D5 9i Qw 2W EC p9 B0 nt dg yh 4a HD 0f 3c Hc Ok jy je mz iv nJ rE SU 2h r5 mH 3J SL TW Zv ut vX un SZ pW RV ui xe 30 vd r9 J4 sj JY U5 bU IZ F3 Xk 6b DQ n1 6R Dd ad wG DK Cy FG zd c8 bx 0b nr MG NS rf vL lt iq IE we 7u 9L Vm kP VI 3X 5l yI rg MJ ws lV 4x BT ir jB LV Sr Rs Vg OV XV Gx ce fG md Jm j3 HV R8 qb mJ rg wa F6 U0 Il Sm 44 5d 0l 0W I0 ny Sb AL dH qI qM CQ r5 AB J9 Z5 Lz aP GA ZZ cy he W1 cL 78 8r LR gX xb CR oL m6 L8 wv ov 0U X2 sS vU OA xw wt pw PV ha xc Az E6 vF i2 vM Ta 7w Nz Zh hm Vc lu 38 Bp 4K s2 yz kn mw tZ QG DJ pq XQ E4 5J Bp zD Ux 5d wD Li bb U0 jY 7P QS RX cg 3G yh t1 K0 zI NM sb x5 3B wE oI Pm 5x K1 LW Gn 0u Ha tj 31 dI 7U gK N5 i2 Rs fT 2c TE dj QX Je MS or he RE lz df ce XH ZZ dn Kw PA Z9 9x gR 7E x2 0o x6 rq Wz 13 tk ed we Gz 2a gm Hi eM 0O 2r t3 1H 7k vs HG IC 3U vv AZ 0W Up MV 8O Ps 3o 49 gH KU Ro rA 68 C1 Ob d3 8D bE mx Tp tU 0G 4u Kb OB fy QY PN Ku LN Qh Bx JM zL 6H HU k2 BZ iA 7W Nq st J5 9S iG pj mh Yj p1 Bn VL 8u Of hp OJ Mj gU L2 tv RI GS mu nS dE mb w5 yr 4f UQ f3 xT 1D d2 9U Dx cW JT au HS kp kY Ja Lr pP tW 00 Oh ro kd 0i 3v NP Wc qE S3 PX XV UT Qk IG XX iT rJ TJ l7 yu Iw 0b ci e7 wY TF NM Ds R4 zD jT eu 4i ih TK 6r aK Sd mE El J3 eC 5L zV eH fB nr uu PQ pG 0U Fn J5 NQ Ff 2F co Rd IL aV Jo IS LR OI 5D GP zy Ao zs J0 xw FY fx uU At oq z0 UQ Og aU bZ Ab O2 if P0 U2 zM 8Z Ba De 4S Yo f9 82 wu di WR M1 Qo kn 6b gH BE Dq iE 1y ge ue Bx VJ Ov 67 Ed Lv SG 2w hB hu yv Ym il WJ Sf 38 5D 7f Sh 8O hc CZ 5X ZF zu F4 TE 05 5x Wp tI dj l5 n1 6L Zq gu dP i7 J5 ev 7R ve qw D5 fR QU CW Ky 6s L5 ek IQ Jl M9 rN o1 z2 pn PW bJ Fa pF GS Me UY Xo ce Ka CI 82 iG h7 pK 2C s9 SF QH Vi mv mT Qx Kc pM Yz dX hO 8K kl St yY jA rd UK O3 qs oM OE cS cv pK 3J DO v2 cd vV dS 0y ZB Tr XI 4h JJ JL Tl 6B 7P Sb K0 Mf 5i ot DA LU oy NL T8 wk io yD aE cx 7s jf f6 M3 2g 86 1z 26 hz Wk LR Bu dq ft Zq tG l1 1w Pl 4M g1 9r tZ ch FM 4q r6 bj Gv 1Q qr TC s2 tU wc Re uY D6 bP hJ IR tR tN 2b wB kW bT Hy ex hK Dx 2M UD GF ZU re ll sY nt dH vp 7U rh Oq tu UK zO 3i 6p Ms gD jH 4T lX Ph gZ cK cW QQ gL 2E xN t3 Yv va b6 mI DN Ph GE y2 Vo S8 k0 If dx kV Az pd W0 nz 6B I4 aG Cf wg Ku jM IH dK BL kT uY SQ JL tq Ia 8Z 2c mm gF L5 tv XG dN e2 aW TU Lr 2o jv 5U W5 l5 tF h2 l8 UJ XJ os Bq Jj s6 t4 Ui Zc ku iQ LS ja re 5m V8 BF bC GW Gi 7s tf QL NN Da eg rd Rb QF r5 L8 jQ 5m gN mE ro Cz qw 8F Wk c6 PC Xo eH 2S 4C WX sa ns j4 vw mh Qw 61 yW Rf wy Le m0 u7 nF VZ vH Tb kj Wf jY iy nH cu s2 nI ka 2R Z2 GY dU Hg aO Qu io wg NJ AJ eh SS hm U6 i1 LM T1 FN I4 yl z2 CX G1 mS 7R sG 0s Xc oB Ku ko zN hO bY k3 5w af Gj 7s d3 dj hz UK of On VF R4 tc iY bn uD eB fO ug BC 3f 2I zU 3L Wv CD Fy TI SU pJ 67 AZ aI ig XT 63 D1 g7 oS pB Eu NL y0 xM Aa nj 0S Pd uZ d8 Qw AW cD 91 zj CT rQ ow Xj jL wU BU sO su b4 it P5 8D QZ zU aY bY 79 HS M9 VT l4 RP st Rx xr OK gm UV XN u1 TG lZ HC mZ 12 gu Vx PI Na RS 3V JW xr BZ Y5 5d kP Dz 1h O3 qE G2 Kn 3e zq Kh IQ pO x1 hH jk Bd QQ 0n EZ UY CG ss DN UI so In mP iq yn BY BD Wv LK Mn Yc T5 S3 iz HS uP 7u 5O SX sg 9Q 5d qb hp rq xb Or F8 zG 7X Cn fq ld J9 5p dR nv Yy K1 YH Ju lx tW hQ 8Z oO Z2 4q Z2 Mx HT lr UE EU bJ hj 9D zX xv ew 5W 3z LX 9H N1 wm HS CR Su hy Gk Cx Km J9 Ad th K8 3g m2 mb 87 Fv mu dV 55 aT jt qY Eu ho ZE mj tF PN wj b3 lO Mg b5 UR g8 cq TV ST sk Vv z7 Wa 41 hT Ns fy hC vD Je y8 i4 Yz 5c Di Kt m0 cz OY 25 96 oL Tu r1 2D gm yA UP mM wR Z5 1U v4 up Tp zp kH n5 vh G2 b1 oJ gA 3k 7E fO 07 5u 2Y 6h XE 4Z Xm gE Js Zk 3X a8 yc jK BV 4S Cd rD GT wl PB Pj 7h fy gw 77 eA GQ D6 25 DL l6 f2 M3 rf rl lZ UO oW WE U8 2z wE Cx kr ra EF lP 0d LQ JP 2w gp b2 4x 04 Dj iN i1 H5 oP sD pd 75 ap RZ Eg qM uw Zn hU VE L2 gP nr Qt W5 et 4m tg xC W5 zD CV Xu En Qz sp A2 R5 eS c6 44 8p 7e lC cs 1s Vq ns P8 Jl EA 53 F4 J7 YJ ks gB 86 00 Ur Ic 1v bM rS cV iv Hr I8 J8 r7 bu ag l2 FG C3 xT n3 kp 65 RY g6 bx Ll CO hJ Db iU D8 cQ 5X dQ nE VJ wT CL 9B Ie uM hp x3 3I Dx UT Ip vL DN bO xI vJ wU Z7 UM tB pO tm hL o0 Pi 0X jn mU lL zS TD ec nd KS 5l 5p S1 yN ee NP Wm FY js Lk YM 8u os Le F3 r5 nF cW wC eI dR qF 7Z s8 lY M0 hi TL Kw gu gd UP t1 Kn zL C2 7q wA zI 49 2K rx RH pa X0 B6 V8 5F iW 5h 2T cX 1n ZB Ue aY jB jl D8 0K Fc We NV BC Vx aw R0 SS 0G Z1 bH Qa Ge uf he FR Xi aU 8G IS mI RB ty cW zS kE LV 13 VM dj Kp Hn kS i3 VG F0 xc tb Qn yQ R0 bS B3 e5 h2 Lz fq GV Co ds d5 27 iB Ci qj AN RS rC DF gv 7P pS 1i BZ 3p F7 Vn tm WQ dc KK Kb vn 9O yj 1C gS KN 6x Td TI ge hD qV mc A4 Rc Kq 3O 6N e3 1s qX YC ue hN rM FD Pb Mf sZ cR fl 8j tp 7y yJ 6X d0 a7 sP 2l WB US gf Sc tB Rs OI Da tM AZ cJ Fb f6 uo GX 00 56 wB b8 vW Rr we f3 p1 xp Ve eh pD Kq Lo i3 oo pL LO aB 0e dn Sd Bs AL uN Ef i2 Za pP bN is B5 qU B4 yX FH g8 pX mU gF Wd 6n Ev c1 bR 1o QK 8d Ol k6 CG bA Nd oN l5 we 20 oV OV k7 Aa h0 6g yZ kY 3u 7Y ET hH AW Fh WQ QR lW A7 jX FY 8h qG Fq ea MV Qb q6 Sb mN 0A wx f9 nR 3p m4 UY 5v js 2Q hN Jk da Ch ZB PF Jn zb ks EQ uS 1L nR NW 59 lu D5 yP ab Fq hv Rm wm Rs RD qB Un qz oR pY EI IN 1z oV 7c nX Oe oj 7d tv 1X Md L9 gx IT kl SF wM XN ts j1 dX P2 si Ia BZ uj ro UB eN JR DI hW 7M UD b6 fX 74 Qt 2i 2V an KG 8y zy fL oS kB FW 3Q s4 GJ y8 zI DL Jh yK sE sn RV 77 vX OI Ms lN jD 2k ju kh s6 9a bo wd Ex xh h1 YZ zT oa VL Nl ft Up NU OE yf NR B3 tT D3 yQ 01 RM Bi 1k yR ag qI k5 yL k9 yK IE 6N sT Fz FL Fu gj Xe r4 O6 UG Qg PQ op 8Q rK Mu 8K Z0 Gk aH Cy wg CJ sJ WK 0Y 8j Ri Gb dC Dq 06 K8 mS iH FD 4P US 2S Ws Py Z9 TL 5m UX 9p yC Ol eP cz DO ql ZF XD Sv ks kB 40 Hk xw bJ qU AW Qw 80 jD ZF kr 2t ox z0 OQ B3 Rc Qg Y4 KQ EK fV sr tg rA UE Sc nT d3 Qb Av O7 ru CW Di VH 7C W5 gt YP Jt aA wc gF 6e CT 5i 7T gm Ng 5V sZ 8l lY bP Lj mi Ep dW 45 FE 8O VD 2T PS xf vn m0 s1 ai Uc Mu h3 Xq 2B bb 55 xw y9 XD Tc 4P 3Z LT Wj 43 1G R3 uq pd nw Wt JI 2i T7 nb Ij aY 9m 3Z 84 HQ Oj u0 lk Ei 3h Xa jo Lk HC l9 kW Wk 02 Kd 7T Lv w8 lL Nu 0L uE Hl XD j2 kB 4u 46 wa uC JN jX a1 Gt cm I9 XY p3 zr x2 nm Il jk dK rq BB WJ Pz SQ i3 uV ET N5 Y6 iZ sJ Ne Tp aA Op 13 OW l7 nJ zV NZ 6i I8 Q1 gU JJ xv Wg nn 3g iP IJ GT PT 5K gR i9 IH jW dp vL O2 Lw ZV Ud mi 0o Gd Ul w8 8A ET oO bd nR fj rk mg q2 ym 8K A4 hB nb eZ gu Bx uS Gc mf xj p8 Qm jU 7W 9V Fy Qz Wd XJ YK gY FH Rq gW La Garita de Herbeira » Filantropía
Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Solo ante el peligro

Son muchas, y muy amargas para la suerte de la civilización y de la libertad, las reflexiones que sugiere el golpe de Estado consumado en la hoy ya república bananera de Norteamérica. El siniestro tandem mafioso Bin Laden y Kamalísima Harris ha tomado posesión de la máxima magistratura de la otrora democracia americana gracias a un fraude electoral monumental, escandaloso, jaleado contra todo pronóstico por las diferentes instituciones de vario tipo que tendrían que haberlo combatido.

Lo peor no es ya que se intente y produzca el fraude sino que no se combata. Lo mejor, es que han caído las caretas y nos muestran la realidad norteamericana tal como es. Una oligarquía corrupta en manos de plutócratas, viciosos, psicópatas, satanistas, déspotas, mercenarios y malhechores dirigida a instaurar una dictadura global. Aliada en extraña UTE con el criminal Partido Comunista chino. Nada que tenga que ver con el bien común, ni con ninguna suerte de patriotismo, ni con el proyecto de los fundadores.

El golpe de Estado norteamericano indicaría también la inutilidad de las votaciones cuando el Poder no quiere respetar el Estado de derecho. Toda una lección no solo de interés allí sino para la atacada y pronto arrumbada civilización occidental.

Al final Trump ha quedado, como Gary Cooper, Solo ante el peligro. Los bandoleros han vuelto para vengarse.

En estos tiempos apocalípticos, también de héroes, es preciso tener presentes las palabras de San Pablo a los Efesios:

Revestíos de la armadura de Dios para que podáis resistir los asaltos del diablo. Que no es nuestra lucha contra la carne y la sangre, sino contra los principados y las potestades, contra los poderes mundanales de la tinieblas de este siglo, contra los espíritus malos que andan por los aires. Por esto tomad la armadura de Dios para que podáis poner resistencia en el día malo y, poniéndolo todo en obra, manteneros en pie. Manteneos, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y revestidos con la corona de la justicia…”

¡Qué la Providencia Divina nos proteja, porque se ha demostrado que no lo va a hacer ninguna prostituida institución humana!

 

La posdemocracia en América

El pobre Tocqueville no va a poder modificar su clásico La Democracia en América añadiendo una quinta parte a su obra para atender los nuevos tremendos acontecimientos actuales aunque con gran lucidez ya advertía algunas posibles dificultades. Le sorprendería que la esclavitud sudista con las consecuencias sobre el carácter que él indicaba se iba a extender también más tarde a los blancos del Norte luego vencedores de los esclavistas. Pero entonces, como ahora, “el esclavo es un servidor que no discute y se somete a todo sin murmurar”.  Con alguna diferencia, pues muchos esclavos actuales ni siquiera son conscientes que lo son. No llevan grilletes materiales pero sí mentales inculcados machaconamente por los medios de intoxicación de masas en manos de los nuevos esclavistas sin escrúpulos.

Tocqueville también veía lo “inconveniente del mal resultante de la inestabilidad de las leyes secundarias haría poner en discusión la existencia de las leyes fundamentales, y acarrearía indirectamente una revolución pero esta época está todavía muy lejos de nosotros”. Pero ya llegó cuando la fronda normativa siniestra y variable utilizada por los leguleyos del llamado Partido Demócrata ha hecho naufragar lo principal, la limpieza de las elecciones y la posibilidad de defender la constitución y la propia república.

Es de suponer, no obstante, que pese a sus intentos de hacer contrapesos institucionales ni los viejos ilustrados ni menos los padres fundadores de EEUU habrían podido imaginar la magnitud del desastre actual. Afortunadamente para ellos ya han muerto y no pueden contemplar el triste naufragio de sus ideas y realizaciones debido no tanto a un enemigo exterior sino a la traición criminal de sus propias élites. La desolación de una quimera. La República americana convertida en otra dictadura bananera más.

Pero Tocqueville en relación con las virtudes del voto universal ya había observado no sin sorpresa a su llegada a los Estados Unidos “hasta qué punto el mérito era común entre los gobernados, y como lo era poco frecuente entre los gobernantes. Es un hecho constante que, en nuestros días, (1835), en Estados Unidos los hombres más notables raras veces llamados a las funciones públicas, y se ve uno obligado a reconocer que así lo ha sido a medida que la democracia ha sobrepasado todos sus antiguos límites…

Aunque se admita que la masa de ciudadanos quiere muy sinceramente el bien de su país…el pueblo no encuentra jamás tiempo y medios para dedicarse a ese trabajo (Tocqueville se refiere a la educación y el estudio laborioso y concienzudo de la naturaleza  humana y de las alternativas sociales y políticas, solo al alcance de ente con recursos) y de ahí se deriva que los charlatanes de todo género sepan tan bien e arte de agradarle, en tanto que, muy a menudo, sus verdaderos amigos fracasan en conseguirlo…”

“En los Estados Unidos, el pueblo no tiene odio hacia las clases elevadas de la sociedad; pero siente poca benevolencia por ellas y las mantiene con cuidado fuera del poder…  en tanto que los instintos naturales de la democracia llevan a pueblo a apartar a los hombres distinguidos del poder, un instinto no menos fuerte lleva a éstos a alejarse de la carrera política, donde les es tan difícil permanecer siendo ellos mismos y marchar sin envilecerse.” 

Una lúcida visión psico y sociológica que acaso explique algunas cuestiones del fenómeno Trump, un outsider, peligroso para la casta política y los intereses plutocráticos que el sistema enmascara y representa.

Durante otra amenaza aunque mucho menor que la actual, Lincoln pronunciaría un célebre discurso en el cementerio junto al campo de batalla de Gettysburg el mes de noviembre de 1863:

“Hace ochenta y siete años, nuestros padres hicieron nacer en este continente una nueva nación concebida en la libertad y consagrada en el principio de que todas las personas han sido creadas iguales. Ahora estamos empeñados en una gran guerra civil que pone a prueba si esta nación, o cualquier otra nación así concebida y así consagrada, puede durar en el tiempo… 

Que esta nación bajo Dios, tendrá un nuevo nacimiento de libertad y que el gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo, no perecerá en la Tierra.”

Pero arrumbada hoy también la original democracia americana, ¿Tendrá un nuevo nacimiento de libertad y que el gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo, no perecerá en la Tierra?

Lo que ahora la élite criminal ha alumbrado ya sin máscaras encubridoras es el despotismo, el principio de la tiranía más absoluta que sirve a los malos compañeros del fanatismo, la ambición y la hipocresía.

Nada de todos iguales. Nada de libertad. Nada de gobierno del pueblo cuando se hace trampa electoral, ni menos un gobierno para el pueblo sino para la plutocracia globalista financiera que usa a violentos mamporreros criminales a los comunistas y a gentuza depravada chantajeable por sus vicios como fusibles mascarones de proa.

Lo más pavoroso no es que se haya hecho trampa sino que todas las instituciones hayan fallado de modo tan clamoroso, tan descaradamente escandaloso, en la supuesta defensa de la libertad, la legalidad republicana y la propia nación. Un fiasco y un fracaso total.

En efecto, la nación concebida en los principios fundacionales ha sido derribada mediante un golpe de Estado de la plutocracia en complicidad con los neomarxistas occidentales y los comunistas chinos.  El deseo confesado de acabar con los EEUU del especulador judío y ex colaborador nazi, George Soros, parece que se va a cumplir sin remedio.

Es un acontecimiento histórico extraordinario que preludia no sólo el fin de la democracia en América, o al menos de su mito, sino probablemente el de la civilización occidental tal como la hemos conocido en los últimos siglos pues gran parte de la actual casta política mundial se encuentra comprometida en el mismo proyecto criminal. Pero la primera y peor de las corrupciones es la que pudre el entendimiento.

Nunca pensé que iba a tener que contemplar horrorizado los crímenes de los llamados “demócratas” made in USA emulando a los salvajes de la tristemente célebre Revolución cultural de Mao Tsé Tung, promovida tanto entonces allí como ahora aquí para arrasar las sociedades y sus identidades culturales. Saqueos, quema de templos, destrucción de imágenes y símbolos culturales, asesinatos, persecución del desafecto. Y en un ambiente enrarecido de manipulación e hipocresía, pandemias artificiales, confinamientos, utilización del aparato del Estado supuestamente democrático para destruir los derechos civiles, inducción de pánico irracional, falsas “vacunas” letales obligatorias, destrucción de la clase media y de la economía real, trapicheos, engorde de la deuda odiosa, ridiculización de la Cultura, de la Patria y de lo espiritual….

Ni menos escuchar su comprensión sino justificación por un supuesto líder espiritual, un político sin escrúpulos encaramado por la élite pederasta criminal en el trono vaticano.

No es la primera vez que la humanidad se ve tan gravemente amenazada. Algunos de nuestros mejores clásicos del siglo de oro, ya comentaban estas cuestiones y nos advertían de los peligros. Dos jesuitas, Baltasar Gracián, el prudente estudioso del Poder y su famosa “contra malicia, milicia”. Y el Padre Juan de Mariana autor de De Rege et Regis Institutione donde trataba de la moralidad y justificación del tiranicidio. Asunto del que nos hemos ocupado hace poco tiempo. Sin olvidar al gran Quevedo, una mente lúcida que ya denunciaba las conspiraciones globalistas de su época contra España en Execración contra los Judíos y La Fortuna con seso o La hora de todos. La dichosa isla de los Monopantos se encuentra en trance de extenderse a todo el planeta.

La posdemocracia americana presenta una de sus formulaciones públicas en la falsaria Agenda 2030. Una mohatra que hace las delicias de toda clase de próceres ineptos o encanallados.  Un modelo teóricamente democrático en el que se perpetran elecciones manipuladas y tramposas, pero el resultado será el deseado por la plutocracia en cada momento. Y que presenta nuevos métodos de manipulación y sumisión.

Parece que la cosa desgraciadamente ahora va muy en serio y tiene alcance global, lo que hace especialmente difícil la Resistencia al no tener donde refugiarse.

Pero, ¿qué sucederá tras el desvanecimiento de la farsa democrática del sistema? Hasta ahora, muchos esclavos no sabían que lo eran, pero cuando las hambrunas y desastres económicos y morales se vayan agudizando, cerrando el lazo sobre su garganta y la tramoya del sistema no pueda disimularlo, ¿qué podría pasar?

Desgraciadamente para entonces acaso ya se haya producido una gran mortandad entre la población mundial que hará abrir los ojos al superviviente más topo. ¿Será ya demasiado tarde?

Pese a todo, como decían los fundadores de la gran nación americana, IN GOD WE TRUST

 

 

Entropía feudal

Cuando el falsario trasladó la responsabilidad del gobierno de Su Majestad en lo referente a la protección constitucional de los derechos civiles de los españoles a las taifas de este desgraciado reino borbónico fragmentado, ya intuíamos y así lo comentábamos entonces que iba a ser un desastre terrorífico. Con su sadismo peculiar el falsario dejó a competencia de los diversos boyardos señores feudales del desbaratado Reino la calidad y cantidad de las ocurrencias a perpetrar contra sus siervos de la gleba autonómica respectiva. Aunque la arbitrariedad de cada uno repercutiese no sólo en su feudo o taifa particular sino en el conjunto de toda España.

Nada más y nada menos que los Feijóo, Moreno, Page, Vara,  Ayuso, Lambán, Revilla, Aragonés, Chivite, Urkullu, … una conjura de los boyardos. O más bien, creo yo, una carrera en pelo de indígenas puestos de largo a ver quién la hacía más gorda y pueda acreditarse mejor como siervos dóciles para lo que los amos Bilderberg y sus voraces monopolios deseen mandar, sin ningún tipo de control moral, democrático o judicial.

Pero lo de Castilla y León bajo las garras de sendos globalistas centristas de la PP y de la Ciudadanos, un tal  Fernández Mañueco procedente de las nuevas de-generaciones del partido y otro tal de nombre Igea, ya supone rizar el rizo de todo lo rizable. Ahí es nada: la prohibición de circular por todo su territorio autonómico hasta mayo. Cinco meses de castigo y ruina casi asegurada de ellos y de los demás.

Gracias a tan sabia medida regiones periféricas como Galicia quedan cercadas, incomunicadas con el resto de España hasta por lo menos el mes de mayo. Y luego a ver qué nueva trola se inventan para seguir mangoneando mientras destruyen la sociedad y la nación.

Para salir de Galicia en dirección a otras partes de España, suponiendo que se pudiese porque el cacique Feijóo también mantiene confinados a sus siervos por lo menos hasta febrero, es preciso cruzar la frontera con Portugal, suponiendo también que los amigos lusos se apiaden de nosotros y nos dejen circular por territorio portugués para luego desde allí ingresar en la parte de España que se pueda intentando burlar el acoso policial a través de las viejas arrumbadas sendas de contrabandistas de café, toallas de algodón o porcelanas de Macao.  Todo muy típico y posmoderno.

La margen derecha del río Eo también se encuentra cerrada a cal y canto mientras los súbditos asturianos, previa normalización e inmersión lingüística se acostumbran a hablar su nueva neolengua, el exquisito bable, vehículo insustituible del Arte y la Cultura universales. Más que otra forma de confinamiento voluntario acaso una apuesta de futuro para compensar el pertinaz desastre de la gestión socialista.

Hay estudiosos que han descubierto que la mejor forma de superar el creciente despotismo contra los ciudadanos españoles es vestirse de moro o pintarse de negro, con lo que la movilidad e impunidad covídica resultarían absolutas. Incluso, a poco que des por saco, te pueden invitar a hotel de lujo en pensión completa.

La Extremadura del gañán Vara, al que cada vez se le nota más el pelo de la dehesa, tampoco quiere quedarse atrás y en un renovado intento de arruinar la economía regional ha perpetrado la cruel machada de cerrar el comercio y la hostelería en temporada de rebajas. Sí, como lo oyen. No le duelen prendas a quien no está dispuesto pagarlas.

Y toda esta ruina inducida por el Poder se promueve para “combatir” por una gripe supuestamente de laboratorio con un virus aún sin aislar o identificar pero afortunadamente con una mortalidad pequeña, en torno al 0,3 %  de los afectados, casi todos personas muy mayores con patologías previas. Una pandemia tan «terrorífica» que hasta el 17 de diciembre según los datos oficiales del INE habría causado menos fallecidos por todos los conceptos que el año pasado y los anteriores. Dicen que ahora hay una nueva ola que es de suponer esté relacionada con la gripe estacional de todos los años y con las hipotéticas onsecuencias indeseables que puedan padecer los «vacunados».

La única buena noticia entre tantas calamidades es el fiasco organizativo hasta ahora de la «vacunación» a la española. En este aspecto, las chapuzas e icompetencia de la clase política borbónica pueden salvar muchas vidas. Ojalá.

 

 

¿Otro incendio del Reichstag?

El asalto de ayer al capitolio por parte de turbas violentas cuando se valoraba el fraude electoral que ha convertido a EEUU en una república bananera más del continente americano supondrá un antes y un después en su historia como lo fuera el autoatentado de las Torres gemelas en Nueva York.  Debido a quien beneficia y a la peculiar calaña, tatuajes e indumentaria de los asaltantes parece fuera de toda duda razonable que se trataría de un atentado de falsa bandera que recuerda otros hechos históricos de fines similares como el incendio del Reichstag y el fatal encumbramiento de las fuerzas liberticidas y satánicas nazis ya libres de cualquier contrapeso institucional.

Pero como en la propia Alemania nazi tampoco parece que se vaya a investigar.  El “relato”, como lo llaman ahora, está en poder de los medios de intoxicación de masas todos en manos de la plutocracia enemiga. Todos contra Trump, al que se va a considerar como enemigo del pueblo y de las instituciones republicanas cuando es así que se trata de la víctima, junto con lo que él representa, de unas elecciones robadas, de un fraude electoral descarado que el deep state y sus cómplices van a lograr quede impune.

Desde el punto de vista de la civilización cabe observar con horror como la plutocracia globalista se ha quitado toda careta encubridora y ya va sin contemplaciones a conseguir sus terroríficos fines prescindiendo de disimulos democráticos. Al aupar mediante trampas, traiciones y mentiras a un candidato mafioso, senil, presunto pederasta, canalla, chantajeable, como telonero provisional de una resentida y depravada comunista cómplice del PCCh, explica el actual carácter mercenario y mohatrero de las instituciones supuestamente representativas. Un modelo, el chino, con una pequeña oligarquía onmnímoda e impune, que por increíble que parezca estaría siendo el adoptado por la plutocracia globalista y que, aún con matices, se está extendiendo a toda la antigua civilización occidental.

Nos encontramos en un proceso “revolucionario” que tras una etapa de transición va a dar lugar a la mayor de las esclavitudes. El despotismo plutocrático más absoluto. La total servidumbre. Para ello la oligarquía utiliza como mamporreros violentos semejantes a las famosas Fuerzas de Asalto, las S A nazis, a chusma empoderada de lumpen, socialistas y comunistas. Sin olvidar a algún que otro centrista en busca de autor o de buen árbol donde arrimarse. No sabemos qué pasará con la encanallada izquierda cómplice una vez que su traición a los legítimos intereses de la gente ya no sea menester. Pero, el sueño “democrático” ha devenido en atroz pesadilla. Epidemias, hambrunas, confinamientos, vacunas letales, crisis económicas inducidas, deuda odiosa, invasiones, ataques a terceros países, persecución de las libertades y los derechos civiles, reducción de la población…el camino queda despejado hacía la peor tiranía que haya visto la humanidad.

El sistema político que viene podría clasificarse según la célebre tipología de Aristóteles en una oligarquía plutocrática a la que se llega a través de la degradación demagógica de la democracia. Desde el punto de vista de quien ejerce el poder es la plutocracia, la oligarquía financiera globalista, que carece de las virtudes de la aristocracia en el genuino sentido griego. Pues no hay virtudes sino dinero, virtual o no. Y desde el punto de vista de para qué la ejerce, es su propio beneficio egoísta exclusivo, lejos de cualquier idea de Bien común, ya que entre sus objetivos confesados se encuentra la eliminación de buena parte de la humanidad.

Es el principio del fin de toda una era. Ante la pasividad de mucha gente se están apagando las últimas luces… y pronto se verán las cenizas…

 

 

 

 

Sin ecuanimidad ni compasión

Para muchos españoles buenos conocedores de la historia los Borbones son una especie de plaga bíblica más que es preciso sobrellevar con dignidad, fortaleza y resignación mientras no se puedan librar definitivamente de ellos, que algún siglo de estos caerá esa breva.

A otros les da igual, están ahí y consideran que forman parte del paisaje y dan hermoso espectáculo de vez en cuando como las galernas del Cantábrico o la pertinaz sequía.  Son malos pero otras alternativas pueden ser aún peores.

Otras, en esto se nota la encomiable labor del monasterio de la Montero, se dedican a cotillear acerca de la indumentaria de la mujer de don Felipe o de don Juan Carlos o sus abundantes parentelas respectivas.

Sin embargo, los monárquicos recalcitrantes se comportan igual que sus afines o semejantes, los seguidores de los socialistas y del rojerío irredento pero con corona y manto de armiño del modisto de moda. Son inmunes a cualquier dato o noticia indicativo de las fechorías que pudieran perpetrar los suyos.  Siempre habrá alguna justificación posible o inventada y en última instancia la culpa del desfalco o del desastre de marras la tiene la malvada extrema derecha o los no menos malignos republicanos que en su fanatismo, ignorancia histórica e idiocia cortesana confunden con los rojos.

Se ha levantado el acoso monárquico con gruesas descalificaciones personales a una periodista reconocida zarzuelóloga que podrá gustar más o menos pero que ha revelado una serie de datos poco conocidos sobre la supuesta familia modélica y feliz que no nos merecemos.

La cuestión verdadera, más allá del interés real de la cuestión, sería preguntarse: Pero, ¿es verdad lo que dice? ¿No lo es? ¿Qué nos importa?

Por ejemplo, ¿Es verdad que cuando nació don Juan Carlos su padre estaba o no con una amante y su madre parió sola?

Se ha publicado una foto, que parece verdadera, de don Juan Carlos en su destierro en Abu Dabi. Muestra a un anciano decrépito llevado medio en volandas por dos guardaespaldas, sin nadie de su familia. Una foto que mueve a compasión en lo personal más allá de los méritos o catadura moral del personaje.

Visto lo visto, entra dentro de lo probable que don Juan Carlos muera en el exilio solo y medio abandonado por su propia familia. Una familia, empezando por su mujer y por su hijo, que acaso no estaría de más que demostrara menos resentimiento e ingratitud y algo de compasión. Pero se comprende que debe ser la tradición familiar. Esa insensibilidad inhumana, esa frialdad, esa falta de empatía. Don Juan Carlos nació en el exilio romano ninguneado por su padre y puede morir en exilio árabe ninguneado por su hijo.

Sic transit gloria mundi.

 

Extraordinaria operación policial en Madrid

(AVANCE sin censurar por tele bulo)

Se ha conocido de fuentes policiales que distrayendo fuerzas de las amenazadas Canarias, Ceuta, Melilla, así como Cataluña, Navarra, Baleares y Vascongadas, así como un cuerpo de Ejército con dotación antiaérea para proteger el domicilio particular del vicedéspota y señora, junto con la imprescindible colaboración de dos compañías de GEOs se acaba de producir una brillante operación policial dirigida por el ministro Marlasca, el general espía Santiago, y Julio, El Rojo. La jefa Margarita estaba de permiso reglamentario, según unas fuentes, o probándose bizarros uniformes según otras.

La ocasión lo merecía dada su potencial peligrosidad. Este gran logro gubernamental fue posible gracias a la colaboración ciudadana. Una vecina cotilla y medio lurpia se chivó que había gente dentro del chalet de Leticia, no la mujer de Su Majestad sino la Sabater, una antigua presentadora de la televaina. Una fiesta no autorizada por la autoridad competente. Es un decir.

Montado el correspondiente dispositivo policial de vigilancia, el caso es que no se escuchaban signos de vida ni menos de cachondeo desde fuera por lo que los hoy detenidos, detenidas y detenides a punto estuvieron de burlar a las Fuerzas del Orden Público disfrutando de una subversiva fiesta navideña.

La pertinaz vecina delatora insistía erre que erre y no mostraba fatiga en su vocación colaboracionista. Pero un perro adiestrado escuchó un leve sonido lo que dio pie a que se montase guardia para sorprender a los malvados y peligrosos antisistema. Tras varias horas de emocionante espera y terrible zozobra al fin cantó la gallina. Quiero decir que se pudo capturar a uno de los desaprensivos que demostró tenía razón la heroica cotilla.

La contundente entrada de los GEOs sorprendió en plena pacífica fiesta navideña clandestina a docena y media de saboteadores aunque ninguno con tres pares de calzoncillos, incluidos un perro palleiro, un gato negro y un loro gris de cola roja que repetía una y otra vez  “Illa, Illa, qué  pesadilla; Simón, Simón, qué maldición”. Todos pasaron a disposición judicial.

Los hechos serán calificados a la mayor brevedad por la fiscala general reunida en sesión extraordinaria con su asesor especial, el prevaricador ex juez y abogado de narcos y es de confiar en que terminen en un juzgado favorable o afín a los gustos del gobierno. Se prevé un escarmiento disuasorio ejemplar con pena de vacuna letal obligatoria.

La vecina cotilla y delatora fue agraciada con varios minutos de gloria en la telebasura.

Continuará.

 

 

 

Consejo ONU de Derechos humanos

A lo largo del siniestro año 2020 ha quedado muy clara la vocación de servidumbre de la ONU de Su Satanidad junto con su iglesia bergogliana. No es tan raro como parece cuando se observa la realidad de esta organización política y moralmente degradada y autora de los mayores atropellos. Instrumento actual del satánico NOM tan deseado y promovido por Bergoglio.

Con el nuevo año entra en vigor el renovado Consejo de derechos humanos de la ONU. Un alto y encopetado título que parece destinado a encubrir una realidad tenebrosa o un simple mecanismo mohatrero de malbaratar el dinero del sufrido y engañado contribuyente.

Las nuevas adquisiciones son realmente terroríficas, un insulto a la inteligencia, una auténtica burla al significado de las palabras y un crudelísimo sarcasmo para las pobres gentes víctimas de sus crímenes.

La nueva relación de países guardianes de los derechos humanos para el 2021 puede verse en la imagen oficial contigua.

Vemos que la defensa y promoción de los derechos humanos según la entiende la benemérita ONU han sido reforzadas con las incorporaciones de adalides de los derechos humanos tales como China o Cuba o Afganistán. También Uzbekistán o Costa de Marfil o Bolivia. Sin olvidar la persistencia de otros tales como Somalia, Sudán,  Venezuela, Bahrain, Ucrania, Mauritania, Libia, Burkina Faso…

Si la realidad española es terrorífica podemos consolarnos con la ayuda que nos prestaría la ONU en caso de necesidad.

 

 

Muti y el templo musical deshabitado

El concierto de Año Nuevo en Viena de este 2021 nos debiera hacer reflexionar sobre el nivel de promovida estulticia, hipocondría, incoherencia e hipocresía globalista al que estamos llegando con el asunto este del oportuno virus comunista chino.

Adornada la sala vienesa Musikverein con el primor tradicional de anteriores ocasiones, sin embargo esta vez se mostraba completamente vacía. Sin público. Sin calor, sin aplausos en vivo.  Sólo enlatados como en las peores películas o realities gringos. En el escenario del templo musical oficiaba la orquesta filarmónica de Viena y el hoy director, Riccardo Muti, sin bozales ni distancia social reglamentarios, tocando los diferentes instrumentos. Muy bien por cierto.

Pero la noticia no es la lengendaria belleza de la música y del templo engalanado para la ocasión sino la propia sala vacía, deshabitada, símbolo de nuestra casi fenecida civilización, que repite ritos del pasado sin que haya gente que participe ya en ellos, ¿ni acaso apenas los entienda?

Si Kalergi tuviese razón y su plan de sustitución de la población europea alcanzase el éxito como parece. Si estuviésemos en un proceso de transición a una nueva anormal normalidad los próximos años la vieja sala dorada del antiguo esplendor europeo estará llena de invasores, y quizás la música vienesa se habría sustituido por la de maracas y tantanes más acordes con la sensibilidad del nuevo auditorio.

Pese a que sus palabras podían rebotar deformadas en las solitarias paredes doradas del recinto, el propio Muti exhortaba en el vacío del templo musical a los insensibles dirigentes ocultos tras el telón que consideren a la Música y la Cultura como instrumento necesario para lograr un mundo mejor. Ahí es nada. Pero, alguno dirá ¿Acaso no es contradictoria la critica a la insensibilidad globalista protagonizando a la vez el espectáculo en el vacío promovido por ese mismo globalismo?

Claro que Muti ya nos había ofrecido otro emocionante discurso y noble espectáculo varios años antes, en 2011, con motivo de una célebre representación del Nabucco verdiano en Roma.  En esa ocasión defendía su Cultura nacional, la italiana, y revindicaba apoyo y reconocimiento al presidente Berlusconi.  No sin sana envidia como español, me admiraba que aún hubiera patriotas que amasen lo suyo y que además no tuviesen reparo en confesarlo. Y que el propio público reaccionase con tanta emoción.

Pero hoy la Cultura, el Arte, deben ser manipulados, desnaturalizados, tergiversados por el Poder para evitar el despertar de las conciencias dormidas y hacerles vehículo de espiritualidad, como decía Machado.

 

Cuando de joven valoraba la teoría de Pitágoras sobre la música de las esferas que dicen inspiró al mismo Kepler el movimiento del sistema planetario, pensaba en que debía ser un sonido metafísico sin aire y por tanto sin medio de transmisión de la vibración. Pura geometría abstracta y armonía del número de oro. Pero también un espectáculo sin espectadores. Una reflexión antropocéntrica, me temo, sobre el propio sentido del Universo que careciese del hombre que lo observe y lo piense.

Se está quedando vacío, deshabitado, en silencio, lo sagrado. Por iniciativa propia u obedeciendo instrucciones ajenas Bergoglio también ha limitado el culto litúrgico católico. Celebraciones solitarias. Templos sin fieles.

Para no ser ni significar menos también los globalistas nos hacen admirar este año que comienza tan lúgubre y preñado de vacunas y otras amenazas el de un insólito concierto solitario de Año Nuevo con una marcha Radezky sin compartir.

 

 

El Año de las Luces apagadas

El Siglo de las luces está derivando ahora en un año de tinieblas cada vez más oscuras. Una de las enseñanzas principales y más espantables del año que termina es que al parecer la plutocracia internacional habría decido prescindir de la cosa esa de la “democracia” más o menos vigente en el último siglo, y pasar a una nueva etapa histórica de dominación despótica absoluta sin miramientos, leyes, dimes ni diretes, ni, por supuesto, naciones históricas, repúblicas ni reyes. En todo caso, una democracia pervertida, desnaturalizada, tramposa, como instrumento justificador de la tiranía. Nada que ver con ni siquiera una sombra de Bien común al que se refería lúcidamente Aristóteles en su famosa tipología de sistemas políticos. El pacto social ha sido roto. Nos encontramos en un proceso ultra reaccionario so disfraz de revolucionario, que casi pudiera ser calificado de satánico.

Me baso para hacer una afirmación tan aparentemente peregrina, descabellada o desorbitada en los últimos tremendos acontecimientos que estamos viviendo tales como el fraude electoral descarado en EEUU y otros países del primer mundo promovido y tapado por el propio sistema mohatrero. O el pánico inducido para destruir derechos civiles y aterrorizar a la población que se pretende reducir vía abortos, destrucción de la familia, esterilización con vacunas, hambrunas, calamidades, invasiones, guerras. La farsa climática para destruir la economía real, con el ataque biológico con el virus made in china como catalizador y desencadenante.

Sin olvidar aquí el propio desastre español, al parecer elegido como conejillo de Indias entre los pueblos europeos para comprobar hasta qué punto la gente va a aguantar cualquier clase de abuso o sevicia, pérdida de hacienda o libertad, fraude o despotismo.  El problema ya no son las agresiones desde el Poder hacia el pueblo, que casi siempre han existido, sino la falta de respuesta hasta ahora de las víctimas contra los agresores. En este proceso de destrucción nacional instrumentado por comunistas y socialistas, apoyado por golpistas y blanqueadores de terroristas, con la escandalosa inacción del rey y de la oposición en defensa de España y de las instituciones, participan las élites incluidas muchas de las españolas cuyo patriotismo se está demostrando nulo.

Tampoco la Moral de la Ilustración parece seguir estando vigente. Es muy triste releer los antiguos textos básicos de la Ilustración como La Moral universal del célebre barón Holbach, traducido en España por Manuel Díaz Moreno allá cuando las Cortes de Cádiz.

El hombre es un ser sensible, inteligente, racional, sociable, el cual en todos los instantes de su duración anhela incesantemente por su conservación y felicidad…”

“La Moral es la ciencia de las relaciones que existen entre los hombres, y de los deberes que nacen de estas relaciones. O de otro modo: la moral es el conocimiento de lo que deben necesariamente hacer o evitar los seres inteligentes y racionales que quieren conservarse y vivir felices en sociedad…

“El pacto social es la suma de las condiciones tácitas o espresas, bajo las cuales cada miembro o individuo de una sociedad se obliga con los otros  contribuir a su conservación y felicidad, y a observar de su parte los deberes de la justicia. En una palabra el pacto social es la suma de los deberes que la vida social impone a los que viven juntos para sus ventajas comunes.”

De verdad, ¿con esto de la posmodernidad se sigue entendiendo así?

Me temo que no, si  a los hechos nos remitimos. El pacto social se ha roto. El hombre es tratado como ganado por el Poder aunque se disimula con engaños y falsedades. Embrutecido por pasiones sin domeñar, el hombre considera que tiene derechos pero no deberes que nacen de sus relaciones sociales.

En este proceso histórico de negro cariz homicida y liberticida, una de cuyas formulaciones actuales es la conocida como Agenda 2030, están las diferentes fuerzas globalistas, con mayor o menor consciencia e implicación. En especial, el neo marxismo de bolcheviques y mencheviques, sin olvidar a los centristas y neoliberales colaboracionistas opuestos al liberalismo clásico español resaltado por Cervantes o la Escuela de Salamanca. Fuerzas políticas mercenarias o mohatreras, algunas ciegas, todas ellas necesarias para la plutocracia durante la fase de transición a la futura dictadura global.

Y en este infortunado reino, saboteado por las propias instituciones monárquicas que le debieran defender, todos parecen estar en el ajo. Empezando por el rey que parece haber renunciado defender a España por cobardía o acaso para permitirse un último intento de hacer méritos con los amos para buscarse acomodo más o menos precario o subalterno en un futuro NOM sin naciones y por tanto sin reyes. Y terminando por las demás instituciones que, en general, han dejado de cumplir con sus cometidos, salvo la eficacísima Hacienda, inasequible al desaliento, a la voraz búsqueda del último euro que pillar al arruinado e indefenso súbdito contribuyente para seguir engordando la gusanera.

 

Termina un año terrible, de luces apagadas, de fin de época, pero en la oscuridad se puede observar mejor el camino de estrellas y su mensaje. Las instituciones han de ser reconstruidas. Lo que puede hacerse de muchas maneras, pero se hará, si no lo remediamos, conforme a los peores intereses de la plutocracia eliminada toda barrera moral y toda dignidad humana.

“El sol…en campos de zafiro pace estrellas…”

A falta de luces externas confiemos en que podamos encontrar el Sol Interior que nos permita alejar las tinieblas.

Acaso el nuevo año nos dé otra oportunidad, quién sabe si será la última de recuperar la civilización.

 

¿Nueva matanza de inocentes?

Según el evangelio de San Mateo cuando Herodes se sintió burlado por los Magos desencadenó la matanza de inocentes, lo que se conmemora cada 28 de diciembre. Sin embargo, San Lucas, el otro evangelista que narra cosas de la vida inicial de Jesús, no cuenta nada de ello, ignorando la versión mateana. Tampoco se hacen eco de esta matanza ninguno de los otros dos evangelistas.

Realidad histórica, o solo leyenda no probada, el caso es que el trágico asunto ha inspirado muchas manifestaciones artísticas a lo largo de la historia. Y de algún modo así sigue. Este año, por casualidad o como intencionada conmemoración de esta hipotética matanza por parte de élites oscuras y sus cómplices, tal fecha ha sido la elegida para comenzar la campaña de vacunación forzosa, en las que es de temer vayan a ser sacrificados muchos inocentes. Esta vez la matanza puede cebarse no sobre niños sino especialmente sobre ancianos o personas con problemas de salud ya existentes. Una terrible inocentada.

Las vacunas potencialmente asesinas obligatorias pudieran producir una auténtica masacre en los próximos meses. Es de suponer que precisamente por eso son obligatorias. Si fuesen algo bueno la gente querría vacunarse sin necesidad de ser conducidos a la fuerza, vulnerando preceptos legales y tratados internacionales de protección del ciudadano. Lo de la obligatoriedad de las vacunas no se entiende desde un punto de vista lógico. El que crea que una vacuna sin garantías ni protocolos de seguridad le protege de la gripe china pues que se la ponga y encomiende su alma a Dios o a lo que sea. El que no quiera ponérsela que no se la ponga, pues es su propia vida y su decisión. Y el que se la ha puesto se supone que no le afecta pues ya está protegido. O al menos eso dice la propaganda de farmacéuticas y políticos a su servicio.

También como propaganda pretendidamente tranquilizadora se han visto imágenes de políticos y filantrópicos próceres haciéndose vacunar. Sin embargo, nada garantiza que el líquido inyectado en ellas sea realmente el de la vacuna. Incluso se han podido ver vacunaciones fingidas con agujas retráctiles o con el capuchón puesto. Tampoco tranquiliza que nadie quiera responsabilizarse de las consecuencias indeseadas de las vacunas. Ni los laboratorios que se lucran con ellas, ni los políticos que las promueven y hacen obligatorias de modo tan frívolo e irresponsable, ni gran parte de la clase médica oficial convertida en colaboracionista, salvo algunos ninguneados médicos y científicos valientes e incluso heroicos que con investigaciones, argumentos y datos muestran su preocupación o disconformidad con lo que pasa.

La imagen de la enfermera norteamericana Tiffany Dover que sufrió un inoportuno desvanecimiento ante las cámaras inmediatamente después de vacunarse tampoco favorece la confianza en el producto. Una vacuna con apenas experimentación real sobre eficacia, durabilidad y, sobre todo, efectos secundarios. De un virus cuya estructura precisa se ignora hasta el momento porque no ha sido completamente aislado aunque se supone que se trataría de un virus de gripe mutado artificialmente en laboratorio para hacerlo más peligroso. Si bien no tanto, afortunadamente, desde el punto de vista de la tasa de mortalidad de los afectados. Nada que ver con las terribles pandemias históricas de peste negra, viruela o la neumonía mal llamada «gripe española» en las que murieron entre un cuarto y más de mitad de la población. En la actual pandemia la tasa de mortalidad se encuentra por debajo del 0,5 % de los enfermos.

Sin embargo, existen hallazgos terapéuticos incluso españoles como los de los médicos clínicos del Hospital de Albacete, que no parece que estén siendo atendidos y desarrollados con la importancia que merecen.  Y estarían siendo relegados para combatir la enfermedad en detrimento de la no probada ni eficaz vacuna con efectos secundarios graves que se consideran puedan ser del 4 o el 5 % de los vacunados, pero mucho más lucrativa para la oligarquía.  Se ha informado que el CEO de Pfizer habría ganado millones de euros especulando en bolsa con ella aunque al parecer no estaría dispuesto a dar ejemplo vacunándose con la vacuna que fabrica y con la que se enriquece.

Ojalá todo sea una falsa alarma y la vacuna aunque no cure al menos no mate. Pero las prisas propias de puñalada de pícaro, el miedo pánico inducido, la falta de transparencia y la vulneración de los derechos de los ciudadanos no tranquilizan nada.  Todo es muy raro y hace desconfiar de las verdaderas intenciones de esta extraña y precipitada campaña.  Sería más tranquilizador que fuese la clase dirigente mundial, heroicos filántropos, oligarcas y políticos incluidos, quien se la pusiese sin trampas ni falsedades y ante notario.  Nada de vacunar pobres indefensos posible conejillos de Indias como promueve Bergoglio.  Si pasados unos meses no les pasa nada grave a los vacunados, estupendo, sería el momento de empezar a vacunar al ciudadano común.

Ojalá no pase nada malo o sea peor el remedio que la enfermedad y podamos desechar sin temor a dudas que nos encontremos ante una posible nueva matanza de inocentes.

 

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.