Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Plácido y la nueva subasta de pobres

Vaya por delante el sentimiento de compasión ante el sufrimiento. Pero también es preciso hacer un esfuerzo para comprender lo que sucede, y, en consecuencia, tratar de poner coto a que siga sucediendo. Las repugnantes zurdas españolas, como con gran acierto las calificaba don Antonio Machado, acaban de ofrecer a su frívolo electorado un nuevo bochornoso concurso de plañideras solidarias sin fronteras con ocasión del incierto periplo del Aquarius. Un barco cargado con más de seiscientos inmigrantes ilegales. Un barco rechazado por las más próximas Italia o Malta hartas de ser un permanente coladero para la introducción de sin papeles por las mafias sorosianas. Pero pretexto para la foto “filantrópica” de nuestros buenistas próceres y próceras. No habrá dinero para pensiones, solucionar las listas de espera o la dependencia, ni menos para el tren de Extremadura, pero sí para barra libre de ilegales islámicos dedicados a engordar la gusanera de de la deuda, contribuir a bajar los salarios, colapsar la seguridad social o saturar aún más el sistema que dicen de bienestar.

La cosa está muy disputada. ¿Quién se va a llevar más pobres a sus mansiones? ¿Sánchez y señora con su onerosa reforma del palacio de la Moncloa? ¿Carmena y su señor marido? ¿Los felices nuevos ricos de villa tinaja? ¿Van a subastar pobres ante los medios de comunicación? ¿Quién da más a costa del contribuyente? ¿El alcalde travesti Colau?, ¿el de Valencia?, ¿el fugado Cara Pocha?, ¿los racistas supremacistas xenófobos del lacito amarillo vaticanista?

No podemos menos que recordar la gran película Plácido, la feroz e hilarante sátira de Berlanga contra la hipocresía de la sociedad franquista, hoy milagrosamente rediviva con el comportamiento de nuestras repugnantes zurdas en inopinado homenaje a la memoria histórica. Y es que es preciso reconocer que los actuales dirigentes progres han renovado con singular éxito el peor rol hipócrita y encubridor de las auténticas relaciones de poder de las viejas fuerzas vivas franquistas. Plácido es una obra maestra de Berlanga, acaso la mejor. Icono inolvidable del glorioso cine español de la época es el motocarro comprado a plazos disfrazado con imágenes filantrópicas navideñas de quita y pon. Las peripecias de unos pobres currantes pringaos para cumplir sus obligaciones financieras, las letras de su deuda, mientras una hipócrita sociedad establecida se dedicaba por Navidad en colocar pobres en casas de fuerzas vivas y gentes de posibles o que quieren presumir de serlo. Al cabo, entonces como desde luego ahora con la pertinaz monarquía, unas instituciones hipócritas y corrompidas dedicadas a sacar hasta los higadillos al pobre autónomo que trabaja como puede y sostiene como rústico Atlas todo el oneroso tinglado de tartufos, santigua bolsillos y farsantes.

El bienintencionado y afanoso Plácido al final no puede pagar su Deuda: Las instituciones más o menos abstrusas, parasitarias o abusivas le fallan en vez de ayudarle. Para colmo, uno de los pobres se les muere en acto de servicio y además tienen que devolver la cesta de Navidad. Pero es Plácido y su gente compasiva y solidaria que se compadece de otros lo poco que se salva de un sistema degradado. El discurso biempensante habitual del sistema, entonces y ahora, enmascara una realidad cruel e hipócrita, ajena a la Sabiduría y la Compasión, que no se da en la farsa de representación de la Política sino entre la buena gente.

Pero dejando de lado los buenos sentimientos, conviene comprender qué hay detrás de estas cuestiones que tienen un gran componente geoestratégico. Aspecto, éste, el de la geoestrategia, que es preciso contemplar para intentar comprender qué hay detrás de muchos de los problemas.

Mediante siniestras operaciones tales como la mal llamada Primavera árabe las fuerzas imperiales anglosajonas agraden a naciones periféricas destruyendo su orden y asesinando a sus poblaciones so pretexto de llevarles la “democracia”. Se provocan migraciones en masa para invadir y desordenar los estados nación europeos y generar gravísimos problemas de convivencia, demografía e integración, insolubles en la práctica. En el caso de Libia, de donde proceden muchos de las víctimas de las mafias de trata, el tenebroso Estado profundo no tuvo empacho incluso en asesinar al propio embajador americano para mejor conseguir sus intereses.

Existe una aparente colusión de intereses, cuando no sospechoso reparto de papeles, entre las mafias criminales de trata de personas y las supuestamente filantrópicas ONGs sorosianas: las mafias los sacan de África y luego trasiegan a los huidos en alta mar y los barcos filantrópicos financiados por los agentes del NOM que los recogen los llevan a puerto europeo. Suma y sigue. Algunos gobiernos europeos como el húngaro se oponen a que sus naciones ser invadidas, lo que hace que les llueva improperios de la prensa sionista y maniobras de desestabilización del filantropófago Soros, entre otros.

Pero, filantropías aparte, nos encontramos ante todo un siniestro caballo de Troya para provocar problemas sociales, económicos y financieros, tensiones de convivencia, creación de guetos, fanatismo religioso…

Son hechos evidentes para quien tiene ojos en la cara y no aún ha perdido su capacidad de análisis ante el bombardeo de la propaganda mediática. Pero acaso algunos no sepan que las líneas maestras de este siniestro plan de devastación del orden europeo tradicional ya se encontraban planteadas ¿casualmente? en el Plan Kalergi. Un Plan racista, supremacista para provocar inmigraciones, mestizar la raza blanca europea, llevarla a la decadencia e incluso a la esclavitud, publicado… ¡hace ya casi un siglo!

 

 

Enseñanzas de Villa cagona

No voy a recordar la famosa mansión de los Boyer Preysler bautizada con el nombre de necesidades o aguas menores como se decía antes, pero mientras nos tomamos la traición a España de las instituciones del régimen con humor aunque aún no con resignación, podemos entretenernos con algunas derivadas no tan anecdóticas de este pertinaz tinglado mohatrero arrebatacapas y vendepatrias. Muy significativas y esclarecedoras de la farsa canallesca que padecemos los españoles.

La ilustre parejita del gran timo-nel Pablo y la portabocazas Irene parece que la ha cagado con lo de la mansión por emplear la elegante y sensible jerga populachera propia de sus admiradores y admiradoras, votantes y votantas.

Hay que decir que la cosa no me sorprende del todo, salvo en la aparente estulticia demostrada, incompatible con la que cabría esperar de un rendido admirador y discípulo de filantrópicos y democráticos próceres como Stalin, Lenín, Castro, Mao o Chavez.

Siempre pensé que lo de Podemos no era sino un tinglado de falsa bandera perpetrado por servicios secretos propios y extraños para apuntalar el caduco régimen cleptocrático del 78. Así como para desactivar la creciente  indignación que producía, especialmente entre los más jóvenes, el impune saqueo de la sociedad, la destrucción de la clase media, la falta de perspectivas personales, familiares, laborales y económicas para una creciente mayoría de gente, sobre todo de jóvenes. En fin todo el conjunto de causas que cristalizó en el fallecido y enterrado 15 M. Pablo, como jefe de los demás compañeros de la farsa, actuaría como una especie de flautista de Hamelín para volver a llevar a los descontentos a los brazos del sistema, desactivando cualquier movimiento social que pudiera ponerlo en verdadero peligro. No obstante, para otros observadores la manipulación del 15 M sería ya desde su propio origen, un montaje similar a los tristemente célebres de la primavera árabe.

Hubo una importante reunión de Bilderberg en Sitges (2010) para reforzar la intervención en España. Allí se fraguaría la toma de control de PRISA y la llegada de los hombres de negro, entre ellos especuladores como Nicolás Berggruen.

De algún modo quizás se estaría repitiendo cuarenta años después, adaptada a los nuevos tiempos y necesidades, ahora la anulación de la soberanía española cara un futuro desmembramiento, la misma mohatra que supuso la creación ex nihilo gracias a la CIA y al capital alemán del llamado PSOE para desactivar la Junta Democrática y apuntalar el actual tinglado partitocrático oligárquico cleptocrático autonómico.

Desde luego, al felón ¿chantajeable y chantajeado? de Mariano en su deseos de mantenerse a salvo en la poltrona mientras engorda la gusanera de la Deuda pública y facilita la labor del golpismo catalán y vasco, le viene muy bien mantener la mohatra pseudo revolucionaria del que en la práctica no deja de ser su compinche comensalista: ¡Ojo qué vienen las hordas podemitas, votadme a mí, que soy un señorito menos malo! ¿Menos malo o quizás más de lo mismo? ¿Desglose de funciones, diferenciación mercadotécnica de mercancías de un único poder lamentablemente apátrida y devastador?

Algún día se desvelará la historia oculta de Podemos. Su probable nacimiento en la ciudad alemana de Heildelberg. El tutor de Monedero (con beca del “agente Isidoro”) en Alemania fue Klaus Von Beyme, un reputado catedrático  alemán que vivió y estudió cierto tiempo en Moscú durante la guerra fría. La Universidad de Heildelberg, según papeles desclasificados, había sido considerada como cuartel de operaciones ¿núcleo intelectual? de la OTAN y la CIA.

Así como también las relaciones de esta mohatrera tropa de niños y niñas pijos y pijas de vaqueros rotos con agentes del NOM como Nicolás Berggruen quien apoyaba también a la Sexta, cadena protegida de Rajoy y Soraya, que promociona a Podemos.

Sin olvidar cierta la entidad fundada por los servicios secretos en tiempos de Aznar para vender servicios de asesoría o consultoría y espiar simultáneamente al prócer rojo venezolano.  Informaciones que habrían sido pasadas a los americanos.

Tampoco sabemos cómo Podemos pudo nacer como partido político y gastar 600.000 euros en las elecciones europeas que le hicieron alcanzar cuotas de poder desde la supuesta nada.

En cierto modo, esta falsa bandera supondría toda una burla y la destrucción de la memoria del esfuerzo y sacrificio personal de los antiguos comunistas que se jugaban la cárcel por los ideales, compartibles o no, en los que creían.

Pero volviendo a las enseñanzas de Villa cagona, dice el refrán que una cosa es predicar y otra dar trigo. Que soluciones vendo que para mi no tengo.

Todo en esta aventura resulta bochornoso aunque, cual apólogo del conde Lucanor, muy aprovechable para mejor edificación de costumbres de observadores atentos y público en general. Así, la burla de la burguesa parejita a sus admiradores y votantes. El menosprecio sino mero insulto a los padres currantes que forzosamente tienen que llevar a sus hijos a colegios degradados, con abigarradas aulas pateras, gracias a las leyes de educación socialistas, al escarnio de la autoridad y la voluntad, la política del vale todo o de barra libre de inmigrantes sin fronteras. A todos los que de hecho se les niega las posibilidades de mejora y ascenso social gracias al propio mérito, el esfuerzo, la voluntad o la inteligencia esclarecida.

Pero, es que los números confesados de Villa cagona tampoco salen.

Para el que conozca el mercado inmobiliario madrileño el precio declarado por Villa cagona resulta irrisorio.  No sabemos que dirá el pendenciero ministro Montoro y asociados sobre el asunto. Es es de suponer que tan jaque con los honrados contribuyentes, aquí en cambio, como el matón cobarde de nuestro Siglo de oro fuese y no hubo nada.

Y tampoco cuadra con los datos ofrecidos de lo de la hipoteca ejemplarmente facilitada por una caja de nacionalistas e incluso golpistas catalanes. Una modélica y oportunísima elección.

Plazos, grados de coberturas del préstamo, tipos de interés, nada cuadra con los usos y costumbres actuales de las instituciones financieras comunes.

Existe la sospecha de que aquí hay gato (o tigre) encerrado.

¿Se trataría acaso de un hipotético “soborno” del golpismo catalán a la ilustre parejita de falsos izquierdistas?

¿Acaso tendría que ver con las informaciones que vinculan la concesión del préstamo en condiciones tan raramente filantrópicas al oportuno y previsor depósito de dineros de la caja podemita oficial en las arcas de tan complaciente institución financiera?

El montante del préstamo, ¿en realidad sería una parte mucho más pequeña del valor real de la mansión?

¿Piensan pagar las diferencias con una futura exclusiva en HOLA?

Algún lector argüirá: con todo lo que pasa en España ¿qué más da una incoherencia o un desfalco más o menos en este tipo de relativamente cosas menores? Sí. Y no. Menor es lo de los dos botes de pomada que se ha llevado por delante gracias a las cloacas del fuego amigo la carrera política de una encumbrada competidora que apuntaba maneras.

Es importante saber en estos tiempos tan revueltos y de reorganizaciones políticas si en los próximos días se verá si el sistema ha decidido sacrificar ya a la falsa bandera podemita o le va a “perdonar” esta cagada de bulto. Es posible que este escándalo quizás sea una forma de quitarse de en medio solo al gran Timonel y su nutrido harén para proporcionar a Podemos otro liderazgo más conveniente.

Podemos deducir que a la farsa española se le ve cada vez más la tramoya. Que en esta farsa y especie de “gobierno del sálvese quién pueda” cada uno suelta la morcilla que se le ocurre o le conviene sin escuchar lo que dice el apuntador ni menos tener en cuenta el argumento general. Estamos en el presente más ramplón, no hay previsiones más que robar gallinas o perpetrar grandes desfalcos si se puede y el que venga detrás que arree.

No hay patriotismo en la gran casta política ni empresarial. Podemos constatar por sus hechos que, posturitas aparte, ninguna fuerza parlamentaria actual tiene un verdadero compromiso con la nación española ni con los derechos civiles o los legítimos intereses de sus ciudadanos. Obras son amores y no buenas declaraciones. Estamos indefensos.

El panorama español resulta desolador. Hace muchos años, un viejo amigo de mi padre, anciano ganadero extremeño, hombre de extracción humilde, austero y gran trabajador, hecho a sí mismo, que había vivido graves desórdenes a lo largo del siglo XX en su entonces agitado medio rural le decía: “Mire usted, don Alfonso, en España las cosas han de ponerse muy mal para que se arreglen”.

Vamos de mal en peor, desde luego. Pero, ojalá tenga razón nuestro veterano amigo cacereño, y al cabo, “se arreglen”, aunque ahora no veamos cómo.

 

 

 

Kubrick II: Teléfono rojo…

Volamos hacia Moscú.

Poco después de la peligrosísima crisis de los misiles cubanos de octubre de 1962 y del posterior magnicidio de Dallas, castigo del héroe que se enfrentó no solo a Rusia sino al establecimiento económico político militar americano, aunque mucho antes de películas como Trece días (2000), allá por junio de 1964 el gran Stanley Kubrick estrenaba su escalofriante película: Doctor Strangelove (Insólito) o: Cómo aprendí a dejar de preocuparme y a amar la bomba. Conocida en España con el nombre menos preciso aunque más comercial de Teléfono rojo, volamos hacia Moscú.

Otro caso, como decían en La Codorniz, de los de “Tiemble después de haber reído”. Considerada entonces como una comedia de humor negro, una exagerada sátira de política ficción, tras lo ocurrido durante más de medio siglo después y observando la penosa realidad internacional que nos ofrece el siglo XXI, debemos reconocer que de ficción, nada de nada. Más bien profecía y desde luego preocupación humanista y filantrópica por lo que le pueda pasar a la Humanidad en manos de quienes está.

¿Nos gobiernan psicópatas y o corruptos que tratan de convertirnos en idiotas, es decir, que procuran que nos despreocupemos de la cosa pública, geopolítica, bombas y arsenales militares incluidos? Parece cada día más claro que sí. ¿Qué es lo que en verdad se cuece entre bastidores, detrás del tan vistoso, manipulado, embrutecedor y narcotizante escenario que nos muestran habitualmente los media globalistas?

El caos actual, ¿es resultado del  desorden derivado de la suma aleatoria de vicios humanos: ambición, codicia, lujuria, maldad, egoísmo, fanatismo, hipocresía…o, al contrario, estaría planificado por una reducida plutocracia escondida tras diferentes sociedades secretas interrelacionadas que administran las instituciones globalistas y vacían de contenido la soberanía de los antiguos Estados nación?

Es difícil saberlo. Hay que buscar en la red, con mucho tino, prudencia y criterio selectivo y aún así se obtienen pocas certezas.  Y atentos a lo que se pueda vislumbrar fuera de ella. Pero los hechos son los hechos y algunos pese a todo salen a la luz.

Si hacemos caso a algunos de los informadores ¿supuestamente? fuera del sistema, lo que se ha venido en llamar “Deep State” o estado profundo global controlado por una oligarquía omnímoda que actúa en la sombra estaría conspirando mediante diferentes instituciones sinérgicas controladas para provocar una gran conflagración mundial que hiciera eliminar a buena parte de la población mundial, desaparecer el dinero falso o de encaje bancario y generar nueva riqueza para la oligarquía gracias a la reconstrucción de lo que quedara del planeta.  Y le corre prisa porque el actual tenderete mundial está de ¨mírame y no me toques”. La gigantesca mohatra global por mucho que los media la disimulen, tergiversen o encubran cada vez resulta más insostenible y existirían muchos terribles escándalos relativos a la plutocracia mundial a punto de emerger que sería preciso tapar: Satanismo, sacrificios humanos, pederastia, tráfico de personas, órganos, armas y drogas, abusos transnacionales, devastaciones medioambientales, manipulaciones genéticas, pandemias provocadas, dinero de encaje, macro corrupción…

Las versiones oficiales difieren por completo de este panorama y de modo menos burdo pero no menos incoherente mantienen la contaminación propagandística que muestra la película de Kubrick. Nosotros somos los buenos. Los buenos son los nuestros, hagan lo que hagan. O perpetren lo que perpetren. Nuestros piadosos democráticos dirigentes que invaden con pretextos inventados antes Vietnam, Granada o Panamá y ahora practican el genocidio de poblaciones indefensas por razones filantrópicas en Irak, Libia o Siria… Los malos siguen siendo los rusos, aunque ahora ya no so sean comunistas pero… claro es que siguen siendo… rusos. Hay más malos, malísimos, los chinos, los coreanos, los sirios, las artificiales de quita y pon de Al Qaeda o Isis.  Sin olvidar la quinta columna de gentes preocupadas por la suerte de la civilización que en Occidente están empezando a comprender lo que pasa y reniegan de que el terrible aparato militar se use en contra de poblaciones indefensas para crear el caos y la destrucción, asesinar a miles de civiles inocentes, generar migraciones masivas para desestabilizar sociedades, en fin, para cuestiones como las que anticipaba el Plan Kalergi hace ya casi un siglo.

Al inicio de la película un texto ad hoc intenta tranquilizar al espectador. Las cosas del film no pueden pasar. Y por supuesto que ninguno de los altos oficiales americanos son psicópatas, faltaría más.

Pero, la amenaza existe. El 26 de setiembre de 1986 gracias a la sangre fría, inteligencia, lucidez y al cabo, bonhomía del teniente coronel ruso Stalinav Petrov se evitó una conflagración nuclear por un error de interpretación de la defensa aérea rusa que interpretó erróneamente que se había lanzado contra ella un misil balístico intercontinental. Una falsa alarma que pudiera haber resultado fatal.

Y no sólo por falsas alarmas accidentales derivadas de fallos mecánicos o humanos. Los atentados y ataques de falsa bandera se han venido utilizando históricamente para provocar el inicio de guerras. Los americanos son auténticos especialistas en estas cuestiones como bien sabemos los españoles.

Otro aspecto inquietante, muy bien expuesto en otro famoso film bélico El Puente sobre el río Kwai  es el del análisis de las diferencias y a veces incoherencias entre táctica y estrategia. El entrenamiento militar cuando se pierde el sentido común y se convierte en obediencia ciega puede resultar suicida y demoledor en su devenida ciega eficacia de destrucción. Los logros tácticos pueden resultar contraproducentes cuando no desastrosos para lo objetivos últimos. Resulta hilarante la imagen del piloto cabalgando la bomba, trasunto acaso de la de Abaris, el sacerdote de Apolo, montando a horcajadas una flecha de oro a fin de lograr así la perfección de los ritos para lograr la benevolencia de los dioses. Y recuerda a nuestro Berlanga de Bienvenido Mister Marshall. Pero, también es escalofriante.

Peter Sellers interpreta a tres personajes diferentes e incluso estaba previsto que lo hiciese con un cuarto lo que no pudo hacer por lesión. Un mismo rostro de los que vemos cada día, en realidad, ¿cuántos roles distintos tiene? ¿Cuál es el más importante sino el verdadero? Tampoco tranquiliza demasiado el final de la sátira de Kubrick. Cuando los dirigentes contemplan embelesados las perspectivas explicadas por el siniestro científico nazi de formar un grupo de supervivientes dentro de su casta que esperaría durante décadas a que pasase la gravedad de la radiación utilizando minas como madrigueras.

En efecto, si tuviesen razón los más alarmistas cierta reducida plutocracia mundial más o menos satanizada valoraría la posibilidad de sobrevivir en residencias subterráneas provocando una gran conflagración para instaurar un tenebroso y esclavizado NOM.

¿Cosa de locos?

Firmas en Vigo pro derechos civiles y contra el despotismo lingüístico

Del mismo modo que sucedió con gran éxito el pasado sábado en la ciudad de La Coruña,  la próxima cita para la recogida de firmas será en Vigo, el sábado 12 de mayo.

El lugar: la Farola, a la entrada de la calle del Príncipe.  El Horario desde las cinco a las ocho y medía de la tarde.

Se trata de un asunto de gran interés cívico.

 

Firmas en La Coruña pro derechos civiles y contra el despotismo lingüístico, (realizada el 5 de mayo de 2018)

El ninguneo, postración, cuando no simple persecución, del español como lengua franca natural de relación habitual entre los españoles forma parte sustancial de la estrategia de devastación de España en la que colaboran por acción u omisión la mayoría de los poderes públicos e instituciones del Reino.

No solo en Cataluña o Vascongadas. También en Valencia, Baleares, Navarra incluso ahora Asturias, como puede verse en estas dependencias oficiales de las imágenes, con la intención de entronizar el bable como oficial y “normalizar” a los asturianos que por lo que se ve antes eran anormales por hablar español, se suman a esta deriva verdaderamente criminal si tenemos en cuenta sus fines últimos, la vulneración de los derechos civiles y la fragmentación y destrucción de la nación española. 

Y aquí en Galicia es el hipócrita Feijóo al frente de la administración regional controlada por el partido nacionalista gallego más conocido como PP, quien derrocha el dinero público sustraído a los españoles para estos siniestros fines de vulneración de sus propios derechos civiles.

Una de las instituciones que se han venido oponiendo con mayor éxito y reconocimiento a esta despótica política de imposición del gallego en la administración, las empresas y la sociedad en Galicia es la asociación pro derechos civiles Galicia Bilingüe, presidida por Gloria Lago. Persona de gran coraje, inteligencia y voluntad que hoy estará en la plaza de Lugo en la ciudad de La Coruña para recoger firmas de los ciudadanos cara a una iniciativa legislativa popular dirigida a oponerse al actual despotismo e intentar asegurar la libertad de elección de lengua en a enseñanza, la administración o la cultura. Acciones renovadas a través de la nueva plataforma Hablamos Español.

Deseamos suerte a Gloria Lago y demás activistas pro derechos civiles, pero, me temo, que el problema no es tanto de legislación, ni siquiera la constitución se cumple, sino de voluntad de aplicar las leyes vigentes por parte de una casta dirigente felona, oportunista,corrupta y prostituida.

Eyes wide shut

¿Debemos cerrar los ojos ante lo que pasa? Pero, ¿en verdad nos pasa lo que pasa? o ¿sólo parece que pasa lo que pasa y todo son osadas conjeturas de conspiranoicos?

¿Existe o no una élite satánica criminal que gobierna de modo oculto el mundo? Es decir, una realidad espantosa, terrible, a la que no sería ajena no ya la dominación globalista mundial, guerras de rapiña incluidas, sino ni siquiera la perpetración de rituales con sacrificios humanos. Una realidad entre bambalinas, con políticos y dirigentes mediante, oculta a las miradas indiscretas de los no miembros o cómplices ni de las gentes a las que cabe llamar normales.

Desde luego, parece demasiado truculento o abominable para ser cierto. Pero, ¿lo es?

Existen diversos testimonios que así lo aseveran. Así, por ejemplo, las actuales e inciertas batallas del sistema contra Trump y de éste contra el sistema o Estado Profundo (Deep State) serían las últimas escaramuzas entre poderes hegemónicos, en especial dentro del sionismo y del imperio americano. Una guerra de vídeos snuff en los que aparecerían importantes personajes de poder vicario u oculto, plutocracia selecta, políticos de ambos partidos en especial del Demócrata, miembros de la Casa Real británica o personalidades de la industria de Holliwood o de los media. De redes de pederastia. De ceremonias satánicas explícitas. De sanguinaria barbarie mesopotámica que se creía afortunadamente perdida hace muchos siglos.

 

La película póstuma de Stanley Kubrick Eyes wide shut se basa de modo bastante fidedigno en un texto publicado en 1926 del escritor austriaco Arthur Schnitzler con el título de Relato soñado o Nada más que un sueño cuyos derechos había comprado treinta años antes el cineasta neoyorquino. Dejando aquí de lado los aspectos freudianos de la historia, cabe preguntarse sobre la verdadera naturaleza de la orgía ritualística satánica a la que asiste el protagonista y en la que habrían participado como protagonistas importantes personalidades ocultas bajo las máscaras. ¿Sueño? ¿Divertimiento inocuo de clases dirigentes aburridas tanto en Europa como en Norteamérica? ¿Realidad criminal?

Pero, la sospecha de la existencia de una siniestra, tremenda, terrorífica realidad oculta, aunque sede del verdadero poder mundialista global, no se suscribiría únicamente al mundo anglosajón. También en Europa existirían este tipo de redes de casi omnímodo poder criminal.  Redes a cuyo servicio y con programas ocultos a los ciudadanos votantes o consumidores estarían buena parte de los actuales dirigentes políticos así como dirigentes de instituciones, conglomerados empresariales y mediáticos.

Un proceso de creciente vaciado de la soberanía de los diversos estados nacionales clásicos para establecer un NOM para avasallar a una infrahumanidad que se estaría promoviendo mediante la mal llamada ingeniería social dirigida a destruir a la clase media, protagonista del orden cultural, económico y social de las naciones. Crisis financieras inducidas, precariedad laboral y familiar, promoción de la homosexualidad, el feminismo totalitario y fanático, el aborto, devastación cultural, embrutecimiento programado, precarización del lenguaje….

Algo que no es nuevo. Dentro del aspecto político de la cuestión, Dostoievski lo explicaba para el caso ruso en una de sus más lúcidas y premonitorias novelas traducida con el título de Endemoniados o también como Demonios pone en boca del terrorista revolucionario Schigálev, uno de sus protagonistas, cómo pretendían fuera la organización social futura:

Fase previa: “Con un Quinquevirato que disimula su verdadera condición. Y luego, la división de la Humanidad en dos partes desiguales. Una décima parte de la misma recibirá la libertad personal y un derecho ilimitado sobre las otras nueve partes restantes. Estas vendrán obligadas a perder la personalidad y en convertirse en algo así como un rebaño, y, mediante una obediencia sin límites, alcanzar la primitiva inocencia, por el estilo del primitivo paraíso, aunque de otra parte, tendrán que trabajar. Hay medidas para extirpar la voluntad a las otras nueve partes de la Humanidad y reducirlas a la condición de rebaño, merced a la educación de generaciones enteras…”

Un proceso revolucionario global que ahora contaría con el protagonismo activo o con la complicidad pasiva por estulticia o egoísmo de la clase dirigente, acaso chantajeada por sus actividades inconfesables…

Aquí, en España algunos pocos pero valientes autores vienen denunciando estas cuestiones. Así, por ejemplo, Pilar Baselga, Rafael Palacios más conocido como “Rafapal”, Melchor Miralles, Juan Ignacio Blanco…

El antiguo jesuita y gran estudioso de fenómenos metapsíquicos, Salvador Freixedo, teoriza sobre estos temas en toda su vasta obra y especialmente en su importante y lúcido libro Teovniología al que ya he dedicado alguna glosa y en la misma línea de los anteriores La Granja humana o Defendámonos de los Dioses. E insiste en su inquietante convicción “que en este planeta hay otros seres, normalmente invisibles, más inteligentes que nosotros, que son los que desde las sombras nos dominan sin que nos demos cuenta”. Así, el origen del mal en el mundo se encontraría de modo inmediato en el dominio de una clase dirigente absolutamente corrompida,  hipócrita y siniestra a la que ningún vicio sería ajena. Pero detrás de tal clase dirigente mundial visible, según su hipótesis, de modo mediato estarían otras inteligencias humanas y extrahumanas que serían las verdaderas autoridades dueñas, aunque desconocidas para la mayoría, del planeta. Estas entidades exigirían, como en los aparentemente lejanos tiempos babilónicos, efusión de sangre, conflictos bélicos, sacrificios humanos. Sea cual fuere su destino final, tráfico de órganos, experimentos farmacéuticos, adopciones ilegales, sacrificios ritualísticos, el caso es que todos los años desaparecen decenas de miles de personas, la mayoría niños indefensos…

Freixedo acaba su libro con estas palabras que priman la responsabilidad de la lucha contra el Mal más que a las Instituciones a la propia conciencia del hombre noble y esclarecido: “La profunda antipatía (de los malos espíritus), junto a su gran superioridad con respecto a nosotros, es la causa de todos los males que siempre han aquejado a la humanidad. Y también que el ser humano que use su inteligencia y que obedezca a lo que le dice su conciencia estará más libre de los ataques de estas malignas entidades y mucho mejor preparado para pasar a otras dimensiones cuando le llegue su hora”.

De modo acaso más descriptivo y en relación con la realidad española, una controvertida aristócrata presumiblemente bien informada, la fallecida duquesa de Medina Sidonia, escribió en forma novelada un duro e inquietante texto denuncia de las prácticas de cierta clase dirigente. La ilustre degeneración narra sucesos verdaderamente espeluznantes que, de ser ciertos y no pura ficción, explicarían porqué las cosas van tan mal en España. El porqué buena parte de nuestra clase dirigente no cumple con sus obligaciones o, al menos, no se opone al actual proceso de devastación que padecemos.

Sea como sea, ¿debemos cerrar los ojos o por el contrario tenerlos bien abiertos?

He aquí uno de los más graves dilemas morales que se nos pueden plantear a quienes no queremos renunciar a nuestra condición de hombres libres que quieren vivir con principios éticos de orden superior en un momento tan crítico para la suerte de la Humanidad en general y del pueblo español en particular.

 

 

 

Dos de mayo

El dos de mayo de 1808 en Madrid es una fecha mítica, que de algún modo puede ser considerada como el nacimiento de la conciencia de la nación española como tal. Hoy, a falta de un reconocimiento en toda España, acaso por esa misma razón, la toma de conciencia de la unidad e independencia de la nación española, de nuestra integridad como pueblo, sólo se ha adoptado con carácter local como fiesta oficial del actual engendro autonómico relacionado con Madrid.

En el dos de mayo confluyen muchas cuestiones de gran importancia histórica, algunas de ellas de permanente actualidad en esa especie de fandango de Boccherini en el que se viene convirtiendo nuestra historia contemporánea. Con gran inteligencia y sensibilidad Alejo Carpentier termina la perspectiva estética e ideológica de El siglo de las luces en esa fecha con una acción desesperada y suicida de Sofía, la intrépida amante del protagonista Victor Hugues, junto a su primo Esteban.

Faltaba ahora por reconstruir el Día sin Término; aquel en el que dos existencias habían parecido disolverse en un Todo tumultuoso y ensangrentado”. Sofía era una heroína que había contestado al revolucionario y masón desorientado protagonista: “es eso lo que hizo la Revolución: trastornar a más de uno…ahora sé lo que debe aceptarse y lo que debe rechazarse.

Sofía rechazó la impostura revolucionaria empleada para avasallar pueblos y también salió a la calle madrileña en desesperada acción contra el ejército invasor de Napoleón, un personaje sugestivo y siniestro a la vez como Hitler, probable agente de los Rothschild empleado de modo consciente o inconsciente en una embrionaria intentona de NOM. Una de cuyas víctimas más importantes sería la destrucción del imperio español en América y su sustitución por el anglosajón.

De pronto cundió el tumulto. Grupos de hombres del pueblo, seguidos de mujeres, de niños, aparecieron en las esquinas dando mueras a los franceses. …el pueblo entero de Madrid se había arrojado a las calles en  un levantamiento repentino, inesperado y devastador, sin que nadie se hubiese valido de proclamas empresas ni de artificios de oratoria para provocarlo…cargaban los mamelucos, cargaban los coraceros, cargaban los guardias polacos, sobre una multitud que respondía al arma blanca … Luego vino la noche. Noche de lóbrega matanza, de ejecuciones en masa, de exterminio, en el Manzanares y en la Moncloa.

Son varias las reflexiones, con sabor agridulce, que más de dos siglos después nos sugieren estos heroicos acontecimientos de los que fuera protagonista el pueblo madrileño.

La traición, tanto entonces como hoy, de la mayor parte de la clase dirigente. La vileza de la estulta y corrupta Dinastía borbónica. El cretino de Carlos IV, su adúltera y desleal esposa junto con el rey felón por antonomasia ofrecieron ante el emperador invasor un espectáculo insuperable de vileza, traición y cobardía. Las instituciones borbónicas se pusieron al servicio del invasor. Entonces como ahora una sensación de manifiesta indefensión, de estar a merced de los intereses del enemigo extranjero. De que no nos defiende nadie, sino si acaso nosotros mismos. Los inmortalizados por Goya fusilamientos de la Moncloa fueron firmados por el gobernador militar de Madrid, un general español.

Desde esa fecha emblemática, el pueblo español, junto con algunos pocos resistentes de la nobleza o el Ejército sostuvo una cruenta y sanguinaria guerra para defender la entidad y conciencia nacionales, junto con el desarrollo de nuestra primera constitución no otorgada, para luego incomprensiblemente entregar nuestra libertad otra vez a los Borbones.

El siglo de las luces terminaría con invasiones, saqueos y matanzas. Pero, ¿qué habría sucedido en Occidente si en vez de los políticos materialistas como Víctor Hugues hubieran informado la Ilustración y la Revolución gentes con renovado sentido espiritual de la existencia como el martinista Ogé?

No cabe verdadera revolución política y social sin cambio espiritual, sin sentido del honor y de los valores metafísicos. Lo que es válido tanto para entonces como para ahora que se celebra el cincuentenario del mayo del 68.

Hoy, otra vez nuestra corrupta casta dirigente traiciona a la nación no oponiéndose, si acaso no es peor con la misma complicidad, al golpe catalán o al no menos criminal chantaje sabiniano. Sólo una parte del pueblo, junto con la insólita por inesperada intervención real de un Borbón, y la heroica intervención de algunos pocos magistrados, han reaccionado para tratar de evitar la entrega del botín nacional a los sediciosos. Aunque el futuro de España sigue incierto.

Y es que tras cuarenta años de devastación nacional al servicio de intereses extranjeros y de una clase dirigente liberticida, corrupta y cómplice, no parece que una gran parte, en gran medida adocenada o embrutecida, del pueblo español sepa acertar la mano con la herida.

Hoy, otro dos de mayo, a diferencia de entonces, nuestra gloriosa casta política carga además de contra la gente contra ellos mismos. El rival o competidor por el botín se ha convertido en otro mameluco a descabalgar. O a fusilar si sus propios dossieres de chantaje no lo impiden. Ninguno de los ex presidentes de la cosa autonómica madrileña, retirados más o menos ignominiosamente, se dignaron acudir al acto conmemorativo de hoy.

Los dos de mayo actuales, tales como los numeritos del día de la mujer o contra la sentencia de la manada, son producto de demagogia, propaganda e histeria. Las fuerzas mercenarias al servicio del NOM, de las que el feminazismo inducido se ha revelado como de importancia capital, campan a sus anchas. Nada de racionalidad, sentido común o patriotismo. Al cabo, consecuencia de la política de devastación educativa y cultural patrocinada ya por Gramsci, que se está imponiendo aquí con la complicidad de los ineptos, corruptos o desalmados que consideran que la feliz gobernación de una nación sea cosa solo de economía. De puro pan y circo.

 

 

 

Mentiras de destrucción masiva

La Historia ha demostrado hasta la saciedad la escasa fiabilidad de las justificaciones del agresivo imperio americano para provocar guerras sanguinarias cuando le interesa a sus ambiciones de dominio mundial, producción de armamentos o tráfico de drogas.

Los españoles recordamos el caso del auto hundimiento del Maine que inició la agresión bélica del 98 contra España en Cuba. O la introducción de armas en un barco de pasajeros, el Lusitania, para intentar provocar fuera hundido por un submarino y satisfacer así los deseos imperialistas de entrada en guerra contra Alemania. El contraalmirante norteamericano Robert Theobald en apoyo de sus compañeros de armas acusados de negligencia explica y demuestra en su documentado y valiente libro El secreto final de Pearl Harbour como el Presidente Roosevelt conocía la posibilidad de un ataque aéreo japonés a la base americana, ya que la inteligencia americana había conseguido descifrar los códigos secretos del espionaje japonés varios meses antes. Lo único que se hizo fue retirar a alta mar los portaaviones y barcos modernos dejando en puerto las naves obsoletas como el viejo acorazado Arizona en calidad de cebo.

Tampoco se puede olvidar el invento del falso incidente del Golfo de Tonkin para provocar la devastadora, sanguinaria y ecocida guerra imperialista de Vietnam. Ni el no menos embuste de la luego oficialmente desmentida existencia de armas de destrucción masiva en Irak, pretexto empleado por Bush hijo, tras el auto atentado de las Torres gemelas, para destrozar e invadir Irak. O la creación “occidental” de Isis para propagar la siniestra primavera árabe y provocar el caos en Oriente Medio amén de inundar y desestabilizar a la UE con millones de refugiados inasimilables. O la criminal agresión bélica contra Siria mediante los sanguinarios terroristas de Isis y la horda de inventados “pacíficos demócratas” sirios, armados hasta los dientes por Occidente, Israel y Arabia Saudita.

O el reciente incidente del envenenamiento de un ex coronel ruso en Londres por supuestos espías de Putin a los que se les acusó sin pruebas concluyentes, que al parecer han resultado completamente falsas, provocando otra subida de la tensión internacional y la expulsión de diversos embajadores. Montaje que costó el cese fulminante del Secretario de Estado americano, que al parecer estaba dentro de la conspiración.

Los más oscuros poderes occidentales, que actúan en la sombra tras gobiernos títeres, están volviendo a llevar a la Humanidad al borde de la guerra generalizada con lo parece otro nuevo ataque de falsa bandera, por la que según la propaganda de los media occidentales, el que el ejército regular sirio habría hecho uso de armas químicas contra su población civil hipócritamente defendida por el mismo Occidente causante de una guerra de agresión imperialista extranjera que los asesina.

A los ciudadanos pacíficos de verdad no nos gusta que nuestros hipócritas dirigentes asolen otros países que consideran más débiles amparados en pretextos calumniosos. Ni tampoco nos gusta volver a una situación de alta tensión mundial como la vivida con la famosa crisis de los misiles rusos en Cuba. Entre otras razones, además del riesgo inminente de descontrol con consecuencias funestas, porque en Occidente ya no parece quedar como entonces ningún dirigente sensato de la altura de un Kennedy. Un dirigente de verdad, capaz de enfrentarse a sus propios halcones y representantes del feroz e inhumano conglomerado militar industrial, para imponer la visión civil y filantrópica de promover la coexistencia pacífica entre naciones en lugar de guerras cruentas, injustas y devastadoras preparadoras de un futuro siniestro NOM.

Posdatas del día 16 de abril

Autoridades religiosas cristianas sirias rechazan la agresión militar imperialista contra su país, ved aquí, (Fuente: Infocatólica.com)

La visión completa e interesante de Enrique Romero, ved aquí

NOM y Fin de la Historia

¿Estamos en el Fin de la Historia? Fukuyama no tenía razón. Más bien la idea vigente es la del fin del Fin de la Historia. Pero, ¿y ahora qué?

Según el marxismo original, la burguesía sería un Movimiento revolucionario que terminaría desarrollando las fuerzas productivas que al final pondría las bases de la destrucción de esa misma burguesía. Para algunos el actual proceso de globalización vendría a cumplir el viejo vaticinio marxista.

No participo en absoluto de la visión materialista determinista de la Historia, en el sentido de que existe, debilitada o no por el estado general de la civilización y de la propia conciencia, una cierta autonomía de la voluntad para hacer lo que el recto pensamiento indica. Es decir, que las cosas se pueden hacer de otro modo y viene a ser tarea del verdadero liberalismo, el de origen español frente al mohatrero neoliberalismo anglosajón, el hacerlas. Tampoco participo de la opinión de que el supuesto final del orden burgués conocido vendrá de los proletarios. Pero, en cierto modo, la globalización, tal como se está llevando a cabo por el neoliberalismo anglosajón, viene a confirmar esa hipótesis marxista con el advenimiento del NOM, y su proceso de debilitamiento, desarticulación, pérdida de soberanía, devastación en un intento de liquidación definitiva de los estados nación con sus poderes ejecutivo, legislativo o judicial inermes, así como de sus burguesías, sociedades, culturas y mercados nacionales. Claro que, desde luego, no se trata como sostiene el marxismo de que las nuevas fuerzas revolucionarias estén formadas por proletarios, hoy las zurdas, consciente las mercenarias, o inconscientemente los tontos útiles, hacen el juego a la tenebrosa oligarquía globlalista mundial.

Existen hipótesis fundadas sobre quiénes estaban detrás de la promoción hace un siglo de la revolución rusa, financiación incluida. Que serían los mismos que hoy, después de la caída de la URSS, promueven la confrontación mundial amenazando a Rusia y otros países renuentes con la unipolaridad para así garantizar su oligárquico sistema de dominación mundial y sus sangrientos negocios de armamento y tráfico de drogas y personas.

El comunismo como primer intento de globalización ha fracasado y esto se ve en los nuevos disfraces que hoy adopta la izquierda. Unas zurdas que muestran su complicidad real en la supremacía de lo financiero frente a lo económico, el vaciado de la soberanía nacional, la devastación ética y de la clase media que es la que soporta el orden de las naciones y al cabo posibilita la civilización, la participación en los programas de lo que se ha venido en llamar, creo que no muy acertadamente, ingeniería social. Su apoyo a las agresiones imperialistas, la promoción de la inmigración descontrolada, embrutecedora y liberticida, el desastre educativo, la ignorancia embrutecedora, el fomento de la homosexualidad, el feminazismo, el aborto, el terrorismo y fanatismo islámico made in USA o el indigenismo.

Sin olvidar su complicidad en la instauración criminal de colectivos fuera de la ley o que logran que la ley y los recursos públicos se tuerzan a su favor contra los principios básicos de igualdad de todos ante la ley, presunción de inocencia o libertad de conciencia, religiosa, cátedra o expresión.

Pero que, en todo caso, utilizan su posición de dominio en el ámbito de la Cultura, es decir, en lo supraestructural, incluso colaborando con la hegemonía oligárquica financiera incluida, no tanto en las fuerzas productivas como pretendían Marx y Engels, para destruir la civilización.

En resumen, unas zurdas colaboracionistas en la promoción de una sociedad global de esclavos. Los peores esclavos, los que abandonada su dignidad de hombres libres ni siquiera saben que lo son.

 

La globalización es un proceso histórico concreto que no debe confundirse con la visión o concepción holística ni menos con la globalidad.  Tampoco es solo la internacionalización relacionada con los flujos de importación y de exportación. Ni tampoco la fase de transnacionalización y sus procesos de deslocalización de inversiones y flexibilización laboral, es decir, de supresión de derechos laborales y civiles. Un proceso, el de la globalización, agravado desde el atentado de falsa bandera de las Torres gemelas y la devastadora crisis financiera inducida por la mohatra sitémica, que concentra la riqueza y la capacidad de decisión sobre los problemas planetarios en una fracción cada vez más pequeña pero más poderosa de la oligarquía mundial. Y que se sustenta en la institucionalización de redes mundiales de producción, consumo y especialmente de información y control de la opinión pública. Tanto por los prostituidos media convencionales como por los nuevos: redes sociales, tecnología de la información.

Un sistema que en realidad ataca el medio ambiente pese a la propaganda, las leyes de supuesta protección y el mecenazgo de fundaciones títeres y ONG mohatreras.  Que utiliza señuelos como lo del cambio climático de origen antropogénico para tapar la devastación de recursos, el empleo de geoingeniería, chemtrails, o biotecnología, transgénicos, agricultura y ganadería tóxicas. Conviene recordar que en el actual proceso de destrucción medioambiental tiene un papel importante la concepción errónea del sistema económico como algo cerrado, autónomo, sometido a leyes ajenas a las de la termodinámica o la Naturaleza en general. Así como de instrumentos como la llamada teoría económica o la contabilidad por partida doble que externalizan el coste medioambiental de la actividad de las empresas transnacionales y llegan a constituir coartadas ideológicas o técnicas más que científicas.

Un proceso que, en consecuencia, no es democrático sino que precisamente se nutre del vaciamiento de los sistemas institucionales de decisión que pudieran tener o conservar alguna forma de control democrático. Pero, si no es democrático tampoco se dirige al Bien común. De modo que atendiendo a la famosa y clásica tipología aristotélica de los sistemas políticos basada en dos variables fundamentales: quiénes ostentan la soberanía y en qué sentido o con fines se ejerce el poder, no es un sistema aristocrático, o gobierno de los mejores, ni tampoco verdaderamente democrático porque la gente sólo tiene alguna capacidad de sustituir equipos políticos por otros similares que van a hacer más o menos lo mismo a las órdenes de quienes verdaderamente mandan. Pero no de alterar las grandes decisiones previamente adoptadas por la plutocracia mundial y sus diferentes instituciones instrumentales no democráticas.

Es decir, es triste reconocer que nuestra civilización se agota en la supremacía de una plutocracia de conducta criminal. Que estamos ante un sistema oligárquico fundamentado en la supremacía financiera del dinero falso o mohatrero al que todo se subordina y que promueve intereses oligárquicos, mafiosos, parciales y egoístas. Se estima que la suma de dinero falso o mohatrero, sin correlación con el mundo real de recursos, factores, bienes y servicios es muchas veces superior al valor de estos. Una capacidad de compra con moneda “falsa” que permite a la plutocracia apoderarse de los recursos a veces incluso sin tener que utilizar la violencia militar imperial. Y que resulta posible con la nueva tecnología informática o cibernética.

En resumen, nos encontramos ante una verdadera tiranía encubierta de acuerdo a la citada tipología aristotélica. Encubierta  mientras se mantenga una especie de velo democrático desarrollado por la mohatra mediática que disimula cómplice su auténtica condición. Una tiranía que de encubierta eventualmente pasaría a manifiesta cuando la plutocracia mundial entienda que ha llegado el momento, una vez desarbolados los Estados nación y adoptadas las grandes decisiones por instituciones globalistas títeres de la plutocracia tales como por ejemplo Reserva Federal, FMI, UE, BCE, BM, CFA, OTAN, Bilderberg…

Pero si los agentes globalizadores son instrumentos de la plutocracia mundial su acción no resulta igual de perniciosa en todos los países. Pues en esto también existen clases. Así, pues, existen países globalizadores y globalizados. España pertenece al grupo más numeroso de los segundos. Una de las causas es la estulticia criminal de su casta dirigente que carece del más mínimo sentido del patriotismo o de la decencia. De un sistema político nefasto pseudo democrático como es la Monarquía autonómica de partidos. Un tinglado mafioso coronado diseñado para el saqueo y devastación de la Nación mientras se engorda la gusanera de la corrupción y de la Deuda “soberana”. Pero desgraciadamente parece que una parte mayoritaria del pueblo español se compone más de súbditos que de ciudadanos. Consiente indiferente que se destruya su nación o se regodea en la servidumbre. Vota una y otra vez a los mismos traidores, embusteros y ladrones. Y, como diría Antonio Machado, se muestra incapaz de acertar la mano con la herida.

Esta condición de país globalizado que ni siquiera intenta una posición geoestratégica propia más favorable, la falta de soberanía real quizás es la explicación más plausible de la evidente complicidad del gobierno, títere de intereses extranjeros, con la sedición catalana. Es de temer, ojalá no fuese así, que el poder global haya elegido a España para desarrollar un nuevo experimento de desestabilización cara al NOM, como el terrible anterior de balcanización de Yugoslavia, en la que España se vería incapacitada para defender su Nación y territorio como entonces ocurriera con Serbia. Si no es un simple error judicial, ayudado por la incompetencia gubernamental, sentencias como la alemana de ayer o el ridículo hazmerreir al que se está sometiendo a España en la supuestamente aliada Europa serían indiciarias de nuestra posición de debilidad que nos hace estar a merced del enemigo.

Pero todo este proceso de devastación quizás fuera mucho más difícil o acaso imposible si se restaurara la conciencia de la dignidad de España y sin el concurso cómplice de las falsas izquierdas o zurdas mohatreras que ahora actúan no tanto en el mundo de la producción, cuanto en el de la superestructura.  Y que más que expropiar propiedades ahora se dedican a expropiar conciencias.

(Continuará)

Posdata del 7 de abril

Se han conocido unas declaraciones del gobierno alemán muy injuriosas para España. Un gobierno presidido por la Merkel, la misma que viene patrocinando la política sorosiana de implantación del siniestro Plan Kalergi, instrumento del NOM.

En efecto, el gobierno alemán por medio de una “miembra socialista aplaude la decisión muy probablemente prevaricadora del juez local que, incoherentemente con su rol de tramitación técnica de la euroorden, ha entrado a juzgar el fondo del caso. Una inadmisible intromisión en los asuntos internos de un país soberano y supuestamente amigo y aliado que favorece la causa golpista catalana, ridiculiza a España y al cabo, abre una vía de agua en la propia estabilidad de la UE.

Otro bofetón a España. ¿El felón pillasobres que ocupa la presidencia del gobierno de Su Majestad se va dignar hacer algo?

En el texto anterior ya se trataba de explicar porqué no.

 

Redención, fenología e hilozoísmo

El llamado Domingo de Resurrección por la Tradición cristiana, tan pleno de amor, compasión, ilusiones y esperanzas, forma parte de las antiguas festividades relacionadas con la primavera y el proceso de renovación de la vegetación, con el calendario fenológico. Así, entre otras muchas, los cultos a Apolo, Baco, Adonis, o la tradición frigia de Cibeles y Atis, a su vez con diferentes variantes legendarias.

Fiestas de carácter astronómico y de conmemoración de diversas fases del ciclo solar.

En el Cristianismo, el Domingo de Resurrección se establece el primer domingo después del primer plenilunio tras el equinoccio de primavera. Es decir, una vez atravesado el punto vernal o de intersección formando una cruz apaisada o de san Andrés el ecuador celeste con la eclíptica.

Desde la Antigüedad, esta renovación cósmica se asocia a la que ha de tener en consonancia tanto las personas a nivel individual como las sociedades o culturas en las que viven. En efecto, el hilozoísmo asocia las obras del espíritu a la naturaleza. Religión, arte, cosmología, metafísica son formas de entender y desarrollar una misma concepción universal. El hilozoísmo puede entenderse como un sistema de la metafísica experimental, valga la paradoja, que intenta referir a un origen psíquico el conjunto de las cosas y los fenómenos de la naturaleza. Todas las cosas tendrían alguna forma de conciencia. Alguna forma de alma. La evolución de la naturaleza sería la del desenvolvimiento de la conciencia.

El asunto no es tan abstracto o extraño como pueda parecer. Ha tenido mucha influencia en diferentes ámbitos. En el País vasco, los nacionalistas adeptos de Sabino Arana celebran hoy lo que llaman el Aberri Eguna: El Día de la “patria” vasca. ¿Por qué? Al parecer se trata de una ocurrencia teocrática del orate Arana que tal día como hoy víctima de la fiebre por un fuerte proceso gripal y entre sus vapores delirantes asoció “su” “Euskadi” nada menos que a la figura del Redentor cristiano. Toda una blasfemia sacrílega, al fin y al cabo.

 

Pero el hilozoísmo ha tenido mucha influencia en el Arte y las diferentes manifestaciones estéticas.

Pintores como, entre otros muchos, el ruso peregrino en el Tibet Nicolás Roerich del que seleccionamos aquí alguna de sus cuadros. Poetas como Antonio Machado o Antero de Quental lo expresan en alguno de sus más hermosos poemas.

Don Antonio finalizaba así A un olmo seco:

Olmo, quiero anotar en mi cartera

la gracia de tu rama verdecida.

Mi corazón espera

también, hacia la luz y hacia la vida

otro milagro de la primavera

 

O el poema Redención, los dos preciosos sonetos del poeta romántico portugués en versión de Emilio Bernal citada por Miguel de Unamuno:

¡Voces del mar, los árboles y el viento!

Cuando a veces, en sueño doloroso

Me mece vuestro canto poderoso

Igual al vuestro juzgo mi tormento.

Verbo crepuscular, íntimo aliento

De las cosas sin voz, son misterioso,

¿No será tu quejido vaporoso

El suspiro del mundo y su lamento?

Flota un espíritu en la inmensidad

Una agonía cruel de libertad

Estremece las formas fugitivas

Y yo comprendo vuestra lengua extraña

Voces del mar, la selva y la montaña.

¡Almas, hermanas de la mía, cautivas!

 

¡No lloréis vientos, árboles, y mares!

Coro antiguo de voces rumorosas

De voces primitivas, dolorosas,

Como un llanto de larvas tumulares

Un día, entre visiones vesperales

Rompiendo sombras surgiréis radiosas

De esos sueños y ansias afrentosas

Que expresan vuestras quejas singulares

¡Almas en el albor de la existencia

Despertaréis un día en la Consciencia

Y flotando, ya puro pensamiento

Veréis caer deshechas, lentamente,

Las vanas formas que creo la mente

Y acabará por fin vuestro tormento!

 

Todas las civilizaciones han mantenido e interpretado el lenguaje de las plantas y de las flores, asociado a diferentes mitos. Egipto, India, China, Japón, Judea, Grecia, Roma, Arabia, África, América precolombina…

En Occidente la rosa relacionada con la caída en la materia (la cruz) del ama (la rosa que se abre).

En Oriente el loto, que nace en el fango, atraviesa la penumbra y la oscuridad de las aguas cenagosas y se abre en la luz. En su iconología tradicional las imágenes de sus entidades espirituales surgen de una flor de loto abierta.

Algunas de las plantas como las hoy denominadas enteogénicas habituales de prácticas chamanísticas son instrumentos auxiliares de ciertas formas de apertura de la percepción y la conciencia.

En Japón el florecimiento de la primavera aún constituye hoy toda una fiesta popular tradicional.

En España viene siendo tradicional la visita al valle del Jerte en Cáceres para admirar el precioso espectáculo de los cerezos en flor.

Este año es aún pronto por lo que el calendario fenológico de las flores del cerezo es posterior a esta semana Santa y el Domingo de Resurrección.

Sin embargo, sea como sea, las manifestaciones de la Naturaleza con sus calendarios fenológicos, los mitos, los símbolos, las grandes concepciones como el hilozoísmo nos inspiran para que el crecimiento externo de la luz se extienda al interior de nuestra propia consciencia.

 

 

Feminismo y Tradición. Un breve apunte

                                                                                 En honor de la Dama y del caballero

 

La semana pasada se ha montado un abigarrado sarao de carácter muy sectario y, en algunos casos, pletórico de fanatismo, ignorancia e incomprensión de los fundamentos últimos de la Vida y la Sociedad.

La promoción de la dignidad de la mujer es algo no solo muy respetable sino tarea propia de cualquier persona que quiera ser y seguir siendo persona. Y de cualquier civilización digna de tal nombre. Una obviedad.  Como lo es también que no se puede confundir lo que es susceptible de cambio social, derechos civiles, no discriminación, de lo que es condicionante biológico o de la Naturaleza. O bien el que donde más se protesta es donde la mujer ejerce más derechos. En la civilización basada en el Helenismo, el Cristianismo y la Ilustración. Pero se observa una especie de ombliguismo no tan solidario cuando, por ejemplo, no se critica la situación de la mujer en el Islam más retrógrado, aliado y cómplice de Occidente en el ataque a los regímenes laicos donde la mujer está mejor considerada.  Malos tiempos corren cuando es preciso demostrar lo evidente. Pero tal obviedad también lo debiera ser para toda persona que intente formarse su propia opinión pues detrás de este tinglado mal llamado feminista hay poderes oscurantistas, embrutecedores y esclavizantes, aunque, por el contrario, hay muchas personas que se suman a la procesión sin comprender sus objetivos últimos, ni el grado de manipulación del que puedan ser objeto.

En los últimos años estamos asistiendo a un proceso de devastación programada de las bases de la civilización occidental. Crisis financiera y económica, desempleo, anomía, desastre educativo, desestabilización de la pareja y de la familia, crisis demográfica, frivolización del aborto, promoción de la homosexualidad, inmigración descontrolada, multiculturalismo, desprestigio, neutralización y saqueo de las instituciones nacionales, mohatra climática, ridiculización de la espiritualidad…

Todo ello confluye en un proceso de devastación de la sociedad. En él colaboran agentes mercenarios, organizaciones supuestamente filantrópicas financiadas por la mini oligarquía globalista, medios de desinformación de masas, políticos demagogos, populistas, corruptos y o ineptos.

Pero, “Culo veo, culo quiero”, cada vez parece más difícil, casi heroico, pensar y actuar por uno mismo, de acuerdo no por modas sino por la inspiración de la propia conciencia debidamente formada y esclarecida.

El feminismo radical, mejor llamado hembrismo, porque tiene todos los vicios del machismo, amén de un fanatismo exacerbado, satánico, plantea y promueve como “solución” un nuevo sistema de dominación amo y esclavo en el que el hombre sería humillado, vejado, despojado de su patrimonio moral y genético, sometido al poder sectario y omnímodo de las nuevas arpías. Gentes sin escrúpulos que no dudan en promover aquí en España decenas de miles de falsas denuncias por violencia de género, basadas en la aplicación torticera de una ley inicua y notoriamente anticonstitucional porque discrimina por razón de sexo, vulnera el principio de presunción de inocencia e impide la igualdad de los ciudadanos ante la Ley.

Pero, la Tradición nos muestra otra idea de la relación entre hombres y mujeres diferente de los ataques de las arpías. Repasemos un par o tres de muestras. En Occidente, por ejemplo, Platón nos explica en su diálogo sobre el Amor, llamado El Banquete o el Symposium que el Amor es una gran potencia que puede volver a unir el andrógino originario, luego separado en dos, y con él la anhelada plenitud perdida. Al final de El Banquete, el propio Sócrates considera que Eros es un daimon, medianero entre los hombres y los dioses. El Amor consiste en querer alcanzar lo bueno. Su objeto es la generación de belleza y la inmortalidad. El que quiere aspirar a tal objeto del Amor debe amar los cuerpos bellos y considerar que la belleza del alma es más importante que la del cuerpo. Una aparente contradicción que no es tal si una cosa es instrumento de la otra como pretende la práctica del tantrismo.

En efecto, en Oriente la Tradición nos viene a explicar lo mismo:

El budismo tántrico se considera como una forma de meditación, una teurgia, una identificación del practicante con Buda y de ese modo se adora como si tal. El budista tántrico pretende suprimir la actividad mental, adentrarse en el Nirvana, alcanzar el estado búdico. Pero el método es distinto, toma un camino que puede considerarse directo como es la magia y los ritos erótico-místicos. Para ello necesita el concurso de una deidad femenina, una consorte sagrada.  El rol de tal Tara o Shakti unida a su consorte es el de servir para alcanzar la liberación completa de ambos.

Dentro de esta interpretación el acto sexual realizado en ciertas condiciones ritualísticas y espirituales sería el método de liberación a practicar. Así, la unión sexual con la consorte sagrada, análoga a la primitiva u originaria de Shiva con Shakti, rememoraría las delicias de la unidad, y recrearía un cuerpo sutil, el Cuerpo del goce supremo o Maha Suknakaya que posibilitase el goce supremo de los budas realizados. Presididos o iluminados por Buddhi o rayo del Intelecto superior no individualizado que constituiría el más elevado principio en la manifestación humana, los cuerpos sutiles forman la anatomía oculta del hombre.

Los cuerpos sutiles pueden entenderse como diferentes envolturas o vehículos vibratorios para habitar en los diferentes planos vibratorios. Tales cuerpos se forman con la unión entre Purusha y Prakitri en las diferentes octavas del gran teclado cósmico.  Análogamente, la unión sexual ritual con una mujer iniciada, es decir la introducción de la piedra preciosa, mani, en la flor de loto, padma, constituiría el máximo medio de obtener la perfección. También los centros de fuerza sutiles conocidos como chacras, ruedas o padmas, representan una especie de abertura o ventana que se pueden abrir a la conciencia cósmica. Los principales según la tradición son seis. En cada uno de ellos opera un variante vibratoria de la dualidad divina Shiva, Shikta.

Es decir, una idea acaso no muy diferente a la que según hemos recordado expone Platón, inspirado en la tradición pitagórica, en su diálogo sobre el Amor conocido como El Banquete. El Amor es una gran potencia, a veces ignorada, que puede volver a unir el andrógino originario, luego separado en dos, y con él la anhelada plenitud perdida.

Así se ve también el luminoso e inspirador mito del Grial. La Dama, no los sacerdotes, es custodia y protectora del Grial, es decir del universo de los grandes valores metafísicos: el Amor, la Belleza, el Bien, la Justicia, la Libertad, a la que, y a los que, ha de servir el caballero.

El señor del castillo había hablado así a Parzival: “El hombre y la mujer forman una inseparable unidad, como el sol que hoy ha brillado y eso que llamamos día. No se puede separar lo uno de lo otro: florecen a partir de la misma semilla”.

Unos momentos antes de unirse Parzival con la reina Condwiramurs “También Gurnemaz le había explicado que el hombre y la mujer forman una unidad perfecta”.

Desde la cuestión del método a la realización, dentro de la evolución del budismo histórico, el Tantra vendría a constituir un modo de encauzar la sexualidad hacia el Espíritu. Dionisos no es negado ni reprimido sino que es empleado mediante ritos, iniciaciones y liturgias como un retorno a la fuente, al mundo de lo sagrado. Los consortes y prácticas tántricos se convierten así en un símbolo de las fuerzas que presiden el cosmos. Dioses y diosas son los símbolos de estas funciones cósmicas, sus energías y su querer. La kundalini o líbido apresada en el chacra de la base de la columna vertebral puede volver a la fuente superior. Y llegar a la revelación, a través de su paso sucesivo por los chacras o puntos de interconexiones entre planos dimensionales. Por eso en los Tantras, como en los sistemas gnósticos occidentales, la simbología sexual es tan importante. Es una consecuencia natural de su concepción del cosmos como un ser viviente, con la que se identifican los consortes tántricos.

La actividad de Bhraman, el impensable, el incognoscible, se manifiesta bajo dos polos o aspectos: “Positivo”, masculino, Purusha, el creador. Y “Negativo”, femenino, Prakriti, principio plástico universal, la Virgen Madre, Isis, la sustancia primordial indiferenciada, el soporte de toda manifestación. La acción de Purusha en Pakriti determina formaciones de ondas vibratorias en la sustancia primordial que determinan las formaciones materiales en el Macrocosmos… El hombre (microcosmos) también participa de esos planos vibratorios desde los más elevados hasta los más groseros que forman su cuerpo material. Las técnicas contemplativas o de éxtasis tratan de hacer patentes los otros planos vibratorios, más elevados, a la conciencia.

Conciencia esclarecida. Una visión del Hombre y de la Mujer como criaturas complementarias, vehículos del Espíritu, que se aman, admiran y necesitan el uno al otro. Tao, Yin y Yan. Lo opuesto a las satánicas consignas manipuladoras del hembrismo mercenario.

 

 

 

 

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.