Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Capital intelectual y Empresas políticas

Aunque ahora por los pelos, ha salido reelegido el cabecilla de la CEOE. En cierto mundillo empresarial muy influyente en España que considera que aumentar la productividad consiste en bajar el sueldo o empeorar las condiciones laborales de sus empleados, todas estas modernidades tales como el fomento del capital intelectual o el estudio y control de factores higienizantes, que son los que producen insatisfacción en el trabajo, suenan a herejía protestante, cosa quizás buena para entretener a los alumnos en Universidades y Escuelas de negocios aunque lejos de las prácticas cotidianas.

saavedra fajardo Ideadeunpríncipe optPero la preocupación por el buen hacer, por el buen gobierno de empresas, instituciones o Estados, no es cosa solo de ahora. Platón o Aristóteles ya se ocuparon de ello. Y en nuestra cultura española son muchos los grandes autores que han explicado su forma de entender la cuestión sin tener que caer obligatoriamente en el reduccionismo cínico y positivista de un Maquiavelo.

Así, por ejemplo, Cervantes, Gracián o Quevedo explicaban su visión en varias obras célebres. Especialmente certera la descripción de la economía de mercado a la española que hace Cervantes en Rinconete y Cortadillo. Pero Huarte de San Juan desarrollaba su Examen de los Ingenios. Y Saavedra Fajardo explicaba en su famoso tratado de emblemas comentados, Empresas políticas o Idea de un príncipe político-cristiano, los criterios que debían regir el buen gobierno de un dirigente que quisiera hacer bien las cosas sin dejar de inspirarse en principios éticos de orden superior.

El uso de emblemas, es decir del lenguaje simbólico junto con un lema con una frase resumen o explicativa es en sí mismo un exponente de sentido de la pedagogía. Habla tanto al consciente como al subconsciente. En efecto, en la educación hay dos aspectos principales, el saber y el querer, la inteligencia y la voluntad, que deben ser ilustrados y fomentados. Por eso no es de extrañar que se ocuparan de este lenguaje intelectuales como Cesare Ripa, llamado El Perugino; Juan Bautista Porta o sir Francis Bacon.

Saavedra Fajardo, formado en la Universidad de Salamanca, polifacético, diplomático, hombre de su tiempo, desarrolla su tratado citado en 101 empresas o emblemas: “toda la obra está compuesta de sentencias y máximas de Estado, porque éstas son las piedras con que se levantan los edificios políticos. No están sueltas, sino atadas al discurso y aplicadas al caso por huir de los preceptos universales”.

Las diversas empresas de Saavedra desarrollan temas tales como: Educación del Príncipe. Cómo se ha de haber el Príncipe en sus acciones. Cómo se ha de haber el Príncipe con los súbditos y extranjeros. Cómo se ha de haber el Príncipe con sus ministros. Cómo se ha de haber el Príncipe en el gobierno de sus Estados. Cómo se ha de haber el Príncipe en los males internos y externos de sus Estados. Cómo se ha de haber el Príncipe en las victorias y los Tratados de Paz. Cómo se ha de haber el Príncipe en la vejez.

saavedra fajardo empresa 73_optComo curiosidad de especial aplicación a estos tiempos de embrutecimiento promovido y generalizado, a continuación podemos citar algunas líneas de la empresa 73 en la que afirma que las sediciones se tratan con la celeridad y con la división.

Ocultas son las enfermedades de las repúblicas. No hay juzgallas por su buena disposición, porque las que parecen más robustas suelen enfermar y morir de repente, descubierta su enfermedad cuando menos se pensaba…

Por esto conviene mucho la atención del príncipe para curallas en sus principios, no despreciando las causas por ligeras o remotas, ni los avisos, aunque más parezcan opuestos a la razón. ¿quién podrá asegurarse de lo que tiene en su pecho la multitud?..

Nacen las sediciones de causas pequeñas y después se contiende por las mayores. Si se permiten los principios, no se pueden remediar los fines. Crecen los tumultos como los ríos. Primero por no mostrar flaqueza los suele dejar correr la imprudencia, y a poco trecho no los puede resistir la fuerza…

 El remedio de la división es muy eficaz para que se reduzca el pueblo, viendo desunidas sus fuerzas y sus cabezas….

Es también eficaz remedio la presencia del príncipe, despreciando con valor la furia del pueblo, …

Si bien se debe considerar mucho este remedio y pealle con la necesidad porque es el último. Y si no obra no queda otro….

Con pretexto de de libertad y conservación de privilegios suele el pueblo atreverse contra la autoridad de su príncipe, en que conviene no disimular tales desacatos, porque no críen bríos para otros mayores.  Y si se pudiese, se ha de disponer de suerte el castigo, que amanezcan quitadas las cabezas de los autores de la sedición y puestas en público antes que el pueblo lo entienda…

 Pero también se debe advertir en que sea tan suave la forma, que no la reciba el pueblo por afrenta común de la nación, porque se obstina más….

No suelen ser menos dañosos los favores y mercedes para quietar los Estados, hechas por el príncipe que ha perdido la estimación, porque quien la recibe las atribuye a flaqueza o procura mantenellas con la revuelta de las cosas, y a veces busca otro rey que se las mantenga…

En estos y en los demás remedios de las sediciones es muy conveniente la celeridad, porque la multitud se anima y ensoberbece cuando no ve luego el castigo o la oposición. El empeño la hace más insolente y con el tiempo se declaran los dudosos y peligran los confidentes. 

Como puede observarse de la lectura anterior, todo parecido de la actitud y aptitud de nuestros gobernantes para tratar la sedición catalana con los consejos de Saavedra Fajardo es mera coincidencia. Si Mariano, el presente valido real, en vez de sostener tanto oneroso asesor a costa del erario buscase el consejo de los más importantes autores de nuestra Cultura, hoy preterida sino despreciada, nos ahorraríamos muchos dineros y muchos desastres. Pero ya se dijo antes: además de saber hay que querer.

La Cofradía se reúne con Plácido pero sin Soraya

En una especie de remedo de la campaña de Navidad representada en la genial Plácido hoy se ha escenificado en Palacio un nuevo simulacro de acuerdo entre diferenciadas mafias político sindical pacto cofradiaempresariales, pero al cabo una indudable unidad de destino en el trincar, so pretexto de dar una limosna a algunos malvados parados que tienen la falta de empatía de fastidiar las tuneadas estadísticas oficiales. Una dádiva caritativa que, como en la genial Plácido, conviene presumir de colocar un pobre en Navidad para mejor demostrar así las glorias de la pertinaz Monarquía. Y también para que se callen y no den la lata este año que hay votaciones y pintan bastos para la cleptocracia organizada del Reino borbónico. Unos que se disfrazan de gobernantes, otros de sindicalistas, otros de monopolistas abusones partidarios del liberalismo marca España, todos compinchados para hacer tragar a la gente otra mohatra, ahora navideña como exige la ocasión.

Un grupo de gentes que casi en su totalidad acaso debieran dejar el Palacio por la prisión si en España hubiera verdadera Justicia o no se administrase en nombre del hermano pequeño, y antes del honradísimo señor padre, de la infanta Federica Cristina.

soraya en afganistanReunión de la cofradía en la que sin embargo se echaba en falta a esa peazo estadista, esa estadista de talla sobre todo si se sube a una banqueta, esa madame de la Moncloa, felizmente enviada al lejano Afganistán para consolar a los militares allí absurdamente desplazados como comparsa imperial y de la que dicen que un Mariano más amoscado que la madrastra de Blancanieves querría desterrar a competir por la alcaldía de Madrid para evitar su amenazante sombra más alargada que la de un ciprés, pese a su rechonchez.

Y quizás esté aquí la noticia. Mariano dedicado al menudeo propagandístico del telediario de cada día mientras la oronda y redonda Sorayita chica se hace un hueco en la foto para llamar la atención de los poderes fácticos.

¿Declive del Partido Socialista Banquero Español?

bicefalo zp-botinEl agip trop del Régimen afirma que Mariano es muy listo y lo tiene todo controlado incluido el precio internacional del petróleo, pero según una última encuesta conocida, si ahora hubiera votaciones la emergente formación Podemos se convertiría en la primera fuerza política española, inopinadamente por delante del Partido Socialista  Bancario Español y el Partido Populista de Mariano, el heroico jefe de Bárcenas, los Gürtel y demás patulea garrapática.

La entropía aumenta en este marasmo de corrupción e indigencia intelectual que reina en estos borbónicos feudos. Pero a diferencia de otras épocas aumenta extramuros del régimen generando miseria y desesperación sin crear orden no trabajo útil para nuestros oligarcas intramuros de la fortaleza. ¿Qué falla aquí?

Los esfuerzos de nuestros más encumbrados próceres por botin_susanaencubrir la pertinaz mohatra del reparto de botín (con perdón) entre el Partido Populista fundado por el ex ministro Fraga y el Partido Socialista Bancario español refundado por la CIA y los Flick & Flock en Suresnes no están dando resultados apetecidos.

Tampoco los del flamante rey chófer Felipe VI para congraciarse con la golpista y abusona oligarquía catalana. Un reinado que acaso pueda dar lugar a una Dinastía capicúa. Un Felipe se entronizó como el primer beneficiario del botín español tras una sangrienta guerra civil causada por sendas dinastías extranjeras. Otro Felipe puede ser el último de esta Dinastía tan lamentable aunque oportunamente recauchutada genéticamente por la Reina María Luisa de Parma.

botin adoctrina a marianoNuestra patriótica plutocracia ve, no sin cierta perplejidad, como el compadreo con sus mercenarios de uno y otro partido monárquico se está viendo desestabilizado. Pese a la propaganda gubernamental jaleada por los media subvencionados todo parece ahora cogido por alfileres.  Fotos de la bacanal de puertas giratorias, que otrora llenaban de orgullo y satisfacción han de ser escondidas ahora para tratar de eludir el creciente furor del populacho enardecido, harto de ser saqueado y humillado impunemente.

Cientos de escándalos diarios se acumulan a los miles anteriores. Para evitar su investigación y así conseguir mayor impunidad, el Gobierno pretende acotar el plazo de instrucción judicial a seis meses. En este marasmo, hasta un simple aprendiz o becario meritorio de la cofradía tal como el famoso Nicolasillo, nombre de pícaro de ciudad, puede sacar los colores a más de uno. Y una.

Cómo estarán las cosas de mal para que nuestra sufrida oligarquía se agarre al Plasmarote, al Badulaque, el insípido e incoloro aunque oloroso sobrecogedor, como a un clavo ardiendo.

susanita con pati botinEse “corre ve y dile” de la fhüresa Merkel, ese mandadero de nuestra plutocracia del IBEX, ese bizarro domeñador de golpistas catalanes y terroristas vascos, ese audaz y valiente hombre de palabra, pelo en pecho y caderas altas, es hoy el último refugio de los intereses inconfesables del acojonao Régimen Borbónico.

Y es que la solución Pedro Sánchez, pinturero, guaperas, ocurrente, parece que ya sólo seduciría a jubilados, marujas y frustradas anorgásmicas.  Y la Susanita, tan a pachas con los banqueros borbónicos, tampoco parece que tenga gancho suficiente fuera de su cortijo andalú y de los severos despachos donde no se varea la aceituna precisamente sino a sus burlados votantes.

Pero el tiempo lo dirá.

Nota de la Redacción

Para ser ecuánimes, también cabe resaltar alguna conquista del Régimen. Fuentes bien informadas nos confirman que en el aeropuerto de Castellón acaba de aterrizar un buitre común en busca de carroña.

La Inmaculada Constitución

Hoy se cumple otro año de la entrada en fláccido vigor de la desvencijada constitución que nuestros más preclaros próceres se dignaron otorgarnos para bien nuestro y de nuestra alma pecaminosa y de tan acendrada querencia hacia el maligno.

constitucion r cansinosAl cabo, la cosa ha resultado un fiasco espiritual, intelectual y democrático. Un renovado decimonónico “vivan as caenas” bajo la esclavitud de un bipartidismo corrupto, saqueador e infame, espectacular apogeo del caciquismo local y periférico, no exento de la glorificación del reaccionario indigenismo tribal y antiliberal.

¿Tenía porqué haber sido así con carácter fatal? No hubo verdadero proceso ni Cortes constituyentes. Fue perpetrada de tapadillo con un ojo puesto en la garantía de negocio y dominación de la oligarquía y los poderes fácticos y el otro en engañar al presunto pueblo soberano para que no se desmandara. Pero aunque la constitución tenga muchos defectos, en especial el Título VIII es especialmente siniestro y devastador, seguramente no tendría porqué haber resultado tan nociva. Pero, con la perspectiva que da el paso del tiempo o el estudio de nuestra Historia, quizás sí. Acaso, ya digo, todo estaba ya programado desde el origen aunque fuera inconscientemente por sus autores conocidos.

Sin embargo, muchos autores han diagnosticado que los peores males de nuestra Patria, la persistencia de nuestros problemas endémicos, se debe no tanto a las constituciones escritas o declaradas sino al conjunto de relaciones de poder verdaderamente existente y que las anteriores encubren.

Para comprender cómo funciona la realidad político económica española más productivo que estudiar a los grandes autores de la las teorías políticas o económicas es revisar la saga de, por ejemplo, El Padrino. Nuestra realidad es la de la coexistencia de bandas mafiosas que explotan sus territorios y que de vez en cuando pelean entre sí por aumentar el botín respectivo. El cumplimiento de la constitución en algunos de estos territorios se limitaba al simple besado del anillo del Don. En este caso de Su Católica Majestad.  En los últimos tiempos la banda de Pujolandia crea un nuevo conflicto al negarse a besar el anillo y querer montar su propia famiglia independiente y explotar así mejor su territorio.

El que no quiera ir tan lejos como a EEUU o Sicilia puede releer con provecho las grandes obras de nuestra picaresca. El Buscón, el Guzmán de Alfarache, el Estatuto de los ladrones o La Celestina. Sin olvidar la breve pero clarificadora obra maestra cervantina que explica como funcionan nuestras verdaderas instituciones en el Reino de España. El Monipodio, sus agentes y códigos de conducta que afectan también a golillas, corchetes, escribanos y togados. Casi todos constituidos en caballeros de mohatra.

Don Camilo el del Premio, a la sazón revisor ortográfico de la Constitución, redactada por semi analfabetos, explicaba en su prólogo a las Nuevas andanzas y desventuras de Lazarillo de Tormes que en la novela picaresca basta con que aparezcan linealmente los sucesos, sin más subterfugios o trucos literarios, para mantener la atención del lector. Don Camilo cree que el centro del tema esencial de la picaresca es el tema del hambre. Por el hambre, por ganar el sustento, perpetran sus fechorías los pícaros.

No creo que sea tan así con esto de la modernidad. Aunque la vuelta del hambre sea hoy uno de los grandes logros de nuestro sistema constitucional de aparente Monarquía parlamentaria.  No es un tobogán de hambrientos sino una cucaña de canallas y oportunistas quienes escalan las instituciones para saquearlas impunemente.

Sin carácter exhaustivo, a modo de ejemplo ilustrador, esta misma semana hemos mantenido nuestra atención entretenida con las andanzas del nuevo Rinconete llamado Nicolás, sus equívocas relaciones con un compinche jaque más avanzado miembro de la cofradía. La mohatra de los dineros con los más encumbrados próceres del Reino estafando a unos y a otros, santiguando bolsillos de jubilados y preferentistas. Aquí todos compinchados para lograr una de las mayores estafas, hasta ahora impune, de la Historia de España.  De momento, hasta hoy, el único que ha pagado por el escándalo ha sido el infortunado juez que intentó clarificarlo y tuvo la inaudita osadía de mandar a la cárcel a uno de nuestros más encumbrados próceres. Cómplice y protegido del Poder.

La semana se salda con la escandalosa suelta de unos cuantos asesinos genocidas, feroces infanticidas, utilizando cobarde, hipócrita y torticeramente una supuesta exigencia legal europea para tapar el contubernio con la banda criminal ETA.

Y como broche valleinclanesco, Su Católica Majestad renovada haciendo de modosito y humilde chofer del golpista que quiere destruir al Estado del que ¿es Jefe?.

El cuadro de López

Es costumbre propia de nuestros reyes, aristócratas, plutócratas o próceres en general hacerse retratar por los más distinguidos artistas de su época. Suele ser muy habitual, por cierto, que el retratador tenga más calidad humana y sabiduría vital que el retratado, porque el oropel del Poder es fácil quede desnudo con el paso del tiempo. Un tiempo que muestra una evolución no muy halagüeña para nuestra civilización desde, por ejemplo, la alta dignidad y espiritualidad representadas por los caballeros toledanos en El Entierro del señor de Orgaz o de los nobles personajes en el famoso retablo de San Vicente en la vecina Portugal, a la creciente vulgaridad cuando no a la mera visión de un catálogo de vicios y defectos de la al parecer degenerada aristocracia de la sangre, que ya no del mérito.

 

real familia ant lopez 1Los grandes retratos de familia real reflejan además de las modas artísticas del momento, la psicología o catadura moral e intelectual, generalmente muy baja, de nuestros ilustres retratados. Constituyen testimonios de toda una época. Así por ejemplo Las Meninas con su pequeño bufón Nicolasín, que nunca falta ni falte nunca, echando pitanza al manso perro.  O el de Carlos II, llamado el Hechizado un tarado, pío comulgante mientras su reino se hundía en la superstición y la miseria, cuya naturaleza degenerada contrasta con la sanísima e incluso aventajada de la de las tres docenas largas de bastardos que engendrara su augusto padre, Su Católica Majestad don Felipe IV.  El cuadro de Claudio Coello Carlos II adorando a la Sagrada Forma se guarda coherentemente en la Sacristía de El Escorial.

Con la nueva Dinastía extranjera de los Borbones entronizada tras una sangrienta Guerra civil en disputa del botín español, que tendría sus efectos también en nuestra integridad territorial, los retratos reales cobran gran actualidad y esplendor. Los Rigaud, García de Miranda, Ranc, De Castro, Mengs, dan testimonio gráfico de nuestros reyes o príncipes.  Van Loo pinta su muy académica y fría La Familia de Felipe V. Vicente López una sugestiva versión, anterior a la tan famosa de Goya, de la familia de Carlos IV. En el centro, la promiscua y tenebrosa reina María Luisa de Parma es reflejada en toda su malvada doblez mientras situado en un lateral su nominal marido muestra su demostrada estulticia y complaciente mirada de gatazo rollizo y castrado.

El gran Goya se luce con sus retratos y muestra su inusitada maestría para reflejar además de los rasgos físicos el alma de sus personajes. Fernando Séptimo parece escapado de una rueda de identificación de degenerados y delincuentes.

Los hermanos Valeriano y Gustavo Adolfo Bécquer retrataron sin compasión a los corruptos y rijosos personajillos de la Corte de Isabel II. La propia oronda reina ninfómana o su consejera íntima la intrigante y conseguidora Sor Patrocinio, Monja de las llagas. La magnífica cornamenta “medalla de oro” de Francisco de Paula, homosexual rey consorte y autor nominal de las sucesivas y abundantes preñeces de Su Católica Majestad. Todo un testimonio gráfico de una época lamentable de la pobre, humillada y saqueada España sometida a los Borbones…

 

En fin, para no hacer demasiada larga la incursión histórica, ahora tenemos nuevo cuadro de familia real para lucir las cataduras, mañas y habilidades de los Borbones actuales cuyos logros y desvelos por nuestro bien y felicidad sin duda tampoco nos merecemos.  En una primera impresión que quizás pueda rectificarse en el futuro en presencia física de la obra cabe adelantar algunos comentarios.

Lo cierto es que la elaboración del nuevo cuadro ha durado más que la obra de El Escorial. Tanto como para dar tiempo que Su Católica Majestad traspasase los trastos de reinar tras los últimos escándalos dinásticos. De nuevo, Antonio López muestra en él su fría maestría realista. Parece una foto, dicho sea como mérito o demérito de la obra. Resulta demasiado escueto, demasiado frío y cuadriculado. Sin alma ni genuina emoción estética ni tampoco referencias que superen o dignifiquen la vulgaridad de los retratados. Se echa en falta una recreación iconológica como la de Cesare Ripa para simbolizar a cada personaje en la maña o habilidad que le ha hecho más famoso o por la que se le reconoce o identifica.

La Infanta Federica Cristina, con esa cara de mosquita muerta y postura desmayada, bien podría lucir bajo el brazo una carpeta con las actas del Instituto Nóos o una pegatina de la Caixa. Su hermana mayor podría montar a caballo de uno o dos pares de patas. La pangermánica reina Sofía que tiene nombre de museo o de Hospital de la Seguridad Social se nos muestra ufana mientras luce terno dominguero de maruja con posibles. Tanta humillación consentida al final ha dado su fruto, colocar a su hijo en el Trono de papá, el elegido de Su Excelencia, el invicto Caudillo por la gracia de Dios.

Dentro de esta guía iconológica que falta, Su Católica Majestad abdicada podría lucir merecidamente una camiseta de sus sponsors de los emiratos árabes o teocracias del Golfo. Hablando se entiende la gente. Y si sale, sale.

Y del entonces Príncipe, nuevo Rey ahora, cabe destacar a parte de su largura el haber sido representado como intentando mantener cierta distancia de su extraña y filantrópica familia.

Quizás el artista se lo pueda llevar a otro futuro cuadro y ahorrarnos otros cincuenta millones de pesetas.

Necrológica

Ha muerto heroicamente un patriota gallego y benefactor de la Humanidad.

Sí, ha muerto el pasado domingo. En combate, en el campo de batalla improvisado junto al río Manzanares. Y a manos o pezuñas de otros colegas sin duda no menos bienhechores aunque aún no hayan sido detenidos. Por ello ha ocupado merecidamente grandes reportajes y sido homenajeado en todas las televisiones del reino para mayor edificación del pueblo soberano. Y hoy miércoles, también por sus llorosos correligionarios reunidos en el estadio de Riazor en La Coruña con un emocionante y memorable minuto de silencio. O casi, porque por megafonía se tocó la emblemática Negra sombra, normalmente reservada para las más grandes ocasiones del galleguismo. Y además algunos aficionados pusieron la nota de discordancia y permanecieron sentados.

entierro hinchaPero, no obstante estos descontadizos e inconformistas de siempre, ha prosperado un sentido y merecido homenaje al que se han unido conocidos próceres coruñeses y gentes del común. Una gran pérdida. Este gran hombre que nos ha dejado de modo tan heroico como fue su corta vida cabe recordar había sido detenido en varias ocasiones por tráfico de drogas, robo con violencia, malos tratos, entre otras muchas gloriosas actividades delictivas. Todo un patriota, un galleguista de pro, un hincha deportivista modélico, un héroe nacional, o si no nacional al menos nacionalista gallego, que ha dado su vida por la Causa, ejemplo a imitar por nuestra juventud más culta, sensible, evolucionada y emprendedora. Una aportación de nuestra gran Cultura autonómica al mundo que asombra a propios y extraños.

El infortunado personaje, cuarentón y padre de dos hijos, se había citado con otros miembros de su banda para efectuar un enriquecedor contraste de pareceres con los de otra rival.  Pero el culto diálogo terminó a navajazos, palos y coces, instrumentos habituales de los súbditos más embrutecidos de este Reino Feliz tras más de tres décadas de fomento de la Ciencia, la Cultura y de las Artes por nuestros próceres más preclaros. Y al final con nuestro desgraciado hombre en el río.

Una pena que nos haya dejado en la flor de la edad, cuando tanto podíamos esperar aún de su talento, aunque su colección de pintadas con mensajes plenos de recia raigambre popular, guardados para la posterioridad por sus muchos colegas y admiradores acaso merezca un futuro Premio de las Letras gallegas.

Para completar las emociones vividas durante este día memorable en los anales de esta decadente ciudad, otrora importante de España y hoy famosa internacionalmente por la playa estercolero tras su “San Juan is back“, se había celebrado el funeral donde se le dieron las gracias por “enseñarnos a amar a un color y a tu tierra“. Luego una gran procesión de duelo acompañó el féretro del difunto envuelto en la bandera nacionalista gallega al camposanto. Multitud de coronas, lagrimas en los ojos enrojecidos, en ocasión luctuosa memorable, han conmovido a propios y extraños entre los que estaban presentes conocidas autoridades locales como el ex presidente de la Diputación y del Deportivo. Un gran número de fotógrafos y enviados por los media del Régimen contribuían a aumentar la generación de energías negativas y proporcionar las correspondientes raciones de morbo a sus teleadictos.

Pero, más allá de lo sociológico, en el plano meramente humano, descanse en paz el infortunado que desde luego no merecía un final tan absurdo y horrible.  Y ojalá hallen sereno consuelo su familia y amigos.

No somos nadie. Y cada vez menos.

La suerte está echada

En estos tiempos de la modernidad ya no se lleva el fascismo de vistosos uniformes y correajes, propio de las viejas sociedades patriarcales y de la represión sexual exacerbada. El fascismo moderno con su voluntad golpista, su “Verdad orwelliana” transmitida a través de sus media mercenarios, su impune burla de la Ley, sus jueces domesticados, sus banqueros impunes, sigue siendo como entonces un instrumento o aparato político del gran capital, hoy ya internacionalizado como plutocracia mundial.

Mejor que con las poco ecológicas panzer divisiones el nuevo Reich se construye con auditorías, calificaciones, déficits autorizados y primas de riesgo. Y, como en el caso de algunos antiguos déspotas como Hitler, la tramoya política accede al Poder por las urnas para luego incumplir los programas votados, limitar el trabajo de otras alternativas políticas e incluso vaciar desde allí las instituciones y dar una especie de golpe de Estado en el que la cáscara permanece pero las garrapatas de su interior parasitan a sus anchas al sufrido pueblo que, burlado y acribillado a impuestos, sostiene hasta ahora resignadamente el tinglado.

j r torres ojosSí. Aquí en España la Monarquía jugaba con varias cartas marcadas o más o menos mohatreras, entre las que el sufrido y engañado elector debería elegir. Así, entre el partido ensobrado de Bárcenas y la Gürtel o el no menos filantrópico del GAL, Felipe, ZP o los hermanos Guerra. En ciertos sitios periféricos la cosa se adornaba con los filonazis e indigenistas autóctonos, mercenarios de las pías burguesías locales pero cuya voluntad de dominación no se limita sólo a sus taifas territoriales.

Siempre ha existido una voluntad o vocación de Partido único más o menos disimulado, pero ahora se están empezando a caer las vistosas caretas y próceres de las diferentes franquicias anuncian a sus clientes y consumidores que van a ponerse de acuerdo para que el Régimen, esa unidad de corrupción en lo institucional continúe la devastación de la Nación.

Así, con gran satisfacción palaciega, Pedro Sánchez (Cara de Plata) o Mari Cospe (la Arrebatá) nos anuncian que ya se han compinchado para gobernar en coalición o uno con el apoyo de otros. El conocido como PPSOE sin tapujos, afeites ni disimulos. En la taifa catalana aún es casi peor. El poco honorable Mas y su totalitaria patulea propugnan no sólo estar compinchados para después de la cosa de las votaciones, sino ya la dictadura de una lista única/ partido único.

¿Qué es lo que promueve este cierre de prietas las filas por parte del Régimen?

Si es que no estamos en una farsa o representación en la que la mohatra estuviera aún más extendida de lo que parece, que todo puede ser, el problema para el tinglado es que viene Podemos. Un fenómeno político emergente social raro, muy raro, del que no cabría descartar que hubiera sido creado por el propio Régimen como una especie de autovacuna, y que acaso, como el ébola, se le hubiera ido de las manos al siempre genial Mariano y su pitoniso Arriola. El tiempo lo dirá.

Sin embargo, dentro del demostrado ánimo de colaboración que inspira esta web, si se compre la mercancía que se compre en el zoco electoral, se vote lo que se vote ya está todo amañado, me permito sugerir a nuestros patrióticos próceres una forma menos onerosa que el actual costoso sistema político para elegir la banda o franquicia que ha de fingir como que gobierna el antiguo Reino de España, hoy de rebajas como marca España en viernes negro.

carlos 4 bobon_opt (1)El historiador y crítico de arte Sánchez Catón cuenta un caso histórico de otro feliz reinado borbónico que bien podría investigarse por el audaz pitoniso Arriola o la vice Sorayita y quizás mejorarse para ser adaptado en el futuro.

En efecto, Su Católica Majestad Carlos IV quería mejorar un nuevo templo de las Escuelas Pías del madrileño Avapiés. Para lo que había de colocarse una importante pintura en su altar mayor con los santos predilectos de Sus Majestades. A la sazón San Fernando, martillo de la morisma; San Carlos Borromeo, patrono de banqueros y San Luis, rey del país origen de tan bienhechora Dinastía.

Ahora diríamos que el edificio institucional, sublime templo de la democracia borbónica a la española, ya amortizado Mariflor, dispone hoy de tres santos predilectos. La aplicada niña Soraya, que ha recibido el beneplácito del BCE y el Club Bilderberg; Pedro Sánchez Cara de Plata, ídolo de marujas y nacionalistas posibilistas catalanes o la Susanita, nueva lideresa de la Andalucía socialista, típica y cañí, que ya ha sido recibida por Su Majestad abdicada y luego aceptada o bendita por nuestros banqueros de más alto copete.

De modo que, decíamos, había que elegir santo principal sobre los otros dos comanditarios: “preguntó la Comunidad a Palacio cuál de los tres presidiría y daría nombre al templo. Se contestó en 4 de diciembre de 1790, que había resuelto Su Majestad que se sometiese la decisión a suerte, y describe por menor cómo se verificó el sorteo en la Cámara del Infante Don Carlos María Isidro, extrayendo las bolas insaculadas la Infanta María Isabel, saliendo con tan solemne modo, elegido San Fernando”.

Si las métodos de elección para tan importantes cuestiones vitales ya estaban entonces tan adelantados, por qué no recuperarlos sin tantas elecciones, rollos ni gaitas como disfrutamos en la actualidad. Porqué complicarse tanto la vida. Si, un suponer, durante el sorteo en Palacio resultase agraciada Santa Sorayita que la pongan en la poltrona mayor de la Moncloa rodeada en su retablo por San Pedro o por Santa Susana.  O viceversa. Además, el retablo podría adornarse con un risueño pequeño Nicolás revoloteando disfrazado de equívoco angelito barroco.

Es decir, si sale con barba San Antón y si no la Purísima Concepción. Total, ¿qué más le da a Usted, hombre?

El tarot

Eliphas Levi decía que el tarot “acaso sea la obra maestra del espíritu humano y, con seguridad, una de las cosas más bellas que la antigüedad nos ha legado”. Y la Belleza afirman los platónicos que tiene un fin práctico: ayudar a la contemplación del Uno. Cada arcano tiene su significado y se relaciona con los otros. Así, el arcano mayor de ordinal el mago 1uno, El Mago, suele indicar un comienzo, que algo es posible, que se puede empezar, y además, ahora. Es una invitación a encarnar la energía que llamamos consciencia. Pero cada arcano está constituido por toda una constelación de símbolos, que como las estrellas tienen una realidad propia aunque sean ordenada de modo psicológico.

El tarot, al que vulgar y habitualmente se le relaciona con el inframundo de lo que Cervantes llamaba “echacuervos”, es decir de los embaucadores de incautos e ignorantes, ha ejercido una gran atracción sobre muchos investigadores del Conocimiento.

Y constituye un lenguaje con su propia gramática, semántica y pragmática. Los algoritmos gramaticales del tarot varían con las diferentes escuelas e incluso con el propio modo particular de hacer las cosas, con la propia maniera. Pero la semántica a diferencia de los lenguajes con códigos cerrados es abierta, y como en todo lenguaje simbólico inaprensible en su integridad. Casi se puede hablar de idiolectos o lenguajes particulares, al menos desde el sentido último que se escapa en cada arcano o arquetipo. Un arcano, es un aspecto de la eternidad cuyo conocimiento no es accesible totalmente a la mente humana.

El tarot presenta veintidós arcanos mayores y cincuenta y seis menores que ayudan como en el famoso mito cretense a explorar el laberinto del inconsciente. Por tanto no está destinado a aspirantes a Teseos inmaduros o de mente frívola, ni para racionalistas que suprimen la dualidad humana, la dialéctica entre el día y la noche. Pero, como diría Jung, sirve a las gentes pensantes y reflexivas a las que gusta meditar acerca de lo que hacen y lo que les ocurre.

Existen diversas versiones o escuelas de tarot. Una de ellas fue desarrollada por un coruñés famoso en Francia aunque olvidado en su tierra natal, el Doctor Encausse, más conocido como Papus, quien renovó la Orden Martinista y desarrolló dos formas distintas: el divinatoire y el de los bohemiens del tarot de Marsella.

En Occidente, la Psicología, pese a lo que su propio nombre indica como ciencia del alma, se encuentra muy materializada, no obstante estar deambulando en la tierra fronteriza de lo invisible, y pretende descartar la palabra conciencia como algo diferente de lo físico. Para colmo, se encuentra en esa especie de síndrome de Estocolmo llamada Conductismo. Desde esa perspectiva materialista el mecanismo del tarot resulta incomprensible. Como lo es el fenómeno de la precognición, criptestesia o clarividencia referentes al futuro, estudiados entre otros por Osty, el gran Richet.

Sea como fuere Jung y Pauli entendían estas cuestiones y, en general, las relacionadas con la mántica gracias a lo que llamaban el principio de sincronicidad: una relación inteligente pero no causal de acontecimientos, de modo que si se acepta la existencia de un espacio intermediario, ni interno o psíquico, ni externo o ambiental, pudiera interpretarse el fenómeno del sincronismo como una participación de lo anímico interno y de la realidad externa en los fenómenos de este mundo intermediario. Así, al consultar el tarot caben varías hipótesis: que informaciones metapsíquicas puedan influir en el orden de las cartas. Que las cartas actúen como inductores en el psíquismo del consultante o del interpretador. Bien porque la psiquis no es localizable espacialmente o bien porque el espacio es psíquicamente relativo. En todo caso, nunca cabe definir un código totalmente cerrado de interpretación.

Por si esa dificultad aún fuera poca, hay que añadir el que el tarot es un lenguaje total, sistémico. Como acaso diría von Bertalanffy, supone un paradigma diferente de la visión mecanicista del mundo. Su funcionamiento estaría más próximo al de las partes analógicas o sinópticas del famoso diccionario ideológico de Julio Casares o al de los mapas o cartografías mentales de lo que Buzan llama pensamiento irradiante.

El tarot es una manifestación del lenguaje sagrado o, al menos una ventana abierta al mundo de lo numinoso. Y, en consecuencia, si se usa con sensatez e inteligencia, una vía para conocernos mejor a nosotros mismos.

La duquesa contraprograma a la Pantoja

La archiduquesa y archigrandeza de la mini España ha contraprogramado a la Pantoja, cuya entrada en prisión se va a ver así un tanto deslucida. El bochornoso espectáculo ditirambo alabancioso servil que está ofreciendo el llamado subditos marca españapueblo soberano y casi todas nuestras fuerzas vivas con motivo de la muerte de la Cayetana Alba ofrece todo un ejemplo modélico del grado de deterioro de la moral e inteligencia públicas así como de la clase de trabajada degradación y embrutecimiento promovidos en el Reino o Marca España (Spain). A falta de un gran Wilhem Reich que añadiera otro capítulo a su famoso La Psicología de masas del fascismo, tendremos que apañarnos con intentar explicárnoslo a nivel casero. Pero, ¿nos queda algún sentido moral o al menos del ridículo o del decoro? ¿Podemos caer aún más bajo? Pues sí, se ve que sí. Entrenamiento no nos falta sobre todo en Cataluña, la Moncloa y Sevilla.

En las largas colas de pésame formadas para cumplimentar a la difunta hay gente de todo tipo. Políticos, marujas, cotillas, morbosos, socialistas profesionales, descuideros, bandoleros de los EREs o de la Formación pilla pilla, santiguadores de bolsillos, cabecillas de la PSOE y sindicatos oficiales, caricortas, el ministro de Defensa al que se le hunden los submarinos sin estrenar, delegados de la Casa Real y del Instituto Nóos, Monipodios, financieros, trincones, putas, macarras y sufridos preferentistas estafados despiden a esta grandísima gloria de la Humanidad. E incluso antes de entrar en la trena, otra grande de España, la Pantoja, ha pedido sin éxito sumarse al coro de plañideras ilustres o desconocidas, hipócritas o sinceras, que lloran la muerte de una señora altanera, borde, sin oficio ni beneficio salvo el de duquesa y que en los últimos tiempos con tanto recauchutado quirúrgico parecía la hermana gemela de la energúmena poseída de El exorcista.

El infeliz deceso ha ocurrido otro 20 N como en los que desaparecieron otros personajes famosos como Buenaventura Durruti, José Antonio Primo de Rivera o Francisco Franco.

¡Qué disfrute de la paz que nos deja la buena señora! Otro ejemplo de que en este malbaratado reino la aristocracia de la sangre está reñida, sino es opuesta a la verdadera, la del mérito. Carecemos de educación estética y ética; pero, para que no decaiga el espectáculo, ahora es el momento de los herederos. ¡Sálvame, digo válgame Dios!

El Populismo según Gloria Álvarez

El fenómeno del populismo, forma actual de la demagogia aristotélica, no es solo una particularidad hispanoamericana. Hoy está en auge como consecuencia de un fracaso institucional generalizado.

gloria alvarezAquí en España, un extraño grupo, ni siquiera verdaderamente un Partido, con ideario, maneras e improvisación organizativa más propios de una asociación universitaria estudiantil, emerge de la nada con un poderío y éxito increíbles y amenaza con barrer la podredumbre e ineptitud de las instituciones monárquicas españolas. Aparte de la burla permanente de principios morales y de incluso sus propias leyes mohatreras, gracias al Régimen el 1% de los españoles más ricos posee el 70% de la riqueza. La Monarquía actual está haciendo desaparecer a la clase media.

El Régimen borbónico está siendo deslegitimado: ni es capaz de generar y distribuir riqueza, ni tampoco de mantener la dignidad de los ciudadanos ni parece siquiera pueda mantener la integridad territorial de España e incluso amenaza la continuidad de la Nación española.

Este es el ambiente propicio para el auge del populismo. Fenómeno que se ha producido en varios países hispanoamericanos y que también podría ocurrir en España.

La estudiosa guatemalteca Gloria Álvarez acaba de explicar este fenómeno como consecuencia del fracaso de los regímenes democráticos para satisfacer las legítimas necesidades sociales.  Muchas de las estrategias del populismo se dan en nuestra Patria.

Por su gran interés ofrecemos aquí la intervención de doña Gloria Álvarez en Zaragoza.

También una esclarecedora entrevista en la que desarrolla su pensamiento.

En esta otra lúcida entrevista parece que habla de España y los resultados de su constitución.

Recomiendo encarecidamente su visita y visión atenta.

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.