Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Votaciones para manijero

TESIS

Con esto de la modernidad ahora hay votaciones para manijero en vez de ser nombrado por el administrador de la propiedad o por la propiedad si se dignase dedicar un poco de su valioso tiempo al estado de sus posesiones.

Lo de las votaciones sin duda posee un carácter engañoso, estupefaciente, pues viene a sugerir contra toda realidad que los legítimos intereses de la gente pueden tenerse en cuenta y ser respetados.  Contra la sabia idea de que “del jefe y del mulo cuanto más lejos, más seguro”, mucho descarriado irreflexivo se alegra de tener caciques autonómicos cuya capacidad de devastación debido a la mayor cercanía suele resultar muy superior a la de los dictadores más lejanos.

Sin embargo, la línea de mando no es visible, al menos en sus últimos y más poderosos escalones.  Sólo así se explicaría que en todos los lugares se apliquen las mismas políticas absurdas, suicidas, inmorales, ruinosas, impuestas por no se sabe quien.

O sí, se sabe, pues existen instrumentos de coordinación al servicio de la plutocracia globalista como los que se reúnen periódicamente sin que nadie les aplique leyes antiterroristas o les forme consejo de guerra por alta traición.

Pero lo de las autonómicas andaluzas es una burla sino una frivolidad. Cuando genocidas confesos como Schawb, o Gates o Soros o… carecen de empacho en anticipar su voluntad de exterminio de gran parte de la población mundial, lo de estorbarse las mañas de tahúres o de jugar a esclarecidos estadistas de la madrassa Infante mientras se carece de la más elemental soberanía resulta estulto cuando no signo de complicidad con el crimen.

¿Tienen algún plan para defendernos de los crímenes globalistas?

Claro es que la política borbónica es una negocio de saqueo, un patio de Monipodio, donde se dirime la dirección más o menos impune de corchetes, escribanos y golillas.

En Occidente, y en España bajo el reinado de don Felipe, hoy no solo está en peligro la hacienda, también la vida. E incluso el alma.

Estamos inmersos en una cruel paradoja: cada vez hay más votaciones, cada vez  sirven para menos, salvo para el reparto del botín entre los infinitos políticos.  Los títeres colocados en la poltrona hacen lo que es ordenan sin tener en cuenta la opinión de los administrados. La tarea fundamental, no solo en España, es intentar recuperar soberanía para salvar alma, vida y hacienda. Si sobrevivimos, luego vendrán las votaciones sobre aspectos secundarios.

ANTÍTESIS

Mis amigos posibilistas, aunque piensen que no me falta razón, consideran que no hay que tomarse las cosas tan a la tremenda.

Valga o no para algo útil votar, si puede emplearse esta posibilidad que nos ofrece el Régimen de jugar con cartas marcadas por ellos para hacer una apuesta contra la banca.  Si votamos al supuesto disidente podemos comprobar  hasta qué punto lo es de verdad, o se trata de una simple disidencia de falsa bandera para devolver a los patriotas al corralito. Bien contribuyendo a desenmascararle si entra a la lucrativa poltrona sin más, o bien provocando una situación de cierto pánico entre las mafias arrebatacapas del Monipodio borbónico convencional.

La rama centrista del socialismo globalista se verá en la tesitura de quitarse la careta de impostada falsa derecha si para intentar bloquearla se alía con sus cómplices del turnismo borbónico. Una supuesta ilegalización del disidente cuando corruptos golpistas catalanes, racistas filoetarras y comunistas vendepatrias constituyen evidentes pilares del gobierno de Su Majestad, sería el remate a la arrumbada credibilidad democrática de la Monarquía.

SÍNTESIS

Cada uno tendrá la suya, si no ha perdido el hábito de razonar y quiere conservar su condición de ciudadano.

 

 

 

 

In memoriam

No es el Amor quien muere, que somos nosotros mismos. 

 

Siempre en el recuerdo

 

Con Música del Maestro Victoria,

Y aquí también

Y aquí

 

 

 

 

Recuerdo de otro 25 de abril

Hoy, 25 de abril, cabe recordar los dos procesos históricos vividos en la Península Ibérica de sustitución de sus respectivos regímenes militares. La Transición española se vio violentamente alterada en sus planes iniciales por el estratégico magnicidio del presidente Carrero Blanco. Sin embargo, es muy interesante ocuparse de la evolución de Portugal.

«Grándola vila morenaTerra de fraternidades. O povo é quem máis ordena. Dentro de ti ó cidade…»

Ya hace casi medio siglo, a las 0,20 horas de la madrugada del 25 de abril de 1974, suena la famosa canción en la radio que sirve de aviso para el levantamiento militar contra la dictadura portuguesa que entonces mantenía postrada económica, social, política y culturalmente a la nación hermana. Las Fuerzas Armadas toman diferentes centros neurálgicos y al amanecer el golpe se ha consumado de modo irreversible.

La Agencia EFE lo anunciaba así: Flash. Sublevación militar. Lisboa, 25. Esta madrugada se ha registrado en Lisboa una sublevación militar de de extensión y características hasta ahora desconocidas, según informa la agencia ANI. A Partir de las cuatro de la madrugada, la Emisora Radio Club Portugués comenzó a transmitir de quince en quince minutos un comunicado de una organización denominada “Movimiento de las Fuerzas Armadas” que recomienda no se ponga resistencia para evitar así un derramamiento de sangre.

En España el golpe portugués produjo reacciones encontradas. Gran inquietud en el Régimen de Franco y cierta esperanzada alegría en la oposición y la parte de la población que deseaba cambios políticos. Militares famosos de la época como Diez Alegría se convirtieron para algunos en potenciales émulos españoles del general Antonio de Spínola. Un general aristocrático y elitista, con monóculo como los prusianos, pero crítico con la dictadura que luego daría un contragolpe fracasado a finales de ese mismo año 1974.

El 20 de diciembre anterior el presidente Carrero había sido asesinado, en un estratégico magnicidio perpetrado a las puertas de la embajada americana y nunca bien aclarado más allá de la ETA como mano de obra. Justo después de entrevistarse con el siniestro globalista genocida Kissinger y oficiales de la CIA, en una importante reunión sin acuerdos que resultaría fatalmente trágica para nuestro presidente del Gobierno. Como también resultaría fatal para el Fiscal general del Estado, fallecido en un extraño accidente de automóvil. La situación política española era muy delicada, con EEUU y Marruecos hostigando con el Sáhara y se pensaba que podía pasar cualquier cosa. La situación española era de gran incertidumbre o al menos así lo considerábamos entonces muchos jóvenes de la época, universitarios y en edad militar. Sin embargo, el Régimen resistió hasta la muerte del general Franco.

Resulta fundamental comprender el verdadero papel de EEUU y de la OTAN en el golpe portugués. A diferencia de los que ahora perpetra el globalismo con nuevas tecnologías en todo el mundo occidental, se trataba de un golpe a la forma clásica, ya digo, no como el neomarxista globalista posmoderno que se viene perpetrando ahora en el Reino de España mediante manipulación de la gente no exenta incluso de fraude electoral. El antiguo imperio portugués fue demolido. Los recursos de las colonias pasaron de un modo u otro a reforzar la riqueza de las grandes corporaciones globalistas. La decrépita dictadura fue sustituida por un régimen con votaciones llevadero para el globalismo. La odiada policía política, la PIDE, fue perseguida y algunos de sus miembros que no pudieron huir o esconderse, medio linchados. Los militares más izquierdistas como el almirante Rosa Coutinho o el famoso capitán Otelo Saraiva de Carvalho, autor de la crónica Alvorada em Abril, terminarían destituidos o incluso procesados. También civiles críticos con la deriva pro imperialista norteamericana y reformadores serían eliminados del proceso. Así, el brillante primer ministro Francisco Sa Carneiro, que da nombre al aeropuerto de Oporto, sufriría un extraño pero también muy “oportuno” accidente de aviación que le causaría la muerte, meses después de lograr la mayoría absoluta. Me recuerda el magnicidio del también primer ministro sueco Olof Palme, o el de Carrero ya citado. El testigo José Moreira sería asesinado.  Una poderosa mano exterior controla la evolución política de ambos países recurriendo incluso al atentado para que no se desviase mucho de sus intereses.

Ahora mismo existen rumores de pucherazo en Francia en las elecciones presidenciales de ayer para mantener el tenebroso liberticida títere del gran capital globalista. O hace un año y medio con la obscena complicidad de los poderosos se perpetró la escandalosa usurpación del tenebroso Biden. Sin embargo, hace casi medio siglo, el 25 de abril, conocido como la Revolución de los claveles, ha sido el último golpe de estado clásico en Europa. Un golpe convencional motivado por el sincero patriotismo de la mayoría de sus agentes. Inspirado en el romántico deseo por parte de algunos de sus promotores de “devolver la Libertad al pueblo”. Recuerdo que dos siniestros caraduras, Sartre y «señora», fueron allí de “señoritos” auditores y certificadores comunistas de la Revolución. Luego reacondicionada, revisada y adaptada a los deseos de la OTAN y a ciertas necesidades del NOM.

Pese al internacionalismo mejor o peor entendido de algunas de las fuerzas políticas portuguesas, su propio Partido Comunista ortodoxo, siempre pareció existir un hondo y admirable patriotismo. Un sentido de la soberanía nacional y de la dignidad de Portugal que nos parece tan admirable y que tanto echamos de menos aquí en España. En ¿casi? todas las fuerzas políticas de la Monarquía pero especialmente en las corruptas e ineptas zurdas españolas, entregadas sin vergüenza ni escrúpulos a los bastardos intereses oligárquicos de la plutocracia globalista internacional.

Hoy, cuarenta y ocho años después, muchos españoles nos alegremos sinceramente de los indudables logros del pueblo hermano portugués. Pero no deja de ser curioso que si durante algún tiempo ciertos españoles acostumbraban a mirar por encima del hombro a sus vecinos, hoy, en cierto modo las tornas han cambiado.  Y la sensación incluso es la inversa. El Reino de España atraviesa una grave crisis que mucho nos tememos pueda resultar terminal para la antigua nación española mientras la República portuguesa progresa, aun con sus muchos problemas, y puede mirar con una relativa mayor esperanza su futuro.

Las causas de esta diferente evolución histórica entiendo que son variadas. Una de las más importantes consiste en sus respectivos sistemas políticos así como los partidos e instituciones que los soportan, incluidos el sentido de pertenencia nacional y de patriotismo. La Monarquía es un Régimen caro y pernicioso. Sin elegibilidad directa, auténtica representatividad, ni separación de Poderes, encubre una oligarquía corrupta, sin patriotismo e impune. Si el titular sale especialmente lamentable como es el actual caso, apenas hay posibilidad de sustituirlo institucionalmente y no queda más remedio que apechugar hasta que la Providencia divina se apiade de nosotros. Hoy nos encontramos con el anterior titular sujeto a un exilio vergonzoso y vergonzante y con el actual que se muestra incapaz de cumplir sus más elementales deberes constitucionales nio menos mostrar el más leve patriotismo.

Y para colmo el Régimen borbónico del 78 lleva el desastre en su seno con el disparatado, oneroso, ineficaz, liberticida y destructor tinglado autonómico. Toda una insufrible fronda de cargos y cargas políticos que refuerzan la corrupción y dificultan sino imposibilitan una razonable asignación de recursos en aras del Bien común, Ocho veces más por habitante que en Alemania, que implican un obstáculo para el desarrollo cultural, económico y moral de la nación española.

En España disfrutamos de una Monarquía calamitosa, que demuestra una y otra vez que forma parte del problema y no de su solución. Sin patriotismo reconocible a la hora de la conducta, resulta cooperadora necesaria por acción u omisión con las fuerzas subversivas contra la Nación. Las instituciones no funcionan y la propia Corona, tampoco. Con el anterior titular fugado, por ineptitud o por complicidad, su verdadero principal papel actual en la práctica parece ser el de narcotizar a los españoles patriotas que aún creen ingenuamente que va a oponerse a la disolución de la Nación y los derechos civiles. Mientras tanto, el autogolpe desde las propias instituciones del Régimen va progresando sin aparente oposición alguna.

Otra diferencia fundamental es que el pueblo portugués tuvo la inteligencia de rechazar el sistema autonómico que le ofrecían para su desgracia. Esto permite una cierta unidad de criterio, la contención del gasto, así como evitar que el propio Estado financie la subversión contra la Nación como ocurre en el Reino de España.

Otra diferencia muy notable, desde luego, entre España y Portugal se encuentra en las izquierdas respectivas. La portuguesa incluso durante un tiempo ha conseguido superávit sin recurrir a políticas de recorte social. La clave se encontraría sobre todo en el aumento de la recaudación por la mejora de la economía, no asfixiada como aquí por la falta de libertad provocada por el exceso de reglamentación y caos normativo autonómico. Sin embargo, las repugnantes zurdas españolas como las calificaba Antonio Machado carecen de patriotismo y sentido nacional. A su permanente corrupción agravada por el abrumador «reglamentarismo» y la falta de libertad económica le unen el ser vehículo de los abusos e injusticias de las reaccionarias extremas derechas golpistas catalanas y vascas con las que se solidarizan y colaboran por ser enemigas de España. Algo increíble pero cierto. Y por mantener y agravar déficit crecientes, engordando la gusanera de la Deuda. Y con ella, el tener que dedicar parte sustancial del presupuesto al pago de intereses. Recursos que son sustraídos a la satisfacción de necesidades sociales. Sin olvidar las temibles consecuencias de servidumbre y pérdida de soberanía. Unas zurdas prostituidas y enfangadas en la demagogia que en realidad trabajan a favor de los grandes monopolios y corporaciones así como para los prestamistas y usureros internacionales.

Desde lo que va de este penoso siglo, llevamos atascados o en retroceso. La incógnita consiste en saber hasta cuándo va a poder mantenerse esta situación insostenible. La Lagarde ha anunciado que va dejar de comprar deuda española antes de este verano. Si eso fuese así, acogotada mediante impuestos insufribles la menguante clase media trabajadora, cualquier cosa puede pasar.

Mis mejores deseos de simpatía y buena vecindad en este 25 de abril para Portugal, que paradójicamente pudiera pasar a ser nuestro modelo de futuro. Portugal e o futuro, era el famoso libro entonces prohíbido del general Spinola. Parafraseándole, hoy podríamos decir nosotros, ¿nuestro futuro es Portugal? Quién sabe si pronto va a empezar hacia allí la desbandada, el que pueda evitar el pertinaz confinamiento y encontrar refugio allí.

Otra vez los senderos que se bifurcan. El Reino de España va derechito al despeñadero. En cambio, la República Portuguesa pese a todo parece ir avanzando en mayor relativo progreso y libertad.

 

 

 

Salió la galga capada

El PP fabuló el cuento de la lechera o el de criador de galgos pero le ha salido mal la maniobra. Nada del pretendido objetivo de mayoría absoluta. Nada tampoco de dar una lección a Ayuso para hacerla saber quien manda. Mejora en dos escaños gracias a la caída de la PSOE al que supera, pero pierde votos. Que el PSOE siga a su rebufo inmediato pese a tanta fechoría como ha perpetrado y sigue perpetrando no es para echar cohetes e indicaría que la gente no termina de ver en las huestes de Casado ninguna tabla salvadora.

No sé si habrá escrutinio general o la cosa quedará así. Pero tendremos nueva ocasión de comprobar cómo la partitocracia borbónica se reparte el botín.

Y un aspecto muy importante es constatar qué va a hacer el único emergente, VOX. Más pronto que tarde, puede que no ya no pueda demorarlo mucho tiempo más, habrá de decidir si prefiere estar replicando o en la procesión. Si está con el régimen y fatalmente ha de convertirse también en casta o si tiene alguna viabilidad intentar la reforma solo desde dentro si no se hace nada desde fuera. Ha pedido una vicepresidencia, pero ¿para hacer qué? De momento, Casado le ha respondido que nones.  Los fracasos anteriores de Ciudadanos y podemitas en intentar reformar el sistema, o eso decían, creo que ilustran lo que digo.

El vencedor sin padre de las votaciones ha sido como casi siempre la abstención, que ha subido un poco pero aún muy lejos de lo que sería necesario para deslegitimar por completo los resultados y a las instituciones. Un voto “no voto” que ha vuelto a ganar pero aún no es útil aunque indica una tendencia. Sin embargo, demasiado lenta porque incluso es posible que la insostenibilidad del régimen le haga quebrar antes.

Es curioso que con la actual descomposición, Castilla esté siguiendo el proceso inverso del federativo que otrora la hizo grande, una comunidad de hombres libres. La actual descomposición en una especie de “sálvese quien pueda” más propia de un naufragio, lleva a generar más taifas dentro de las taifas. Ahora provinciales, luego acaso por municipios, distritos postales hasta la república independiente de mi casa. Y comprobar cuál es el último átomo de soberanía.

Todo un fracaso de convivencia que aún puede empeorar en un naufragio total. Hundido el barco nacional, ¿quedarán las barquillas de salvamento a merced de la tempestad?

 

Bolcheviques y mencheviques se disputan el voto del Señor Cayo

Atravesar el vasto espacio en Castilla también resulta un viaje en el tiempo. Hoy, presa de una cierta nostalgia, con una creciente sensación de nuevo fracaso histórico español como el del 98. A diferencia de lo que aconteciera con el fundador del reino de Castilla, el conde Fernán González, vemos con tristeza que, traicionadas las ideas del Preámbulo constitucional, otra vez las instituciones de la monarquía se han convertido en obstáculo para el progreso de España y sus gentes.

Don Claudio Sánchez Albornoz explicaba que en el medioevo remoto Castilla gracias a la voluntad de las gentes y al arrojo des su conde luego primer rey castellano se convertiría en un “islote de hombres libres en la Europa feudal”. Contra el Islam cordobés y el feudalismo de otros reinos cristianos. Ya siglo y medio antes de él, en el año 824, en el valle de Brañosera surgía una especie de derecho limitativo del poder feudal de los señores. Más tarde irían surgiendo Comunidades de Villa y Tierra con sus fueros respectivos. En el viejo solar de Fernán González donde otrora se produjo una extraña y valiente apuesta por la libertad y dignidad humanas, bolcheviques y mencheviques hoy se disputan el botín de la taifa castellano leonesa del mayestáticamente llamado reino de España.

Para el que no lo recuerde acaso no está de más aclarar que bolchevique significa miembro de la mayoría. Menchevique, de la minoría. La ideología con ciertos matices venía a ser la misma de fondo en ambos. Los bolcheviques más radicalizados, los mencheviques más moderados. Como también ahora de diferenciación comercial del producto en el mercado electoral en estos tiempos posmodernos globalistas aunque mayorías y minorías dependan del lugar y el momento oportuno. Y, dado que no suele haber recuento oficial de votos tal como indica el procedimiento, los resultados reales nunca llegan a conocerse con certeza. Una España vaciada que de momento aún no tiene su correspondencia con una urna vaciada. El disputado voto del señor Cayo que tan lúcida y premonitoriamente narraría al comienzo de la Transición el gran Miguel Delibes.

Sí. En esas tierras de la España vaciada por el régimen, los bolcheviques son las mesnadas populares y los mencheviques las de la PSOE. En otras taifas, es al revés. En otras pocas más, es el indigenismo más o menos despótico, desleal e insolidario el que domina. Un turnismo imperfecto en esta enésima Restauración fracasada.

Cuesta pensar que entre las actuales ruinas de San Pedro de Arlanza se produjese ese milagro de libertad hace un milenio y en las condiciones más difíciles. Unas ruinas venerables hoy saqueadas, motivo de meditación en la medida que puedan ser representativas de la propia situación de Castilla en este momento. Aguas abajo del río Arlanza se encuentra la colegiata de Covarrubias donde se halla la tumba del rey. Desde esta bonita villa burgalesa a Santo Domingo de Silos apenas se cruza con algún otro viajero. Al menos durante el crepúsculo resulta más fácil ver algún corzo que se atreve a salir de la espesura para comer en los claros solitarios.

Parece increíble que en Medina al pie del famoso castillo de la Mota se fijará el formato moderno y negociara la letra de cambio. En memorial de Valle de la Cerda dirigido a don Felipe II se valoraba el tráfico en la pujante ciudad en unos ciento cincuenta y cinco millones de escudos de la época, nada parecida a la situación actual casi cuatro siglos y medio después. Una decadencia que no tendría que ver con un simple deterioro ecológico o de soporte de actividad agraria debido a las pulsaciones climáticas sino a algún problema geopolítico o cambios en las ideas fuerza de la civilización. Algún lector dirá: exagera. En la Comunidad no sólo hay vastas extensiones deshabitadas, también hay ciudades y algunas importantes.  Y grandes tesoros artísticos. Cosa que es cierta, como que también tanto la postración y decadencia como el auge o prosperidad son relativos. Y que, en este caso de Castilla, el Régimen castiga el patriotismo y la lealtad.

La gala de Medina, la flor de Olmedo, que de noche le mataron al caballero”. Con traición y alevosía.  Pero si sabemos quién mató al caballero castellano porque nos lo cuenta Lope de Vega, más difícil resulta qué pasa hoy con Castilla.

En nuestra dilatada y ajetreada Historia no podemos dejar de observar un cierto halo trágico. Azorín ofrece un final feliz en su libro Castilla a la aventura amorosa, tan desoladoramente trágica en el original, de Calisto y Melibea.

En esto veo Melibea la grandeza de Dios. ¿En qué Calisto? En dar poder a natura que de tan perfecta hermosura te dotase: y fazer a mi in merito tanta merced que verte alcanzase”.

¿Por qué el devenir de España parece tener también como en el caso de los tan desgraciados amantes un elemento permanentemente trágico, que impide el triunfo del amor y del bien? El devenir de España también parece eternamente víctima de una conspiración motivada por la ambición, el egoísmo y la codicia de las Celestinas de turno y consentida por un pueblo desorientado cada vez más amorfo.

Azorín nos presenta a un Calisto maduro, felizmente casado con Melibea y padre de una hija, del mismo nombre que su abuela, Alisa. Pero Calisto medita con la cabeza reclinada en la mano sobre el devenir del tiempo y las formas de las nubes, tan iguales, tan distintas, en su eterno caminar sobre el cielo… Otro halcón pasa el cercado del jardín y tras él un mancebo…

¿Tiene razón Azorín al permitirse dar otro final a la historia? ¿Es que la Historia de España tiene un carácter fatal que se impone a los intentos de reforma y mejora profunda y continua de generación tras generación?

Nos encontramos en un momento histórico en el que los logros de la labor de construcción de la gran civilización española iniciada por la vieja Castilla se encuentran gravemente amenazados. En el que el tren azoriniano de la lucecita roja parece que ya nunca regresará. Una aventura común de siglos hoy medio desbaratada por la corrupción y la falta de inteligencia, voluntad y patriotismo de muchas instituciones y sus ocupantes, trasladadas a buena parte del pueblo español actual, víctima de un proceso de embrutecimiento programado. Regresan las cigüeñas que barruntan la primavera y vuelven las votaciones a Castilla para otra vez disputarse el raro voto del ninguneado sino parasitado señor Cayo.

Lo que no sabemos es si también volverá nuestra dignidad y voluntad de ser libres y mejores al menos antes de que las urnas queden vacías para siempre.

 

CONVOCATORIAS. Manifestación ciudadana en La Coruña contra el despotismo

Un conjunto de grupos de pro derechos civiles ha convocado para hoy en La Coruña una manifestación contra el despotismo de Feijóo.

En realidad, este déspota vocacional no es el único que pretende hacer méritos cara a sus amos del NOM, pero acaso tanto entusiasmo desbordado por engañar y avasallar al personal pueda resultar contraproducente en su lamentable carrera política.

Sea como sea, por premeditación o incompetencia, una de las víctimas de su política aparte de la sociedad civil y la economía va a resultar la Sanidad gallega.

La manifestación partirá desde la plaza de Galicia desde las cinco y media de la tarde de hoy, sábado 15 de enero.

 

 

 

Resaca

Como superviviente refugiada de un paisaje desolado, suena en el televisor con menos brío y más descompasada que otros años la marcha Radetzky. Poco antes, ajenos a todo, sendos jinetes sobre ocho caballos blancos paseaban solemnes y disciplinados en la escuela hípica española de Viena. La música de las esferas imitando un viejo vals acompañaba en su viaje por el firmamento a cierto tenderete volador mecánico a la búsqueda de un extraño monolito erguido.

Parece ser que la consigna para los supervivientes es hacer como si no hubiera pasado nada. Cuando se vacía el corazón quedan los ritos. Como si el Poder no nos hubiera acosado y humillado antes de entregarnos a una muerte segura con tres, cuatro o media docenas de dosis en cada brazo hasta eutanasiarnos por completo.

El tibio sol invernal aparece fugazmente entre las nubes y las ramas peladas de los árboles movidas por el viento. Hace falta tomar vitamina D que es buena para la salud.

Pero feroces fantasmas con batas blancas acosan a la pobre gente que huye despavorida para no ser inoculada. Los más veteranos beben el aire para buscar desesperadamente una salida. Una mezcla de extraños olores en duelo final me confunden.

Las Fuerzas Armadas las esperan impasibles desplegadas en orden de combate al otro lado de la montería armadas con sus temidas jeringuillas de última generación regalo letal del partido comunista chino a las bizarras fuerzas democráticas y filantrópicas de la OTAN.

Veo horrorizado que ya no tenemos escapatoria.

Pregunto al pájaro negro sobre el hombro de Palas, diosa de la Sabiduría y de la guerra.  ¿Podremos regresar?

«Jamás».

«Alfonso, Alfonso despierta, se ha ido el sol, vas a coger frío«.

No escarmiento jamás: leer a Poe siempre me da resaca y nada más.

 

 

Mohatra del año viejo

Si hay algo que destacar, creo yo, entre lo que llama la atención en lo acontecido durante el año que termina además del miedo pánico inducido a la población es la mohatra institucional. El término mohatra hermosa palabra tan empleada en nuestro Siglo de Oro define alguna de las mañas propias de pícaros, estafadores. En El Quijote, Capítulo XXXI de la segunda parte que “trata de muchas y grandes cosas”, Cervantes usa el término “caballero de mohatra”  en el significado de hombre que vive a fuerza de enredos y a costa de negocios poco limpios o de licitud dudosa.

En un sentido amplio, Mohatra significa fraude, falsificación o engaño. Negocios fraudulentos o de dudosa legalidad y aún menor legitimidad pese a sus apariencias o a los instrumentos empleados, de aparente legalidad o presunción de veracidad o conformidad a criterios, leyes o normas. El falso certificado, el falso aval, la documentación aparentemente legal que esconde una trampa, delito o fechoría, la falsa auditoría que ignora o encubre la realidad de las cuentas o de los hechos, la falsa ciencia, la falsa vacuna, la tasación según convenga, la sentencia canallesca e injusta cuando no prevaricadora, el título universitario que ampara la ignorancia, la condecoración a delincuentes…

Mohatra es hoy la falsa Navidad convertida en un espectáculo de consumo compulsivo que pretende obviar su razón de ser espiritual. Que desnaturaliza o prohíbe alguna de sus manifestaciones tradicionales para no molestar a ciertas conciencias intolerantes, hipócritas o pudibundas. La celebración de un nacimiento de extraordinaria importancia histórica pero que paradójicamente olvida que solo en España este mismo año que acaba cien mil niños han sido sacrificados sin llegar a nacer.

Mohatra es la Medicina mercenaria y mohatrero es el médico que traiciona su juramento hipocrático, ampara falsedades y obedece órdenes arbitrarias, maliciosas o injustas del poder político o empresarial, aunque cause muerte, dolor o sufrimiento. Este año hemos descubierto a muchos.

Mohatra es la actuación del fiscal que no defiende a la Sociedad como se espera de él sino que protege y ampara al delincuente siguiendo instrucciones jerárquicas o la búsqueda del propio medro a la sombra de los poderosos. Es decir, que hace méritos o bien aplica muy modoso y obediente el principio de jerarquía pero no el de legalidad.

Mohatra es para muchos observadores el llamado Tribunal Constitucional, entidad política más que judicial, que burla la jurisdicción y competencias jurídicas del Supremo para dar apariencia de constitucionalidad a los manejos o conveniencias políticas e intereses inconfesables de los que mandan. De acuerdo con la experiencia se trata de un mal llamado Tribunal cuyos desprestigiados ocupantes acaso serían capaces de declarar anticonstitucional a la propia constitución si así se lo exigieran quienes les nombran o mantienen.

Mohatra es que los medios de comunicación supuestamente independientes y con vocación de formar opinión pública tengan por accionistas a las grandes corporaciones que perpetran las fechorías y consignas que no sólo no critican sino que aplauden.

Mohatra son las instituciones de regulación financiera que no se enteran o hacen como que no se enteran, cuando no se constituyen cómplices activos, de las mohatras y desfalcos perpetrados por aquellos que tienen la obligación de vigilar e impedir por su propia razón de ser institucional.

Mohatra es aquí la llamada Monarquía parlamentaria, sistema supuestamente sometido a una constitución vigente pero que encubre en realidad un régimen oligárquico cerrado, saqueador e injusto en el que el Parlamento no es el centro político principal sino una institución subalterna, de palmeros, meritorios y “agradaores” del jefe de partido que hacen lo que les dicen según convenga al jefe o sus intereses partidarios, caciquiles u oligárquicos. Un régimen en el que el pueblo, “soberano” según pontifica la mohatra, lo más que puede escoger es entre los dos validos reales o jefes de banda que le indican en el escaparate del sistema y que serán los agentes visibles, los conseguidores y encubridores del saqueo oligárquico durante esa legislatura o periodo de dominación.

Mohatra es llamar democracia a lo que no es sino una oligarquía corrupta, apátrida y coronada. Aunque siendo purista incluso el propio concepto de democracia sea equívoco, una contradicción en términos, ¿acaso una mohatra?

Mohatra es que sea el propio Gobierno de Su Majestad, con el doctor mohatrero a la cabeza, quien promueva el comunismo y la tiranía con los recursos que saquea a sus súbditos.

Y es que una vez más, lo que no es un hecho nuevo en nuestra historia, disponemos de la evidencia la doble realidad española: la oficial y la real. En efecto, los problemas de fondo son siempre los mismos. Disfrutamos de una Monarquía que permite que la violación de la constitución o de los derechos civiles de sus súbditos queden impunes. Institución mohatrera por antonomasia en cuyo nombre se administra «Justicia», que legitima, posibilita y protege todas las demás.

Muy bien representada por don Felipe un personaje empeñado en demostrarnos que carece de dignidad personal y que es capaz de consentir cualquier desprecio o humillación a España, a la Corona, incluso a su propia familia. Cruel con su padre al que tanto debe y pusilánime que condecora al enemigo que le insulta. Un tipo que si es incapaz de defender a sus propios padres de las humillaciones con las que les agraden desde dentro y fuera de Palacio, malamente podrá defender al pueblo español que confiaba en él.

Pero, en este año que termina podemos contemplar horrorizados e impotentes como la mohatra se ha adueñado del mundo civilizado. En conceptos falseados tales como NOM o Cuarta Revolución industrial o Inteligencia artificial o Transhumanismo que pretenden disimular la mayor tiranía que haya conocido la humanidad. Y en los actores. La mayoría de los grandes líderes son caballeros de mohatra, impostores, hipócritas servidores del Mal que han traicionado a los pueblos o instituciones que pretenden representar.

Entre ellos: El heresiarca Bergoglio, encaramado a o más alto de la cucaña de la Iglesia católica para destruirla desde dentro. Biden, presidente fraudulento de la hoy república bananera USA, pederasta corrupto, fantoche senil, títere del Deep State que Dios quiera no le hagan provocar una devastadora tercera guerra mundial a mayor negocio de la plutocracia globalista. La tenebrosa Von Leyen de los contratos secretos con la farmamafia y el conflicto de intereses. Macron, déspota liberticida de la casa Rothschild. Dragui, de la acreditada casa Lehman Brothers. El terrorista comunista jefe de la OMS. El siniestro mengele Fauci… los filantropófagos Soros, Gates, Schwab… La fhüresa Merkel ha caído de esta siniestra lista satánica aunque su imaginaria de igual servicio ya apunta maneras y puede que sea peor.

¿Estaré yo también en estas listas de la infamia? Ojalá no sea así. Y si lo es, desde ahora debo enmendar mi conducta.  Hacer lo que pueda.

Se va por el albañal un año terrorífico. Mucho me temo que el que viene pueda ser aún peor. Dios no lo permita.

¡Qué la Providencia divina nos ayude a superar tanta mohatra y nos dé inteligencia para comprender lo que pasa y fuerza para combatir al Mal!

Enlace Yoli y Jorge

 

INVITACIÓN

El Comité comunista central de                                                La Curia comunista  de

Comisiones Obreras                                                              Comisiones Paperas

 

Tienen el gusto de comunicarles el enlace de sus hijos Yoli y Jorge que se celebrará Deo volente en los aposentos privados de la ciudad del Vaticano en solemne ceremonia privada celebrada por el obispo separatista de Solsona.

Puede hacer su donación en la cuenta especial abierta por la feliz pareja en la Banca Vaticana o si lo prefieren en el banco rojo feminista climático de la presunta, Su banco.

 

Para completar nuestros ECOS de SOCIEDAD, vale la siguiente POSDATA:

El encuentro se ha realizado según lo previsto. La niña Yoli se presentó al acto muy modosita, repeiná y radiante, sin mantilla clásica. La Yoli lucía recatado modelito «proletario paria de la tierra» negro con blusa blanca encargado a modisto de alta costura cuyo nombre no se ha filtrado.

No deja de ser muy significativo el que un risueño y complacido Bergoglio compadree con la niña Yoli sin la mesa oficial identificatoria de status por medio.  En el lenguaje de gestos tal cosa suele significar amistad, cercanía, afinidad… supongo que no la preparación de un feliz himeneo. El tiempo lo dirá.

 

 

Reunión comunista en el Vaticano

Entre crecientes rumores sobre su verdadera situación de salud, mañana sábado Su Satanidad recibe en el Vaticano a la lideresa comunista Yolanda Díaz, vicepresidente del gobierno borbónico del Frente Popular. No se sabe el contenido programado de la entrevista que no parece tenga que ver desde luego con el alma, lo numinoso ni la metafísica. O con la nueva liturgia de diseño. Ni menos si la pija comunista gallega iría a recibir instrucciones para preparar una próxima «primavera comunista» en el desmantelado reino filipino.  Tampoco si ha intervenido en la preparación de la cita el tristemente célebre cardenal Parolín, traidor a los católicos chinos a los que ha dejado a merced de los comunistas.  Todo ello mientras Bergoglio se negó a recibir al octogenario y valiente cardenal Zen que pretendía explicarle la situación y las razones por las que se oponía a esa rendición al Partido Comunista chino.

Sea como sea, parece que, por iniciativa propia o siguiendo indicaciones de otros, Bergoglio ha optado por favorecer la fracción más radical del Frente Popular en el gobierno, frente a la del falsario, que hace sus pinitos clandestinos para conchabarse con el pío niño Casado y mantener el tramposo turnismo pilla pilla. Acaso para acercar posiciones con Bergoglio el falsario ha nombrado embajadora en el Vaticano a una comunista ricachona de Neguri, la tenebrosa ex ministra Celaá. Habrá que estar atentos.

Pero no deja de ser paradójico que Bergoglio reciba a personajes a las que sus amigos y colaboradores de la Junta militar argentina hubieran detenido y asesinado. En efecto, las peripecias biográficas del clérigo trabucaire argentino son truculentas. Prócer de la Guardia de Hierro. Traidor y soplón de compañeros y antiguos maestros jesuitas a sus órdenes como los P. Yorio y Jalics que fueron salvados por la Nunciatura de ser asesinados en la tristemente célebre Escuela de Mecánica de la Armada. Cómplice del siniestro almirante Massera con el que jugaba al tenis habitualmente y al que hizo doctor honoris causa por la Universidad jesuita bonaerense del Salvador.

Bergoglio es un tipo ambicioso y sin escrúpulos que caída la dictadura argentina y tras un periodo de ostracismo, también se caería del caballo. Abandonaría la extrema derecha en retroceso y se reciclaría oportunamente dentro del Poder en el izquierdismo globalista neomarxista. La plutocracia eugenésica, abortista y abusona, ahora genocida patrocinadora del NOM o la Agenda 2030. Políticos corruptos, degenerados y criminales del Partido Demócrata, comunistas de todo jaez y pelaje, mafias eclesiásticas homosexuales y pederastas a los que debe su puesto usurpado en el Vaticano una vez relegado el Papa Benedicto a la precaria posición de sede impedida.

Y así estamos ahora con ¡El Vaticano centro de la subversión política mundial!

Como el tenebroso Bergoglio ni es ingenuo, ni inocente, ni da puntada sin hilo, es de temer alguna nueva fechoría criminal contra España, la Hispanidad y el Cristianismo.

¡Qué la Providencia divina nos ampare!

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.