Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Hispanidad, 2019

Hemos sabido que la Casa Real está muy preocupada e incluso indignada y ha exigido responsabilidades. No por la infame profanación de la tumba del que fuera instaurador de la Dinastía. Ni porque su felón y despótico gobierno critique y acose a las Fuerzas de Orden Público por el delito de defender a la Nación española y la legalidad vigente. Ni porque parte del Estado se encuentre en rebeldía e incluso su máximo representante en Cataluña apoye a los terroristas. Ni por las sospechas de posible pucherazo en el recuento electrónico de los votos. Ni por la corrupción rampante del partido del gobierno y del principal de la oposición. Ni por el deterioro de la convivencia promovido por el encanallado falsario en funciones. Ni por la nueva crisis económica que ya enseña la patita.

No, la razón de esa preocupación e indignación está mucho más justificada: Aprovechando que la real familia había asistido a un concierto en un lugar público ¡unos desalmados se habían hecho un “selfi”! ¡Verdaderamente intolerable!

 

El doce de octubre se celebra el día de la Hispanidad. De momento, no sabemos hasta cuándo. Porque al parecer se “celebra” por los que no creen en ella. Y, en efecto, actúan en su contra.

Visto lo que nos ocurre hoy, instalados en tanto complejo y mediocridad, nadie podría creer la gigantesca, descomunal y grandiosa  labor de España hace medio milenio.  Que nuestros antepasados pudiesen hacer lo que hicieron, una de las mayores hazañas de la Historia. Este año además se celebra otro gran evento histórico que el felón gobierno socialista del falsario intenta tapar. El quinto centenario de la primera vuelta al mundo por Juan Sebastián Elcano. Una gesta extraordinaria.

Pero no todos lo ven así. Aquí, los del famoso “España nos roba” herederos y discípulos de los Sabino Aranas, Castelaos, Infantes o Prats de la Riba jaleados por los caciques territoriales respectivos, los rebeldes y antipatriotas boyardos, reniegan de su condición de españoles y proclaman las delicias visionarias de un falsario indigenismo primigenio. Para desgracia de la civilización occidental se trata de mercancía podrida que incluso es ofertada y publicitada, ahora con el ridículo y herético Sínodo del Amazonas, por el cínico mercachifle antiespañol, usurpador liquidador de la cátedra de Pedro.

No sólo en Roma: allende del mar otros, abandonando por unos momentos las maravillas de la vida indígena en la selva o de la amena caza de guacamayos cibernéticos con cerbatana, glosan el indigenismo más o menos caníbal y reniegan de España y su labor en América. Algunos de esos detractores son mestizos. Cualidad que casi sólo puede encontrarse en la América hispana,  sobre todo en comparación del gran vecino norteño donde los pocos indígenas supervivientes del exterminio que padecieron de manos de la civilización anglosajona vegetan en reservas y no se les ocurre aspirar a gobernar nada.

Debiera ser evidencia de razón para cualquier observador lúcido que desde que los criollos rebeldes expulsaron a los españoles de América, se ha producido allí una regresión dramática en términos históricos comparativos. Al momento, víctima de la incompetencia y de la corrupción, Méjico, antes Nueva España, perdió buena parte de su territorio usurpado por el vecino norteño. Y hoy está bajo el control casi omnímodo de las mafias criminales o del Cartel de Sinaloa. También caería la renta y bienestar de la sociedad mejicana en relación con la de los últimos tiempos del virreinato ¡Qué decir de Venezuela! Otro país frustrado desde que cayó bajo las garras del criminal Bolívar que hoy alcanza las más altas cotas de deterioro histórico. O los pequeños países de Centro América, a merced de las violentas maras y demás mafias del crimen organizado que se mueven con total impunidad. Sin olvidar al agitado Ecuador o a Colombia, o a la misma Argentina. O a … Un Suma y sigue de frustraciones y despropósitos en países de grandes recursos naturales con unas clases dirigentes, hoy vicarias del globalismo anglosajón más feroz, corruptas e ineptas.

La Hispanidad, como obra gigantesca, descomunal, también tiene sombras. Para denostar que no ejercer una saludable crítica de la Hispanidad en América se remontan a la leyenda negra y a la controvertida obra de un personaje pintoresco muy jaleado por los enemigos históricos del imperio colonial de España como era Las Casas. Y no por sus inexistentes méritos científicos, ni como pensador, tan abundante en irracionales contradicciones, sino por que ofrecía una oportunidad de desestabilizar políticamente dicho imperio quienes, como los británicos, anhelaban llevar su comercio y navegación  por las rutas ultramarinas españolas.

Aunque no sea rentable ni políticamente correcto sostenerlo en estos tiempos en que se quiere hacer almoneda de España, la verdad es que son impropias tanto la leyenda blanca como la negra, alentada ésta por nuestro sevillano: un clérigo trabucaire, obispo de Chiapas, medieval, antirrenacentista, terrateniente, aventurero, y egotista, que padecía de paranoia según describe el gran Menéndez Pidal en su documentada biografía sobre el personaje. Paranoia que le mantenía en la rígida idea de que todo lo que se hacía en América estaba mal. Totalmente mal sin mezcla de bien alguna. Y que le llevaba a exagerar los indudables abusos que, en una aventura tan extraordinaria y gigantesca como la de España en América, habrían inevitablemente de producirse.

La actitud mental medieval de Las Casas que no ve en la aventura española en América sino robo y violencia, contrasta curiosamente con la del premio Nobel Rudyard Kipling, ilustre masón cantor del imperialismo inglés en la India. Gustavo Le Bon en su famoso libro sobre la civilización india teoriza acerca de las diferencias entre los principios fundamentales de la colonización latina y la inglesa. Según él, los latinos aplicamos el principio de asimilación de modo que hemos tratado de introducir nuestras instituciones en las colonias, mientras que los ingleses rechazan la idea de asimilación y dejan cuidadosamente a los pueblos conquistados sus instituciones, sus usos y costumbres. No se mezclan con ellos e intervienen lo menos posible en sus negocios y en los detalles de su administración. La conquista comercial debe preceder a la militar, hecha con el dinero y los soldados del invadido, salvo un reducido Estado mayor para su control. La colonia se explota procurando no atentar contra sus instituciones autóctonas para evitar revueltas, manteniendo barreras infranqueables de separación entre las poblaciones.

Para Las Casas la conquista supone un genocidio premeditado. Sus datos de mortandad varían desde los doce a quince, incluso a veinticuatro millones, si se suman los diferentes agregados durante cuarenta años. No tiene en cuenta que la gran mayoría de fallecimientos se producen por causas naturales como la viruela o el sarampión o la falta de adaptación de hombres en estado de naturaleza a la vida ordenada y social. En efecto, aún si “sólo” fueran quince millones, nuestros antepasados habrían de haber matado más de mil indios diarios, incluso domingos y festivos, incluidos bisiestos, cosa que parece asaz difícil, cuando aún no se habían inventado las armas destrucción masiva que tanto gustan a los imperios anglosajones.

Frente al verdadero inventor del derecho de gentes, el padre Francisco de Vitoria de la escuela de Salamanca, e instaurador del principio de la libertad e igualdad jurídica de todos los pueblos, que define hasta ocho títulos de justo dominio en las Indias, Las Casas mantiene sus prejuicios medievales, según los cuales el único título de España para entrar en las Indias era el de la evangelización. Como político aventurero, el clérigo también hizo sus pinitos utópicos arbitristas, como la aventura de Cumaná, que pretendía explotar la pesca de perlas y que terminó en un desastre probatorio de la fantasía de las ideas lacasinas y con la muerte trágica de muchos de sus compañeros.

No podemos negar que uno de los motores de la aventura española en América fuera, como decía el arcipreste de Hita, el “aver mantenencia”, y por tanto la búsqueda de riquezas materiales. Pero tampoco hay que olvidar el renacentista deseo de fama y gloria como uno de los móviles psicológicos de la descomunal empresa española.

Honra a España el que se haya podido plantear siquiera el debate moral sobre la conquista incluso contra la razón de Estado. Como honra también el que se intentaran frenar los abusos con leyes como las de Burgos o Valladolid ya en el mismo siglo XVI.

El hecho de que doscientos años después de la independencia con criollos en lugar de gachupines los congresos indigenistas americanos preocupados por sus reivindicaciones políticas y económicas sigan debatiendo casi lo mismo que en Valladolid discutían Las Casas y Sepúlveda en el siglo XVI, parece prueba irrefutable de que la postergación del indio americano no es cosa tanto de la crueldad del conquistador español cuanto de la propia naturaleza del indígena y del comportamiento de las clases dirigentes criollas.

En todo caso, si la América Hispana existe como unidad histórica y no ha sido desmembrada  por los intereses de otras potencias como en África, se debe a la lengua española, como un admirable símbolo de independencia política que ha permitido a nuestra América ingresar en la civilización occidental. En palabras de Neruda: De los yelmos de los feroces conquistadores salían piedras preciosas, las hermosas palabras de la vieja lengua de España.

Lección que no deberíamos olvidar cuando la Hispanidad es atacada, con o sin violencia, también en España por catalanistas, bizcaitarras, andalucistas y galleguistas de toda condición y pelaje.  Una de cuyas bestias negras es la lengua española, precisamente por ser nexo de unión y seña de identidad de lo español, instrumento irrenunciable de su Cultura y cuyo empleo es perseguido, vejado o ninguneado en algunas partes del territorio español.

Pero lección que sin embargo hemos olvidado al no proteger la lengua y el patrimonio común de todos los españoles y entregar la educación de las nuevas generaciones al enemigo en muchas regiones. Que en muchos lugares parecen condenadas ya a no ser ni sentirse españoles sino «solo» gallegos, catalanes, valencianos, baleares, andaluces o vascos. Lo del bable asturiano ya es el colmo del ridículo más llamativo.  Todo sea por la pasta y por la devastación del patrimonio común.

Nuestra clase dirigente ha renegado de los principios y valores contenidos en el Preámbulo de la constitución dicen que vigente. Su sabia administración nos ha traído un rosario de felonías, frustraciones, despilfarros, deuda mal llamada soberana y desfalcos. Y  la antigua nación capaz de tamaña gesta como el Descubrimiento y civilización de América, se ha reconvertido en novedosa pero desacreditada marca comercial. Que, por cierto, se asocia nacional e internacionalmente a todo un conjunto de grandes virtudes cívicas. Corrupción, mohatra, fracaso nacional, embrutecimiento, abandono escolar, ignorancia, autonomías, caciquismo, despilfarro, deuda, prima de riesgo, burla de la Justicia, trata de blancas, mafias, desprestigio, latrocinio, impunidad, incompetencia, irresponsabilidad, Monipodios, Borbones, sindicatos amarillos, Rinconetes, Pujoles, catalanistas, etarras, Cortadillos, banqueros quebrados, saqueo del erario, insolvencia, suicidios, tráfico de drogas, indultos, consejeros pilla pilla, putas y políticos, en general.

Una España que parece se ha decidido a renegar de todo lo que signifique alta civilización y jalea un nuevo indigenismo sin cerbatana con subvenciones, diadas, cambios del clima climático climatizables, bables y telebasuras. Y cuyo destino inmediato sea la postración moral, política, intelectual, social y económica. Y el mediato acaso la desmembración y el tercer mundo.

El recuerdo de la Hispanidad ¿nos hará reaccionar?

 

 

Sófocles en el Valle

Con el título de Esquilo en La Coruña el pasado fin de semana glosaba la gran función de Rafael Álvarez, El Brujo, en el teatro Colón de La Coruña. Hoy debemos hablar de Sófocles y de otro escenario donde otro drama con resonancias de tragedia griega tiene el teatro: la basílica  benedictina del Valle de los Caídos.

Sí. Hablar de Sófocles y de uno de sus personajes más famosos, nada menos que de Antígona, considerada arquetipo o emblema de los valores más elevados de la civilización occidental. Un personaje arquetípico que desafía la orden del tirano Creonte de no enterrar el cuerpo de su hermano fallecido.

El tirano la acusa: “¿conocías el bando que prohibía eso?

Y la heroína le responde: “Lo conocía. ¿Cómo no debía conocerlo? Público era”.

Y así, ¿te atreviste a desobedecer las leyes?

Y la valiente Antígona le responde: «Como que no era Júpiter quien me las había promulgado, ni tampoco la Justicia, la compañera de los dioses infernales, ha impuesto esas leyes a los hombres, ni creí yo que tus decretos tuvieran fuerza para borrar e invalidar las leyes divinas, de manera que un mortal pudiese quebrantarlas. Pues no son de hoy ni de ayer, sino que siempre han estado en vigor y nadie sabe cuando aparecieron.  Por esto no debía yo, por temor al castigo de ningún hombre, violarlas para exponerme a sufrir el castigo de los dioses…”

Las razones de Antígona para obedecer su deber de dar sepultura a su hermano, son también las de los consejos de Cervantes que por boca del caballero Don Quijote da a Sancho gobernador. El hombre, el gobernante justo, está sujeto a la Ley Natural, a un sistema de valores metafísicos previo y base de su misma condición política. Un sistema que no se puede traicionar sin caer en el despotismo y la tiranía.

Hoy se ha sabido que el prior del Valle ha tomado el difícil camino, el heroico camino de Antígona oponiéndose a los caprichos del pinturero y soberbio Creonte actual. Una decisión muy valiente, en la línea de los sabios consejos de Don Quijote, pero de gran coste personal, se ha publicado que el gobierno le está chantajeando reteniendo partidas presupuestadas, pero que salva su dignidad como persona y la de la Institución que representa.

Antígona tenía una hermana, Ismena. Que no se atreve a seguir a Antígona y se busca excusas. Se lo afea la heroína: “Si te parece, haz desprecio de lo que más estimación tienen los dioses”.

A lo que la acobardada Ismena contesta: “Yo no hago desprecio de eso; pero soy impotente para obrar contra la voluntad de los ciudadanos”. O bien “De ningún modo conviene perseguir lo imposible”

Un sofisma: la voluntad del tirano Creonte no es la de los ciudadanos. La condición de ciudadanos es incompatible con apoyar el capricho del tirano. Y una cobardía, hacer lo fácil o lo que complace al poderoso en vez de lo que es debido.

La postura de Imena es la adoptada por la temblorosa y felona Iglesia Católica española que acaso deba su supervivencia a la persona cuyos restos mortales se intentan afrentar. Una infame traición a la figura de su protector que no siguió su complaciente criterio de «no perseguir lo imposible» para salvarlos de la criminal ferocidad de las hordas. Pero también a la de los miles de víctimas católicas del clero y seglares vilmente asesinadas por los socialistas del mismo partido del actual tirano y de sus compinches comunistas. Tampoco hay que olvidar a la hora de pedir responsabilidades a la otra Ismena, la no menos cobarde y temblorosa no izquierda, sería un abuso conceptual y terminológico llamarla derecha, de un tal Casado y sus acomplejados, sobrecogidos y sobrecogedores amén de pudibundos muchachos, dispuestos a cualquier cosa si así lo exige el guión.

Ni conviene olvidar la ingratitud cobarde de la Corona, último objetivo a derribar por la inicua Ley de Memoria histórica, cuya actual Dinastía fue instaurada por la víctima del pretendido ultraje. Y que si no defiende a quien tiene obligación moral y acaso legal de hacerlo, pronto va encontrarse con que tampoco va a tener a nadie dispuesta defenderla cuando los caprichos del tirano y sus compinches cambien de víctima.

La cultura griega es un faro que ha venido iluminando durante siglos la civilización occidental, hoy saboteada y saqueada por quienes por razón de sus responsabilidades institucionales mayores obligaciones tendrían de defenderla.

En la tragedia de Sófocles el tirano Creonte y su familia acabaron mal, muy mal. Y el Coro pone fin a la obra:

La prudencia es la primera condición para la felicidad; y es menester, en todo lo que a los dioses se refiere, no cometer impiedad; pues las insolentes bravatas que castigan a los soberbios con atroces desgracias, les enseñan a ser prudentes en la vejez.”

 

 

 

 

Se abre el Sínodo ecologista

Bergoglio ha inaugurado el monumento de Schmalz en la que se glosa la emigración. Un conjunto escultórico que representa a gentes y peripecias históricas muy distintas de la de los moros y subsaharianos que con la complicidad de dirigentes mercenarios como él mismo, hoy invaden agresivamente Europa a mayor gloria de la plutocracia financiera y lucro de sus mafias. En lo ético, el monumento supone la prestidigitación o blanqueo de una realidad diferente. Y en lo estético, pega en la monumental y berniniana explanada del Vaticano como a un Cristo tres pistolas. Personalmente me gusta más la del reformador Jan Hus en Praga que sirve de homenaje póstumo al sabio mártir quemado vivo por la Iglesia en 1415. Ni el primero, ni el único.

Con una pintoresca ceremonia chamánica perpetrada en los jardines del Vaticano bajo la presidencia del papa mama doña Francisquita se ha abierto el llamado Sínodo de la Amazonía. Los prolegómenos ya habían sido horripilantes, no hay más que repasar las perlas tópico demagógicas de la llamada Instrumentum laboris o guía de instrucciones para preparar el glorioso evento, sin olvidar la previa encíclica Laudato Si, propugnadora de la buena nueva evangélica urbi et orbi de la “ecología integral”. Un panfleto oportunista más propio de los cínicos guionistas de la zumbada energúmena Greta Thunberg que de una institución religiosa seria y bimilenaria.

Sobre esta mezcolanza entre lo sagrado y la jardinería teníamos el curioso precedente de Fabre d`Olivet y su famoso Celeste Cultivo.  Autor de la Teodoxia universal, Fabre fue un hombre del Iluminismo y la Revolución. De la que luego renegó al comprobar los excesos del Terror una vez arrumbadas violentamente las instituciones, entre ellas la Iglesia, propias del Antiguo Régimen. Fabre d`Olivet instituyó una variante de la masonería pero basada en el arte de la jardinería que no en el de la edificación, en la que la simbología se refiere a la agricultura. Tenía tres grados, como las llamadas logias azules masónicas, en este caso, llamadas Pórticos como la filosofía de los estoicos.  El Aspirante era el Aprendiz masón. El Labrador el similar al Compañero. Y el Cultivador al Maestro o grado tercero. Al parecer los oficiales en las ceremonias se llamaban Venerable Cultivador, Sembrador, Agua, Aire, Tierra y Fuego.

Aunque parece que más que jardinería sagrada lo de Bergoglio acaso sea lo de echar a monte. Pura reforestación.

Para remachar la cosa, durante la misa mitin inaugural en la Basílica de San Pedro, el papa mama criticó la evangelización española en América repitiendo consignas comunistas e indigenistas que no sorprenderían en un Diego Rivera o en un Soros.

Dice el cuate que: “¡Cuántas veces el don de Dios no ha sido ofrecido sino impuesto, cuántas veces ha habido colonización en lugar de evangelización!” Preferibles, sin duda, para el papa mama las instituciones caníbales y asesinas de aztecas, incas o mayas a la creación de Universidades e instituciones civilizadoras de los virreinatos. Sin olvidar las aventuras de sus correligionarios de la Compañía en las famosas Reducciones del Paraguay.

Asimismo propugnó la misión del fuego. No la del asesinado Jan Hus, sino como renovación. “El fuego devorador se extiende cuando se quieren sacar adelante solo las propias ideas, hacer el propio grupo, quemar lo diferente para uniformar todos y todo.”  

Pura coherencia todo.

Acabamos de saber que la primera decisión u ocurrencia del Sínodo iniciado hoy lunes es que el Vaticano plante cincuenta hectáreas de árboles.  Se trataría de compensar con tal heroica medida el carbono emitido en virtud, o mejor pecado, del transporte de los virtuosos varones participantes en el Sínodo. Suma cero, Zapatero.

Vamos a ver qué da de sí este experimento. Espectáculo no va a faltar.

Nota: las palabras en granate abren enlaces a los textos indicados.

 

 

 

Esquilo en La Coruña

La aparición de un genio como Rafael Álvarez, El Brujo por los sufridos escenarios de la derrocada antigua capital de Galicia supone siempre un hito cultural. De Cultura de la buena, lo contrario, conviene recordarlo, de la apesebrada para paletos y galleguistas sin remedio que nos intentan imponer. La promovida por el poder oficial de la Junta a mayor gloria suya y de su bien engordada gusanera y nutrido coro de ditirambo alabanciosos mercenarios. Diferentes, por cierto, en su inanidad horizontal, de los ditirambos dionisiacos, probable origen de la tragedia en la Grecia de los Misterios.

Su función Esquilo, nacimiento y muerte de la Tragedia, es una especie de conferencia con pretexto de teatro. Y supone el apogeo del Logos en una base escénica muy sencilla y es toda una lección de teatro y del sentido espiritual de la Cultura. Algo verdaderamente insólito en el páramo cultural del Régimen. Una obra de gran mérito y dificultad que denota la extraordinaria cultura y erudición de El Brujo, pero especialmente su rara y difícil asimilación al servicio del Espíritu. Una obra de descodificación y codificación del universo de la tragedia griega con interpretaciones de Nietzsche o de la civilización y religiosidad indias, probablemente pensada y desarrollada en su ashram santuario de Madrigal de la Vera.

Pura alquimia, porque busca la quintaesencia del teatro y de la tragedia griegos para ofrecerla al público actual en un contenido de irónica, des-enmucetada, vanguardia. Resulta pasmosa su agilidad para aplicar lo sublime a las mediocres peripecias y chanchullos de nuestros arrastrados e ignorantes próceres actuales. Y la hilaridad que ello produce, con consigna similar a la de La Codorniz: tiemble después de haber reído. Toda una recuperación del Teatro clásico.

Con la facilidad y clarividencia del genio, El Brujo no tiene miedo al Poder y se permite hablar alto y claro. Las criticas a la vigente paletería autonómica y su visión roma, sectaria, localista, pazguata, profundamente mema y horizontal del Pensamiento y de la Cultura. La engordada preponderancia de lo horizontal sobre la dimensión vertical, espiritual del hombre. Una civilización condenada por haber perdido su relación con los dioses y valores metafísicos.

El Brujo reclama, en el mismo sentido de los grandes autores maestros de la humanidad, el sentido espiritual de la Cultura. El del interrogante del templo de Apolo en Delfos, al pie del Parnaso. ¿Quién eres? ¿A quién sirves?

Decía Lord Bacon, acaso autor oculto de algunas obras de Shakespeare, también citado en la representación, que la magia es metafísica en acción. Desde tal punto de vista Rafael debiera llamarse El Mago. Su Esquilo es una obra de extraordinario valor preparada por un genio. En cierto modo, una hierofanía.

El espíritu de la Música es el silencio. Me callo.

Mi enhorabuena más entusiasta.

 

 

 

 

Seis Notas sobre Metapsíquica y mediumnidad según la Tradición

1

El mundo espiritual y las cuestiones metapsíquicas o parapsicológicas deben tratarse con mucha prudencia, sin perder de vista la razón en todo lo que sea racionalizable. No sabemos hasta qué punto la realidad espiritual es traducible con absoluta fidelidad. Generalmente el mejor lenguaje de comunicación es el poético porque el código es más débil y mueve emociones. A él recurren nuestros más grandes místicos. Nuestro gran Cervantes nos lo recuerda: «La Poesía… es hecha de una alquimia de tal virtud que quien la sabe tratar la volverá en oro purísimo de inestimable precio, … no se ha de dejar tratar de los truhanes, ni del ignorante vulgo, incapaz de conocer ni estimar los tesoros que en ella se encierran…»

Es preciso deslindar el fenómeno de su explicación, sin olvidar que el fenómeno aún aparentemente objetivo puede ser, y muchas veces lo es, fraudulento. No es el caso de las peripecias que nos cuentan los médium serios y honrados que nos ofrecen su versión o traducción con sinceridad. Son su forma de entenderlo, nos ofrecen su versión de la realidad del mundo espiritual tal como lo perciben en forma directa. Esta versión del fenómeno suele estar condicionada como es natural por la cultura sociológica a la que pertenece. Así, por ejemplo, el médium puede interpretar el fenómeno como causado por la Virgen María o el Buda Avalokitesvara o la dulce y compasiva princesa Kuan Yin. Es decir, lo traduce de acuerdo con las ideas de la civilización a la que pertenece y que posee sus propios arquetipos espirituales y sus propias tradiciones que no tienen necesariamente que coincidir en las formas.

Son muchos los grandes literatos que han escrito sobre este tema. Por ejemplo, Cervantes en El Quijote. El Dante en La Divina Comedia. Goethe en el Fausto. Balzac en varias obras de La Comedia Humana. Así Luis Lambert, El Sepharita, La piel de Onagro o Ursula Mirouet.  En esta última se narran unos fenómenos paranormales de criptestesia que provocan la conversión espiritual de un médico materialista ateo.

 

2

Mediumnidad es la facultad de intermediar o interactuar entre el plano material y el espiritual.

Bien entendido que ese plano espiritual definido aquí también tiene carácter fenomenológico o fenomenal, no se refiere al Uno o al Mundo de la Cosa en Sí.  

Generalmente se refiere al llamado mundo astral.

El médium actúa como un sintonizador de radio u otras ondas. Es capaz de ofrecer un formato de comunicación.

 

Variantes o especializaciones de la mediumnidad:

 Incorporación o Psicofonía es la posibilidad de comunicación verbal

Psicografía es la escritura mediúmnica

Psicopictografía es la pintura mediúmnica

Clariaudiencia, o criptestesia capacidad de oír a los espíritus (o lo que sea)

Clarividencia es la visión en el mundo astral

Videncia cuando las imágenes no se leen en el astral, sino se forman en la mente el médium

Inspiración o irradiación cuando las recibe de modo consciente y sutil.

Desdoblamiento o proyección astral. Realizada con el periespíritu o cuerpo astral del médium

 Psicometría, es el registro o historia que queda impreso en los objetos

Xenoglosia, capacidad de hablar en otras lenguas, desconocidas por el médium.

Materialización de personas u objetos con el ectoplasma

Telekinesia o capacidad de mover objetos a distancia, sin contacto físico.

 

Decía el profesor Carlos Richet, Premio Nobel de Medicina 1913, en su Tratado de Metapsíquica:

experimentemos con los médiums, seres raros, privilegiados, admirables, y repitamos que tienen derecho a todo nuestro respeto, pero que requieren toda nuestra desconfianza

 

3

¿Qué es la Metapsíquica?

Existen varios términos para nombrar un conjunto de fenómenos singulares, irregulares o imprevistos, cuya explicación no suele encajar con los paradigmas científicos oficiales.

Para el profesor Carlos Richet, Premio Nobel de Medicina 1913, la metapsíquica es una ciencia que tiene por objeto los fenómenos mecánicos y psíquicos debidos a fuerzas que parecen inteligentes o a potencias desconocidas latentes en la inteligencia humana.

Richet la divide en objetiva y subjetiva.

La metapsíquica objetiva menciona, clasifica, analiza ciertos fenómenos externos, perceptibles por nuestros sentidos, de naturaleza mecánica, física o química, que no dependen de fuerzas conocidas en la actualidad y que parecen tener carácter inteligente.

La metapsíquica subjetiva estudia los fenómenos que son exclusivamente intelectuales. Estos se caracterizan por la noción de ciertas realidades que nuestras sensaciones o han podido revelarnos. Ocurre cual si poseyéramos una facultad misteriosa de conocimiento, una lucidez que nuestra clásica psicología de las sensaciones no puede todavía explicar.

Richet propone el nombre de criptestesia para esta facultad de naturaleza desconocida.

La metapsíquica subjetiva es interna, psíquica y no material. La objetiva es material y externa. A veces el límite entre unos y otros fenómenos resulta incierto.

Richet se encuentra convencido por sus propias experiencias durante décadas como profesor y experimentador de al menos cuatro fenómenos irrebatibles: Criptestesia. Telequinesia. Ectoplasmia. Premonición.

La Criptestesia o lucidez de los antiguos es la facultad de percepción diferente de las facultades de conocimiento sensoriales normales.

La Telequinesia es una acción mecánica diferente de las conocidas que se ejerce sin contacto, a distancia, sobre objetos y personas, en ciertas condiciones.

La Ectoplasmia o materialización de los antiguos autores es la formación de objetos diversos que generalmente parecen salir del cuerpo humano y toman la apariencia de una realidad material, como ropajes, velos, cuerpos vivos…

La Premonición es una variante de la criptestesia, la capacidad de conocer fenómenos o hechos futuros, en consecuencia la facultad de advinación, y una de las más difíciles de explicar.

Su Tratado de Metapsíquica de 1922, versión española de Editorial Araluce, prologada por el Doctor Ferrán, es una de los más importantes tratados científicos sobre este tema. Recurriremos a él entre otras obras editadas en español, entre las que destaca la excelente y meritoria biblioteca editorial de M. Aguilar, a lo largo de los textos de esta serie.

Sin embargo, el término Metapsíquica comenzó a ser sustituido desde el congreso de Utrech en 1953 por el más conocido hoy de Parapsicología, empleado en Alemania.  Se pretendía desligarlo etimológica y simbólicamente de la metafísica.

Se trata de una temática muy sugestiva, a veces relacionada con lo sagrado, o con lo numinoso. Muy a menudo con la literatura, el arte o el folclore de todos los pueblos.

 

4

EPISTEMOLOGÍA Si estos hechos a los que se refiere Richet se consideran científicamente comprobados, las interpretaciones o explicaciones del fenómeno son muy diversas a lo largo de la Tradición. Veamos a continuación algunas de las interpretaciones acerca de lo que hay detrás de los fenómenos:

Ocho hipótesis de Laguillo, contadas por Roso de Luna en De Sevilla al Yucatán:

Fraude

Alucinación individual o colectiva

Fisiológica muscle claqueur de Faraday

Física diferente conductibilidad electromagnética y calorífica

Católica del diablo

Espiritista del alma de los muertos que quieren comunicarse con los vivos

Cabalística de Paracelso con sus elementales

 

Para los ocultistas medievales, (Vallee, p 107 Pasaporte a Magonia) los seres invisibles pueden dividirse en cuatro clases:

Los ángeles y los dioses de los antiguos

Los diablos o demonios y los ángeles caídos

Las almas de los muertos

Los espíritus elementales (que se corresponden con la comunidad secreta de Kirk)

 

Para Gibier en El espiritismo (citado por Guenon en Explicación fenómenos espiritas pag 3/21)

1 Teoría del ser colectivo (Fluidos): Un fluido especial se desprende de la persona del médium, se combina con el fluido de los presentes para constituir un personaje nuevo, temporal, independiente hasta cierto punto, y produce los fenómenos conocidos” (la defiende por ejemplo Flammarion o Eliphas Levi “egrégores”) (en el hombre hay algo capaz de exteriorizarse, como la sensibilidad o la motricidad, experimentos del coronel de Rochas, etc o bien existencia de fluidos como el od de Reinchenbach).

2 Teoría demoníaca, en el sentido católico convencional no griego neutro de la palabra: es cosa diabólica de brujería

3 Teoría Gnómica: “existe una categoría de seres, un mundo inmaterial, que vive junto a nosotros y manifiesta su presencia en ciertas condiciones: está formado por esos seres que han sido conocidos en todas las épocas con el nombre de genios, hadas, silvanos, duendes, gnomos, trasgos…  y los elementales”  (espíritus de los elementos, salamandras, silfos, ondinas y gnomos)

4 Teoría Espiritista: “todas estas manifestaciones son debidas a los espíritus o almas de los muertos, que toman contacto con los vivos manifestando su cualidades o defectos, su superioridad o inferioridad, igual que si aún estuviera vivos”

 

Los teósofos hablan de elementales y de cáscaras astrales.

 

En el libro de Henoch se habla de los ángeles capitaneados por Semyaza y de su caída uniéndose a mujeres y engendrando gigantes.

También intervienen luego ángeles buenos como Miguel, Uriel, Rafael y  Gabriel. Más tarde los caídos le piden a Henoch que interceda por ellos, lo que hace.

Jerarquías angélicas

Serafines, Querubines, Tronos

Dominaciones, Virtudes, Potestades

Principados, Arcángeles, Ángeles

 

Las ocho hipótesis de Laguillo, contadas por Roso de Luna en De Sevilla al Yucatán:

Fraude

Alucinación individual o colectiva

Fisiológica muscle claqueur de Faraday

Física diferente conductibilidad electromagnética y calorífica

Católica del diablo

Espiritista del alma de los muertos que quieren comunicarse con los vivos

Cabalística de Paracelso con sus elementales

 

También según Roso de Luna en La Esfinge (p 74): “Platón, Cicerón y en general los clásicos grecolatinos hacen equivalente al daemon o demonio o genio al elemento celeste espiritual o supremo que preside a los seres manifestados”

 

Platón

Para Diotima en El Banquete, (p 584 Obras Completas), un genio es un intermediario, algo que está entre lo divino y lo mortal.

Sócrates, todo  lo que es genio (daimon) está entre lo divino y lo mortal.

¿Y qué poder tiene?

Interpreta y transmite a los dioses las cosas humanas y las hombres las cosas divinas…

A través de él discurre el arte adivinatoria en su totalidad y el arte de los sacerdotes relativa a los sacrificios, a las iniciaciones, a los encantos, a la mántica toda y a la magia. La divinidad no se pone en contacto con el hombre, sino que es a través de este género de seres por donde tiene lugar todo comercio y todo diálogo entre los dioses y los hombres, tanto durante la vigilia como durante el sueño. …estos genios son muchos y de muy variadas clases y uno de ellos es el Amor.…” 

 

Entre los neoplatónicos destacan las teorías epistemológicas de Apuleyo contenidas en El Asno de oro y en El demonio (daimon) de Sócrates: 

Los dioses supremos habitan en las alturas del mundo sin contacto con los animales que viven en la tierra, pero entre el hombre y la Divinidad hay poderes intermediarios.

Los genios o demonios son a la vez los intérpretes de nuestros votos y los mensajeros de los beneficios celestiales, participando de una doble naturaleza. Como nosotros son apasionados. Como los dioses, inmortales. Su morada es el espacio aéreo que existe entre el cielo y la tierra. Su cuerpo es más sutil que el de los seres terrestres pero menos que el de los seres superiores. Son visibles e invisibles según su voluntad.

Cada hombre tiene un demonio, daimon o genio cuyos consejos debe escuchar y cuyas inspiraciones seguir. La sabiduría consiste en el culto tributado al genio especial de cada uno, y Sócrates fue el hombre más sabio por su obediencia a los mandamientos de su genio.  En todas ocasiones escuchaba con respeto la divina voz que le hablaba. que es preciso

Existen divinidades intermedias que habitan entre las alturas del cielo y el elemento terrestre, en ese medio que ocupa el aire, divinidades que trasmiten a los dioses nuestros deseos y los méritos de nuestras acciones. Los griegos los llaman demonios (daimon o genios).  Mensajeros de ruegos y beneficios entre los hombres y los dioses, estos demonios llevan y traen de unos a otros, de una parte las demandas, de otra los socorros; intérpretes con unos, genios bienhechores con otros, como lo dice Platón en su Banquete.

Los daimones, demonios o genios del paganismo se clasifican en:

1  Los que viven o vivieron en cuerpo humano

El alma humana encerrada en el cuerpo (deseo, pasión)

El alma humana separada del cuerpo o lemures, que pueden ser

bienhechores como los lares domésticos

malvados como las larvas

de calidad desconocida como manes

2  Los que nunca han estado en cuerpo humano

el sueño, hace dormir

el amor, hace velar

los guardianes invisibles o genios personales, que

hablan con cierta voz divina

se manifiestan por signos

En relación con estas cuestiones conviene recordar aquí dos citas en la Biblia:

San Pablo (Efesios 6, 12)

Vestíos de toda la armadura de Dios para que podáis resistir las insidias del diablo, que no es nuestra lucha contra la carne y la sangre, sino contra los principados, contra las potestades, contra los dominadores de este mundo tenebroso, contra los espíritus malos de los aires…” 

 La pitonisa o bruja de Endor, 1 Samuel 28:

El rey Saúl consulta a la pitonisa para que invoque el fantasma de Samuel y pedirle información sobre lo que le va a ocurrir. El fantasma de Samuel le dice al rey Saúl que va a morir frente a los filisteos.

 

En Las ciencias ocultas de Schopenhauer (p 176 y final) se puede leer el siguiente resumen:

La cosa en sí es la misma en todos los seres, y el estado de clarividencia hace al individuo que se encuentra en este estado capaz de pensar con mi cerebro en vez de pensar con el suyo, que está profundamente dormido”.

“La voluntad, considerada como la cosa en sí, no es destruida y aniquilada por la muerte, no es posible negar a priori que una acción mágica de la naturaleza que acabamos de describir, no pueda emanar de un individuo muerto ya.”

Una aparición del espíritu no es más que nada una visión del cerebro del vidente. Que un  moribundo pueda desde fuera provocar tal visión, es lo que la experiencia ha demostrado muchas veces; que un vivo lo pueda también es un hecho confirmado en varias circunstancias. El problema consiste en saber si un muerto puede hacer lo mismo.  En fin, se podría para esta explicación de las apariciones de espíritus, invocar la consideración entre los que han vivido en otro tiempo y los que viven todavía no es absoluta; que en todos por igual es la misma voluntad de vivir la que se manifiesta: un vivo si volviera al pasado, podría, pues,  tener reminiscencias que darían la impresión de comunicaciones de un difunto”.     

 

5

Anatomía oculta del hombre. El fantasma de los vivos y de los muertos

La Antigüedad tenía noticias de la existencia en nosotros de muchos principios y cuerpos diferentes. De una especie de anatomía oculta no apreciable por los sentidos comunes no desarrollados además del cuerpo bioquímico o físico convencional.

Esa era la creencia de los zorastrinos, la de los egipcios y la de los griegos.

También la Iglesia Católica acepta algunas de estas cuestiones, por ejemplo:

San Agustín en La ciudad de Dios habla de un caso de desdoblamiento en forma animal el del padre de Prestantius. Este había comido un alimento envenenado y quedó como dormido varios días sin que fuera posible despertarle. Cuando despertó al cabo de varios días relató lo que creía haber soñado. Se había transformado en caballo y había estado llevando provisiones a unos soldados a Rhetia, dando detalles que se pudieron comprobar.

San Agustín trata de explicar el hecho: no creo que sean demonios. “Más bien creería que en este hombre el elemento de la imaginación que se transforma en fantasmas, tomaba el aspecto de las cosas exteriores, bajo la acción del pensamiento o de los sueños, y aunque incorpóreo revistiendo con prontitud maravillosa la imagen de los cuerpos, creería digo que este elemento, cuando los sentidos permanecen amodorrados o cerrados puede de manera que no se explica, presentarse a los sentidos de otro con forma corporal. Así mientras su cuerpo yace en cualquier parte, viviendo aún, pero con los sentidos encadenados más fuertemente que durante el sueño, el fantasma de su imaginación, incorporado, por decirlo así a los rasgos de cualquier animal, aparece ante los sentidos de otras personas, y el mismo se ve, como se ve en los sueños, llevando fardos bajo aquella forma…” (Lib, 18, c23)

El papa san Clemente celebraba misa en Roma cuando de pronto pareció que se durmió con profundo sueño, que duró tres horas. Cuando despertó dijo al pueblo que por orden de san Pedro había ido a Pisa a consagrar un templo. Todos los fieles le habían visto en Pisa durante el oficio que se había celebrado el mismo día y a la misma hora en que dormía en Roma.

En 1571, san Francisco Javier se hallaba en un navío que iba del Japón a China y que fue sorprendido por una tempestad terrible. Quince hombres que habían bajado a una chalupa fueron arrebatados y desaparecieron. Cuando el temporal amainó, la tripulación se preocupó por el bote, pero san Francisco Javier que estaba en oración les dijo que no se preocuparan, puesto que aparecerían pasados tres días. Efectivamente, así fue. Rescatados los desaparecidos, indicaron que no habían tenido miedo porque el santo había estado todo el tiempo con ellos, guiando la pequeña embarcación. La tripulación del navío también aseguraba que éste no había abandonado la nave en ningún momento.

La bilocación de San Alfonso María de Ligorio se documentó para su canonización.

En su autobiografía Santa Teresa de Ávila cuenta la aparición de su amigo y benefactor San Pedro de Alcántara en cuerpo astral tanto vivo como después de muerto.

Se barajan por la Iglesia dos hipótesis:

Los partidarios de la bicorporeidad real o desdoblamiento, que admiten que el alma se puede separar del cuerpo, alejarse de él y aparecer lejos, tomando la materia del medio ambiente para constituirse un cuerpo que es exactamente el doble del que permanece inanimado.

Los partidarios de la representación, la mayoría, que creen que el alma no abandona jamás el cuerpo sino en la muerte, y que es un ángel el que toma las apariencias del cuerpo para ejecutar por sí mismo los actos que se atribuyen a la fantasma. También puede darse el caso que el individuo se traslade en cuerpo y alma, y entonces es el ángel quien toma su lugar como durmiente.

El extático sumido en el sueño del éxtasis permanece inerte con apariencia de muerte, mientras que en otra parte aparece vivo y ocupándose del cumplimiento de su misión. El alma tendría la facultad de separarse del cuerpo mientras el éxtasis durase.

¿Por qué no muere, si no está el alma, ¿Milagro?.

O quizás, no se ha separado totalmente del cuerpo permaneciendo unido a él de forma sutil.

Para algunos autores cristianos hay que distinguir entre alma y espíritu.

Se llama espíritu cuando tiene conciencia de su elevación y de las maravillas que Dios ha obrado en ella, cuando se purifica, se separa de la tierra para vivir hacia Dios.

Se llama alma cuando se une a su cuerpo para animarle para conservar en él su vida vegetativa y animal.

De acuerdo con la terminología de los teósofos el espíritu sería el cuerpo mental y el alma el cuerpo astral.

El llamado cuerpo glorioso por san Pablo sería la combinación de cuerpo astral y cuerpo mental.

 

Para los cabalistas, la teoría se resume así:

Cada mundo superior está contenido en el inferior como dechado e imitación, y es influido y regido por el superior. En el conjunto impera la ley divina o la inmediata presencia de dios, la SCHECHINAH.

El hombre terrenal es el microcosmos. El cuerpo es la envoltura del alma.

En el alma hay que distinguir:

Neschamash, es espíritu puro, la cima suprema del ser anímico.

Ruach es el sujeto moral, asiento de lo bueno y lo malo.

Nephesch es el principio de vida animal sensitivo.

Chajah es el principio de vida ideal del cuerpo y tiene su asiento en el corazón.

En resumen: las tradiciones varían en cuanto a la definición del número y facultades o naturaleza de cada cuerpo sutil. Sin embargo, todas tienen en común el que cada cuerpo envuelve a los más sutiles, como en una especie de juego de muñecas rusas en los que unos contienen a los otros a los que les sirven de manifestación en su respectivo plano de vibración.

 

6

 Sobre la Metafísica del Mal

Una vez realizado este somero repaso nos preguntamos por las bases metafísicas del Mal. ¿El Mal está en la conciencia del hombre o es servido por criaturas maléficas que no tienen porqué ser necesariamente todas humanas? ¿Qué, o quiénes estaban detrás de muchos de los criminales o de los llamados energúmenos?

El investigador inquieto se vuelve a plantear ahora la pregunta que se han hecho muchos autores y estudiosos a lo largo del tiempo. El universo del Mal, ¿acaso tiene existencia propia? ¿Existen criaturas no humanas que lo forman y sirven? ¿Se alimentan con el sufrimiento, el miedo, la angustia que nos provocan? ¿Existe, en consecuencia, también un lenguaje de los ángeles y los demonios?

Ciertos importantes textos más o menos históricos o legendarios así lo sostienen. Entre ellos, por ejemplo: La Biblia, el Libro de Toth, el Libro de Henoch, Las Estancias de Dzyan, el manuscrito de Mathers base de la Golden Dawn, la Esteganografía del abad Tritemo, los escritos de John Dee, las obras de Pico de la Mirándola basadas en antiguos textos de Orígenes, la Cábala, o las de Nicolás de Cusa, Santo Tomás de Aquino…

Modernamente, cabe resaltar entre los investigadores españoles las obras del antiguo jesuita Salvador Freixedo, y en especial su importante libro Teovniología, que debiera servir de reflexión y debate por la gravedad de las cosas que dice.

Por el contrario, otros autores también contemporáneos como Ángela Ghislery afirman tener y dan testimonio de contacto con entidades espirituales angélicas, en su caso de carácter benefactor y filantrópico.

Las representaciones angélicas en el arte, generalmente bellísimas, nos ofrecen otros curiosos testimonios. En La Flauta mágica mozartiana también aparecen ángeles como mensajeros espirituales dedicados a la filantropía. Son algunos de los momentos de música más sublime de la famosa ópera masónica.

Para Orígenes el origen del mal está en libre albedrío de ciertos seres espirituales.  Sin embargo, acerca de esto existen varias teorías:

Los pecados de los ángeles son los “espirituales” de soberbia y envidia (Santo Tomás de Aquino, cuestiones 63.2 de su Suma Teológica)

La causa de la iniquidad es el orgullo y la lujuria (Henoc y Orígenes)

Para Enoch o Henoc el problema del mal comenzó cuando los ángeles celestiales y su líder Samyaza desarrollaron una gran lujuria por las mujeres. Si hay lujuria es que hay cuerpo, se trataría de un pecado carnal.

Nefilim e hijas de los hombres.

Los ángeles pueden convertirse en hombres.

Ciertos hombres son en realidad encarnaciones de ángeles malvados.

También su misión puede resultar paradójica. Lucifer que significa el portador de luz, y que según algunas doctrinas llevaba en su frente la esmeralda de la que está hecho el grial se asocia a la rebelión de los ángeles, pero también a la entrada o caída en la conciencia. La conciencia tiene que ver con la Dualidad, con la pérdida del Uno, pero, según Orígenes, el resultado final será la Apocatástasis, es decir, la reintegración en el Uno. La Redención universal, puesto que el castigo por el pecado no puede ser eterno.

También los ángeles buenos pueden encarnar en cuerpos humanos para propósitos divinos. Sobre la paradójica corporeidad de los ángeles existen contundentes testimonios bíblicos tales como la lucha de Jacob o el pasaje de Lot con ángeles enviados a Sodoma.

El lector más positivista pensará que todo esto no son sino supersticiones propias de viejas, incompatibles con una concepción epistemológica moderna del mundo.

¿Lo son? ¿Tienen algún tipo de realidad los ángeles más allá de los innumerables testimonios de la literatura sagrada o de investigadores místicos o metapsíquicos de todos los tiempos? Su conocimiento y la petición de su auxilio bienintencionado en el caso de los benéficos, ¿nos puede ayudar a combatir el Mal metafísico?

En todo caso, con patrañas tales como la posverdad no deberíamos hacer tabla rasa de nuestra Cultura y Tradición, porque precisamente en ellas se encuentra el remedio a nuestros problemas.

La antigua Tradición española, en cierto modo reactualizada modernamente por Schopenhauer, autor de la ya comentada Las ciencias ocultas, hace especial hincapié en la Voluntad. En el Querer en su doble sentido en la sabia lengua española: el volitivo y el amoroso.

El Querer y el Saber debieran ser los pilares de nuestra conducta.

 

 

 

 

 

 

 

 

CONVOCATORIAS: presentación del libro Memorias de una médium, escrito por Ángela Ghislery

Hoy jueves 26 de setiembre a las siete de la tarde en el Palacio de la Isla de la ciudad de Cáceres tendré el honor de presentar el hermoso último libro de Ángela Ghislery Memorias de una Médium.

Ruego puntualidad para poder aprovechar mejor el tiempo que Ángela pueda dedicarnos a contar sus experiencias.

En el acto está prevista la participación de los asistentes en coloquio que esperamos resulte animado por el interés de la autora y de la materia objeto del libro presentado.

 

 

Akelarre climático. Cuidado con la cartera

Está muy feo lo de la explotación infantil o juvenil, especialmente cuando además el menor tiene problemas psiquiátricos, vamos que está majara, lila, o zumbado. Tal es el caso por desgracia de esta nueva monja laica de las llagas climáticas que se llama Greta Thunberg. Esta pobre niña sueca alzada a los altares de la más lucrativa estulticia humana es una zumbada con trastornos mentales, quizás una energúmena en el sentido técnico de la palabra, una posesa que está siendo vilmente explotada por la plutocracia satánica, incluida Su ecológica y amazónica Santidad Paco I,  con la complicidad lucrativa de los padres de la criatura que no solo no la defienden de ser abusada sino que la someten a la explotación y granjería de oscuros intereses bastardos.

“Ahí van leyes do quieren reyes” decían antes para referirse a la arbitrariedad del Poder absoluto. Ahora no solo van leyes inicuas sino también el ganao progre, feministas sorosianas incluidas. Hay que hacer bulto. Y precisamente bultos no faltan. Un enjambre de criaturitas arrastradas a la cretinez por el nuevo flautista de Hamelín. Y banqueros sionistas mohatreros para la colocación de preferentes bonos verdes. Políticos mercenarios, corruptos y ladrones. Periodistas sin criterio que jalean lo que les mandan para favorecer el timo. Una vergüenza.

Su amazónica Santidad ha dicho que hay que obedecer a la ONU. El doctor falsario, en su reconocida línea de traidor sin escrúpulos, se entrevista de tapadillo con el tenebroso plutócrata mafioso Soros, se supone que para recibir nuevas instrucciones que imponer al pueblo soberano. O quién sabe si para hablar de salvíficos pucherazos. La pizpireta ricachona portabocazas gubernamental del neo socialismo de Neguri seguro que lo niega o lo explica con su labia y singular desparpajo. Y si no la del bable de diseño cuyos estragos se observan en su incipiente síndrome de NUC.

Pero ¡cuidado! A ver por dónde viene el timo. Una posibilidad: puede que los bonos verdes que nos quieren imponer como corolario de esta farsa tan orquestada acaso sean las nuevas preferentes para rellenar desfalcos bancarios y salvar a los ladrones. Parece ser que además del Deutsche Bank un gran gigante bancario norteamericano se tambalea. Y es que por mucho bono verde en dólares o euros un proyecto energético no funciona si su balance o pay back medidos en unidades energéticas no lo hace.

Por lo menos Trump parece que no entra al trapo. Suscribo su lema en la ONU: No a los globalistas, sí a los patriotas.

 

 

Sobre el llamado Gran Reemplazo

Ya hemos dedicado varias entradas al desarme cultural de nuestra civilización occidental saboteada por sionistas, globalistas y miembros de la clase dirigente más corrompida, prostituida o criminal.  Una de ellas, especialmente significativa, es la entrada precedente en la que se criticaba el nuevo papel del Vaticano de Francisco I como insospechado agente del NOM.

En otras me he referido al marxismo cultural de Alinsky, Gramsci o la escuela de Frankfurt.

También al conocido como PlanKalergi, por ser formulado por un sionista racista de ese nombre hace ya casi un siglo, que pretende la sustitución de la raza blanca europea.

Ahora enlazamos un interesante amén de inquietante texto con el nombre de El Gran Reemplazo sobre este mismo tremendo asunto.

Puede verse pinchando aquí

 

 

 

Gota fría, Sínodo caliente

Cuando hace más de cuarenta años estudiaba Ecología entre otras disciplinas científicas afines en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de Madrid nunca hubiera pensado que con el paso del tiempo se habría de convertir en caballo de Troya de toda clase de tropelías, demagogias o dimes y diretes para mejor manipulación de la gente mal informada. Entonces pensábamos más o menos ingenuamente que con instrumentos conceptuales y técnicos como la Evaluación de impacto ambiental o los Sistemas de gestión ambiental o la Evaluación de proyectos que tuviese en cuenta criterios y unidades energéticos en vez de sólo los económico- financieros medidos en unidades monetarias se podría hacer frente a las denuncias de, por ejemplo, un William Kapp en  su obra fundamental pionera The Social Costs of Business Enterprise.

Es cierto aunque no se suele reconocer, el que lo quiera lo puede comprobar en sus Elementos de Economía política pura, que la economía walrasiana en su definición del objeto económico deja fuera de su regulación lo que “no es reproducible industrialmente” o “es apropiable” o «susceptible de valor de cambio». «La producción industrial o la industria no recae más que sobre la riqueza social y recae sobre toda la riqueza social. El valor de cambio, la industria, la propiedad, tales son los tres hechos generales ..de los que toda la riqueza social, la riqueza social sola, es el teatro.»

Que la pomposamente llamada ciencia económica presenta innumerables lagunas teóricas y metodológicas en asuntos tales como los recursos naturales o el medio ambiente. Que el mercado supuestamente autorregulado no se ocupa ni puede ocuparse de eso cuando se trata de bienes o recursos fondo o patrimoniales de naturaleza no renovable, y que suele confundir renta con capital en lo que se refiere a la Naturaleza. Cosa que, por el contrario, se preocupa en distinguir de forma clara y fehaciente cuando se trata de contabilidad empresarial en las partidas que nutren la cuenta de resultados.

Más tarde, algunas de mis posteriores experiencias en el ejercicio profesional como asesor o consultor me hicieron comprobar hasta qué punto la cuestión medioambiental es susceptible de manipulación hasta dimensiones escandalosas para servir otros intereses, espúreos o inconfesables. Así por ejemplo, la creación de ENRESA o la moratoria nuclear por los socialistas que so pretexto de protección medioambiental encubrían el rescate financiero y de imagen empresarial de los oligopolios eléctricos. Mohatras medioambientales filantrópicas para salvar crisis financieras privadas o escándalos o desfalcos empresariales.

Han pasado cuarenta años desde entonces y ahora la matraca mohatrera viene especialmente engordada con la cosa esa del cambio del clima climático. De origen antropogénico, hay que aclararlo, porque cambios climáticos sabemos que ha habido a lo largo de toda la historia geológica de La Tierra. Y algunos relativamente recientes como, por ejemplo, cierta mini glaciación en la Alta Edad Media o la extremada aridez que se empezó a manifestar en el centro de la Península Ibérica a partir del siglo XVI, que, con la caída en la pluviometría provocó cambios en la agricultura, la sustitución de unos animales convertidores energéticos de tracción por otros o en la propia cabaña ganadera.

Sabemos que ahora las grandes potencias pueden manipular artificialmente el clima con instrumentos sofisticados tales como los chemtrails o el HAARP. Y que pueden usarse como arma disuasoria en las modernas técnicas y armas bélicas. Pero también sabemos que tifones y monzones en Asía, huracanes en el Caribe, tornados en el Medio Oeste norteamericano, o gotas frías al final del verano en el Mediterráneo se vienen produciendo desde que existen registros. No es nada nuevo aunque el bien cebado ejército de plañideras lo achaquen torticeramente al dichoso cambio climático por causas industriales.

Tanto es así que hace ya muchos años que el Soil Conservation Service norteamericano desarrolló un método de cálculo de la avenida máxima esperable en un cierto horizonte temporal y atendiendo a las características orográficas, edafológicas o de cobertura vegetal de la cuenca, que habitualmente empleamos los ingenieros para diseñar y dimensionar el aliviadero de las presas.

Sin embargo, el problema de las gotas frías se agrava por el habitual caos urbanístico derivado de la corrupción o de la falta de criterio, las edificaciones temerarias en zonas de ramblas susceptibles de riadas, los taludes de carreteras que pueden hacer de presas improvisadas, la deforestación y la erosión agravadas por los cambios experimentados en la agricultura y el medio rural en general. Sin olvidar que fue el propio PSOE por razones sectarias y de corrupción quien contra los intereses españoles generales abandonó el Plan Hidrológico Nacional elaborado por la Administración anterior que ya contaba con fondos europeos y hubiera podido tener una influencia de bienhechora regulación del agua.

En este presente desorden de cosas cabe comentar otro aspecto novedoso, y desde luego para mí como ciudadano curioso verdaderamente notable por lo insólito, cual es el de la nueva religión medioambiental globalista que se quiere imponer por la manipuladora e inmoral plutocracia financiera. Una nueva religión a la que se acaba de unir, con más devota irracional unción que criterio moral, científico o teológico, el Vaticano en manos del Papa Francisco I, personaje dudoso al que algunos califican ya sin tapujos de verdadero heresiarca promotor de un futuro fatal cisma en la Iglesia Católica.

En la encíclica de insólito carácter medioambiental Laudato Si se propugna una nueva “espiritualidad ecológica” y se promueve una alianza entre la Humanidad y el Ambiente que nos recuerda las cursiladas de la Alianza de Civilizaciones de Zapatero, es decir, toda una “conversión ecológica”. En efecto, el Papa ecologista sostiene entre otras perlas que (33): “no basta pensar en las distintas especies sólo como eventuales recursos explotables, olvidando que tienen un valor en sí mismas. Cada año desaparecen miles de especies vegetales y animales que ya no podemos conocer, que nuestros hijos ya no podrán ver, perdidas para siempre. La inmensa mayoría se extinguen por razones que tienen que ver con alguna acción humana. Por nuestra causa miles de especies ya no darán gloria a Dios con su existencia ni podrán comunicarnos su propio mensaje.  No tenemos derecho.”

Salvada la presumible buena intención urbi et orbi del Papa argentino y por mucha encíclica que sea, no parece nada claro que no tengamos derecho a combatir con las acciones humanas que correspondan bichos asesinos tales como el Trypanosoma gambiense o el bacilo de Koch o Plasmodium de la malaria, los microorganismos patógenos de la meningitis o el virus de la rabia…que se empecinan en dar gloria a Dios con su existencia eliminando la de millones de personas en todo el mundo.  Ojalá todos esos patógenos fuesen erradicados para siempre.

En fin, zapatero a tus zapatos y Papa, a tus dogmas de fe.

Con una Iglesia alemana ya en manifiesta rebelión, en Octubre se va a celebrar un sínodo llamado de la Amazonía. Si con la lectura de la encíclica Laudato Si aún se ha quedado perplejo invito al lector curioso interesado a que mire sus postulados previos expresados en el documento Instrumentum laboris en el que se patrocinan nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral.

Indigenismo, relativismo, chamanismo, anacronismo ideológico, confusión entro lo material y lo espiritual, sin faltar las puyas traicioneras hipócritas criollas  contra España y Portugal: (6) “más allá de la avaricia y la ambición de los colonizadores…”

(38 ) “El Papa Francisco pidió humildemente perdón, no sólo por las ofensas de la propia Iglesia sino por los crímenes contra los pueblos originarios durante la llamada conquista de América…en este pasado la Iglesia ha sido cómplice con los colonizadores…”

¡Mejor el canibalismo y los sacrificios humanos precolombinos, qué duda cabe!

(107) “El rostro amazónico de la Iglesia encuentra su expresión en la pluralidad de sus pueblos, culturas y ecosistemas“.  ¿»Rostro amazónico» o simple cara dura?

En fin, todo un repertorio de tópicos más propio de oportunistas ONGs sacamantecas globalistas anglosajonas que no de una institución bimilenaria como la Iglesia Católica que al parecer ha decidido anunciar ahora la buena nueva sacramental de la ayahuasca o el cacto de san Pedro. O de la biodiversidad del ecosistema. Donde esté un buen chute enteogénico con peyote, hongos o dondiegos que se quite la simple comunión placebo tradicional de trigo. Todo un motivo misionero.

La civilización occidental, al menos la tradicional en Europa, resulta de una combinación histórica de pensamiento racional griego, de derecho romano, de sensibilidad cristiana y también de pragmática Ilustración capaz de separar lo que es de Dios de lo que es del César.  Decía Sir Francis Bacon que la forma de dominar la naturaleza es obedecerla. Formamos parte del planeta, nos afectan los ecosistemas y la gestión de los recursos naturales. Es importante fomentar la preocupación por la Ecología. El sistema económico no es algo autónomo, separado del medio físico natural como pretende cierta ciencia económica. No cabe confiar en su autorregulación. Pero es muy preocupante que so pretexto del supuesto cambio climático de origen antropogénico o de la conservación del medio ambiente se abandone la Razón, la Inteligencia, el bien más precioso que debemos conservar junto con la Vida y la dignidad. Y que bien sea por oportunismo o bien por imposición fáctica oculta, incluso la Iglesia Católica como institución, histórico contrapeso del imperio anglosajón, se sume a la demagogia y al hipócrita buenísmo medioambiental.

Esta ingratitud e incomprensión, tan propia de ineptos criollos corruptos, de la descomunal obra de España en América que ha permitido que el Vaticano mantuviese cierta grandeza e influencia mundial y no sea hoy una simple secta marginal investigada por la Justicia, causa especial tristeza e indignación entre los españoles estudiosos de la Historia sean cuales sean sus opciones confesionales.

Nota: las palabras resaltadas en granate abren enlaces a otros textos

 

 

El horror de Alcasser. In memoriam

 

Quien controla la información y la ley adapta el criterio colectivo a su necesidad”  (duquesa de Medina Sidonia, La Ilustre degeneración)

 

Un famoso programa milenario de TV acaba de recordar el horror del crimen de las desgraciadas niñas de Alcasser. Un asunto tremendo que conmovió y horrorizó la opinión pública hace un cuarto de siglo. Una época en que la que yo era, quizá todos éramos, más ingenuo en la que aún no había internet, y por tanto menos posibilidades para el ciudadano común de investigar y contrastar diversas informaciones para formar la propia opinión.

La versión oficial, que apenas ya cree nadie salvo los que la montaron, consideraba el terrible crimen como un caso aislado, obra de un par de delincuentes solitarios, degenerado lumpen  de baja estofa. Uno de ellos desapareció u oportunamente se le hizo desaparecer. Otro fue juzgado y cumpliría algunos años de condena. Pero en la opinión pública queda la convicción de que se despreciaron y manipularon pruebas, otras desaparecieron. Se estorbó o impidió la posibilidad de realizar una investigación forense independiente y solvente.

Algunos de los que intentaron buscar la verdad, como el recientemente fallecido periodista Juan Ignacio Blanco que llegó a escribir un libro con sus investigaciones e hipótesis que fue secuestrado, o Fernando, el padre de una de las infortunadas víctimas, fueron desacreditados e incluso sometidos a juicio.

Hoy sabemos que desaparecen decenas de miles de niños cada año. Una terrible plaga mundial. Algo verdaderamente tremendo. Unos son utilizados para el tráfico de órganos. Otros para solaz criminal de homosexuales pederastas. O para rituales satánicos, incluido en ocasiones el canibalismo de las víctimas sacrificadas. O para explotación de mendicidad. Los más afortunados para adopción ilegal o alegal.

El caso Esptein, un famoso sionista presunto agente del Mossad y responsable de una red globalista de pederastas muy poderosos, dueño de una isla privada donde se perpetraban los crímenes, ha puesto de relieve la gravedad y extensión de estas prácticas diabólicas. Es una de las formas más terribles del Mal, y normalmente impunes porque tiene que ver con grupos plutocráticos muy poderosos e influyentes. Tanto el caso de Espstein, como en otros tales como los de NXIVM o la presunta red de pederastia conocida como Pizzagate del jefe de la campaña de la Hilaria Clinton, John Podesta, están muy relacionados con los líderes actuales del tenebroso y degenerado Partido Demócrata americano, del que es amigo y colaborador nuestro amoral doctor falsario.

Según los estudiosos y especialistas en estos temas las “razones” últimas de estas aberraciones aparentemente tan absurdas e increíbles son varias:

El poder chantajear a los próceres de todas las actividades políticas, económicas, financieras o sociales a los que se quiere encumbrar y que así quedan atrapados por la conservación de un secreto criminal en poder de los chantajistas.

Investigadores con conocimientos de medicina interna aseguran que las personas sacrificadas o en trance inmediato de morir segregan una hormona que prepara para la muerte que una vez recogida de los cadáveres se prepara como siniestro elixir cuya ingesta tiene un carácter embriagante y espectacularmente alucinógeno para los degenerados que la toman como diversión o como manifestación de exclusividad y pertenencia a la elite globalista criminal impune.

Otras hipótesis, de carácter más metafísico en la línea de lo indicado por San Pablo en su Epístola a los Efesios 6, 12: “Vestíos de toda la armadura de Dios para que podáis resistir las insidias del diablo, que no es nuestra lucha contra la carne y la sangre, sino contra los principados, contra las potestades, contra los dominadores de este mundo tenebroso, contra los espíritus malos de los aires…”, ligarían estos odiosos sacrificios a una suerte de alimentación vibratoria de entidades espirituales malignas. El sufrimiento, el dolor físico, el miedo, el odio, la angustia producirían vibraciones muy “nutritivas” para tales entidades astrales degradadas.

¿El Mal está en la conciencia del hombre o es servido por criaturas maléficas que no tienen porqué ser necesariamente todas humanas? Por ejemplo ¿Qué, o quiénes estaban detrás de Hitler o del siniestro fundador de las SS? ¿Detrás de los torturadores y asesinos de las pobres niñas hay algo más?

El investigador inquieto se vuelve a plantear ahora la pregunta que se han hecho muchos autores y estudiosos a lo largo del tiempo. El universo del Mal, ¿acaso tiene existencia propia? ¿Existen criaturas no humanas que lo forman y sirven? ¿Se alimentan con el sufrimiento, el miedo, la angustia que nos provocan? ¿Existe, en consecuencia, también un lenguaje de los ángeles?

Ciertos importantes textos más o menos históricos o legendarios así lo sostienen. Entre ellos, por ejemplo: La Biblia, el Libro de Toth, el Libro de Enoch, las Estancias de Dzyan, el manuscrito de Mathers base de la Golden Dawn, la Esteganografía del abad Tritemo, los escritos de John Dee, las obras de Pico de la Mirándola basadas en antiguos textos de Orígenes, la Cábala, o las de Nicolás de Cusa, Santo Tomás de Aquino…

Modernamente, cabe resaltar entre los investigadores españoles las obras del antiguo jesuita Salvador Freixedo, y en especial su importante libro Teovniología, que debiera servir de reflexión y debate por la gravedad de las cosas que dice.

También aquí en España la fallecida duquesa de Medina Sidonia dedicó un tremendo texto mitad ficción, mitad crónica reportaje, a estas cuestiones. Se trata de su obra La Ilustre degeneración. Una obra cuya lectura pone los pelos de punta. Lo peor ya no son los odiosos crímenes, que también, sino la capacidad de tergiversación, ocultamiento y manipulación del Poder. La sensación de impunidad con la que se perpetran. La sensación de que tienen tanto poder como para conseguir permanecer impunes doblando el brazo de la Justicia.

El caso de las desgraciadas niñas de Alcasser parece indicar que los errores y anomalías denunciados en la investigación no se deben únicamente actuaciones más o menos chapuceras propias del impredecible factor humano, sino muy probablemente también a la actuación de grandes poderes fácticos que han tratado y hasta ahora han conseguido, que los verdaderos autores de este odioso crimen permanezcan ignorados e impunes.

Debemos exigir se haga verdadera Justicia con las víctimas. Mientras tanto pido al amable lector una oración al Dios de su corazón por el alma de estas pobres niñas y por la paz y el consuelo de sus allegados…

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.