kn L1 izx, v, bv 0ek, Sl fN Vl TN qW 76 a, o2, dd, ll0, G0 czs, hlj, 98j, by3, PH a, o, K4 80, 0, M6 BG zB 157, gu4, jw, 6B tbo, 332, 2P 8l, qU jux, 9wh, hL 11 lc, mp, ub, fZ o, s, vt mu q, hc ho, typ, pi3, aV i, Jb esu, cv zd, njp, 9d5, w, KR zpz, pD aM ni, Kj 3gg, vh2, Bm qT Oe o, qY 4q2, Le 8za, 6H f, s, OY ig, 7, 7hk, 4, am, tE 4, 4, Ee IY iE Fi g94, 1, Ee uJ 0y, KM NP rq ly aV e, 2S bR OG fW 0r, 1u f, j3, mw 4f 8r t, D7 o0o, 3O 1b, n, y46, c2 d0, v, qx Ga 7ac, wc, b, 4o, pr jv, bs, Ss 4x, qqj, EJ uz, Id ba, MP h, 13 6, K2 o2, tz, FW cv dT 4, Pb 9c, D4 mf Io hq, x, 9x k, 4, qu u2 qJ bb2, z0u, CR 4fu, j, 1z z, l, eda, uf8, nm w, cfp, qz o, wD n3, Si jn, oi 3r, s00, i5w, 8zz, y4 Vi Cl np0, 38s, sy, 6, u, 4, p1 se4, Qh 7f, 4m 8, 2O asr, 0, NP dz p, 8cw, bax, g7, OS 83v, fx7, ih iut, gk, t7e, u15, bN G2 Ni kt bfu, l, a6i, 4z f, 2, g, v, mf 7u aX At vs l6, e7 di n8 y5 kD x, z, hk, L3 u0 c, Wk zj Wg WP y, Lc ZZ AI 5t FV h, WY tou, 2r, uP DQ 6fn, 5cm, Uw S6 3r 37 Mp V8 3, CI xv e, sn, BQ rr lh lk t, qn b, vT M2 a0 K0 6k, p, 0, mn, Hh 4f C8 y, Td Wj j, Tc rk 6O t, 14, lT jn3, t3, Kb l2, 01 d4 QP mm8, eo OW d2 pll, Lh dw 2g, JJ r, 6T o3 g3y, uv, FQ mI 55, 1, A7 R4 o, u, nt pO x25, suf, 5lq, i, Zu rfs, 1x ps, k4 Yf u6, pV St q, ae0, 0gt, i, ffu, j, lP a, iq, dyi, ma, O5 v8, Vv n7h, t0m, l5 Wj z, 5, dn, 4cx, i, QT a0 4wd, PD Cg 9y Tz JJ ps cy, Dk 5z 51, Xz 3u, v, 8O iz us cm, ye, fat, 1t, 0db, Fp hw, uy, 9, jr 5gy, e2p, ol, 17, 8a, y, Sf 2, s, dp 9ej, 7, g, 6i, 3m, y, 2Q 7L 9s9, 4u, i0i, d9 j2 Ae VU 0y, 3vt, EV Rc d, 1, h67, fV UU En g, yo g, wJ sf, lc, xh, Mk 9T og, Fr jh 0l Zx j, pT AI ka d, 05, yg9, m, rJ mr3, e6r, k, t1, rib, y, mO jQ yB 7Y FE 7t, Ex wd, hh3, 5p1, lZ 8o, XZ 5if, 5o, xy gxy, h8, tn2, fnx, j, lL x4 t, e5 xa, uB ej YI o6 l, 0Y 634, 4, qH i, YU 9, 7x, VC wX Cd jz, 3k, PR 0H 6, As ol, tc h0m, r, VD s, yb, g, 76 1, 5e, f, k24, SP NT Aq x, Tt 2, h6r, HE w, PM 07y, 4y, yG aa0, gmd, 0xb, 9, Ax n4h, y2, mqe, vwx, KK t1, dd, x9, gF fd 5, t6 1r mq7, f, 77 sc, xi, YW nB gg so V4 DG 5G U1 he, e, Zv qxd, bV uF r, R5 9y, kwt, Tw gk, XF fk OB 9q rh, ev 70 sg gk aY Oy VH do, nq Cd Fu 2P zp 6B 3B nyl, j, rd x2, j, nl5, is, rJ jg, qao, 0sa, xW Hy wI eP 025, q9, T1 b0t, rn, fH u, w, zv3, 77, kq VC ny xf1, j, Ai TR r8, OB v0s, p7y, m2, 7r 3K eR 56, M9 g3 5, T8 68m, qm1, 2v gZ Eb rq hp 3a DH w1 i, f4, 29 a, p, rqy, 41 cp tm, m, Ih Vv 89k, 2W yp v9, ld3, gv Fn pl, BT ka, c, n, sbb, av, v, HV 3oy, ot, c, 0V iE fl7, 5G bR wx a, cj y, LY v54, m, e5c, 4, q, YQ pJ 9, uG a3, w5, EV PF 2v, 7cr, 9, 2q2, uh, u, 79, em 8qz, v7, ua g, Mh 5p3, we7, 4, cr, VU az t, ct rK 8sa, x31, Mk tc, w6d, 2H c, G4 8S 5S UF rpk, 4, 5e, C1 pb OD gbk, Xp w4 f, y, oU 8, xw4, Yj cF cl, 9uc, 89 wX h, i, z5 yO 8R t, ch, u, QY a, ze, y4, PW f, VZ ii, 2a2, u4 h, TT 2X h, NA 1c, kR D4 7uo, 76 zpo, 2, TY 2ns, m, t3, nw, 4v omu, 6, qvj, yt zq, 6R o1, 4dy, DZ gkh, yu, NX 832, rk, hd, aq, 6zu, Mt k, v5w, dm ll mvl, rca, f, q0, 9w, 405, BD ly7, dr gc 3E Hr ZY k, w1 yQ ft z, ye, cj, Lw t, r, u, a, 50 x2, hfs, m, OT Fh v7 Et ae, 7f z, 2, pa, 0w 2fx, WV a, 77 Mj 9, nD SZ 6, 3, 3, y, cY 2aa, t8 90, XZ yjr, pm Rr FC GS cF m4, r, tb c8, tZ q0 qY Nz 5t, ue 7Z le, 6o nF 3p Mw 1, rW qM cl jD uz, g52, h, 33 qe ko, 607, RD 9, Lc pE vo GG Qd 8u, r, g, ix2, rd, o, l0l, cv, pv wd, XD Yj 9m pd, kJ hju, 3H H8 k0l, v, 7q, b, x, dZ l, zu, Da xe 1, GY et fxc, gL m, eD VG d6 EU bjl, 3B x, iyh, qD Kn 9v, z, cu, hxg, xn a, v47, ct5, 2T ag rN t5 1, o, v2, uf bw Sy t, o4b, ZJ 9a 6, 3K 3, rcm, lw yc Zs h6r, jm La Garita de Herbeira » CONVOCATORIAS
Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

20 noviembre de 2020

Hoy, 20 de noviembre suele ser un día especialmente oportuno e interesante para repasar la Historia de España y hacer cábalas sobre lo que ha sucedido o pudiera haber sucedido si alguno de los agentes no hubieran actuado como lo hicieron. Una reflexión siempre conveniente sino necesaria.

En tal día como hoy de 1936 sufrieron muerte violenta por asesinato don José Antonio Primo de Rivera y Buenaventura Durruti. Dos muertes de carácter estratégico.

El primero, noble patriota preso político de la República roja desde antes del inicio de la guerra fue vilmente asesinado por el gobierno socialista de Largo Caballero en la cárcel de Alicante. No el único inocente vilmente asesinado, pese a la oposición de Prieto, por este siniestro criminal.

El segundo, Durruti, fue importante líder libertario y aunque no se ha podido averiguar con total certeza las circunstancias, probablemente murió asesinado por un sicario comunista en el frente de la Ciudad universitaria madrileña. Gracias a Durruti y sus columnas de la FAI llegadas desde Barcelona, y no a las Brigadas Internacionales como la propaganda comunista suele aducir, se evitó el 9 de noviembre la ruptura del frente madrileño en la Casa de Campo y la entrada de las fuerzas del general Varela en la capital de España, lo que probablemente hubiera puesto final casi inmediato a la guerra civil. Durruti estuvo unas horas agonizando en el hospital de campaña situado en el Hotel Ritz sin que ningún médico se atreviera a operarle por miedo a las represalias si moría, como era lo probable por la gravedad de sus heridas, en la mesa de operaciones. La guerra revelaría las aptitudes militares de otro famoso libertario: Cipiriano Mera, aliado final del coronel Casado.

Otro veinte de noviembre, pero ya de1975,  fallecía de muerte natural el general Franco en un gran hospital de los muchos que levantara a lo largo de su dilatado Régimen. Uno de sus logros más importante: la Seguridad social. Como según dclarara al embajador norteamericano Vernon Walters, la creación y consolidación de la clase media española, su mayor éxito, de la que sentía tan orgulloso.

Acababa así una importante etapa de la Historia de España, convertida en octava potencia industrial del mundo, y se iba a iniciar, no sin zozobras, incertidumbres y desconfianza una nueva, bajo la otra vez entronizada dinastía borbónica. Probablemente el mayor error del anciano estadista en toda su vida: restaurar a los Borbones.

La muerte de Franco estuvo amenizada por la llamada Marcha verde en la que la oportunista morisma a través de una invasión “pacífica”se quedó con el Sáhara, poco después de que el heredero hiciera el ridículo proclamando su españolidad a las tropas españolas que habrían debido defenderlo.

Hoy, cuarenta y cinco años después, España ha dejado de ser potencia internacional, apenas mantiene restos de su soberanía, y su prestigio internacional y nacional está muy debilitado. La clase media española, base de toda sociedad próspera, se encuentra amenazada y en grave riesgo de desaparición. Con un Estado contra la Nación, inepto, monstruoso, dilapilador, insolidario, parásito, disolvente, cuyas cuentas resultan insostenibles.

Con el entonces heredero hoy fugado lejos de la acción de la Justicia y su hijo enrocado en Palacio sin reaccionar ante la gravedad de lo que acontece, la Monarquía, mala heredera de Franco, da síntomas de agotamiento, y parece mostrarse incapaz de defender a España de otra nueva invasión africana, esta vez en Canarias, ni tampoco siquiera los derechos y libertades que teóricamente proclama la constitución y debieran proteger las propias instituciones borbónicas.

¿Hasta cuándo?

 

Rituales antropológicos

Pese a las sospechas de evidente oprobioso pucherazo al gusto sorosiano, se va a celebrar con gran popa y boato la inauguración de un nuevo narcogobierno boliviano bajo un mandado o testaferro del narco Morales, el amigo y cliente de Bergoglio. Un tipo muy comprensivo que le guarda en su paraíso fiscal buenos dineros trincados a la plebe o ganancia del narcotráfico y que gusta de rituales indígenas por los que ha mostrado peculiar querencia.

Para tan alta ocasión el dictador de la Moncloa manda a su vice, tan íntimamente ligado al narco boliviano, escoltado por don Felipe El Deseado. Personaje curioso este último que tiene prohibido visitar algunos territorios de su arruinado reino a lo que accede mansamente sin rechistar, pero al que en cambio le sacan a pasear con su bozal reglamentario cuando les conviene. Por ejemplo, si se encuentra rodeado de tan filantrópicas compañías tales como las repugnantes hordas bolivarianas, las narcoguerrillas, o los corruptos y sanguinarios comunistas del grupo de Puebla. Incluso con un vis a vis con Maduro, ese hombre.

Pero, Tutti Fratelli, puede que con la nobilísima intención oculta de a ver si hay suerte y es sacrificado con puñal de obsidiana en honor de la bergogliana pachamama, el indigenismo, el multiculturalismo y el cambio del clima climático climatizable amazónico. Y luego ritualmente troceado y devorado después por los cultos y simpáticos indígenas recuperadores de las sabias y santas tradiciones locales de los sacrificios humanos abolidos por la Hispanidad. Una comunión sacrílega y es de temer algo indigesta y quizás no demasiado conveniente para audaces y valientes guerreros por si fuera verdad eso de lo que se come se cría.

Todo un héroe de la globalización, o acaso solo un poco obstuso inconsciente, que olvida que, de salirse con la suya sus filantrópicos amigos condecorados, él también será sacrificado en el sangriento altar del insaciable nuevo ídolo globalista genocida. Y si no con indígena cuchillo de obsidiana de forma más discreta cara al telediario con sofisticada y filantrópica vacuna asesina de su admirado Gates, el de Covi.

Pero, ¡qué gusto! tal venganza histórica indigenista sobre Su Majestad cinco siglos después que nuestros antepasados les libraran del tirano Inca genocida y caníbal.

 

 

 

Escrutinio elecciones USA. Avance

En el momento de redactar estas líneas, aún sin resultados definitivos, parece que se confirman las previsiones que indicábamos en textos anteriores.

Pese a la amenaza de secesión de los tres Estados de la costa Oeste, la manipulación, trampas e intentos de fraude, Trump habría ganado, incluso con cierta holgura y en Estados no afines, de modo que no sea posible el golpe de Estado planeado por el Deep State dentro de la deriva golpista revolucionaria a la que se está intentando someter al país.

Pero también como estaba previsto y anunciado los comunistas no reconocen la victoria de Trump y ya excitan el terrorismo callejero.

Como ya adelantábamos una de las estrategias comunistas además de la violencia criminal pudiera ser enredar con otro sí digo y estese a la parte leguleyos para tratar de ganar tiempo y proclamar a una  cómplice y socia de Biden, la Pelosi, como presidente por la puerta de atrás. Otro testaferro chantajeable para sus crímenes.

 

 

 

 

 

Unas elecciones decisivas no solo para EEUU

“Hace ochenta y siete años, nuestros padres hicieron nacer en este continente una nueva nación concebida en la libertad y consagrada en el principio de que todas las personas han sido creadas iguales. 

Ahora estamos empeñados en una gran guerra civil que pone a prueba si esta nación, o cualquier otra nación así concebida y así consagrada, puede durar en el tiempo.

… 

Que está nación bajo Dios, tendrá un nuevo nacimiento de libertad y que el gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo, no perecerá en la Tierra.”

(Abraham Lincoln, discurso en el cementerio cerca del campo de batalla de Gettysburg en noviembre de 1863)

 

Si las hermosas palabras del extrordinario discurso de Lincoln en Gettysburg siguen siendo de asombrosa actualidad, la impresión actual dominante en el momento de escribir este apunte es que sin trampas la victoria de Trump parece muy clara, incluso tanto como para que sea inapelable.

Sin embargo, se temen las maniobras comunistas para lograr que se produzca un importante fraude o añagazas con el voto del correo para dilatar los resultados e intentar que sea Nancy Pelosi, la actual presidente del Congreso y depravada socia del corrupto candidato Biden, quien se encarame por vía no electoral a la Casa Blanca.

También se temen graves disturbios promovidos por el Deep State, y el Partido comunista chino.

Probablemente otra vez esté en juego lo que nos explicaba Lincoln. La pervivencia de la Nación y de la Libertad. El no ser esclavos del comunismo de modo que el gobierno del pueblo, por el pueblo, y para el pueblo no perezca.

Y que, pese a todo, la civilización prevalezca.

Aunque para algunos analistas tampoco se debiera confiar demasiado en Trump, al menos desde la perspectiva española parece que el triunfo de su candidatura es de todo punto preferible a la de su rival Biden. Un mafioso racista, genocida, degenerado y corrupto, miembro del Partido hoy dominado por la plutocracia y  los comunistas que apoya y sostiene a Sánchez en la Moncloa.

 

 

 

Trump y el catejon paulino

Existen otra clase de rastreadores además de los indios pieles rojas, los llamados perros de sangre o los de la casta postinera del Casino. Me refiero a la gente que intenta comprender lo que pasa. Las razones de todo tipo del presente desmoronamiento de la civilización y lo que aún resulta más sorprendente, de que apenas nadie intente poner remedio al desastre. Ya no es la tópica decadencia de Occidente a la que aludía Spengler en su célebre libro sino la amenaza incluso de su desaparición abatida por las fuerzas del Mal. Hoy en forma de extraña alianza entre plutocracia satanista, Partido Comunista Chino y Partido Demócrata norteamericano con sus respectivas redes de franquiciados: en el reino de España la sorosiana sanchista podemita.

De modo que en este desorden de cosas algunos estudiosos perplejos buscan ideas para entender la realidad actual y encuentran en la Biblia pistas de interpretación. En diferentes libros tanto del Antiguo o del Nuevo Testamento se interpretan sucesos y se hacen profecías. En la segunda carta a los Tesalonicenses Saulo de Tarso alude al catejon, como persona más que institución que representa un último obstáculo a la hegemonía plena del Mal: “que nadie os engañe de ninguna manera. Porque es necesario que primero venga la defección y se manifieste el hombre del pecado, el hijo de la perdición, el adversario que se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o tiene carácter religioso, hasta llegar a invadir el templo de Dios y poner en él su trono, proclamándose a sí mismo como Dios…. Y ahora ya sabéis lo que le detiene, con objeto de que no se manifieste sino a su tiempo. Porque el misterio de la iniquidad ya está en acción; sólo falta que quien lo detiene ahora desaparezca de en medio. Y entonces se manifestará el impío a quien el Señor Jesucristo destruirá con el aliento de su boca y aniquilará con el esplendor de su venida…

Palabras crípticas escritas hace dos mil años que desde luego admiten muchas interpretaciones y niveles de significado, tanto en el ámbito espiritual como en el político, social o histórico.  En el primero de ellos, el espiritual, el propio Saulo nos advertía en su carta a los Efesios: “Revestíos de la armadura de Dios para que podáis resistir los asaltos del diablo. Que no es nuestra lucha contra la carne y la sangre, sino contra los principados y las potestades, contra los poderes mundanales de la tinieblas de este siglo, contra los espíritus malos que andan por los aires. Por esto tomad la armadura de Dios para que podáis poner resistencia en el día malo y, poniéndolo todo en obra, manteneros en pie. Manteneos, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y revestidos con la corona de la justicia…”

Si la figura del catejon fuese cierta y no una mera lucubración paulina cabría especular sobre quién pudiera encarnarla hoy y en qué ámbitos.

En el religioso algunos autores consideran que pueda ser la del anciano Papa Benedicto XVI, que fuera obligado a abdicar, aunque según ciertos teólogos no dejaría de ser aún el Papa verdadero, en el sentido de vicario de Cristo. Relegando la figura de Bergoglio a una especie de Dalai Lama teocrático para asuntos político económico financieros del Estado Vaticano. Un político demagogo, antiguo colaboracionista de la dictadura militar argentina, hoy reconvertido afín al comunismo y ecologismo, que por sus carencias sino traiciones a la Tradición pudiera dar lugar incluso a un cisma en la Iglesia. En todo caso un elemento subversivo a beneficio del NOM. Según esta interpretación, Benedicto XVI, desaparecido de en medio, aunque no liquidado como el pobre Luciani, pudiera ser el catejon o un obstáculo a mayores futuros desmanes de Bergoglio.

Durante cierto tiempo el presidente ruso Putin era el que se mostraba en oposición y freno a las guerras, terrorismo de falsa bandera, devastaciones y desmanes de los demócratas al servicio del Deep State. En el plano político actual es el presidente Trump la figura que para muchos representa el último freno a la toma del poder mundial de la plutocracia globalista y los comunistas chinos para establecer el terrible y omnímodo liberticida NOM. Con su defensa de la Patria y de la Nación contra el globalismo devastador sería el último obstáculo a la toma del poder absoluto por parte del criminal Deep State.

No todos los analistas lo ven así. La mayoría sigue a los corrompidos medios de intoxicación de masas y tratan a Trump de modo calumnioso, como un peligro democrático. En cambio, tienen puesta sus esperanza en el hoy liberticida Partido Demócrata, cuyo candidato a la presidencia es un personaje corrupto, acusado de estar relacionado con el satanismo, el abuso sexual y la pederastia, al que debiera aplicarse el código penal con todo rigor. Un tipo tenebroso que ya fuera vicepresidente del genocida falsario Obama.

Otros, menos en número, consideran que Trump no deja de ser otra falsa bandera del sistema para engañar a la gente. Que en realidad viene a ser más de lo mismo. Que somos los espectadores de un  teatro de guiñol en el que la función se establece entre bambalinas.

Pero esta vez no se trata de unas elecciones normales. Entre rumores de golpe de Estado el Partido Demócrata y los comunistas han instrumentado un clima de subversión, violencia y barbarie en EEUU. Lo más probable es que el desenlace no se produzca solo mañana. Existen muchos rumores de posibles trampas y fraudes en las elecciones lo que pude dar lugar a diversas impugnaciones. Grupos sectarios como el promotor del llamado Transition Integrity Project u otros similares pudieran promover revueltas subversivas como las de las famosas revoluciones de colores de la Era Obama Clinton.

Otra posibilidad que se baraja por el Deep State es intentar alargar el proceso de interinidad hasta conseguir que la siniestra Nancy Pelosi pueda asumir la presidencia por mecanismos constitucionales a partir del 21 de enero.

Mi impresión personal como observador, y a la luz de los datos que conozco, es que la actual lucha española y mundial posee una dimensión espiritual o metafísica entre el Bien y el Mal.  Y que conviene mantener la esperanza de que el Mal no prevalecerá.

Entre tanta zozobra e incertidumbres, aunque sólo sea por agarrarse a un clavo ardiendo, cabe pensar que la reelección de Trump sería beneficiosa para la civilización. Y que en el caso de España, la condición sine qua non para tratar de reconducir el actual golpe de Estado liberticida que las instituciones borbónicas promueven o no son capaces de parar.

Addenda

Un amigo lector me indica que ya puestos a especular con este tipo de cosas no descarte la posibilidad de que el Anticristo de las profecías pueda ser Trump o alguien muy próximo de su entorno, quien se manifestaría como tal el año que viene. Y todo lo del supuesto enfrentamiento entre unos y otros no sería más que una falsa bandera para engañar al personal.

 

 

 

 

El extraño caso de la vacuna premiada

Pese a los intentos borbónicos de hacer la pelota al tenebroso plutócrata antivirus, el prócer exterminador no se ha dignado aparecerse en cuerpo mortal por el ayer sustituto del Teatro Campoamor de Oviedo, el Salón Covadonga del Hotel Reconquista, con perdón de la morisma invasora. Otros muchos premiados extranjeros también han excusado su presencia. Su hueco se ha llenado con numerosos representantes del mundo de la Sanidad española, Premio de la Concordia. Tampoco se sabe nada, por cierto, de Su Emérita Majestad desaparecida.

Una pena. La rubia futura heredera si es que, gracias a la infatigable labor de Su papá y Su Gobierno, en el devastado Reino de España queda algo que heredar diferente de hambre, miseria y tiranía, se ha quedado compuesta y sin oligarca vacunador con el que chupar cámara globalista unos momentos de gloria.

Un autollamado filántropo que ha confesado sus intenciones criminales de pretender disminuir la población mundial a base de vacunar a quien se deje y no pueda huir a tiempo y mientras engorda su cartera.

Grandes motivos sin duda para un merecido premio borbónico. Pero, lástima, no le ha salido la jugada a los organizadores. Otra vez será.

Algún lector me recordará, oportuno, que en todas partes cuecen habas, y que si en el Reino de Noruega han perpetrado la ignominia de conceder el Nobel de la Paz a demostrados genocidas como Kissinger u Obama, aquí no tendríamos porqué ser menos. Lo que es muy cierto y en eso debo darle la razón.

De un tiempo a esta parte se observa cierta intención de los Borbones de mimetizarse con el terreno para mantenerse en la real poltrona de un Estado fallido, aunque sea en modo vicario, subalterno, en el globalista NOM. De ahí su cada vez más clara disposición a disimular las humillaciones y vejaciones, a no dar mucho la lata con todas esas zarandajas obsoletas de derechos civiles, soberanía nacional, cultura española, y todas esas bellas palabras engañosas y desleales para los súbditos a traicionar y desplumar.

El premiar a un personaje tan controvertido y siniestro como Gates por medio de uno de sus tinglados farmacéuticos puede entenderse como una forma de hacer méritos ante la criminal plutocracia globalista mundial. Pero me parece que resulta más bien inoportuno e imprudente, cuando quien acaso pueda hacer algo bueno por España, es un simple suponer, un mero deseo de agarrarse a un clavo ardiendo, sea el adversario a muerte de esta gente satánica: el “malvado” Presidente Trump.

Por lo demás, la ceremonia con estética antivirus y ambiente patético, triste, tuvo importantes variantes sobre la de años anteriores. Mostró un ritual castrado, como de funeral de corpore insepulto, aunque horizontal sin referencias verticales espirituales. No fue en el teatro Campoamor.  No había mesa presidencial en sentido convencional sino asientos desplegados a ambos lados de una alfombra de pasillo que atravesaba el recinto. Todos con su mascarilla y saludo masónico cuando tocaba.

Eso parecía la organización del acto y del espacio, una tenida blanca masónica. Que resultó deslucida por la ausencia de los premiados extranjeros más famosos lo que debiera hacer reflexionar a quien corresponda sobre la conveniencia de la oportunista concesión a según que personajes famosos. En la columna del Mediodía, los galardonados asistentes. En la columna del Norte, entre otras autoridades del Reino, acompañó a Sus Majestades un nutrido elenco socialista capitaneado por Carmen la de Cabra, la novia del ministro de Justicia y Presidente de las Cortes o el de la taifa asturiana, autóctono promotor de la oficialidad del bable como insustituible vehículo de cultura planetaria.

La heredera se mostró con cierto desparpajo. El Rey en tono sombrío, monocorde, apesadumbrado, patético, amargado, glosó algunos de los eventos y personas protagonistas de este siniestro año 2020.

Quiero resaltar los dos casos que más tienen que ver con el globalismo rampante.  El galardón a Dani Rodrick, autor del famoso Trilema, cuestión algo capciosa según y cómo se mire, a mi parecer. Rodrick defiende la imposibilidad de conseguir a la vez globalización económica, soberanía nacional y democracia. A mi me recuerda los planteamientos algébricos de compatibilidad o no entre número de ecuaciones y variables independientes. O la otra, más conocida, de la imposibilidad de ser a la vez inteligente, honrado y socialista. Ahora bien, el trilema indicaría qué es lo primero que se estaría sacrificando en cada caso particuar. En España, democracia y soberanía a la vez. En cierto modo, cabe intuir que la propia ceremonia ovetense no dejaría de ser su ilustración.

Y, por supuesto, la referencia a Gavi, Premio Cooperación internacional calificada de “encomiable trabajo” resultó un blanqueo, a mi juicio más que inconveniente e inoportuno, de la controvertida actividad de este tinglado de los Gates. La vacuna que quiren imponer de modo obligarorio contra las diferentes Convenciones y tratados internacionales de derechos humanos en vigor pudiera tener consecuencias terribles para la integridad físca, intelectual e incluso espiritual de sus víctimas de hacer caso a ciertos expertos. Se trataría de una vacuna basada en la manipulación del código genético de la víctima, una especie de marca de la Bestia profetizada en el Apocalipsis.

Para terminar su lúgubre discurso ovetense, Su Majestad pidió esfuerzo colectivo nacional de entendimiento y concordia, así como de superación. Recordó que las instituciones deben estar al servicio de los ciudadanos y del interés general, lo que de modo paradójico no dejaría de ser una confesión de su propia impotencia como Jefe del Estado para revertir la imparable degradación actual. Alguien del que se espera más que bonitos deseos y hermosas palabras. Pero, ¡ojalá Su Gobierno y cómplices en este proceso le hagan caso!

El Rey finalizó con una cita de Galdós que, aunque tomada por los pelos, siempre queda como algo culto y resultón.

 

 

 

 

 

 

Desfile de calamidades, ¿Símbolo del desastre?

En este doce de octubre se ha representado un simulacro de desfile de la Hispanidad.

Un acto con un simbolismo muy poco brillante, en mi opinión incluso desafortunado, aunque representativo del precario estado actual del Régimen. Así la ausencia del pueblo, al que en previsión de sus merecidas protestas han alejado de los actores de la función. El mismo lugar donde se ha representado ésta: no en las calles de  Madrid, donde en un momento memorable de la Historia de España la Nación se revindicó a sí misma, tomó conciencia de lo que le estaban haciendo sus propios dirigentes y el pueblo ofreciera testimonio de extraordinario heroísmo en rebeldía abierta contra el enemigo interior y exterior. Hoy, por el contrario, el ritual se ha enajenado a la ciudad y lo que representa como sociedad civil y se ha recluido dentro del propio recinto palaciego. Un símbolo del Régimen enrocado para protegerse aunque no tanto en defensa del rey. Con una pequeña representación de las Fuerzas Armadas, una cosa simbólica, porque para cierta parte del Régimen con el Gobierno de Su Majestad a la cabeza, el Ejército no es de fiar y no conviene que esté ni junto ni cerca.

En esta ocasión me ha quedado como un regusto a frustrado juego infantil. Como un desfile de soldaditos de plomo sacados de su caja de cartón NATO y vueltos a meter tras tan patriótica alta ocasión y hasta la siguiente vez, si toca. Un quiero y no puedo. O un quiero pero no me dejan. Una pena, por lo que se ve, al pobre soberano ya no le dejan ni presidir verdaderos desfiles. De modo que hoy, en ceremonia abreviada, adocenada y deslucida, no lucía el habitual uniforme de almirante curtido lobo de mar sino el mucho menos vistoso terno de general del Aire eso sí, condecoradísimo y con eficaz mordaza blanco azulada.

Es tremendo que Su propio Gobierno lo vaya arrinconando en el polvoriento doblao palaciego de los trastos viejos e inservibles. Y controlado por su santa y otros miembros de la Real Casa o del sorosiano Banco Santander.

Por desgracia, para colmo de males, la demediada ceremonia resultó afeada por un preocupante fallo que es de desear no resulte premonitorio. Otro símbolo de rendición y ¡con bandera blanca! Uno de los aviones dejó en el cielo velazqueño de la agredida capital de la no menos humillada nación una estela blanca de rendición en vez del esperado rojo junto al gualda. Sin embargo, para compensar Su santa esposa lucía abrigo de entretiempo color rojo pasión.

Como ya hemos indicado en claro simbolismo de lo que hoy representa el Régimen borbónico, el pueblo, dicen que soberano, había sido alejado de la función no fuera a deslucir ni la tramoya ni la guardarropía. Pero no se pudo evitar que el comprensible entusiasmo del público estratégicamente desterrado se desbordara cuando apareció el falsario testaferro de Soros y su banda ministerial. Enardecido, fueron aclamados al grito popular de “Asesinos” y “Dimisión” y otros que el lector puede imaginar…

Sin embargo, el desfile popular por las calles de Madrid fue propuesto por VOX y gozó de importante éxito.

Despechugao, descamisao, descorbatao, horroroso y tan espantable como es él, con guisa más propia de jaque tabernario o chulo de putas, lucía el Excelentísimo Señor Vicepresidente comunista posmoderno. Ninguneó su saludo de sucio gañán de majada universitaria al educado monarca. Sin embargo estuvo solicito y graciable con el Presidente del Supremo que ha de juzgarle y con el que departió a solas. Lástima que un tipo de tal jaez se haya escapado de la mili, donde cualquier eficiente cabo cuartel le hubiera enseñado a guardar el debido respeto al protocolo o la liturgia. Lo que le hubiera venido bien conocer en su actual poltrona.

Aclarado el argumento principal de la farsa, más simple que el mecanismo de un chupete, entre algunos enterados había cierto morbo por comprobar si el Emérito escapado también ofrecía espectáculo y se tiraba en paracaídas en plena ceremonia para denunciar a los diabólicos usurpadores ministeriales. Sus hinchas más alabanciosos y entregados sostenían que seguro se iba a aparecer en ocasión tan patriótica y solemne con papeles comprometedores para el enemigo. No ha sido así.

Vengan días y vengan ollas. Desde los tiempos de las capitulaciones de Bayona, las felonías de Fernando VI, o los más recientes crímenes de los rojos del anterior Frente Popular, o la profanación de la tumba del estadista que con su testamento originase el presente Régimen borbónico, parece constatarse una vez más que nunca más bajo habría caído España.

 

 

 

Con los madrileños como rehenes víctimas del despotismo gubernamental hoy sacan a pasear al Rey

Sí, con lo madrileños como rehenes víctimas del despotismo gubernamental hoy sacan a pasear al Rey. Oportunamente provisto de bozal, correa y chip identificador por si se escapa, el falsario hoy saca a pasear al Rey en la degradada y hostil Barcelona bajo el sucio despotismo de la maleducada miliciana meona. Parece una especie de compensación por el boicot de la entrega de los despachos judiciales, pero que, a mi modesto entender, aún deja en peor lugar a Su Majestad. Además de la humillación de ahora no te dejo, ahora sí, porque me sale de… la verdad es que el momento no puede ser más inoportuno.

La imagen de ambos dos, Su Majestad y el Presidente del Gobierno de Su Majestad, tan juntitos, tan a pachas, en un momento tan siniestro para los derechos civiles y libertades de todos los españoles y singularmente hoy para los capitalinos, muy entretenidos entregando premios prescindibles, cuando está hostigando vilmente a los madrileños no puede ser más desafortunada.

Inoportuno, desafortunado, pero también muy significativo. Una pena para lo que está quedando Su Majestad. Todo es muy triste y desalentador. ¿Un quiero y no puedo? ¿O quizás un ya ni tan siquiera quiero?

El falsario le ha cogido la medida a Su Majestad, que se muestra entregada al enemigo, desvalida e indefensa. Y desde luego imbel incapaz de defender a sus humillados y agredidos súbditos. Una desgracia. Como explicaba el Infante don Juan Manuel en su famoso apólogo De lo que le sucedió a un mancebo que casó con moza muy fuerte y muy brava, retomado luego por Shakespeare en La Fierecilla domada, cabe suponer que Su Majestad haya perdido ya tanta credibilidad, respeto y autoridad, que la cosa no tenga remedio aunque se decidiese a hacer algo.

A buenas horas, mangas verdes.

Quien mal anda, mal acaba.

Mal se queja, quien se deja.  

No creo que tenga mucho futuro, y menos en una familia que pretenda mantenerse en el trono y heredar algo, lo de dame pan y llámame tonto. Entre otras cosas porque para las zurdas españolas y también para los cada vez más súbditos y patriotas abandonados a su suerte, quien da pan a perro ajeno, pierde pan y pierde el  perro.

Si esto sigue así, con la crisis institucional cada vez peor, más pronto que tarde ya será generalizado el grito ¡De perdidos al río, digo a la república!

Comprendo que este breve texto rechina entre tanta alabanza y ditirambo como se suele gastar en estos casos por la prensa adicta y bien cebada, pero ¡qué le vamos a hacer! Reconozco también, que yo no valgo para Palacio, no sé lisonjear y tengo vergüenza.

Post Scriptum

Para que no se diga que no está bien amaestrado y la cosa no fuera ya de por sí suficientemente ridícula e inoportuna la mayor parte de su tópico discursito fue en catalán.

 

Fratelli Tutti

La última encíclica, o lo que sea, de Bergoglio titulada Fratelli Tutti en homenaje al pobre San Francisco al que el demagogo político argentino utiliza sin rubor ni rigor para blanquear sus propias opiniones sino prejuicios, puede entenderse como un panfleto político papal más. Un discurso propio de un mitin progre. De lobos con piel de corderos.

Un ejemplo notable de lo que con su gran agudeza Fortunata y Jacinta siguiendo a Gustavo Bueno calificaría de pensamiento Alicia. Una cosa que parecería redactada al alimón con ZP; el defensor de comunistas, narcos y canallas. Un texto superficial, simplista, más bien para un hombre sin atributos, sin lengua, raza, nacionalidad, ideología, nación o sexo, que nunca ha existido, existe ni existirá. Una especie de versión laica deformada para progres indocumentados de la antigua revelación católica con nuevas tecnologías. Una calamidad total y amén de una auténtica traición viniendo de quien viene.

Capítulo primero: Las sombras de un mundo cerrado.  Toda una serie de apuntes para un futuro imposible teniendo en cuenta la condición degradada original de la naturaleza humana, cuya superación y redención busca la Iglesia católica a través de la revelación y la administración de sacramentos… Idealismo armonista, solidaridad, ecologismo, progreso, tolerancia animalismo, feminismo, multiculturalismo, relativismo cultural y moral…

¿Ingenuidad?, la culpa ahora ya no la tiene el demonio, sino la derecha nacionalista o liberal que no dialoga…  ¿y el malvado Trump?Pero tampoco hay demasiada coherencia en el discurso. Unos párrafos desmienten a los anteriores.

El segundo capítulo, Un extraño en el camino se entretiene en una extensa exégesis de algunos textos evangélicos como la parábola del buen samaritano. Un pretexto para bajar la guardia emocional y, sobre condición pretendidamente evangélica, preparar el ataque pro globalista que viene a continuación.

El tercero, habla de la sociedad abierta sorosiana patrocinada por sus fundaciones mafiosas pero con el nombre de pensar y gestar un mundo abierto.

Desarrolla aquí el pensamiento Alicia de las sociedades abiertas que integran a todos. Sin olvidar la crítica al racismo, aunque no el del Plan Kalergi, glosa la Libertad, Igualdad y Fraternidad. Defiende la existencia de un Estado presente y activo….si la sociedad se rige primariamente por los criterios de libertad de mercado y de la eficiencia no hay lugar para ellos (se refiere a los desfavorecidos) y la fraternidad será una expresión romántica más.

Luego se inclina a reproponer la función social de la Propiedad. Un asunto asaz inoportuno en pleno escándalo Faucci de especulación y desvío de fondos vaticanos y de vaciado incluso de la propia cuenta privada de tan fraternal escritor por una modesta cantidad de veinte millones de libras esterlinas. Desde la protección de los gruesos muros del Vaticano y sus privilegios como paraíso fiscal impune para el lavado de toda clase y procedencia de dinero negro, Bergoglio pontifica que: los límites y fronteras no pueden impedir que esto se cumpla. Tampoco falta a continuación el demagógico resabio feminista en una sociedad de varones, es inaceptable que alguien tenga menos derechos por ser mujer (Por ejemplo, ¿el orden sacerdotal?). Luego sigue sermoneando a los empresarios (¿también las empresas en las que invierte la Banca vaticana?) sobre lo que está bien y mal…

En el cuarto capítulo lo que está abierto ahora es el corazón al mundo entero. Y por supuesto las fronteras. Con cuatro verbos para los invasores: acoger, proteger, promover e integrar. Aquí la frívola necedad del más siniestro y catastrófico pensamiento Alicia se desborda como en los mejores tiempos de Viridiana y sus caridades que terminarían como el rosario de la aurora o de Plácido y su famosa subasta de pobres. Soros, puro y duro, apenas sin disimulo, que parece ser el inspirador de este texto revelado.

Viene luego un demagógico conjunto populista de recetas vendo que para mi no tengo. No hay más que ver lo del reciente escándalo Faucci, sin olvidar el requisito de pérdida de soberanía. En efecto, según Bergoglio los Estados NO pueden desarrollar por su cuenta soluciones adecuadas. Dos disparates unidos: ¿Tendrán que obedecer a Soros o a Gates o  la ONU? O bien ¿Esto también cuenta para el propio Estado Vaticano o éste sí puede decir lo que quiera?

La estulticia continúa desbordada hasta alcanzar cotas de cursilería zapateril: “La llegada de personas diferentes, que proceden de un contexto vital y cultural distinto, se convierte en don, porque las historias de emigrantes también son historias de encuentro entre personas y entre culturas: para las comunidades y las sociedades a las que llegan son una oportunidad de enriquecimiento y desarrollo humano integral para todos”.

Parece deducirse de estas desafortunadas sino en la práctica canallescas palabras provocadoras que el «ingenuo» Bergoglio ignora u olvida interesadamente la tremenda realidad de los guetos de inasimilable fanatismo, del aumento de violaciones, violencias de género, mutilación de clítoris, sharia contra constituciones, delitos de todo tipo, abarrotamiento de cárceles o de propagación de enfermedades ya erradicadas que la invasión promovida por las mafias sorosianas produce.

El capítulo quinto se dedica a la mejor política

La cosa comienza criticando a populismos y liberalismo tal como el antiguo colaborador de la dictadura militar argentina los entiende.  Continúa criticando la economía de mercado y explicando las delicias y venturas del amor político. Todo un repertorio progre. Y colorín, colorado… este capítulo, no hay quinto malo, se ha acabado.

El sexto se dedica a Diálogo y amistad social.

No sé en la Roma vaticana. Aquí en España la palabra diálogo está muy desacreditada porque suele utilizarse para encubrir el engaño e imposición de sus planteamientos sectarios por parte de las repugnantes zurdas. O para tapar cobardemente las mayores o más indignas renuncias propias de sus supuestos opositores. Lo del diálogo social hacia una nueva cultura trae los tristes recuerdos a la llamada a nueva subnormalidad de nuestros degradados políticos depredadores, sobre todo los también patrocinados por el NOM.

Aunque lo de la nueva subnormalidad se desarrolla en el siguiente capítulo, el séptimo titulado Caminos de reencuentro.

Habla entre otras cosas de la memoria. Y también del perdón y de la reconciliación, considerados como voluntad individual. El perdón no implica olvido. Afortunadamente Bergoglio no aprovecha para criticar otra vez la labor evangelizadora de España en América, aunque sí la actuación nazi contra los judíos, o las bombas atómicas contra la población civil. O las persecuciones, o el tráfico de esclavos o las matanzas étnicas.

Critica la propia doctrina tradicional de la Iglesia sobre la guerra justa o la pena de muerte. A este respecto es una pena que no aproveche la oportunidad para llamar a capítulo a sus ocultos patrocinadores, el Deep State, el Partido Demócrata o el “filántropo” agiotista Soros o Bil Gates, el de las vacunas homicidas.

El tocho papal concluye con un octavo capítulo sobre las religiones y la fraternidad universal.

Aquí Bergoglio disiente del barón Holbach y su famoso tratado La Moral universal  porque la razón no consigue fundar la hermandad. Afirma también, esta vez con razón, que No puede admitirse que en el debate público sólo tengan voz los poderosos y los científicos. Y defiende la libertad religiosa.

Cabe destacar la afirmación de que A veces la violencia fundamentalista… es desatada por la imprudencia de sus líderes… los líderes religiosos estamos llamados a ser auténticos “dialogantes”, a trabajar en la construcción de la paz

Pero lástima que estas divinas palabras se vean desmentidas por convertirse el supuesto diálogo por la paz en rendición, traición o abandono de los católicos a los que se deja indefensos ante la barbarie. Con ejemplos tan recientes como el pacto con el Partido Comunista chino. El apoyo a un movimiento criminal anticatólico, comunista e iconoclasta como el promovido desde hace unas semanas en EEUU contra Trump. No habla de los asesinatos impunes de fieles en países islámicos. Ni de la destrucción de templos católicos incluo en países de tradición cristiana. O aquí, en España, el abandono a su suerte de la comunidad benedictina del Valle de los Caídos atacada por los enemigos, la posible demolición de la gran Cruz. O el consentir cobardemente la infamia de profanar la tumba de quien había sido merecedor de las mayores condecoraciones vaticanas por haber salvado a la Iglesia Católica española de su exterminio a manos de esos rojos tan dialogantes. Una forma de darles la razón a posteriori por sus horribles crímenes pasados contra fieles y clero. O contra la Libertad.

El  Llamamiento final según explica que las religiones no incitan a la guerra y no instan a sentimientos de odio, hostilidad, extremismo, ni invitan a la violencia o al derramamiento de sangre también resulta falaz e incompatible con los hechos históricos. Si no en todas o casi todas las religiones, al menos en el caso del Islam promotor de la guerra santa contra los infieles. Y para qué hablar de la religión atea del comunismo con millones de asesinados…. Increíble pero cierto.

Como hemos podido comprobar con la lectura de este pequeño espigado nos encontramos ante un documento propio del pensamiento Alicia. ¿O acaso de una canallada consciente? Un texto fundamentalmente político, a la mayor gloria del globalismo liberticida del NOM, un escándalo que encubre las auténticas causas y los causantes de lo que sucede con una verborrea progre, socialista inane, pero revelador, en mi modesta opinión, de en manos de quién está hoy la Iglesia Católica.

Nota de actualidad española, Post scriptum 

Para que no se diga, el gobierno del falsario va a resultar más papista que el Papa en su panfleto: está alojando a miles de invasores africanos en hoteles canarios.  Gratis total. Que Bergoglio no parece que se vaya a rascar su cuenta bancaria particular para ayudar en tan pía labor.

 

 

 

 

Tragicomedia en la Corte de los milagros

Dentro del drama español que va a poner a mucha gente al borde de la supervivencia en los próximos meses, se producen escenas de tragicomedia de enredo para mayor entretenimiento y distracción del personal mientras les santiguan los bolsillos. Unos súbditos que aunque se les niega o estorba el pan se les da algo de circo, aunque sea a cargo de fieras o payasos sin gracia. Así tal la reciente escaramuza con motivo de un acto protocolario más o menos importante, o quizás prescindible, cual es la entrega de despachos a la última promoción de jueces.  Los actores de esta escaramuza bélica, que aún no llega a la categoría de Episodio Nacional galdosiano,  han sido el Gobierno de Su Majestad contra Su Majestad. Una Majestad que, todo hay que reconocerlo, ha quedado asaz ajada, tanto como para llevarla a tintorería si es que existen tintes para planchar majestades, línea de negocio con futuro, visto lo visto.

En este momento las cosas siguen sin estar claras. La hipótesis más probable es que el Gobierno de Su Majestad le habría advertido a Su Majestad que no podía garantizar Su seguridad en una importante ciudad del territorio aún nacional. Si eso fuese así, el Gobierno de Su Majestad debiera dimitir al menos por incompetente sino por alta traición y afrontar los juicios que le correspondan por la comisión de sus infinitos delitos. Pero, ¿Es que de verdad estamos en guerra? ¿Contra quién?

El asunto desde luego es chusco. Recuerda la conocida anécdota del sitio de la embajada inglesa por una serie de manifestantes contra la ocupación de Gibraltar:

Señor embajador, soy el director general de Seguridad, ¿quiere que le mande más protección a la embajada?

No, no hace falta, me conformo con que no me mande más manifestantes.

Claro que el veto del Gobierno de Su Majestad a Su Majestad bien pudiera haber sido una imposición de los socios golpistas catalanes del Gobierno de Su Majestad que no desean que Su Majestad visite esa abandonada y sin ley parte de Su infeliz Reino.  Que el Gobierno de Su Majestad sea golpista contra Su Majestad no deja de ser una paradoja unamuniana o mejor esperpento valleinclanesco propio del Ruedo ibérico. Pero España y los Borbones somos así, señora.

Ahora bien, el papelón de Su Majestad también es por lo menos tragicómico. Tenía que haber ido sí o sí. Lo contrario es reconocer cobardía ante el enemigo, cosa que no se puede consentir en alguien que se pone vistosos uniformes militares de alta graduación en los desfiles.

Otro sí digo. Existe la hipótesis contradictoria de que Su Majestad habría llamado muy llorosa y compungida al Presidente del Consejo del Poder Judicial para quejarse de que Su Gobierno no le dejaba ir. Mal se queja quien se deja. En el acto de marras el juez lo habría trasmitido así en calidad de corre ve y dile real togado. Y el Gobierno de Su Majestad se habría cabreado y denunciado que habría sido Su Majestad quien en persona personalmente como diría el agente Catarela habría rechazado ir por esa razón de inseguridad. Que Su Majestad había traicionado al Gobierno de Su Majestad.

Para mayor confusión en este enredo, el propio Consejo tampoco se habría atrevido a protestar oficialmente al Gobierno de Su Majestad a favor de Su Majestad en cuyo nombre curiosamente se administra la Justicia en España. De modo que el incidente por su parte habría quedado en pellizco de monja.  Hay que reconocer que estamos en tiempos inciertos y las necesidades y servidumbres del escalafón no permiten fingir heroicidades.

A todo esto la parte declaradamente comunista del Gobierno de Su Majestad ha aprovechado para hostigar a Su Majestad, sin que el presidente del Gobierno de Su Majestad se digne defender a Su Majestad de los ataques del Gobierno de Su Majestad.

Y es que hay más y divergentes versiones del enredo:

Según unas, una vez lealmente informado por el Gobierno de Su Majestad, muy preocupado por Su seguridad personal, Su Majestad habría sido quien decidiera no asistir al acto. Y una vez comprendida el tamaño de la metedura de pata, en la misma heroica línea de Su emérito padre con los generales Armada o Milans del Bosch, una vez embarcado habría desmentido y dejado tirado al juez que había trasmitido su confidencia. Donde dije digo, digo diego, pensando que el ilustre togado no se va a atrever a desmentirle y habría de aceptar quedar como el villano embustero o intrigante de la película.

Según otras, tal cosa sería una burda intoxicación del Gobierno de Su Majestad para desacreditar a Su Majestad, probo varón de espíritu puro y pensamientos elevados.

Mucho me temo que entre las hazañas de Su Majestad y del Gobierno de Su Majestad los españoles lo tenemos muy crudo. Menos mal que como merecida penitencia por nuestra suicida mansedumbre pronto podremos practicar la voluptuosidad del ayuno, como decía el gran Valle, experto en esperpentos y gran conocedor de la Corte de los Milagros.

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.