Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Lud Kong Kyi gyalpo

Este extraño nombre es el tibetano que se emplea para designar a un hombre voluntario sobre el que se carga, gracias a ciertos rituales mágicos lamaístas, todas las manchas espirituales, trasgresiones morales o religiosas del pueblo tibetano y de sus dirigentes.

tibet DSC_0133_optSe trata de calmar así la cólera de las divinidades manifestadas en posibles revueltas, epidemias y calamidades diversas.

El método no es nuevo, ya nos cuentan en la Biblia que los hebreos empleaban un chivo expiatorio con idénticos fines. En el caso del Tibet, el hombre voluntario es cargado mediante un rito especial con las iniquidades y lacras del soberano, aquí el Dalai Lama, y de sus súbditos. Cargar con las faltas de toda la nación, sin olvidar las amenazas de los mismos demonios, se ve compensado por las abundantes dádivas que recibe el Lud Kong Kyi gyalpo.  Con parte de estas mismas dádivas oportunamente repartidas entre otros sabios lamas el expiatorio cree que puede conseguir compensar la animosidad de los demonios mediante otros rituales mágicos alternativos. Gracias a esta sabia institución el tinglado lamaísta puede proseguir un año más a salvo de peligros.

Después de tres años de ejercicio los Lud Kong Kyi gyalpo pueden conseguir incluso una pensión gubernamental. Con demonios o sin demonios, se trata de un oficio de alto riesgo que casi asegura una muerte prematura. Pero el voluntario puede conseguir un botín sustancioso que le asegure una sosegada vejez, si sobrevive.

DSC_0134_optLa audaz exploradora Alexandra David Neel cuenta una ceremonia de entronización y expulsión de un Lud Kong Kyi gyalpo vivida por ella hace ya casi un siglo en Lhassa a donde había viajado de incógnito. Hay que recordar que entonces estaba rigurosamente prohibida la entrada de extranjeros en el Tibet.  Su azaroso viaje, cientos de kilómetros andando con su ahijado, un joven lama, a través de collados, valles, ríos, expuesta a los abusos de bandidos y agentes gubernamentales, constituyó toda una prodigiosa ventura de la que aquí hacemos el merecido homenaje.

Bárbaras, supersticiosas y absurdas costumbres, pensará el amable lector. Sin considerar que en todas partes cuecen habas y aquí, en el no menos prodigioso Reino de España, a galeradas.

No vivimos en una teocracia mágica como la tibetana antes de la invasión comunista, pero celebramos con singular devoción, no exenta de superstición, lo que comúnmente se ha venido en llamar penas de telediario. Aquí no hay voluntarios para el problemático rol de Lud Kong Kyi gyalpo. Tal oficio ha de asumirse a la fuerza, según toque o no toque a conveniencia del poderoso de turno, aunque con el consuelo, eso sí, de poder disfrutar con toda impunidad luego de lo saqueado. El Poder, no olvidemos que la Justicia se administra en nombre del Rey, coloca a escarnio público pasajero a sus peones o antiguos usufructuarios caídos en desgracia o adversarios de los que mangonean en ese momento. Un pequeño y generalmente breve mal trago, que tampoco es tan importante cuando se carece de vergüenza y luego a disfrutar del cohecho, a veces compartiéndolo con otros encumbrados lamas benefactores.

El prestigio de nuestro sabio y honrado Dalai Lama y de su modélico tinglado permanece intacto mientras sus supersticiosos súbditos se consuelan insultando al prócer dinástico caído en pasajera desgracia y creen que así de tal guisa se conjuran los demonios de la Injusticia, el despotismo y la miseria.

 

 

 

 

 

Grandes zozobras del capón en su capoeiro

A la llamada a arrebato del agitar de campanas que anuncia el adelanto electoral, sobresaltados burócratas del bipartito, podemitas de igual servicio futuro, espantadizos nacionalistas pilla pilla arrejuntados en heterogéneo rebaño hollan hoy el viejo pazo cerrado do otrora paseara libre, escéptico, arruinado y meditabundo pero con su natural elegancia el marqués de Bradomín.

pazoca_optUnos corren aprestándose a la defensa de sus diezmos y sinecuras entre la flora típicamente gallega de metrosideros y eucaliptos de las antípodas, camelias japonesas, hortensias chinas, dondiegos mejicanos, tuliperos de Virginia, geranios sudafricanos, araucarias del Brasil, abetos pinsapos o españoles sin olvidar los hermosos ginkgos bilobas de hojas de abanico, la exótica especie botánica viva más antigua existente en el planeta, capaz de resistir las fechorías de los políticos y hasta a la misma bomba atómica. Otros se prestan al asalto de los más sustanciosos y arrebañables presupuestos disimulando a la tsiapresca griega manera sus verdaderos fines. Nuevas votaciones pudieran significar nuevos capataces y manijeros para administrar y mantener el pazo, la banca o el cortijo a gusto y beneficio de sus verdaderos amos a los que pocos son capaces de poner cara.

IMGP0950 laberinto _optEl calendario anual, el inmutable orden cósmico borbónico, el ciclo de eterno retorno de estaciones, siembras y cosechas o inocuas votaciones, caciques impunes, alcaldes de monterilla, con sus santos del día, sus carnavales y doña cuaresma, ha sido alterado en apariencia. So pretexto de pernicioso y falaz regeneracionismo, a trancas y barrancas irrumpen otras ideas disolventes, el malvado liberalismo, el noble patriotismo en defensa de la Nación arruinada y humillada por los dinásticos próceres, el jacobinismo subversivo de los nuevos caballeritos de Azcoitia. Gentes descontentadizas e insensible a las grandes conquistas del régimen: instituciones mohatreras, corrupción universal, paro irredento, analfabetismo funcional, alienación masiva, desfalcos y vocación panameña. Osan hablar pestes de los partidos dinásticos aunque algunas de ellas paradójicamente parecen dejar a salvo a la tenebrosa oligarquía borbonera de la que acaso sean actuales o futuros mercenarios o cubre vergüenzas.

espera a la puerta IMGP0967_optNo solo los mareantes y podemitas, en su calidad de tropa del pijerío zarrapastroso disfrazada de desarrapada y preparada por el Poder para ser imaginaria de igual servicio, se aprestan a cumplir la misión asignada de constituirse en renovados domadores y saqueadores del populacho ahora que las cosas pintan feas y los glotones sacamantecas de Berlín y Bruselas exigen más y más sangre. También repelentes criaturas de la Ilustración, malvados librepensadores, desafectos, aliados a simples currantes indignados, burlados y saqueados con el viejo cuento de la reforma, imposible de suyo, del régimen pretenden asaltar a golpe de argumentos y razones los hoy menguantes presupuestos y hacerse con la hacienda, el santo y la limosna, en un crujir y temblar de dientes delictivos.

Un rayo del espantadizo sol primaveral tamizado por la lluvia entre las temblonas hojas de los tilos hiere el sosiego del desvencijado pazo y del mismo orden cósmico borbonero amenazado. Mientras, la Ilustración y las criaturas de la Razón amenazan irrumpir en el viejo y apacible Reino patriarcal de preferentes, ensobrados, gurtelidos, panameños, salteadores de parados en formación, golpistas pedigüeños catalanes, meapilas vascos, saludadores, pujolones, opusdeistas de la pía comisión, carlistas afeitados y agiotistas autonomistas de varia condición.

caponEntre los enseres típicos del pazo destaca el capoeiro que es un banco típico situado junto a la lareira con la particularidad de que, debajo del asiento, enjaulados, engordaban en la inmovilidad, la penumbra, el calor y la ceba, los capones que habían de sacrificarse en vísperas de fechas solemnes y desde luego en Navidad. El adelanto en la llamada a votar ya no va permitir el cebo y engorde de los capones como estaba previsto. Barruntan el cercano degolladero. Se muestran inquietos y espantadizos. Mientras tanto la alquitara oficial destila promesas estupefacientes cuyos vapores aturden al sufrido, escamado e infeliz preferenciado votante.

Todo tiene su rito y el mismísimo Cunqueiro rechazaría estas prisas impropias del señorío de la gente de bien. Sí. Asusta la revolución que se acerca imparable aunque aún no se sabe qué garganta de gente principal, cual ranura de urna cautiva y servil, rajará la afilada papeleta. No hay peligro para la de los próceres. Probablemente, igual que siempre y disimulos aparte, se cebará en la del pueblo más o menos cándido o inocente que les vote. Esas gentes vulgares que no tienen un Panamá donde llevar sus desfalcos, prevaricaciones, sobres ni sisas.

El capón mayor del reino cacarea muy jaque desde su lujoso capoeiro que no tiene sustituto ni menos tartufa sustituta. Pero, por si acaso, no se digna reñir con gallos de enteros atributos. Observa inquieto al amo de la finca quien parece haber decidido sacrificarlo y sustituirlo por las audaces y feroces crías de hordas abigarradas mil razas para completar el trabajo sucio ya realizado.

Entre sus doradas y aromáticas cagarrutas barrunta que pudiera ser que no llegase vivo a Navidad.  ¿O sí?

 

 

 

Opiniones de W. Churchill

Tomadas de las Obras Escogidas Aguilar

churchillSobre la democracia

“Digo que lo que menos representa a la democracia es la ley de la chusma y el intento de introducir un régimen totalitario y de clamar por el fusilamiento de de todos los que políticamente estorben, haciéndoles figurar entre los presuntos eliminados en virtud de la acusación, muy a menudo infundada, de haber colaborado con los alemanes durante la ocupación. No hagamos caer la democracia tan bajo, no consideremos la democracia como si consistiese meramente en adueñarse del poder y fusilar a quienes no concuerdan con nosotros. Esto es la antítesis de la democracia.

 La democracia, dije, no se funda en la violencia o el terrorismo, sino en la razón, en el juego limpio, en la libertad, en el respeto de los derechos de las demás personas…

Yo confío en el pueblo, en la masa del pueblo de casi todos los países, pero me gusta asegurarme de que trato con el pueblo y no con una partida de bandidos de las montañas o del campo que piensan que pueden, por la violencia, derribar la autoridad constituida, y, en algunos casos, antiguos parlamentos, gobiernos y estados”.

La cosa no era tan exagerada:

Sesión de las Cortes españolas del 9 de julio de 1910.

El diputado Pablo Iglesias, del PSOE, dice:
“Nosotros execramos la conducta del gobierno del señor Maura y nos asociamos
a lo hecho por socialistas extranjeros, ya que no tuvimos bríos a su tiempo para oponernos de modo terminante. Esto es lo que nos ha obligado a la conjunción (con los republicanos); por ello tuvimos que unirnos y juntos derribar al señor Maura. Nuestra labor de ahora es impedir la vuelta del señor Maura al Poder y como el régimen protege al señor Maura, procuraremos derribar al régimen. Para impedir que el señor Maura vuelva al Poder, “Ya dije en otra parte que mis amigos están dispuestos al atentado personal”.

Uno de los “amigos” del patibulario Iglesias tomó la amenaza al pie de la letra y atentó el 22 de julio contra Maura en Barcelona hiriéndole de bala, aunque afortunadamente el político conservador sobrevivió al atentado.

 

Churchill expone sus dudas sobre la verdadera naturaleza del nazismo

hitler mi lichaHitler y su opción, (1935)

No es posible formular un juicio justo sobre una figura pública que ha alcanzado las enormes dimensiones de Adolfo Hitler mientras no tengamos ante nosotros, íntegra, la obra de toda su vida. 

Esta visión total nos está vedada hoy. Aún no podemos decir si Hitler será el hombre que desencadenará de nuevo sobre el mundo otra guerra en la que la civilización sucumbirá irremisiblemente, o si pasará a la Historia como el hombre que restauró el honor y la paz de espíritu de la gran nación germánica y la reintegró, serena, esperanzada y fuerte a la cabeza del círculo familiar europeo.

Es sobre este misterio del futuro sobre el que la Historia se pronunciará”.  

 

Basura galleguista

Una muestra más de la onerosa incompetencia galleguista se puede admirar en el actual Concello A Coruña, en épocas mejores basura 2_optanteriores conocido en toda España como Ayuntamiento de La Coruña.  El alcalde, que no rebuzna de balde como ya nos advertía Cervantes, además de déspota está demostrando ser un inepto rodeado de otros semejantes. Otra prueba de lo que digo la ofrece esta gloria de la cartelería galleguista basurera municipal.

El lector puede admirarla y juzgar por sí mismo en estas fotos tomadas esta misma tarde en la emblemática plaza coruñesa de Pontevedra.

Los carteles se encuentran redactados en lengua burocrática galleguista oficial sin duda bajo la supervisión de los oportunos correctores y traductores lingüísticos que tratan de exterminar el uso del español y le salen al sufrido contribuyente por un Potosí y el pretendido control de toda basura 2 detalle auna caterva de asesores y asesoras municipales.

basura 2 detalle bPero tanto galleguismo presenta un fallo lógico. Puede que producto fatal de tanta mareante marea que tiene a los nuevos aprendices de próceres mareados al nunca imaginar verse mandando cosas en una ciudad española importante por muy mareada y venida a menos que esté como para votarles.

Es todo un enigma. Una auténtica inquietud que tiene a los ciudadanos supervivientes de la antigua capital gallega liberal en plena zozobra. En un sin vivir.

Una cuestión dramática: ¿Qué hacer en Setiembre?

Los podemitas defenderán la cosa aduciendo que bien mirado se trata de una ingeniosa manera de reducir el monstruoso déficit municipal pariendo años de once meses, lo que permite que cunda un poco más el presupuesto anual. Al final es posible que la burocracia y asesores a las órdenes del alcalde mareante y mareado al cabo sustituya los cartelitos, encargando otros nuevos con sus correctores lingüísticos oportunos y aumentando el déficit municipal.  ¡Será por pasta!

 

 

Los diez negritos de Mariano

En Diez negritos Ágatha Christie cuenta el extraño caso del asesino desconocido que va liquidando, una tras otra, hasta a diez diez negritos portadapersonas reunidas en una isla desierta a las que considera culpables de diferentes fechorías o canalladas aunque quizás no susceptibles de condena como delitos punibles ante un tribunal.

El misterio se resuelve cuando se descubre un falso muerto que es el malo justiciero que va exterminando a los demás.

El argumento nos recuerda la siniestra trayectoria de Mariano, el de los sobres, que va exterminando fríamente, con taimada crueldad de eunuco, sin piedad ni empatía por el sufrimiento ajeno, uno tras otro a cualquiera de sus colegas dirigentes del llamado PP.

San Gil, Ortega Lara, Mayor Oreja, Aznar, Cascos, Aguirre, Fabra, Bárcenas, Camps, Matas, Granados, González, Ratos, Rus, Gurtelidos, Púnicos, Marjalizos…

Bien, el lector pensará, bueno la verdad es que el PP actual de Mariano, hecho a su imagen y semejanza, es de lo más parecido a la Sodoma bíblica sin que a un hipotético Lot le quepa encontrar ningún dirigente honrado o libre de sospecha. No le falta razón, desde luego, salvo en el caso de heroínas como María San Gil o los resistentes a la violencia etarra o catalana, hoy traicionados para favorecer su política de compadreo o colegueo con los batasunos y golpistas corruptos de la Generalidad.

Ahora bien, Mariano, como el líder de la famosa secta suicida de la Guayana, parece dispuesto a realizar una truculenta, amén de amplia, escabechina sin que a su alrededor quede nadie vivo que pueda oponerse a su despotismo sin ilustrar. Se cree que incluso podría ir a por Su Majestad don Felipe VI por no dejarse manipular a su gusto con el asunto de la investidura interruptus marianesca. Milagrosamente, con gran oportunidad, aparece un mensaje comprometedor para la mujer del rey. Y hoy sabemos que su última víctima pudiera ser su paisano, condiscípulo de Fraga y correligionario Alberto Núñez Feijóo, considerado un posible candidato a sustituto, caso de continuar disfrutando del pertinaz galleguismo acomplejado, liberticida y arrebatacapas.

El registro del ayuntamiento de La Coruña puede dar mucho juego. Se trata de fuego amigo, siempre tan peligroso.

Diría otro paisano, el genial Valle Inclán, que actúan como tahures criados en la misma escuela, y se conocen bien sus mañas.

 

 

 

Un mito de eterno retorno

En abril de hace diez años publicaba este texto, que por lo que se ve desgraciadamente sigue siendo de actualidad, en lo que se refiere a la alianza entre la supuesta izquierda y las oligarquías reaccionarias de las regiones periféricas.

“Soviets y valores republicanos

 Alfonso Guerra es un personaje inefable, capaz de afirmar tan tranquilo en la presentación de su libro de desmemorias en Coruña delante del alcalde que “hay que acabar con los ricos y los poderosos”. Ahora quizás para compensar su cobarde actuación en el caso Estatut nos asusta declarando como si no fuera con él la cosa, que la España de ZP se parece a la URSS en descomposición en la que la vieja y corrupta nomenclatura soviética buscaba apoltronarse en las nuevas republiquitas resultado de su destrucción. Acierta en el diagnóstico y él lo sabe muy bien pues forma parte de esa nomenclatura socialista que desde Perpiñán viene pactando el reparto del botín de cada ínsula con los nacionalistas y caciques respectivos.

Si no podemos gobernar una España seria, honorable y respetada entre las naciones más importantes de Occidente, ocupemos el poder en las ínsulas resultado de su desmembramiento.

Y en este escenario de fin de régimen, ZP también nos recuerda en el Senado que desea los “valores” republicanos. Cuando un verdadero republicano español oye hablar de “república”a los socialistas, que tanto hicieron para destruirla, siente como se le va la color. ZP no menta a sus correligionarios: Negrín, el títere comunista, ni a los destructores de Oviedo, ni a Largo el mini Stalin ibérico, ni a sus cómplices golpistas como Companys, el traidor presidente de la Generalidad catalana. Menta a Azaña y hace propio su testamento de “La velada en Benicarló”, cuando la verdad es que el político alcalaíno probablemente identificaría a ZP y su tropa con los demagógicos personajes de Pastrana o Barcala.

La Segunda república se proclamó tras un golpe de mano osado y oportunista que transformó una victoria parcial electoral municipal en las ciudades más importantes de España en un cambio de régimen. Nadie reaccionó entonces en defensa de la monarquía parlamentaria. Pero nació ya viciada de sectarismo, demagogia e incapacidad real.”

 

playa nocturna acuarela_optLa vida sigue igual, como en un eterno fandango la burra va una y otra vez al trigo. Pero deja de ser curioso el cómo ciertas repugnantes zurdas españolas como las calificaba el sensible poeta republicano Antonio Machado siguen in encontrar la brújula o si por ventura la han encontrado, mienten con asaz desparpajo. Los biznietos tragicómicos, sacados de un tenderete todo a cien, de los siniestros Largo, Carrillo, Companys o Stalin nos tratan de explicar otra vez que su buscado contubernio con las ventajistas derechas periféricas es “progresista” ¿El partido de Sabino Arana o de Prat de la Riba, progresistas? Pues sí. Ahora resulta que ideologías clerical reaccionarias como las que originaron movimientos racistas, de la carcundia trabucaire vasca o catalana, son calificados por estas lumbreras de la Historia de “progresistas” y buenos compañeros de viaje. El tenebroso mandamás de las incoherentes hordas podemitas, con la osadía que dan la ignorancia y la falta de escrúpulos, considera que son también de “los suyos”, gentes con la que hay que gobernar ¿contra España?, nada menos que al representante político de la carcundia clerical, cerril y oligárquica vasca. El PNV ¡el partido de Arana! ¡Lo que hay que ver!

republica islamica cataluña P1200723_optIgualmente se atreve a defender y blanquear las fechorías de las insolidarias camisas negras golpistas del nuevo fascio catalanista, con y sin mordidas del tres por ciento. Las repugnantes zurdas españolas que ya denunciaba Machado compinchadas con la hipócrita, reaccionaria y abusona, sino directamente saqueadora, oligarquía catalana ¿Hasta cuándo ese secuestro de izquierda real, incompatible con la hegemonía de las oligarquías caciquiles periféricas del País Vasco, Cataluña o Galicia. ¿Hasta cuándo esa miopía y traición a los derechos y legítimos intereses del pueblo español del “Si no podemos gobernar una España seria, honorable y respetada entre las naciones más importantes de Occidente, ocupemos el poder en las ínsulas resultado de su desmembramiento”?

Parece que el más coherente, o menos cínico al fin y al cabo, va a resultar ser el “rehabilitado” terrorista Otegui con sus proclamados deseos de buscar compinches o compañeros de lucha contra España. Aunque los capos podemitas dicen preferir compincharse con la oligarquía regional, con los beatos meapilas hijos de Arana.

Ciertos autores han comparado a Podemos con una nueva Falange. Lejos sus jefes de la elegancia caballerosa de un José Antonio, desde luego, sino en el sentido de falsa izquierda, defensora en la práctica de privilegios oligárquicos pese a su verborrea pseudo revolucionaria.

gamusinos P1200316_optPero el problema no es ya el de una singular patología histórica española sino del propio sistema actual en que permanecemos como suspendidos, como alelados sin capacidad para rectificar. Contra esta nueva carcundia progre no reaccionan quienes tendrían más obligación y posibilidades de hacerlo. El poder político dinástico, o al menos sus validos, lo fomenta. El Partido de Bárcenas o Mariano y el partido de Iglesias se retroalimentan para perpetuar el secuestro y alienación de los españoles. La sociedad abierta carece de representantes públicos.

En lo intelectual, quien defiende la cultura española es oportunamente ninguneado. En vez de fomentar la concordia y lo que todos tenemos en común, somos víctimas de los intereses bastardos extremistas tanto de reaccionarios corruptos como de izquierdistas de salón. Pura mohatra.

En lo político, el partido de R10, la verdadera oposición en la anterior legislatura, fue oportunamente eliminado por haber osado llevar a muchos corruptos a los tribunales y criticar los impunes excesos autonómicos contra libertades y haciendas. Del tinglado. De un tinglado contra la Nación y contra la Razón que nos devora. Esa Nación cuya defensa sería también los de la Justicia, o la Libertad, la de los derechos civiles contra los abusos del Poder, el ámbito de encuentro y progreso que debiera fomentar o al menos defender una izquierda no prostituida.

 

 

A la caza de torcaces

No me refiero a la obra de Gide, sino a una modalidad cinegética tradicional propia de los montes navarros aprovechando las costumbres migratorias de la mayor de nuestras columbáceas. La paloma torcaz, Columbus palumbus. Se trata, ya digo, de un modo torcaces 410tradicional que se cobra muchas víctimas entre las nutridas bandadas.  El espectáculo de los grandes bandos de palomas torcaces descendiendo en espiral, con su número de oro dibujado en el cielo incluido, sobre las dehesas de encinares y alcornocales del Poniente español en  busca de bellotas que llevarse al papo es uno de los más grandes por majestuosos que puede ofrecer nuestra naturaleza al ornitólogo, el cazador o el observador en general. Pero estos grandes bandos que pueblan los otoños ibéricos antes han de atravesar las sierras navarras donde son diezmados al atravesar la muga.

El método de caza, muy avieso y taimado como corresponde a un área de rancia raigambre clerical, suele ser el siguiente. Se lanza hacia arriba un señuelo con forma o silueta de rapaz, por ejemplo un coleta morada, y el bando aterrorizado intenta escapar picando vertiginosamente hacia el suelo al abrigo de los bosques caducifolios, donde quedan prendidas muchas palomas en la redes taimadamente colocadas antes por los cazadores. Los mejores lugares para la captura están muy cotizados y sólo son ocupados en la práctica por las gentes de más posibles.

En realidad se trata de otro caso más de actividad de falsa bandera. Nada nuevo, desde luego, como tampoco lo son los ardides del Poder. De esta guisa votantes asqueados que vuelan fuera del alcance de las escopeteros tradicionales de las feroces cuadrillas de bárcenas, los pujolone o los ERE son engañados y devueltos a la red para la engordar la captura de los de siempre. El pretendido rapaz coleta morada no es sino un señuelo, un falso depredador de cartón que lleva a las pobres desavisadas torcaces a su perdición.

 

Moral ilustrada, corrupción y supervivencia

Hace ya casi un siglo, Corpus Barga preguntaba en la Revista de Occidente, “¿Cuál es la Venus de usted? ¿Cuál es para usted el patrón de la belleza?” Y es que según afirmaba, “preguntarle a usted  por su patrón de belleza es una pregunta de primera necesidad”.

Sobre todo porque “Toda belleza, más o menos desnaturalizada, de cualquier edad, de cualquier civilización, está ya como la griega, en los escaparates”.

Ahora, cabe hacernos la misma pregunta de primera necesidad dirigida a la Ética, a la Moral, no sólo a la Estética. Cuando todo vale, por muy desnaturalizado que esté, es que nada vale nada. Pero de eso hablaremos luego.

Paisaje 1080698_optLewis Munford sostenía en los turbulentos treinta que la máquina había cambiado muchas cosas, entre ellas nuestra propia forma de verlas.  El cambio no era sólo la introducción de la máquina sino de un alma a ella asociada. Una técnica decimonónica, la fotografía, también contribuye como en una especie de reacción a cierto desenvolvimiento del arte pictórico. Impresionistas, cubistas, futuristas, surrealistas, suprarrealistas, buscan nuevas formas de expresión descodificando las anteriores. Nuevos códigos intentan suplir a los precedentes. La moda surge y se desarrolla como consecuencia de la carencia de patrón o arquetipo de la Belleza.

Muchos de los personajillos de moda y con mayor predicamento en la España actual parecen escapados de la abigarrada zoología almodovariana. Quinquis, macarras, furcias, horteras, políticos dinásticos, rufianes, banqueros desfalcadores, periodistas mohatreros, sorayos, cortesanos, duques empalmados, chulos, invertidos, tribadas, viejas Trotayuntamientos, pijas asaltacapillas o promotoras de la cuota láctea galleguista, ropillas de mirada e instrucción sesgada, santiguadores de bolsillos, trileros de las ramblas, cursillistas con y sin ERE, sindicalistas verticales, pujolones, titirietarras, golpistas y monopolistas subvencionados… no disimulan sino que hacen ostentación de su degenerada condición e imponen modelos de conducta.

isabel-ii-con-su-intendente-carlos-marfori-fco-de-asis-a-la-derecha-espera-un-batallon-de-guardia-ccAunque nada tan nuevo si se mira bien nuestra Historia. Carlistas sanguinarios. Curas y obispos trabucaires. La falsaria monja de las llagas, el eximio P. Claret, los lucrados sementales de la reina, los banqueros y especuladores corruptos, los reales cornudos consentidores, los gobiernos estultos e inanes, siniestra fauna propia de la carcundia clerical de otro anterior desastre borbónico, tampoco eran mancos, ni desmerecían a los actuales. Pero antes la cosa, la fechoría o desmán, puede que se publicara menos. La gente parecía estar más en la inopia. Quedaba algún rescoldo de decoro incluso en la esperpéntica corte de la reina ninfómana.

Pero ¿tiene que ser forzosamente así? Existe una corrupción estética, amén de la Política. Es verdad que llevamos tres siglos padeciendo las fechorías y devastaciones de una pertinaz Dinastía a la que de ningún vicio ha resultado históricamente ser ajena.  En todo caso, ¿Por qué lo toleramos, lo hemos tolerado y lo seguimos tolerando?

Dicho de otro modo, parafraseando a Corpus Barga, ¿Cuál es nuestra Minerva?

MD45. MADRID, 19/08/2011.- Fotografía facilitada por el Ayuntamiento de Madrid que muestra a la teniente de alcalde y delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, que saluda al Papa Benedicto XVI, en el marco de su asistencia al Vía Crucis celebrado en Madrid con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). EFE/Ayuntamiento de Madrid

MADRID, 19/08/2011.- Fotografía facilitada por el Ayuntamiento de Madrid que muestra a su teniente de alcalde, la piadosa Ana Botella, mientras reverencia al Jefe de Estado Vaticano, Benedicto XVI.

Después de la Estética, la primera corrupción consiste en pudrir el entendimiento. Cuando se asocia la moral a un código religioso cerrado y este falla o se desacredita por el acceso generalizado a una mayor información sobre el origen de ese código o sus consecuencias históricas, suele producirse una anomia personal y social que termina fomentando la corrupción. Se pudre el entendimiento cuando se asocia moral a religión, o las legislaciones positivas, y no a la propia naturaleza humana y sus exigencias. Quizás sea esta una posible explicación de porqué la corrupción impune resulta más abundante en los países de tradición católica.

El barón Holbach fue un enciclopedista ilustrado, encargado de los artículos sobre Química en la Enciclopedia, que estudió a fondo problemas filosóficos, epistemológicos o sociales como es el de la Moral. De forma revolucionaria para la época, sus obras fueron prohibidas, trató de fundar la Moral en la naturaleza del hombre, no en las exigencias de códigos religiosos ajenos a la Razón. La Moral ilustrada resulta así de carácter universal, propia de los hombres, simplemente en tanto en cuanto hombres, no como miembros de una nación, etnia o confesión religiosa determinados. Y, al cabo, busca la felicidad, no la represión basada en imposiciones o criterios sobrenaturales o de revelación. Se trata, pues, de una moral de carácter verdaderamente laico.

portada moral universal_optEn su libro La Moral universal, Holbach expone de modo muy brillante sus logros. Un libro que pese a tener más de dos siglos podría utilizarse como un perfecto manual didáctico para una genuina educación para la ciudadanía, libre de sectarismo u oportunismo político.  Publicado por primera vez en Ámsterdam en 1776, sería considerado un libro subversivo y peligroso para la oligarquía absolutista de la época. Su primera versión española se debe a Manuel Díaz Moreno y se publicó ya en 1812, varios años después de la muerte de su autor, pero coincidiendo, creo que no por casualidad, con la constitución que fijaba y promovía la nación como sujeto político. Un autor que no es nombrado en la portada ni en el frontis, y un traductor que sólo se atreve a poner sus iniciales lo que nos da idea de cómo estaba entonces el asunto, con la Santa Inquisición aún vigente. En esa primera edición aparece un bello pero solitario grabadito que recoge una idea atribuida a Séneca: “Amad, para ser amados”.

Holbach insiste en varias partes de la obra en la Moral como búsqueda y condición para la felicidad.  Así, por ejemplo: La Moral es el arte de hacer al hombre feliz por medio del conocimiento y práctica de sus deberes. O bien: La Moral es la ciencia de la felicidad para todos los hombres.

El texto está lleno de perlas, algunas de carácter político y plena actualidad:

La Moral para tener una base invariable debe indice temas moral universal_optestablecerse sobre un principio común…el amor de sí mismo, la intención de estar bien en cualquier momento…

Todo gobierno justo ejerce una autoridad legítima a la que el ciudadano virtuoso está obligado a obedecer, pero el gobierno injusto ejerce un poder usurpado. Bajo el despotismo y la tiranía no hay autoridad no hay más que usurpación y latrocinio público.

La sociedad se ve forzada a sufrir el yugo que le imponen el crimen y la violencia…

La autoridad legítima es decir, la que reconocida legalmente por la sociedad contribuye al bien de ella.

El buen ciudadano es el que no puede tolerar en su patria un poder que pretende hacerse superior a sus leyes.

El buen ciudadano es el que dentro de su esfera contribuye de buena fe al interés general, porque reconoce que su interés personal no puede separase de aquel sin peligro ni daño de sí propio.

El ciudadano debe obedecer a las leyes que tengan por objeto la conservación, la seguridad, el bienestar, la unión y el reposo de la sociedad. 

El que obedece ciegamente los caprichos de un déspota no es un ciudadano, es un esclavo. No hay ciudadano bajo el despotismo ni ciudad para los esclavos.

La verdadera ciudad, la verdadera patria, la verdadera sociedad es aquella donde cada uno goza de sus derechos sostenidos por la ley. Donde el hombre es más poderoso que la ley, la justicia se ve obligada a callar y la sociedad no tarda en disolverse.

El cortesano que decía que él no llegaba a comprender como era posible resistir la voluntad de su señor hablaba como un esclavo criado con las máximas del despotismo oriental, según la cual el sultán es un dios, a cuyos caprichos un delito oponerse, aún cando sean contrarios a la razón.

La tiranía es el gobierno de la injusticia sostenido por la fuerza.

Toda una serie de cuestiones que forman parte de la mejor tradición clásica.

Marco Aurelio: “No son ni la elocuencia, ni las riquezas, ni los placeres, ni la gloria lo que hacen feliz al hombre, sino sus acciones. Para que estas sean buenas, es menester conocer el bien y el mal…ser feliz es formarse uno a sí mismo una suerte agradable, la cual consiste en las buenas disposiciones del alma, en la práctica del bien, en el amor de la virtud…” “No puedo apreciar una felicidad que sólo se ha hecho para mí”.

Cicerón: “Nadie debe obedecer a los que no tienen el derecho de mandar”.

Pero, ¿qué hacer? Con planteamientos más modestos que los citados de Holbach, Marco Aurelio o Cicerón cabe completar su visión. La intención de estar bien en cualquier momento nos lleva a una serie de recomendaciones personales para hacer el trago más llevadero…así, entre otras:

grabado moral universal_optFormarse e informarse. Leer sobre filosofías y religiones de todos los tiempos para informarse (Templar la mente con diferentes ideas).

Adoptar una sola doctrina elegida entre las demás, pero sin despreciar las otras.

Ver poco la televisión y menos aún leer la tóxica prensa mohatrera de papel.

Comprender que formamos parte de un juego internacional. Que muchas de las cosas que nos suceden tienen su explicación en intereses, políticas y decisiones ajenas a los españoles.

Cuidar la dieta. La agricultura industrializada nos está envenenando.

No participar en campañas gubernamentales.

Tratar de evitar ser cómplices del mantenimiento del tinglado. No votar y buscar las soluciones legales que permitan pagar menos impuestos.

Mantenerse en la vida en una posición modesta, ni opulenta ni mísera, (aura mediocritas horaciana). No llamar demasiado la atención, renunciar a famas y glorias mundanas.

Tratar de ser indiferente hacía todo y frente a todo. Los políticos y oligarcas dinásticos no merecen más que nuestro desprecio, pero hay que procurar no envenenarse mentalmente con las bajas tasas vibratorias en las que medran.

Contemplar sin emocionarse y con espíritu emancipado las diferentes luchas humanas.

Comprensión del vacío (lo que no deja de ser practicar lo anagógico, elevación de lo material a lo espiritual).

Estos planteamientos estoicos, propios de la Moral universal pero adaptados a nuestra circunstancia histórica presente, pueden contribuir a ayudarnos a ir sobrellevando nuestra peripecia y circunstancia.

Amén.

 

Heroicos próceres

La contemplación de nuestra viciada realidad de hoy nos ofrece curiosos y amenos espectáculos. Durante el actual periodo interregnos podemos observar los inconmensurables logros de nuestra pertinaz Monarquía, así como muchas de sus agresiones contra la Nación, en todo su esplendor.

extramuros_optSe demuestra una vez más que más vale que no haya gobierno a que disfrutemos de uno de los gobiernos perpetrados según las degradadas instituciones del Régimen.

Los procesos de corrupción parece que como se ralentizasen, amén que muchos golillas y corchetes se animasen a cumplir con sus obligaciones jurisdiccionales o se atreviesen a emplumar a próceres y próceras dinásticos que de otro modo quedarían impunes.

Se suceden las redadas judiciales y policiales contra “organizaciones criminales” como califica el juez del caso al PP de Valencia, madre y nodriza amantísima de Mariano el sobrecogedor sobrecogido y su nuevo PP, tan tristemente lejos por cierto del, ese sí verdaderamente heroico, de los Ordoñez, Blanco, Ortega Lara o María San Gil.

Algunos terminan temporalmente enchironados como piezas de ajedrez sacrificadas. Otros cuya previsora precaución o la veleidosa fortuna les ha hecho guardar documentos comprometedores para los amos, escondidos bajo las faldas de rajoy04022016_optMariano buscan con harto contumaz heroísmo el burladero del aforamiento para defenderse de las consecuencias penales de su aforramiento, en estas horas de tremenda zozobra cuando nada está claro, el padrino está vacante y tampoco los golillas más solícitos y alabanciosos saben a quién tienen que obedecer o proteger.

Mientras la deuda ilegítima e impagable provocada por la casta y las degradadas instituciones dinásticas crece sin pausa como un terrible alud ladera abajo.

Cuando en la tele se dice, por ejemplo, que la Policía ha detenido a dos peligrosos atracadores de bancos, la gente ya no piensa en quinquis enmascarados o delincuentes habituales sino en orondos y respetados miembros de su consejo de Administración por la vía partidaria, autonómica o sindical.

Y es que ahora no nos encontramos con casos de corrupción individual más o menos frecuentes sino que corrupción es la propia Monarquía parlamentaria, el régimen oficial español. La cosa no es nueva. Ya observadores lúcidos de la anterior Restauración declaraban que en España había un doble sistema. Uno, el oficial, más o menos equiparable al de otros países. Un sistema constitucional que encubría el verdadero. La Monarquía era la tapadera cómplice de una oligarquía sin principios, escrúpulos, ni el más mínimo sentido de decoro o patriotismo. Acaso porque la primera corrupción es pudrir el entendimiento y a ello se dedican con denuedo muchas de las instituciones como la educación o la prensa del Régimen.

Como el propio Gordo de la Lotería de Navidad, la Corrupción está muy repartida. La cosa recuerda lo que nos cuenta la Biblia en el conocido pasaje de Lot en Sodoma. Lo de Sodoma no va con segundas intenciones como pudiera creer no sin razón algún mal pensado buen conocedor del paño, sino que es el lugar bíblico donde Dios intenta buscar algún hombre honrado para aminorar su ira y salvar in extremis al Régimen. El pobre Lot va subastando a la baja el número de gente decente en virtud de la que el Régimen podría redimirse. Pero no hay manera, se mire donde se mire todo estaba podrido allí como también parece estarlo en estos católicos reinos. ¿Dónde pueda encontrar Lot un auténtico prócer honrado en nuestras instituciones dinásticas?

P1080761_optSin embargo, conviene buscar el lado bueno de las cosas. Siempre se puede aprender cuando medio sale el sol entre las nubles más negras. En estos azarosos tiempos en que la infinita burocracia del Régimen parece estar sin amo inmediato visible, mientras la oligarquía que, decorados y tramoyas aparte, de verdad manda y mueve los hilos del guiñol cohecha nuevos mercenarios a los que dar instrucciones, cuando la Administración medio se libera de la esclavitud de las cadenas políticas es la oportunidad para aprender y como en sagrada revelación calibrar las grandes virtudes que adornan a nuestros más grandes dirigentes, cortesanos y caciques varios.

Una de ellas, constante, es su meritísimo e inquebrantable sentido de la lealtad, aunque en el más puro mafioso del término. Si el amo o su manijero de turno exigen perpetrar algún delito por bien de la Causa, nuestros heroicos próceres y próceras obedecen sin rechistar o bien hacen como si no se enteraran de nada mientras sus compinches y correligionarios delinquen. Sea el impuesto mafioso a las empresas o el pilla pilla para la Famiglia, sobres incluidos, ¡Será por controles, asesores y mangancias varias a costa del presupuesto!

Nadie sabía nunca nada. Su filantrópica vocación por la cosa pública se veía penosamente lastrada por la pasta en el bolsillo o la ceguera voluntaria y voluntariosa. Y, por ejemplo, ¿a qué se dedican nuestros servicios secretos? Mejor se conteste a si mismo el avisado lector.

Un bizarro ex ministro de Aznar y gran capitoste del tenebroso engendro autonómico, en este caso balear, explica ante el valiente Tribunal que osa juzgarlo, que dejaba saquear impunemente el erario público de su jurisdicción con el patriótico fin de mejorar sus relaciones personales con la Real Casa, que sin duda por ello habría de agradecerle los servicios prestados.

En el marco incomparable del palacio estival de Su Católica Majestad los presuntos ejemplares aristócratas empalmados, la real Infanta pequeña y su emprendedor maromo adaptaban el viejo timo de la estampita a su duquesa circunstancia para lograr el saqueo de los caudales públicos pillados a los desamparados súbditos del “Hacienda somos todos” (pero según dependa), so pretexto de promoción del deporte y protección de la infancia disminuida o desvalida.  Pura “marca España”, (Spain trade mark).

P1080767_optSaqueadores arrepentidos o que no quieren apechugar solos con el mochuelo denuncian las fechorías de sus antiguos mentores y compinches políticos. Empresarios y compañeros de partida de real caza, algunos incluso altos capos de la patronal, disfrutan de su original emprendimiento delictivo en presidio mientras otros están en capilla. Sindicalistas oficialistas verticales disimulan su saqueo y desfalco del dinero dirigido a paliar la suerte de los parados que contribuyen a crear. Comisionistas obreros y ugeteros se reparten el botín andaluz bajo las protectoras alas de gallina culeca de esa oronda gran esperanza del IBEX 35 y candidata a la presidencia del gobierno borbónico por los Botín. Hay que aguantar el chaparrón hasta lograr que el buen juez de turno se aburra, se desmoralice, se asuste, cometa un error para instar la nulidad de las actuaciones o sea oportunamente trasladado donde no moleste en demasía.

No obstante y entre tanta escaramuza judicial, hasta ahora sólo los Pujolone, la acreditada famiglia mafiosa golpista y atracadora catalana, amiga, compadre y compañera de negocios del irresponsable emérito parece totalmente inalcanzable para la Justicia ¿Pacto de silencio?

Moraleja. No hay virtud, pues, que no sea atesorada en grado sumo por nuestros heroicos próceres dinásticos. Claro que mientras los súbditos aguanten, todo el monte es orégano.

¡Republicano el que no robe! y a pillar que son dos días, digo dos reinados.

Amén.

Carnaval 2016

Dentro del ciclo del eterno retorno vuelve otra vez el Carnaval. Fiesta de origen muy remoto cuyos antecedentes carnaval 3_optcabría encontrar en las antiguas lupercales, saturnales, matronalias o las mascaradas de invierno griegas. Fiesta con un cierto componente común también de trasgresión del Orden establecido y quizás hoy, por eso mismo, un tanto superflua en la medida en que más que la trasgresión o la entropía lo que hubiera que celebrar por raro y desusado de las actuales costumbres e instituciones es que verdadera o efectivamente representasen manifestaciones de Orden. Al menos uno tal dirigido al Bien Común o la promoción de la Cultura y la Belleza.

Máscaras y mascaradas permanentes dominan hoy nuestro horizonte institucional, político, económico, cultural y social. Nada es lo que parece. Vivimos una mohatra omnímoda y omnipresente donde todo encubre la verdad. Y donde la decadencia cultural, social o económica que nos devora se intenta tapar a base de circo y festejos subvencionados, al gusto mostrenco y embrutecedor cuando no soez y barriobajero de sus embrutecidos promotores, mientras vocacionales próceres y autoridades dinásticas mohatreras le hacen una chirla para aligerar su menguante faldriquera al desavisado público. Sobre todo en esa especie en grave peligro de extinción que es la amenazada clase media.

carnaval 4_opt (1)

Feministas sectarias o fanáticas y desorejadas ocupan o detentan la lucrativa poltrona del Ayuntamiento de Madrid. Barrabasada tras barrabasada una vieja depravada e indigna contrata una apología del terrorismo y la violencia para un público infantil.

La tenebrosa demagoga Colau con su concejala meona y la viejecita siniestra cuyas impactantes fechorías disfrutan los madrileños han tomado el bastón de mando municipal como pertinaces santa Aguedas de Zamarramala. La procesión tradicional en uno de los parajes históricos más bellos de España, junto al Eresma y la vieja capilla dodecagonal e iniciática de los templarios, se ha sustituido en el imaginario por charlotada embrutecedora. Algunos pensábamos que ambas indigentes durarían lo que el baile de máscaras y disfraces post electoral, pero la pesadilla no remite.

La resistible ascensión de Podemos Iglesias tiene también un cierto componente de antiguas lupercales. Pero ahora, más que defendernos de las amenazas del lobo, lo que hace el Poder es crear falsos lobos, espantapájaros para que el miedo inducido guarde la viña y se pueda mantener mejor el saqueo permanente. ¡Qué viene el lobo!, gritaba el falaz y taimado Mariano coreado por su inmoral monaguilla multiuso. El gran Cervantes el Cuarto Centenario de cuyo óbito se conmemora en abril de este año, ya nos ponía sobre aviso con su genial agudeza e inteligencia dirigida a la promoción de la Libertad y la dignidad humana, acerca de quiénes eran los verdaderos lobos. En El Coloquio de los perros el guardián explica a su compañero la triste realidad de su descubrimiento. Los lobos que diezman y explotan al redil son falsos, un invento de los desalmados pastores, verdaderos autores de los destrozos, para perpetrar sus fechorías y mantenerlas impunes.

Parece que estamos ante otro lobo de cartón, un mohatrero de tramoya, un falso revolucionario amiguete y compadre de un presunto agente sionista y de la Troika como el griego Tsiapras, cuyas hazañas acabamos de comprobar. Un lobo que también comprende la violenta y cruel agresión subversiva contra Siria u otros países, según interese al gran Poder imperial.

Un Poder al que le ha convenido mantener la Venezuela bolivariana, que si ha devenido en territorio hostil para su desamparado pueblo, en especial la clase media, también en chollo o coto de caza para las trasnacionales petroleras que disfrutan de una posición y privilegios con el régimen actual como nunca han tenido.

Y es que si al comienzo dudaba de que hubiera un Orden a transgredir con permiso de la Autoridad durante el Carnaval, debo reconocer que no es del todo cierto y la confusión proviene porque también me hallo medio perdido entre tanta máscara y tanto disfraz. Pensando que existe soberanía y voluntad nacionales donde no las hay.

Las cosas no ocurren sin ton ni son. Sí que hay un Orden. El verdadero, el importante, el definitivo, el que nos tapan. Y es de carácter internacional, en el que los pueblos pueden ser esquilados y sacrificados según convenga a la plutocracia mundial.

Máscaras y disfraces aparte, no nos perdamos en el mundo aparente de las sombras: es con esos criterios de geoestrategia internacional como debemos intentar comprender la realidad lo que verdaderamente pasa y nos ocultan.  Y a qué matadero nos llevan.

 

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.