Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

¿Otro 20 N más?

El veinte de noviembre es una fecha simbólica en la reciente Historia de España. Suele ir asociada a muerte o duelo. A recuerdos luctuosos.

Un 20 N fue asesinado judicialmente por la República José Antonio Primo de Rivera en la prisión de Alicante. José Antonio fue un patriota y hombre de honor de gran interés humano e ideológico independientemente de la simpatía que se tenga por sus planteamientos políticos. Y un caballero en lo personal como demostraría, por ejemplo, el contenido de la famosa maleta que le acompañó hasta su asesinato en la cárcel y que fuera tan buscada por los servicios secretos españoles.  Su hermano Fernando también sería asesinado ilegalmente tras la terrible saca de presos de agosto de 1936. Y es que el asesinato de presos políticos en teoría bajo la protección de las instituciones supuestamente republicanas, es uno de los mayores oprobios del gobierno durante la dominación socialista y comunista mal llamada «republicana» en la guerra civil. Sin embargo, a diferencia de un criminal como Carrillo, un heroico anarquista, Melchor Rodríguez, conocido como El ángel rojo, dio más tarde una inolvidable lección de humanidad y filantropía al degenerado republicanismo marxista oficial al oponerse a riesgo de su propia vida a más sacas asesinas de presos políticos.

Ya en 1939, el cuerpo de José Antonio sería trasladado ritualmente desde allí hasta el monasterio de El Escorial a hombros de correligionarios.  Ahora sus restos mortales pudieran proseguir su viaje en busca de reposo definitivo para evitar la profanación de su tumba en el Valle de los Caídos por el infame Gobierno de Su Majestad.

También ese mismo día 20 de noviembre del año 1936 cuando inspeccionaba las líneas del frente de la Ciudad universitaria madrileña fue herido de un disparo cercano, probablemente asesinado por un comunista infiltrado, Buenaventura Durruti. Al parecer, fue trasladado moribundo a un hospital de campaña pero ningún médico se atrevió a intervenirle visto el estado del herido por miedo a las posibles represalias en caso de fallecimiento, como así ocurriría.

Durruti fue un personaje tremendo, desmesurado, importante líder libertario leonés pero afincado en Barcelona, cuya famosa columna aunque ninguneada por los comunistas y autoridades mal llamadas “republicanas” evitó pocos días antes la entrada de las tropas del general Varela en Madrid tras una encarnizada batalla en la Casa de Campo. El día 6 de ese mismo mes de noviembre de 1936 había huido a Valencia el gobierno rojo de socialistas y estalinistas. La detención de las tropas nacionales cuando estaban a punto de entrar en la capital fue un logro bélico y simbólico que sin embargo se adjudicarían de modo orwelliano las Brigadas Internacionales formadas por comunistas de varios países y enemigas radicales del movimiento libertario español. En la imagen adjunta Durruti muestra un cierto parecido con Felipe González.

Otro 20 N, pero ya en 1975, murió el general Franco tras larga agonía en el hospital madrileño construido por él y llamado La Paz.

Y comenzó el reinado de su sucesor a título de rey que bajo la influencia USA instauraría un nuevo Régimen a imagen y semejanza borbónica. Todo quedaba atado y bien atado según la opinión oficial. Sí pero no. Más que para el aparato político del Régimen anterior, desahuciado tras el magnicidio del presidente Carrero Blanco, bien atado para la permanente oligarquía plutocrática que con una u otra fachada política o partidaria es el verdadero poder que domina a la Nación. Incluso la Dinastía borbónica entronizada por el general Franco se permitiría mostrar su desagradecimiento a quien le debía todo contribuyendo a la denostación y ultraje de su memoria.

Tras la sustitución precipitada mas no explicada del hoy emérito y entonces sucesor a título de rey, y luego con su marcha al exilio según la habitual tradición borbónica, se ha hecho aún más patente, ya sin disimulos, la voracidad de esa plutocracia. Hoy, cuarenta y siete años después, dominada desde el exterior por el infame globalismo del NOM que actúa en contra de los intereses de España sin nadie que la defienda.

El sistema actual tras casi medio siglo de Monarquía se deslegitima, cada vez más lejos del ideal de una sociedad justa y próspera. Las desigualdades aumentan. La cultura del trabajo y el mérito se ven avasalladas por el nepotismo, la corrupción y los renovados privilegios y abusos de oligarcas, políticos y monopolios privados. La educación, principal forma de movilidad y ascenso social se encuentra en decadencia hoy gracias a leyes lamentables perpetradas por los socialistas y aceptadas por la falsa derecha turnista. La economía se halla al servicio del poder financiero internacional y la deuda crece monstruosamente, hasta posiciones irrecuperables. Se perpetran leyes inicuas contra el sentido común y la ley natural. La soberanía mengua si es que no ha desaparecido totalmente ya. Se tiene creciente conciencia de que las decisiones importantes se toman fuera, lejos del ámbito «democrático», reducido a una onerosa farsa.

Ignoro qué pasará el 20 N del año próximo, si es que la censura gubernamental nos permite hablar o si nuestra civilización no ha saltado antes por los aires, como el gobierno de Su Majestad pretende hacer con la mayor cruz erigida en el mundo.

La Providencia nos ayude, aunque no estaría de más que los españoles ayudáramos a la Providencia.

 

 

 

 

De trileros y disimulos

¿Le pegará por fin el falsario la merecida patada en el culo a la posesa pro pederasta?  ¿Se consideraría tan benéfica solución otro caso de violencia de género, sin la preceptiva perspectiva de género?

La administración paralela del falsario y sus secuaces formada por millones y millones de asesores garrapatas y pelotas felatrices sustituye con razón y perspectiva de género, mucho género, la de la administración propiamente dicha. De modo que hoy en el reino de España los sesudos y argumentados dictámenes técnicos oficiales valen para calzar muebles o para emplear en la chimenea de Palacio como idóneo combustible para el cambio del clima climático climatizable. Así que todo disparate o fechoría sindiós tiene su enmucetado nihil obstat antes de pasar al imprimatur en el catecismo progre oficial del BOE.

Además, ¿Quién ha colocado en la onerosa poltrona ministerial a la posesa? ¿Quién promueve tantas fechorías?

Cesar o no cesar, ¿Qué es más elevado para la propia poltrona?

Mandar al temido motorista mensajero al palacete de Galapagar, ¿Acaso sería una forma de disimulo trilero de su propia responsabilidad en esta chapuza favorecedora de criminales?

No se sabe. La opinión oficialista del Régimen es que en realidad no hay que exagerar. No sólo porque las leyes impulsadas por el falsario constituyan un faro inequívoco para toda la Humanidad. En efecto:

Multitudes de mercenarios de casi todas las bandas votaron de modo entusiasta a favor del engendro. Socialistas, comunistas, golpistas catalanes, galleguistas, filoterroristas y píos beatos vascos, nacionalistas canarios y uno de Teruel, además del tipo que siempre se equivoca del PP. Apenas nadie sale en defensa de sus propios actos, ni menos los esforzados calienta escaños ¡Qué vergüenza de parlamento, antes templo de la pretendida soberanía nacional!

Sufragado como si fuera útil o bueno para los ciudadanos españoles, vemos impotentes como el Régimen se cae a pedazos incapaz de aprobar apenas ningún test de fiabilidad.  Ni pandemias, ni vacunas, ni bienestar, ni derechos civiles, ni igualdad ante la ley, ni presunción de inocencia, ni unidad nacional…

Aunque, si lo ha firmado ese baluarte de la libertad, la supervivencia nacional y los derechos civiles como es el lúcido, valiente y arrojado don Felipe VI la cosa no será para tanta protesta como promueven los descontentadizos de siempre incapaces de aceptar que tienen un rey y una Monarquía que no se merecen.

Amén.

 

 

La consigna feminista ahora es callar

Mientras don Felipe se va de excursión a los Balcanes para practicar el inglés jarretero con alguno de sus estupefacientes sermones se siguen perpetrando fechorías por las autoridades borbónicas en su desgraciado reino.

En un meritorio más difícil todavía el progretariado enmucetado y enriquecido gracias al pertinaz socialismo trata de blanquear las fechorías de la ministra ferozmente posesa. Todo un coro de paniaguados machos, hembras e híbridos disculpa sus salvajadas como si fuesen las cosas más naturales, razonables o filantrópicas del mundo. Así, por ejemplo, el pretendido fomento del delito de la pederastia, la disculpa de los parricidios si son perpetrados por las madres. Ahora el escándalo mayor viene porque la chapuza criminal de esta ley inicua programada por el gobierno de Su Majestad permite en la práctica aliviar las condenas de violadores y otros reos de ese jaez. Un auténtico logro filantrópico del acreditado feminismo contra natura del gobierno de Su Majestad.

El colmo de los colmos hasta ahora lo ha logrado un personaje especialmente siniestro por su condición de juez que aunque no se respete a sí mismo al menos debiera respetar la toga hoy oportunamente colgada. Toda una carrera para colocarse primero en la poltrona podemita y luego en la horda gubernamental de Su Majestad con el oneroso cargo que atiende al pomposo título de Secretaria de Estado contra la violencia de género.  La tal carga pública que atiende al nombre de Victoria Rosell, ha pedido no informar sobre las peticiones de revisión de condena a raíz de la entrada en vigor de la ley del ‘solo sí es sí’ porque «esto alarma mucho a las mujeres».

Las cosas se arreglan para esta señora ocultándolas, como antes se habría intentado hacer con los delitos perpetrados contra las niñas inducidas a prostituirse mientras teóricamente se encontraban protegidas por otras instituciones dominadas por correligionarias de la podemita.

Si se me permite la humilde opinión de un pobre súbdito que desea lo mejor para su patria creo que don Felipe haría bien tomarse su trabajo o la cosa más en serio porque a este paso las instituciones borbónicas no van a dejar de España ni las raspas. Y gran parte del humillado y empobrecido pueblo español bajo su lamentable reinado ya está empezando a estar harto y luego va y pasa lo que pasa.

Un poco de memoria histórica:

Su padre está hoy en el exilio en calientes tierras de infieles. Su abuelo se pasó buena parte de su heroica vida en el Casino de Estoril. Sus otros abuelos tuvieron que huir de Grecia. Y su tatarabuelo tuvo que salir corriendo a Cartagena como alma que le llevaba el diablo al merecido destierro abandonando con las prisas a su familia en Madrid. Por no olvidar los indudables méritos de la ninfómana y escandalosa reina Isabel que tuvo que tirar los trastos de reinar deprisa y corriendo para ponerse a salvo al otro lado de la frontera.

 

FTX, Biden y Davos

El escándalo FTX está pasando bastante desapercibido al menos en este desconcertado reino de España. Hace unos días recordaba otro mucho menor: las relaciones entre el emérito presidente de honor de Forum Filatélico cuyo yate usaba, competencia de Afinsa.

Pero esta nueva estafa anglosajona es de mucha mayor importancia cuantitativa, se calcula que del orden de unos ocho mil millones de dólares, agujero diferencia entre pasivo y activos. A principios de este ejercicio había sido valorada en 32.000 millones de dólares. Algunos expertos la consideran la peor quiebra de los últimos cuarenta años.

FTX es, o quizás fue, un socio patrocinador del Foro Económico Mundial que está borrando su íntima vinculación tras el escándalo. La tenebrosa organización despótica globalista con sede en Ginebra encabezada por el siniestro eugenista Klaus Schwab la está quitando de su página web en línea de cómo Stalin borraba de las fotografías a su antiguo camarada caído en desgracia, Trosky.

Pero parece ser que algo está empezando a cambiar entre los grupos de la élite plutocrática. En la reunión del G 20, donde el falsario presidente del gobierno de Su Majestad lució una pintoresca camiseta propia de marica de playa, el citado tenebroso eugenista explicaba que se iba a un nuevo mundo multipolar.  De no ser un lapsus linguae, muy extraño por otra parte, esta declaración supondría una rectificación del antes propugnado NOM de tiranía unipolar anglosajona y de la OTAN. Muy interesante aunque habrá que esperar acontecimientos.

Pero Schawb y su siniestro chiringuito ganadero semillero de déspotas no es el único afectado por la quiebra de FTX.  Organización que se habría usado para vehicular la corrupción occidental en Ucrania. El fundador de FTX es Sam Bankman-Fried, uno de los principales financiadores del satánico Partido Demócrata de Biden, Pelosi, Obama, Clinton y demás ralea. De modo que el escándalo afecta al senil presidente tramposo y por supuesto a su títere el no menos corrupto Zelensky, tan heroicamente aplaudido aquí por la clá borbónica parlamentaria y los prostituidos media. El Congreso renovado USA ha anunciado una investigación acerca de las presuntas suculentas hazañas de corrupción del senil presidente usurpador con pretexto de ayuda a Ucrania.  También veremos a ver qué pasa, si es que pasa algo.

Por su parte, don Felipe y señora han estado de visita en los Balcanes. En Croacia donde inauguraron el Foro Croacia-España IFMIF-DONES.  Don Felipe aprovechó para soltar un filantrópico discurso naturalmente en inglés. Y, al parecer muy preocupado por la factura de la luz que pagan sus saqueados y humillados súbditos, glosó la futura instalación granadina que se centrará en la identificación, ensayo y validación de materiales que puedan resistir temperaturas extremas y que puedan ser utilizados en la futura construcción de una planta de fusión productora de electricidad. Tan lejos me lo fiais. Ahí es nada y menos da una piedra.

Mientras tanto, lo de promocionar la cultura española en el extranjero discurseando en inglés globalista está muy bien para demostrar docilidad imperial pero creo que alguno de los asesores de Su Majestad debiera aconsejarle que por si acaso mejor se quite la chapita de la Agenda 2030 de Davos de la solapa.

 

 

 

Kiev, en el corazón de las tinieblas

                                                                                                                     “Exterminad a todas estas bestias”, “El horror, el horror” (Kurr)

Tras la última peripecia de la guerra en Ucrania, la de los misiles supuestamente lanzados por Rusia contra Polonia según Zelenski que se ha mostrado falsa al descubrirse que habían sido enviados desde Kiev, he recordado un famoso texto de Joseph Conrad con el título de El corazón de las tinieblas. Un libro en el que se basa la trama psicológica de la película Apocalipsis Now de Coppola.  Y también, en cierta forma, El corazón del bosque de Gutiérrez Aragón.

En la novela de Conrad, el protagonista Marlow ha de encontrar al desquiciado y embrutecido Kurr y devolverlo a la civilización, pero éste muere durante el regreso. En las dos adaptaciones cinematográficas citadas, el capitán americano recibe órdenes de eliminar al antes prestigioso coronel Kurr e igualmente el Partido comunista decide lo mismo con su descontrolado maquis en España.

Se trata de gentes tan desquiciadas, tan poco fiables, que van por libre, ya no sirven a los amos, ya no son útiles para el plan.  Se hace preciso eliminarlos antes de de que provoquen algún desastre descontrolado o fuera del plan inicial.

NOM, agenda 2030, nuevas pandemias, pucherazos impunes que dejan en ridículo las instituciones, la democracia desnaturalizada y arruinada por la demagogia se transforma en tiranía política al servicio de la plutocracia. Por desgracia lo estamos comprobando en el territorio OTAN, antes Occidente civilizado, con especial gravedad en sitios cada vez más depravados como el reino de España.

No se trata de otra pieza más de la literatura distópica de ficción como Un mundo felizLa Isla1984NosotrosFahrenheit 451 o La Fortuna con seso, sino que constituiría la base real del programa de la tenebrosa amenazadora Agenda 2030 tan aplaudida por la actual casta política mercenaria e inmersa en el corazón de las tinieblas.

Conrad, sin citarlo, describe el Congo que él conoció, trabajando en el vapor Roi des belges que operaba en el río Congo. Un territorio expoliado y sacrificado por el genocida rey de los belgas Leopoldo II. Y en el que campaban a sus anchas, fuera de la civilización y de elemental piedad humana, el desprecio a la vida, los abusos y crímenes de los colonizadores europeos incluidos los británicos que tan hipócritamente se permiten calumniar a España. Hoy, el colonialismo más siniestro y agresivo se pretendería perpetrar incluso contra las propias sociedades antiguas metrópolis.

La locura mueve el mundo” nos advertía Fernando Pessoa. La depravada «civilización» anglosajona plagada de usureros racistas y señoritos satanistas nos obsequia periódicamente con grandes agresiones  a la humanidad.  Cuando no es Malthus, es el Círculo de fuego infernal, del duque de Wharton o Sir Dashwood.  O la Sociedad Fabiana. O la Sociedad para la Supresión de la Virtud, de Quincey a la que se une la Sociedad de Fomento del vicio.  Hoy impone sus criterios y directrices al mundo, que así va.

A los plutócratas que la han provocado incumpliendo los acuerdos firmados con Rusia y acosándola sin tregua por lo que acabamos de ver no les interesa, al menos aún, un conflicto bélico generalizado. Pudiera ser que tras elecciones USA estén empezando a perder el control del aparato del estado y de la OTAN. Bien por proteger los negocios con las criptomonedas de ida y vuelta, o por la muerte de la reina y papisa de Inglaterra y de Rothschild, o bien porque la solución final no termine de estar madura por desavenencias en la cúpula de la élite.

Pero a Zelenski, que barrunta que pronto pueda ser sacrificado le urge armar el Argamedón antes de que lo liquiden sus socios. De modo que nos encontramos en un momento muy delicado a la espera que el emperador coloque el pulgar hacia abajo agradeciendo así los servicios prestados al corrupto títere ucraniano.

 

 

 

 

Irene, posesa

Irene es un nombre de origen griego que significa paz o la que trae paz. Nada más lejos en este caso. Cada vez parece más claro que a la Excelentísima señora ministra de Su Majestad doña Irene Montero le pasa ahora lo que a Hitler entonces, se habría convertido en una energúmena, una posesa que canalizara energías demoniacas para traernos «guerra», discordia y desolación.

No hay más que ver su cara endemoniada cuando despotrica contra los hombres. Se transforma como una posesa, y si alguien la quisiese bien de verdad acaso debiera recomendarla un buen exorcista porque lo suyo ya no parece solo de psiquiatra.

Con menos soberbia y un poco más de realismo y moderación le iría mejor. De no haber perdido totalmente el sentido común o el de la realidad, debiera comprender y aceptar que por méritos propios nunca habría alcanzado una poltrona de semejante categoría a la que hoy disfruta. Incoherentemente para una feminista de pro como presume ser, su fortuna actual se la debe al macho que la abandonó después de preñarla por triplicado. Pero esta, por otra parte humanamente comprensible, frustración personal no debiera intentar llevada de su despecho hacerla extensible a todos para su consuelo.

El fanatismo es un extravío moral amén de mal consejero capaz  de promover atrocidades. La señora ministra debiera pararse a reflexionar y asumir todo el mal que está haciendo a la causa de la mujer, a la de la Justicia y el bienestar social.

La ignorancia tampoco la favorece. Sus chapuceras medidas, jaleadas por quienes desean destruir la sociedad, resultan opuestas a sus pretendidos filantrópicos fines. Lo de la presente suelta de violadores gracias a sus inicuas leyes es de nota, incluso para este calamitoso reino donde olvidados el sentido común o los valores constitucionales toda barbaridad tiene su asiento. Doña Irene califica a los jueces de «machismo» y cómo será la cosa que hasta el habitualmente pasota CGPJ se ve en el compromiso de protestar un poquito.  Incluso otros pasotas, los finos centristas del PP, se apuntan a la melé.

Por no hablar de la hipocresía de doña Irene en su doble o triple vara de medir. Así la negación del cobarde atentado de los okupas contra la gente más vulnerable cuando ella y su mansión están protegidas por todo un ejército de guardias civiles pagados también por las víctimas. O el caso de las infelices niñas prostituidas por las mismas instituciones que deben protegerlas y educarlas. O la defensa o disimulo del parricidio cuando la asesina es la madre.

O la promoción de la infame pederastia, algo que debiera resultar absolutamente incompatible con el cargo de ministro de Su Majestad, suponiendo que tal cosa aún signifique algo a estas alturas de tan nefasto reinado.

Sin nadie que nos defienda es tremendo comprobar como podemos ser arrastrados con ella al abismo del Mal.

Pero, paradojas de la vida, Irene significa paz.

 

 

Feijoo ahora vende coches

¿Estaría buscando el mirlo blanco de la segunda marca del pertinaz socialismo su futura puerta giratoria en el sector de automoción? Tras el disfraz de atracador fiscal, de vacunador a la fuerza, estadista galleguista valga la contradicción en términos, o de normalizador lingüístico con los que tanto disfrutaba, ahora se nos ha puesto el de vendedor de coches.

Ahí es nada en una de sus últimas declaraciones ha exigido la retirada «inmediata» de coches con más de 10 años de antigüedad, que «son muy contaminantes».

¿Son muy contaminantes? ¿Qué dicen los de las ITV? ¿Son prevaricadores? Por lo que se ve ahora cualquiera sabe de Física, Termodinámica o Ecología, incluso un abogado inédito en el ejercicio profesional aunque experto usuario de coches oficiales «contaminantes».

Estas declaraciones constituyen un sonoro mentís a los que afirmaban que el cambio de aires lejos del mefítico galleguismo le había sentado muy bien al personaje.

«Nos estamos empeñando en vender vehículos eléctricos y no en retirar de las carreteras coches de más de diez, doce, catorce o quince años. Debemos hacer la transición de forma ordenada, sacar los motores de combustión viejos por los nuevos, e ir poco a poco transitando hacia las emisiones cero».

Estupendo, la gente es masoquista y no se ha dado cuenta hasta que se lo ha explicado Feijoo.  Sobra el dinero después de ser atracado mediante los impuestos abusivos o confiscadores del Régimen y si no cambia de coche es por sadismo maléfico de querer contaminar. Además como se sabe la enorme red logística de enchufes de recarga está disponible en cualquier parte de la geografía lo que permite salvar la falta de autonomía. Y mejor no hablar de la contaminación total del artefacto y su logística si se tiene en cuenta el ciclo de la cuna a la tumba.

En realidad, el camarada Feijoo enseña la patita bolchevique del peculiar comunismo ecologista hoy en vigor entre los países de la OTAN, anteriormente Occidente civilizado. Todo para la plutocracia y los demás que se apañen con tracción animal. Ahora bien la elite pretende dejar de fabricar vehículos de combustión interna dentro de trece años. De modo que aquí hay un cierto desajuste en plazos y objetivos. Me gustaría saber cuál sería el balance de energía primaria en el supuesto caso que todos los vehículos fuesen eléctricos.

Sin embargo, hay que reconocer que Feijoo supone un cambio de táctica respecto al falsario. Te insulta, arruina y acosa desde el más exquisito centrismo impostado, no desde la espantosa cosa radical como el actual gobierno pro prevaricación y pro sedición de Su Majestad.

Si se me permite un consejo o sugerencia, Feijoo haría mejor en no desvelar sus verdaderas intenciones si quiere pescar en río revuelto y no espantar a sus peces. Parece que aún queda mucho para las elecciones y, posibles pucherazos aparte, ya hay mucha gente cabreada que no está para más guasas ni provocaciones.

Es un mal candidato que ha cerrado temporalmente en falso la tremenda herida de la falta de defensa y representatividad de la sociedad española.  Y donde no hay valores, ni proyecto, ni criterio… surgen los caprichos y los despropósitos.

 

Prevarica, que algo queda

Por si ya no hubiera bastante con la despenalización de la pederastia que propugna la depravada ministra Montero o la de la sedición al gusto de delincuentes ahora el filantrópico gobierno de Su Majestad pretende atender otra exigencia de la delincuencia golpista o pro satánica.

El ministro de la Presidencia, un tipo llamado Félix Bolaños, ha confirmado que en la tramitación del delito de sedición también se puede «plantear modificar el de malversación». «Hay muchos delitos relacionados con lo que pasó en 2017 que no se han propuesto. No olvidemos que la clave es construir convivencia», ha afirmado muy ufano y puesto en razón, recalcando que el Código Penal debe armonizarse para que sea «razonable» y por tanto vale la pena estudiar las reformas. ¿Razonable la impunidad de delitos gravísimos? Para los socialistas y el gobierno de Su Majestad, sí.  Todo crimen es razonable si les conviene.

En principio no nos debe extrañar demasiado que un gobierno de «presuntos» apoyado por golpistas, filoterroristas o amigos de lo ajeno quiera colaborar con un grupo de ya condenados  y sus  compinches ladrones.  La verdad  es  que tal gobierno «sindios» ni código penal tampoco es del todo nuevo en la tenebrosa historia de la dinastía borbónica.

Para evitar que un «presunto»  que ha perpetrado un delito se convierta en reo condenado existen dos buenas  mañas:

Una es controlar y sobornar o chantajear a los jueces adecuados. Algunos ya colaboran encantados de modo activo. Incluso no tienen empacho en formar parte de este gobierno arrastrando sus togas por el albañal de las peores inmundicias.

La segunda es que el crimen  ya no sea considerado delito en un código penal astutamente reformado al gusto del delincuente y cohonestado y sancionado con la bonita y caligráfica firma de Su Majestad.

Porque esa es otra o acaso la misma: Su Majestad lo que se dice decir, la verdad es que no dice ni mu. Está dedicado a sus cosas, cuando no galardona a brujas hechiceras de magia negra o a potentados eugenistas homicidas. A asistir disfrazado de lobo de mar a saraos y desfiles pero no  para dedicar tiempo a estas otras menudencias. Un día Su gobierno indulta golpistas y ladrones, otro se permite defender la conveniencia del odioso crimen de la pederastia. Otro no investiga la prostitución de menores a cargo de las instituciones borbónicas inducida por las autoridades que deben protegerlas y educarlas. Otro entrega territorios como si fuesen  de su particular propiedad.  Otro deja indefensa a la nación. Otro presume que va a burlar la Justicia para que los ladrones condenados de su banda ni siquiera se molesten en ingresar en prisión. Otro le preguntan dónde están los miles de millones de euros entregados por la UE y ahora desaparecidos y… no sabe, no contesta…

Sí, como un  Poncio Pilatos, entrega al pueblo inocente al suplicio o la muerte, jaleado por el populacho y Su Gobierno mientras se lava las manos. Grandioso. Ejemplar. Majestuoso. Borbónico.

Sí. Para perpetrar estas  maniobras  destructivas de la nación y civilización españolas se precisa la colaboración activa o pasiva de las diferentes instituciones de este degenerado reino, empezando por la del titular de la Corona y Jefe del Estado y continuando con el Gobierno, el Ejército, la Judicatura, grupos civiles y todo lo demás. Quién nos iba a decir que tendríamos que añorar al Emérito oportunamente exilado en tierras de infieles. Con él en el Trono no pasaban estas cosas.

«Menos mal que tenemos un rey que no nos merecemos», sostendrá algún iluso fanático monárquico recalcitrante e incapaz de ver más allá de sus narices.

Pues sí, menos mal.

 

 

 

Protestas y desatención primaria

Tengo la impresión personal que la credibilidad y prestigio de la clase médica en su conjunto, y con carácter general, está bajo mínimos tras el desastre de la pandemia. Y no solo en España. Con las excepciones heroicas de rigor no ha demostrado ni gran conocimiento científico, ni demasiada empatía con el paciente, ni mucho respeto al juramento hipocrático, ni siquiera capacidad de generar un debate científico, ilustrado y sensato sobre lo que estaba pasando. Al contrario, se ha comportado como vicaria de un pensamiento único no inspirado en criterios científicos sino en intereses bastardos de la mafia farmacéutica y sus títeres mercenarios.  Y se ha entretenido en aplicar protocolos más o menos disparatados sino criminales sin rechistar. De modo que cabría calificarla de colaboracionista.

Incluso el desastre más o menos inducido de la pandemia ha sido utilizado para obtener ciertos privilegios laborales entre los sanitarios.

Ya el simple hecho de que los escasos disidentes del oficialismo mortal puedan calificarse en rigor de heroicos da idea de lo monstruoso de lo vivido.

El otro día, una supuesta autoridad como el presidente el colegio de médicos manifestaba no tener mucha idea acerca de las causas del escandaloso exceso de mortandad que padecemos tras las campañas de inoculación masiva. Un bochornoso echar balones fuera por el que se le debería caer la cara de vergüenza, si la tuviera. Que si el golpe de calor, que si la falta de tratamiento adecuado¡¡¡, que si la eutanasia, … pero se negaba a reconocer causas iatrogénicas ni, en concreto, la que parece más evidente de tal exceso de mortandad, las mal llamadas “vacunas”.

El socialista catalanista Salvador Illa, ministro de Sanidad durante esta ignominiosa y mortal etapa, asesorado por una fantasmal santa compaña inventada de ignotos expertos, va ser procesado por corrupción debida a la granjería y el trapicheo con el sufrimiento ajeno. Sin embargo, las repugnantes zurdas españolas en su línea de demagogia liberticida aprovechan el desastre general no para exigir responsabilidades a su propio gobierno colaboracionista y presuntamente corrupto sino para hacer campaña contra su «bestia negra», única demostrada capaz de ponerlas en ridículo electoral sin oportuno pucherazo que les valga. La consigna es «Hay que cazar a la Ayuso», cuestión en la que no dejarían de tener insospechados cómplices incluso dentro del partido de la acosada.

Son gentes de conciencia anestesiada que callaban lo que estaba sucediendo en los centros de salud y hospitales de toda España por culpa de los protocolos o luego de esa pócima experimental que han inoculado a muchos confiados, convirtiéndose en el brazo armado de la gentuza de la que recibían órdenes. Después de tanto silencio colaboracionista ahora protestan a toro pasado porque les faltan recursos. Si esto sigue así, con el gobierno perpetrando disparates, con la infame Ley animalista paradójicamente estarán mejor atendidos y protegidos los bichos que la gente.

Probablemente la pandemia sea un primer paso premeditado para la sustitución del sistema sanitario tal como lo conocemos.  En especial la asistencia primaria. Lo que parece que no saben las repugnantes zurdas españolas es que el despótico futuro gobierno mundial que la plutocracia globalista financiera quiere establecer, gracias a su incoherente colaboración entre otras, tiene previsto organizar una sanidad globalizada privatizada y que el modelo de atención seguramente será la tele-asistencia. Y gracias.

En consecuencia, muchos de los manifestantes contra el señuelo de la “malvada derecha de Ayuso” resultarán prescindibles dentro de este futuro modelo de sanidad a aplicar al desconcertado y pronto desahuciado populacho. Un modelo que no estaría dirigido a mejorar la salud sino al control demográfico y luego a la eutanasia con o sin pandemias.  Pero no hay peor ciego que el que no quiere ver.

Creo que era Aristóteles quien decía que «malos tiempos corren cuando resulta preciso explicar lo evidente».

Pues eso mismo.

 

 

 

 

 

 

Filatelias

No me voy a referir al famoso timo de los sellos como suculenta inversión, variante del de la estampita, “negocio” mohatrero recomendado por el tenebroso socialista Borrell, con empresas de nombre sonoro y asaz filantrópico como las que patrocinaban y titulaban cierto yate velero en el que navegaba habitualmente don Juan Carlos, nada menos que presidente de honor de una de ellas, Forum Filatélico.

La actualidad es que ahora el falsario promueve otro «fraude» filatélico, esta vez ideológico, mediante sellos al amparo de la no menos mohatrera ley de memoria. Otra vez a dar gato por liebre. Los intentos de blanquear los crímenes y robos del socio del gobierno de Su Majestad sacando un sello de correos para la conmemoración del centenario de la fundación del Partido Comunista. Y un sello en el que la hoz y el martillo no aparecen teñidos de rojo sangre sino con los colores de la bandera de la Segunda República.

Es increíble la osadía del gobierno de Su Majestad haciendo alarde de lo que sería más conveniente para él que ocultase. Y no solo por sentido de la moral y del honor, o al menos disimulo de su verdadera naturaleza e historia, sino por las propias resoluciones europeas de condena del comunismo como una reciente del Parlamento Europeo. Aunque la verdad no creo que personajes tan turbios y sospechosos como la Von Trinken puedan ni vayan a echárselo en cara.

En un texto anterior trataba de explicar someramente algunos hitos en la evolución histórica de la PSOE tal como yo lo entendía. Desde ese punto de vista, tras la matanza del 11M que sirvió para entronizar al diabólico ZP, nos encontramos en una fase nueva del pertinaz socialismo. Formar parte de las fuerzas de destrucción social y nacional para lograr la entronización del poder absoluto del Gran Capital financiero internacional sin ningún tipo de cortapisas constitucionales, ordenamientos jurídicos o derechos humanos.

Ya hubo una terrible etapa revolucionaria y liberticida de la PSOE cuando se compinchó con comunistas y ladrones golpistas catalanes atentando violentamente contra la República. Entonces dirigentes pro comunistas como Largo Caballero al parecer creían en el proletariado y la lucha de clases. Ahora ellos también sobrarían en su mayor parte para el NOM. El traidor no es menester, ya perpetrada y consumada la traición. Tendrían poco valor para la despiadada plutocracia triunfante, una vez ya destruidas sociedades y naciones.

El comunismo, en su momento también promovido y asentado por importantes capitalistas financieros, es la ideología más criminal de todos los tiempos históricos conocidos. Millones y millones de muertos y terriblemente damnificados en todo el mundo. Aquí, en España, dado los tremendos crímenes históricos de socialistas y comunistas lo más prudente para ellos sería tratar de ocultarlos o mantenerlos en el olvido en vez de hacer ostentación de su vesánica maldad. Así creo que se trató de hacer durante la Transición, y pensábamos que se había logrado una necesaria mínima reconciliación, pero se ve que la serpiente estaba dormida esperando el momento oportuno para volver a inocular su veneno.

Un veneno paralizante de la convivencia y el bienestar de la gente. Pero también de las instituciones borbónicas convertidas en promotoras o al menos colaboradoras necesarias de esta fascinación que tendría como resultado la parálisis y muerte del atacado, el pueblo español, pero de la que tampoco se librarían ellas mismas una vez consumada la sedición.

Afortunadamente, parece que queda algo de cordura al menos en instituciones particulares que intentan oponerse al desastre. De modo que una magistrada del juzgado 30 de lo Contencioso-Administrativo de Madrid ha atendido la petición presentada por Abogados Cristianos para suspender cautelarmente la emisión del citado sello de Correos.

Ya veremos lo que dura.

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.