Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

La verdadera faz de Teodora

El visitante de la ciudad italiana de Rávena puede admirar un conjunto de bellos edificios bizantinos. Rávena fue capital del Imperio P1020656_optromano de Occidente con el emperador Honorio, quien se trasladó allí desde Roma porque creía que la situación de la ciudad del Adriático rodeada de marismas era más defendible del ataque de los bárbaros. También, ya en tiempos de Justiniano, fue sede del Exarcado (Territorio de fuera) bizantino en Italia. La hermana del emperador Honorio, Gala Placidia, reinaría después de él. Pero la ciudad al cabo, fue conquistada.

Los mosaicos de Rávena son extraordinarios. Se encuentran en varios edificios y templos. El mausoleo de Gala Placidia, El Baptisterio de los Arrianos, San Apolinar El Nuevo, San Apolinar en Classe o San Vital.

En el deambulatorio de este último y precioso templo destaca un mosaico en el que figura la emperatriz Teodora, en actitud ejemplar, muy piadosa y modesta. Acompañada de su séquito, apenas cabe vislumbrar la verdadera catadura del personaje. La pía emperatriz se inició en la prostitución a la precoz edad de doce años.

La verdadera historia o leyenda negra del matrimonio imperial, Justiniano y Teodora, no resulta tan hagiográfica como pretenden los mosaicos. Justiniano habría cometido toda clase de delitos, saqueos, empobrecimiento de sus súbditos, traiciones, y en número que superaría al de otros emperadores anteriores. La emperatriz Teodora que aparece tan pía en los mosaicos de San Vital, no le iba a la zaga. Promiscua. Abortista reincidente. Prostituta desde niña, luego también actriz en representaciones porno, recibía a varios amantes a la vez. En una de estas orgías la conoció el emperador. Al parecer, una de sus P1020658_optprácticas sexuales favoritas era hacerse introducir granos de cereal en la vagina, para que gansos amaestrados los fueran extrayendo de uno en uno.

Ambos eran sádicos notorios. Asesinaban a sus antiguos amigos, colaboradores y o amantes. Ser amante de Teodora producía un enriquecimiento y notoriedad súbitos, pero que pronto tenía consecuencias fatales. Cuando caía en desgracia y era sustituido por otro, usualmente solía ser castrado o asesinado.

Sin embargo, la pía y devota Teodora de los ejemplarizantes mosaicos puede considerarse pionera en varios aspectos ce a modernidad. Así, por ejemplo, la rehabilitación de prostitutas. Periódicamente ordenaba redadas en las calles y las mujeres arrestadas eran recluidas a la fuerza en un estricto monasterio para que se arrepintiesen. Muchas de ellas no podían P1020660_optresistir y se suicidaban.

También de precedentes de aberraciones jurídicas tales como la actual ley española de violencia de género. Teodora protegía del castigo a las damas favoritas de la corte por sus desmanes. Perdonaba sus adulterios y si un marido se quejaba era procesado por ofensas. Usualmente azotado y vejado en público.

Pero, cuál es la realidad, ¿lo que nos cuenta Procopio en su famosa Historia secreta o la piadosa imagen de los mosaicos de San Vital?

Estamos en un mundo virtual en el que cada vez resulta más difícil distinguir la auténtica Realidad de aquello que nos muestran. El Arte y los P1020661_optmuchos “media” contribuyen a mantenernos en el despiste o la ignorancia de lo fundamental o relevante.

Los fenómenos que vemos, o en ocasiones sufrimos directamente, ¿obedecen a algo más profundo?

Mi opinión es que suele ser así. Cuando se investigan ciertas pistas o hipótesis sobre lo que en verdad está ocurriendo en profundidad y sus porqués, las piezas que parecen inconexas, se ajustan como en un mosaico sus teselas.

El actual proceso de devastación de la organización de la sociedad, ataques a la educación, la familia o al bienestar de la clase media, y de desmantelamiento de los Estados nacionales puede verse y vivirse como un conjunto de eventos desfavorables que suceden por pura casualidad. Algo que puede superarse con un buen best seller manual de autoayuda recomendado en el suplemento cultural de algún influyente peródico. Pero también que son causales, que obedecen a una lógica interna, de carácter tenebroso y oculto. Y tremendo, en su sentido literal, de hacer temblar.

Puede resultar tan hermosa como el mosaico de Teodora y su séquito pero la propaganda que muestra a nuestros próceres y poderosos como gentes bienintencionadas, de conducta ejemplar y de influencia bienhechora resulta un instrumento del Poder para intentar distraer a la gente de los procesos de pérdida de derechos y creciente despotismo que sufre. Cabe sospechar que si el poderoso fuese decente no sería invitado a formar parte P1020662detalle_optdel círculo íntimo del Poder.

Aunque contra esto se argüirá que el Procopio de turno miente, exagera o no se entera de nada, obsesionado con sus teorías de la conspiración. Que la emperatriz y sus damas que la acompañan en su piadoso séquito son buena gente, fervorosas, incapaces de romper un plato. Nada más lejos de su naturaleza que ser sádicas, promiscuas y sanguinarias sin piedad, capaces de los mayores crímenes.

El Procopio de turno se juega la cabeza. Antes, cuando el Poder era absoluto y se disfrazaba de Teocracia para justificar sus crímenes, la ejecución se hacía en a las bravas. Ahora, la represión suele ser más sutil y no conlleva necesariamente la eliminación física.

Desde luego, en eso hemos ganado.

 

 

 

Elecciones españolas y NOM

Algunos amigos lectores me preguntan por las razones de mi relativo absentismo para comentar la realidad cotidiana especialmente HL 1en estos tiempos, potencialmente meta-revolucionarios, en los que aquí en España el viejo orden instaurado tras la muerte del general Franco ya se ha revelado inservible por corrupto, mohatrero, ineficaz, contrario a la defensa de los intereses de la nación y la sociedad. Un orden, sin embargo, que se resiste a desaparecer obstaculizando sino directamente impidiendo que la Nación y la sociedad puedan prosperar e incluso quizás sobrevivir como tal.

No conviene olvidar que probablemente la primera de las corrupciones sea pudrir el entendimiento, tarea a la que, por cierto, se dedican con especial vocación y singular denuedo las mohatreras instituciones de la Monarquía.

Así, se intenta cegar a la gente, antes pueblo soberano o al menos veterano, para que se vuelva incapaz de ver y analizar lo que pasa. Lo que les pasa. Lo que nos pasa.

Así, muchos artículos y textos de actualidad tratan de la última sesuda sandez depuesta por el corrupto o inepto político dinástico de turno, obviando la comprensión de lo sustancial o importante.

Así la gente se entretiene, el tiempo va pasando, “vengan días, vengan ollas”, y mientras tanto continúa el engorde de la gusanera o el gobierno en funciones.

Así, también, se producen sucesivas batidas judiciales para HL 3obtener trofeos de más o menos puntas, ahora que los amos del cortijo están muy atareados en Panamá, Luxemburgo, Suiza o Delaware, y sus manijeros o guardería afanados en disimular, destruir y ocultar pruebas comprometedoras parecen menos poderosos y temibles. Hoy cae Menganito, antiguo prócer célebre del Partido de los sobres. Pero pronto los de los cien años y un día de honradez empatan con inusitada brillantez la singular contienda. Sin olvidar a los aprendices, becarios y meritorios, imaginarias de igual servicio, al asalto de las futuras prebendas.

¿Hay alguna posibilidad de eludir tal condena? Sin duda debe haberla, pero no parece estar a nuestro alcance. Para que fuese eficaz, verdadera y sostenible como ahora se dice, requeriría un profundo cambio de conciencia que los poderosos tratan de evitarnos por la cuenta que les tiene.

Una primera cuestión a considerar es entender el verdadero ámbito de nuestros problemas. Es decir, cuáles de ellos son de ámbito local, regional o nacional y qué otros forman parte de los cambios que está sufriendo nuestra civilización en su transición a lo que se ha venido en llamar NOM o nuevo orden mundial.  En realidad un nuevo imperio en el que las gentes o lo quedara de ellas, convertidas en deudoras voluntarias o a la fuerza, serían sus nuevas colonias.

 

HL 5Para favorecer esta comprensión o concienciación aún resulta muy útil, por su lúcida y esquemática abstracción, la clásica Tipología política aristotélica. En ella se clasifican los diversos sistemas políticos atendiendo a dos criterios fundamentales: quienes mandan (o son verdaderos depositarios de la soberanía) y los fines reales de su gobernación. Pueden ser uno, (rey o tirano), pocos (suelen ser los ricos) o muchos (suelen ser los pobres). El segundo criterio tiene que ver con la finalidad del gobierno. Si se gobierna en beneficio propio del gobernante o de su reducido círculo de poder, o de la comunidad gobernada.

Para Aristóteles son sistemas políticos justos todos lo que obedecen a esta finalidad, es decir gobiernan en beneficio del común. E injustos todos los contrarios.

La combinación de ambos criterios da lugar a seis alternativas básicas: Tiranía, Oligarquía y Democracia. Monarquía, Aristocracia y República o Politeia. Las tres primeras injustas, las tres siguientes justas.

¿Cómo podríamos clasificar ahora la situación común a los sistemas occidentales?

Formalmente son democracias, más o menos burladas o virtuales, en el sentido de que las decisiones más importantes escapan a la gente que generalmente se limitan a elegir entre principales actores, ni siquiera los secundarios del elenco, pero sin apenas HL 7 HL 11intervenir en el guión de lo representado. Paga y calla, pita o aplaude. En la tipología aristotélica podrían ser consideradas como Democracias si predomina la demagogia y el populismo, que es a lo que se tiende, o rara vez Repúblicas (Politeias) si acaso predominase la búsqueda del interés legítimo de la Nación y la Sociedad.

Democracia y República, en el sentido aristotélico de Politeia, no son en teoría incompatibles. Sin embargo, algunos autores consideran el término democracia como especialmente equívoco sino falaz. Para García Calvo resultaba una contradicción en términos pues democracia significaría poder del pueblo, pero ese poder de dominación resulta ejercido ¿sobre sí mismo? En todo caso, la existencia de votaciones no asegura que exista Politeia, ni incluso, a veces verdadera Democracia.

Estamos asistiendo a un proceso al parecer imparable de vaciado de la soberanía remanente, por el que el poder real sobre las variables fundamentales se trasfiere más o menos de tapadillo a instituciones internacionales cuyos elementos, por supuesto no ya sus políticas, ni siquiera son elegidos por la gente. Desde ese punto de vista nos encontraríamos en una oligarquía política que pone cara visible a una reducidísima pero omnipotente y oculta oligarquía real.

Para García Trevijano, y creo que tiene razón, lo que realmente existe en España es una oligarquía de partidos.

En su famosa Ética a Nicómaco Aristóteles nos ofrece otra importante pista para comprender la realidad actual. Considera que “muy razonablemente es aborrecida la usura, porque en ella la ganancia procede del mismo dinero, y no de aquello para lo que éste se inventó”. Critica a los que se dedican a profesiones degradantes como la prostitución o los usureros, a los que equipara. La trata de blancas es comparada con ciertas prácticas bancarias por sus consecuencias de esclavitud y degradación.

 

Nuestra presente realidad muestra al observador la hegemonía absoluta de lo financiero, del dinero fiduciario. En cierto modo virtual, al no proceder de una contraprestación de la economía real, de bienes y servicios, sino de mecanismos artificiales de creación contable. Y esta hegemonía del dinero es un instrumento de la oligarquía más poderosa, encubierta y reducida que quizás haya conocido la Historia.

Confío en que este marco esbozado con carácter general nos permita encajar mejor las diferentes piezas que conforman nuestra realidad, cuya comprensión por separado o de modo aislado dificulta la buena inteligencia de lo que existe tras los sucesos.

Las recientes peripecias griegas explican lo que queremos decir. HL 8 HL 16La pérdida de soberanía provocada por el no control de la política monetaria asociado a la corrupción de la clase política tradicional y la ineficacia de sus instituciones generadoras de déficit y deuda, (buena parte de ella debida a la compra de armas a los países acreedores), impide afrontar la crisis financiera exógena. Se instrumenta, luego intentaremos averiguar qué significa ese se, un recambio político que aparece como revolucionario. Gana las elecciones con horror, puede que fingido, de muchos bien pensantes y algunos de los nuevos dirigentes parece que intentan cumplir lo básico de su programa electoral. Ante las dificultades piden corroboración de su actitud a los griegos mediante referendo que resulta apoyado con extraordinaria contundencia. Sin embargo, el nuevo líder emergente hace lo contrario de lo prometido o pactado y purga su partido para eliminar los ahora convertidos en disidentes por seguir manteniendo coherentemente las posturas iniciales. Paradójicamente vuelve ganar las elecciones, acaso porque el votante griego piense que es mejor que les mientan, les humillen y le estafen “los suyos” que la malvada derecha o corrupta socialdemocracia clásicas.  Desde el punto de vista internacional, resulta preferible que sea este líder títere mil caras o de falsa bandera quien meta en cintura a su pueblo, que no arbitrar un nuevo régimen de los coroneles como en la época del rey Constantino. O en los no tan lejanos años treinta. Más estético y aseado. Y más controlable. Desde luego, más políticamente correcto. Pero al cabo, un régimen sin soberanía real que enmascara mediante votaciones sin apenas consecuencias de fondo para ella el dominio de la oligarquía, especialmente financiera internacional. El líder títere mil caras viaja a Tel Aviv, no sabemos si a pedir instrucciones.  Se produce otra vuelta de tuerca contra la población. Media Grecia se convierte en almoneda.

Probablemente la cuestión del papel del dinero, de la soberanía financiera frente a la dependencia de creadores de dinero internacionales controlados por la oligarquía, la necesidad de puesta a cero del fiduciario, crecientemente mayor que su contraparte en recursos, bienes y servicios, o del control del déficit para que no genere deuda odiosa, sean los principales factores a tener en cuenta.

Cabe pensar que la cuestión no deja de tener cierta semejanza con el famoso timo de la estampita, aunque la estampita sea ahora la imagen de Benjamín Franklin sobre billete verde o un puente romano sobre color carne.

Pero la semejanza de ciertos problemas actuales con los de los años treinta no deja de poner los pelos de punta, sobre todo si al final la oligarquía financiera decide como entonces “quemar” dinero fiduciario a través de una gran guerra mundial. Entonces financió tanto a Hitler como a los aliados y, antes, ¡a la propia revolución rusa!

Bien es verdad que ahora, en sociedades con gran libertad sexual HL 4pero sin familias tradicionales, no parece el momento de los fascismos, nazismos o totalitarismos convencionales de bizarros uniformes y vistosos correajes. Su rol para el mantenimiento del sistema ha de ser instrumentado hoy con nuevas tecnologías. La técnica actual más que potenciar un orden alternativo y enfrentarlo violentamente al existente parece ser la de, al contrario, generar desórdenes, entropía y al cabo destruir a la clase media último garante de la cultura, la estructura social y económica de la Nación. Son los populismos de falsa bandera como hemos visto en Grecia y Venezuela, con gran capacidad de devastación pero que al destruir las tradiciones y los estados nacionales preparan la consolidación de un nuevo orden mundial que ha de surgir de entre sus escombros. O los que seguiremos viendo en Europa y puede que en el propio EEUU.

Es en este marco de apogeo de lo financiero y consecuente dificultad sino imposibilidad de las políticas de la socialdemocracia clásica donde creo que se debe incluir el nuevo recambio o plan B del sistema. Es decir, los Podemos y similares de turno. Vehículos para desviar el descontento e indignación de los cada vez más damnificados por la grave crisis inducida, grupúsculos de carácter entrópico básico, pero oportunamente corregido por los medios de organización que tan sospechosamente les pone el sistema, desmintiendo así que se puedan considerar como fuerzas verdaderamente revolucionarias. Se frustra de este modo la posibilidad de un HL 13cambio real del sistema, cuyo bipartidismo se apuntala o recauchuta mientras la Reacción imitando a un Hermano Lobo de 1975, amenaza con que hay que elegir entre dos mercancías podridas. O ella o el caos. En el chiste de la citada revista de humor el público grita, el caos, el caos. A lo que el marianesco prócer responde: “no importa, también somos nosotros”.

 

Mi visión, triste pero creo que más realista que equivocada, es que estamos ante un tenderete político electoral de falsa bandera. Me recuerda a, por ejemplo, la factoría de INDITEX. Empresa única aunque fragmente el mercado con varias marcas diferentes para mejor dominarlo. Zara, Stradivarius, Uterque, Máximo Tutti,… son los diferentes empresas partidos que venden mercancías elaboradas en la misma factoría o que sirven a los mismos intereses últimos.

Así, cabe fijarse en una serie de condicionantes internacionales fundamentales así como de cuestiones, legítimas en su origen pero manipuladas y convertidas luego en ismos parciales, es decir, en nuevas formas de distracción de las causas del verdadero problema, que en mi opinión es el señalado al principio.

Entre estas cuestiones, (o “ismos” pseudo alterativos) se pueden enumerar, entre otras muchas, las siguientes:

HL 15El Globalismo (convertido en una forma de neo-imperialismo)

La Pinza contra la Nación histórica entre instituciones internacionales y regionales

La Exigencia de Transparencia, pero referida solo a los Estados-nación, no a las instituciones internacionales que son los verdaderos nidos de corrupción fundamental

Lo que podríamos denominar Participacionismo (como distracción o amortiguamiento de tensiones sociales)

La bandera de la Sostenibilidad, como mohatra pues no se refiere a lo local y concreto sino a cosas abstractas que obvian la realidad de los procesos en los que se desenvuelven los sistemas sociales y los ecosistemas naturales.

La manipulación del Humanitarismo y antirracismo sentimental como caballos de Troya contra las tradiciones de cada pueblo o nación. Por ejemplo en la actual crisis de los refugiados provocada por guerras de agresión imperialistas contra Libia o Siria.

Los abusos del Trans-generismo, o proceso de destrucción de la estructura social tradicional, familia. Aquí cabe reseñar la exacerbación de Feminismo y la mal llamada violencia de género, similar al anterior.

HL 14La degradación en la concepción de la Cultura ¿? Entendida como espectáculo superficial difundida por los media, no como despertar de las almas dormidas.

La impostura de un estilo desaliñado, de estudiado diseño, de falsedad en la representación de roles o imagen e indumentaria. Distinta y opuesta a la de los movimientos totalitarios en los años treinta, pero, ¿acaso con los mismos fines de protección de un sistema desestabilizado por otra crisis financiera como la de entonces?

El creciente Terrorismo de falsa bandera, y su capacidad de influir en la opinión pública menos crítica e informada.

Las Crisis provocadas con neo tecnologías de falso progreso, pandemias, migraciones masivas, HAARP, nuevas formas de guerra y creación de desastres fingidamente naturales o sociales.

La introducción irresponsable de Transgénicos contra la agricultura y la ganadería tradicionales, y sus formas de vida asociadas.

Los proyectos de Ingeniería social contra la sociedad tradicional.

La amenaza de futuros Tratados comerciales internacionales negociados de forma secreta, que pudieran ser el remate para la decadente situación europea.

La existencia de un Gobierno real en la sombra, algo que no denuncian las neo-zurdas, al servicio del NOM.

Los abusos en la utilización de los términos Nazismo o antisemitismo para descalificar a los críticos. Conviene recordar que Hitler fue financiado por la gran banca internacional, como parte de su estrategia para el dominio mundial.

La promoción de una especie de Neo religiosidad de diseño. Nuevas pautas culturales como pseudo neo rituales religiosos.

 

HL 17Creo que las posturas o mejor decir falta de postura sobre estas cuestiones por parte de las diferentes fuerzas políticas que se presentan a las elecciones constituyen un buen test para saber lo que cabe esperar de ellas. Es decir, si actúan a favor o en contra del NOM.

El lector pensará, bueno, bueno, todo eso está muy bien, pero con esto de abstenernos tampoco adelantamos nada. Posiblemente tenga algo de razón, pero seguir votando al considerado mal menor, tampoco lleva a nada bueno. El mal menor tiene al mal como sustantivo, y varios males menores sucesivos no se transforman en un bien, pero si consolidan un sistema cada vez más degradado.

Por eso creo que la mejor opción para el ciudadano consciente sea la abstención.  Es una forma de no colaborar con aquello que no se cree justo o conveniente para los legítimos intereses de los ciudadanos y de la Nación. Si la abstención fuese mayoritaria, constituiría una forma de des legitimización del sistema.

Pero, ¿qué salidas puede haber? La socialdemocracia europea clásica se encuentra muy afectada por el euro y la falta de control sobre la política monetaria. Es preciso relativizar lo políticamente correcto. Hay que empezar por llamar a las cosas por su nombre. Recuperar la soberanía perdida y el Estado nacional frente a la doble amenaza de integración en oscurantistas instituciones internacionales sujetas a intereses ajenos y de la descomposición de España en pequeños Estados regionales, cotos de caza de las oligarquías locales e incapaces de defender a sus poblaciones de las nuevas amenazas.

Recuperar el liberalismo español clásico, preocupación por proteger al débil y predominio de la libertad como el más alto HL 6don que al hombre han dado los cielos.

Dejar que la libertad actúe sin trabas administrativas o autonómicas. Cuantas más leyes y normativas, más atraso, despotismo y corrupción.

La recuperación del sentido espiritual del Arte y de la Cultura  puede contribuir a la toma de conciencia, posible motor de la voluntad de cambio real.

Al cabo, como decía Aristóteles, tender hacía una república o politeia del pueblo en beneficio del bien común.

Pero el lector y posible votante seguro que no oye a casi nadie hablar de estas cosas en la presente campaña electoral.

 

 

 

Lud Kong Kyi gyalpo

Este extraño nombre es el tibetano que se emplea para designar a un hombre voluntario sobre el que se carga, gracias a ciertos rituales mágicos lamaístas, todas las manchas espirituales, trasgresiones morales o religiosas del pueblo tibetano y de sus dirigentes.

tibet DSC_0133_optSe trata de calmar así la cólera de las divinidades manifestadas en posibles revueltas, epidemias y calamidades diversas.

El método no es nuevo, ya nos cuentan en la Biblia que los hebreos empleaban un chivo expiatorio con idénticos fines. En el caso del Tibet, el hombre voluntario es cargado mediante un rito especial con las iniquidades y lacras del soberano, aquí el Dalai Lama, y de sus súbditos. Cargar con las faltas de toda la nación, sin olvidar las amenazas de los mismos demonios, se ve compensado por las abundantes dádivas que recibe el Lud Kong Kyi gyalpo.  Con parte de estas mismas dádivas oportunamente repartidas entre otros sabios lamas el expiatorio cree que puede conseguir compensar la animosidad de los demonios mediante otros rituales mágicos alternativos. Gracias a esta sabia institución el tinglado lamaísta puede proseguir un año más a salvo de peligros.

Después de tres años de ejercicio los Lud Kong Kyi gyalpo pueden conseguir incluso una pensión gubernamental. Con demonios o sin demonios, se trata de un oficio de alto riesgo que casi asegura una muerte prematura. Pero el voluntario puede conseguir un botín sustancioso que le asegure una sosegada vejez, si sobrevive.

DSC_0134_optLa audaz exploradora Alexandra David Neel cuenta una ceremonia de entronización y expulsión de un Lud Kong Kyi gyalpo vivida por ella hace ya casi un siglo en Lhassa a donde había viajado de incógnito. Hay que recordar que entonces estaba rigurosamente prohibida la entrada de extranjeros en el Tibet.  Su azaroso viaje, cientos de kilómetros andando con su ahijado, un joven lama, a través de collados, valles, ríos, expuesta a los abusos de bandidos y agentes gubernamentales, constituyó toda una prodigiosa ventura de la que aquí hacemos el merecido homenaje.

Bárbaras, supersticiosas y absurdas costumbres, pensará el amable lector. Sin considerar que en todas partes cuecen habas y aquí, en el no menos prodigioso Reino de España, a galeradas.

No vivimos en una teocracia mágica como la tibetana antes de la invasión comunista, pero celebramos con singular devoción, no exenta de superstición, lo que comúnmente se ha venido en llamar penas de telediario. Aquí no hay voluntarios para el problemático rol de Lud Kong Kyi gyalpo. Tal oficio ha de asumirse a la fuerza, según toque o no toque a conveniencia del poderoso de turno, aunque con el consuelo, eso sí, de poder disfrutar con toda impunidad luego de lo saqueado. El Poder, no olvidemos que la Justicia se administra en nombre del Rey, coloca a escarnio público pasajero a sus peones o antiguos usufructuarios caídos en desgracia o adversarios de los que mangonean en ese momento. Un pequeño y generalmente breve mal trago, que tampoco es tan importante cuando se carece de vergüenza y luego a disfrutar del cohecho, a veces compartiéndolo con otros encumbrados lamas benefactores.

El prestigio de nuestro sabio y honrado Dalai Lama y de su modélico tinglado permanece intacto mientras sus supersticiosos súbditos se consuelan insultando al prócer dinástico caído en pasajera desgracia y creen que así de tal guisa se conjuran los demonios de la Injusticia, el despotismo y la miseria.

 

 

 

 

 

Grandes zozobras del capón en su capoeiro

A la llamada a arrebato del agitar de campanas que anuncia el adelanto electoral, sobresaltados burócratas del bipartito, podemitas de igual servicio futuro, espantadizos nacionalistas pilla pilla arrejuntados en heterogéneo rebaño hollan hoy el viejo pazo cerrado do otrora paseara libre, escéptico, arruinado y meditabundo pero con su natural elegancia el marqués de Bradomín.

pazoca_optUnos corren aprestándose a la defensa de sus diezmos y sinecuras entre la flora típicamente gallega de metrosideros y eucaliptos de las antípodas, camelias japonesas, hortensias chinas, dondiegos mejicanos, tuliperos de Virginia, geranios sudafricanos, araucarias del Brasil, abetos pinsapos o españoles sin olvidar los hermosos ginkgos bilobas de hojas de abanico, la exótica especie botánica viva más antigua existente en el planeta, capaz de resistir las fechorías de los políticos y hasta a la misma bomba atómica. Otros se prestan al asalto de los más sustanciosos y arrebañables presupuestos disimulando a la tsiapresca griega manera sus verdaderos fines. Nuevas votaciones pudieran significar nuevos capataces y manijeros para administrar y mantener el pazo, la banca o el cortijo a gusto y beneficio de sus verdaderos amos a los que pocos son capaces de poner cara.

IMGP0950 laberinto _optEl calendario anual, el inmutable orden cósmico borbónico, el ciclo de eterno retorno de estaciones, siembras y cosechas o inocuas votaciones, caciques impunes, alcaldes de monterilla, con sus santos del día, sus carnavales y doña cuaresma, ha sido alterado en apariencia. So pretexto de pernicioso y falaz regeneracionismo, a trancas y barrancas irrumpen otras ideas disolventes, el malvado liberalismo, el noble patriotismo en defensa de la Nación arruinada y humillada por los dinásticos próceres, el jacobinismo subversivo de los nuevos caballeritos de Azcoitia. Gentes descontentadizas e insensible a las grandes conquistas del régimen: instituciones mohatreras, corrupción universal, paro irredento, analfabetismo funcional, alienación masiva, desfalcos y vocación panameña. Osan hablar pestes de los partidos dinásticos aunque algunas de ellas paradójicamente parecen dejar a salvo a la tenebrosa oligarquía borbonera de la que acaso sean actuales o futuros mercenarios o cubre vergüenzas.

espera a la puerta IMGP0967_optNo solo los mareantes y podemitas, en su calidad de tropa del pijerío zarrapastroso disfrazada de desarrapada y preparada por el Poder para ser imaginaria de igual servicio, se aprestan a cumplir la misión asignada de constituirse en renovados domadores y saqueadores del populacho ahora que las cosas pintan feas y los glotones sacamantecas de Berlín y Bruselas exigen más y más sangre. También repelentes criaturas de la Ilustración, malvados librepensadores, desafectos, aliados a simples currantes indignados, burlados y saqueados con el viejo cuento de la reforma, imposible de suyo, del régimen pretenden asaltar a golpe de argumentos y razones los hoy menguantes presupuestos y hacerse con la hacienda, el santo y la limosna, en un crujir y temblar de dientes delictivos.

Un rayo del espantadizo sol primaveral tamizado por la lluvia entre las temblonas hojas de los tilos hiere el sosiego del desvencijado pazo y del mismo orden cósmico borbonero amenazado. Mientras, la Ilustración y las criaturas de la Razón amenazan irrumpir en el viejo y apacible Reino patriarcal de preferentes, ensobrados, gurtelidos, panameños, salteadores de parados en formación, golpistas pedigüeños catalanes, meapilas vascos, saludadores, pujolones, opusdeistas de la pía comisión, carlistas afeitados y agiotistas autonomistas de varia condición.

caponEntre los enseres típicos del pazo destaca el capoeiro que es un banco típico situado junto a la lareira con la particularidad de que, debajo del asiento, enjaulados, engordaban en la inmovilidad, la penumbra, el calor y la ceba, los capones que habían de sacrificarse en vísperas de fechas solemnes y desde luego en Navidad. El adelanto en la llamada a votar ya no va permitir el cebo y engorde de los capones como estaba previsto. Barruntan el cercano degolladero. Se muestran inquietos y espantadizos. Mientras tanto la alquitara oficial destila promesas estupefacientes cuyos vapores aturden al sufrido, escamado e infeliz preferenciado votante.

Todo tiene su rito y el mismísimo Cunqueiro rechazaría estas prisas impropias del señorío de la gente de bien. Sí. Asusta la revolución que se acerca imparable aunque aún no se sabe qué garganta de gente principal, cual ranura de urna cautiva y servil, rajará la afilada papeleta. No hay peligro para la de los próceres. Probablemente, igual que siempre y disimulos aparte, se cebará en la del pueblo más o menos cándido o inocente que les vote. Esas gentes vulgares que no tienen un Panamá donde llevar sus desfalcos, prevaricaciones, sobres ni sisas.

El capón mayor del reino cacarea muy jaque desde su lujoso capoeiro que no tiene sustituto ni menos tartufa sustituta. Pero, por si acaso, no se digna reñir con gallos de enteros atributos. Observa inquieto al amo de la finca quien parece haber decidido sacrificarlo y sustituirlo por las audaces y feroces crías de hordas abigarradas mil razas para completar el trabajo sucio ya realizado.

Entre sus doradas y aromáticas cagarrutas barrunta que pudiera ser que no llegase vivo a Navidad.  ¿O sí?

 

 

 

Opiniones de W. Churchill

Tomadas de las Obras Escogidas Aguilar

churchillSobre la democracia

“Digo que lo que menos representa a la democracia es la ley de la chusma y el intento de introducir un régimen totalitario y de clamar por el fusilamiento de de todos los que políticamente estorben, haciéndoles figurar entre los presuntos eliminados en virtud de la acusación, muy a menudo infundada, de haber colaborado con los alemanes durante la ocupación. No hagamos caer la democracia tan bajo, no consideremos la democracia como si consistiese meramente en adueñarse del poder y fusilar a quienes no concuerdan con nosotros. Esto es la antítesis de la democracia.

 La democracia, dije, no se funda en la violencia o el terrorismo, sino en la razón, en el juego limpio, en la libertad, en el respeto de los derechos de las demás personas…

Yo confío en el pueblo, en la masa del pueblo de casi todos los países, pero me gusta asegurarme de que trato con el pueblo y no con una partida de bandidos de las montañas o del campo que piensan que pueden, por la violencia, derribar la autoridad constituida, y, en algunos casos, antiguos parlamentos, gobiernos y estados”.

La cosa no era tan exagerada:

Sesión de las Cortes españolas del 9 de julio de 1910.

El diputado Pablo Iglesias, del PSOE, dice:
“Nosotros execramos la conducta del gobierno del señor Maura y nos asociamos
a lo hecho por socialistas extranjeros, ya que no tuvimos bríos a su tiempo para oponernos de modo terminante. Esto es lo que nos ha obligado a la conjunción (con los republicanos); por ello tuvimos que unirnos y juntos derribar al señor Maura. Nuestra labor de ahora es impedir la vuelta del señor Maura al Poder y como el régimen protege al señor Maura, procuraremos derribar al régimen. Para impedir que el señor Maura vuelva al Poder, “Ya dije en otra parte que mis amigos están dispuestos al atentado personal”.

Uno de los “amigos” del patibulario Iglesias tomó la amenaza al pie de la letra y atentó el 22 de julio contra Maura en Barcelona hiriéndole de bala, aunque afortunadamente el político conservador sobrevivió al atentado.

 

Churchill expone sus dudas sobre la verdadera naturaleza del nazismo

hitler mi lichaHitler y su opción, (1935)

No es posible formular un juicio justo sobre una figura pública que ha alcanzado las enormes dimensiones de Adolfo Hitler mientras no tengamos ante nosotros, íntegra, la obra de toda su vida. 

Esta visión total nos está vedada hoy. Aún no podemos decir si Hitler será el hombre que desencadenará de nuevo sobre el mundo otra guerra en la que la civilización sucumbirá irremisiblemente, o si pasará a la Historia como el hombre que restauró el honor y la paz de espíritu de la gran nación germánica y la reintegró, serena, esperanzada y fuerte a la cabeza del círculo familiar europeo.

Es sobre este misterio del futuro sobre el que la Historia se pronunciará”.  

 

Basura galleguista

Una muestra más de la onerosa incompetencia galleguista se puede admirar en el actual Concello A Coruña, en épocas mejores basura 2_optanteriores conocido en toda España como Ayuntamiento de La Coruña.  El alcalde, que no rebuzna de balde como ya nos advertía Cervantes, además de déspota está demostrando ser un inepto rodeado de otros semejantes. Otra prueba de lo que digo la ofrece esta gloria de la cartelería galleguista basurera municipal.

El lector puede admirarla y juzgar por sí mismo en estas fotos tomadas esta misma tarde en la emblemática plaza coruñesa de Pontevedra.

Los carteles se encuentran redactados en lengua burocrática galleguista oficial sin duda bajo la supervisión de los oportunos correctores y traductores lingüísticos que tratan de exterminar el uso del español y le salen al sufrido contribuyente por un Potosí y el pretendido control de toda basura 2 detalle auna caterva de asesores y asesoras municipales.

basura 2 detalle bPero tanto galleguismo presenta un fallo lógico. Puede que producto fatal de tanta mareante marea que tiene a los nuevos aprendices de próceres mareados al nunca imaginar verse mandando cosas en una ciudad española importante por muy mareada y venida a menos que esté como para votarles.

Es todo un enigma. Una auténtica inquietud que tiene a los ciudadanos supervivientes de la antigua capital gallega liberal en plena zozobra. En un sin vivir.

Una cuestión dramática: ¿Qué hacer en Setiembre?

Los podemitas defenderán la cosa aduciendo que bien mirado se trata de una ingeniosa manera de reducir el monstruoso déficit municipal pariendo años de once meses, lo que permite que cunda un poco más el presupuesto anual. Al final es posible que la burocracia y asesores a las órdenes del alcalde mareante y mareado al cabo sustituya los cartelitos, encargando otros nuevos con sus correctores lingüísticos oportunos y aumentando el déficit municipal.  ¡Será por pasta!

 

 

Los diez negritos de Mariano

En Diez negritos Ágatha Christie cuenta el extraño caso del asesino desconocido que va liquidando, una tras otra, hasta a diez diez negritos portadapersonas reunidas en una isla desierta a las que considera culpables de diferentes fechorías o canalladas aunque quizás no susceptibles de condena como delitos punibles ante un tribunal.

El misterio se resuelve cuando se descubre un falso muerto que es el malo justiciero que va exterminando a los demás.

El argumento nos recuerda la siniestra trayectoria de Mariano, el de los sobres, que va exterminando fríamente, con taimada crueldad de eunuco, sin piedad ni empatía por el sufrimiento ajeno, uno tras otro a cualquiera de sus colegas dirigentes del llamado PP.

San Gil, Ortega Lara, Mayor Oreja, Aznar, Cascos, Aguirre, Fabra, Bárcenas, Camps, Matas, Granados, González, Ratos, Rus, Gurtelidos, Púnicos, Marjalizos…

Bien, el lector pensará, bueno la verdad es que el PP actual de Mariano, hecho a su imagen y semejanza, es de lo más parecido a la Sodoma bíblica sin que a un hipotético Lot le quepa encontrar ningún dirigente honrado o libre de sospecha. No le falta razón, desde luego, salvo en el caso de heroínas como María San Gil o los resistentes a la violencia etarra o catalana, hoy traicionados para favorecer su política de compadreo o colegueo con los batasunos y golpistas corruptos de la Generalidad.

Ahora bien, Mariano, como el líder de la famosa secta suicida de la Guayana, parece dispuesto a realizar una truculenta, amén de amplia, escabechina sin que a su alrededor quede nadie vivo que pueda oponerse a su despotismo sin ilustrar. Se cree que incluso podría ir a por Su Majestad don Felipe VI por no dejarse manipular a su gusto con el asunto de la investidura interruptus marianesca. Milagrosamente, con gran oportunidad, aparece un mensaje comprometedor para la mujer del rey. Y hoy sabemos que su última víctima pudiera ser su paisano, condiscípulo de Fraga y correligionario Alberto Núñez Feijóo, considerado un posible candidato a sustituto, caso de continuar disfrutando del pertinaz galleguismo acomplejado, liberticida y arrebatacapas.

El registro del ayuntamiento de La Coruña puede dar mucho juego. Se trata de fuego amigo, siempre tan peligroso.

Diría otro paisano, el genial Valle Inclán, que actúan como tahures criados en la misma escuela, y se conocen bien sus mañas.

 

 

 

Un mito de eterno retorno

En abril de hace diez años publicaba este texto, que por lo que se ve desgraciadamente sigue siendo de actualidad, en lo que se refiere a la alianza entre la supuesta izquierda y las oligarquías reaccionarias de las regiones periféricas.

“Soviets y valores republicanos

 Alfonso Guerra es un personaje inefable, capaz de afirmar tan tranquilo en la presentación de su libro de desmemorias en Coruña delante del alcalde que “hay que acabar con los ricos y los poderosos”. Ahora quizás para compensar su cobarde actuación en el caso Estatut nos asusta declarando como si no fuera con él la cosa, que la España de ZP se parece a la URSS en descomposición en la que la vieja y corrupta nomenclatura soviética buscaba apoltronarse en las nuevas republiquitas resultado de su destrucción. Acierta en el diagnóstico y él lo sabe muy bien pues forma parte de esa nomenclatura socialista que desde Perpiñán viene pactando el reparto del botín de cada ínsula con los nacionalistas y caciques respectivos.

Si no podemos gobernar una España seria, honorable y respetada entre las naciones más importantes de Occidente, ocupemos el poder en las ínsulas resultado de su desmembramiento.

Y en este escenario de fin de régimen, ZP también nos recuerda en el Senado que desea los “valores” republicanos. Cuando un verdadero republicano español oye hablar de “república”a los socialistas, que tanto hicieron para destruirla, siente como se le va la color. ZP no menta a sus correligionarios: Negrín, el títere comunista, ni a los destructores de Oviedo, ni a Largo el mini Stalin ibérico, ni a sus cómplices golpistas como Companys, el traidor presidente de la Generalidad catalana. Menta a Azaña y hace propio su testamento de “La velada en Benicarló”, cuando la verdad es que el político alcalaíno probablemente identificaría a ZP y su tropa con los demagógicos personajes de Pastrana o Barcala.

La Segunda república se proclamó tras un golpe de mano osado y oportunista que transformó una victoria parcial electoral municipal en las ciudades más importantes de España en un cambio de régimen. Nadie reaccionó entonces en defensa de la monarquía parlamentaria. Pero nació ya viciada de sectarismo, demagogia e incapacidad real.”

 

playa nocturna acuarela_optLa vida sigue igual, como en un eterno fandango la burra va una y otra vez al trigo. Pero deja de ser curioso el cómo ciertas repugnantes zurdas españolas como las calificaba el sensible poeta republicano Antonio Machado siguen in encontrar la brújula o si por ventura la han encontrado, mienten con asaz desparpajo. Los biznietos tragicómicos, sacados de un tenderete todo a cien, de los siniestros Largo, Carrillo, Companys o Stalin nos tratan de explicar otra vez que su buscado contubernio con las ventajistas derechas periféricas es “progresista” ¿El partido de Sabino Arana o de Prat de la Riba, progresistas? Pues sí. Ahora resulta que ideologías clerical reaccionarias como las que originaron movimientos racistas, de la carcundia trabucaire vasca o catalana, son calificados por estas lumbreras de la Historia de “progresistas” y buenos compañeros de viaje. El tenebroso mandamás de las incoherentes hordas podemitas, con la osadía que dan la ignorancia y la falta de escrúpulos, considera que son también de “los suyos”, gentes con la que hay que gobernar ¿contra España?, nada menos que al representante político de la carcundia clerical, cerril y oligárquica vasca. El PNV ¡el partido de Arana! ¡Lo que hay que ver!

republica islamica cataluña P1200723_optIgualmente se atreve a defender y blanquear las fechorías de las insolidarias camisas negras golpistas del nuevo fascio catalanista, con y sin mordidas del tres por ciento. Las repugnantes zurdas españolas que ya denunciaba Machado compinchadas con la hipócrita, reaccionaria y abusona, sino directamente saqueadora, oligarquía catalana ¿Hasta cuándo ese secuestro de izquierda real, incompatible con la hegemonía de las oligarquías caciquiles periféricas del País Vasco, Cataluña o Galicia. ¿Hasta cuándo esa miopía y traición a los derechos y legítimos intereses del pueblo español del “Si no podemos gobernar una España seria, honorable y respetada entre las naciones más importantes de Occidente, ocupemos el poder en las ínsulas resultado de su desmembramiento”?

Parece que el más coherente, o menos cínico al fin y al cabo, va a resultar ser el “rehabilitado” terrorista Otegui con sus proclamados deseos de buscar compinches o compañeros de lucha contra España. Aunque los capos podemitas dicen preferir compincharse con la oligarquía regional, con los beatos meapilas hijos de Arana.

Ciertos autores han comparado a Podemos con una nueva Falange. Lejos sus jefes de la elegancia caballerosa de un José Antonio, desde luego, sino en el sentido de falsa izquierda, defensora en la práctica de privilegios oligárquicos pese a su verborrea pseudo revolucionaria.

gamusinos P1200316_optPero el problema no es ya el de una singular patología histórica española sino del propio sistema actual en que permanecemos como suspendidos, como alelados sin capacidad para rectificar. Contra esta nueva carcundia progre no reaccionan quienes tendrían más obligación y posibilidades de hacerlo. El poder político dinástico, o al menos sus validos, lo fomenta. El Partido de Bárcenas o Mariano y el partido de Iglesias se retroalimentan para perpetuar el secuestro y alienación de los españoles. La sociedad abierta carece de representantes públicos.

En lo intelectual, quien defiende la cultura española es oportunamente ninguneado. En vez de fomentar la concordia y lo que todos tenemos en común, somos víctimas de los intereses bastardos extremistas tanto de reaccionarios corruptos como de izquierdistas de salón. Pura mohatra.

En lo político, el partido de R10, la verdadera oposición en la anterior legislatura, fue oportunamente eliminado por haber osado llevar a muchos corruptos a los tribunales y criticar los impunes excesos autonómicos contra libertades y haciendas. Del tinglado. De un tinglado contra la Nación y contra la Razón que nos devora. Esa Nación cuya defensa sería también los de la Justicia, o la Libertad, la de los derechos civiles contra los abusos del Poder, el ámbito de encuentro y progreso que debiera fomentar o al menos defender una izquierda no prostituida.

 

 

A la caza de torcaces

No me refiero a la obra de Gide, sino a una modalidad cinegética tradicional propia de los montes navarros aprovechando las costumbres migratorias de la mayor de nuestras columbáceas. La paloma torcaz, Columbus palumbus. Se trata, ya digo, de un modo torcaces 410tradicional que se cobra muchas víctimas entre las nutridas bandadas.  El espectáculo de los grandes bandos de palomas torcaces descendiendo en espiral, con su número de oro dibujado en el cielo incluido, sobre las dehesas de encinares y alcornocales del Poniente español en  busca de bellotas que llevarse al papo es uno de los más grandes por majestuosos que puede ofrecer nuestra naturaleza al ornitólogo, el cazador o el observador en general. Pero estos grandes bandos que pueblan los otoños ibéricos antes han de atravesar las sierras navarras donde son diezmados al atravesar la muga.

El método de caza, muy avieso y taimado como corresponde a un área de rancia raigambre clerical, suele ser el siguiente. Se lanza hacia arriba un señuelo con forma o silueta de rapaz, por ejemplo un coleta morada, y el bando aterrorizado intenta escapar picando vertiginosamente hacia el suelo al abrigo de los bosques caducifolios, donde quedan prendidas muchas palomas en la redes taimadamente colocadas antes por los cazadores. Los mejores lugares para la captura están muy cotizados y sólo son ocupados en la práctica por las gentes de más posibles.

En realidad se trata de otro caso más de actividad de falsa bandera. Nada nuevo, desde luego, como tampoco lo son los ardides del Poder. De esta guisa votantes asqueados que vuelan fuera del alcance de las escopeteros tradicionales de las feroces cuadrillas de bárcenas, los pujolone o los ERE son engañados y devueltos a la red para la engordar la captura de los de siempre. El pretendido rapaz coleta morada no es sino un señuelo, un falso depredador de cartón que lleva a las pobres desavisadas torcaces a su perdición.

 

Moral ilustrada, corrupción y supervivencia

Hace ya casi un siglo, Corpus Barga preguntaba en la Revista de Occidente, “¿Cuál es la Venus de usted? ¿Cuál es para usted el patrón de la belleza?” Y es que según afirmaba, “preguntarle a usted  por su patrón de belleza es una pregunta de primera necesidad”.

Sobre todo porque “Toda belleza, más o menos desnaturalizada, de cualquier edad, de cualquier civilización, está ya como la griega, en los escaparates”.

Ahora, cabe hacernos la misma pregunta de primera necesidad dirigida a la Ética, a la Moral, no sólo a la Estética. Cuando todo vale, por muy desnaturalizado que esté, es que nada vale nada. Pero de eso hablaremos luego.

Paisaje 1080698_optLewis Munford sostenía en los turbulentos treinta que la máquina había cambiado muchas cosas, entre ellas nuestra propia forma de verlas.  El cambio no era sólo la introducción de la máquina sino de un alma a ella asociada. Una técnica decimonónica, la fotografía, también contribuye como en una especie de reacción a cierto desenvolvimiento del arte pictórico. Impresionistas, cubistas, futuristas, surrealistas, suprarrealistas, buscan nuevas formas de expresión descodificando las anteriores. Nuevos códigos intentan suplir a los precedentes. La moda surge y se desarrolla como consecuencia de la carencia de patrón o arquetipo de la Belleza.

Muchos de los personajillos de moda y con mayor predicamento en la España actual parecen escapados de la abigarrada zoología almodovariana. Quinquis, macarras, furcias, horteras, políticos dinásticos, rufianes, banqueros desfalcadores, periodistas mohatreros, sorayos, cortesanos, duques empalmados, chulos, invertidos, tribadas, viejas Trotayuntamientos, pijas asaltacapillas o promotoras de la cuota láctea galleguista, ropillas de mirada e instrucción sesgada, santiguadores de bolsillos, trileros de las ramblas, cursillistas con y sin ERE, sindicalistas verticales, pujolones, titirietarras, golpistas y monopolistas subvencionados… no disimulan sino que hacen ostentación de su degenerada condición e imponen modelos de conducta.

isabel-ii-con-su-intendente-carlos-marfori-fco-de-asis-a-la-derecha-espera-un-batallon-de-guardia-ccAunque nada tan nuevo si se mira bien nuestra Historia. Carlistas sanguinarios. Curas y obispos trabucaires. La falsaria monja de las llagas, el eximio P. Claret, los lucrados sementales de la reina, los banqueros y especuladores corruptos, los reales cornudos consentidores, los gobiernos estultos e inanes, siniestra fauna propia de la carcundia clerical de otro anterior desastre borbónico, tampoco eran mancos, ni desmerecían a los actuales. Pero antes la cosa, la fechoría o desmán, puede que se publicara menos. La gente parecía estar más en la inopia. Quedaba algún rescoldo de decoro incluso en la esperpéntica corte de la reina ninfómana.

Pero ¿tiene que ser forzosamente así? Existe una corrupción estética, amén de la Política. Es verdad que llevamos tres siglos padeciendo las fechorías y devastaciones de una pertinaz Dinastía a la que de ningún vicio ha resultado históricamente ser ajena.  En todo caso, ¿Por qué lo toleramos, lo hemos tolerado y lo seguimos tolerando?

Dicho de otro modo, parafraseando a Corpus Barga, ¿Cuál es nuestra Minerva?

MD45. MADRID, 19/08/2011.- Fotografía facilitada por el Ayuntamiento de Madrid que muestra a la teniente de alcalde y delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, que saluda al Papa Benedicto XVI, en el marco de su asistencia al Vía Crucis celebrado en Madrid con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). EFE/Ayuntamiento de Madrid

MADRID, 19/08/2011.- Fotografía facilitada por el Ayuntamiento de Madrid que muestra a su teniente de alcalde, la piadosa Ana Botella, mientras reverencia al Jefe de Estado Vaticano, Benedicto XVI.

Después de la Estética, la primera corrupción consiste en pudrir el entendimiento. Cuando se asocia la moral a un código religioso cerrado y este falla o se desacredita por el acceso generalizado a una mayor información sobre el origen de ese código o sus consecuencias históricas, suele producirse una anomia personal y social que termina fomentando la corrupción. Se pudre el entendimiento cuando se asocia moral a religión, o las legislaciones positivas, y no a la propia naturaleza humana y sus exigencias. Quizás sea esta una posible explicación de porqué la corrupción impune resulta más abundante en los países de tradición católica.

El barón Holbach fue un enciclopedista ilustrado, encargado de los artículos sobre Química en la Enciclopedia, que estudió a fondo problemas filosóficos, epistemológicos o sociales como es el de la Moral. De forma revolucionaria para la época, sus obras fueron prohibidas, trató de fundar la Moral en la naturaleza del hombre, no en las exigencias de códigos religiosos ajenos a la Razón. La Moral ilustrada resulta así de carácter universal, propia de los hombres, simplemente en tanto en cuanto hombres, no como miembros de una nación, etnia o confesión religiosa determinados. Y, al cabo, busca la felicidad, no la represión basada en imposiciones o criterios sobrenaturales o de revelación. Se trata, pues, de una moral de carácter verdaderamente laico.

portada moral universal_optEn su libro La Moral universal, Holbach expone de modo muy brillante sus logros. Un libro que pese a tener más de dos siglos podría utilizarse como un perfecto manual didáctico para una genuina educación para la ciudadanía, libre de sectarismo u oportunismo político.  Publicado por primera vez en Ámsterdam en 1776, sería considerado un libro subversivo y peligroso para la oligarquía absolutista de la época. Su primera versión española se debe a Manuel Díaz Moreno y se publicó ya en 1812, varios años después de la muerte de su autor, pero coincidiendo, creo que no por casualidad, con la constitución que fijaba y promovía la nación como sujeto político. Un autor que no es nombrado en la portada ni en el frontis, y un traductor que sólo se atreve a poner sus iniciales lo que nos da idea de cómo estaba entonces el asunto, con la Santa Inquisición aún vigente. En esa primera edición aparece un bello pero solitario grabadito que recoge una idea atribuida a Séneca: “Amad, para ser amados”.

Holbach insiste en varias partes de la obra en la Moral como búsqueda y condición para la felicidad.  Así, por ejemplo: La Moral es el arte de hacer al hombre feliz por medio del conocimiento y práctica de sus deberes. O bien: La Moral es la ciencia de la felicidad para todos los hombres.

El texto está lleno de perlas, algunas de carácter político y plena actualidad:

La Moral para tener una base invariable debe indice temas moral universal_optestablecerse sobre un principio común…el amor de sí mismo, la intención de estar bien en cualquier momento…

Todo gobierno justo ejerce una autoridad legítima a la que el ciudadano virtuoso está obligado a obedecer, pero el gobierno injusto ejerce un poder usurpado. Bajo el despotismo y la tiranía no hay autoridad no hay más que usurpación y latrocinio público.

La sociedad se ve forzada a sufrir el yugo que le imponen el crimen y la violencia…

La autoridad legítima es decir, la que reconocida legalmente por la sociedad contribuye al bien de ella.

El buen ciudadano es el que no puede tolerar en su patria un poder que pretende hacerse superior a sus leyes.

El buen ciudadano es el que dentro de su esfera contribuye de buena fe al interés general, porque reconoce que su interés personal no puede separase de aquel sin peligro ni daño de sí propio.

El ciudadano debe obedecer a las leyes que tengan por objeto la conservación, la seguridad, el bienestar, la unión y el reposo de la sociedad. 

El que obedece ciegamente los caprichos de un déspota no es un ciudadano, es un esclavo. No hay ciudadano bajo el despotismo ni ciudad para los esclavos.

La verdadera ciudad, la verdadera patria, la verdadera sociedad es aquella donde cada uno goza de sus derechos sostenidos por la ley. Donde el hombre es más poderoso que la ley, la justicia se ve obligada a callar y la sociedad no tarda en disolverse.

El cortesano que decía que él no llegaba a comprender como era posible resistir la voluntad de su señor hablaba como un esclavo criado con las máximas del despotismo oriental, según la cual el sultán es un dios, a cuyos caprichos un delito oponerse, aún cando sean contrarios a la razón.

La tiranía es el gobierno de la injusticia sostenido por la fuerza.

Toda una serie de cuestiones que forman parte de la mejor tradición clásica.

Marco Aurelio: “No son ni la elocuencia, ni las riquezas, ni los placeres, ni la gloria lo que hacen feliz al hombre, sino sus acciones. Para que estas sean buenas, es menester conocer el bien y el mal…ser feliz es formarse uno a sí mismo una suerte agradable, la cual consiste en las buenas disposiciones del alma, en la práctica del bien, en el amor de la virtud…” “No puedo apreciar una felicidad que sólo se ha hecho para mí”.

Cicerón: “Nadie debe obedecer a los que no tienen el derecho de mandar”.

Pero, ¿qué hacer? Con planteamientos más modestos que los citados de Holbach, Marco Aurelio o Cicerón cabe completar su visión. La intención de estar bien en cualquier momento nos lleva a una serie de recomendaciones personales para hacer el trago más llevadero…así, entre otras:

grabado moral universal_optFormarse e informarse. Leer sobre filosofías y religiones de todos los tiempos para informarse (Templar la mente con diferentes ideas).

Adoptar una sola doctrina elegida entre las demás, pero sin despreciar las otras.

Ver poco la televisión y menos aún leer la tóxica prensa mohatrera de papel.

Comprender que formamos parte de un juego internacional. Que muchas de las cosas que nos suceden tienen su explicación en intereses, políticas y decisiones ajenas a los españoles.

Cuidar la dieta. La agricultura industrializada nos está envenenando.

No participar en campañas gubernamentales.

Tratar de evitar ser cómplices del mantenimiento del tinglado. No votar y buscar las soluciones legales que permitan pagar menos impuestos.

Mantenerse en la vida en una posición modesta, ni opulenta ni mísera, (aura mediocritas horaciana). No llamar demasiado la atención, renunciar a famas y glorias mundanas.

Tratar de ser indiferente hacía todo y frente a todo. Los políticos y oligarcas dinásticos no merecen más que nuestro desprecio, pero hay que procurar no envenenarse mentalmente con las bajas tasas vibratorias en las que medran.

Contemplar sin emocionarse y con espíritu emancipado las diferentes luchas humanas.

Comprensión del vacío (lo que no deja de ser practicar lo anagógico, elevación de lo material a lo espiritual).

Estos planteamientos estoicos, propios de la Moral universal pero adaptados a nuestra circunstancia histórica presente, pueden contribuir a ayudarnos a ir sobrellevando nuestra peripecia y circunstancia.

Amén.

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.