Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Tantra. Una visión de la sexualidad sagrada

Para documentar mi último libro sobre Parsifal, el grial y el budismo tántrico hube de consultar varios textos clásicos orientales y algunos occidentales modernos. La cuestión de la sexualidad sagrada o práctica tántrica no es antiquísima tradición propia solo de Oriente, (taoísmo, budismo vajrayana o hinduísmo). En efecto, también Occidente presenta tradiciones tántricas vinculadas a la Gnosis, (priscilaismo, catarismo)… Incluso grandes obras del Arte sagrado occidental como el Pórtico de la Gloria pueden interpretarse como un mensaje sagrado tántrico, asunto del que ya nos hemos ocupado en otras ocasiones. A continuación exponemos una visión actual del Tantra, la de Barry Long.

 

Tantra, Amor sexual en modo divino (apuntes ideas de Barry Long)

maithuna-tantra-10_opt¿Cómo hacer el amor de modo perfecto, no solo físico sino espiritual?

El hombre fracasa en recoger las energías femeninas, lo que a la mujer produce trastornos emocionales, sexuales y psicológicos.

El hombre se ha convertido en un obseso sexual al olvidar cómo hacer bien el amor a una mujer. A su vez ella queda insatisfecha si no puede ofrecer a su amante sus energías femeninas. Mutua entrega, amor más que técnica, para que el hombre permita a la mujer realizarse, ahí está su verdadera autoridad que ahora ha perdido sobre la mujer, y ella le proporcione a él su realización.

 

El problema de la eyaculación precoz en el hombre, tiene que ver con la emoción previa, debida a su obsesión sexual, la temperatura sexual en el hombre es mucho mayor que en la mujer, que es amor, más que emoción. Entonces el hombre no se da por completo y ella tampoco puede darle todo el amor que pudiera. El hombre es un poco menos hombre y la mujer es menos ella misma, lo que a larga provoca frustración y distanciamiento.

La única “autoridad” del hombre sobre la mujer es la del amor. Ella sólo puede dar lo que él puede tomar. El amor no tiene que ver, e incluso es obstaculizado, por la eyaculación.

Hubo un tiempo en el que había un halo de energía dorada que poseían ambos amantes. Ambos se regeneraban mutuamente. No eran palabras. Estaban en el amor, no decían “te amo”. Pero luego se olvidó. Aunque hacían el mismo acto físico ya no podían liberar o generar la energía divina y personificar en ellos mismos el espíritu viviente o la presencia de amor, el no tiempo.

Los cuerpos de los amantes ya no estaban en el no tiempo, sino en el tiempo y la emoción.

 

nimbo-mistico_optLa alternativa mística se hizo egoísta e innatural al negarse a unirse con el otro, por su idealismo y altiva devoción. El resultado se refleja en los halos y orbes de estos seres místicos, de modo que sus halos se habían reducido a un pequeño círculo alrededor de su cabeza. Se reduce a la cabeza, a la abstracción mental, y no a todo el cuerpo. No amaron a su prójimo con suficiente intensidad dorada como para sumergirse en la mente divina con sus propios cuerpos a través de la cópula y recordar así cómo hacer el amor sobre la tierra para dar una guía o algún tipo de ejemplo inspirado.

Caritativos ignoraban, sin embargo, el problema del amor físico, la mayor causa de infelicidad de la Humanidad sobre la tierra, incluidos los propios místicos.

 

Se empieza a amar, no como acto de voluntad sino haciendo el amor— querer, doble acepción de amar y voluntad—

Pocas mujeres han integrado la parte arriba de la cintura (polo de amor superior), pechos, plexo solar, con la inferior, genitales, muslos, parte baja maithunade la espalda que también posee energía. Pura vitalidad o energía de la tierra antes de ser “sexualizada” o sujeta a emociones.

El hombre debe unificar esas dos polaridades del amor en la mujer para que todo su sistema fluya libre y satisfactoriamente con el amor divino. Por esta unión entre lo divino y terreno, lo alcanzable y lo inalcanzable, se produce la corriente de amor divino, o la energía dorada radiante. Cuando esto se consigue plenamente, la mujer se reúne con su verdadero ser, física, psicológica y espiritualmente. Su descontento se desvanece y ya no es dependiente de sus tareas vividas como una necesidad para mostrarse realizada o con propósito. La motivación sexual de la mujer es hacer la conexión divina a través del hombre.

El amor no viene de la experiencia, que puede estorbar el darse. Sin reservas ni miedo.

El amor no es el orgasmo, que incluso puede llega ser un sustituto del verdadero amor que el hombre ya no es capaz de ofrecerle a la mujer. Es preciso recoger antes de él las energías divinas que la mujer ofrece en el acto amoroso verdadero.

Solo el pene, (y no, por ejemplo, los dedos en el clítoris), puede amar a la mujer. Un pene desinteresado, apasionado, paciente y amoroso puede devolver al orgasmo donde debe estar.

El orgasmo es un final emocional pero el acto de amor no tiene fin. Los verdaderos amantes continúan hasta que pasado el tiempo se apartan, para continuar más tarde.

Los amantes, dejando de lado fantasías o emociones del pasado, deben ser conscientes durante todo el proceso. Permanecer psicológica y espiritualmente presentes durante los preliminares y el acto amoroso. No irse ausentes mientras se realiza. Unir los dos polos de la divinidad.

erotismo-chino-1_optLa interacción del pene y la vagina genera amor que es la sensación más intensamente gozosa en el ser humano. Pero la intensidad del amor se reduce si existe demasiada emoción o de pasado en los genitales. La emoción es la sustancia de todo deseo sexual que se haya tenido y acumulado en los genitales en el pasado. El pene emocional genera vagina emocional, tensa, dura,,,

Un pene y una vagina que se liberan de la emoción o del pasado comienzan a hacer juntos un amor extático. La sensación y la percepción son tan elevadas que puede elevar el placer hasta incluso perder la conciencia. Pero al continuar se hace presente la percepción del amor divino. El pene y la vagina son órganos espirituales.

El pene sabe, el hombre debe identificarse con su pene durante el acto.

La cavidad vaginal debe ser llenada con el pene, el amor. El pene es el único amor que puede llenarla. Y hasta que el pene no esté en la vagina ni el hombre ni la mujer pueden estar contentos. En cambio, el útero no puede ser llenado en paz como la vagina porque demanda nacimiento y existencia, no descanso.

tantra-de-fuego-y-agua_optEl pene sólo es feliz cuando está erecto dentro de la vagina. Cuando está fuera se muestra expectante, agresivo, obsceno…el pene se erecta por emoción o por amor.

Un pene que se erecta por amor lo hace inmediatamente antes de entrar o ya dentro, no fuera en alguna mujer imaginada o excitación o condición inducida mentalmente. Una vagina amorosa no tiene dificultad en admitir un pene flojo, completo, amoroso, que se volverá erecto para el propósito de amar. El hombre amoroso encuentra estímulo suficiente en la mujer que está amando. La pureza del amor está más allá de la necesidad de imágenes imaginadas y artificios que requieren el sexo emocional.

El pene se erecta por amor o por emoción. La impotencia está causada por falta de amor o consciencia por parte tanto de ella como de él. Esto sucede cuando las parejas se aburren el uno del otro. O cuando el hombre no puede amar o emocionarse. Si bien el pene no erecto es su estado natural fuera de la vagina.

 

Pero, ¿qué ha pasado con la mujer? Pues que adopta ciertos roles masculinos, olvidando los suyos propios. Y ahora la mujer suele elegir a su hombre con vibraciones emocionales masculinas por lo que tal elección suele resultar errónea.

 

Para comenzar a hacer el amor divino, a elevar la conciencia a través del amor, primero se debe deshacerse uno del propio pasado. Y nino-callatambién de lo acumulado emocionalmente. Hay que tratar de acercarse al acto amoroso sin ninguna excitación, sin ninguna expectativa, sin ninguna imaginación. Estando presentes ambos amantes y entendiendo lo que se está haciendo juntos. Con menos frecuencia. Con el Yo aparte para no estorbar el lenguaje de nuestros cuerpos. De ambos. Ser antes que pensar. Al principio puede parecer frío, porque se tarda en desandar lo acumulado durante el pasado. Hay que poner los cuerpos juntos y mirar.

Comunicar lo que está pasando, también con palabras. A ser posible con la misma pareja si se ha encontrado la conveniente. Sólo hacer el amor donde haya suficiente amor para ser sincero. Lo que hace daño es la emoción y la carencia de amor.

No hay que enamorarse porque eso implica estar en la imaginación, perder la consciencia. Estar en el amor es contrario a enamorarse.

Ambos deben decidir cuando hacer el amor. Evitar la incertidumbre que provoca desasosiego, excitación o frustración.

La excitación viene por adelantar un final, el orgasmo. Pero hacer el amor no es un final, es estar. La mujer debe decirle al hombre que siempre está disponible para amar. El deseo se gasta, el amor, no. Evitar la imaginación con otras mujeres.

Rejuvenecer la relación si ésta se ha convertido en gastada o aburrida. Evitando la hegemonía de los egos.

Desnudarse en la misma habitación, con la luz encendida, si hay dudas sobre la “emocionalidad” del otro, preguntar, actuar con sinceridad. Sin esconderse ni concentrarse.

Contemplar el cuerpo desnudo del otro. Mirarse mutuamente, también a los ojos. Sin juzgar ni pensar. En el presente. Desnudarse psicológicamente. No cohibirse, ayudar a que el amante no se cohíba.

maithuna-tantra-2-mi-estatua_optSin usar la imaginación, no es una realidad virtual sino que está ahí presente para satisfacerte en la carne y no en la mente. La masturbación requiere imaginación que es la que crea hábito. Si no quedara más remedio que ceder a ello, no usar rostros, no poner caras sólo la imagen de la parte femenina.

El poder de hacer el amor (no “to fuck”, “follar“) es la autoconciencia que no poseen otras especies animales, pero si se hace mal uso de la imaginación mediante imágenes sexuales, se potencia el pasado animal y el coito sin amor. Entonces no es feliz.

Sonreíos mutuamente y abrazaos, todavía de pie, sin cerrar los ojos,

Sentir la carne del amante, la espalda, los brazos. Sin pensar, solo sentir.

El hombre puede acariciar a la mujer y ella al hombre pero no los genitales.

El hombre ha de complacer a la mujer lo que le dará a él placer sin emoción, sin excitarse él mismo.

evola-metafisica-sexo_optBesarse en los labios pero no en la lengua, que puede hacer las veces de un pene emocional.

El amor se hace conscientemente en la vagina. Una vez se está dentro, se pueden hacer otras cosas.

Prestar atención al plexo solar que es donde empieza la pasión antes de desbordarse a los genitales.

No es preciso tener la erección completa (pene emocional), apartando las imágenes en esta fase mientras no se haya penetrado.  De lo contrario, la excitación puede convertirse en incontrolable cuando luego se encuentre dentro de la vagina. Sin erección total se pueden besar los pechos o acariciar los genitales sin penetrar los dedos. Es decir, demostrar el amor con las manos mediante caricias.

Hablar sobre lo que se siente con las caricias, poniendo su conciencia en la parte del cuerpo acariciada, donde está el placer.

Después de un mínimo o nulo juego amoroso acostarse juntos y penetrar a la mujer suave y amorosamente. Es el pene y la vagina juntos los que hacen el amor. Lo demás es imaginación. El juego amoroso se relaciona más con la imaginación que con el amor.

tantra-17Haz el amor y no juegues juegos.

La erección puede ser ayudada en la vagina, pero a ser posible la mujer debe evitar estimularlo con caricias. Si hay amor entre los amantes, la erección suficiente vendrá.

Si el amor fluye el pene cobra vida dentro de la vagina y con la práctica la experiencia puede alargarse con periodos más largos. Pero la tensión emocional de la mujer puede afectar a la vagina, cuanto más se reduzca esta más preparada estará para el amor y más le gustará.

Si el hombre tiene una erección completa antes de entrar ya es emocional, tiene una voluntad emocional por si mismo. Debe entrar lentamente, siendo uno con la sensación de su pene, debe sentir a su pene, no a su propio deseo. La consciencia debe estar en el pene que carece de imaginación y no en la cabeza o la mente. El pene tiene sensación de que es dentro de la vagina, acorde con las necesidades energéticas de la consciencia vaginal.  Cuando ve que va a eyacular debe evitarlo, parando el movimiento o incluso retirándose.

Ella no debe moverse de modo consciente sino dejándose mover por la consciencia vaginal. Luego se moverá apasionadamente por el propio impulso del cuerpo motivado por la vagina.

Conviene hablar para expresar lo que sienten ambos amantes.

El pene es mejor que esté en la parte alta de la vagina más que moviéndose de modo compulsivo. Primero recoge las tensiones vaginales, luego sus divinas energías. Cuando las energías divinas han sido recogidas, se ha cumplido el propósito de hacer el amor y el hombre puede perder su erección dentro de la vagina sin tener un orgasmo.

 

Los dos polos del amor se unen en la magia de la consciencia, la divina presencia de su mutua divinidad.

Hacer el amor es ser el amor que nunca hiciste.

 

Texto: Trascripción libre de ideas de Barry Long

 

 

Se acabó la tregua

“Yo no valgo para Palacio, no sé lisonjear y tengo vergüenza

 

Fue bueno mientras duró, es mejor sobrevivir sin gobierno que padecer el despotismo e ineptitud de uno pésimo, soportado por intereses antinacionales, tartufescos o corruptos. Durante la tregua que ahora acaba no se han perpetrado nuevas leyes, reglamentos y mariano el pintureronormas para confundir, santiguar bolsillos, promover la descomposición nacional o esclavizar con renovados caprichos despóticos o de bandas organizadas con poder de influencia. Se ha comedido el abuso y el trinque, incluso se han producido ceses ejemplarizadores por miedo a un hipotético castigo electoral debido a tantas demasías perpetradas, bien es cierto que de piezas secundarias. Dentro del desastre, este año no ha sido tan malo para los españoles. Otra comprobación de que nuestro tinglado político actual es una superestructura onerosa y normalmente perjudicial que tiene su propia dinámica ritual autónoma. Pero todo en la vida tiene su fin y Mariano, el heroico jefe de los Bárcenas, púnicos y gurtelidos, ha conseguido, siquiera por aburrimiento o por falta de dignidad nacional o de sentido democrático en los ciudadanos, mantenerse en la poltrona y renovar su banda gubernamental. Eso sí, como en el Monipodio sevillano cervantino, bajo la advocación de María Santísima.

Bien mirado, se consuma así toda una derrota de la gente, de los españoles, incapaces, pese a todo lo que está pasando y con la ruina de carácter fatal en el horizonte cercano, de dar a luz un sistema político un poco más decente, con más libertad, menos oligarcas contra la gentepodrido y viciado que en el que se ha comprobado que traicionar y robar no supone gran coste político, ni penal, para sus dirigentes. Un instrumento capaz de encarar con alguna posibilidad de éxito los graves retos internacionales y nacionales a los que estamos sometidos y hemos de hacer frente. Lejos de la pertinaz “política de amigachos, de codicia y botín, sin ninguna idea alta”. El electorado cohonesta el aquí vale todo, por lo que debemos abandonar toda esperanza de cambio ordenado, al menos por ahora.

Sí. Tristemente debemos reconocer el fracaso de toda una generación, la nuestra, que recibió un país con muchos problemas desde luego, pero rehabilitado con mucho esfuerzo durante años duros por personas con cultura, aunque no fuese reglada, y una moral de valores humanos ejercitados en la adversidad. Un país con soberanía, en progreso económico, con cierta salud moral social, con potencia industrial y un sector público activo en user_50_17andrea_casali___lucrecia_suicid_ndose__c__1750__museo_de_bellas_artes_de_budapest__hungr_asectores estratégicos hoy casi desmantelados, con esperanzas de futuro. Y por lo que se ve vamos a dejar a las generaciones siguientes, mejoras tecnológicas aparte, un país entrampado, corrupto, inepto, embrutecido, al borde de la desaparición nacional, a merced de las acometidas internacionales al carecer de una idea geoestratégica propia ni de instrumentos para defenderla. El fracaso de una generación que se creía que estaba descubriendo la pólvora democrática y que era más lista que nadie pero que ha sido víctima del timo del toco mocho dinástico de la desmembración nacional y los abusos impunes de la oligarquía. Que ha condenado a España a la irrelevancia internacional y a una cultura y economía subalternas, en la que muchos de los ciudadanos más preparados y formados se ven obligados a emigrar porque aquí apenas tienen futuro. Que mantiene un sistema político inútil, oneroso, antinacional, depredador, corrupto, mohatrero, que se enroca ante el peligro y muestra señuelos falsos de supuestas fuerzas de renovación como maniobra de distracción para incautos.

El Partido Procesado no ha recibido castigo en las urnas, salvo cosas raras como encuestas desmentidas, aparte. Ni siquiera ha habido disimulo con la sustitución de caras. El jayán de popa del Partido Procesado, autor de esperpentos cínicos como el famoso “Luis, sé fuerte” ha salido de rositas y se prepara para seguir eternamente en el machito, disfrutando de poltrona como presidente vitalicio, jugando a estadista de grelos con cachelos, hasta que llegue una inoportuna “tromboflebitis” como la de su colega, maestro y paisano que lo impida, o entre bajo la jurisdicción forzosa del famoso “equipo médico habitual”.

mariano-susano-reiverajpgpertinaz_optEl mantenimiento del tinglado es un fracaso nacional. Ni siquiera se ha conseguido la sustitución de las más importantes piezas quemadas o desenmascaradas. El sistema sólo ha sacrificado algunas piezas menores. Del antiguo bipartidismo parece que va emerger un partido único pero recauchutado con nuevas aportaciones cuando sean menester en cada oportunidad y consolidado gracias a agitar el espantajo de una neo-izquierda de falsa bandera, una izquierda “sorosiana” al servicio del NOM.

La constatación de la falta de una opinión pública digna de tal nombre, embrutecida por la mohatra periodística generalizada, nos mostraría que dentro del sistema hay que abandonar toda esperanza de genuina renovación. La comprobación de la impotencia para cambiar nada en profundidad de modo ordenado, racional, civilizado y pacífico.

No es bueno vivir del mal menor. porque el sustantivo es un mal pero también porque podría ser mucho menor si las cosas se hubieran venido haciendo bien, si no se estuvieran replanteando todos los días cosas básicas que ya debieran estar resueltas desde el principio, o al menos intentadas durante el anterior gobierno de Mariano en mayoría absoluta. Y qué decir del menudeo de cargos, más bien cargas, del nuevo gobierno de Su Majestad.

Mariano ha disfrutado de estos cuatro días de gloria en los que se sentía la reina de la fiesta. Acaso los últimos en los que podido seguir haciendo lo que le ha dado la gana. Al cabo, sustituye a sus amigos más achicharrados. Margallo queda desplumado quizás por intentar ser gallo alfa del corral antes de tiempo. El pío ex ministro de la Gobernación se retira a un convento para penitenciar sus muchos pecados en beneficio de la salud de su alma y sobre todo de las libertades de la ciudadanía. Pero sigue de lugarteniente Soraya con los espías, de la que se afirma resulta toda una estadista de talla, cuando se sube a una banqueta proporcionada por HL 6Bilderberg y sus agentes mediáticos en el Reino. Y la cosa económica sigue más o menos como estaba. La de Defensa parece ser que esta vez ha sido nombrada en diferido por el presidente y no como era costumbre por SM, al alimón con cierta embajada fácilmente reconocible.

No parece un gobierno que encaje muy bien en los sueños de un ciudadano ejemplar. Pudiera ser que se tratara de un gobierno provisional de “tente mientras cobro” hasta llegar a los próximas elecciones anticipadas. El tiempo lo dirá.

 

Pero, repartidas las poltronas ministeriales, felices unos, decepcionados los más ¿qué nos pasará a los que pagamos la función?

Existe una larga serie de graves problemas a los que eventualmente tener que hacer frente, entre otros:

Grave crisis internacional en varios escenarios: consecuencias de la genocida agresión contra Siria, estampidas migratorias rockefeller daviddesestabilizadoras inducidas, posibilidad de una guerra abierta entre grandes potencias, resultados de las elecciones EEUU y su posible desestabilización, supeditación servil a las aventuras bélicas de la OTAN, declive de la UE, posible cambio del rol geoestratégico de Alemania en dirección a Eurasia, amenazas sobre la estabilidad del euro, crisis financiera generalizada, tratados internacionales de consecuencias catastróficas, injerencias extranjeras en la desestabilización de España, en especial con el apoyo al golpismo catalán.

Y, cabe señalar, todo está interrelacionado, las propiamente indígenas: recuperación de la soberanía nacional, crisis institucional sistémica, ausencia de separación real de poderes, corrupción generalizada y casi impune, pertenencia a la OTAN, dificultades para el pago de Deuda (principal e intereses), aumento de impuestos, reducción de las pensiones subordinadas al pago de una deuda en gran parte odiosa, más agresiones contra la clase media, (deterioro de la educación, aumento de la precariedad laboral, sorospromoción de la homosexualidad, el aborto o de leyes paranoicas o inicuas como la de violencia de género), otro posible rescate de banqueros y corralito o limitaciones a la circulación de dinero en efectivo, defensa de la unidad nacional y del orden público democrático ante posibles revueltas sociales bien genuinas espontáneas o bien inducidas o “sorosianas”, con agentes tales como servicios secretos extranjeros, podemitas y mareantes de varia ralea, golpistas catalanes, terroristas islámicos de falsa bandera…

mapa_etnico_espanyaNo sabemos si aún se está tiempo de revertir el presente proceso de desmembración de España y de pérdida de lo que queda de soberanía instigado desde el extranjero y con la complicidad de instituciones monárquicas, activas como la Generalidad o pasivas como el complaciente gobierno central o el parlamento que no se oponen a la burla sistemática de la legalidad.

Ante este preocupante panorama un voluntarista diría: “Mariano, sé fuerte”

Quién sabe. Lo mismo Mariano se regenera y contra su rutina demostrada hace algo bueno para el pueblo. Pero contra este optimismo del corazón es más probable que suceda lo que nos dice el avisado pesimismo de la razón.

Y es que, como en el viejo chiste del mal estudiante, Mariano está preparado. Prepárate tú.

 

Mariano y yo (poema de Luis el fuerte)

Hace un siglo Juan Ramón Jiménez escribía Platero y yo. Una preciosa y exquisita obra para adultos que según nos explicaba el poeta de la luz, “el niño puede leer los libros que lee el hombre”, salvo algunas cosas, apostillaría hoy el cínico prócer engañoso y engañado.

Pero si los niños pueden leer las cosas de los hombres, los súbditos del reino de España demuestran que ni como niños pueden entender los extraños arcanos y tradiciones de nuestra democracia y sus instituciones. Ni las diferencias entre responsabilidad judicial exigible ante el juez, o las responsabilidades políticas que ha de exigir el supuesto pueblo supuestamente soberano a sus supuestos representantes, sobre todo si son supuestos delincuentes o supuestos encubridores de supuestos delincuentes.

Con todo mi respeto y admiración por los burros reales o de cuento y claro es por la egregia figura del gran artista de Moguer, a los lectores que nunca serán ciudadanos capaces de renegar de su condición de hombres libres va dedicada esta versión actualizada del poema del ilustre y sabio poeta onubense.

Mariano es — peludo, suave, tan blando por fuera que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Solo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro.

Lo dejo suelto y se va al prado, y acaricia tibiamente con su hocico, rozándolas apenas las florecillas rosas, celestes y gualdas. Le llamo dulcemente, Mariano, y viene hacia mí con un trotecillo alegre que parece que se ríe en no sé qué cascabeleo ideal…

Come cuanto le doy. Le gustan las naranjas mandarinas, las uvas moscateles, todas de ámbar, los higos morados con su cristalina gotita de miel, los sobres azulados rebosantes de jugosas suculentas dulzuras que otros no gustarán…

Es tierno y mimoso igual que un niño, que una niña, pero fuerte y seco por dentro como una piedra.

Cuando paso sobre él, los domingos, por las últimas callejas del pueblo, los hombres del campo, vestidos de limpio y despaciosos, se quedan mirándolo. Tien’ asero.

Acero y cara dura al mismo tiempo.    

 

 

Un peligroso discurso de Donald Trump

El malvado Donald Trump ha pronunciado un peligroso e intolerable discurso. Sin embargo, nuestros filantrópicos media nos ahorran trumpconocerlo. Todo sea por nuestro bien.

El candidato Trump, arrebatado por el Maligno, se ha expresado más o menos así:

Nuestro movimiento trata de sustituir un fracasado y corrupto, y cuando digo corrupto, digo totalmente corrupto establecimiento político (EP) por un nuevo gobierno controlado por el pueblo estadounidense

No hay nada que el EP no sea capaz de hacer

No hay mentira que no sea capaz de contar para mantener su prestigio y poder a tus expensas

Y eso es lo que ha estado ocurriendo

El Establecimiento de Washington y las corporaciones financieras

Y los medios de comunicación que lo financian

Existen solo por una razón: para protegerse y enriquecerse a ellas mismas

El Establecimiento se juega billones de dólares en estas elecciones

Como ejemplo, solo un específico acuerdo de libre comercio que les gustaría aprobar

Implica billones de dólares, controlados por varias naciones, corporaciones y lobbies

Son todos los que controlan los resortes de poder en Washington

Y todos los intereses globales que se alían con esta gente

Los mismos que no tienen en mente nuestro bien

Nuestra campaña representa una amenaza existencial real para ellos

Que nunca han presenciado antes.

Esto no es simplemente otra elección de cuatro años

Estamos ante una histórica encrucijada para nuestra civilización

Que determinará si nosotros, la gente, reclamará tomar el control sobre nuestro gobierno

El EP que está tratando de detenernos es el mismo grupo responsable de los desastrosos tratados de libre comercio, de la inmigración ilegal masiva. Y la política económica y exterior que han desangrado a nuestro país

Para ellos es una guerra y nada está fuera de los límites.

Estamos en una lucha para lograr la supervivencia de nuestra nación.

Créeme. Y esta será la última oportunidad para salvar el ocho de noviembre

Recuérdalo.

Esta elección determinará si somos una nación libre.

O si solamente tenemos la ilusión de ser una democracia

Pero realmente está controlada por un pequeño grupo de globalistas e intereses especiales que manipula nuestro sistema.

Nuestro sistema está manipulado.

Esta es la realidad. Vosotros lo conocéis. Ellos lo conocen. Yo lo conozco.

Y podría decir que todo el mundo lo conoce.

El Establecimiento y sus medios ejecutores controlaran esta nación por medios que son de sobra conocidos.

Cualquiera que ose desafiar su control será etiquetado como sexista, racista o xenófobo o moralmente deforme.

Ellos te atacarán, ellos te difamarán, ellos buscarán destruir tu carrera y tu familia.

Intentarán destruir todo sobre ti incluidas tu carrera y tu reputación.

Ellos mentirán, mentirán y otra vez harán cosas peores que eso.

Harán lo que sea necesario.

Los Clinton son criminales. Recuerden eso.

Nuestra gran civilización aquí en América, y a lo largo del mundo civilizado

Ha llegado a un momento de ajuste de cuentas

Lo hemos visto en Reino Unido donde han votado para liberarse del Gobierno mundial,

De los tratados comerciales mundiales, de los tratados globales de inmigración, que han destruido su soberanía y tantas naciones.

Pero el centro político del poder mundial está aquí mismo, en América.

Y es nuestro Establecimiento corrupto el mayor poder detrás de los esfuerzos de la globalización radical y de la privación de derechos de los trabajadores

Sus recursos financieros son prácticamente ilimitados

Sus recursos políticos son ilimitados

Sus recursos mediáticos no pueden igualarse

Y lo más importante, la profundidad de su inmoralidad es absolutamente ilimitada.

Acompáñenme, acepten la devolución de nuestro país y la creación de un nuevo futuro brillante, glorioso y próspero para nuestra gente.

Vamos a hacer que EEUU sea grande de nuevo.

Y va a suceder rápidamente. 

 

Fuente,

Apuntes tomados de un vídeo de PSR Internacional, 27 de octubre de 2016

Y estos son los Resultados de tal política

 

 

 

 

 

 

 

 

Del abismo brota la Vida (O discurso contra el Halloween)

Dentro de la suicida colonización que sufre la Cultura española por la anglosajona americana, acaso la fiesta del Halloween se lleva los orfeo-spencerhonores de la frivolidad, estulticia e impostura. En la gran Tradición cultural mediterránea se asocia Eros a Tanatos. La civilización clásica nos ha enseñado mitos tan hermosos como, por ejemplo, el de Orfeo y Eurídice, tan sugestivos para la Historia del Arte y de la Música en particular, inspiradores de Monteverdi, Gluck o Haydn, entre otros.

Una tradición española es la del famoso Don Juan, mito iniciado por Tirso de Molina que con Mozart ha dado lugar a una de las obras maestras más extraordinarias de la Historia de la ópera. Sin olvidar otra antigua tradición teatral española propia del uno de tenorionoviembre: la representación del Tenorio de Zorrilla. Una obra algo ripiosa pero muy sugestiva por su teatralidad y musicalidad en la lengua.  Entre las muchas versiones puede verse esta de Estudio Uno. Siniestro programa de la televisión de Franco que tenía la perniciosa manía, ya felizmente extirpada con la Monarquía, de promover la elevación intelectual, cultural y moral del televidente.

Sin embargo, en el actual proceso de estupidización y embrutecimiento programado de masas la fiesta anglosajona resulta mucho más rentable que las disquisiciones metafísicas propias de nuestra Tradición, según se celebraban el uno de noviembre.

p-arco-iris-cruz-l-cQuizás no esté de más aclarar que esta crítica a la dichosa fiesta de marras no lo es desde el punto de vista del Catolicismo, sino de la Metafísica. ¿Puede sobrevivir una Civilización sin Metafísica? ¿Occidente ha perdido el sentido de la Metafísica y por eso recurre a banalidades comerciales como el dichoso Halloween?

Pensadores como Alexander Dugin creen que resulta preciso revivir el Dasein (Ser ahí) heideggeriano para que nuestras sociedades y culturas nacionales no perezcan por las agresiones de la globalización tal como se viene arco-iris_optentendiendo y ejecutando. Heidegger pensaba que el olvido del Ser llevaba al predominio absoluto de la Técnica y al nihilismo.

Otros como Alain Benoist propugnan cierta neo-paganización de las bases metafísicas de nuestra civilización como remedio para tratar de paliar la al parecer imparable decadencia europea. Pero lo del Halloween no deja de ser una importación frívola y al servicio del negocio y probablemente del NOM, otra muestra de la subordinación cultural y estética que posterga antes de olvidar los propios valores. Una forma de arrasar la Cultura y tradiciones estéticas de los diferentes países colonizados y envilecidos con vistas a edificar una cultura todo a cien sobre sus escombros. Es cierto que no sería la primera vez en la Historia que una Cultura sustituye a otra, a veces originando procesos de porfidización, en los que algunos materiales primitivos quedan incluidos en otros si es que no se trasforman. Así, el Cristianismo se ha apropiado por estos lares de las antiguas reflexiones clásicas sobre el Amor y la Muerte.

Un mediterráneo y español por la lengua, el mejicano Amado Nervo, lamentaba en un poema titulado La flauta de Pan,

 

 En las dóricas noches dimantinas

Cuando boga Selene por el cielo

Como un sol moribundo, y en el suelo

Duerme todo: memorias y ruinas

amado-nervo_optPuebla sotos, oteros y colinas

Un rumor de infinito desconsuelo,

Una música lánguida en que el duelo

Treme y llora con gamas cristalinas.

Es la flauta de Pan, hecha de caña,

Inmortal, porque al dios le plugo en ella

Convertir a Siringa en la campaña

Y parece decir su arrullo triste:

“viandante, une tu voz a mi querella:

si buscas la beldad… ¡Helos no existe!”

 

Pero esta melancolía es también la tristeza de la decadencia de El viejo sátiro:

 

 En el tronco de sepia de una encina

Que lujuriosa floración reviste

haya-_optUn sátiro senil, débil y triste

Con gesto fatigado se reclina.

Ya murió para él la venusina

Estación, Afrodita no le asiste

Ni le quieren las ninfas…; ya no existe

El placer, y la atrofia se avecina.

Sin estímulos ya, sin ilusiones,

Apoya entre los dedos los pitones

Encoge las pezuñas con marasmo

Entrecierra los ojos verde umbrío

Y pasa por su rostro de cabrío

El tedio de una vida sin espasmo.

 

Y la causada por la introducción de un nuevo rito, sustituto del poético paganismo, el cristiano que también reproduce la idea de la Muerte superada por el Amor, pero que tampoco se libra hoy de su propia decadencia.

 

 

Yo tuve un culto en Delfos, de luz eran mis manes

Hoy negros; era fácil el hoy tedioso rito

Por ti me son hostiles mis padres los titanes

Y no hay un sitio para mi dicha en lo infinito.

Ayer me tuteaban los dioses soberanos

Y yo tiraba besos a Zeus a dos manos

temple-apolo-delfosBebiendo el vino dórico de mi lagar…Mas luego

Surgió cual monje estéril el dogma que me aflige

Y el diáfano pontífice Máximo, que rige

La Iglesia, uncióme al culto del místico borrego.

—-

¿Por qué siguió al Olimpo del Gólgota infecundo

La soledad y, en rapto de amores imprevisto,

Las razas empuñaron el lábaro de Cristo,

Que trajo las tristezas al júbilo del mundo?

¿Qué mal había hecho la vida a ese iracundo

demoledor? Dionisio amable, ¡hubieras visto

la sangre de tus uvas en brebaje mixto

del cáliz, y sus hojas servir de pudibundo

templo-atenea-en-isla-sagrada_optfajero a las estatuas olímpicas! En vano

radió en defensa tuya la espada de Juliano;

la Humanidad trocaba su primogenitura

por las lentejas… o por la gloria que se abría;

y yo, ateniense, el sello mostraba en mi tonsura

del Nazareno, esposo de la Melancolía.

 

 Y el poeta pide reparación:

 

rododrendos-gemelos_opt ¡En esta vida no la supe amar!

Dame otra vida para reparar,

¡oh Dios!, mis omisiones

para amarla con tantos corazones

como tuve en mis cuerpos anteriores

¡Quizá ya nos amamos

Con este mismo amor en otro mundo!

 

Dentro de la Cultura española cabe recordar también el precioso testimonio de un gran cordobés que vivió trágicos momentos para la civilización hispanomusulmana. Se disolvía el Califato y venía la rápida y suicida descomposición en taifas. Un fenómeno que de algún modo vuelve a repetirse en nuestro presente de devastación nacional.

Ali ibn Hazm nació a finales del siglo X y además de filósofo y político es autor de una gran obra poética puesta en español por don Emilio García Gómez.

Pero, de su preciosa obra  El collar de la paloma vamos a recordar ahora algunas notas sobre la unión amorosa.

union-amorosa-59_optUno de los aspectos del amor es la unión amorosa, que constituye una sublime fortuna, un grado excelso, un alto escalón, un feliz augurio, más aún la vida renovada,

La existencia perfecta, la alegría perpetua, una gran misericordia de Dios. Si no fuese porque este mundo es una mansión pasajera, llena de congojas y sinsabores, y el paraíso, en cambio, la sede de la recompensa y el seguro de toda malaventura, todavía diríamos que la unión con el amado es la serenidad imperturbable, el gozo sin tacha que lo empañe ni tristeza que lo enturbie, la perfección de los deseos y el colmo de las esperanzas.

Yo que he gustado los más diversos placeres y he alcanzado las más variadas fortunas, digo que ni el favor del sultán, ni las ventajas del dinero, ni el ser algo tras no ser nada, ni el retorno después de una larga expatriación, ni la seguridad después del temor y de la falta de todo refugio tienen sobre el alma la misma influencia que la unión amorosa, sobre todo si la han precedido largos desabrimientos y ásperos desdenes, que han encendido la pasión, alimentado la llama del deseo y atizado la hoguera de la esperanza.

escritura-arabe_optNi el esponjarse de las plantas después del riego de la lluvia; ni el brillo de las flores luego del paso de las nubes de agua en los días de primavera; ni el murmullo de los arroyos que serpentean entre los arriates de flores, ni la belleza de los blancos alcázares orillados por los jardines verdes, causan placer mayor que el que siente el amante en la unión amorosa, cuando te agradan sus cualidades, y te gustan sus prendas, y tus partes han sido correspondidas en hermosura. Las lenguas más elocuentes son incapaces de pintarlo; la destreza de los retóricos se queda en ponderarlo; ante él se enajenan las inteligencias y se engolfa el entendimiento…

 

 

Lejos del patético ¿truco o trato?, el arte nos permite conocernos mejor, superarnos, abrirnos a la espiritualidad. Amor y Muerte. Muerte y Amor están conectados por sutiles hilos metafísicos.

Al cabo, como decía Cernuda, no es el Amor quien muere, somos nosotros mismos.  

 

NOTAS:

Ediciones empleadas para las citas

Amado Nervo   Poesías completas   Editorial Biblioteca Nueva, 1947

Ibn Hazm  El Collar de la Paloma, versión de Emilio García Gómez, Alianza Editorial, 1971

Luis Cernuda Obras Completas Tomo I Editorial RBA, 2006

 

Otros anteriores textos sobre este mismo tema

Halloween como síntoma

Halloween a la gallega

 

Las palabras resaltadas en granate abren enlaces relacionados

Piadosos cireneos

El País, órgano media de Bildelberg en Spain y de la oligarquía autóctona disfrazada, saluda entusiásticamente como un gran servicio a la Nación (y a la pertinaz Monarquía), es decir al Poder real, la histórica bajada de pantalones o subida de faldas de los miembros y miembras del llamado Comité Federal de la PSOE, para ayudar a llevar la cruz del gobierno al galleguista Mariano, milagroso mirlo blanco que nos (les) va a salvar de la crisis.

cireneosMás o menos como el portavoz pseudo progre oficial los coros de plañideras todo a cien de casi todos los restantes media coinciden en aplaudir el golpe de partido perpetrado por parte de sus dirigentes visibles pero sobre todo, invisibles, que son los que mandan aunque sea con poder subalterno o vicario.

¡Menudo papelón el que han ofrecido los dirigentes y dirigentas socialistos y socialistas!

Ahí es nada, con sus descuidos y pertinaz mariconeo han tenido que obligar a nuestros píos próceres oligarcas a dejar el escapulario de oro y brillantes y sus ofrendas al Maligno, para recordarles quien manda en el Reino y que ellos están para distraer sino engañar a la gente elector, y que ya está bien de tocar las narices a los plutócratas propios y extraños.

Para colmo, algunos de los más contestatarios golpistas contra el jefe han resultado ser los que se mantienen en la mullida poltrona regional gracias a los apoyos de los denostados podemitas o similares. Tan malos para el obstinado Mister Sánchez pero tan recomendable y patriótico para ellos mismos.

Para satisfacción de los descontentos y cenizos de siempre ya no va a ver bipartidismo. La cosa va a ir de Partido único con recauchutados o cireneos ocasionales si la tramoya se desploma. Todo muy democrático, en la línea de este Régimen que tanto se sacrifica por sus súbditos y que no nos merecemos.

 

Post Scriptum

Un amable lector me dice que la solución final de la oligarquía española para mantener a Mariano en la poltrona y “todo atado y bien atado” no deja de tener sus costes. Probablemente el de sacrificar al partido que mejor ha venido defendiendo sus intereses desde que fuera refundado bajo bandera falsa por la embajada americana y las fundaciones alemanas.

Quizás tiene razón, pero dada la pintoresca naturaleza del elector modal español y el degradado panorama de los media con su acreditada labor de impedir la creación de una opinión pública digna de tal nombre no me extrañaría nada que fuese resucitado como Lázaro cuando los negocios lo aconsejen.

Las marcas son varias tal como exige la fragmentación del mercado aunque la fábrica sea la misma. No sabemos aún si rehabilitarán la vieja o crearán una nueva, más adaptada a las inducidas modas para jóvenes.

 

 

 

Quevedo, el “conspiranoico”

Aclaración previa

conspiracionEs evidencia de razón que la situación internacional se está deteriorando hasta un punto especialmente preocupante. La escalada en la guerra de agresión de EEUU y sus aliados contra Siria, ahora defendida por Rusia. Los problemas monetarios y financieros, las turbulencias relativas al dólar, la posible quiebra de un gran banco alemán, la amenaza de otra crisis económica y de una posible intervención bélica generalizada incluso en Europa, entre otras, ofrecen un horizonte plagado de oscuridades e incertidumbres.

Para algunos las cosas van mal porque sí. Si pueden ir mal, pues van mal y basta, sin que haya que buscar tres píes al gato. Para otros considerados como “conspiranoicos” por lo anteriores, muchos de los grandes problemas de la Humanidad se deben a las acciones de grupos extremadamente minoritarios y poderosos que son capaces de generar los acontecimientos de una agenda mundial acorde a sus intereses, aunque al coste de provocar conflictos, desastres o incluso guerras abiertas.  Es decir, una Teoría de la Conspiración más o menos certera o fantástica. Vamos a recoger a continuación un curioso testimonio de uno de los grandes intelectuales españoles al que cabría incluir en este segundo grupo de “conspiranoicos”.

 

Dentro del proceso de devastación que estamos sufriendo destaca la aculturización programada como uno de sus más eficaces retrato-o-c-aguilar_optinstrumentos. Se pretende hacer olvidar las grandezas de la Cultura española, y cuando no se puede esconder a grandes talentos como los Cervantes, Saavedra Fajardo, Gracián, Góngora o Quevedo, se les desnaturaliza mediante estereotipos o falsas imágenes. Se les arrinconan como curiosidades de un pasado lejano y desde luego ajeno a nuestras preocupaciones de hoy. Todo vale con tal de que el español actual ignore las obras de nuestros mejores autores del Siglo de Oro, que le servirían de gran ayuda para salir del actual marasmo intelectual. Para alguno de nuestros más demagogos próceres, la solución está en… ¡aprender inglés!

Hoy no voy a glosar el género picaresco, siempre de actualidad en España, cuyo estudio además de divertido es tan útil y necesario para conocer las nuevas caras de las viejas mañas y tradicionales abusos de nuestra pertinaz delincuencia patria, dirigentes próceres incluidos.

Un personaje de gran interés y actualidad, porque la verdadera Cultura no es pasajera ni perecedera sino que permanece ya que conecta con las invariantes de la naturaleza humana, es Francisco de Quevedo y Villegas. Hidalgo de escasa fortuna, además de ingenioso autor prolífico que tocó todos los géneros literarios, fue un importante intelectual político que padeció más de un encontronazo con el Poder. Un patriota comprometido y preocupado por la deriva que iba tomando la Cosa pública en tiempos de Felipe IV.  Un rey que inspiró al principio de su reinado la ilusión de que las cosas podrían ir mejor. Pero Quevedo, como los demás, pronto se vio otra vez defraudado por la Monarquía.

Y es que, según uno de sus compiladores, “conociendo alternativamente el favor y la desgracia, en medio de una vida de contrastes hay algo que tiene unidad a lo largo de su existencia, y esto es el amor por el bienestar público, al que sacrificó su libertad, salud y reposo”.

Ahora cabe recordar aquí su lúcida visión sobre un tema de moda, el de las conspiraciones reales o supuestas. Me refiero a una breve obra maestra, un no muy conocido tratado político suyo, muy incorrecto, póstumo por haber sido secuestrado junto a otros documentos del autor cuando fuera preso en San Marcos, y al que los guardianes alabanciosos del Poder no dudarían en calificar de antisemita, término muy socorrido y facilón cuando se pretenden tapar incómodas fechorías del Poder. Se trata de La Fortuna con seso y la hora de todos.

Durante una hora, Júpiter obliga a la veleidosa Fortuna a sujetarse a la Razón, dando lugar a singulares alternativas que ponen de relieve la doblez, injusticia y sinrazón de nuestras relaciones sociales e institucionales. Todo un entramado de complicidades y despropósitos que recuerda las ideas e influencias de Erasmo.

De este modo desenmascara la hipocresía del tinglado institucional, en el que nada es lo que parece o debiera ser de acuerdo a sus fines confesados.

firma-quevedo_optLa obra demuestra la lucidez y erudición de su autor, su gran conocimiento de la política nacional e internacional de su época, en la que no falta una visión geopolítica o estratégica, que tanto se echa en falta entre nuestros mediocres próceres actuales. Así, por ejemplo, los equilibrios de los pequeños reinos italianos para mantenerse empleando a Su Católica Majestad contra el Rey Cristianísimo y viceversa.

No falta la visión moral: “La malicia introduce la discordia en el mundo y la astucia conserva al mundo en discordia y la disimulación hace bienquisto al que siembra la cizaña del propio que la padece”.

O la lucidez con la que constata la permanente inanidad de la Justicia en el Reino de España. El tinglado judicial como negocio de pícaros y sacamantecas: “la nota de la petición pedía dineros; el pasante pedía la pitanza de escribirla; el procurador, la de presentarla; el escribano de la cámara la de su oficio; el relator, la de su relación…” La Hora de la sinceridad explica que… “en los pleitos lo más barato es la parte contraria….más queremos una parte contraria que cinco (las propias)…cuando nosotros ganemos el pleito, el pleito nos ha perdido a nosotros… el mejor juriconsulto es la concordia…”

Pero, quiero extenderme en otra visión que parece extraída no de un texto de nuestro Siglo de Oro sino de la más pura literatura mal llamada conspiranoica actual. Es la parte dedicada a la Isla de los Monopantos.

sa-casa-conchas_optReunión en la sinagoga de Salónica con rabíes representantes de las principales juderías. Entre ellos los Monopantos…”son hombres de cuadriplicada malicia, de perfecta hipocresía, de extremada disimulación, de tan equívoca apariencia, que todas las leyes y naciones les tienen por suyos…

Así habló Rabí Saadías:

Nosotros, primer linaje del mundo, que somos desperdicio de las edades y multitud derramada  que yace en esclavitud y vituperio congojoso, viendo arder en discordias al mundo, nos hemos juntado a prevenir advertencia desvelada en los presentes tumultos, para mejorar en la ruina de todos nuestro partido….y todo este enredo ciego y belicoso (se refiere a la promoción o financiación de guerras y rebeliones) causamos con haber tejido el socorro de cada uno en el arbitrio de su mayor contrario; porque nosotros socorremos como el que da con interés dineros al que juega y pierde, para que pierda más. No niego que los Monopantos son gariteros de la tabaola de Europa, que dan cartas y tantos, y entre lo que sacan de las barajas que meten y de luces, se quedan con todo el oro y la plata, no dejando a los jugadores sino voces y ruido, y perdición, y ansia de desquitarse a que los inducen porque su garito, que es fin de todos no tenga fin.

Ha considerado esta sinagoga que el oro y la plata son los verdaderos hijos de la tierra que hacen guerra al Cielo… el dinero es una deidad de rebozo que en ninguna parte tiene altar público y en todas tiene adoración secreta; no tiene templo particular porque se introduce en los templos. Es la riqueza una seta universal en que convienen los más espíritus del mundo, y la codicia, un heresiarca bienquisto de los discursos políticos y el conciliador de todas las diferencias de opiniones y humores…

quevedo-justicia-razonNo tenemos ni admitimos nombre de reino ni de república, ni otro que el de Monopantos: dejamos los apellidos a las repúblicas y a los reyes, y tomámosles el poder limpio de la vanidad de aquellas palabras magníficas; encaminamos nuestra pretensión a que ellos sean señores del mundo y nosotros de ellos. para fin tan de lleno de majestad no hemos hallado con quien hacer confederación igual, a pérdida y a ganancia, sino con vosotros que sois los tramposos de toda Europa. Y solamente os falta nuestra calificación para terminar de corromperlo todo, la cual os ofrecemos plenaria, en contagio y peste, por medio de una máquina infernal que contra los cristianos hemos fabricado los que estamos presentes…hemos inventado una contratriaca para encaminar al corazón los venenos, cargando sobre las virtudes y sacrificios, que se van derechos al corazón y al alma, los vicios y las abominaciones y errores, que, como vehículos, se introducen en ella. Si os determináis a esta alianza, os daremos la receta…

Dejaos gobernar por nuestro Pragas, que no dejareis de ser judíos y sabréis juntamente ser Monopantos”.    

Pero vino entonces la Hora de la Verdad, y tras las palabras de los Monopantos, uno de los dos rabíes procedentes de la sinagoga de Venecia le dijo al oído a Rabí Saadías: “la palabrita dejaos gobernar a roña sabe”.

Un Monopantos, componiendo su rapiña en palomita, dijo que convenía que el secreto fuese ciego y mudo. Y a continuación le dio a Saadías un libro: “esta prenda os damos como rehenes. ¿Cuyas son estas obras? De nuestras palabras. El autor es Nicolás Maquiavelo, que escribió el canto llano de nuestro contrapunto.

Se apartaron, tratando unos y otros entre sí de juntarse, como pedernal y eslabón, a combatirse y aporrearse hasta hacerse pedazos hasta echar chispas contra todo el mundo, para fundar la nueva seta del dinerismo, mudando el nombre de ateístas en dineranos…”

 

jupiterPasada la Hora, Júpiter explica que: “He advertido que en esta Hora, que ha dado a cada uno lo que se merece, los que, por verse despreciados y pobres, eran humildes, se han desvanecido y demoniado, y los que eran reverenciados y ricos, que, por serlo, eran viciosos, tiranos, arrogantes y delincuentes, viéndose pobres y abatidos, están con arrepentimiento y retiro y piedad; de lo que se ha seguido que los que eran hombres de bien se hayan hecho pícaros y los que eran pícaros, hombres de bien. Para la satisfacción de las quejas de los mortales, que pocas veces saben lo que nos piden, basta este poco de tiempo, pues su flaqueza es tal, que el que hace mal cuando puede, le deja de hacer cuando no puede, y esto no es arrepentimiento sino dejar de ser malos a más no poder”.

Y continúa: “Todos reciban lo que repartiere la Fortuna, que sus favores o desdenes, por sí no son malos, pues, sufriendo éstos y no despreciando aquellos, son tan útiles los unos como los otros. Y aquel que recibe  y hace culpa para sí lo que para sí toma, se queje de sí propio, y no de la fortuna, que lo da con indiferencia y sin malicia. Y a ella la permitimos que se queje de los hombres que, usando mal de sus prosperidades o trabajos, la difaman y la maldicen”. 

Con su teoría sobre los judíos y los Monopantos, Quevedo parece estar hablando de cosas tan actuales como el club Bilderberg. O del nuevo_orden_mundial_con_las_risasCFR, Skull and Bones, Bohemian Club, los Illuminati… O de los Rockefeller, Retinger, Rothschild, Kissinger, Warburg…

Pero, ¿Por qué esa pulsión tan desordenada por tener y parecer? ¿Por qué las conspiraciones que aparentemente se perpetran contra los hombres tienen éxito?

La visión de Quevedo nos mueve hoy a reflexionar no solo acerca de las cuestiones políticas y sociales por lo que se ve siempre iguales en lo sustancial, sino, al cabo, sobre nosotros mismos. Desde luego existen cosas que nos rebasan, que escapan a la acción personal de los que no tenemos Poder. Pero también creo que la principal corrupción, madre de las conspiraciones, consiste en pudrir el Entendimiento. El no comprender que formamos parte de un universo de fuerzas espirituales con las que debiéramos intentar sintonizar y armonizarnos para que nos ayuden a entender, a vivir en plenitud, a ser felices.

Y Júpiter deja hacer a la aparente caprichosa Fortuna porque somos nosotros quienes debemos resolverlo, empezando cada uno por sí mismo.

Nota:

Los textos están tomados de la edición de las Obras Completas, tomo de Prosa, por Aguilar, con notas de Felicidad Buendía

 

 

A la que eligió un capón

ESPECIAL ELECCIONES

Corrido y confuso me hallo

Por vos en esta ocasión

Que os quedéis con un capón

Por descartaros de un gallo.

galloNo hayáis miedo que se alabe

Que la argolla juega a solas

Mas, faltándole las bolas

¿qué importa que diga cabe?

Reloj en torre empinado

Es vuestro capón, princesa

Pero sin ninguna pesa

¿de que sirve el mazo alzado?

 

 

¿De qué sirven tantos bríos

Si en vuestro jardín de gloria

Han de subir de su noria

Los arcaduces vacíos?

Adán y Eva. Baccio Bandinelli

Si es todo vuestro regalo

El capón que cacarea

Hisopo largo de aldea

Sin barbas y todo palo.

Cuando en vuestro capón pienso

Pienso y no pienso mal

Que tenéis cirio pascual

Sin las bolillas de incienso

 

Vos mejoráis de ventura

Que su merced pueda y manda

Y teniendo capa blanda

Tendréis también capadura.

 

 

Gramsci y el voto de la lamprea

Suenan las campanas a arrebato llamando a acudir a la cosa de las votaciones. Una nueva plaga, más temible que un nublado o que la invasión de la langosta, porque gane quien gane tales votaciones, con o sin cireneos electrónicos, los ciudadanos españoles siempre pierden, ya que el sustancioso botín en disputa en esa merienda de galleguistas se hace a su cargo.

procesion electoralLa CCAA gallega, no solo es un aparato político sino que también organiza el consentimiento hacia su dominación. La ideología dominante aquí se basa en dos aspectos complementarios: el poder del dinero y su aliado local, el galleguismo más o menos miope o tribal, desde luego despótico y sectario como instrumento, sustitutivo de la ciudadanía española en Galicia, y decidido arrebañador sino saqueador de los presupuestos oficiales de la Junta.

Para entenderlo mejor conviene aplicar la gramsciana Teoría del Poder cultural. La Junta se beneficia de un poder cultural, de la adhesión de los espíritus a una determinada forma de concebir el mundo que le consolida y justifica. La propaganda y la deformación sectaria de la escuela constituyen modos de manipulación de esos espíritus, de su persuasión permanente.

La mayoría ideológica o psicológica asimilada es más importante que la parlamentaria, porque esta sin mantener también la primera no suele durar mucho. Por eso esa ideología galleguista o indigenista es defendida en la práctica por todas las formaciones políticas más allá de su hipotética coherencia. El rentable y socorrido Castelao los cría y la querencia del negocio del ordeño de los presupuestos los junta. La alternativa de los derechos civiles de la ciudadanía, en realidad ligada a la Cultura de España y lo español, está preterida, ninguneada, ridiculizada, sino directamente perseguida o proscrita de modo más o menos despótico. Si votar valiera para algo verdaderamente importante o decisivo creo que no nos dejarían. Pero ser callado o callarse de forma voluntaria sirve para aumentar el poder de los que hablan y tienen los medios para hablar. Todo depende de todo, de modo que cada nueva votación resulta fatalmente funesta pues sirve para apretar más, para dar otra vuelta de tuerca al grillete que margina y oprime a los ciudadanos españoles que viven en Galicia. En efecto, terrible dilema para el ciudadano es el tener que elegir entre caciques u hordas, ambos dispuestos a confiscar su nacionalidad española. El votar una y otra vez al considerado mal menor, no hace sino que se vayan acumulando sucesivos males hasta el desastre que ahora disfrutamos.

El acomplejado galleguismo oficial se gasta los presupuestos que le trasfieren desde el resto de España en blindarse a sí mismo. El BNGgalleguismo no es solo una lacra del Bloque o pelouro nacionalista de la estrella invertida, ni de las nuevas hordas mareadas o por marear. Ni de sus incoherentes cómplices del clásico socialismo internacionalista que consideraba el lío autonomista como maña o granjería de caciques, sino que por desgracia para España y los españoles también es bandera de corso, coartada del llamado PP de Galicia y no, en Galicia. Un pretexto para mantener los privilegios y actividades de oligarcas sin patriotismo que, para nuestra desgracia, resultan ser las contrarias a los derechos civiles, el sentido común y el bienestar social.

El tinglado autonómico gallego tiene su cosa mohatrera para el blanqueo de sus vicios gracias a una prensa del movimiento galleguista del te aplaudo y “tente mientras cobro” o bien, te pongo a parir hasta que me pagues. Junto con una telegaita desafinada y ruinosa, para que todo esté atado y bien atado. Pero también hay importantes “mejoras” históricas al modelo como el plagio de la liberticida normalización lingüística catalana cuyos excesos el PP no sólo se niega a corregir sino que fomenta de tapadillo. Y una lengua oficial o eclesiástica para oficiar como el viejo latín de las ciudades levíticas.

La neolingua gallega, criatura no natural, invento trasgénico orwelliano perpetrado por académicos, domadores de palabras y salteadores de presupuestos, tan lejos del gallego popular de parroquias y marineros. Y con un fin no confesado, conseguir el anhelo del decimonónico nacionalista Brañas: que todos los empleos oficiales sean para gallegos. Autarquía cultural pura y dura. Voluntaria, e inepta para resolver verdaderos problemas porque sabemos que entre adiabáticas ningún sistema puede generar trabajo útil indefinidamente. Pero con una diferencia notable: en los tiempos de don Alfredo, tan bien narrados por la eximia doña Emilia, los Trampetas de turno se pagaban mayormente sus propias redes clientelares caciquiles y ahora, con la cosa esta del progreso, las pagamos a escote entre todos los españoles desde el erario.

Pero desde la perspectiva gramsciana del Poder cultural el asunto es aún más repugnante cuando Galicia puede enorgullecerse de isla mar rojo wenceslaohaber dado grandes figuras a la Cultura y la Literatura española, hoy bochornosamente preteridos sino ninguneados por la funesta banda sectaria, cínica y semianalfabeta que controla la Política regional. Ni la Literatura ni la Cultura española podrían entenderse sin grandes genialidades consagradas como Valle, Torrente Ballester, Fernández Flórez, la Pardo Bazán, Valente, sin olvidar, entre otros muchos que el lector tendrá en mente, a Camba o a don Camilo, el del Premio.

Parafraseando a un noble e impenitente luchador contra los abusos de la oligarquía y del caciquismo, don Joaquín Costa, habría que echar siete llaves al sepulcro de Castelao. ¿Y echarlos al mar?

Lo mejor desde el punto de vista de la promoción de los derechos civiles y del aseguramiento de las prestaciones sociales, pensiones, educación, sanidad sería acabar con todos los ruinosos, sino incluso liberticidas, parlamentos regionales. Hoy, al final de la escapada de la chapucera Transición no va quedando más remedio que elegir entre lo uno o lo otro.

¡Veciños, veciños, roubaron o Corpo santo!

El verano coruñés es espantadizo y rara vez se muestra tan claro y rotundo como en este año. Es tal cual que Rajoy, envarado, tieso, con la herba namoradeira en una mano y un xunco de ben parir en la otra, marcha en santa y decidida peregrinación hacia ninguna parte, en un remedo de la que un burlón Miguel Buñuel mostraba en El discreto encanto de la Burguesía.

Como supremo argumento electoral también en el nivel regional, su alter ego orensano e imaginaria de igual servicio, insiste en el tan manido “O yo o el caos”. Toda una identidad si bien se mira.

Olvidando los graves y decisivos problemas internacionales que estamos viviendo, los españolitos se entretienen con la farragosa farsa que les muestran mientras se acerca imparable el otoño. De calendario tan horro de ilusiones como cargado de lúgubres presagios. Esta vez con la amenaza cierta de votaciones gallegas y la posible también de las dinásticas en general ¿Qué más nos harán ahora?

Para colmo, ¡Veciños, veciños, roubaron o Corpo santo!, ya no quedan lampreas en los ríos. No quedan lampreas hogaño porque robaron el cuerpo, o es al revés, robaron el cuerpo santo porque no quedan lampreas. El Florindo y Juan evangelista tampoco se ponen de acuerdo sobre el caso mientras recogen sus bártulos de pescar.

lamprea1Sin embargo, este voraz y primitivo pez ciclóstomo es considerado emblemático del galleguismo por su capacidad para dejar en los huesos a sus presas y eso que, sin mandíbulas, no muerde sino que chupa la nutritiva sangre orzamentaria.  Y hubo años como el 1908 en que, según el oficial de marina Sr. Cervera Valderrama citado por el eminente ictiólogo y catedrático Luis Lozano Rey, se pescaron unas 17.000 lampreas solo en el río Miño. Hoy la lamprea tradicional está siendo sustituida por su impostor sucedáneo criado en las piscifactorias de la Junta.

Las estaciones se suceden en la Galicia autonómica. Pero, hoy la tía Benita dos Carallos da la señal de alarma: ¡Veciños, veciños, roubaron o Corpo santo!

¿Conspiración de malvados castellanos españolistas? ¿Prenda de la insaciable plutocracia del maligno otro lado de Piedrafita? ¡Vade retro! ¿Milagro? ¿Lo robaron sus discípulos? ¿Lo han tirado al mar para criar lampreas? ¿Ha resucitado el santo varón para inaugurar un nuevo milenio de despilfarro autonómico, un típico Reich del grelo impasible a las amenazas de la crisis permanente?

El tiempo lo dirá. Aquí la comunión no es de cerezas con el lejano pero querido regusto del amado ausente, como nos contaba Gabriel Miró en su preciosa novela. El Régimen compostelano nos tienta a comulgar con la exquisita carne de la lamprea, pero no la mística de la verdadera Cultura que nace en libertad, sino la domesticada criada y cebada con picadillo de DOGA en piscifactorias compostelanas. La lamprea galleguista, extraña y antiquísima criatura endémica de organización sencilla, pero que según afirma el profesor Lozano es objeto de controversia pues mientras unos opinan que son representantes actuales, más o menos modificados de los antecesores de los peces, otros los creen simplemente formas degradadas por la vida parasitaria.   

 

 

 

 

Una opinión polémica de Julio Camba sobre el gallego y los galleguistas

Hace ya casi un siglo Julio Camba publicaba en El Sol un artículo lúcido, audaz y polémico por su falta de “corrección política”, nombre actual de la combinación de estulticia, hipocresía y cobardía. Debido a su interés, en cierto modo Camba era un profeta de la lucrativa fabricación del gallego transgénico y de la imposición o despotismo lingüístico, creo que merece ser recuperado en la sección de Hojas Caídas.

También en homenaje a la Libertad de expresión porque creo que un texto semejante sería imposible de publicar hoy en la prensa mohatrera y apesebrada, que es casi toda la oficialista, del Reino de España.

Gracias a la gentileza de un querido amigo, que me ha hecho partícipe de él, paso a reproducirlo a continuación:

 

La Importancia de los idiomas (en El Sol, 8 de julio de 1918)

julio cambaUn amigo quería meterme en la hermandad del habla, que es una Liga constituida para propagar el uso del gallego. Yo me negué. Creo que todo el mundo habla gallego en Galicia, y creo que, más que nadie, lo hablan aquellos que hablan castellano. El castellano es, en efecto, la verdadera forma actual del gallego. Los labradores que se expresan en gallego no usan aquí un idioma distinto del de los industriales que se valen del castellano; usan el mismo idioma, pero con un léxico limitado y primitivo. En realidad no hablan gallego, sino que malhablan castellano. Y, de formar una Liga para reconstituir el castellano en sus formas más remotas, yo no veo por qué esa Liga ha de formarse precisamente en Galicia. Lo mismo se podría formar en Valladolid. No creo que haya un idioma gallego distinto del castellano. Lo que sí creo es que se podría inventar. Conozco lenguas medioevales que se han fabricado en estas últimos treinta años, de acuerdo con todos los adelantos filológicos. Con una pequeña base se hace una lengua en menos tiempo del que se necesita para hacer un partido político. Podríamos, pues, hacer un idioma gallego, pero ¿cuánto nos duraría?

A la vuelta de cincuenta, de sesenta o de cien años, este idioma gallego llegaría, lógica y fatalmente, a confundirse con el castellano. El gallego evolucionaría siguiendo su curso natural.

— ¿ Y el castellano}—preguntará alguien.

El castellano no evolucionaría nada, porque ahí están los académicos para impedir que evolucione.

Por lo demás, acaso todo esto de los idiomas sea mucho menos importante de lo que nos parece. Yo creo que la importancia de los idiomas es muy pequeña, hasta en la misma literatura. Si lo más importante en literatura fuese el idioma, los iberoamericanos leerían libros españoles con preferencia a los libros de otros países. El idioma une los iberoamericanos a nosotros, pero otras cosas, positivamente más fuertes, los atraen hacia países de hablas muy distintas.

Julio Camba

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.