Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Arquitectura sagrada en el Domingo de Ramos

De mis notas para una futura publicación acerca de los templos con estructura de árboles, singularmente de palmeras, rescato algunas que hoy, en el que se celebra el Domingo de Ramos, acaso poseen especial oportunidad.

Ente los templos con palmeras como pilares estructurales básicos podemos destacar algunos de gran belleza. En ellos las palmas son de piedra, lapis, de estabilidad y permanencia.

Así el precioso templo de los Jacobinos, en Toulouse (Francia). Se trata de una rara iglesia de dos naves separadas por una singular fila de esbeltas preciosas palmeras de piedra. Un templo extraño, elegante, bellísimo, donde se custodia la tumba de Santo Tomás de Aquino.

Acaso inspirado en otros ibéricos de hermosos árboles encantados en piedra como la colegiata de Berlanga de Duero, la Veracruz segoviana, Tomar en la sede de la Orden del Cristo de Portugal y los mozárabes San Baudelio de Berlanga o Santa María de Peñalba en Arnedillo. Pero de estos templos, su historia, arquitectura y sugestivo simbolismo, se hablará con detalle en otro futuro texto.

 

Por tierras de Segovia, frente al Alcázar, el viajero no participa de la indiferencia, casi menosprecio, de Fernando, el protagonista barojiano de Camino de Perfección, ante la preciosa citada iglesia de la Veracruz, antes templaria y hoy de la Orden de Malta. Una iglesia poligonal de doce lados, en el camino de subida desde Segovia a Zamarramala: “Era románica y debía de ser muy antigua; tenía adosada una torre cuadrada, y en la parte de atrás, tres ábsides pequeños”.

Al contrario, en estas pequeñas joyas de nuestra antigua arquitectura se hallan los mayores valores estéticos y lo mejor del alma o la espiritualidad española. Que en difícil sencillez sin apenas ornamentación trascienden su pertenencia al arte cristiano medieval para constituir artefactos universales de perfeccionamiento espiritual. De alquimia para el alma sosegada y receptiva. En este caso la arquitectura se encuentra en consonancia con ciertos rituales iniciáticos.

 

Si Machado rechazaba la religiosidad huera de la España oficial de su época sin embargo buscaba recuperar un Dios vivo, interior y esotérico.

Un Dios al que parecería más fácil encontrar refugiado en las modestas pero preciosas ermitas mozárabes o románicas que en las encopetadas y recargadas iglesias barrocas donde la retórica y la ostentación de Poder ahogan el Espíritu.

 

 

Inspiradas ambas, según algunos estudiosos, en la estructura de la Iglesia del santo Sepulcro en Jerusalén, la Iglesia de la Veracruz es bastante semejante en su disposición arquitectónica interior a la de la sede de la Orden de Cristo, antes caballeros templarios, existente en la villa portuguesa de Thomar.

 

 

En La Rioja remontando el río Cidacos desde Arnedo el viajero se acerca a Arnedillo, parada y hospedaje para poder visitar la ermita mozárabe de Santa María de Peñalba, más modesta pero de cierto parecido con la famosísima soriana de San Baudelio de Berlanga. Arnedillo es una pequeña y bonita población riojana cuyos orígenes se remontan al siglo X, cuando se funda la Castilla del conde Fernán González “islote de hombres libres en la Europa feudal”, como decía Sánchez Albornoz.

El interior de la ermita mozárabe de Santa María de Peñalba es muy sencillo aunque de notable belleza en su austeridad. Destaca en él la palmera que hace de pilar estructural en el centro de la misma. Desde el exterior de la ermita se puede admirar la panorámica sobre el valle del Cidacos, declarado Reserva de la Biosfera, es realmente bonita.

Arnedillo está rodeado de ermitas. Una muy curiosa es la de San Tirso. Ocupa una cueva irregular excavada en la roca antes que la de Peñalba datada en el siglo X. No deja de ser sugestiva la comparación de ese conjunto con el de San Baudilio de Berlanga, también del siglo X donde la cueva está situada dentro del templo y a la que se accede por una pequeña entrada en la esquina sudoccidental.

 

Berlanga de Duero, fue declarada Conjunto Histórico Artístico. Bonita población soriana reconquistada en el siglo XI por Fernando I está dotada de joyas arquitectónicas monumentales que demuestran su gran importancia durante el siglo XVI.  De urbanismo medieval fue cabeza de una histórica Comunidad castellana de Villa y Tierra, extraordinaria forma de ordenación territorial propia de hombres libres alternativa de los señoríos feudales medievales europeos.

Pero la monumental Colegiata de Santa María de Mercado que entraría dentro de la tipología de templos con palmeras de piedra destaca por su importancia. Sorprende un templo de tal calidad arquitectónica, belleza y monumentalidad en lo que hoy es una pequeña villa castellana. Pero no tanto si se recuerda la importancia que tuvo Berlanga de Duero especialmente durante su construcción en el siglo XVI.

 

Un poco más al Sur es indispensable visitar otra de las grandes joyas y una de las más singulares de la arquitectura española medieval: San Baudelio de Berlanga.

Un lugar que merece no solo ser visitado sino un viaje ex profeso para admirar su rara belleza. Para ello hay que desviarse de la carretera entre Berlanga y Atienza. Vista desde el exterior no se podría apenas intuir la insólita originalidad y belleza de su interior.Algunos de sus antiguos frescos se trasladaron a Nueva York y el Prado.

Se trata de otro templo mozárabe con palmera de piedra. Verdaderamente maravilloso.

Y también de un verdadero artefacto espiritual, un canal de comunicación espiritual, un centro iniciático extraordinario que causa admiración por su extraña disposición a cualquier estudioso o amante de la Tradición universal.

El pequeño templo se encuentra dotado de tres espacios iniciáticos. Una cueva a la que se accede desde el interior. Otro, junto a la plataforma superior del mini bosque de arcos de herradura. Y otro más oculto en la copa de la palmera principal que soporta la carga de la cubierta.

Un lugar en el que se comprende perfectamente la máxima de Platón de que La Belleza es el esplendor de la Verdad. Una reliquia preciosa de un tiempo que se nos manifiesta en su beatitud. Y una joya única que todo amante del Arte español no debe dejar de conocer.

 

 

 

La Izquierda no celebra ni reconoce al padre

Ayer hablaba de Arte y de Cultura, de padres e hijos. El Rey Lear, el clan Ichimonji, Los Borbones, son clanes o dinastías reales o de ficción en las que las relaciones entre padres e hijos eran lamentables, incluso manchadas de sangre. Y es que algunos tienen padres (y madres) de los que no cabría sentirse muy orgullosos.

No deja de ser motivo de reflexión que se promocionen hasta la vergüenza ajena y poniendo en peligro de muerte a la gente las orgías pro víricas de machorras psicópatas pero se olvide la esencial figura del padre excepto para denigrarle. Una figura de protección, de orden, que es fundamental en la formación psicológica tanto de unos como de otras. El animus que diría Jung destinado a unirse con el ánima en el proceso de evolución espiritual o de individuación psicológica. De maduración como ser libre y adulto. En cierto modo algo similar a lo que sostenía Platón en El Banquete. Un arquetipo odiado por los agentes malvados o inconscientes que combaten lo que llaman sociedad heteropatriarcal, sin olvidar la introducción y financiación de todas esas matracas posmodernas del neomarxismo cultural que hace estragos por estos pagos gracias a la promoción y la ayuda de las repugnantes mercenarias zurdas españolas.

Pero ¿es que nuestros zurdos acaso no tienen padre? Tenerlo, seguro que habrán de tenerlo por razones biológicas, pero ¿no lo conocen?

Y es que uno de los objetivos de la repugnante mercenaria zurda actual es la destrucción de la familia, lo que no empece el ejercicio del más descarado nepotismo entre sus adictos. Una contradicción. Sin ir más lejos y no aburrir, los mascarones de proa del actual proceso revolucionario, tanto Sánchez como Iglesias, colocan a sus mujeres en puestos de lo más alto de la cucaña más allá de sus propios méritos, en una muestra clarificadora de lo que significa el feminismo para estas gentes.

Pero la zurda existente en España, mal llamada española, tiene varios padres ideológicos. Los clásicos. No ya tanto los tradicionales antiautoritarios Bakunin o Proudhon sino la rama totalitaria marxista en sus diferentes variantes sionistas. Los bolqueviques y mencheviques seguidores de déspotas asesinos como Lenin, Stalin, Trotsky o nuestros Largo Caballero, Prieto, Negrín, Líster, La Pasionaria o Carrillo. Ahora reforzada por los Gramsci, Escuela de Frankfurt, Alinsky u otros neomarxistas, sin olvidar a las feroces hembristas posmodernas, nuevas ménades devoradoras de Orfeo. Apolo, la Cultura, es enemigo a destruir. Gentes mercenarias o desavisadas que ponen su énfasis no ya tanto en la clásica lucha de clases sino en la creación de grupos sociales a enfrentar entre sí en el afán de destruir la sociedad tradicional y sus pilares básicos como la familia.

Pero no deja de ser curioso como en el actual proceso revolucionario la izquierda española esconde sus crímenes históricos mediante la censura gracias a leyes inicuas y ya ni siquiera revindica a sus verdaderos padres. El proceso revolucionario hoy se produce mediante mecanismos diferentes del golpe de Estado convencional. Sin presentar su verdadera cara, del mismo modo que un virus infecta y destruye a una célula o a una bacteria. En efecto, el virus se infiltra, trastoca el ADN del huésped y éste engañado fabrica así las proteínas del virus no las suyas, hasta su total destrucción.  En esas estamos, y estaremos, hasta que no logremos reconocer al padre.

 

 

 

Aniversario del crimen

La violencia es la partera de la Historia” (Carlos Marx)

El maldito 11 M no solo fue un terrible atentado criminal causante de la muerte de dos centenares de personas y de miles de heridos o afectados sino el comienzo del golpe de Estado por etapas que disfrutamos y un día no solo de dolor sino también de infamia nacional, que puso en evidencia la estulticia y el grado de envilecimiento moral de buena parte del pueblo español.

Una fecha que supuso el pistoletazo de salida de la hegemonía del presente encanallado PSOE golpista, el principal beneficiario del crimen, sin olvidar a los demás enemigos de España. Sí, la pobre España que fue arrojada fuera de la pista y desde entonces no levanta cabeza, va dando tumbos de borracha noctámbula que no acierta la mano con la herida. Las cloacas cómplices de entonces, siguen hoy encaramadas a las más altas instituciones borbónicas. Una monarquía escondida, volcada en sus “negocios” e incapaz de defender a la Nación ni a sus súbditos. Un sistema disipativo, desguarnecido, arruinado, a merced del enemigo.

La memoria histórica nos dice que aún con todos sus defectos, bajo el mandato de Aznar España había osado levantar cabeza y liberarse parcialmente de su sometimiento a los intereses de Francia y Alemania o a los chantajes de Marruecos. ETA estaba siendo irreversiblemente vencida, los golpistas catalanes en decadencia. Algo que nuestros enemigos no podían consentir.

De modo que vino el golpe de Estado del 11 M, el encubrimiento con éxito de su autoría, y con él el desastre permanente y progresivo en el que nos hallamos desde entonces. La traición pública del PSOE, manipulando el atentado, compinchándose con el entorno de ETA y con los golpistas catalanes gracias, en especial, a las tenebrosas actuaciones de su franquicia catalana del PSC. La desgraciada política del siniestro ZP iniciando además las políticas neomarxistas de destrucción de la clase media y creación de colectivos subversivos financiados con dinero público, con cargo a impuestos y deuda… Un mercenario a sueldo de la narcodictadura criminal de Maduro, acusado de narcotráfico por las autoridades bolivianas, e investigado por la DEA, la agencia norteamericana anti drogas.

Continúa la deriva hacia el despeñadero de España como Nación y como mediana potencia internacional que ni el impostor Mariano el de los sobres ni su ambiciosa ayudante felona quisieron revertir incluso con mayoría absoluta. Un fracaso histórico con ribetes de traición de la “derecha” impostora que deja al régimen en posición casi desesperada. Porque el golpe sigue y sigue con nuevas leyes inicuas y negociaciones de igual a igual de las autoridades borbónicas con delincuentes.

Pero, pidamos porque las víctimas directas del crimen, en cierto modo por extensión lo somos todos los españoles, obtengan consuelo espiritual para sobrellevar con la mayor dignidad sus pérdidas y su desgracia.

En solidaridad con ellas ruego una oración por su memoria. E invito a escuchar esta versión de la Lacrimosa, del Requiém de Mozart.

 

Jiménez Lozano y la nostalgia de un mundo deshabitado

Conocí personalmente a José Jiménez Lozano hace muchos años durante un breve encuentro en la librería anticuaria de mi amigo Rafael Molina, junto a la iglesia de San Sebastián. Me lo presentó, estuvo comentando algunas cosas en relación con el Siglo de Oro. Creo recordar que buscaba un libro sobre o de Teresa, Molinos o algún otro protagonista de la  Mística española. No sé.

Cuando Jiménez Lozano se fue, Rafael y yo seguimos charlando sobre literatura. Era un auténtico privilegio hablar con Rafael, que no era un mercader sino un librero de vocación, una de las personas más cultas, acogedoras y amables que he conocido. Tengo la impresión de que cuando vendía un libro se llevaba un disgusto solo mitigado por el consuelo de que el comprador iba a saber apreciarlo. Por amistad o fraternidad bibliófila cómplice que no por negocio, me recomendaba o me buscaba ediciones raras o descatalogadas de libros curiosos. Una vez me proporcionó una ejemplar de Los Borbones en pelota, la irreverente pero lúcida obra de los hermanos Bécquer, que presté al hoy director de ABC y no sé si aún la conserva dadas las obligaciones de su empinado cargo.

Rafael abominaba de los “discípulos aventajados de Robespierre”, como llamaba a los insensibles encuadernadores demasiado dados a guillotinar sin respetar márgenes. Pensaba que uno de los mayores crímenes del socialismo patrio había sido cerrar la antigua Editora Nacional y destruir sus publicaciones so pretexto de que el malvado dictador procuraba mantener la Cultura y Tradición españolas, crimen por lo visto imperdonable para los herederos del sectario Iglesias. Un tipo maniqueo bronco. Un paleomarxista poco amigo de matices y distingos culteranos o de posmodernismos neomarxistas que sostenía que “sólo quedan dos clases sociales. La burguesa y la obrera.”  Y “que el odio entre una y otra tienen forzosamente que existir”.

Era la época de Estudio Uno y luego de La Clave, terribles y peligrosos programas afortunadamente sustituidos gracias al pertinaz socialismo por los exquisitos y filantrópicos Sálvame o Gran Hermano.

Por desgracia, mi amigo Rafael murió muy joven cuando trasladaba sus queridos libros a otro local cercano de la calle Santa Isabel.

No es casualidad, por tanto, que Jiménez Lozano frecuentase su librería. Un centro de pensamiento y de amor a la literatura española en el barrio madrileño de Las Letras. Lugar que guardo con especial cariño pues fue donde yo viví de niño y de joven, en la vecina calle de Amor de Dios protegido por el de mi familia.

Decía Cernuda que no es el amor quien muere sino nosotros mismos. Ojalá. Vamos desapareciendo poco a poco las gentes de las más veteranas generaciones españolas y no me parece que vaya habiendo suficiente recambio.  Como lamentable signo de los tiempos cierran librerías de nuevo y de viejo. Cada vez se lee menos y se ignora más. La prodigiosa Cultura española se ve hoy amenazada por una instrucción pública y una educación cada vez más deficientes y degradadas. Si los arbitristas barrocos soltaban latinajos viniesen o no a cuento para demostrar su erudito estar al loro, ahora lo moderno es colocar alguna bárbara palabreja gringa. Como si el español no tuviese cientos de miles de palabras en su Diccionario y hubiera que usar el comparativamente paupérrimo inglés, lengua de piratas y boxeadores.

El desprecio al español y nuestra Cultura se ha convertido en prenda de honor entre nuestras ágrafas autoridades encaramadas a la cucaña o los infames personajillos de la subcultura de masas vilmente promocionados por los prostituidos media que, como bien sostiene cierta valiente y hoy denostada personalidad política, se enriquecen arruinando a la Nación. Y dando coces a la Gramática.

Jiménez Lozano es una de las últimas personalidades desaparecidas de ese mundo que poco a poco va quedando deshabitado.  Como homenaje a su memoria y como recreo del alma sugiero la relectura de una de sus obras Guía espiritual de Castilla en la que nos invita a un viaje por la Castilla inmensa y eterna. Ese islote de hombres libres que además de por un paisaje, también lo es por el tiempo, por nuestra historia.

Una guía que comienza con la semblanza de una de las joyas del arte español. Nada más y nada menos que la ermita de San Baudelio de Berlanga.  Con su mítico tronco de palmera pétrea de copa iniciática, trasunto del Árbol de la Vida.

Árbol cuyos frutos ojalá permitan un nuevo renacer espiritual, intelectual y cultural de España.  Lo anuncia el salmo hilozoísta: «El Justo florecerá como la palmera»

Descansen en paz.

 

 

 

 

 

REMITIDO. Puesta de largo ministerial

Ecos de Sociedad. Puesta de largo.

Ayer tarde, en la sede ministerial de la calle tenderete número siete, vistió sus primeras galas como ministra la encantadora doncella doña Maria Irenea Montepillo Sinocorres, que realzaba su natural belleza morena de rompe y rasga con un precioso vestido palabra de honor con abotonaduras de plata sobredorada venezolana, abrochable por detrás, chaquetilla torera, zapatos «manolos» y demás vistosos complementos a juego. 

Acompañaron a la neófita en su primera gala ministerial sus Directoras generales de variabilidad sexual y derechos LGTBIJKLM, doña Purita, alias la fricadora y de Igualdad de Maltrato y Transgénero Interracial, doña Mariquita, alias la empaladora. 

Ayudaron a hacer los honores de la fiesta iniciática de la bella María Irenea sus primas, agraciadas con un puesto de funcionarias eventuales. Y su gata, su perra, su lora, su coneja y su salamandra (hembra), representantes femeninas de la hemi arca de Noé. También su madre, no hay más que una, al parecer el padre se encuentra en paradero desconocido.

La puesta de largo resultó muy trabajosa y asaz boicoteada por el pertinaz machismo existente. Es cierto que poner a una doncella de largo ministerial, sobre todo si no se quiere hacer el ridículo, no resulta fácil y hay que sacrificarse y estar en todo para que las cosas salgan medianamente a izquierdas.

 

Pero, según la malvada prensa fascista a la que no se permitió la entrada y a la que convendría dar un ejemplar escarmiento, la cosa no resultó tan perfecta y modélica como sugiere la nota de sociedad o proclaman los fans de la cadena secta.

Sí, lamentablemente la conspiración machista heteropatriarcal provocaría que el acto resultase algo deslucido. Se ha sabido que su primer proyecto de ley fue devuelto sin misericordia al corral tras sacar el temido pañuelo verde la presidencia entre gritos y chillidos de la afición, denunciando tanto el escandaloso desorden en la lidia como las notables faltas de ortografía y sintaxis del recién parido proyecto de corpus legislativo. Tampoco faltaron los gritos machistas del poco respetuoso respetable: “Irenete, Irenete, si no sabes torear pá que te metes.

Las Directoras generales citadas y el resto de su cuadrilla hicieron feos gestos a la afición, que por decoro no reproducimos, y luego se refugiaron en la enfermería con sendas varas de picador que querían meter por no se sabe dónde. Su apoderado, gente del bronce que no pudo disimular sus viejos resabios heteropatriarcales de protección a la hembra, retó muy jaque al que se atreviese.

Luego, intervino la autoridad dicen que competente y no pasó a mayores.

 

 

La recula

En el arte venatorio de la montería española se suele llamar recula a una técnica o práctica cinegética que consiste en situarse en retaguardia del avance de los perros que baten la mancha, en el límite contrario del teórico de huida de los animales. Las armadas de recula, peligrosas por la posibilidad del fuego cruzado, suelen estar formadas por furtivos, cazadores de fortuna o escopetas negras además de prácticos conocedores del terreno, y su éxito, de haberlo, no se suele medir por el número de ejemplares abatidos sino por la calidad de las piezas que suelen ser los animales veteranos ya resabiados, que rechazan su querencia natural de huida porque barruntan que es allí donde son más fácilmente burlados y abatidos.

Tal como se está poniendo la política española puede que empecemos a ver muchas armadas de recula, en que los estrategas de cada partido, antes que reforzar sus propios puntos fuertes, intenten aumentar las debilidades de sus competidores atacando sus retaguardias. E intentando recoger con tales mañas otra vez a los antiguos votantes burlados que ya no se fían de ellos, y con razón.

El PP parece haber adoptado diferentes estrategias en las dos manchas a batir en abril.

En el cazadero gallego se inclina por soltar todas las rehalas en la misma dirección, aunque tapando astutamente las siglas o marca de la casa. Y fía el éxito de la montería en la docilidad o falta de memoria de las piezas venatorias gallegas. Que si el mal menor, que si los otros aún son más nazionalistas, que si Galicia, lo único importante y demás tópicas gastadas retahílas que aún siguen causando efecto entre desprevenidos, inexpertos o incautos. Piensa que podrá liquidar todas las piezas, empujando los perros en la misma dirección contra las armadas.  Puede que quede encamado algún bicho resabiado y solitario harto de la normalización lingüística y demás marrullerías del régimen, que ya sepa por donde vienen los tiros, y no rompa por donde quieren llevarlo para su perdición. Pero serán pocos ejemplares, aunque buenos trofeos. Y en democracia, cosa de cantidad que no de calidad, lo que cuenta es el número no los valores morales o metafísicos que o bien nunca se tuvieron o bien se sacrificaron por el feliz disfrute del pilla pilla.

En el cazadero vasco la cosa está más complicada e incierta. La cuestión está en no desaparecer. Abandonadas sus gentes por el marianismo sobrecogido el centrismo sobrecogedor ha devenido en chasco. Es preciso recular. Para colmo, no todo el monte es orégano: hay asesinos latentes sueltos emboscados sin atacar mientras la actual complacencia borbónica con sus crímenes les facilite poder y mamandurria. Los amos de la mancha son los hipócritas ventajistas meapilas del PNV, el partido nazionalista del “Dios” sanguinario y racista sabiniano y de las Leyes viejas, injustas y apolilladas. Reforzados cuando es menester en su perenne pía y feliz gobernación tanto por los terroristas anteriores como por el felón y corrompido partido de Pablo Iglesias que traidoramente se ha pasado a la otra orilla del Nervión: El pijo socialismo de Neguri. Para montear en esta procelosa mancha el PP decide hacer un guiño a los antiguos patriotas nostálgicos y quita a soberbios, comodones e inútiles centristas acomplejados para recuperar viejas glorias de cuando fuera un partido con admirables gentes heroicas. Puro instinto de supervivencia y etiquetado de productos. Y es que entiende que su enemigo aquí y ahora es… ¡VOX! Aquí y ahora precisa apañar la recula. Si no con muchas piezas al menos que nadie arrebate los buenos trofeos de mérito. De modo que rescatado de las sombras decimonónicas del pasado, el veterano Iturgaiz, alias el músico, ha sido nombrado jefe de la armada de recula.

Vamos a ver qué puntería demuestran unos y otros.

 

28 de febrero. Día de la matria andaluza

Hoy 28 de febrero se celebra el día de Andalucía o de la “matria” andaluza según pretenden podemitas, hembristas y demás terroristas de la Gramática. Una cosa remotamente inspirada en la fementida patria con chilaba moruna imaginada por Blas Infante en algunos de sus peores delirios. Infante es el proclamado Padre de la Patria Andaluza, un orate de igual servicio en Andalucía que Sabino Arana en Vascongadas, Prat de la Riba en Cataluña o el primer Vicente Risco en Galicia. Todos con rasgos comunes, integrismo, fanatismo, racismo, antiliberalismo, aunque con matices distintos según cada región española.  Y es que, en efecto, a Infante le vino una querencia moruna, que con personal desparpajo asimilaría al hecho diferencial andaluz. No deja de ser interesante la utilización del Islam para promover el nacionalismo andaluz. Cuestión que presenta paradójicas sinergias con el multiculturalismo promovido por el Gran Capital financiero internacional y que no menos paradójicamente promueven las presuntas y desde luego cerriles zurdas españolas para debilitar a las sociedades y a los Estados nación.

La cuestión de la Andalucía política y el Islam no es nueva. Además del precedente de la aventura de Infante, en 1978 el ex seminarista y ex miembro del PCE Antonio Medina, converso con el nombre de Abderrahman, fue impulsor del llamado Frente para la Liberación de Andalucía (FLA) y luego con fondos marroquíes de la Yama ´a Islámica y la Universidad Averroes en Córdoba. Habsawi, imán de Sevilla de origen melillense, trata de recrear un Islam deísta, más relacionado con la tradición mística heterodoxa del sufismo y acaso con ciertas tendencias de la New Age.

Ya en 1986, un tal Muhammad al Mu´tamid funda el Frente Andaluz de Liberación para recuperar el mito del Islam tolerante como base ideológica de una futura Andalucía independiente de la malvada España integrista y destructora. Una mohatra parecida a la de Arana, Prat de la Riba o Risco.

Hace años hubo gente bienintencionada que consideraba el sistema autonómico como motivo de esperanza. País Andaluz es un curioso documento no muy profético ni científico, paradójicamente publicado en Cádiz por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas también en ese mismo año 1978, durante el periodo preautonómico, cuyo autor es Manuel Ruiz Lagos. El documento citado, muy interesante para comprender ciertos anhelos y esperanzas depositadas en el entonces futuro y hoy fracasado régimen autonómico andaluz, presenta una serie de “ideas” fuerza relacionadas con la configuración de la “nacionalidad” andaluza. Así, contra la sabiduría popular basada en la experiencia y expresada en el clásico “del jefe, del político y del mulo, cuanto más lejos más seguro”, se denuncia lo intrínsicamente perverso que es el centralismo y lo bueno que sería una Andalucía autonómica para curar sus males endémicos. O la validez del fisiocratismo para Andalucía. O la “devolución” de poderes al “país andaluz”. O la glosa del pionero Blas Infante, nacionalista andaluz fusilado durante la guerra civil, incluso con fotos en las que aparece disfrazado de pintoresco moro fantasmón, y de sus planteamientos políticos: el “liberalantismo”. En el fondo adaptaciones o recreaciones locales del mito rousseauniano: el hombre salvaje, en este caso el andaluz, es bueno y el Estado, España (o Madrid), le hace malo.

Pero volviendo a Blas Infante, el ensayo de Ruiz Lagos glosa de modo detallado su figura y su obra a favor del nacionalismo andaluz. Su defensa de la “dictadura pedagógica” que ha de promover el comunitarismo social y conducir a la felicidad de los hombres, aumentar las riquezas del espíritu y el poder para liberarlas. Su intento de promocionar un alma colectiva de la liberación, su apoyo al programa colectivista de Joaquín Costa si bien matizado con una visión fisiocrática a la andaluza. Una contradicción porque el cacique medra especialmente entre los lugareños. Y Ruiz Lagos nos habla de la nostalgia de Infante por la Andalucía islámica expresada en su obra teatral Motamid: “Andalucía se presenta en la historia como un dorado exilio pacífico ante las fuerzas de la barbarie norteafricana, demoledora y dictatorial y el empuje fanático intransigente de los reyes cristianos de León y Castilla”. Curiosamente, Risco echa la culpa de los males gallegos a las razas morenas ibéricas norteafricanas que dominan a los inteligentes y puros ejemplares rubios celtas gallegos. El tal Motamid es un islámico trasunto del propio Infante, convertido al Islam en 1924 con el nombre de Ahmad. En efecto, para Infante, Andalucía sería el ejemplo de la liberalidad y de la tolerancia, el punto más distante de los extremismos y del fanatismo. Cosa que de ser cierta también podría achacarse, y con mayor propiedad, a la Castilla originaria de Fernán González y los jueces Nuño Rasura o Calvo Laín, o de las behetrías y fueros de libre albedrío. La calificada por el  historiador republicano don Claudio Sánchez Albornoz como “un islote de hombres libres en la Europa feudal”.

Es preciso reconocer que tras varias décadas de autonomía las cosas están comparativamente peor para Andalucía que cuando se editara el esperanzado panfleto del que hacemos mérito. Muchos de sus males tradicionales se han agravado con la misma, incluida la pavorosa corrupción rampante consustancial a la hegemonía socialista. Hay que admirar como logro insuperable de la autonomía socialista por ejemplo todo el asunto inacabado de los EREs que deja en pañales la cervantina cofradía de Monipodio.

Desde la publicación de País Andaluz han pasado ya cuarenta años y de algún modo los viejos problemas persisten aunque transformados. La Andalucía autonómica, hasta hace pocos meses siempre en manos socialistas, lejos de haber mejorado en términos relativos, y por mucha nacionalidad que sea, sigue a la cola de España y como gran campeona de magnitudes negativas, incluidas las lacras de la incultura, del paro endémico y de la falta de movilidad social. Así, pues, el problema se ha revelado que no era la autonomía del pueblo andaluz más o menos desligado de la suerte del resto del pueblo español. Ni tampoco se ha demostrado que los andaluces fuesen mejores que el resto del pueblo español y que bastaría con librarse de la servidumbre de Madrid para alcanzar una anhelada edad de oro a la andaluza. Al contrario, en la práctica, a la luz de los hechos, la autonomía ha servido para retroalimentar el atraso cultural, moral, intelectual y económico de esa querida región española.

 

 

Monipodio en La Moncloa

Con gran aparato mediático, pompa y consideración que merecen tan distinguidos visitantes se ha perpetrado en el Palacio de la Moncloa, actual sede del Gobierno de Su Majestad, una reunión de golpistas y descuideros de varios partidos y partidas.  Muy jaque y pinturero el racista inhabilitado Torra con su cohorte de jayanes, rufeznos, traineles y mandilandines. Lisonjera y alabanciosamente recibido por el jayán de popa de la banda rival, lindamente enmucetado como primer ministro de Su Majestad, a su vez gentilmente rodeado de los suyos para hacer de las suyas.

Con sus respectivos séquitos, más grandes y dañinos que la terrible plaga de la langosta que asola África y parte de Asia, todos ellos acampados en la antigua nave de investigaciones agrarias de la E.T.S.I.A. habilitada para la ocasión. Sin olvidar a Zopiro, el citado por don Miguel Espinosa escribanillo del Lego de los Emolumentos, famoso por inventar una Regla para calcular en Dieciocho Jornadas el sueldo de una Autoridad.  Ni tampoco al no menos famoso exegeta Roxano. Colaboracionista, asimilado a Lego, recauchutado en cronista tras gozar diversos sustanciosos cargos. Recibió magras subvenciones para cumplimentar diferentes obras laudatorias o alabanciosas de la Parcialidad catalana. Así: Biografía del Prócer Pujol, ladrón, catalanista y mártir; Diccionario de Palabras Adictas; Encomio de Autócratas; Relación de Adjetivos Conformizantes; Catálogo de Nombres a Conformizar; Nueva Manera de Recontar Naciones o su famosa e inimitable Loa a Catalunya, máxima productora de porcino, sin contar la doble militancia…

Antes de comenzar el acto no faltaron las preceptivas oraciones de los ocupantes de las infinitas instituciones de Su Majestad por el heroico trono subido feliz escapado a las brumosas tierras del no menos filantrópico rey Leopoldo II para paradójica mejor burla de los corchetes, puñetas y justicias de… Su Majestad. Ni tampoco por la conversión del alma republicana del malvado Polifemo, gloria de la más pura raza catalana. Por cierto, ya digo, la misma Majestad tente mientras cobro de los jayanes de popa antes citados que se hace la guerra a Sí misma.

La razón declarada de la cosa era evitar las guerras entre mafiosos en pro del equitativo reparto del botín según respectivos méritos delictivos. Sin embargo, el micrófono instalado por un agente del súper comisario Villarejo no funcionó debidamente, de modo que en su lugar podemos poner la banda sonora de la célebre reunión de mafiosos de El Padrino.

El momento estelar debió ser la solicitud de los tataglia.cat de que se compartan los jueces, policías y periodistas. Hay que soltar a los ya condenados y escarmentar a los funcionarios honrados amén de explicarles quién en verdad manda en el Reino. Y su derecho a expandir territorios de bandidaje, en un renovado Lebensraun del democrático Reich catalán.

El primer ministro de Su Majestad a todo dijo que sí.

Arrasado y saqueado el campamento, los nuevos almogávares desvirga presupuestos se fueron y no hubo más.

Otro sí digo. El primer ministro de Su Majestad perdió el culo en coger el falcón milenario para dar novedades al tenebroso emperador de la Galaxia, el malvado Soros, amo del lado tenebroso de la Fuerza.

Ambos dos, Diofante, el milagrero portabocazas de la Satrapía Cismática, autor de una sin par obra intitulada Negación Total de Todos los Valores, y la exquisita chocho Montero alias la Bolsa o la Vida, ofrecieron un hermoso dúo de declaraciones para mayor regocijo del personal acreditado para tan alta ocasión.

Su Majestad se enteró por la Sexta.

 

CONVOCATORIAS. Presentación de libro de Poesía en el Ateneo de Cáceres

Hoy miércoles doce de febrero en la sede del Ateneo de Cáceres, calle general Ezponda 9, a partir de las ocho de la tarde, Agustín Luceño presentará el libro de Fran Ignacio Mendoza Antología del abismo. 

 

Se trata de un libro de poesía cuyo título es muy sugestivo y parece inspirado en la Teoría de la expresión poética de Carlos Bousoño o en Lo Numinoso de Rodolfo Otto.

 

 

 

 

 

 

Homenaje a Gregorio Ordoñez

Hace ahora justo un año escribía

«Hablando de «Memoria histórica» cabe recordar que tal día como hoy, el 23 de enero de 1995, festividad de San Ildefonso, fue vilmente asesinado Gregorio Ordóñez cuando comía con María San Gil por la banda nacionalista vasca asesina ETA, uno de los socios del actual gobierno de Su Majestad.

Pero la segunda muerte de Gregorio Ordóñez se debe al fuego amigo, la de su propio partido degradado por la pérdida de valores morales, las felonías y traiciones a España y la Libertad.

Remedo de los malvados e hipócritas pastores sacrificadores de sus ovejas so pretexto de lobo ajeno que con tanta lucidez nos cuenta el gran Cervantes en El coloquio de los perros. Esa gente bellaca, cobarde y mohatrera que hace lo contrario de lo que dice defender y para lo que ha sido elegida por votantes primero engañados y luego burlados.

La barbarie nacionalista requiere de sacrificios humanos, una vez sacrificados la verdad, el honor, la lealtad, la dignidad y la decencia. Pero, un cuarto de siglo después, debemos preguntarnos, ¿El sacrificio de Gregorio Ordóñez y el resto de centenares víctimas de los nacionalistas asesinos ha sido inútil?

Hoy parece evidencia de razón que nos encontramos más cerca que entonces de que España pueda ser derrotada. El golpismo controla muchas instituciones de la Monarquía incluido su gobierno y un parte apreciable del territorio nacional. Leyes inicuas hacen estragos y debilitan la amenazada condición de ciudadano español.

Más allá de la ideología política, el PP de Gregorio Ordóñez o de María San Gil constituyó una referencia moral para la nación española. Hoy parece que solo VOX ha recogido su testigo. No es de extrañar que ahora constituya el núcleo de resistencia contra la devastación nacional y que cada vez tenga más apoyos.»

 

Hoy, en el mismo día pero del 2020, cabe añadir que la situación aún está peor que el año pasado. Que el actual Gobierno del falsario, que recoge todo lo peor de la sociedad española, debe su amenazante vida a los herederos de la banda criminal que asesinara a don Gregorio Ordoñez.  

Pero la culpa de que hayamos llegado a este nivel de aberración no es culpa solo del falsario y su banda, sino de, en una u otra medida, del monipodio del fuenteovejuna las infinitas instituciones borbónicas españoles. Unas instituciones que en su momento sacrificaron al joven y valiente héroe para lograr permanencia en el cargo y que hoy lo vuelven a hacer, renovando el ritual, insultando su memoria. El partido del gobierno de Su Católica Majestad, aupado por filoetarras, también manda en coalición con ellos en Navarra.  E incluso supuestos «compañeros» del pobre Gregorio no tienen empacho en brindar junto a los herederos de sus asesinos.  Una felonía.

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.