Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Apocalipsis, ¿Now?

Apocalipsis es palabra de moda estos días entre los solistas peperos de tan desconcertada orquesta. Apocalipsis, sí. Apocalipsis, no. Dicen que la implacable Fhüresa del IV Reich se ha ofrecido para intervenir España. Pero que Mariano es un gallego muy orgulloso y no quiere quedar en la Historia como un gobernante flor de un día, efímero, como la pobre primavera soriana o los amores del marqués de Bradomín, la rechaza e intenta poner condiciones. Acaso no muy lejanas de las de Sansón: mirad que derribo el edificio y que el euro nos entierre a todos.

Entre metáfora y metáfora no sabemos bien qué significa en realidad para el ciudadano español común eso de la intervención. El ministro Montoro nos explica que no van a dejar entrar a “los hombres de negro”. Nombre de resonancias conspirativas de cuentos de extraterrestres o de Matrix, la realidad virtual, que oculta lo que de verdad pasa en el Poder sustituyéndolo por una representación de vídeo juego para demócratas ocasionales de quita y pon. Lo que, vistos sus antecedentes proféticos, nos deja con el corazón en un puño.

Inopinadamente, Soraya se ha marchado a Washington para discutir el asunto con el FMI. Pero seguramente se trata de una alternativa aún peor.  Como sabemos por la experiencia histórica en Hispanoamérica implica la ruina de los pueblos, la devastación de la clase media y el auge del autoritarismo. Pero ha aprovechado viaje tan largo para visitar como invitada la reunión del malvado Club Bilderberg. ¿Darán el visto bueno a nuestra currante vicepresidenta?

Mientras en Galicia, a lo nuestro, quiero decir a lo suyo. El presidente de la Diputación de Orense defiende la importancia de la diputación de Orense ante el presidente de la Xunta que defiende la importancia de la Xunta. Defendidas quedan ambas.

Al otro lado del Obradoiro, enfrente del Palacio está lo de verdad importante: el profeta Daniel nos ofrece su enigmática sonrisa entre los andamios y nos invita a ser personas y no mercancía de políticos. Al cabo, Apocalipsis es palabra griega que significa revelación. El maestro Mateo nos revela realidades espirituales en el tímpano del Pórtico, entre los veinticuatro ancianos de la archivolta. Conspiradores de la música de las esferas con sus raros matraces rodean al Cinco manifestado. La Alquimia que transforma los amenazadores monstruos de la basa del parteluz en la revelación del Espíritu gobernando la Materia. La Tradición que hizo grande a Europa, antes que se convirtiera en timba de mercaderes.

Mientras llega un nuevo Soter capaz de echarlos a latigazos, no tan lejos de allí, en otra iglesia románica dedicada a Santiago, una figura en el umbral de Poniente sostiene un Libro cerrado en la cabeza. En la jamba opuesta otra nos muestra el cinco de oros. Una invitación a atravesar el umbral hacia el interior del espacio sagrado.  Sin el quinto del cinco, la dimensión espiritual que las vivifica y mantiene, las instituciones son yermas e inservibles.

Publicado en ABC hoy jueves 7 de junio

Preguntas para una crisis

En un contundente mentís a todas esas gentes inconformistas y descontentadizas que opinan que las discusiones y debates en el Palacio del Hórreo, pese a su oneroso coste para el contribuyente, tienen menos alcance y altura que el vuelo de una gallina cebada, uno de los más preclaros próceres del nacionalismo galleguista se ha dignado poner en común de todos y todas sus más mejores meditaciones en contribución a la Semiótica y a la Cultura universal. Ahí es nada.

Advierto ya para que el lector vaya preparándose anímica e intelectualmente a la gran cuestión planteada, que no se trata de, por ejemplo, una novedosa aportación a la problemática de la Política agraria, inexistente por cierto en estas abandonadas tierras cuyas fuerzas vivas renuncian a aprovechar mejor los recursos naturales, acaso de especial interés y oportunidad en estos tiempos de aumento del paro y de gran incertidumbre, donde en cualquier momento puede petar el tinglado y el respetable que ya no cobre su nómina quizás haya de tener que buscar la comida criando cachelos, rebuscando en los contenedores de los supermercados o lo que pueda. Ni otra, consecuencia mediata de la citada carencia de Política agraria, sobre la nueva campaña de incendios que cabe temer con tan pertinaz sequía.  Tampoco, un sensacional descubrimiento de I+D+i en el ámbito de la empresa, el clúster del automóvil o la mejora de la acuicultura. O una futurista receta para ahorrar impuestos del ya depauperado contribuyente concentrando municipios, universidades o parcelas rústicas.

No. Lo que el ilustre parlamentario Lobeira Domínguez, miembro señero del hoy desmoronado Bloque o Pelouro gallego, ha inquirido a la Xunta con su  coraje y bizarría habituales y con el número 82449 de registro de entrada del Parlamento gallego ha sido lo siguiente:

¿Qué opinión lle merece que a Armada española dispoña de buques sostidos con fondos públicos, que posúen nomes que deturpan a toponimia oficial galega, como no caso do “Arosa” (A-72), ou do rebocador La Graña (A -53)?

Sí. Tremendo. Sin duda que no pegaremos ojo hasta conocer la respuesta. Desafío sin igual que ha obligado al presidente Feijóo a reunir a su gabinete de crisis.

Ante hechos tan singulares, tan verdaderamente definitivos para la Civilización y la suerte de la Humanidad en su conjunto, qué importa que ayer en la UE explicaran una vez más que España carece de credibilidad y no merecemos ayuda mientras no controle la hemorragia de las CCAA.

En verdad, resulta evidencia de razón ante cualquier persona lúcida que se encuentre motivada por principios éticos y metafísicos de orden superior, que es preciso reconocer que todo sacrificio es poco, hasta el último euro del contribuyente, para que sus señorías, los ilustres Lobeiras de turno puedan seguir preguntando tales cosas amén de, antorcha en mano, guiar a la civilización galleguista hasta ocupar su merecido puesto en la vanguardia de la Humanidad. Amén.

Publicado en ABC el sábado

Mitos, Libertad y conocimiento

Mito es término equívoco. En la tradición grecorromana constituía una forma de expresar una realidad espiritual de suyo inefable. Así el de Psiquis sobre epistemología, el querer y el saber. O los de Eleusis u Orfeo sobre la inmortalidad del alma. Para Ortega el mito era enemigo de la ciencia. En la España desvencijada de las Autonomías los nacionalismos dominantes crean sus propios mitos no tanto con criterios universales para explicar la naturaleza humana, sino en el sentido orteguiano de falsificación de la verdad, de invención de una realidad más acorde con sus intereses.

En el caso gallego la falsificación resulta ser histórica, política, lingüística o cultural.  Se inventan hechos diferenciales o se sacan de contexto acontecimientos históricos, para hacerlos parecer lo que no eran. Un ejemplo: el de los llamados mártires de Carral. Solís fue un militar liberal gaditano sublevado contra el despotismo de Narváez. Su fallido pronunciamiento se produjo en La Coruña porque era allí donde servía en el Estado mayor del gobernador militar. Su programa no tenía que ver con el galleguismo nacionalista sino con el liberalismo clásico decimonónico.

La leyenda mística del tiempo detenido, propia del monasterio de Armenteira, es semejante a la del Santo abad Virila en Leyre, Navarra.

En lo político se exacerban los aspectos diferentes del devenir gallego sin colocarlos en el contexto más amplio de la diversidad española donde poder entenderlos mejor. Tales las revueltas medievales contra el poder feudal que ocurren en toda Europa o las crisis agrarias contra la pequeña nobleza.

Presos del mito celta, se relegan preciosas aportaciones de la civilización romana como el templo pagano conocido como Santa Eulalia de Bóveda, o de la Gnosis como la interpretación iniciática del Pórtico de la Gloria, o las tradiciones de renovación espiritual de dimensión europea relacionadas con el Camino de Santiago, una revisión cristianizada de mitos como el de Cástor y Pólux, entre otros. La influencia cosmopolita del Temple, la Orden de San Juan o del Císter. O se obvia la versión gallega del mito universal del Gríal, parecida a la de Leonardo y que forma parte de su bandera, que hoy se quiere modificar con una estrella.

Pero la falta de renovación produce estancamiento. La maravilla de la catedral compostelana, extraordinaria en su tiempo, a fuer de ser imitada produce un arte adocenado y rezagado que alcaza el final de la Edad media cuando la arquitectura románica ya había desaparecido.

El adoctrinamiento lejos del contraste y búsqueda científica del conocimiento que sufren muchos educandos en Galicia alienta la separación de la juventud de su legítimo sentimiento de pertenencia a una gran Cultura como es la española. Por desgracia, la autarquía cultural modelo del vigente galleguismo burocratizado supone la preferencia de lo propio a lo bueno. El fomento del Arte y de la Cultura universales ayuda al desenvolvimiento de la conciencia libre y esclarecida.

Publicado en ABC el domingo 27 de mayo

El misterio de Santa Eulalia de Bóveda

En estos tiempos tumultuosos y de incierta desolación conviene buscar refugio, armonía e inspiración en lugares sagrados, donde las contingencias de la Actualidad no oscurecen la Realidad perenne. Una de las joyas más preciosas pero menos visitadas del magnífico patrimonio artístico de Galicia es el recinto llamado Sª Eulalia de Bóveda, cerca de Lugo. En cierto modo esta pequeña maravilla de la arquitectura sagrada implica un desafío a la hegemonía de las culturas oficialistas establecidas, el celtismo y el cristianismo, lo que acaso explicaría que una joya de tal categoría, que sería lugar de peregrinación obligada para cualquier persona culta, no sea demasiado conocida del gran público.

Habría que haber podido conocer la forma original de este singular recinto para determinar con exactitud a qué culto o actividad sagrada estaba dedicado: Templo pitagórico, centro iniciático mitráico, lugar de curación integral según el culto de Asclepios o acaso con alguna relación con el culto ftálico de Dionisos como la figuras con guirnaldas parecen indicar, desde luego se relacionaba con los Misterios del paganismo.

A las modificaciones y alteraciones sufridas a lo largo del tiempo hay que sumar los doce años en el que estuvo sin control oficial, a disposición del ordinario del lugar y de caciquillos locales ignorantes y desaprensivos que lo desfiguraron e incluso lo emplearon como aprisco. Sólo cuando el nuevo obispo de Lugo se ocupó del caso ya en 1926 el singular monumento dispuso de una cierta protección oficial y se realizaron diversas intervenciones pero algunas de dudosa oportunidad y conveniencia.

El templo, aunque desfigurado, nos habla y seduce con las bellas palabras eco de un sublime discurso perdido. Un proto-arco de herradura, sugerentes columnas, preciosas pinturas. Y aún conserva su potencial vibratorio telúrico en alguna de sus partes. Envueltos por el silencio y en una incierta penumbra que se va a disolviendo a medida que nuestra retina se va acostumbrando a la tenue luz, podemos escuchar lo que nos dice a los hombres del siglo XXI, qué mensaje eterno relativo a la dignidad sagrada del hombre nos transmite.

Es una suerte poder conversar con Casimiro Montero, el competente guía cuidador que reúne dos cualidades ya no tan comunes: saber y querer. Especulamos acerca del origen y finalidad del templo y me enseña algunas figuras en bajorrelieve: dos tullidos ¿en busca de curación?, un ave que podría ser un pelícano o fénix de renovación como cabe hallar en Egipto. Símbolo recuperado luego por el cristianismo.

En 1917, tres años después que nuestro templo lucense, se descubrió enterrada una logia pitagórica en Roma que inspiró a doña María Zambrano en El hombre y lo divino. Renan ya había rezado su plegaria a la Acrópolis do mora Atenea la diosa de la sabiduría. Su búho espantadizo no sabe en qué otro hombro posarse. Ojalá el arte sagrado nos ayude a recuperar nuestro sentido de la Cultura, la Palabra perdida.

Publicado en ABC el jueves 24 de mayo

Mohatras, banqueros y monipodios

El término mohatra acuñado en nuestro siglo de oro para denominar una forma de timo, abuso, fraude consistente en el aval o certificación falsa emitido por del que en razón de su cargo o preparación en principio se debería poder confiar, es de permanente actualidad en el monipodio en que se ha convertido el reino de España. Y clave para entender lo que nos pasa.

Cervantes ya lo explicaba hace cuatro siglos. Los pastores son los que matan a las ovejas burlando a los perros honrados. Las instituciones han degenerado de modo que están asociadas con las bandas de pícaros, saqueadores y estafadores de toda laya y condición. En especial los más peligrosos: los de cuello o puño blanco, golilla o uniforme de corchete. Alguien dirá las instituciones, no. Son sólo algunos de sus miembros o representantes, pero las instituciones están tan puras e inocentes como cuando su madre las parió. No lo creo. Si así fuera serían las primeras interesadas en que su nombre permaneciera limpio. Se produciría una limpia radical para erradicar a todos los golfos y okupas. Pero no es así como norma, por desgracia. Ahí está, por ejemplo, todo un señor gobernador del Banco de España intrigando de celestina, coadyuvando con los timadores en el mejor éxito de sus timos, falseando cuentas o no inspeccionando ni denunciando las cuentas alteradas o los pufos ocultos. O la llamada CNMV, otra qué tal baila, en este sarao arrebatacapas.

Pero en algunos casos todos y todas están implicados por activa o pasiva. Gestores, consejeros representantes de partidos, sindicatos, mafias, auditores, falsos próceres, pastelean o contribuyen a la propagación del timo. La estafa de Bankia que ha perjudicado a miles de ahorradores con caída en la cotización a menos de la mitad en solo unos meses con la complicidad de las instituciones, sin olvidar medios de comunicación, refleja las miserias y entropías generadas por el PP en Madrid y Valencia. Los abusos de la burbuja inmobiliaria, las recalificaciones con la varita mágica del alquimista concejal capaz de transformar el plomo en oro edificable. Pero el crimen fue perpetrado con la ayuda de muchos. Los que estaban en la pomada y los que no lo denunciaron cuando era su obligación hacerlo.

El coro de plañideras nacionalistas catalanas aprovecha la ocasión para echar la culpa a “Madrit”. Lástima que una auditora denuncia ahora otro pufo, de 891 millones, pero en Cataluña, en la llamada Catalunya Banc.

Una buena noticia aquí en Galicia: el presidente Feijóo, en un rasgo de noble empatía hacia la gente, que le honra y así debe ser aplaudido, está tratando que los próceres banqueros regionales devuelvan lo que se han llevado mediante auto concedidas prebendas millonarias, después de dejar en lamentable situación a sus respectivas cajas.

En España nos encontramos en una situación prerrevolucionaria. Que el asunto no pase a más depende en parte del comportamiento de nuestra clase dirigente. Manifiestamente mejorable.

Publicado en ABC el sábado 19 de mayo

Día Letras gallegas: Retrovanguardias

Ahora que se celebra otro Día de las Letras gallegas convendría glosar alguna figura olvidada sino preterida de su magra vanguardia. El lector avisado se extrañará de tal aparente contradicción, ya que la vanguardia dicen que se caracteriza por dos atributos: internacionalismo y antitradicionalismo, y no parece que ambas cosas se compadezcan con el vulgar y burocrático galleguismo.

Pero en todo hay excepciones y la figura de Nicanor Fernández lo es. Desde su pueblo natal en la provincia de Orense, Nicanor emprendería una búsqueda estética y personal singular cuando abandonó sus estudios de Medicina en Compostela y se marchó a Paris. Allí frecuentó a lo más granado de los grupos vanguardistas de entreguerras, se hizo amigo de toda una fauna artística notable entre la que destacan Max Jacob, el ex judío convertido en monje, al Unamuno existencialista recién escapado del destierro de Fuerteventura, al atormentado Cansinos Assens, sin olvidar a los futuristas lusos agrupados en torno a la revista Athena de la que Pessoa fuera figura señera.

Dicen que fue el verdadero inventor del dadaísmo y no Tzara, al encontrar por casualidad la palabra dadá en un periódico arrugado que envolvía un bocadillo de sardinas.

Muy influido por las Méditations esthétiques de Apollinaire escribió manifiestos sobre el cubismo. Confidente de Picasso, el pintor malagueño le explicaría el origen de su cuadro Las señoritas de Aviñón, inspirado no en chicas de la ciudad del cisma sino de una mancebía barcelonesa de tal calle.

No se sorprendió cuando la figura del cubismo literario Jean Cocteau le confesaba: “Yo soy una mentira que dice la verdad”.  En La Comedia francesa durante un ensayo de una obrita de éste, Picasso le explicaba algo sobre su ideal estético: “Ha estado bien esa escena. Los espectadores no deberían ver nada puesto que se supone una pared entre ellos y el escenario y debían irse… eso he pretendido yo con mi pintura, que se fueran, que dejasen de pretender ver lo que había, pero no lo he conseguido…”

Comprender a medias, de modo fragmentario porque la totalidad sólo se alcanza con la muerte. El Todo es muerte. La vida es parte.

De vuelta a Galicia ya muy enfermo fue ingresado por curas, escribanos, bachilleres, como otro don Quijote apócrifo cualquiera, en el loquero más próximo. Nicanor terminó su aventura en Conxo. Con su muerte se acabó la novela experimental. Las truculencias, la intriga, las recetas de magia negra recuperadas de viejos grimorios, se publican hoy en el DOGA un género literario sincrético que recoge todos los ísmos: La premonición sobre la muerte del arte de los Gorsz o Hertfield se ha cumplido.

Galicia no debería olvidar a sus hijos más preclaros y visionarios, gentes raras y heterodoxas que se atrevieron a cruzar al otro lado del psicológico telón del grelo. Nautas entre la Conciencia individual y el Inconsciente colectivo, habitantes de un universo imaginario de arco iris detrás de la lluvia, que mereció existir pero no pudo ser. Otro año será.

Publicado en ABC el Día de las Letras gallegas

Vosotros, nueva revista socio cultural

La nueva revista Vosotros tendrá periodicidad trimestral. Este primer número se ha editado muy cuidadamente en papel, versión española para mayor difusión y digital en ambos idiomas. A esta versión digital se puede acceder desde los enlaces

Vosotros en Versión española

Vosotros en Versión gallega

TRIBUNA en ABC del sábado, (Página 66):

En la sede del Centro Social Novagalicia la tarde del pasado jueves se ha vivido la presentación de la nueva revista socio cultural Vosotros promovida por la asociación pro derechos civiles Galicia Bilingüe que preside Gloria Lago.

La sala de conferencias estaba abarrotada y con una nutrida representación de instituciones oficiales, partidos políticos y diferentes asociaciones.

La nueva revista tendrá periodicidad trimestral. Este primer número se ha editado muy cuidadamente en papel, versión española para mayor difusión y digital en ambos idiomas. A esta versión digital se puede acceder desde un banner en la web oficial.

Gloria Lago hizo una sucinta revisión de los diferentes textos y reportajes incluidos en este número inaugural. En él también colaboramos mi querido amigo y compañero de ABC, Andrés Freire, y el autor de esta garita.

El acto se cerró con un pequeño recital del dúo “Tovadoiro” que interpretó sendas versiones musicadas de conocidos textos de Rosalía y Valle.

Después de la presentación he tenido la oportunidad de dialogar con Gloria que me ha explicado que la revista supone un esfuerzo de equipo que acomete con mucha ilusión. Con esta iniciativa quiere abordar una dimensión diferente para contribuir a potenciar la Cultura hecha aquí en Galicia pero con una visión abierta, no exclusiva a determinadas formas del pensamiento y quehacer oficialistas. Se pretende abrir y desarrollar en la medida de lo posible otras perspectivas. También las cosas buenas que se hacen aquí, en esta bonita tierra. El Arte, la Cultura, sin olvidar disfrutar del paisaje.

Respecto a la variedad de los textos incluidos en este primer número me explica que  trabajan sin subvenciones oficiales, lo que supone una importante restricción financiera pero les hace ser libres para elegir sin ataduras qué quieren hacer y cómo. Y que les gusta hablar claro. La revista es modesta en ese aspecto de los medios, pero es una iniciativa libre de la sociedad civil.

A Gloria le gustaría resaltar que tiene voluntad de integrar. De defender la libertad. De atender a la buena gente, que es mucha.  “Porque es bueno recuperar el verdadero sentido de la aristocracia, ese de atesorar cualidades sobresalientes, de la supremacía del mérito, no importa en qué lengua se manifieste. Hoy sólo se reconoce una. El caso de Victoriano García Martí al que dedicamos un texto revelador lo prueba”.

Por ello, va a instituir un premio anual que llamarán “Rosalía y Valle” en homenaje a dos de nuestros más universales autores, dedicado a la creación en ambas lenguas.  Considera que debemos tener una especial preocupación por la juventud que está padeciendo de modo muy patente la crisis y porque su visión es especialmente interesante. Uno de los textos de la revista ha sido elaborado por un joven estudiante: “Un día en la cola del paro” se refiere a este gran problema social.  Los testimonios de los consultados son demoledores.

Se desea ofrecer una visión no edulcorada pero si diferente de los valores de Galicia. En el reportaje sobre Barbanza se glosa con fotos preciosas uno de los paisajes más bonitos de nuestro litoral. Me explica que han querido mimar la edición lo que no impide que se hayan deslizado algunas erratas: en el editorial de la versión papel han desaparecido misteriosamente dos palabras.

Gloria saluda a los cultos lectores de ABC a los que invita a conocer la revista. Bienvenida sea esta nueva manifestación de la sociedad libre y abierta en Galicia.

En este enlace se puede leer el ensayo El grial en Galicia con sus ilustraciones

Racionalizar lo racionalizable en CCAA

El pasado viernes, mi amigo y admirado compañero de fatigas columnistas en ABC, Abel Veiga, en un sugestivo artículo marca de la Casa explicaba la necesidad de racionalizar la autonomía gallega. Propugnaba que había que adelgazarla, estrechar la anchura de su entramado administrativo…en fin, todo un catálogo de consideraciones muy sensatas. Sin embargo, tanto como liberal español preocupado por lo que acontece con el Estado Autonómico, cuanto como experiencia como consultor en Organización en grandes estructuras creo que el problema es incluso anterior a la metodología formulada por Abel. En efecto, organizar es definir y poner en marcha las estructuras y métodos necesarios y suficientes para alcanzar determinados objetivos previamente definidos y coordinados. Más breve: organizar es relacionar medios con fines. Y esta es la primera cuestión, si los fines de la Administración Pública son los establecidos en el Art. 103.1 de la Constitución: servir con objetividad los intereses generales, atender a las necesidades nacionales que se expresan de modo claro en el Preámbulo, el modelo establecido en el Título VIII ha resultado en la práctica incompatible con dichos fines. Se pueden cambiar éstos, explicando de iure: “el sistema político español está al servicio de los intereses de la clase política y de la oligarquía que se benefician de él”, lo que ahora sucede de facto. O, una vez fracasados los anteriores, se pueden buscar nuevos medios para satisfacerlos.

Aquí viene un primer problema que muestra el Preámbulo citado: la Voluntad nacional. Es decir, el empresario o promotor. La Nación española si es que ahora es algo ya no es lo que era. Instituciones que deberían servirla la ignoran sino traicionan. Muchas instituciones y la abusona y descomunal clase política que las ocupan son el primer problema. Representan la rebelión de la tecno-burocracia (más burocracia que tecno) contra el empresario, la Nación. ¿Cómo puede manifestarse la Nación? ¿Cómo puede ejercer su Voluntad en el momento presente?

Y si no se cumplen los fines tampoco se actúa con los principios constitucionales proclamados de eficacia, jerarquía… y coordinación…

Las grandes estructuras organizativas tienden a crecer indefinidamente hasta que se encuentran con restricciones presupuestarias insalvables. Su dimensionado relativo obedece a criterios históricos de “sedimentación geológica”, no a una relativa coherencia para cada unidad administrativa, con recursos o carga jerárquica en función ágil, variable y directa de la coherencia entre misión y medios. Con simplificación de procedimientos y actividades.

A grandes males, grandes remedios, de modo que ahora ya no quedaría más remedio que aplicar técnicas de Presupuesto Base Cero para redefinir fines y medios. Para que resulten coherentes a un coste aceptable. Más que apuntalar la ruina es preciso diseñar un edificio nuevo, más funcional y habitable, que podamos pagar.

Un asunto que merece más espacio.

Pubkicado en ABC el domingo 29 de abril de 2012

Lo numinoso

En la desquiciada España de hoy el sentido de lo numinoso parece ir encerrándose en el ámbito de lo político, sobre todo en las nuevas naciones taifales fingidas o inventadas. El debate político cada vez resulta aquí menos racional, menos sujeto a la prueba del acierto o error, es decir a lo contrastable.  Por el contrario, los fanáticos se tiran los pufos, estafas, desfalcos o los recortes a la cabeza, jalean todo lo que dicen o hacen unos, atacan sin mesura ni razón todo lo que dicen o hacen los otros. Más que una nación europea avanzada con más de 500 años de Historia en común parecemos tribus de salvajes a la greña prestas a una nueva y devastadora guerra de religión.

Parte de nuestro actual fracaso como nación es que nuestra Cultura no establece puntos de encuentro, de discusión noble y abierta a las ideas y opiniones de los demás. Más que integrar lo posible al parecer no pretende sino armar a los propios para combates ventajistas. Dirigidos a vencer más que a convencer. En la subversión de hoy los políticos y poderosos echan de vez en cuando alguna subvención pitanza a sus autores afines para mantenerlos callados mientras comen. Es lo contrario de la Cultura como manifestación del Espíritu, es decir, como fuente de noble inspiración para nuestra conducta.

Muchos desconocen la figura y la obra de Rudolf Otto, pese a que la Revista de Occidente publicó su obra Lo santo, lo racional y lo irracional en la idea de Dios.  Otto tuvo una gran importancia en la elaboración del concepto de lo numinoso, que tanta influencia tendría en la obra jungiana. Junto con la teósofa Olga Fröbe y el ya citado Jung organizó el Círculo Eranos cuyo objetivo era original era explorar los vínculos existentes entre el pensamiento de Oriente y Occidente. El Círculo Eranos puede entenderse como la asamblea multidisciplinar de un grupo de sabios, científicos, artistas y estudiosos que se reunía en agosto en la casa de la señora Fröbe situada en la localidad suiza de Ascona. Eranos significa en griego comida en común, comida frugal donde cada uno aporta su parte, celebración compartida.

Cuando arrecia el temporal de esa “no se qué explosiva” que ataca la costa gallega estos días, como si la naturaleza también quisiera sumarse a la labor de devastación de muchas de nuestras instituciones, uno en su ingenuidad incorregible echa de menos que no exista algún círculo Eranos aquí entre nosotros. Un lugar de encuentro de alta Cultura que preserve su autonomía. Que nos ayude a explicarnos qué nos pasa y porqué nos pasa. Capaz de viajar al fondo de nuestra conciencia. También al ámbito de lo numinoso.

Hay algo enfermizo en el fondo de nuestro inconsciente colectivo que es preciso conocer, comprender, corregir. Decía Jung que el arquetipo de Dios estaba en nosotros y que constituía labor capital de la Educación y de la Cultura aflorarlo a la conciencia.

Algo parecido, deberíamos afrontar con nuestro ser como nación. Para evitar que cada cierto tiempo emerjan las pulsiones destructivas de nuestra convivencia. La que nos hace ser fuertes para vencer juntos las dificultades.

Publicado en ABC el viernes 27 de abril de 2012

Agricultura biológica en Galicia

Entre las causas de los incendios forestales se encuentra el relativo abandono de la agricultura y de los campos, cuya manifestación visual en el paisaje es la uniformadora invasión de tojales. En el desconcierto en el que estamos en lo referente a Política agraria no parece que se atienda como merece la cuestión de la llamada, aquí en Galicia, agricultura ecológica o también, orgánica o biológica. Existe un órgano administrativo, el Consejo Regulador de agricultura ecológica, con sede en Monforte, que viene abriendo hueco poco a poco a esta forma más natural y menor impacto ambiental de producción agraria. Sin embargo, la superficie certificada, unas doce mil Has, en torno al 1% de la española, sigue siendo muy reducida en relación al total gallego y a nuestra potencialidad.

La agricultura biológica se asemeja a la tradicional en algunas cuestiones pero no renuncia a los avances tecnológicos. Pretende obtener alimentos de calidad con un mayor respeto del medio con el recurso agronómico a las rotaciones de cultivos con criterios técnicos diferentes del monocultivo de moda impuesto burocráticamente en los boletines oficiales. El modelo de agricultura industrializada devorador de recursos no renovables, hoy dominante en los países occidentales presenta problemas que es preciso conocer: La baja productividad energética, los problemas medioambientales, el deterioro en la calidad y salubridad de los alimentos, la dependencia de suministradores de costosos inputs, con su correlativo efecto de incapacidad de ahorro, agravado por el reaccionario sistema PAC que lastra las posibilidades de desarrollo y emprendedores.

El agrónomo inglés Albert Howard y el filósofo austriaco Rudolf Steiner (en su modalidad biodinámica) fueron los pioneros europeos en sentar las bases científicas e ideológicas de este nuevo arte que revisa y modifica en profundidad las técnicas convencionales de la agricultura industrial.

El Mº de Agricultura de EEUU define a la agricultura orgánica como un sistema de producción que evita o excluye el uso de fertilizantes sintéticos, pesticidas, reguladores de crecimiento y aditivos en los piensos. Sus sistemas se basan en rotación de cultivos, subproductos agrícolas, estiércol, leguminosas, abonos siderales, desechos orgánicos, rocas minerales y aspectos del control biológico de plagas, y todo ello para mantener la productividad del suelo y del cultivo, proporcionar nutrientes y controlar insectos, malas hierbas y enfermedades.

La productividad obtenida es parecida a la lograda con la agricultura química aunque sin productos agroquímicos. Se eleva la fertilidad de los suelos, los alimentos poseen mayor calidad nutritiva, sin contaminación, y se reduce la dependencia de la agricultura de otros sectores económico- financieros.

Si la situación social se sigue agravando en Galicia, se abre la alternativa de un retorno obligado a la hoy descuidada agricultura. Un punto fuerte estratégico es ofrecer calidad.

Publicado en ABC el jueves 26 de abril

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.