Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Breve antología catalana

Visto lo que pasa, y por que siguen siendo de renovada actualidad, he creído oportuno recuperar algunos textos ya publicados en los que ya se hablaba lo que se veía venir.  Más que “memoria” histórica es búsqueda de la verdad histórica. Escritos hace algunos años ofrecen una panorámica del desastre actual. Algo que se veía venir por cualquier persona lúcida, excepto para los ocupas de las lamentables instituciones borbónicas que nos han llevado a donde ahora estamos.

Se puede acceder a los textos pinchando en cada título.

 

Cataluña a la conquista del Estado

Florilegio de bandoleros: el caso del obispo Robuster

Florilegio de bibliografía en catalán durante la Ilustración 

La lliura pujolina, nueva moneda catalana

Memoria histórica de Camba sobre el Estatuto catalán republicano

La resaca de la Diada, un caso más de impostura histórica

De Cervantes, bandoleros y Cataluña

Bandolerismo catalán: Los mossos d`escuadra

Aventuras del Reich catalán

 

 

 

Reseña de la biografía de Cervantes

Este es el texto de la reseña publicada en Periodista Digital sobre la biografía de Cervantes escrita por el Profesor  Lucía.

 

Biografía de un enigma

p1170944-bisHe de confesar que la vida de Cervantes siempre me ha parecido un enigma casi indescifrable. Desde la primera biografía del genio encargada por un lord inglés, ¡Inglés! ¿Por qué inglés? a Gregorio Mayans, quien alabara su estilo pero censurase las inverosimilitudes de la fábula, hasta esta última, la enciclopédica del Profesor José Manuel Lucía que hoy tenemos el honor de comentar, intuimos que, pese a los datos e informaciones concretas que se van descubriendo, el fondo del asunto se nos escapa. Algo no nos termina de encajar entre la genial sublimidad de la obra cervantina, sobre todo en El Quijote o algunas de las Novelas Ejemplares y lo conocido, más o menos aceptado de su formación, cultura, hábitos y peripecias vitales, no muy diferentes de las de otras criaturas más o menos náufragas en un escenario histórico hostil que combinaba grandes penurias y miserias con las mayores grandezas durante un siglo prodigioso pero que para muchos españoles fue también terrible.

No es el único caso. Ahí está el famosísimo de Shakespeare cuya obra en absoluto resulta coherente, ni acaso siquiera posible, con su biografía conocida. Sin embargo, en España, a diferencia de Inglaterra, a nadie se le ha ocurrido achacar la obra cervantina a otros autores o incluso instituciones metafísicas, dotados de buenas bibliotecas o con conocimientos derivados de algunas tradiciones secretas, pero ocultos por diversas razones o conveniencias sociales.

la-juventud-de-cervantes¿Cuándo, cómo, dónde, conoció las antiguas tradiciones y obtuvo Cervantes las ideas neoplatónicas, alquímicas, del ciclo artúrico o del grial, cabalistas, rosacrucianas, que informan y constituyen la arquitectura de El Quijote, sobre todo en la segunda parte?

Sin olvidar la agudeza y actualidad de su pensamiento político. Todo un enigma.

Sí. Sí que lo es, pese a la desacertada opinión de Menéndez y Pelayo en su Historia de las Ideas estéticas en España cuando critica el “fetiquismo cervantista” y considera risible atribuir a Cervantes profundas ideas científicas y estéticas.

Esperamos que el ingente trabajo del Profesor Lucía nos aclare en sucesivas entregas, y en la medida de lo posible,  quizás buscando fuera de la ortodoxia cervantista oficial, algunas de estas cuestiones tan importantes para conocer el origen y significado de la obra cervantina, que suelen ser relegadas por otros cervantistas que vienen a considerar a Cervantes como un ingenio lego. Un personaje que escribió El Quijote por casualidad o casi. Porque para muchos lectores, entre los que me incluyo, el mayor interés de la biografía de Cervantes es permitirnos comprender mejor el origen y alcance de su, nuestro, libro sagrado.

la-madurez-de-cervantes-212x300Son muchas las incógnitas. Por ejemplo, explorar nuevas líneas de investigación acerca de las posibles relaciones de Cervantes con personajes heterodoxos, de doble vida, como El Greco e indirectamente con el gran sabio Arias Montano y la Familia Charitatis del impresor Plantino, que tan grande influencia tendrían en los movimientos subterráneos más sugestivos y fructíferos de nuestro Siglo de Oro. Con figuras de enlace como el párroco de Santo Tomé, que encarga la pintura conmemorativa y figura en El entierro del señor de Orgaz, quien por la misma época en que fue pintado casó a su sobrina Elvira con Gonzalo, sobrino de la mujer de Cervantes. Averiguar las auténticas relaciones entre El Greco, Cervantes y el simbólico “Cid Hamete Benengeli” no parece que fuese erudición inútil, como la que nuestro genio criticaba en el primo de Basilio, en la medida que pudiera aportar claves para mejor comprender las partes más oscuras de la vida de Cervantes y sobre todo de su obra. Probablemente sus estancias en Toledo puedan resultar especialmente interesantes en este aspecto.

Tampoco lo sea indagar en las relaciones familiares de la abuela paterna, Leonor, con  otro Torreblanca cordobés, el jesuita Francisco Torreblanca Villalpando autor de uno de los más importantes tratados de magia, los famosos Epitomes, libro que tantos problemas tuviera con la Inquisición durante la escritura y publicación de las Novelas ejemplares o la segunda parte de El Quijote. Francisco era sobrino de Juan Bautista Villalpando, también jesuita y célebre por sus estudios sobre el simbolismo de El Escorial como nuevo Templo de Salomón. Una cuestión de singular importancia para intentar comprender mejor las bases intelectuales o metafísicas del reinado de Felipe II.

Los dos tomos a los que ahora he tenido acceso para su lectura se refieren a la juventud de Cervantes y a su etapa de madurez hasta 1604, es decir, en vísperas de la publicación de la primera parte de El Quijote. Pese a su modesta auto calificación como “retazos de una biografía” se trata de una amena visión enciclopédica, monumental, enriquecida con numerosas reproducciones de documentos originales e incluso desplegables con ilustraciones a color. Un mosaico complejo que nos muestra no solo lo que conocemos de la vida del autor sino también del marco político, social y cultural por el que discurre, lo que añade especial interés a la obra, que desde luego habrá de incluirse entre las clásicas de referencia. Una panorámica de costumbres más allá de lo meramente institucional, que nos confirma una vez más que muchos de nuestros males, tales como la corrupción de las instituciones monárquicas o la dificultad para que prospere el mérito frente al favor o la arbitrariedad de los poderosos, poseen carácter endémico entre nosotros no obstante la época histórica de la que hagamos mérito.

Para complementar la información que nos ofrece el Profesor Lucía acerca de la cuna de Cervantes y sus actas bautismales verdaderas o apócrifas, cabría indicar que tales polémicas no sólo fueron comunes durante el siglo XVIII. Aunque ya sea pleito fallado, y en el fondo no importe demasiado salvo para honrillas locales y reclamo turístico, cuál fuese en verdad la cuna del genio, no dejan de ser una curiosidad interesante las razones del catedrático Dr. Riguera basándose en el análisis de las actas bautismales de Alcalá y Alcázar de San Juan efectuadas por el notario y paleógrafo Góas Pardo con motivo del tercer centenario. En efecto, según explican, el acta alcalaína de 1547 habla de un “Miguel Carvantes Rodríguez, hijo de Rodrigo de Carvantes y de su muger Doña Leonor Frez Robres, su padre Juan Pardo…

En cambio, el acta de Alcázar de San Juan dice “en nueve días del mes de Noviembre de mil quinientos y cincuenta y ocho baptizó el Reverendo Señor Alonso Diaz Pajares un hijo de Blas de Cervantes Saavedra y de Catalina Lopez, que le puse nombre Miguel…”   

En este acta figura una nota al margen que expresa “este fue el autor de la historia de D. Quixote”. Acaso escrita por Nasarre, si el profesor Lucía está en lo cierto.

Esperamos con gran interés la siguiente entrega, la que se refiere a la etapa creadora más decisiva de Cervantes, sin que ojalá ningún inoportuno “Avellaneda” se meta por medio.

La edición de EDAF es más que esmerada, pulquérrima. Un extraordinario y meritorio esfuerzo editorial acorde con la importancia del estudio del Profesor Lucía y del propio biografiado.

 

 

 

Juan Mariñas estrena en Madrid

El esperpéntico caso del obrero del  futuro

Juan Mariñas, dirección de Luis Vivanco

Jueves 24  de noviembre a las 20 horas

Teatro Galileo, Madrid 

Tuve la suerte de asistir al estreno en La Coruña de la primera obra teatral del conocido novelista Juan Mariñas, en la que también interviene como actor de singular vis cómica, con dirección de Luis Vivanco, coautor de la obra. Completaban el elenco representando con gran profesionalidad y brillantez sus papeles, Isabel de Toro y Paco Alvarellos.

cartel-teatro-j-marinas-obrero-futuroEn la misma línea de las tan famosas de Orwell o Huxley, la de Mariñas es una obra muy crítica con el tenebroso panorama totalitario que parece que nos espera a la Humanidad de continuar el presente devenir.  El asunto es verdaderamente dramático pero Mariñas tiene el acierto de darle un continuo toque de humor que hace agradable y amena la trama, pese a lo sombrío de lo que cuenta. A mi me recuerda un poco el clásico eslogan de La Codorniz de “Tiemble después de haber reído”.

Mariñas nos presenta con precisión y buen criterio muchos de los instrumentos de todo tipo que hacen posible el despotismo incluidos la manipulación mental, el sometimiento a un trabajo agotador además de embrutecedor, la represión sexual o la falta de autonomía personal, incluso en el mundo de la alimentación. Así, los defensores del cultivo de huertos ecológicos son perseguidos por el Poder en calidad de terroristas. ¿Exageración? No tanta si, por ejemplo, recordamos las represalias de los grandes monopolios y de sus gobiernos afines contra los que intentan promover mayores cotas de independencia energética, una dieta más sana o un cierto control de los abusos farmacéuticos que condicionan y de algún modo incluso corrompen el ejercicio profesional en tales ámbitos.

La obra defiende una cierta idea libertaria en el sentido de intentar preservar el sentido común y la dignidad humana de los abusos de un Estado megalomaníaco, controlador hasta la náusea, totalitario, despótico y enemigo radical de la libertad. Al cabo, se explican en tono de humor un conjunto de armas poderosas dirigidas al sometimiento de las personas en las líneas ya explicadas por Le Bon o por Goebbels.

Si el tema es actual y constituye una preocupación para la gente lúcida que trata de comprender lo que está pasando y lo que nos puede pasar, las propias peripecias anteriores a su estreno en Galicia son la mejor prueba de que no deberíamos tomarnos la cosa muy a broma.  La obra, escrita por Mariñas en español como el resto de su obra literaria, hubo de ser traducida al gallego para poder estrenada y no sufrir las muchas dificultades que el establishment galleguista actual opone a  los autores que se atreven a publicar en la lengua común.

Y es en español, la lengua en la que originariamente fue escrita, como podemos admirar en Madrid la lúcida y valiente obra del joven autor coruñés. Hasta ahora todas las funciones han llenado las salas y han alcanzado un gran éxito de público. No me extraña, es muy recomendable.

 

Publicada en Periodista Digital

Davos 2016, ¿Oportunidades o Amenazas?

En Davos 2016 se han dicho muchas cosas y algunas nos deberían preocupar porque son cuestiones de fondo, mucho más importantes que la rebatiña del qué poltrona pillo o del cómo puedo conseguir impunidad para no terminar en la trena, tragicomedia de enredo con la que nos tienen entretenidos la casta política dinástica y los pintorescos media españoles.

charlot tiempos modernosEl tema Davos de este año era el dominio de la cuarta revolución industrial. Y se han dicho cosas cuando menos llamativas. Según Bass, alto ejecutivo de Autodesk, la fábrica del futuro tendrá dos seres vivos que la atiendan. Dos empleados: un hombre y un perro. El hombre para darle de comer al perro y el perro para evitar que el hombre pueda manipular los robots. Exageración o no, la cosa parece que pinta fea para el trabajador común y la sociedad conocida.

No es la primera voz que alerta de importantísimos cambios, muchos de ellos ajenos a la conveniencia o la dignidad de la gente. Chaplin fue el autor de una genial obra maestra allá por el lejano 1936. Me refiero, claro es, a Tiempos modernos. Una diatriba humanista y sumamente divertida contra los abusos del Capital y  cierta organización del trabajo.

Pero ahora ya no es que el hombre se convierta en un apéndice subordinado a la máquina como magistralmente ilustraba Chaplin, sino que la máquina le habría eliminado definitivamente.

Sobre la problemática de la era de la información y la sociedad red tenemos también un gran clásico español. Me refiero a la conocida triología de Manuel Castells, considerado el gran filósofo del ciberespacio, publicado en Alianza y cuya primera edición es de hace ya casi veinte años.

Estos planteamientos resultarían coherentes con los negros augurios sobre lo que se ha venido en llamar Nuevo Orden Mundial y sus consecuencias para el futuro de la Humanidad. Siempre se dirá que lo que mueve la rueda de la producción es el consumo, de modo que si no existe demanda efectiva, el carrusel de producción y consumo se terminaría parando. Pero si en el estadio actual de la civilización sabemos que un centenar de familias dispone de igual riqueza que resto del mundo, no parece que el argumento del consumo valga demasiado si se pretende eliminar a gran parte de la población.

De modo que este año en la Montaña mágica de Davos se han aparecido otros fantasmas distintos de los de Joachim Ziemssen, el primo fallecido de Hans Castorp. Y su mensaje parece resultar más agorero que esperanzador.

No hay que tener miedo al cambio, quizás lo único verdaderamente permanente a lo largo de la historia. Pero si es prudente desconfiar de un cambio cuando la mayor parte de los afectados se encuentran indefensos en la práctica con unas instituciones mundiales puestas al servicio de los intereses de la plutocracia dominante, en condiciones de creciente pérdida de soberanía por parte de los Estados, incapaces de, aunque quisieran que esa es otra, defender los legítimos intereses de sus respectivas naciones.

Pero una cuestión tan importante merece un estudio más detallado.

 

 

16 de junio, Bloomsday

La publicación en 1922 del Ulises joyceano supuso toda una ruptura del escritor irlandés, tanto con su propio mundo de origen cuanto con el uso tradicional del lenguaje.

marilyn leyendo ulysses ovUn lenguaje que participa a la vez del simbolismo tomado de la epopeya de Homero y del naturalismo de un Dublín pequeño burgués, vulgar, cotidiano. Un lenguaje singular y variado que iniciado ya en el capítulo tercero con el título de Proteo adquiere en el final, llamado irónicamente Penélope, como una especie de vida propia desordenada en el famoso monólogo interior de Molly, la esposa infiel del protagonista principal de la novela, Leopold Bloom.

El Ulises es la obra de Dublín por antonomasia, escrita por un descreído ex alumno de los jesuitas, irlandés errante en busca de un mundo algo menos inhóspito que acaso sólo se hallaba en su pensamiento. Constituyó un escándalo para su época y tuvo muchas dificultades para verse publicada. Pero más allá del tema y de su tratamiento escabroso, la genial novela de Joyce nos invita a tomar conciencia del alcance que tiene para nosotros el lenguaje.

La elaboración del texto coincide con la Gran Guerra, con todo lo que ella supuso de amenaza para la Humanidad y de amarga comprensión de hasta qué puntos puede llegar la estupidez y brutalidad humanas. Una época en la que también André Breton estudia los planteamientos de Freud en un intento de comprender mejor la naturaleza humana y el sentido último del arte.

En 1920, Riviere explicaba que al liberar a las palabras de las referencias colectivas, al restituirles su fuerza de invención, (Breton) las instauraba en dueñas del campo de la conciencia.

manifiesto-surrealistaDos años después de la azarosa publicación del Ulises, en 1924, Breton sacaba a la luz su Manifiesto surrealista. Definía el surrealismo como “un automatismo psíquico puro, por el que se intenta expresar el funcionamiento real del pensamiento. Un dictado de éste sin la intervención reguladora de la razón y ajeno a cualquier preocupación de carácter estético o moral”.

Es decir, una operación sobre el lenguaje. Y sobre lo que se encuentra al otro lado de él. Y aquí aparece nuevamente la mística, porque al cabo, el misticismo es un intento de solución poética de los problemas filosóficos fundamentales.

Una aventura, por cierto, a la que España no es ajena. Nuestros grandes místicos fueron también redescubridores a su manera de continentes desconocidos. Así, Juan de Yepes, Teresa Cepeda, Ibn Gabirol, Ibn Arabí, o Moisés de León, desde su experiencia traducida al lenguaje poético o a la Cábala, a las relaciones más profundas entre Lenguaje y Espíritu.

El intento de superar lo que proponía Wittgenstein para concluir su famoso Tractatus: “De lo que no se puede hablar, mejor es callarse”. La tensión entre lo que puede decirse y lo que puede mostrarse porque el límite del mundo fenomenal que no es accesible no puede traspasar el lenguaje, porque tampoco podemos pensar fuera del pensamiento.

Sin embargo, fuera del pensamiento, cuando la mente se para, nos queda la Voluntad. En El Mundo como Voluntad y representación Schopenhauer demuestra ser uno de los últimos grandes filósofos de la Voluntad, de la búsqueda de la Cosa en Sí, que se encuentra en la Tradición hermética, el neoplatonismo o la Cábala.

No es exageración tal referencia a la Tradición iniciática. Breton llegará a decir en su segundo Manifiesto que: “El verbo no es para los cabalistas nada menos que aquello a semejanza de lo cual ha sido creada el alma humana. Se sabe que se la hace remontar hasta ser el primer ejemplar de la causa de las causas”.

Al final, una forma de regresar del exilio. Así, también nos explica en ese mismo Segundo manifiesto surrealista: “Todo conduce a la creencia de que existe un cierto punto del espíritu, desde el que la vida y la muerte, lo real y lo imaginario, el pasado y el futuro, lo comunicable y lo incomunicable, lo alto y lo bajo, dejan de ser percibidos contradictoriamente. Ahora bien sería vano buscar en la actividad surrealista otro móvil que no fuera la esperanza de determinación de ese punto”. 

O bien, en otras palabras de uso más habitual en la Tradición, la búsqueda del Uno desde la Dualidad. Y, viceversa, la manifestación del Uno mediante símbolos poéticos para tratar de superar la contingencia de un lenguaje dual, codificado, torpe y balbuciente para expresar ciertas ideas y emociones. Una dualidad que a veces nos atrapa impidiendo el vuelo.

joyce estatua dublinPero, a diferencia del héroe homérico, ¿Por qué fracasa Leopold Bloom? El fracaso de él, ¿También es el nuestro de hoy?

Creo que es en esta cuestión, en el ejercicio de la Voluntad o mejor en su falta, donde podemos encontrar una explicación a las azarosas vicisitudes del errático Bloom por un Dublín mágico y real a la vez. Y también a nuestra presente crisis de civilización. La falta de reflexión, el atolondramiento, las nuevas tecnologías de la comunicación, nos confunden acerca de la alta peligrosidad que tienen para nosotros las palabras engañosas, orwellianas, que se emplean premeditadamente para encubrir su verdadero significado. Apenas es ya nada lo que parece en el mundo de la vacuidad dominante.

¿Qué es Itaca? ¿Dónde está Itaca? Acaso sea un producto de la mente, una mera construcción equívoca del lenguaje. Pero, al cabo, es en la falta de Voluntad para intentar realizar el mundo de los valores metafísicos que se supone debieran inspirar nuestra civilización donde fracasamos. Para algunos Itaca no existe, es una quimera. Pero otros más, quieren creer, confundiendo las palabras o para autoconsolarse, que Itaca es donde ya vivimos.  Presos de un mundo de representación ajeno a la Voluntad.

Texto publicado en Periodista Digital

 

 

Presentación en la Librería Arenas

PRESENTACIÓN DEL LIBRO MISTERIOS OCULTOS DE EL QUIJOTE en La Coruña.

dq arenas mesa presentacionEl pasado jueves 14 de mayo se celebró en la Sala Miguel de Cervantes de la Librería ARENAS, el acto de presentación del libro.

Intervinieron según lo programado:

Francisco J. Fernández Tarrío

Juan Mariñas

dq arenas aula cervantesy el autor, Alfonso De la Vega

 

Dulcinea se mostró algo esquiva y renunció a la mesa presidencial permaneciendo entre el público durante el acto.

El coloquio resultó muy animado con la participación, entre otros asistentes, del escritor Juan Granados, el Doctor Juaneda o el capitán de la Marina, Fernando Cerviño.

 

 

 

 

Otras referencias

DQ firmas en Toledo

En Toledo se celebró el martes 5 de mayo en la Librería TAIGA,

Trav. Gregorio Ramirez 2, TOLEDO

Realizó la presentación el estudioso y experto en Toledo Alejandro Vega

 

En la televisión de Castilla La Mancha (pinchad aquí)

En el programa Cowboy de medianoche  entrevistado por Gaspar Barrón

En los estudios de Periodista Digital entrevistado por su redactor jefe

En el periódico La Razón, sección de Cultura 

 

Datos del libro

DQ 3D perfil Misterios ocultos del Quijote_optMisterios ocultos de El Quijote

Alfonso María De la Vega

Editorial Ende

ISBN 978-84-943768-1-8

174 páginas

21 x 15 cm.

PVP: 10 euros

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El olor de su silencio, por Juan Mariñas

juan mariñas jpgLas obras del joven pero muy notable escritor coruñés Juan Mariñas se han convertido en todo un acontecimiento literario para conocedores. Destacan por sus méritos y valentía en el páramo para la Cultura como el que se ha convertido la Galicia oficialista y autonómica, sino ramplonamente nacionalista.

El olor de su silencio es la tercera y última novela de su trilogía, Destino, tiempo y sentimientos, junto con las anteriores, Piel de Salitre y Migas de pan ambientadas en un pueblo pesquero de la Costa de la Muerte y en la ciudad de La Coruña, respectivamente. Ahora el ambiente es rural, el de una aldea de la Galicia profunda. Sin embargo se trata de la menos coral de las tres.

El olor de su silencio hace referencia al olor de tres plantas empleadas en curanderismo, medicina natural, e incluso WICCA, que poseen significado simbólico en la obra. Se trata de ruda, menta y manzanilla. La Ruda (Ruta gravaelus), de las Rutáceas, se emplea como  protección, atracción positiva, regulación del ciclo femenino. Hay otra ruda, la Ruda siria (Paganum harmala) de las Nitrariaceas que es un enteogénico muy poderoso que se combina para obtener ayahuasca, y también posee un uso afrodisíaco en países islámicos). La Menta (Mentha piperita) es una Labiada empleada como elemento de purificación, protección, sueños proféticos, hechizo de amor, o potenciación de los poderes psíquicos. La Manzanilla (Matricaria camomilla) pertenece a la Familia de las Compuestas y es un antidepresivo, empleado para la atracción amorosa y de suerte o protección contra maldiciones.

el olor de su silencio portada juan mariñas jpgQUÉ

La narración se desarrolla sobre todo en una aldea remota de la Galicia profunda. Pese a su escenario natural aparentemente no muy sofisticado se trata de una novela de gran contenido filosófico. Habla de amor y de rescate. Un tema común desde la antiquísima Tradición sumeria, reelaborado por la Tradición estética occidental en mitos o misterios como los de Andrómeda, Eleusis, Orfeo. El Quijote…La dama rescata al caballero del encantamiento o el caballero a la dama.

En cierto modo, sea cual sea el mito o leyenda, siempre es la dama (El espíritu) quien rescata al caballero. En este caso el caballero está encantado en sus propias coordenadas de Espacio y Tiempo. Un Tiempo, marcado por su reloj familiar, diferente del real.

La novela cuenta de un modo muy original la historia de un encantamiento.

¿Puede el Amor o la Voluntad superar las limitaciones o contingencias históricas?

¿Depende de cada época histórica?

Son temas que también tienen famosos antecedentes en la novelística española de hace un siglo. Así en La aldea perdida, 1903, de Armando Palacio Valdés y su relación algo maniquea entre el mundo rural y el de la minería y lo urbano. Pero especialmente en La esfinge maragata, 1914, de la candidata a Premio Nobel, Concha Espina.

Pero en este caso, a diferencia de esos precedentes, han pasado muchas cosas en ese siglo, es el mundo urbano el que transforma favorablemente y rescata al rural.

Y es la dama o protagonista femenina quien rescata a su amor en vez de renunciar a él y sacrificarse por el relativo bienestar la familia como ocurre en La Esfinge maragata con su protagonista Florinda, al cabo abandonada a su suerte por su novio, Rogelio.

Juan Mariñas recurre otra vez a animales de importancia alegórica, que retoman o recuerdan el de otras novelas anteriores. Así aquí el azor como animal totémico de la comunidad, de modo semejante a la gaviota Carlota, el loro de “España va bien”, o el perro Gandul en Piel de salitre.

Sin olvidar sugestivos guiños al lector más intelectualizado como llamar Pórtico de la Gloria a la entrada al yoni, por su relación con el TANTRA.

CUÁNDO / CÓMO / QUIÉNES

Una pista sobre el tiempo en la novela es que el reloj familiar que va a su aire. Su tiempo no es el verdadero, sino el de los hechos de la familia del protagonista. Un tiempo de Encantamiento. Pero queda una incertidumbre ¿El final verdadero cuál es? O bien, ¿El final depende del tiempo o de la época? Una cosa es lo que fue y otra lo que podría haber sido.

Existen múltiples narradores- múltiples formas de verlo- múltiples historias y finales. Es decir, como acabamos de indicar, el final depende, en varios sentidos, del tiempo. Registros de escritor original con empleo de técnica diferente de contar, que hace que el final no sea el que parece al principio, lo que explica los aparentes anacronismos iniciales. El cuándo y el cómo están especialmente interrelacionados en la novela.

Esta técnica es lo más original de la obra. Lo que hace que no sea una narración más al uso. La obra acoge un recurso técnico importante: Son varios los narradores o contadores del asunto. Diferentes formas de contarlo y diferentes tiempos y realidades. ¿Cada narrador tiene razón en su forma de verlo? ¿La realidad depende del tiempo?

PERSONAJES

bella durmiente ovLas figuras femeninas de Juan Mariñas, como las mozartianas, suelen ser más decididas complejas y sensibles que las masculinas. Excepto en el caso de la madre de la protagonista, cuyo comportamiento al no defender a su hija por miedo al marido quizás no es muy propio de una madre.

Malaika, su hija y protagonista, es un personaje complejo, en lucha entre el corazón y lo socialmente razonable.  No parece que el antagonista masculino Marcelo se encuentre a su altura, no solo en formación. Juan a lo mejor nos explica en otro momento qué fue de la vida de la pareja en el futuro.

La perspicaz y bondadosa abuela de Marcelo es otro personaje femenino benéfico.

La figura de Ana, arquetipo más frecuente de lo que parece de la sexualidad femenina insatisfecha, me resulta de interés especialmente notable y en cierto modo patética. Parece sacado del famoso libro, una especie de Informe Kisey a la española, La sexualidad femenina por el Dr. Ramón Serrano Vincens.

También me recuerda a la Kundry de Parsifal.  Su papel filosófico parece semejante como voluntad de vivir.

La sanadora Concha que rompe el encantamiento de Marcello es un personaje benéfico, una especie de hada madrina, que creemos trasunto de un Ser de Luz: una dama real muy amiga de Juan.

Acaso por ley de compensación y no pecar de anticlerical, Juan coloca dos figuras sacerdotales opuestas. Don José, el cura sin vocación, incoherente, cínico, libertino, hipócrita y oportunista. Y su sucesor, Don Damián, una figura bondadosa, comprensiva y bienhechora.

El personaje de Mario, primo de Marcelo, “el escritor que no escribe” puede ser un trasunto, en cierto modo, del autor. O quizás de uno de los heterónimos de Mariñas. Plantea alguno de los temas casi biográficos del autor. La incertidumbre sobre la vocación de escritor y el pane lucrando. El apoyo familiar para la satisfacción de dicha vocación en un contexto más bien poco comprensivo con las cuestiones de la cultura. Mario empieza a satisfacer su vocación contando una historia, la del encantamiento de Marcelo.

No entiendo bien a Marcelo, el protagonista principal. No me identifico con él. Acaso sea una crítica a cierto arquetipo simbólico de ese galleguismo tópico timorato, reservón, de escasa autoestima, que se auto-cocina en la salsa de su no atrevimiento o escasa voluntad para tomar decisiones importantes para su felicidad y su vida. Su temprana orfandad, traumática desde luego, no creo explique del todo su conducta, al menos para mi. Pero si puede entenderse desde la Filosofía de Shopenhauer. ¿Personaje schopenhauer-iano? ¿Un Tristán sin Isolda? ¿Acabar con la Voluntad aunque sea inconscientemente? ¿pese a renunciar a la Voluntad, alcanza Marcello la Liberación?  No, que sería una especie de Isolda frustrada y amargada.

La Voluntad como noúmeno y como mundo de la Libertad.  Como poder que dirige y gobierna la Mente. La Voluntad esclavizada produce dolor que es fenómeno de la individuación. ¿Pero, al cabo, Marcello es rescatado, no por las ganas de vivir sino por el poder mágico del Amor. Pero en el plano humano NO se comprende cómo después de haber gozado de una experiencia amorosa tan extraordinaria, de auténtica plenitud, Marcello no actúa ni lucha para conservarla.

Pero, ya he comentado, que recuerda a Rogelio Terán el protagonista masculino de La Esfinge maragata. Incapaz  también de rescatar a su amada de la contingencia de la pobreza familiar que obliga a la protagonista a un matrimonio de conveniencia con su primo Antonio para salvar a su familia de dicha pobreza.

En el juego del tiempo y las diferentes épocas, ¿cabe considerar que las contingencias resultan decisivas?

¿Qué final tendría la narración en cada etapa histórica de acuerdo a sus propias limitaciones o contingencias? ¿Puede la Voluntad / El Amor vencerlas?

La novela que glosamos es mucho más de lo que parece: una simple historia de amor ambientada en un remoto mundo rural. Un mundo encantado con un personaje ensimismado que es preciso desencantar. Recoge el gran drama cultural universal, Conocimiento y Voluntad, Saber y Querer que, al cabo, constituye el teatro de la Cultura y de la propia aventura humana. La capacidad de la Voluntad para gobernar y dirigir la Mente.

Lo que pudo ser y no fue por nuestras propias decisiones y las de los demás.

 

El Olor de su silencio

Ediciones ENDE, (www.editar.com.es)

395 páginas

15 euros

Publicado en Periodista Digital

 

 

Dimes y diretes sobre el arancel lingüístico

le pusieron morzada porque hablabaEs sabido que la peste se extiende si quien puede no pone remedio. Y no lo ponen nuestros próceres que, al contrario, en ciertos lugares utilizan la imposición de la lengua autóctona para tratar de mantenerse en la poltrona gracias a una especie de arancel lingüístico. Un invento antiguo que acaso procede o se inspira en la etología animal más primitiva, pues, por ejemplo, se sabe que los lobos orinan en los límites de su territorio para disuadir la entrada de intrusos. “Aquí estoy yo, el territorio es mío” advierte el cacique u oligarca de turno, quizás inspirado en las ancestrales mañas del macho alfa de la manada.

Una de estas pestes es la de la paradójicamente llamada “normalización lingüística”, según la cual quien no habla obligatoriamente en la lengua autóctona respectiva es un anormal al que hay que doblegar e incluso reducir a la condición de idiota griego, si se mostrase recalcitrante. De ello se ocupa una nueva Santa Inquisición.

Esta peste de la normalización lingüística, lejos de remitir por higiene pública, se extiende infectando nuevas regiones además de las ya habituales de Cataluña, Vascongadas o Galicia. Así, incluso en Cangas de Narcea, normalizacion ling asturiana_optAsturias, también existen ahora flamantes chiringuitos oficiales para ordeñar los presupuestos apandados por los sacamantecas que correspondan. Y es que lo de la normalización lingüística es un buen negocio a la sombra del oficialismo, propio de déspotas y mediocres al servicio del caciquismo regional con dificultades para prosperar por sus propios méritos. Y además, ya se sabe, a partir de ahora quien no hable el “asturianu”, una adaptación por señoritos de ciudad de cierta versión deformada, ruralizada, del español, será un mal asturiano, un vendido al oro de Madrid.

Pero, pese a todo, aún quedan gentes que no se resignan a los atropellos, más lamentables aún cuando son financiados por los impuestos de los propios atropellados. Una de ellas es Gloria Lago, que preside la asociación pro derechos civiles Galicia Bilingüe. Dentro de sus actividades culturales de este año ha promovido un videojuego llamado Trolas de la Normalización lingüística que puede desarrollarse o jugarse en español, gallego, catalán y vascuence. Y que por lo que se ve, parece habría constituido un gran acierto. Por su propia condición técnica adaptada a los hábitos y costumbres de las personas a las que va dirigida. Y también, sensu contrario, dada la reacción camorrista que está levantando entre la carcundia nacionalista gallega y sus agrupaciones afines.  Un grupo de estas, muy amante de la libertad de expresión, ha iniciado una campaña de indignada protesta para la que ha recurrido a la ayuda de un importante medio informativo regional, también muy subvencionado por la misma Junta gallega, y que ha calificado al citado videojuego de panfleto en una reseña muy parcial de la noticia.

Confiemos en que todo se quede en mera algarabía y no en el sentido despectivo que suele darle cierto político compostelano a graves problemas de derechos civiles en España. De modo que a ningún normalizador a falta de razones o argumentos se le vaya la mano, como en alguna otra ocasión que nunca debiera repetirse.

Publicado en Periodista digital

Farsa y licencia del rey castizo

Pilar Urbano no es un genio como Valle Inclán sino una lúcida numeraria de la Obra y biógrafa autorizada, o hagiográfica, de Su Majestad la Reina. Nada más y nada menos. Sin embargo, cuando pensábamos que ya todo estaba visto en la Corte Borbónica y sus aledaños, aún  descubrimos nuevas variantes en este viejo arte tan nuestro de pícaros y esperpentos.

Tal es el romance con las grandes e increíbles hazañas democráticas de los reyes magos ¡que ahora resulta que son los padres! aunque ciertos niños eternos prefieran bien por cálculo, pereza o granjería seguir viviendo en la inopia. Rentable inopia para sus beneficiarios.

El  libro de nuestra intrépida  monja viene a ser un relato novelado no ya solo de las peripecias del golpe de Estado oficialista o borbónico del 23F, sino del proceso de nuestra Feliz Transición.  Que, más allá de su mito interesado, resultó una forma de lavar la cara al ropaje político legitimador con el que se encubre históricamente la oligarquía para seguir manteniendo el Poder y esquilar al rebaño.  También una farsa y licencia del rey castizo que no pudo soportar que el presidente converso quisiera mantener la legitimidad de las instituciones democráticas que representaba, incluso al margen de los intereses oligárquicos que soportan al Régimen.

Divinas palabras contadas no ya en pliegos de cordel por ciegos, Mari Gailas y feriantes; o bien por gentes de poco fiar como los demócratas y liberales descontentadizos de siempre, sino por gente antes tenida por aliada o compañera de aventuras. Monjas de las llagas, pero aquí no las fingidas propias, como las de Sor Patrocinio, sino reveladoras de las verdaderas ajenas: las miserias de la Corte. De modo que ante tal nueva coyuntura los cortesanos más embusteros o serviles intentan confundir al personal acusando de invención diabólica, granjería o superchería del maligno a la audaz monja miembro de La Obra de Dios.  “Vade retro”.

Observamos como el Régimen se asusta e insta la actuación del Santo Oficio para evitar que se contagie la herejía contaminando el sencillo pero ignorante caletre de súbditos y feligreses mantenidos en la santísima inopia. Descalificaciones con argumentos ad hominen y ad personam en vez de ad rem revelan la hipocresía de tanta doncella pudibunda aunque de virgo remendado. Mientras la Autoridad competente decide si coloca o no el romance de marras en el Índice de Libros prohibidos o si la monja guerrera es sometida al potro inquisitorial antes de conducirla al quemadero, recomiendo hacerse con un ejemplar aunque sólo sea en solidaridad con la proscrita o como protesta por su posible entrega al brazo secular.  Como en los viejos tiempos cuando había que comprar de tapadillo en la trastienda las últimas novedades publicadas por Ruedo Ibérico o la Editorial Oasis.

El libro es un grueso tocho de ochocientas sesenta y tres páginas, más de cien dedicadas a notas y documentos. En una primera lectura apresurada cabe indicar que constituye un interesante resumen, aunque en general no novedoso en demasía, de toda una época que se ha tratado de esculpir como lápida monumental, en mito en su sentido orteguiano, es decir, como enemigo de la ciencia y de la verdad.

Hay algunos datos inexactos. Por ejemplo, el apólogo del rey desnudo, más que de Andersen, procede de una joya de la literatura medieval española, Los cuentos del conde Lucanor.  O mucho más importantes para el caso: Las Cortes nunca fueron constituyentes en el sentido estricto del término, porque no se convocaron dentro de un anunciado proceso constituyente ni la constitución se elaboró de forma pública sino de tapadillo, casi de modo clandestino. Tampoco se permitió pronunciarse al sufrido espectador pagano sobre la forma de gobierno, Monarquía o República.

Pero en otros momentos, el libro es muy valiente. Como cuando expone que el magnicidio del presidente Carrero fue perpetrado al alimón entre ETA y la CIA que habría suministrado el explosivo militar empleado en la voladura.  O que la CIA también estaba en el ajo de las andanzas de Armada con Su Majestad mientras preparaban el golpe para echar a Suárez, poco dispuesto al ingreso de España en la OTAN.

Hay episodios, como cuando se narran con pelos y señales las diferentes intrigas para obligar a dimitir al presidente,  con traidores y colaboracionistas conspirando solos o en compañía de otros, que recuerdan el hermoso género literario, tan nuestro, del dictador hispanoamericano.  Así, cuando entra en juego el impaciente generalito Gonsales para pillar botín y poder. Querencias fomentadas por Su Majestad para meter a los nuevos socialistas made in Usa en el redil dinástico.  O, como alternativa a Armada, la elección real de Calvo Sotelo, tan desgraciadamente parecido en sus maneras a otro gallego que conocemos.

Muy sugestiva y digna de recuerdo en orla de honor de la casta es la relación de futuros ministros del fallido gobierno Armada en la que se encontraba lo mejorcito de cada casa. Entre ellos: Felipe como vicepresidente político.  Peces Barba en Justicia. Fraga en Defensa.  Areilza en Exteriores. El oligarca catalán Ferrer Salat en Comercio. Solé Tura en Trabajo.  Ansón en Información (Censura).

Para no alargar esta primera aproximación a lo que podría suponer un hito en la comprensión de nuestro reciente pasado y de la verdadera naturaleza del régimen que disfrutamos, cabe resumir que el libro de Urbano no supone una primicia esclarecedora en lo más importante. En el fondo parece que no hay revelaciones muy diferentes en cuanto a la autoría del golpe de las ya relatadas por otros autores como el historiador Palacios o el coronel Martínez Inglés.  Pero sí es novedoso, detalles aparte,  que esta vez sea desde el considerado fuego amigo. De una autora que pertenece a una Institución hoy en el Poder con el Gobierno de Mariano Rajoy.  ¿Cómo cabe interpretar su audacia al relatar con tantos detalles estas peripecias tan poco convenientes para el Régimen? ¿Es Pilar Urbano una avanzadilla? ¿De quién?

El libro concluye con estas palabras: “Esa gran desmemoria del testigo que sabía demasiado es la que permite vivir una inocencia feliz, y al Rey le asegura dormir sin insomnios…y seguir siendo Rey”.

Mal asunto cuando un Régimen no puede resistir la prueba de  la Verdad. La Cultura dicen que ha de servir para abrir los ojos. Luchar contra la desmemoria o la incomprensión de la Realidad. A tan noble e ingrata tarea se dedica nuestra monja audaz en este pliego de cordel cuya lectura atenta recomendamos.

Publicado en Periodista Digital el 4 de abril de 2014

La mohatra del 23 F

Con su programa de la sexta Operación Palace de la noche del domingo 23 de febrero Jordi Evole se ha quedado con el personal. Había cierta expectación porque se había anunciado una versión novedosa del 23 F que, según los conocedores, estaría lejos de la versión hagiográfica de Su Majestad  y de las maravillas de la Monarquía que, como dicen los alabanciosos beneficiarios del Régimen, “no nos merecemos”.

La visión del 23 F de Evole era la descripción detallada y contada por algunos de los supuestos protagonistas de un amaño, una mohatra de los partidos políticos dinásticos bajo la advocación real. Un tinglado que sería “mentira, salvo algunas cosas” como diría Mariano Rajoy con ocasión de los famosos sobres de su tesorero Bárcenas.

Así, se habrían puesto de acuerdo en cierta reunión celebrada en el Hotel Palace madrileño mes y medio antes de la fecha del golpe para ensayar un golpe de Estado fingido con el que salir reforzados o beneficiados, de un modo u otro. Como remate, EEUU lograría la entrada de nuestro país en la OTAN y el PSOE adelantar su llegada al gobierno. El Ejército sería desactivado y con esta jugada maestra, las dos principales amenazas para la Monarquía, la izquierda y el Ejército serían desactivadas. A la primera haciéndola beneficiaria del cofre del tesoro. Al Ejército desmantelándolo en sucesivas fases. Cosas que se han cumplido ambas.

Pero el motivo último de este golpe fingido patrocinado por el mismo régimen en sus más alta magistraturas era evitar el verdadero, de carácter antimonárquico, que temían pudiera ocurrir el 2 de mayo, que supondría el fin del Régimen juancarlista. Este último golpe es en el que creería estar participando el propio teniente coronel Tejero.

¿Se puede explicar la verdad contando una mentira? Pues eso es lo que parece que ha hecho Evole. Contarnos el verdadero fondo del 23 F a través de una trola mohatrera, con la participación de varios, en general convincentes en sus papeles, caballeros de mohatra. El hecho mismo de que algo tan aparentemente inverosímil pueda creerse, al menos hasta cierto punto, da idea del grado actual de deterioro de la credibilidad del Régimen desestabilizado por la sedición, la corrupción y la incompetencia políticas.

Pero, hay más preguntas ¿Por qué ahora? ¿Se trata solo de una inocente broma bien orquestada en la que han colaborado conocidos personajes para quedarse con el más crédulo personal? ¿Es otra autovacuna del Régimen ante un futuro negro que se avecina con la amenaza para sus beneficiarios de un profundo cambio político? ¿Por qué la realiza la izquierda colaboracionista dinástica? ¿Tiene que ver con el actual golpismo catalán? ¿Acaso con la preparación de una hipotética abdicación?

El tiempo lo aclarará. Al menos hasta cierto punto. De momento, este mismo aniversario del 23 F la esperanza del régimen se reúne en Barcelona con varios notorios nuevos golpistas impunes, empezando por el presidente de la Generalidad que le ha dicho en público, con todo su separatista desparpajo, que Cataluña es una de las naciones más antiguas de Europa. Una declaración de rebeldía. Ahí queda eso.

Publicado en Periodista digital

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.