.

Pero estos enfrentamientos suelen terminar mal, según nos avisa el poeta:

Antonio Torres Heredia,

hijo y nieto de Camborios,

con una vara de mimbre

va a Sevilla a ver los toros.

 

Moreno de verde luna

anda despacio y garboso.

 

Y a la mitad del camino,

bajo las ramas de un olmo,

guardia civil caminera

lo llevó codo con codo.

 

Antonio Torres Heredia,

hijo y nieto de Camborios,

viene sin vara de mimbre

entre los cinco tricornios.

 

   Antonio, ¿quién eres tú?

Si te llamaras Camborio,

hubieras hecho una fuente

de sangre con cinco chorros.

 

Ni tú eres hijo de nadie,

ni legítimo Camborio.

 ¡Se acabaron los gitanos

que iban por el monte solos!

 

Antonio Torres Heredia.

Camborio de dura crin,

moreno de verde luna,

voz de clavel varonil:

 

¿Quién te ha quitado la vida

cerca del Guadalquivir?

Mis cuatro primos Heredias

hijos de Benamejí.

 

De modo que es mejor guardarse el orgullo gitano de legítimo Camborio y hacer caja para el porvenir. Y establecer un muro de complicidades e impunidades para sus fechorías cuando le echen. Mejor comprar un lucrativo futuro puesto de trabajo donde presumir de figura juncal como Antoñito Camborio de dura crin, moreno de verde luna, voz de clavel varonil, pero con el dinero pillado al contribuyente. Así, aumentar los cien millones anuales apoquinados al tenebroso Gates, o los otros cien para chiringuitos patera de golfos apandadores progres.  Comprometido su orgullo y negra honrilla de gitano garboso mientras le dejen repartir dinero ajeno no va a ser menos que don Felipe, El Hermoso, que también premia al vacunador urbi et orbi, acaso con similares intenciones.

Hasta ahora el Camborio está haciendo las dos, pero pronto tendrá que elegir y veremos su definitiva querencia.

 

 

CAT y Olona, Sociedad Limitada.

Dentro de la catastrófica casta política borbónica hay algunos personajes decentes y salvables que, más allá de lo ideológico, seguramente serían aprovechables para la Patria fuera de este corrupto Régimen que nos envilece y arruina.

Otros aparentan ser tan lerdos o tarugos que no disimulan el pelo de la dehesa, puestos en los escaños por fidelidad al jefe y para hacer bulto, que ni siquiera se dignan aprender a acertar el dedo con la tecla durante las votaciones.

Una de estos personajes salvables, y en consecuencia incómodos para su partido, el PP, y la propia Monarquía, es Cayetana Álvarez de Toledo, CAT, a la que he dedicado varias recientes garitas: Con motivo de la presentación de su último libro Políticamente indeseable  y cuando su paulina caída del caballo.

A CAT le había puesto una sanción su partido por votar en conciencia. Algo notoriamente anticonstitucional ya que supone la violación de los artículos 67.2 entre otros: “Los miembros de las Cortes Generales no estarán ligados por mandato imperativo” y el 79.3 que menciona que « el voto de los diputados y senadores es personal e indelegable».

Ahora ha vuelto a saltarse la disciplina de voto en un tema crucial en el que su partido ha vuelto a traicionar a España y a los españoles, esta vez en un asunto de especial gravedad como es el cumplimiento de la Constitución en cualquier parte del reino filipino, y por tanto también en Cataluña. CAT ha preferido no traicionar a sus votantes que la han elegido diputada por Barcelona.  De modo que en contra de las órdenes de Feijoo ha votado a favor de la PNL presentada por Vox  para adoptar «medidas para la defensa del derecho a la educación en español», y que defendía un ‘155 educativo’.

No es  de extrañar, ni la felonía es nueva. El PP ha traicionado históricamente a los españoles residentes en las comunidades con lengua regional propia.  En especial el hipócrita Feijoo que ahora va y resulta que sí que sabe hablar en español.

Cayetana Álvarez de Toledo es un personaje que brilla con luz propia más allá del oropel más o menos real o ficticio que le pudiera ofrecer un título nobiliario. Para su desgracia, tiene la funesta manía de pensar, y expone bien las ideas, cosa de suyo imperdonable en este infausto reino.

Por eso era partidaria de un debate de ideas en el congreso de sustitución de Casado, iniciativa que propuso pero que cayó en el saco roto de la indisimulada ambición de Feijoo.  El problema actual no es solo de personas o administradores del tenderete, que también, sino de saber qué se quiere y se puede hacer para intentar reconducir la situación española.

La Monarquía parlamentaria en España actual es el decorado legal de una politeia oligárquica. El Poder, delegado por una oligarquía en la sombra que quita y pone según sus intereses, está en los partidos políticos no en el parlamento, pese a ser una Monarquía parlamentaria. Más bien se trata de una Monarquía oligárquica. De oligarcas que se ven: los jefes de los partidos. Y de los que no se ven, económicos y financieros, ahora con el gravísimo problema del globalismo internacional fuera de todo control democrático y con ya solo un pequeño residuo de soberanía nacional. La mayoría de los españoles ignoran qué son BlackRock o Vanguard ni a qué se dedican ni menos quienes son sus jefes.

La cosa no parece que tenga remedio, desde luego no en el actual Régimen tal como está con un turnismo político bipartidista más o menos retocado. Es eso lo que se fomenta por el Régimen y sus redes de poder. Y también lo que hace la banda popular, supuesto recambio del despotismo del gobierno de Su Majestad. Habría que considerar que nos hallamos inmersos en un fin de ciclo, en el que la humanidad se juega su futuro en libertad.

CAT no es una feminista objeto más o menos de pega puesta allí para hacer bulto. No es una inepta ministra florero de la PSOE, ni creo sirve para estar en la banda del lindo mirlo blanco del globalismo al que hace sombra sin siquiera abrir la boca.

Ahora bien, tampoco CAT creo que acierte del todo la mano con la herida. No me gusta su globalismo, concausa del problema aunque desde luego no de su solución. La actual UE está tomada por indeseables con la corrupta von Trinken a la cabeza, que tienen su propio programa, no democrático y ajeno a los intereses legítimos de los pueblos. Sus políticas actuales deben ser miradas con prevención cuando no con franca oposición. Tampoco me gusta la anglofilia de CAT, ligada a ese globalismo usurpador de influencia anglosajona, enemiga tradicional de España, y de su Cultura. En mi opinión el problema básico es el de la falta de soberanía.

Problema que está presente en la peripecia personal y política de otro verso suelto, Macarena Olona.  Pero mientras no haya verdadero debate de ideas, no parece que las cosas puedan tener solución aunque ambas damas se uniesen en un proyecto político compartido.

 

 

Terribles declaraciones de una ministra

                                                                                                            

                                                                                         “El que realizare actos de carácter sexual con un menor de dieciséis años, será castigado como responsable de abuso sexual a un menor con la pena de prisión de dos a seis años”  (artículo 183.1 del Código penal, supuestamente vigente)

En un ejercicio de empatía podemos intentar comprender el mal genio de la ministra Montero, figura gloriosa del gobierno falsario de cuotas, por haberse convertido en una hembra frustrada.  Ahí es nada abrirse de piernas ante el gran semental heteropatriarcal para descubrir ser la antepenúltima odalisca de su harén, pues a las primeras de cambio en cuanto aparecen otras señoritas de buen ver, quedar seducida, abandonada y con tres churumbeles a criar.

Sin embargo, la ministra debiera pensar en positivo, que no deja de ser psicóloga según dice.  No ha sido preñada por un íncubo. Ni el gran macho la ha liquidado después de holgar con ella como acostumbraba el sultán de Las Mil y una noches sino que la ha puesto cartera y escaño, de modo que puede disfrutar de varios guardaespaldas y de un oneroso tenderete ministerial, gineceo donde jugar con otras hembras más o menos descarriadas a Zamarramala el día de santa Águeda.

Pero la frustración no se va, laberinto de pasiones, y surge una y otra vez la incontenida pulsión satánica, envidiosa de la felicidad ajena y revanchista. Tras el portentoso hallazgo neomarxista posmoderno que «las niñas puedan abortar sin conocimiento de sus padres» o el no menos famoso y problemático “sólo el sí es sí”, mejor si se realiza ante notario, acaba de declarar en el congreso, con su estulta y aberrante jerga inclusiva para analfabetos que:

«Todas las niñas, los niños, les niñes de este país tienen derecho a conocer su propio cuerpo, a saber que ningún adulto puede tocar su cuerpo si ellos no quieren y que eso es una forma de violencia, tienen derecho a conocer que pueden amar o tener relaciones sexuales con quien les dé la gana, basadas, eso sí, en el consentimiento. Y esos son derechos, que tienen reconocidos, y que a ustedes no les gusta.” 

¿Consentimiento de un niño para que tenga relaciones sexuales con quienes le dé la gana?  Pero, ¿Qué dice esta malvada cretina en la supuesta sede de la aún más supuesta soberanía nacional?

Tras realizar estas escandalosas declaraciones en las que la ministra del Gobierno de Su Majestad asume que los niños tengan relaciones sexuales con adultos, organizaciones como Liberum la han denunciado a los tribunales. Ignoro si la cosa prosperará o si el asunto recaerá en los mismos magistrados acusados de «menoreros» por la no menos famosa controvertida ex Fiscal General del Estado.

Pero mientras tanto la fiscalía y los servicios sociales de la Comunidad de Madrid debieran intervenir de oficio para vigilar qué pasa con los hijos de la ministra.  Y, si fuese menester, asumir su custodia y protección contra la hipotética perversión de menores que acaso pudieran sufrir estas pobres criaturas.

Por mucho globalismo, Agenda 2030 o las  heroicas hazañas pederastas del usurpador Biden incluso con su familia que nos vendan como maravillas del progreso, nunca pensé que se fuera a caer tan bajo en el Reino de España como para defender la pederastia en la sede del Congreso y ¡por una ministra de Su Majestad!

Claro que lo mismo se trata de eso: que el próximo gran logro globalista del Reino de España durante el reinado de Don Felipe sea… ¡la legalización de la pederastia!

Addenda del sábado 24 de setiembre

Los niños son sagrados. Pero por lo que estamos viendo, instituciones oficiales prostituyentes incluidas, ya no están seguros en el Reino de España.

Han pasado ya tres días y la degenerada ministra de Su Majestad, que tiene de soberbia satánica todo lo que demuestra de incompetencia, no se ha dignado rectificar sus declaraciones a favor de la pederastia. Ni su falsario jefe de gobierno la ha cesado, ni nadie de entre los abigarrados grupos que le apoyan, incluido el muy pío PNV haya dicho esta boca es mía.

Vaya vergüenza para los miembros y miembras de espíritu puro y pensamientos elevados, tan filantrópicos ellos de la PSOE que tienen esta gentuza depravada en su gobierno de progreso y patatín , patatán.

Su Majestad El Rey también consiente, por lo que se ve consiente todo por aberrante que sea, que uno de Sus ministros haga apología oficial de la pederastia ¡y en la sede del Parlamento!  Una aberración monstruosa que además está tipificada como delito por el código penal.  Y no exige que rectifique o se vaya ipso facto.  Que su catadura moral al defender este crimen abominable es incompatible con la de ser ministro de la Corona.

¡Vaya Vergüenza de Régimen!

 

OTRO SÍ DIGO, domingo 25 de setiembre

Un querido amigo, importante político ya retirado, me ha mandado el enlace a un texto de Contandoestrelas, importante blog gallego. En esa entrada puede leerse que:

«Es muy significativo, sin embargo, el perfil bajísimo que ha adoptado el PP ante esas escandalosas declaraciones de Irene Montero. En la cuenta oficial de Twitter del PP no se ha publicado ni un solo mensaje sobre esas declaraciones. Ni siquiera se ha abordado el asunto en ninguno de los retuiteos hechos por esa cuenta. De igual forma, la cuenta de Twitter de su grupo parlamentario en el Congreso -que fue el lugar en el que la ministra hizo esas declaraciones- tampoco ha dedicado ni un mísero tuiteo al tema. Ni siquiera aparece en sus retuiteos.

Así mismo, el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, no ha dicho ni pío sobre ese escándalo. Instalado en su tendencia a ponerse de perfil ante todas las cuestiones que supongan una confrontación ideológica con la izquierda, Feijóo no ha abierto la boca para decir nada sobre este tema en público. Desconozco si el motivo de ello es que el gobierno autómico que él presidió hasta hace poco viene imponiendo el adoctrinamiento sexual en las escuelas de Galicia, o tal vez porque en noviembre de 2019, siendo Feijóo diputado autonómico, el PP apoyó en el Parlamento gallego una iniciativa de la ultraizquierda para imponer la educación sexual desde los 3 años.»

A mí no me extraña la postura del PP. Se trata de una falsa derecha dirigida a apuntalar la devastación nacional. Es cómplice con lo que pasa y tan globalista como el PSOE. Y en el caso de Feijoo además nacionalista contra España. Pero su silencio en este asunto, como el de la CEE, es verdaderamente significativo y monstruoso.

 

 

 

La Conferencia episcopal contra España

Obedientes a las consignas de Bergoglio, en unas escandalosas declaraciones propias de esta satánica era bergogliana la conferencia Episcopal Española que reúne a un grupo de señoritos que no pagan impuestos al servicio de un Estado extranjero han reprochado que la sociedad española trate a los invasores como invasores y no como “migrantes”.

En efecto, la Conferencia Episcopal Española (CEE) deja de lado su teórica labor supuestamente evangelizadora para tomar partido político contra los intereses sociales y nacionales de España. La CEE enseña la patita comunista al paradójico servicio del Gran Capital plutocrático mundial mostrando su apoyo a la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que pide la regularización extraordinaria de los inmigrantes que viven en situación irregular en España para que puedan acceder a un trabajo y “evitar que se cronifiquen en la irregularidad”.  No, no ha pedido ponerlos de patitas en la frontera por haberla violado contra las leyes españolas, sino que encima se les premie regularizando su ilegalidad perpetrada con más o menos violencia.

Pero es muy cómodo hacer caridades con el dinero ajeno como buenos comunistas.

En una indisimulada crítica contra las formaciones políticas que parecen “de derechas” como VOX los obispos españoles se posicionan con el NOM y la Agenda 2030 denuncian los planteamientos “dañinos” que señalan a los inmigrantes como “invasores” o como “un estorbo” y piden incoherentemente con lo que ellos mismos hacen que no se les utilice para “provechos electorales” o para “alcanzar el poder”.

Acaso para hacer más méritos con el encucañado siniestro agente del NOM y del jesuitismo estos hipócritas han olvidado las palabras del Papa Benedicto XVI: Todos los inmigrantes tienen derecho a permanecer en sus respectivos países y en esto han de trabajar sus gobernantes e incluso ayudarles también los gobernantes de los países ricos a que se formen en sus países para que tengan trabajo allí.

Pero contra la prudencia y sabiduría de Benedicto para esta desacreditada tropa resulta mejor favorecer el sabotaje de las invasiones de moros y negros, la mayoría sarracenos inintegrables, para hacer baldíos los logros históricos de la reconquista. Cabe calificarlos de hipócritas redomados, sin empatía por los sufrimientos de millones de españoles, sin trabajo, sin futuro y sin esperanza con estas políticas y con este Régimen. Y con esta Iglesia Católica que sugiere fomentar la “escucha” para vencer los “prejuicios” que hay asentados en la ciudadanía. Además, a su juicio, lo que hay en la sociedad no es tanto xenofobia sino “aporofobia”, es decir, fobia a las personas en situación de pobreza.  No fobia pero si profunda repulsa me merecen estas declaraciones hipócritas, frívolas e irresponsables que está claro en mi caso no se deben a ninguna aporofobia dado a quien se las reprocho, no precisamente pobres.

Tampoco creo, la verdad, que el falsario dedique la nutrida pasta que ha ordenado repatriar a buen recaudo suyo en El Vaticano a favorecer las condiciones de vida de estas gentes ni aquí, ni menos en sus países de origen.

En EEUU se están fletando autobuses para colocar invasores y otros seres de luz a las puertas de las grandes y lujosas mansiones de los progres que promueven «frontera libre».  Sin embargo, tal obra de caridad tan coherente y de justicia distributiva no gusta a los ricos progres por lo que no tardan mucho en ser arrojados de allí para no molestar a tanto exquisito filántropo. Aquí, estos caraduras tan incomprensiblemente leales al eugenista Plan Kalergi tampoco llevan a sus lujosos Palacios Obispales y Arzobispales a esos miles y miles de parásitos. Saben muy bien que, en su inmensa mayoría, los invasores son musulmanes y, por tanto, se comportan como adversarios sino enemigos. La mayoría vienen a parasitar a los españoles sobre todo a la clase media trabajadora y a los más modestos, a desbordar los servicios sanitarios, educativos, sociales… a sabotear desde dentro, provocando su ruina, el estado de relativo bienestar que tantos esfuerzos ha costado crear y mantener.

Son sus costumbres…

 

 

Había una vez un circo

Con un Londres cerrado al populacho, ha llegado el carricoche con el féretro de los despojos de la papisa Isabel.  Tras toda una marcha plañidero triunfal de la real carroña papal a lo largo y ancho del reino desunido por fin se celebra el funeral por la difunta jefa del clan de los Windsor y pintoresca folclórica papisa de la secta herética de Inglaterra. No sé si ya por fin el penúltimo paso antes de ser felizmente enterrada.

Los ingleses con más sentido del negocio que del ridículo han aprovechado el evento para dar singular y pomposo espectáculo con el ajado oropel que tapa sus salvajadas y miserias y atraer a la prensa vaginal y del higadillo, hay que reconocer que casi toda en este caso. Y es que tras siglos de civilización el morbo vende mucho entre el populacho cliente y votante.

La ceremonia ha resultado vistosa pese a que todos, todas y todes vestían de luto.  Una competencia entre modistos para ver quién se llevaba el gato o la gata o el gate al agua de los comentarios más elogiosos.

Como será la cosa que incluso, el defenestrado Boris Johnson se había peinado para tan sublime ocasión, sin duda la más alta que han visto los siglos después de Lepanto.

Su sucesora colocada a dedo por los cuatro delegados del Deep State ya muestra su psicopatía y se inspira en “¿Teléfono rojo? volamos hacia Moscú” para anunciar que está lista para bombardear Europa con la bomba atómica.

Un desorientado emperador carcamal no terminaba de entender que ni estaban en Arligton ni se trataba de su propio funeral.  Se había negado a subir al autobús a favor del cambio climático climatizable en el que trasportaban al resto de reyes o jefes de Estado.  Al parecer alegando que para eso era el emperador y que tenía derecho a disfrutar de coche fúnebre para él solo.  El no menos emperador, pero de Japón, se habría cabreado con esta nueva muestra de racismo sionista anglosajón.

No es el único cabreado. No les han dejado disfrazarse de militares para el evento ni al hijo pederasta ni al nieto pelirrojo casado con una negra. Al supuesto hijo bastardo del flamante nuevo rey y la Camila tampoco le han dejado asistir: Simon Dorante-Day ha demandado al Tribunal Supremo australiano para pedir se reconociera su derecho a la línea de sucesión al trono británico.  Tiene 56 años y pasaría por delante de Guillermo y Enrique.

Siempre astuto, para evitar la confusión, el ministro de Exteriores del gobierno de Su Majestad ha explicado muy doctoral y puesto en razón que «los papeles (de representación de España) están claramente definidos» en el funeral de Isabel II, ante la expectación generada por la presencia en Londres del rey emérito, Juan Carlos I, y que «el jefe del Estado está claro que es Felipe VI«. El ministro nos ha recordado que «el rey emérito se encuentra en Londres respondiendo a una invitación a título personal y, por lo tanto, yo creo que los papeles están claramente definidos y el motivo de por qué se encuentran aquí, también«.
Por si acaso no había quedado del todo claro ha terminado remachando que «la representación de España hoy, aquí, en Londres, la ostenta evidentemente el jefe del Estado, que es el rey Felipe VI junto con la reina».

Es de suponer que la reina a la que se refiere el prócer gubernamental es la Leti, que no la griega.

Por otra parte, no sin cierta imprudencia por lo que pudiera pasar, el protocolo ha colocado juntos a los cuatro reyes españoles como en el mus jugando a la grande que no a la chica. Me llena de orgullo y satisfacción poder constatar que afortunadamente esta vez no ha habido manotazos ni gestos agrios ni malas caras en público ni otras faltas al más mínimo decoro, pero se ha podido comprobar el evidente deterioro físico del emérito.

Su acomplejado heredero haría bien en traerlo pronto de vuelta a casa no vaya a ser que se nos muera en el destierro con el correspondiente escándalo que le dejaría aún más desacreditado entre sus súbditos conscientes.

Por si acaso, ha declinado asistir a más saraos fúnebres mientras la Leti pone rumbo a USA.

Acabado el funeral, los despojos han sido conducidos a Windsor con gran pompa y boato.  Sobre un armón de artillería tirado con cuerdas por más de un centenar de marineros de la Royal Navy en sustitución de las acémilas, como ocurriera hace dos siglos con la famosa carroza triunfal de nuestro rey felón Fernando VII en Zaragoza, el ataúd de la papisa ha recorrido en procesión las calles del centro de Londres, seguido a pie por el rey Carlos III, el príncipe Guillermo de Gales y otros miembros de la Dinastía real.

Clasismo y humillación del humilde hasta el final.

 

 

. –

Se vende el Atleti

Con esto del gran capitalismo globalista internacional suceden muchas cosas aberrantes aunque algunas pasen desapercibidas o se hagan pasar como razonables e incluso convenientes, por la cuenta que les tiene a sus causantes.

Una de ellas, importante a nivel simbólico en cuanto muestra el proceso de destrucción de la tradición nacional a manos de intereses ajenos, es la de supuesta venta del Atlético de Madrid C F a un grupo de inversores extranjeros, cuya vinculación histórica y sobre todo emocional y afectiva con el querido club madrileño seguramente sea nula. El negocio y el blanqueo de capitales sustituyen hoy a la verdadera afición de origen y al deporte.

Yo era muy aficionado al fútbol, incluso jugué de niño y joven en algunos equipos. También en la universidad, en el de la ETSIA.  Mi simpatía estuvo siempre por el rival madrileño del Atlético, el Real Madrid, el mejor club del mundo, digan lo que digan los envidiosos abusones y golpistas ribereños del antiguo reino de Aragón.

Ahora debo llevar varios años sin ver un partido de fútbol. Cada vez me interesa menos. Creo que es una actividad que también se ha degradado con la globalización y ahora está prácticamente en manos de magnates con patrimonio de dudosa procedencia, jugadores mercenarios a los que resulta indiferente el color de la camiseta mientras les paguen sus suculentas y escandalosas soldadas e instituciones corrompidas al máximo.  Se perdió la vieja honrilla de ganar limpiamente para tu equipo. Ahora lo que cuenta es el dinero.

Si es que se confirma, siento la venta del sufrido club rival madrileño.  Y, pese a todo, le deseo le vaya bien en esa nueva etapa.

Ya puestos a vender lo que sea, los sufridos aficionados a esa quimera llamada España debiéramos hacer una prospección de mercado internacional a ver si con un poco de suerte nos diesen algo por los Borbones, Su pintoresco Gobierno o por el resto de onerosas agrupaciones políticas. Barato, barato.

Amén.

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.