Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Sobre la nueva injerencia francesa

Por si no tuviéramos bastante con las tartufescas admoniciones de Valls, el fracasado niño del braguetazo y defensor de la miliciana meona, o las no menos impertinentes de un grupo de senadores franceses de hace unas semanas, ahora una ministra del Eliseo se ha dignado meter las narices donde no la importa y chantajear y abroncar a Rivera por relacionarse con los malvados patriotas de VOX.

Tengo dicho que en mi opinión Ciudadanos es un artefacto globalista para enredar en la política española, enfollonar jugando al despiste de los que se quieran despistar, y cooperar en la destrucción nacional por la vía del cambio constitucional confederalista asimétrico y la disolución de la soberanía en entidades no democráticas globalistas al servicio de la plutocracia.

Si, en efecto, Rivera es un paniaguado Rothschild, como el mismo señorito abusado Macron, es normal en términos empresariales que se le llame al orden pues quien paga, manda, pero desde el punto de vista del disimulo mohatrero la cosa no parece ni prudente ni astuta. Acaso para presionar al novio de la Malu la ministra portavoz de Macron confiesa su afinidad con otra fuerza Rothschild, la del pro golpista doctor falsario: “Estamos muy cerca de Pedro Sánchez, eso es verdad” y también defiende al condenado por corruptelas y enriquecimiento por información privilegiada, Borrell, al que considera un candidato legítimo llamado a las más altas responsabilidades en la corrupta cucaña globalista de la UE.

Más que la cuestión municipal o regional las miras están puestas en la futura colaboración gubernamental con la PSOE a la que se le quiere dar carácter de fatal.

Y como tal es jaleada por los media para evitar que el cínico adolescente falsario se vea seducido y se ponga en brazos de las peores compañías. Pobre, ha recibido, con o sin oportuno pucherazo, el voto de millones de otros indigentes compatriotas menores de edad mental y moral que no saben a quien votan y que como nueva infeliz e inocente Andrómeda debe ser rescatado por el bizarro Perseo catalán que dicen cabalga al brioso Pegaso plutocrático creado con la sangre de los malignos populismos sacrificados.

En todo caso, esta machez del señorito Macron contra España a la que parece tratar como indigente intelectual y moral en permanente minoría de edad no es de recibo y debe ser denunciada como inadmisible injerencia en asuntos internos de España. Al abusado del Eliseo más le valdría intentar resolver los problemas de su propia nación venida a menos, y con gran parte de su población harta y sublevada contra los intentos del agente Rothschild de someterla bajo el capacho globalista.

 

 

Queda inaugurado este… desfalco

Una cadena de televisión viene dedicando una serie de programas al franquismo en color. Se trata de un relato con documentos de archivo e imágenes coloreadas y un guión manifiestamente mejorable. Mucha retranca sino burla con la inauguración de pantanos y obras de regadío por el Caudillo. Está bien que se critique el famoso desfalco de MATESA protagonizado por los siempre heroicos amén de piadosos chicos del Opus Dei, pero al cabo mera calderilla si se compara con los efectuados por sus colegas durante la monarquía. Así, los Pujolone con la racista madre abadesa a la cabeza de la banda se refocilan en la mayor impunidad con escapularios y cilicios de oro y brillantes. Saben demasiado de las heroicidades del presente régimen y de sus más altos y encumbrados próceres. Por no hablar del ventajismo trincón vasco de los meapilas de pura raza vasca.

La cosa no es nueva en la Historia de España. En las aventuras sevillanas de Rinconete y Cortadillo se describe con toda la ironía cervantina la congregación de Monipodio, que viene a ser el trasunto de una cofradía con fines poco benéficos o piadosos, por cuanto se dedica al robo y el pillaje, eso sí, bajo la advocación de María Santísima.

Una organización perfecta en su clase en la que además de una variada tipología de elementos del hampa no faltan los funcionarios de policía y justicia que deberían reprimir los mismos delitos de los que se benefician. Desnudo de cualquier sentido moral, la realización de toda clase de trabajo se aborda allí de un modo técnico, como algo profesional que es preciso hacer bien, según una serie de reglas fijadas por Monipodio:”cosa nueva es para mí, que haya ladrones en el mundo para servir a Dios y a la buena gente” se sorprende uno de los pillos. A lo que contesta otro más experimentado: “señor yo no me meto en tologías. Lo que sé, es que cada uno en su oficio puede alabar a Dios”.

Es decir, la Sevilla primera ciudad española y puente entre dos mundos donde se ambienta la aventura de Rinconete y Cortadillo con la organización de Monipodio, que Cervantes conoce tan  bien, lejos de cualquier paradigma utópico constituye el paraíso de los picaros y maleantes: muchas leyes, normas y enredos varios, funcionarios ignorantes, desmotivados o venales, para que el hampa pueda campar a sus anchas. El modelo socialdemócrata actual. El Monipodio institucionalizado. No podemos olvidar desde luego los acaso menos píos o más laicistas logros de la modernizada escuela sevillana del trinque y pilla pilla, la de los infinitos desfalcos y mohatras socialistas.

Pero, no sería justo quejarnos por falta de espectáculo, la pertinaz Monarquía a falta de pantanos inaugura desfalcos. El último conocido: el llamado Tribunal de Cuentas del Reino cifra en cien mil millones de euros el pufo actual en la Seguridad social. Un pequeño problema.

Un mercenario recadero de Bergoglio sostiene muy solemne con una cara dura de hormigón armado que hay que abrir las fronteras españolas a cualquiera.  No aclara si incluye las de su lujoso Palacio episcopal o del Vaticano. Hay dinero para parásitos pero no para pensiones de los que cotizan toda su vida.

No hay de qué preocuparse o al menos nuestros próceres electos con o sin pucherazo asociado no parecen preocuparse por estas minucias. La heroica casta monárquica se entretiene cohechando y conchabando en el abigarrado monipodio pos votaciones. Se subastan o cambian cargos y poltronas en zoco peor que moruno. Y eso después de varios años improvisando a salto de mata y asaltando presupuestos.

Te cambio concejal y medio por consejero en Junta. Y si es en la ventajista y cada vez más indigenizada Navarra la cosa vale doble. Madrid bien vale una misa. Contigo no me junto. Para colmo de confusiones el enredador niño pera catalán quiere ser perejil de todas las salsas, el muerto en el entierro, la novia en la boda y el comulgante aunque sea con ruedas de molino. El agente en Barcelona quiere poner sus votos para la cosa municipal a disposición de la benemérita meona.

Chapoteando en el caos, a buenas horas mangas verdes, el coro de plañideras de los media supuestamente civilizados clama por un contubernio o cama redonda entre los dos próceres representantes de las principales marcas franquiciadas Rothschild en el mercado español. Es decir, por el Plan B para la destrucción de la nación española mediante un cambio constitucional confederal o asimétrico que pretenden PSOE, PSC y Ciudadanos con la ayuda si fuese menester del sector sobrecogedor o centrista del PP.

Y es que más allá de las soluciones que se cohechen para encajar el presente rompecabezas lo que queda en evidencia una vez más es la incompetencia intrínseca de las instituciones políticas españolas y de sus okupas para servir a los legítimos intereses de nuestra nación. Estamos ante las vergüenzas expuestas sin pudor de un sistema político degradado e ingobernable. Caro, ineficaz, que fomenta la corrupción y lo que aún es peor la destrucción nacional y el embrutecimiento de sus vasallos. Un sistema que es un puro desfalco, pura mohatra institucional.

Cien mil millones de euros de pufo en la Seguridad social. Pero, como decía el cobarde galleguista felón: las autonomías no se tocan. No hay dinero para pensiones y servicios pero sí para poltronas. Estamos quebrados, pero lo verdaderamente importante: ¿Qué hay de lo mío?

 

 

 

 

Bilderberg ha venido, nadie sabe cómo ha sido

Aún no sabemos con certeza o detalle qué ha ocurrido en la reunión Bilderberg de este año, donde los artistas invitados españoles eran Casado y Arrimadas y de los que desconocemos si han pasado el ansiado corte de bolas blancas y negras.

No lo pasó, o hubo ya demasiado hartazgo por tanta fechoría impune que desprestigiaba la Causa, el Emérito hace cinco años cuando al finalizar el evento fue avisado por su traicionada esposa de la decisión de que tenía que dejar la cosa. Una propuesta que no podía rechazar. Y al día siguiente, abdicación al canto.

Para algunos se exagera con la cuestión y lo de Bilderberg no es para tanto. Un simple evento social magnificado por conspiranoicos. Para otros, es una reunión de coordinación de políticas en diferentes ámbitos y de pase de modelos y selección de personal para ejecutarlas, ahora o en un futuro mediato.

No sé, no he estado en ninguna, por lo que mis referencias son de terceros. Tampoco parece que hayan asistido, o al menos no nos lo han contado, Sherlock Holmes, Poirot, Simenon o el Padre Brown. Aunque probablemente el gran Chesterton no iba muy descaminado cuando escribió El Hombre que fue jueves, para explicarnos quiénes son los verdaderos buenos y los malos, o la realidad tras eventos y organizaciones de falsa bandera. En fin, se atribuye a lord Keynes aquello de si quieres vender algo, primero crea tu propia demanda.

Pero, ¿Mito o realidad?

El caso, elemental querido Watson, es que tras estas reuniones en muy diferentes países, salvo los que empiezan a reaccionar y son tachados de populistas o nacionalistas o fascistas, se van orquestando políticas y leyes aparentemente disparatadas o suicidas para el común, que sin embargo son jaleadas de modo mohatrero por los prostituidos media.

El extraño comportamiento actual de un Bergoglio, opuesto a lo que cabría esperar del jefe de los católicos puede que tenga que ver ¿o no? con la insólita visita de todo un Secretario de Estado Vaticano en el último día de la reunión del pasado año. ¿Le habrán dado instrucciones a su segundo o un ultimátum para evitar su obligada abdicación como el anterior o el Emérito?

Los expertos suelen explicarnos que parecen existir un conjunto de características permanentes que se suelen cumplir en relación con Bilderberg, si bien para nuestros ojos acostumbrados al cortoplacismo, hipocresía y canallería de nuestros dirigentes las líneas de fuerza a largo plazo e intergeneracionales suelen resultar de dudosa identificación e interpretación. Es uno de los problemas del pensar u operar a corto plazo, típico de las degradadas instituciones democráticas, en especial cuando son reflejo de embrutecidas poblaciones amaestradas para no encontrar la mano con la herida. Y de clases dirigentes envilecidas que han dimitido de sus responsabilidades históricas.

Así, se puede observar una degradación de nuestras instituciones. Un significativo ejemplo reciente: Una tipeja cargo socialista y maestra pervertida que sin empacho declara en clase a sus alumnos que hay que castrar a los niños, permanece en la impunidad cuando en una sociedad no enferma debiera ya estar en prisión incondicional y sin fianza. Y también expulsada fulminantemente de su banda, aunque sólo fuere por disimular. Pero, qué se puede esperar cuando su jefe político es cómplice de golpistas, embustero crónico e incluso ha falsificado su tesis doctoral. Y cuando su partido ha pactado con terroristas para blanquear sus crímenes y ayudarles a burlar la acción punitiva de las instituciones constitucionales.

En el Legislativo, rufianes aparte, no suelen estar los mejores, los elige entre sus leales el jefe de la banda respectiva y entre todos forman un grupo manifiestamente mejorable. Con mandato imperativo real, en burla del precepto constitucional, se perpetran leyes abominables, monstruosas o nocivas. El Ejecutivo no suele ser mejor. Ahí está el doctor falsario con su pintoresco harén de ministros y ministras objeto, pícaros burladores de Hacienda, más que de Sevilla.

¿Cómo es posible que sucedan estas cosas? Pues paso a paso, poco a poco, en la degradación, en la degeneración con las mismas mañas que se utilizan en el famoso cuento de la rana escaldada. Y si eso no basta, se da un volantazo violento, como en el terrible 11M.

La perspectiva histórica de estos años nos ofrece el espectáculo de privatización de lo público especialmente, aunque no sólo, perpetrado por la PSOE para que fuese más fácil de tragar por los súbditos saqueados. Se ha malbaratado todo lo que podía venderse. Los sectores primario y secundario, devastados. Y lo que aún es peor, se pone la capacidad de coerción de lo público remanente en beneficio de intereses globalistas ajenos o privados. Se establece una nueva policía de costumbres para hacer tragar a la gente con las mayores aberraciones. Ni siquiera la libertad de cátedra o expresión se encuentran ya a salvo cuando se perpetran leyes sectarias promotoras del fanatismo y del revisionismo histórico comunista.

¿Dónde quedó la soberanía nacional? ¿Por qué todos desde el maldito 11 M operan de modo similar en lo estratégico importante?

¿Todo esto tiene que ver con Bilderberg?

En todo caso, desde luego son pautas del globalismo actual, una de cuyas instituciones exotéricas operativas conocidas es el famoso club oficialmente fundado por el corrupto rey Bernardo de Holanda. Pero, probablemente habrá otras más, esotéricas o desconocidas.

 

 

La «traición» de Ciudadanos

Al parecer a muchos ingenuos e incautos compatriotas les sorprende y escandaliza la «traición» del partido catalán de Rivera al despreciar con tartufescos remilgos melindrosos de puta metida a monja a sus posibles socios de VOX necesarios para consolidar un gobierno alternativo al de disolución nacional patrocinado por la PSOE, etarras, golpistas, comunistas, okupas y otra gentuza variopinta.

A mi no me sorprende nada como podrá comprender el lector de mis anteriores textos. No esperaba otra cosa de esta partida o banda de falsa bandera y así lo vengo comentando desde hace tiempo. Es una pena, pero el personal suele seguir pensando en términos locales y no se da cuenta en algo en lo que venimos insistiendo hasta alcanzar la pesadez. Para comprender la situación española actual es preciso abrir la mente para interpretar lo que sucede en la clave del logro del NOM, pues tal es el objetivo último futuro de un modo ú otro de los partidos influidos más directamente por los amos “Rothschild”, es decir la PSOE y su muleta de apoyo, los autodenominados Ciudadanos.

El doctor falsario acaba de ser convocado al Eliseo para que el agente Rothschild le ponga en claro lo que le ordenan hacer. Rivera también recibirá sino las ha recibido ya órdenes actualizadas.

Ahí está la infecta chapuza del francés Valls de cuya fracasada aventura chulesca y felona parece que al menos ha sacado la posibilidad de un lucrativo braguetazo. Un tipo impulsado por el amo común y engordado a los pechos del señorito Rivera amén de consentido por el resto de su monjil partido que se permite la osadía de ordenar lo que debemos hacer o no los españoles. Y que ahora se quiere compinchar nada menos que con la Colau mientras sigue vetando a VOX. La aventura afrancesada le ha costado casi tres cuartas partes de sus votos a Ciudadanos en Barcelona pero la cosa no importa. El amo lo ha querido así. Y quien manda, manda. Hablando de amos, cabe recordar la reveladora escapada de Garicano para correr a chivarse a Soros como buen correveidile de que el señorito Rivera decía durante la campaña electoral que nunca se iba a juntar con la banda de Sánchez.  Palabra del señorito Rivera. Palabra de Ciudadanos.

Pero observando más allá de la referencia española alcanzan coherencia globalista interna cuestiones que en términos españoles parecerían disparates, sobre todo cuando la continuidad de la propia nación española se encuentra gravemente amenazada. Repetimos. Quien manda, manda, y hay que obedecer al amo y a sus emisarios.

Sin embargo, hay que reconocer que el problema no es solo español, aunque parece que nuestro querido país haya sido elegido como forma de experimentación de futuros logros globalistas explotando oportunamente el fanatismo, la codicia, la ambición, la hipocresía y la estupidez de la mayoría de nuestra corrupta casta política y de sus respectivos rebaños de ofuscados cómplices votantes. Y es que de este desastre tampoco se libra ahora ya ni el Vaticano con el fantoche felón de Bergoglio promoviendo un falso ecumenismo que encubre la edificación del nuevo Templo de Jerusalén, uno de las metas del sionismo clásico curiosamente escenificada por Madonna en Eurovisión.  Otra traición al Catolicismo histórico y a las propias naciones tradicionales católicas que se pretenden destruir, algo que tampoco se comprende si no es desde tal perspectiva. El Catolicismo es considerado enemigo acérrimo e incompatible con el triunfo definitivo del sionismo y en consecuencia una de las barreras a eliminar por éste.

Ahora bien, ¿qué harán los traicionados?

Del PP y su impostado centrismo cleptocrático con objetivos similares a los de la PSOE o la banda de Ciudadanos ya nos hemos ocupado en otro artículo anterior. O Casado se suma al bando de los traidores para vender un impostado triunfo o también él y la credibilidad de su pretendido nuevo rehabilitado PP serán humillados y sacrificados como VOX.  Casado junto con la Arrimadas, posible imaginaria de igual servicio de Rivera, han sido convocados a la Reunión Bilderberg de este año para la preceptiva revista de calzoncillos y braguitas. Revisión que ya pasaron Rivera y Sánchez.

Pero, al parecer, el verdadero enemigo actual para continuar la degradación del Régimen de 6 de diciembre sería VOX. Los demás están todos más o menos en el ajo. Incluso los golpistas y los asesinos etarras y sus cómplices del ensangrentado escapulario peneuvista pueden ser útiles para la causa y forzar la legalización de la independencia catalana promovida por el NOM. Un núcleo de gentes que se consideran patriotas resistentes a los que resulta preciso corromper, calumniar o ningunear para desenvolver el corrupto tinglado según exija el guión.

En mi opinión VOX debiera resistir. Adelante con la apuesta. Si se quieren los votos de VOX hay que atender al menos algunos de los anhelos principales de sus votantes a los que no se les debe dejar humillar. Pero, se requiere extremar la lucidez para definir bien las fronteras de lo que es preciso exigir ahora. Debe ser algo claro e irrenunciable. Y más aún cuando los media se encuentran casi todos en manos del enemigo por lo que los intentos de tergiversación serán seguros. Y si no se accede a negociar propuestas razonables, que todos se responsabilicen en comandita de lo que pueda pasar.

 

 

Motín a bordo

Nos falló el micrófono oculto en la reunión parisina nocturna de ayer entre el pirómano y el incendiario y nos hemos quedado a dos velas sin saber cuántas capas de calzoncillos han contado esta vez las fuentes de la lucha antiterrorista.

Ahora bien, en el palacio madrileño de Génova hemos tenido algo más de suerte que en el Eliseo. El sector centrista cleptocrático del PP está algo amustiado con el resultado de las últimas votaciones. Pues en realidad de elecciones aquí hay poco o nada, ya que nuestros próceres eligen por nosotros, que nos limitamos como mucho a repartir naipes más o menos marcados para que los tahúres de la timba allá se las apañen. O nos las apañen.

El caso es que los primates y primatas de la banda cleptocrática centrista se las prometían muy felices por el deseado fracaso del osado niñato que había venido a fastidiarles el botín y limpiarles las legañas que nublan la vista y acobardan el corazón. Un tipo que decía, como Séneca, que quien no sabe donde va nunca viento favorable. Salvo eso sí para el descuidero de saquear a las infortunadas naves atraídas por la falsa bandera de conveniencia que cubría la verdadera de pirata sin moral. Un intrépido o más bien incauto infeliz que por haber ganado un congreso perpetrado a mayor gloria del contrario se creía legitimado para erradicar las experiencias barcenianas sobrecogedoras de Mariano y miss Alvia, lady Soraya, toda la irredenta Sicilia del peperismo, los usos y costumbres de galleguistas o bigotudos acomplejados del Partido, fiel seguidor de las políticas destructivas ya iniciadas por el traidor Zapatero.

De modo que, muy jaque y vanipavo, con remilgos de tartufo taimado para disimular su querencia por la gente del bronce, recogido el solideo presidencial donde escondía el trabuco cargado a la lupara y la navaja carlista cachicuerna de destripar liberales españoles no normalizados en gallego, el pertinaz cacique del telón del grelo trataba de esconder su propio estrepitoso fracaso en tierra antes segura para la Causa. Para intentar acojonarle, abronca al renacido pipiolo y le espeta un insólito, injusto e impertinente no te has enterado de nada que, por lo desusado en otras xuntanzas antes ditirambo alabanciosas con el Jefe, deja algo turulata a la asistencia.

La cuñadísima del Alvia trata de tapar su fallido intento de desprestigiar a su Jefe agasajando a los rollizos golpistas con nutrida pitanza a costa del erario. Una felona escaramuza profanando el que dicen templo de la desvaída soberanía nacional que resultó vulgar patinazo afeado por incluso los más leales cotillas periodistas en nómina.

No estamos de suerte. O la nueva censura con nuevas tecnologías funciona de maravilla. Unas inoportunas interferencias que parecen desmentir que el súper agente Villarejo se encuentre fuera de juego, dificultan la comprensión de las palabras más o menos fuertes que siguen.

 

No sabemos qué pasará pero tenemos nuestra opinión y debemos darla. Más vale que Casado no se deje amilanar si quieren tener algún futuro él y su partido. Una estructura con aluminosis avanzada, hoy deshabitada de valores patrióticos, relegada a colaborar como comparsa en la fragmentación de España en decenas de cantones caciquiles al servicio de déspotas, abusones, asalta presupuestos y el menudeo de robagallinas.

Una España que va dejar o ya ha dejado de ser importante nación europea para retroceder a cabila de morisma africana. Si las federaciones históricas han servido para llegar a la unidad desde lo vario, el centro cleptocrático a remolque de las zurdas más prostituidas y corruptas, trata de despanzurrar la soberanía y la dignidad nacionales para mayor negocio y granjería del NOM así como del caciquismo indigenista local.

¡Quién habría de decir que en el siglo XXI los progres, los supuestos socialistas, los supuestos republicanos, los supuestos centristas amorfos pretendan retroceder a la Edad Media!

El que promueva la federación está promoviendo la disolución nacional. Los viejos demonios regionales, los viejos antagonismos, producirán o exacerbarán los conflictos de familia, partido, partida y entre pueblos e impostados nuevos Estados. Hasta ahora todos éramos ciudadanos españoles salvaguardados por las Leyes, la Historia, la Cultura, la lengua española y los sentimientos comunes. El futuro que nos prepara el enemigo apostado en las instituciones nacionales e internacionales es el de una absurda Torre de Babel, de indígenas locales o regionales y de esclavos sin remedio. A esta terrible amenaza debiera oponerse el PP si quiere ser útil a la Patria y a la sociedad española. Y para ello urge limpiar la porquería acumulada en los nauseabundos establos del acomplejado y traidor centrismo marianista.

Si Casado quiere pasar a la historia como un estadista y no como delicada flor de un día, le espera un auténtico trabajo de Hércules. Al menos el de limpiar los establos de Augías. Pero esta insoslayable limpieza debe abordarla como se abordan las gestas heroicas: con Inteligencia y Voluntad.  Sin dar cuartel hasta conseguir la victoria.

¡Qué empiece por el enemigo interno de la banda centrista!

 

 

 

Sustos municipales y…

En el resistente Madrid del Dos de mayo, la terrorífica pareja de la lurpia abuelita comelobos y su cómplice fray Gabilondo el de los catecismos, si Ciudadanos no traiciona, van a tener que jubilarse a la fuerza y ¡cuidado con la amenazante ley de eutanasia! ¡Qué las repugnantes zurdas antiespañolas no se andan con remilgos! Amenaza de inmediato cierre de lucrativos antros municipales y lloran desconsoladas las pupilas huérfanas putativas de la Vieja Trotapresupuestos en esta podemita versión del Libro del Buen (des) Amor. Desencanto también entre los no menos píos monaguillos de fray Gabilondo, que no van a poder aliviar cepillos con absoluta impunidad. Me llena de orgullo y satisfacción el estrepitoso fracaso de las envidiosas hordas de los Ceaucescu de Galapagar. El electorado le agradece así sus criminales declaraciones contra los enfermos de cáncer, amén de otras fechorías de señorito caradura o de la impostada Pasionaria todo a cien.

Aunque La Coruña no quede totalmente libre de vomitonas, el Niño de las ratas va a ser desahuciado del palacio municipal de María Pita, siendo sustituido por una chica aseada que, aunque galleguista de la PSG, al menos se lava todos lo días. Sugiero la conveniencia sino imperiosa necesidad de desinfectar con Zotal su futuro despacho. Y si dentro de la campaña pro higiene y limpieza manda al merecido paro a los okupas de la normalización lingüística, tanto mejor.

La decadente Barcelona golpista sigue despeñándose con el empate entre la indeseable pareja formada por la meona miliciana desgreñada y el dinosaurio noi de la checa. El francés Valls partidario del apartheid a la nación española se la pega. Y con él, la estulta jugada del obediente Rivera suicidando a su partido en Barcelona por imposición globalista soro-macroniana.  Lejos quedan los gloriosos tiempos en los que Agustina de Aragón era de Barcelona. A la que presumiblemente le va ir muy mal y, por lo que se ve, parece que bien se lo merece. Don Quijote ya nos advertía que Barcelona era tierra abundante y muy querenciosa en bandoleros, que cuando la Justicia los cogía los colgaba en abigarrados racimos de diez en diez o de veinte en veinte. Con esto de la modernidad globalista macro- sorosiana anticipo de la próxima Confederación asimétrica ibérica ahora tenemos casi total impunidad delictiva. No deja de ser lamentable que allí no quede apenas nadie defensor de España, la Libertad y Estado de Derecho.Por cierto, hoy se reúnen el pirómano Macron y el incendiario Sánchez para coordinar actuaciones a mejor negocio del amo común.

Y, gracias a la milagrosa intervención salvífica de sus patronos celestiales, San Jorge y San Pedro de Alcántara, y si Ciudadanos no traiciona, Cáceres parece ser que podría librarse de voraces rojos dragones capaces de llenar la ciudad monumental Patrimonio de la Humanidad de okupas, manteros, trileros, mendigos y tironeros.

…Disgustos futuros

La reunión de esta noche en París de dos importantes franquiciados Rotschild, el pirómano y el incendiario, para ver y coordinar qué se hace en el ámbito europeo tras las elecciones a su parlamento pudiera definir también la que habría de seguirse en sus propios países respectivos en los próximos meses. Macron acaba de recibir un notable revolcón electoral de su rival Le Pen. Y tanto Orbán como Salvini, bestias negras de los plutócratas globalistas que quieren arrasar las naciones de Europa han encontrado reconocimiento a sus políticas de resistencia nacional.  No es desgraciadamente el caso de España, porque el embrutecido y drogado pueblo español parece que no se entera o no se quiere enterar de nada.

Volviendo a la reunión de pastores lobunos por lo que se refiere a nosotros de modo más inmediato o directo las órdenes del amo común es que en este contexto resulta preferible la segunda opción española a la del golpe a las bravas. Es decir, la del concubinato público entre Sánchez y Rivera para lograr un gobierno de coalición o al menos, si de tapadillo, la complicidad que permitiese plataformas de poder en diferentes niveles, impidiese una alternativa nacional, así como el preparar una reforma constitucional que posibilite la independencia de facto de Cataluña y el País Vasco junto con Navarra aunque las deudas y costes del desmembramiento se las quedaría una más depauperada España remanente. Los obstáculos principales para tal “opción B” de destrucción de la nación española estarían en lo queda del ejército, hoy mangoneado por la OTAN y medio inutilizado para defender los intereses fundamentales de España. Y del Rey que debiera exiliarse o tragar con serlo de un monstruoso desahuciado Reino antesala de la pretendida república confederal. Sin olvidar tanto la parte decente o no infectada por el centrismo cleptocrático del PP, cuanto a VOX. Aunque ambos parece que carecen de fuerza para oponerse con eficacia a este desmantelamiento nacional al carecer de suficiente influencia en la población alienada y embrutecida actual, sobre todo cuando casi todos los media están al servicio mercenario de la disolución globalista.

La eximia filósofa Carmen la de Cabra con su boquita de piñón y moral de pitiminí acaba de declarar que “Uropa” no entendería (traducción libre) que Rivera y Sánchez no hiciesen cama redonda para poner los cuernos a PP y VOX…

¿Traicionará Ciudadanos a sus electores? Es muy probable. Se admiten apuestas.

 

 

 

 

 

 

 

 

El hemistiquio de Purita Batet

Muchos estaban convencidos que Purita Batet tenía el simple valor de ministra objeto, o ministra de cuota para hacer bulto. Otros calumniosos maledicentes del malvado trifachito de que se trataba de una especie de becaria Lewinsky para las felaciones pronto pago a gentes de pura raza superior. Otros más, de una sectaria pro-golpista catalana colocada por el yernísimo falsario como remedio a su malsana e incurable voluptuosidad. Pero no, Justicia es reconocerlo, el nombramiento de Purita como Tercera Magistratura de la Monarquía nos ha revelado las antes ocultas habilidades de la señorita Purita y constituye el más severo mentís de que sea un bien mostrenco o mostrenca, sino que más bien nos hallamos ante una rara avis en el abigarrado zoológico social comunista golpista: estamos ante un auténtica culta latiniparla.

Entre tantas idas y venidas de oficio para arriba, oficio para abajo, estese a la parte y parte a la estese, otro sí digos, considerandos y considerandas, letrados y letradas, sin excluir meter en la farragosa melé al mismísimo Tribunal Supremo o a Su Majestad a quien se pretendía obligar a recibir a sus queridos compadres golpistas, traidores y presuntos, se nos ha revelado el gran talento oculto así como la exquisita sensibilidad de la sin par latiniparla.

Podemos sostener en exclusiva según indican nuestras fuentes, que Purita está sinceramente preocupada por temas que ahora suelen pasar desapercibidos o son poco apreciados entre votantes y consumidores víctimas de la moderna educación socialista. Me refiero a la búsqueda de la cesura, de la pausa para lograr una declamación armoniosa, pura melodía capaz de suspender el tiempo como al abad Virila en el monasterio navarro de Leyre o a Ero, otro santo durmiente en el más próximo de Armenteira. Un tiempo para los profanos y otro diferente a la medida y deseo de socialistas y sus aliados golpistas.

Tras laboriosas pesquisas hemos podido deducir que buscaba rescatar el hemistiquio, ese oportuno corte de los versos por la mitad.  Con tantos extraños dímes y diretes pretendía que los superfluos dictámenes requeridos a unos y a otros se plasmaran en hermosos versos y además estuvieran divididos en dos partes iguales para lograr el deseado efecto de pausa y suspensión temporal. Pero no. No tragaban los muy insensibles. Primero, los oficios y dictámenes venían en aburrida prosa prosaica de marcado jaez jurídico. Luego de rechazados por la exquisita Purita, puestos ya en versos pero de sílabas impares, y así no había manera de colocar hemistiquio que valga.

S. E. con santa paciencia catalana, entre otros sí digos del jurídico frontón incluso puso un ejemplo de cómo debiera redactarse la cosa. El declamar así:

Que muchos Entelles fagamos da Dares,

Y muchos también de Darés, Entelles.

No es correcto. En efecto, de aquesta manera el primer hemisquitio del segundo verso no estaba completo. De modo que había que ponerlo de otro modo, acaso así:

Que muchos Entelles   fagamos ya Dares

E muchos de Darés   fagamos Entelles.

Sí. Suena mucho mejor como Purita nos explica.

Pero mientras holgamos en tan bonito ejercicio de hemisquitio va, o hemisquitio viene, vengan días y vengan ollas, como diría Sancho, he aquí que los escribanos notoriamente hartos por tanto intento de tomadura de pelo disfrazada de sensibilidad culturana se impacientan. La prevaricación parece clara, tanto como que el sol pace estrellas en campos de zafiro.  Vulgo: amanece. Y la sin par Purita, como buena catalana del «procés», se acojona con perdón. Se acabaron las mariconadas.

Suspenso que te crió,  a ¡volver en setiembre, después del indulto!

 

Votaciones y dasein nacional y europeo

A las incertidumbres más o menos habituales en cualquier proceso electoral hay que añadir esta vez la de si habrá o no pucherazo y con qué mañas. En el amenazado Reino de España hay varias nuevas votaciones preparadas para el domingo.  Según en qué sitios hasta tres. Con la actual disposición política son votaciones para cubrir todas las bazas de espadas que conspiran y atentan o pueden atentar contra la soberanía nacional española.  A nivel municipal, autonómico y europeo. Una especie de pinza destructiva bien aprovechada por globalistas, comunistas, socialistas, peperistas, buscones y oportunistas carroñeros de todas las clases. Es decir, las onerosas instituciones que engordan con nuestro dinero y actúan contra la Nación y contra la sociedad.

En el ámbito municipal las principales ciudades españolas han caído bajo la tiranía devastadora de las hordas comunistas, podemitas, socialistas y vomitonas varias.  Chusma del jaez de una Purita Colau, la jueza Vieja Trotapresupuestos, el Ferreiro, el Kichi, etc… todos ellos patrocinados o apoyados por los corruptos socialistas. Conscientes o no de la gravedad de sus fechorías, la  labor de demolición de estos robolucionarios al servicio de sus amos ocultos resulta imprescindible para la destrucción del orden social y de la convivencia, arruinando a la clase media y destruyendo sus modos de vida y sus hábitos culturales.

El ámbito autonómico constituye un importante, voraz, insaciable y monstruoso eslabón de destrucción de la soberanía nacional española, el Estado de Derecho, la igualdad de todos los españoles ante la Ley y de las posibilidades reales de lograr prosperidad y paz.

Pero hay otro eslabón para terminar de rematar el presente desastre español. La cosa esa europea. Sin embargo, pese a su evidente y contrastada peligrosidad, suele tener mejor fama. O al menos suele considerarse menos dañina que las anteriores, quizás por aquello que dice el sabio refrán de que del jefe y del mulo, cuanto más lejos, más seguro.  Pero ¿se está seguro? No. Porque tampoco se está “lejos”. Las imposiciones despóticas de Bruselas llegan a todas partes. La cosa europea procura coartadas para las mayores fechorías. Cualquier crimen o melonada es avalado por un hipócrita nos lo exige Bruselas.  La tal Bruselas, refugio hoy de traidores y golpistas como siempre lo fue de asesinos etarras, es una entidad magmática, misteriosa, surrealista, no democrática, sometida de facto a los poderes globalistas más inconfesables. Y a la que son sacrificados como nuevo Moloch progre los restos de la soberanía nacional de los pueblos. Una soberanía en el caso español doblemente amenazada por la acción simultánea devastadora de las instituciones autonómicas y de la UE. Regionalistas e internacionalistas que a veces actúan con sinergia devastadora. Un ejemplo. En lugares como la archi-burocratizada Extremadura los socialistas utilizan la a veces absurda o inadecuada normativa europea para obstaculizar la creación de empresas e impedir consolidar un entramado de pequeña y mediana empresa contrario a su objetivo de criar y apuntalar pobres, ignorantes y dependientes de los que se nutre su poder de dominación social. La defensa de la pequeña y mediana propiedad nos previene contra los excesos del Estado Providencia y el sometimiento a los políticos demagogos.

El caso de los golpistas catalanes fugados también es paradigmático. Usan las instituciones europeas como burladero para humillar y escarnecer impunemente a España y a los españoles. Claro que la Monarquía tampoco parece que haga mucho por defendernos. No actúa con contundencia, como si reconociera carecer de legitimidad para acabar con los golpistas por las buenas o por las malas exigiendo a los demás respeto a nuestras instituciones así como colaboración activa en la persecución de los criminales. Para eso se supone que debiera servir pertenecer a la UE. Pero no. Incluso se consienten baladronadas y humillaciones por si acaso Estrasburgo nos critica. En cuestiones graves sobre la unidad de España no podemos hacer dejación de nuestra soberanía nacional para complacer a terceros cuando no directamente al enemigo. Pero se hace.

Sin embargo, pese a todos estos crímenes o fechorías antidemocráticas y antinacionales, muchos se proclaman europeístas. Pero, ¿qué Europa? ¿La actual dictadura plutocrática globalista de la llamada UE contra las naciones y sus pueblos y culturas que utiliza votaciones como las del domingo para procurarse una coartada? ¿O bien otra Europa?

Los prostituidos media globalistas, que por desgracia hoy son casi todos con influencia sobre la masa, calumnian a quienes no les hacen el juego o se oponen al despotismo uniformador calificándoles de populistas, extrema derecha, totalitarios. ¡Como si la UE fuese democrática! Sin embargo jalean a los que pretenden diluir la propia soberanía de las diferentes naciones así como sus entidades culturales en el magma antidemocrático al servicio de la plutocracia internacional de la UE.

De este modo, si te opones a la destrucción de tu país por la invasión incontrolada al estilo Plan Kalergi, no eres un patriota preocupado por el Bien común sino un fascista. Lo mismo si estás en contra de los programas de destrucción de la familia, el aborto subvencionado, el nazi-feminismo progre, la dictadura LGTBI, la impunidad delictiva o el engorde de la gusanera de la Deuda por políticos demagogos, prostituidos, viciosos chantajeables o corruptos al servicio del amo además de su propia codicia o ambición.

La cosa recuerda a procesos en la Naturaleza tales como el de invasión y posterior destrucción de una bacteria por un virus. Éste controla y modifica el anillo cromosómico de la bacteria para que genere proteínas del virus invasor en vez de las de la bacteria. Una vez utilizada queda exánime y muere mientras la invasión viral crece atacando a otras bacterias.

En este proceso que vivimos, la plutocracia de la UE, oculta tras sus instituciones globalistas, y la socialdemocracia europea son cómplices y actúan con sinergia. Los unos consuman la diarrea legislativa o normativa arruinando entramados empresariales, generando miles de normativas y subvenciones y con ellas confusión, arbitrariedad y corrupción asociada. El engorde y cebo de la gusanera socialista. Más déficit. Más impuestos, más ruina. O más deuda “soberana” para engordar el beneficio y el poder real de los financieros globalistas, los verdaderos amos de los socialistas. Los otros, desde la sombra impune y no sometida a desgaste electoral, promueven su labor de destrucción y protegen sus fechorías. Blanquean actuaciones y delitos. Y embrutecen la opinión pública para que trague con todo. Y es que, por esa u otras razones de tipo psicológico, aunque la mayoría no lo reconoce o no quiere aceptarlo, la Izquierda actual está degradada por su complicidad con el NOM. Y forma parte del sistema, es una Izquierda de falsa bandera.

El igualitarismo que preconiza el marxismo, hoy fundamentalmente cultural y no al estilo clásico, es una trampa del Capital. En las comunidades hay jerarquías y diferencias. Es decir, orden en vez de entropía o incapacidad de diferenciar un estado o una cosa de otras. Otra cosa diferente es el de los valores establecidos en la jerarquización. El Estado asistencial, más o menos despótico, se ve reforzado al fomentar la dependencia y obstaculizar la autonomía e independencia de las personas. El igualitarismo supone dominación y dependencia y es compartido por el economicismo reductor o el internacionalismo.

El ser humano es un animal con raíces, con patria, con tradición.  El marxismo multicultural, y su tiranía de lo políticamente correcto, inoculado por los media e instrumentos de ocio es una forma de atomizar al hombre, de laminar sus defensas y cortar sus raíces en beneficio del gran Capital. Que prefiere no ciudadanos sino entes sin pasado, sin memoria, sin patria, degradados a mercancía o a productores consumidores de mercancías.

Aunque esto pueda escandalizar a la nueva y poderosa casta sacerdotal conocedora de la teología de abstractos econométricos o dogmas de curvas de oferta y demandas, la Economía no es una ciencia en sentido estricto y debe estar subordinada a la Política y no a las Finanzas como lo está ahora, con instituciones como el BCE, el FMI, o el BM fuera de todo control democrático.

Lo económico no es una realidad autónoma, abstracta, no hay un homo economicus de carácter abstracto, independiente de las relaciones culturales, históricas o de poder. Un ente calculador en lo económico antes que racional. De hecho, en la sabia tradición económica española de la Escuela de Salamanca, la Economía se consideraba una rama de la Moral, tratada por teólogos, no como una “ciencia” independiente. La Política debe emerger de nuevo sobre la Economía, ejercer la soberanía. No enmucetar ni deificar la Economía como simple número, PIB, macromagnitudes abstractas, como algo a-histórico y asocial en vez de cómo satisfacción de necesidades reales. Las cosas se estropean cuando la misión de las empresas se convierte en crear valor para el accionista en vez de satisfacer las necesidades reales de la sociedad. La pequeña y mediana empresa suele entender mejor las necesidades reales del ámbito social y cultural en el que se mueve. De modo que la defensa de la pequeña y mediana propiedad nos previene contra los excesos del Estado Providencia y de la globalización.

El internacionalismo que se nos vende encubre formas diversas de imperialismo, especialmente de una potencia real que absorbe nacionalidades y soberanías inferiores. Aliado con el economicismo impone un final de la Historia único para todos los pueblos y para cuyo logro es necesario la destrucción de los actuales Estado Nación. Un proceso de desbaratamiento del Orden internacional basado en diferentes naciones más o menos independientes o soberanas que se conoce como globalización.  Un gran totalitarismo camuflado por instituciones mohatreras que es el proyecto real de la UE actual contra el que hay que enfrentarse.

Y es que el Capital necesitaba a las Naciones Estado, ahora no le sirven. Al revés, sus culturas diferenciadas su Orden social, sus clases medias, resultan más un obstáculo que una palanca. Son focos ideológicos y emocionales de la resistencia a la globalización que se está perpetrando. De ahí que los nuevos movimientos políticos contra la presente organización de la UE, de control de las invasiones o del déficit y la Deuda, sean calificados hipócrita o cínicamente como de extrema derecha, porque la defensa de la nación es incompatible con el internacionalismo tal como se practica.

El Capital requiere un mundo unipolar o multipolar, pero de grandes áreas o continentes.

Y con tal panorama, ¿Qué hacer?

Desde cada dasein heideggeriano o “estar ahí” propio de cada ser y de cada nación soberana europea y contra la actual UE, se trataría de intentar desarrollar un nuevo federalismo digno de tal nombre, con control democrático a escala europea de abajo a arriba y en una jerarquía de subsidiariedad a escala de Estado Nación, de arraigo y de construcción europea, capaz de resistir las invasiones o colonizaciones, la americanización, islamización o africanización, socialización, que sufre la actual UE. Es decir, respetando la Cultura y Tradición de cada nación.

A los europeos, especialmente a los del Sur, no nos conviene la actual UE tan fuertemente influida por los países no mediterráneos. Ni  tan anglosajonizada. Con tan grande subordinación al imperio anglosajón como se está demostrando ahora con los ridículos intentos de evitar el Brexit. Al revés, para favorecer los intereses europeos, no solo económicos y energéticos, sino también culturales, deberían construirse puentes de colaboración con Rusia en vez de hostigarla por imposiciones de la NATO.

Estamos inmersos en un proceso revolucionario, robolucionario según muchos. La batalla Cultural es decisiva y la estamos perdiendo. En parte porque quizás ahora la experiencia de la generación anterior ya no sirve a las nuevas.

Pero no hay que rendirse. Hay que aprovechar los resquicios del tinglado para intentar revertir lo que pasa. Y, de momento, votar el domingo en consecuencia. A favor de la Nación y contra el globalismo e internacionalismo que nos imponen.

 

 

 

 

 

 

As rúas de A Cruña

                                    “Y dígolo sin arrojancia. Soy de Lugo y no lo niejo y tengo un hijo estudiando para crejo en Santiajo…”

 

Pido disculpas al lector por malsonante título que encabeza esta garita dedicada a la cosa municipal. Tal es también el de un curioso panfletillo galleguista del año 1978 que en un baratillo ha caído en mis pecadoras manos, y que luego voy a comentar.

Empecemos por recordar que el nombre histórico de la ciudad antigua capital de Galicia es La Coruña, aunque un Fraga querencioso de la egoísta explotación del galleguismo como forma de afirmarse en la poltrona autonómica compostelana y como revanchismo o resabios aldeanos contra la ciudad impusiera el pseudo indígena de A Coruña. Porque el verdaderamente indígena sería A Cruña, o así lo pretendía o tal la llamaba el fanático orate de Rodríguez Castelao, en referencia o recuerdo, al parecer, de una mujer indígena que viviera in illo tempore en esta zona de la costa gallega. Un Fraga, al que el sectarismo actual “agradece” sus imposiciones galleguistas, retirándole con cobarde alevosía el título de hijo adoptivo de la ciudad. El galleguismo, como la Roma de Viriato, no paga a traidores. Y los bizarros compañeros de partido del agraviado Fraga, en una muestra más de su oportunismo, cobardía y carencia de principios políticos o morales tampoco hacen nada por defender su memoria no sea que les critiquen la sexta.

Pero vayamos al panfletillo galleguista en cuestión.

El panfleto está escrito en gallego, por lo que intentaré tomar sus puntos principales lo mejor que sepa al lector cuando no resulte mejor reproducirlo tal cual. Su autoría se debe a un autodenominado Equipo de estudios urbans partido socialista galego.  Es curioso que al parecer sea el mismo partido al que perteneciera un español sin complejos como el ex alcalde Francisco Vázquez que tanto hizo por la ciudad, defendió la integridad de su nombre, e incluso se opuso por vía judicial, sin éxito final por desgracia, al humillante cambio de su nombre perpetrado por el despotismo galleguista compostelano.

Pero, salvando en justicia la figura del ex alcalde Vázquez, una de las mayores felonías del Partido socialista “galejo” convertido en incomprensible aliado de la carcundia periférica más retrógrada, o el lumpen de vomitonas y mareos vomitivos o mareas vomitivas, es sabotear, ningunear y destruir si pudiese la Cultura común española expresada en lengua española. La antigua importante ciudad española está siendo galleguizada a la fuerza gracias a una brutal maniobra de ingeniería social y lavado de cerebro con el propio dinero que se saquea a sus víctimas. El panfleto confunde democratización, sectarismo y galleguismo,  promueve un despótico y oneroso cambio de nombres de modo que a la antigua capital española, galleguizada a la fuerza no la conozca ni la madre que la parió.

En el citado panfleto del 78 ya se pueden reconocer varias de las pautas de sabotaje y destrucción de la cultura y toponimia españolas en la ciudad. “Nas nosas rúas fallan os nomes dos galegos ilustres, xeralmente, pro abondan os de políticos que caciquean na Galiza. Co que imos camiño de ser mais que un país con alma cultivada a xeito coas súas esencias orixinaes, un territorio ou campón con habitantes que aspiran a vivir en unha cultura postiza, feita de fóra a dentro e non de dentro a fóra”  La reveladora cita es de un tal Antón Vilar Ponte, gloria literaria sublime de la Humanidad ex aequo con Cervantes, Dante o Shakespeare.

De tal paletería, ignorante, obtusa y sectaria se nutre la política oficial galleguista de todos los partidos gallegos de la Restauración borbónica.

El sectario actual alcalde, al que al estar ligado a la Universidad parece que ni siquiera le cabe la excusa de la ignorancia como a otros miembros y miembras de su desgreñada y zarrapastrosa banda, acaba de cambiar el nombre de la avenida de Finisterre, nombre latino y conocido en todo el mundo, por el ridículo indígenista de Fisterra, que más bien suena a chistorra. Fanatismo sectario, ignorancia, con sus consecuencias de despilfarro cuando no malversación de caudales públicos. Mas toda aberración es poca cuando pinta el caso patriótico de sustituir lo que estos felones ignorantes llaman la lengua del imperio por la lingoa nacional. Es decir, lo que Rosalía o la Pardo Bazán llamaban simplemente el dialecto.

Pero el panfletillo va desgranando como en una especie de caza de brujas otras de las denominaciones que es “galleguista democrático” cambiar según su peculiar y sectario criterio por otras más indígenas. Algunas de estas acusaciones inquisitoriales con sus ocurrencias sustitutivas ya han sido sentenciadas y ejecutadas, otras esperan turno en esta purga despótica galleguista. Entre éstas la de la plaza del Pintor Álvarez Sotomayor que ha de llamarse Praciña do Consulado según estos modernos salvajes iconoclastas.

No deja de ser curioso lo de las prioridades municipales actuales. La mentalidad dominante de paletería y romería de feria y juerga para el gentío irresponsable e ignaro en vez de gestión de una moderna conurbación urbana con todos sus complejos procesos logísticos y medio ambientales asociados. Un ejemplo: los procesos de la estación de depuración de aguas residuales de Bens que afecta a unos 600.000 usuarios de La Coruña y municipios limítrofes dependen del funcionamiento de un único y vetusto transformador eléctrico que pudiera cascar en el momento más inoportuno, pero no hay presupuestos para instalar otro alternativo que le proporcionara mayor fiabilidad a la planta que trata en torno a 50.000.000 de metros cúbicos de agua al año. Parte sustancial del dinero saqueado al contribuyente se va en festejos, mamonadas social-podemitas que dejan el escenario del crimen como puede admirarse en las fotos, propaganda vacía o y engañosa o se dilapida en cambios con criterios sectarios en los nombres de las calles. Así, por ejemplo, la antes dedicada a don Juan Canalejo malvado falangista vilmente asesinado por los filantrópicos socialistas en una de las siniestras sacas de Paracuellos. Otro proscrito: El general Millán Astray, procedente de una familia coruñesa de juristas, aunque tosco en las formas pudiera considerarse un militar valeroso con preocupaciones o ideas sociales avanzadas en la línea de Concepción Arenal al promover la rehabilitación personal de reos dentro de una unidad especial de la milicia.

Hay que reconocer que en esta obra de devastación de la que hacemos mérito, los socialistas, desde que se fue Vázquez, han sido precursores y maestros de pelouros y vomitonas podemitas mareadas. Cuando yo estaba en activo visitaba con alguna frecuencia la Unidad municipal de gestión de permisos y  licencias para obras e instalaciones en la vía pública para interesarme por la marcha de los expedientes a mi cargo. Me atendía con gran eficacia y amabilidad su responsable, una dama de mérito que no de cuota, en la tercera planta del palacio municipal de María Pita. Una de las veces, al entrar en las dependencias de la Unidad me encuentro con gentes desconocidas. La Unidad había sido desahuciada y el lugar estaba lleno de okupas. Después de indagar por los pasillos me encontré a un conserje que me indicó a dónde habían trasladado la Unidad administrativa que buscaba.  Todos habían sido desterrados y se hacinaban como piojos en costura en un pequeño chiscón bajo cubierta. ¿Pero que os pasado? Nada, nos han echado para colocar a los de la normalización lingüística. Excelentes criterios de moderna y eficaz gestión socialista como puede verse.  Toda una «presunta» malversación de fondos públicos.

Se han conocido sucesos escandalosos en los que  recursos municipales se disponen para mayor granjería de compinches y amiguetes. Pero además de España y la Cultura española la banda municipal tiene un enemigo particular a destruir. El malvado automovilista, convertido en payaso de todas las bofetadas sorosianas, ha de ser perseguido a muerte aunque sin empacho se cobra religiosamente un impuesto municipal de (teórica) circulación. Se eliminan despótica y arbitrariamente puestos de aparcamiento o carriles de circulación en lugares necesarios para promover carriles de bicicleta o patinete a pilas, cuyos conductores, no obstante, suelen preferir ir por las aceras aterrorizando a los peatones. Se cierra el paso en zonas de la ciudad con nefastas consecuencias para la vida ciudadana, el comercio de proximidad y la actividad social de las zonas afectadas. No hay más que pasear por la ciudad para comprobar la mortandad epidémica causada en muchos locales dedicados al pequeño comercio por estas arbitrarias medidas.

A ello también favorece la lamentable política de especulación para medro de grandes constructoras de potenciar nuevas grandes superficies arruinando a las inmediatas anteriores. Una política en el que el negocio, y las comisiones asociadas, se encuentran en la construcción más que en servicio. En la que los costes para unos son ingresos para los poderosos. Una política de socialistas, comunistas y vomitonas varias dirigida a favorecer al gran Capital y a relegar sino hundir a la pequeña y mediana empresa de proximidad y de entramado local. Lo que indica o debiera indicar al observador lúcido quiénes son sus verdaderos amos, a los que se deben y favorecen. Una izquierda falsa promovida por servicios secretos y mercenaria de la plutocracia globalista internacional. Y vorazmente depredadora: muchos jubilados o damnificados por la crisis se ven ante una heroica decisión el temido mes que toca pagar el IBI: ¿Comer o pagar?

Aún hay más. No se respeta a la opinión ni los derechos civiles. Se pretende reeducar al ciudadano de acuerdo con los nefastos y devastadores criterios de ingeniería social que impone el agente Rothschild Soros a la entrópica banda social comunista vomitona. La feria taurina es despóticamente prohibida. Con nocturnidad y alevosía, a traición como se corresponde con esta chusma, un cobarde degenerado de la banda del mareado alcalde ordena destruir la tradicional alfombra floral que paciente y artísticamente había elaborado un grupo de coruñeses en homenaje a la Virgen del Rosario, patrona de la ciudad. En las fotos al margen la prueba, el antes y el después de esta fechoría totalitaria contra los católicos y contra los coruñeses respetuosos de las tradiciones en general. Fechoría vilmente perpetrada con la cobardía que distingue a estos miserables ninguno da la cara por la felonía una vez denunciada, ni tampoco dimite ni es obligado a dimitir nadie.

 

Es evidencia de razón que nos encontramos inmersos en un proceso de decadencia en toda Europa, agravado en países como España en que el Estado parece conspirar contra la nación. Nuestra casta política, en gran parte estulta, corrupta y prostituida, actúa contra la sociedad civil. Desde luego no sólo es la política municipal la que falla, ni a ella es achacable todo lo que nos pasa. Sin embargo, es apremiante buscar oportunidades y contrarrestar amenazas dentro del proceso de globalización al que estamos siendo sometidos. Tenemos ejemplos de ello en la ciudad de La Coruña como la gesta empresarial de Inditex. Pensar e intentar desarrollar una idea de ciudad que tenga algún futuro. Es preciso desarrollar una gestión municipal moderna e integrada basada en criterios técnicos, dotada de unos sistemas de transporte y logístico eficientes y con el objetivo de favorecer a la población. Buscar el bien común sin sectarismos sorosianos ni maquinaciones de ingeniería social para embrutecer a la gente. La política como servicio al ciudadano y no al revés, el ciudadano a merced de las canalladas que se le ocurran a las hordas. La política para resolver problemas, no para crearlos.

Y desde luego no creer, como hacen los de la vomitona con el patán alcalde a la cabeza, que con quitar el histórico Finisterre y poner el paleto nombre de Fisterra ya tienen justificados momios y poltronas para pillar durante cuatro años y el que venga detrás que arree.

 

 

 

 

Fugaces impresiones viajeras sobre la decadencia de España

España siempre fue una especie de continente en pequeño. Con gran variedad de climas y paisajes. De biotopos y biocenosis, como se dice ahora. También de tradiciones y mentalidades. Pero con una especie de vocación universal. De Universo, es decir de Uno en lo vario, en lo heterogéneo, en lo diverso. Las anteriores generaciones de españoles no habían perdido la conciencia común, el sentido de pertenencia a una honorable unidad superior, incluso a uno y otro lado de inmensos océanos. Hoy ya no parece que siga siendo así. Tras cuarenta años de política disgregadora de la Monarquía y de graves destrozos en la Cultura o la educación, incluso con la persecución de la lengua común desde las instituciones borbónicas periféricas, los antiguos españoles se encuentran en extinción, sustituidos por nuevas generaciones de lugareños vascos, catalanes, gallegos, riojanos, canarios, valencianos, andaluces, extremeños… Además de las onerosas autonómicas servidoras de su cacique respectivo, incluso la televisión pública supuestamente nacional contribuye a esa fragmentación con sus programas regionales, en los que cada lugar parece el ombligo del mundo.

Cuando se viaja por España a través de cientos de kilómetros, cruzando paisajes de las regiones privilegiadas por el Régimen así como de las sacrificadas o relegadas, se constata hasta qué punto se haya deteriorada la nación española, fragmentada en diversos feudos, más privilegiados por él cuanto más ventajistas, traidores e insolidarios con el resto.  Así, un ejemplo: El Norte de Aragón tiene carreteras de varia condición. Unas son buenas o pasables, sobre todo comparadas con las semejantes francesas del otro lado de los Pirineos. Otras, incluso “nacionales” aunque con asfalto son viejos caminos de cabras, que contrastan con las modernas autovías, que no falte de ná, que adornan la vecina Navarra, la del Foro y los viejos carlistas recauchutados en no menos fieros batasunos. Y del  insolidario privilegio, siempre antiliberal. Claro que, para compensar, muchos de los rótulos indicadores navarros están solo en lengua indígena, de manera que no se sabe lo que significan.

Pero la desolación parece mayor en Castilla o León. Los campos parecen desiertos salvo por las filas de peregrinos que la atraviesan, a veces con andares torpes fruto del cansancio o del sufrimiento físico, camino de Santiago. A mil quilómetros, al principio de la parte española de una de sus variantes, en la colegiata de Roncesvalles ahora llamada “Orreaga” en lengua indígena, un grupo de devotos peregrinos oía Misa concelebrada por un cura oriental que hablaba en su lengua tan incomprensible como el vascuence. El único español allí era yo.

En muchos lugares especialmente en La Rioja, Castilla, León o Galicia, la atención a los modernos peregrinos ya es la actividad económica más rentable, una especie de moderno barbecho semillado con estampitas y todo impresas en la famosa compostela. Con el calendario fenológico primaveral los peregrinos son más esperados ahora que otras tradicionales especies viajeras estacionales como las golondrinas, las tórtolas o las cigüeñas. Albergues, hostales, bares o casas de comidas les esperan como agua de mayo. Muchos antiguos monumentos religiosos como el monasterio benedictino de San Zoilo en Carrión de los Condes han cambiado su destino para escapar de una segura ruina. Ahora reconvertido en lujoso hotel. Por sus claustros o demás dependencias ahora pasean huéspedes alojados en lugar de monjes. El templo, desierto durante mi vista, mantiene una elevada condición vibratoria telúrica, acaso por la presencia de aguas subterráneas del álveo del río Carrión en su subsuelo.

No deja de ser curioso el fatigoso caminar de los peregrinos hasta el ocaso, en dirección hacia donde se pone el Sol. En la oscuridad de la noche brillan las estrellas donde antes estaban deslumbradas por la potencia de la de nuestro propio sistema solar.  Y el viajero puede enmarcar su propio devenir con el del cosmos y sus abismos infinitos. Y así tomar conciencia de que aunque pequeña criatura, mini planeta errante, forma parte de un Todo. En algunos casos, tal luz salió de la estrella lejana antes del principio de nuestra historia conocida. Antes del comienzo de nuestro propio Tiempo.

Llama la atención del viajero la insólita presencia de extraordinarios monumentos artísticos en poblaciones decadentes o casi estancadas en el Tiempo. Un Tiempo, sí, que parece haberse detenido en algunos lugares sagrados: Sasamón, Castrogeríz, Frómista, Carrión, Sahagún… Joyas que son como mojones de un pasado digno, honorable, con otro concepto de la vida. Es curioso observar las cicatrices del Tiempo o los replanteos sobre la marcha de algunas de sus plantas o concepciones arquitectónicas. Y testigos de lo que fuese una importante nación hoy desvastada, saboteada por su clase dirigente mercenaria y estúpidamente jaleada por cierta chusma embrutecida, engañada, envilecida e identificada con los próceres más canallas o mercenarios. Una honorable nación antigua, que lograse las mayores e inauditas gestas, postrada y a las puertas de su desaparición. Esperando el machetazo definitivo que, si sigue así sin reaccionar ante el peligro, fatalmente ha de llegar más pronto que tarde.

¿Qué dirían hoy nuestros Azorín, Unamuno, Baroja, Machado? Ignoro si hoy proscritos como gente peligrosa por la moderna pedagogía socialista y golpista arrebatacapas. Gentes que nos enseñaron a muchos jóvenes de nuestra generación a amar a España y al español, su prodigiosa lengua. Desde luego el gran Valle, ninguneado en su tierra natal por Feijóo y su bien cebada corte de ignorantes galleguistas enmucetados, no necesitaría los espejos curvos del callejón de Álvarez Gato para explicar su teoría del esperpento. Basta con poner uno plano para ver reflejada la grotesca realidad en puritos cueros. Tampoco su Lámpara maravillosa, hoy ya casi apagada. Como la famosa lucecita roja azoriniana.

Pero si los del 98 parecen que habitaron una galaxia, muy, muy lejana, aún hay cosas que perduran. A través del rosetón meridional de su imponente iglesia de origen templario dedicada a Santa María la Blanca se filtra la luz solar que tarda en desperezarse en la fría mañana de Villalcázar de Sirga. Ahí, en la capilla de Santiago, están las tumbas de Felipe, hermano del Rey Sabio. Un personaje interesante que fuera compañero en la universidad de París del alquimista Alberto Magno o de Tomás de Aquino. Curiosa la tumba del teólogo de Trento en la rara e impresionante iglesia de los Jacobinos en la ciudad francesa de Toulouse. La virgen, acaso la misma que inspirara Las Cantigas al rey poeta, vigila protectora el sueño eterno de su hermano en la capilla de Santiago.

Pero de la singular iglesia española templaria de Villalcázar de Sirga hablaremos en otro futuro texto.

 

Fotos del autor, excepto la primera:

Mapa de España antes del desastre o fragmentación autonómica (Fuente: Internet)

Estella, la de la corte carlista, facción borbónica de otro rey bastardo como Fernando VII

Pórtico románico del antiguo monasterio benedictino de san Zoilo, hoy transformado en hotel

San Tirso en Sahagún de Campos

Iglesia de santa María, antigua encomienda templaria de Villálcazar de Sirga

 

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.