Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

El retraso, «o el dolor vendrá después»

«El dolor vendrá después«. Copio aquí las palabras que le ha dirigido el rey al falsario felón con ocasión de la jura del cargo ante un ejemplar de la constitución. Sánchez ha prometido por su conciencia y honor, entelequias hasta ahora desconocidas. Pese a lo que pueda parecer, en realidad en el comentario real no hay «acritú» como decía el tocayo González, sino risueñas confidencias y chascarrillos entre colegas de la casta. El dúo había sido así: PS: «Ocho meses para diez segundos«. FVI: «Ha sido rápido, simple y sin dolor. El dolor vendrá después.»  Lo del dolor ¿poscoital? no deja de ser un comentario extraño salvo que fuese producto de la experiencia, lo que acaso ameritaría la realidad de ciertas atrevidas especulaciones sobre la biografía erótica del entonces príncipe. Supongo que Su Majestad no se refería a la falta de lubricante sino al retraso en dar a conocer «Su» Gobierno. Pero el caso es que una vez trincado el cargo o poltrona al falsario de la conciencia y honor se le acabaron las prisas que obligaron a la casta y al servicio a trabajar en domingos y en estas fiestas tan señaladas. Cerrado hasta la semana que viene.

Para unos se trata de humillar y escarmentar al crecido compinche jayán de popa de la banda rival para que no se vaya tanto de la lengua y comprenda quién es el verdadero Padrino. Para otros de hacer tiempo hasta que el Supremo deje de remolonear e inhabilite al golpista Torra. Periodista Digital sostiene que la causa se debe a la penúltima encerrona del falsario, la pretensión de que Iglesias y su banda abandonen las actas de diputados si quieren ser ministros. Otros dicen que el nuevo encumbrado Maduro necesita descanso tras las agotadoras jornadas de trapicheo y cohecho con unos, otras y otres.

Pero se trata de algo más simple como diría Ockham, el de la navaja.

Esta garita ha sabido, sin embargo, que la causa principal estaba en encontrar un manitas adecuado que fabricase un supletorio a la mesa del futuro consejo conseja de ministros, ministras y ministres. Al aumentar la horda gubernamental con media docena de miembros, miembras y miembres hay que buscarles sitio y acoplarlos. Incluso la sala se ha quedado pequeña para tamaña y abigarrada multitud.

No obstante, mientras tanto el Padrino estaría madurando otra de sus jugadas maestras, que tal sería dejar a la horda podemita compuesta y sin carteras. Porque, vamos a ver, una vez embestido toro no hace falta vacada. En los próximos cuarenta años, de palacio sólo le puede echar el amo Soros, una peste mortal, que lo del cambio climático al final resulte verdad, no funcione el aire acondicionado y se le recalienten los sesos, o que la Begoña le aplique la Ley de violencia de género y en justicia poética le ponga de patitas en la calle.

Y, además, quien amaña unas elecciones, amaña ciento. No hay más que ver el ejemplo venezolano, aunque el boliviano del narco Morales terminase mal para el tinglado narco comunista andino. Los podemitas no son buena compañía. Otro macho alfa con ganas de follar en la misma jaula daría problemas. Lo de la pareja bien aprovechada con cartera ministerial incluida en gananciales apesta a distancia, aparte que es un mentís al tartufesco feminismo declarado. Y, para colmo, cuando se termine de descubrir todo el pastel de la narco financiación la cosa se va a poner fea a nivel internacional. Incluso a los hipócritas supuestos coleguillas de la socialdemocracia posmoderna y posverdadera no les va a gustar nada tener un miembro fotogénico postinero con un gobierno relacionado nada menos que con el narcotráfico.

No queda más remedio. Va a haber que parar lo del supletorio de la mesa ministerial.

 

 

La Nación está desnuda

Uno de los maravillosos apólogos del Conde Lucanor es el bien conocido del vendedor de telas invisibles. Un cuento como otros de tan memorable colección copiado luego por otros cuentistas de varios países. Recuerdo que se trata de una mohatra por la que una banda de estafadores hace creer a los moradores de un infausto reino, absurdo rey incluido, que poseen una tela prodigiosa, con la característica especial de sólo dejarse ver por bien nacidos.  No existe tal, pese a que una vez “terminada” el rey muy jacarandoso se muestra tal como lo parió su madre aunque supuestamente vestido con tan milagrosa tela, pero nadie se atreve a ser el primero en confesar que es hijodeputa, hasta que un sirviente más preocupado por el sentido común que por el linaje denuncia el trapicheo mohatrero al grito de “el rey está desnudo”. Y a partir de él, marlasca el último, ya todos reconocen haber sido engañados.

La realidad imita al Arte, y me parece que esto es lo que pasa hoy con nuestra nación y su milagrosa vestidura constitucional. Si algo tienen de bueno las infames peripecias del falsario valido de Su Majestad y su encanallada banda es hacer ver a la gente la verdadera naturaleza mohatrera de nuestras supuestamente estupendas instituciones constitucionales, incapaces, sino cómplices, de parar la destrucción. Estamos como estamos, al borde de la ruina total de la Nación, gracias a que el tinglado constitucional es una chapuza infecta vendida como maravillosa tela capaz de engalanarnos a todos con precioso primor democrático.

Nada es lo que parece. No vivimos una democracia auténtica sino una oligarquía que disimula su despotismo real en lo verdaderamente importante con votaciones periódicas. Desde el 11 M se ha abierto un proceso revolucionario que ahora se desboca y se quita las  últimas caretas. Comprobamos, algunos con estupor reciente, otros lo venimos anunciando, que el tinglado constitucional está ya tan corrompido con una aluminosis tan aguda que amenaza ruina inminente a poco que se le empuje. Y lo que aún parece peor, que no haya reacción. El liquidador para colmo de paradojas no es un enemigo exterior sino el propio Gobierno de Su Majestad ayudado por otras felonas instituciones de la Monarquía. Un Gobierno formado o apoyado por escoria humana, por bolcheviques, terroristas, golpistas, narcobolivianos y presidiarios ya condenados. Un Gobierno cuya investidura increíblemente ha sido presentada a las Cortes por el propio Rey que debiera garantizar la defensa de la nación y los derechos de los españoles. Es decir, sin tela milagrosa, ya sin disimulos: es la Constitución contra la Nación.

De modo que, en resumen, hay tres grandes bandos:

Los anticonstitucionalistas que también están contra la Nación.

Los constitucionalistas que, conscientes o no, al cabo están contra la Nación por serlo como desgraciadamente se está comprobando en la práctica.

Los anticonstitucionalistas que lo son porque están a favor de la Nación y por eso mismo denuncian la mohatra del actual tinglado constitucional que ataca a la Nación.

No todos lo reconocen así. Pero es una tipología valida, al menos en aproximación, aunque desde luego el grado de gravedad sea variable.

Los primeros son los golpistas catalanes, meapilas ventajistas vascos, etarras y derivados, bolcheviques del narco, neomarxistas sorosianos, okupas, hembristas, invasores morunos, nacionalistas gallegos de todos los partidos, socialistas, globalistas de Ciudadanos, lumpen y delincuentes varios…

Los segundos son algunos restos socialistas de la tercera edad, bizarros peperos sorayescos, casados o solteros bajo la infame cuerda del traidor Mariano y algún que otro miembro de Ciudadanos y de VOX.

Los terceros son hoy un pequeño grupo en crecimiento. En teoría debiera estar claramente VOX si se quita totalmente de encima el velo de la demagogia y establece un buen diagnóstico del mal que nos queja.

Esta sencilla clasificación debiera contribuir a aclarar algunas cosas que, repetidas por la machacona propaganda demagógica interesada, aún confunden a muchos bienintencionados. Por ejemplo, la trampa populista del España suma, cuando el PP es miembro fundador y beneficiario del presente tinglado arrebatacapas. El PP es un abigarrado y contradictorio tenderete de falsa bandera, organizado por antiguos caciques regionales y mencheviques cobardes o camuflados incapaces de dar ninguna batalla en defensa de la nación y de los derechos civiles de los españoles. Gentes que colaboran en la despótica implantación de las infames directrices del neomarxismo cultural: Memoria histórica, homosexualización de la sociedad, debilitamiento familiar, hembrismo de género, aborto, invasiones, multiculturalismo, ecolojetismo…, Indudablemente, el PP es parte del problema actual de España, no de su solución. No obstante, a diferencia de los miembros del primer grupo, dispuestos a acabar a las bravas, el PP puede alargar la vida del moribundo mientras se le termina de esquilmar. Tarea importante para el bien nacional futuro es rescatar a sus votantes que no odian a España pero sin embargo, les apoyan.

Por eso, la dicotomía constitucionalistas anticonstitucionalistas no deja de ser engañosa. Para los que consideramos que la Nación, el Ser, el Sujeto, es primero y más importante que la constitución, el instrumento, la defensa de la constitución es asunto solo contingente, instrumental, temporal, acaso válido para oponerse coyunturalmente al enemigo, pero no un fin en sí mismo. La cuestión, mejor planteada, debiera ser: España, sí o España, no.

Tal cuestión debiera ser motivo de reflexión por sus importantísimas consecuencias estratégicas y de todo tipo.

Sin embargo, es preciso reconocer que lo prioritario hoy, lo más urgente, es parar el actual golpe de estado social comunista golpista etarra. Y no dividir fuerzas para combatir la dictadura y el saqueo que vienen.

Caída la ilusión de la tela milagrosa de los tramposos, la constitución actual ha demostrado que ya no sirve. Si de verdad se ama a la Nación ya no vale ser constitucionalista de lo que hay. Por no valer ahora ya tampoco sirve el argumento del paralítico de Lourdes, «Virgencita, Virgencita, qué me quede como estoy«. Pero, ¿qué cambio constitucional habría que promover? Lo que promueven los dos primeros grupos de la tipología anterior es la desaparición o voladura más o menos controlada de la Nación y, por supuesto, de lo que queda de su soberanía. Precisamente el cambio constitucional que habría que promover es el contrario. Intentar dotarse de instrumentos eficaces conforme a derecho que posibiliten combatir y desactivar a los actuales elementos de devastación, autonomías, nacionalistas, neomarxismo cultural, socialistas traidores, globalismo y adhesión acrítica a la UE y NOM, etc…

Para muchos españoles preocupados por la suerte de España, VOX es una esperanza, aparentemente la única ahora visible, de recuperar parte de la soberanía nacional perdida o malvendida en lucrativa almoneda por y para algunos. Pero también una incógnita por la enormidad de la tarea. Si no quiere convertirse en un más de lo mismo, necesita revisar su diagnóstico sobre las causas de nuestro actual desastre. Y una de ellas fundamental es la crítica de la Transición desde el punto de vista de la soberanía y de la chapuza de la constitución que establece un Estado no solo financieramente insostenible sino que además atenta contra la Nación. Esa soledad sin duda es muy difícil. Demasiado arroz para tan poco pollo argüirá escéptico algún lector. Desde luego que así es. De ahí la gravedad de nuestra situación actual.

Si al principio recordábamos una obra maestra de la Literatura española, para terminar y como moraleja podemos traer aquí por oportuna la lúcida sentencia de un conocido filósofo con ocasión del anterior agotamiento y desastre de la Monarquía: ¡Españoles, vuestro Estado no existe! ¡Reconstruidlo!

 

 

 

Galdós y las nuevas episodias nacionales

Supongo que muchos españolitos víctimas de la degenerada educación socialista y pepera apenas conocen al personaje y su ingente obra. Sin embargo, ahora que se conmemora el centenario de la muerte de don Benito Pérez Galdós no está de más recordar no sin nostalgia por el parnaso perdido lo que la obra y la propia figura del gran escritor canario ha significado para muchas generaciones de españoles. Una lección de patriotismo crítico y de amor a España, una dramatización de su historia y de sus costumbres e instituciones sociales. Un modo artístico de auténtica memoria histórica. La actual obra de demolición de España es también la de su lengua y su Literatura.

Un autor controvertido ya en su época, don Benito el garbancero, que también fue víctima de alguna que otra conspiración de envidiosos y miserables funcionarios de la Kultura para evitar que fuese galordonado con el Nobel. En esto algo parecido a las peripecias de otra humanista, doña Concha Espina, la Niña de Luzmela, autora de Retaguardia una de las novelas más interesantes y espeluznantes sobre el terror rojo durante la guerra civil.

Recuerdo que aún casi niño leía con admiración las peripecias patrióticas de Gabriel Araceli y su novia Inesilla en la edición de Obras completas de Aguilar de la biblioteca de mi querido padre. Unas peripecias que son las de la misma España. Una cartografía espiritual de ciudades emblemáticas, Cádiz, Madrid, Toledo, Zaragoza,… que merece la pena tener presente, junto con sus antiguos personajes, cuando se visitan años después.

No siempre lo narrado en los episodios galdosianos puede considerarse versión de verdad histórica. Un caso notable por su importancia estratégica para la suerte de España es el de uno de los 11 M de la época: el asesinato de Prim con sus posteriores verdades judiciales oficiales. Valle Inclán cuenta un comentario que le hizo a Galdós sobre la versión oficial con la autoría de Paul y Angulo: “Don Benito movió la cabeza: es posible que no haya sido Paul y Angulo … es posible… pero estas cosas no pueden decirse… en este episodio me hubiera gustado hablar de los negreros que financiaron la revolución… luego Cánovas los hizo senadores vitalicios y títulos del reino… tenía muchos datos pero está todo tan reciente… don Nicolás Estévanez me ha escrito. Tampoco cree que haya sido el autor del asesinato. Para don Nicolás han sido los alfonsinos…”

Su descripción de la Masonería de la época y sus intrigas políticas también es muy interesante y reseñable por su permanente actualidad.

Memorable especialmente la visión galdosiana de Toledo en su Ángel Guerra.  Completada en Toledo. Su historia y su leyenda. Critica aquí su decadencia: «El siglo XVII, que marca una atroz decadencia, así en política como en artes, crea en Toledo, como en toda España, una multitud de bárbaros e insubstanciales conventos, fundados por un fanatismo craso y una devoción poco ilustrada. ya no se ponen al servicio del culto aquellas artes tan bellas, tan ingeniosas y ricas, que fueron principal gala del siglo anterior. Se derriban palacios muzárabes y del Renacimiento para erigir esos desapacibles conventos de ladrillos, y esas casas de jesuitas, de que España está llena. La arquitectura es cosa muerta; y como por una especie de ironía, nace de sus cenizas una vil parodia, una caricatura, una burla, el churriguerismo, que pone su mano estúpida en todas las grandes catedrales de España, y en la de Toledo hace el transparente, que es un padrón de ignominia.» 

Interesantes y polémicas las ideas estéticas de don Benito. No sabemos si su crítica al Transparente acaso oculta alguna referencia freudiana al hembrismo o la homosexualidad, hoy tan de moda. O simplemente es solo un boquete efectuado en la bóveda del templo. Sin embargo, sea como sea, pese a todo, cuando paseo por la ciudad con la grata y sabia compañía de mis amigos toledanos Alejandro y Milagros a veces percibo la extraña presencia de viejos fantasmas como El Greco, Cervantes, San Juan de la Cruz o el mítico Ángel Guerra.

También digno de recuerdo por varias razones el escándalo político literario tras el estreno de Electra.

Ahora que no sabemos que futuras infaustas episodias nacionales nos tiene preparada la Providencia, ojalá sirva esta conmemoración del centenario para conocer mejor la obra titánica de Galdós y como homenaje a un gran español. Con perdón.

 

 

 

 

El inoportuno soroche de Errejón

No está siendo muy comentado el inoportuno mal que afecta a Errejón que le imposibilitado asistir a la primera jornada de investidura del traidor falsario, pero que aunque muy doliente y renqueante le ha permitido hacerse ver y votar esta mañana. Los votos de Más País, incluso solo el del hoy doliente Errejón son decisivos para no frustrar las ambiciones liquidadoras nacionales del felón y su banda. Y es que el soroche o mal de altura boliviano que se ha cebado con el tierno urbanita climático es muy inoportuno. O quizás muy oportuno según se mire.

Para ello tenemos que volver, ya nos hemos ocupado de este enojoso asunto en otras garitas, al episodio tragicómico de la fracasada incursión de nuestros rambos encapuchados junto con el personal diplomático en la embajada mejicana en La Paz para tratar de establecer su diagnóstico así como la terapia que precise. Según fuentes del gobierno del país andino la bizarra tropa de la biministra doña Margarita pretendía burlar la Justicia boliviana sacando de la embajada mejicana a varios peligrosos delincuentes acusados de terrorismo, fraude y narcotráfico, miembros del gobierno narco indigenista de Evo Morales, para llevarlos hasta la frontera argentina. Estos delincuentes refugiados tienen según las autoridades bolivianas las pruebas documentales de los delitos vinculados a Podemos.

Las autoridades de Bolivia investigan a Iglesias, Monedero, Bescansa y al propio Errejón por vinculación al narcotráfico del régimen indígeno- comunista depuesto y pretenden juzgarlos en la República andina o donde les sea posible. Según estas denuncias de las autoridades bolivianas Podemos se habría financiado mediante organizaciones interpuestas, de modo mafioso, gracias al narcotráfico establecido entre la Bolivia de Morales y el Méjico de López Obrador. El ministerio fiscal boliviano pretende citar a declarar a Iglesias, Monedero y Errejón así como a Zapatero y el juez prevaricador Garzón. La acusación de narcotráfico, un delito común, como puede comprenderse es gravísima en la opinión pública internacional. Que una formación acusada de financiarse gracias al narcotráfico internacional como la guerrilla colombiana pueda constituir el apoyo principal y formar parte del nuevo gobierno sancherino sería otro escándalo mayúsculo.

Si la cosa prosperase en algún tribunal internacional, el jefe Iglesias parece que intentaría burlar la acción de la Justicia escondiéndose bajo la supuesta respetabilidad del cargo de vicepresidente del nuevo gobierno del falsario.

Pero nuestro pobre Errejón no tendría otro escudo o burladero que el de simple diputado de a pie y además con pocos amigos. Se comprende así que súbitamente haya sido atacado por tan misteriosa invalidante enfermedad mientras el felón no le asegure sitio a salvo en su ecléctico futuro gobierno patera de bolcheviques, golpistas, narco-comunistas, etarras y demás noble y honrada patulea. También es verdad que su situación judicial aún pudiera ser peor si la investidura fracasase por su iniciativa sin haber llegado tampoco a algún tipo de acuerdo salvífico alternativo. Y aún peor si hubiera nuevas elecciones y ni siquiera conservase el escaño.

¿Aparecerá el pobre doliente en su escaño justo a tiempo para votar?

¿Con qué importante premio gordo o pedrea no gubernamental resultará agraciado el ilustre doliente, que no enfermo imaginario de Moliere?

La solución el martes. Atentos a la jugada.

 

Otra ocasión perdida

“¿Qué nos llevó a tal estado de cosas? La descomposición de los partidos políticos.” (Manuel María Arrillaga).

La subasta de votos da el triunfo, no al más inteligente, ni al más culto, ni al más prestigioso, sino al que mejor paga.” (Santiago Alba).

 “Cada elección es una calamidad, cada comicio, un mercado; cada elector, un esclavo; cada ministro, un sultán; cada candidato, un fomentador de la pública inmoralidad, y cada acta, un padrón de escándalo e ignominia.” (Emilio Castelar).

 

Los mismos problemas se repiten una y otra vez en nuestra Historia. Sin embargo, cuando se compara la biografía de Felipe BI con la de sus más cercanos antecesores acaso podemos notar como principal diferencia la falta de sentido del ridículo, de conciencia de la importancia de lo que representa. La vaciedad e irrealidad de su retórica estupefaciente que parecería una desconsiderada burla al oyente cuya ilusión o esperanza por algo mejor menosprecia. Su escaso sentido de la situación real en la Historia. El permitir las mayores humillaciones. El no gobernar en nada, y menos aún en casa, desde que la hoy poderosa Dinastía Rocasolano fuese entronizada con mando en Palacio. O su atroz confusión entre lo que significa tolerar y consentir. Tolerancia, virtud del valiente y del capaz que sabe discriminar lo que se puede o no aceptar. Consentir, defecto del inútil o del cobarde que no entiende, o no es capaz de oponerse a lo que entiende y es su deber hacerlo.

Tanto a su bisabuelo Alfonso XIII como a su padre Juan Carlos I se les pueden achacar muchos errores y desatinos, corruptelas o amoríos viciosos, pero no el que no quisiesen dejar impronta de su posición y de su teórico valor en calidad de reyes. El estar presentes en la realidad política nacional.  Es decir, un cierto sentido de patriotismo. De que representaban una nación de siglos, España.

No es el caso de Felipe. Carece de grandeza. Mediocre entre los mediocres, al que ni los mejores y dedicados de sus ditirambo alabanciosos podrían achacar, y eso con harta generosidad y suerte, otra forma de estar en la poltrona que la conocida como patriotismo constitucional, en su forma más funcionarial o de menor implicación. Como si la Nación española no fuese anterior a la improvisación consensuada entre próceres sin proceso constituyente de 1978. Y la propia chapuza constitucional no estuviese en la razón de ser de lo que hoy nos pasa, con una Patria, la de verdad no solo el tinglado normativo, en peligro cierto de desaparecer tal como ha sido durante siglos.

El tiempo juega en contra. Ahora no vale el famoso adagio taoísta de que quien no actúa todo lo gobierna.  Estamos cerca del punto de no retorno o de aquel que por el fenómeno de la histéresis haga que la fatiga de materiales sea ya tal que no pueda recomponerse ni volver a la situación de origen antes de la excitación o agresión.

Se podrá argüir que, en estos tiempos de sabotaje de descomposición inducida de los Estados Nacionales y de sus propias Culturas a mayor gloria del globalismo usurero, la desmembración de España y la posterior semi esclavitud de los hoy auto considerados ciudadanos ya ha sido decidida por los omnímodos poderes fácticos financieros internacionales. Que, en consecuencia, no vale la pena hacer nada, ni menos resistirse, sino hacerse el muerto como las zorras y esperar la orden para iniciar el anunciado exilio. Es posible, pero eso no exime de responsabilidad como último Jefe de Estado, aunque lo sea de un Estado en rápida descomposición.

El esperado discurso de esta noche, otro fracaso. Sin compromiso, tipo kitsch, sección coros y danzas, faena de aliño con capotazos con el pico de la muleta hasta atontar y luego secundar al perplejo respetable con estocada pescuecera. Anodino, sin embargo no le faltaron las consabidas matracas progres o hembristas del cambio del climático o la supuesta discriminación de la mujer española, entre otras falacias. Por contra, del multimillonario saqueo socialista andaluz o de las burlas de los golpistas, nada de nada. Un discurso decepcionante, malo en el fondo y también en la forma, leído de modo monocorde, como un autómata con poca inteligencia artificial y nula emocional. Otra ocasión perdida. Otro error, cuando el Trono se tambalea y cada vez hay más patriotas españoles que le vemos como parte del problema antes que esperanza de su solución. De poco sirve apelar a la fortaleza de la sociedad cuando son las propias instituciones de la Monarquía las que la amenazan.

No se entiende esa pasividad, esa aparente desidia, esa melancólica resignación salvo que se busque una jubilación anticipada. Un ERE por necesidades organizativas, tecnológicas o de mercado, que les permita disfrutar no ya de la cola del paro sino tranquilamente de su incalculable fortuna, tras un: Ahí os quedáis, mundo amargo.

 

 

Navidad en Kali yuga

Con el solsticio de invierno vuelve la Navidad, fiesta principal del Cristianismo. El nacimiento del Salvador se encuentra envuelto en densas brumas históricas. Los evangelistas Mateo y Lucas escriben sendos textos legendarios, no sin algunas contradicciones entre ellos, donde predomina la parábola o leyenda teológica sobre la historicidad de los acontecimientos. Por no saber, no se sabe si fue Nazaret o Belén el lugar de nacimiento, ni tampoco su fecha exacta.

Sin embargo, pese a las amenazas islámicas, las degradaciones y granjerías de los mercaderes o los intentos sionistas de desnaturalizar antes de acabar con la festividad de la Navidad y lo que representa para buena parte de la Humanidad, ésta aún sigue viva en mucha gente, entre los que me incluyo.

Me parece que influyen varias causas. El hombre es un animal de nido. La nostalgia de nuestra infancia en una familia protectora donde identificarnos con el Misterio de un Bien vencedor de las injurias y las tinieblas. El Amor como protección. Para mí, no sé si el amigo lector comparte esta inquietante sensación, estos tiempos traen un cierto componente de pena, de fracaso. No solo por la desaparición de seres queridos, sino a nivel personal y generacional al comprobar el deterioro de nuestra sociedad por lo que se podría haber hecho y no se hizo.

Pero, porque desde el punto de vista psicológico la Navidad constituye un arquetipo de la divinidad, de lo sagrado. Una forma de epifanía o de manifestación de lo numinoso. Porque la figura de un Mediador constituye una necesidad psicológica del alma humana, mayor cuanto más conciencia de criatura contingente, falible, inmersa en el Kali yuga, se tenga.

La desnaturalización o erradicación de la Navidad por el neomarxismo sionista cultural supone una amputación de nuestro Ser. Y el emborronamiento del dasein, del Ser ahí que decía Heidegger. De una forma de revelarse en el hombre y en la Historia el arquetipo del Bien. Y también de una forma de salir de sí hacia el mundo.

La destrucción impune de nuestra Cultura sin que se construya nada mejor, ni siquiera igual, sobre sus escombros. Algo parecido a como si terroristas iconoclastas arrojasen botes de pintura roja sobre los cuadros más hermosos de los grandes autores. O se acompañase con pitidos, consignas o matracas de lumpen embrutecido la audición de La Pasión según San Mateo. Los protagonistas de nuestros mitos, en el sentido griego, de revelación espiritual del término, son cambiados o desnaturalizados. Los ángeles son sustituidos por “elfos” en los anuncios mercantiles. Los majestuosos reyes magos por un gordo gritón de la cocacola.

Ahora, bajo la tiranía de la posmodernidad y de la posverdad, estas reflexiones sobre arquetipos, Mediadores, lo sagrado, ya no son correctas y deberían ser desechadas por anticientíficas, por no ser mercancías para el lucro, por ser cosa de malvados fachas sin remedio. Pero la Navidad es una invitación a la Resistencia.

Nuestra condición psíquica se halla amenazada por los agentes dominantes y manipuladores ce una civilización en trance de dejar de serlo. Las luces y adornos exteriores de las ciudades en campaña comercial no pueden suplir la propia luz interior, ni menos, en una visión hilozoísta la de la Naturaleza en el baile cósmico del Sol y La Tierra en la eclíptica.

No es la Luz quien muere o renace, somos nosotros mismos.

 

 

 

 

CONVOCATORIAS: Presentación de novela de la Editorial Lautana en la Librería Arenas

Esta tarde, a partir de las ocho en la Librería Arenas de La Coruña está anunciada la presentación del último libro de la Editorial Lautana.

Se trata de la novela de Emma Pardo: No lo olvides.

Presentarán el acto Javier Ozores y Juan Mariñas.

Se ruega puntualidad.

Eco Adviento

El tiempo litúrgico de Adviento, que da comienzo al año eclesiástico, celebra el advenimiento o venida de Cristo a este planeta. Estamos ahora, pues, en el marco de la civilización occidental en tiempo de Adviento o de preparación para la Buena Nueva del nacimiento del Salvador.  Cuestión de la que históricamente se sabe poco cierto, incluso los evangelios de San Mateo y San Lucas son contradictorios sobre este punto. Pero que el Cristianismo primitivo asoció por diversas razones tanto simbólicas como prácticas con la del nacimiento del Sol en el solsticio de invierno. Sea cual sea el planteamiento religioso de cada cual supone una etapa de renovación de lo mejor que habita en cada ser humano. Recuerdo con cariño no exento de nostalgia la tradición del calendario con ventanitas que los niños íbamos abriendo hasta ese día.

Pero ahora las cosas han cambiado. Y muchas a peor. La jerarquía de la Iglesia Católica durante el siniestro Bergogliato está cambiando casi todo, haciendo almoneda, en la línea de provocación de los sacrílegos “nacimientos” de la depravada Colau, de importantes tradiciones.

Además de otras fantásticas hazañas como insólitos documentos ecologistas o el llamado Sínodo de la Amazonía, por si aún quedaban dudas, el Bergogliato acaba de indicar por la autorizada boca de ganso de Parolín, Secretario de Estado del Vaticano, equivalente a gran visir, valido o ministro favorito del monarca absoluto, que “el Papa Francisco ha tomado el liderazgo a favor de esta Casa en Común, de la ecología integral”.

¡Toma ya! Menudo adviento. La Buena nueva no es ahora la llegada del Salvador al planeta, sino la “salvación” material, ecológico integral, del propio planeta gracias a los buenos oficios del camarada Bergoglio, la profetisa Greta, los pachamamones a su pachamamanera, los plutócratas sionistas, y sus prostituidos mercenarios encaramados a la cucaña de casi todos los gobiernos que preparan el NOM y entre tanto un nuevo súper timo global so pretexto del medio ambiente.

En este eco adviento globalista progre hasta en los telediarios se comentan las peripecias del periplo de la energúmena psicópata en su azaroso rumbo a la Lisboa antigua y señorial, con destino final la onerosa Cumbre del Cambio del Clima climático climatizable trasladada a Madrid por la insurgencia promovida en Chile probablemente por los mismos guionistas. Un sarao mohatrero del que me gustaría conocer si alguien ha realizado su correspondiente Evaluación de Impacto Ambiental, (EPA) aunque me temo que su Declaración (DIA) diera resultados demasiado escandalosos para ser publicados.

Los Reyes Magos seguían la estrella. La fanática energúmena bilderbergiana, el GPS del yate de sus ricos diletantes amigos del agio. Un GPS que lleva a la salvación del gran capital financiero algo alicaído en estas fechas con lo del reseteo, las rebeldías del díscolo Trump que no termina de pasar por el aro, los desfalcos, los intereses negativos  y varios grandes bancos en quiebra técnica.

Todo ello gracias a la acción redentora de los buenos bonos verdes sin olvidar el destino de sus elegidos al Paraíso fiscal de Bergoglio, donde hemos sabido ya guardan a buen recaudo sus sisas, ahorrillos o ganancias de comercios ilícitos con drogas, armas o blancas, muy previsores los filantrópicos amigos totalitarios del pío ecologista Bergoglio.

 

A lo largo de la Historia contemporánea siempre ha surgido algún oportuno personaje para encantar serpientes y borregos y mejor satisfacer los designios ocultos del Gran Capital financiero. Un tipo medio lumpen como Hitler, extraña criatura energúmena, que terribles desastres mediante, paradójicamente dio lugar como legado póstumo a la creación del Estado de Israel. Ahora, otro psicópata en forma de oportuna niña ignorante, fanática y unidimensional, pero también al servicio de oscuros intereses del Gran Capital financiero. La técnica consiste en la manipulación de las emociones para encubrir la irracionalidad de los planteamientos o propuestas. Y en repetir una idea por absurda que sea hasta que se haga de obligado seguimiento. Incluso acosando y difamando a los que se oponen a ella. Tal pasó con el anti-judaísmo o el lebensraum y la auto declarada evidente superioridad de los arios en Alemania. Y otra cosa parecida ocurre ahora sustrayendo de la investigación científica un fenómeno natural para llevarlo al terreno del marketing y la propaganda. Insultando incluso a sus oponentes con términos como negacionistas, fascistas o de extrema derecha.

Otro asunto de colusión entre los intereses de las grandes corporaciones y los corrompidos neomarxistas posmodernos de este siglo. Una nueva forma de saqueo de lo que queda de la clase media para financiar al oneroso sistema global, mediante una renovación del catálogo de productos. Ni la venta de armas, ni el tráfico de drogas, órganos o esclavos sexuales, ni determinadas actividades farmacéuticas o de la agroindustria, acaso ya en la línea de los rendimientos decrecientes, presentan el prometedor alcance financiero futuro de esta nueva actividad de los bonos verdes y similares. El robo de los EREs será cosa de paletos artesanales comparado con lo que se avecina.

La granjería del tinglado de los bonos verdes y similares hoy se puede instrumentar con ventaja gracias a las nuevas tecnologías, aplicadas a la alienación y dominación. Bien con la zanahoria, como las aclamadas jeremiadas de la niña energúmena reproducidas por la prensa y televisión  prostituidas del Sistema. O bien con el palo, con armas letales como el H.A.A.R.P. (High Frequency Active Auroral Research Program) o los conocidos chemtrails que nos amenazan desde los cielos. Con los avances en las técnicas de control del clima las hipotéticas agresiones contra los pueblos disidentes se podrían achacar a fenómenos naturales producidos por el cambio climático de origen antrópico. Antrópico, sí, pero de falsa bandera. Un caso de estos quizás pudiera ser la sospechosa gota fría, rebautizada ahora como DANA en neolingua, que tan fuera de temporada está amenazando ¡en diciembre! el Levante español.

Esto cada vez da más miedo. Y creo que uno de los mayores problemas que tiene la Humanidad es que mucha gente está en Babia, o se cree que los burros vuelan con o sin patinete eléctrico a pilas. Y otro la deriva institucional hacia la mohatra sin escrúpulos. Casi nadie actúa como se supone debiera en razón de su misión o razón de ser. Ni la Universidad, ni los intelectuales. Ni la Prensa y TV en poder de oligarcas que emplean como instrumentos a periodistas muchos de ellos zurdos sin idea de nada o a acobardados. Ni las instituciones nacionales defienden ya a sus pueblos del acoso globalista contra su bienestar, Cultura y teórica soberanía. No es ya el Mal, sino que el Bien no se le oponga. Desde luego que en tales mohatras institucionales hay deserciones especialmente sonadas como las de Bergoglio y su Curia. Pero en este marco de linchamiento del disidente cada vez hay menos gente que por ignorancia o justificado temor a la represión se oponga al tenebroso dominio del Kali yuga.

Pero, estamos en tiempo de Adviento. Y como dice la Liturgia de este esperanzado tiempo:

Dejemos, pues, las obras de las tinieblas y vistámonos las armas de la luz…

Rogamos Señor ilumines las tinieblas de nuestra alma…

El Señor nos dará todo bien y la tierra producirá su fruto…

El Señor está cerca, nada os inquiete…

 

 

Tribadas por el socialismo

La verdad es que hasta hace un par de años poco más o menos no sabía de la vida (poco ejemplar) y milagros (falsos como su colita)  de un o una o une tal Beatriz / Paul Preciado nacido, nacida o nacide en Burgos cuando lo del famoso juicio. Eso fue durante una curiosa sesión del Ateneo de Cáceres bajo la máscara de ¡un ciclo de Filosofía! El orador, creo que era un profesor de algo pero no sé de dónde, ni tampoco recuerdo su nombre. El caso es que muy serio, conmovido y puesto en razón, dada la categoría epistemológica y moral de las revelaciones, explicaba a una audiencia más complaciente que perpleja alguna de las ingeniosas teorías de Preciado. Recuerdo entre el rosario de sandeces la verdaderamente novedosa amén de revolucionaria de que el sexo es un invento del Estado. Sí, sí, tal como lo oyen. De donde en buena lógica se deduce que antes de que hubiera Estado no había sexo. Y eso en todo un solemne ciclo de Filosofía del Ateneo cacereño.

Hoy de nuevo Preciado está de actualidad por un texto, texta o texte en el periódico vespertino El País en el que aboga porque las mujeres tengan su propia pistola cargada y a punto para practicar el tiro al blanco con los malvados varones heterosexuales. Gentes entre las que me incluyo por lo que formo parte de la especie amenazada y en vías de extinción por el femi comunismo. Ideología criminal que quiere imponer, y lo está logrando aquí en este calamitoso Reino, el neomarxismo cultural del Partido americano de Soros y Alinsky donde toda aberración tiene su asiento. Me refiero como el lector ya habrá adivinado al Partido Demócrata del que la PSOE es franquicia en España. Según Preciado y El País la heterosexualidad es peligrosa. Sí, sí, eso dicen.

Que haya gente zumbada es muy de lamentar. Y aún más si en vez de ser tratados por la Psiquiatría se convierten en peligrosas referencias de la progrez y sus rebaños para mayor engorde del gran capital financiero que los paga y promociona. Así, Preciado o la virtuosa niña Greta. O las despechugadas tribadas por el socialismo.

Que a este juego criminal se presten los antiguos tenderetes políticos y sindicales del proletariado supuesto enemigo histórico del gran capital sólo se comprende en la medida que crean gravísimos problemas sociales, desestabilización e insurgencia revolucionaria y sobre todo subvenciones, desfalcos, déficit y deuda soberana con sus onerosos intereses asociados que cada vez se llevan más parte de los presupuestos en detrimento de lo que se puede dedicar a la verdadera Política.

No suelo ver la tele, pero hoy mientras comía ancas de rana he contemplado a toda la onerosa plaga política de langostas muy compungida por lo de la violencia de género, todos muy bien colocados para salir en la foto de la televisión gubernamental extremeña. Estos sí que nos han salido rana, pensaba. Quién nos iba a decir hace unos años que íbamos a acabar así: haciendo ostentación de lo obvio como justificación del desfalco y el desvarío.

Es obvio que toda persona de bien, sean cuales sea sus ideas, está contra la violencia gratuita en especial cuando se ejerce contra el más débil o indefenso. Sin embargo, el tenderete del género es un instrumento del subversivo neomarxismo cultural que hoy  promocionan los mencheviques y bolcheviques de toda la parásita partitocracia borbónica con la hasta ahora meritoria excepción de VOX. Una fuente de propaganda para el Partido Socialista, el de los desfalcos y los escándalos, aliado de violentos etarras y golpistas. Un partido que al mismo tiempo que protesta por estas enojosas cuestiones machistas carece del menor empacho en mantener en sus listas, acaso para mejor blindarlo, a un presunto pederasta que formaría parte sustancial de la red de pederastia vasca que se vincula al fotógrafo Cabezudo, ya condenado por obstrucción a la Justicia y en espera de juicio por otros delitos de índole sexual. Sin olvidar a otro filantrópico político socialista condenado por maltratador, Eguiguren, no uno cualquiera sino nada menos que presidente del Partido Socialista vasco.

En medio del escándalo Epstein, el problema de la pederastia practicada por parte de los poderosos, y en especial por miembros del Partido Demócrata y de las élites globalistas con tanta influencia en España no parece que haya mucho interés en abordarlo. Pero lo que cuenta, por ejemplo, la duquesa de Medina Sidonia en su libro La Ilustre degeneración es terrible.

Entre tanta demagogia y desvarío no sé yo si habría que establecer un Día del sentido común y contra la demagogia. Pero estaría desierto o sería declarado subversivo por el Fiscal General del Reino y la Prensa, TV y Radio del Régimen.

 

 

Recomponer los platos rotos (8)

Entre tanta zozobra, humillación, robo e incertidumbre, como consolador jolgorio recordemos una letrilla de impacto notorio

“Oyente, si tú me ayudas

Con tu malicia y tu risa,

Verdades diré en camisa.

Poco menos que desnudas.

Grande cosecha de Judás

Dicen que ha de haber ogaño,

y hasta el muchacho de un año

Judás infuso tendrá.

Ello dirá

Y si no,

Lo diré yo

— 

Sólo hallo una invención

Para tener los dineros

Que es no tener extranjeros

 —

Más vale para la rueda

Que mueve los intereses

El bajar los ginoveses

Que no subir la moneda

— 

Entrese por los resquicios

la justicia a castigar

que es pereza registrar

y no decir los oficios.

Bastan y sobran indicios

Para quien nada bastó

Y de quien tanto tomó,

Venganza se tomará.

 

Ministros y ministriles

Que tienen uñas buidas

Edifiquen con las vidas

Y no con los albañiles.

El que nació ente candiles,

Se pasea ente blandones.

Los nombres tienen sin dones,

No las recámaras ya.

Ello dirá

Y si no,

Lo diré yo”

 

Copiemos también otra sátira quevediana sobre el Estado de la Monarquía

«Toda España está en un tris

Y a pique de dar un tras,

 —

Cataluña, lastimada

Con marciales desafueros,

Suplicando por sus fueros,

Está ya desaforada

Que suele tal vez, negada

A los vasallos la audiencia

Apurarles la paciencia

E irritada la lealtad

Perder a la majestad

El respeto y la obediencia»

 

Y, por último, el conocido calambur

«Entre este clavel y esta rosa, Su Majestad escoja»

 

Este calambur quevediano como muchos de sus otros decires, investigaciones y sugestiones sigue siendo de asombrosa lucidez y actualidad, amén de los satíricos antes reproducidos: Execración contra los judíos, La rebelión de Barcelona, La fortuna con seso y la hora de todos, en especial, de los Monopantones

Clavel blanco, rosa roja,… la verdad es que entre los cortesanos de Palacio y sus tentáculos mediáticos, incluso los más adictos y entregados a la glosa ditirambo alabanciosa no existe unanimidad sobre de qué pata cojea como doña Isabel ni menos sobre qué prefiere Su Majestad Felipe BI. ¿Claveles o rosas? Será una rosa, será un clavel…en el mes de “mayo” te lo diré. No parece que haya que esperar hasta mayo cuando la cosa está tan chunga, y puede que para entonces ya sea demasiado tarde…

Ser o no Ser, ¿qué es más elevado para el Espíritu?” Se lamentaba otro príncipe en grave crisis. Pero más allá de sus preferencias más íntimas o personales, ¿está en condiciones de elegir? Lo que suceda en el Reino de España, huero de soberanía real por abandono o incomparecencia de sus supuestos campeones y adalides, incluso su permanencia o no en el tambaleante Trono, probablemente dependa más que de la propia voluntad del resultado de la actual descomunal batalla entre Trump y el Deep State globalista sionista sorosiano. Entre patriotismo y globalismo. Entre libertad y esclavitud. Entre tradición y nuevo despotismo. Entre don Quijote y los bellacos encantados de progres filántropos por el gigante Malambruno.

España está en un tris, y a pique de dar un tras. Pero si inconveniente fue aceptar ser condecorado por el enemigo, e inoportuno su viaje a Cuba, aún más rara resulta la vendida como privada, ¿”privada” en momentos tan graves para la Patria?, visita a EEUU para celebrar cierto aniversario en el gran centro jesuita de EEUU.

No ha trascendido con quién y dónde se ha entrevistado el Jefe del Estado en apuros tras las felonías y humillaciones a su persona y a la propia institución que representa, de su jefe de Gobierno en funciones.

Ante tal falta de transparencia y negra incertidumbre las especulaciones se desatan. ¿Ha ido a pedir instrucciones? ¿A comprobar in situ cómo va la guerra entre los patriotas de Trump y los globalistas del podrido Partido Demócrata del que la banda PSOE es franquicia en España? ¿Se habrá entrevistado en secreto con el filantropófago o algunas de sus siniestras terminales?

Otros, más maliciosos, intuyen que haya podido tratar de que el jesuita Bergoglio le guarde algunos ahorrillos en su paraíso fiscal vaticano lejos de miradas indiscretas como está haciendo con grandes personalidades políticas hispanoamericanas como Maduro, Correa, Santos, Lula da Silva, Kirchner o Morales.

Tampoco hasta el momento ha dicho esta boca es mía por la descomunal magnitud del escándalo protagonizado en el feudo andaluz por el partido de la rosa, pilar de su régimen. Nada sobre el saqueo, la humillación y descrédito de las instituciones cuyo buen funcionamiento se supone debe arbitrar. Nada tampoco de exigir devolver lo robado a sus indefensos súbditos. Nada sobre el golpe permanente en Cataluña. Nada sobre el escandaloso ninguneo perpetrado por la pareja bolchevique y sus cómplices etarras, golpistas de toda calaña y tartufos arrebaña cupos.

Unos súbditos abandonados a su suerte que, pese a la propaganda estupefaciente, van comprobando con cada vez mayor lucidez y claridad el grado de vileza y deterioro alcanzado por las instituciones borbónicas, constituidas en grave amenaza para su bienestar.

Pero, habrá que decidir y más pronto que tarde, aunque sólo sea por el interés práctico de intentar salvar la Corona que no se concibe sin la supervivencia de España como nación.

Recordemos los planteamientos de sustitución o adaptación de oligarquías de Popper en su famoso texto La sociedad abierta y sus enemigos, que dicen es el libro de cabecera que inspira al filantropófago Soros: “Según Tucídides no se detuvieron ni aún ante la más abierta traición. Como suele suceder con los oligarcas, los intereses de clase fueron más fuertes que su patriotismo”.

¿Oligarquía o Monarquía? ¿Ser un oligarca mercenario más que busca su futuro hueco en el NOM, o ser un verdadero Rey? La clave, una vez más, la tendría la clásica tipología aristotélica. Que es la consecución o no del Bien Común como objetivo o razón de ser de la actividad política. El Bien Común no se encuentra en plegarse a los bastardos intereses globalistas del gran capital internacional sino en el Patriotismo, en el respeto a la Nación que se supone representa.

Como decía el maestro Quevedo: “Entre este clavel y esta rosa Su Majestad, escoja”.

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.