Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Hispanidad, 2019

Hemos sabido que la Casa Real está muy preocupada e incluso indignada y ha exigido responsabilidades. No por la infame profanación de la tumba del que fuera instaurador de la Dinastía. Ni porque su felón y despótico gobierno critique y acose a las Fuerzas de Orden Público por el delito de defender a la Nación española y la legalidad vigente. Ni porque parte del Estado se encuentre en rebeldía e incluso su máximo representante en Cataluña apoye a los terroristas. Ni por las sospechas de posible pucherazo en el recuento electrónico de los votos. Ni por la corrupción rampante del partido del gobierno y del principal de la oposición. Ni por el deterioro de la convivencia promovido por el encanallado falsario en funciones. Ni por la nueva crisis económica que ya enseña la patita.

No, la razón de esa preocupación e indignación está mucho más justificada: Aprovechando que la real familia había asistido a un concierto en un lugar público ¡unos desalmados se habían hecho un “selfi”! ¡Verdaderamente intolerable!

 

El doce de octubre se celebra el día de la Hispanidad. De momento, no sabemos hasta cuándo. Porque al parecer se “celebra” por los que no creen en ella. Y, en efecto, actúan en su contra.

Visto lo que nos ocurre hoy, instalados en tanto complejo y mediocridad, nadie podría creer la gigantesca, descomunal y grandiosa  labor de España hace medio milenio.  Que nuestros antepasados pudiesen hacer lo que hicieron, una de las mayores hazañas de la Historia. Este año además se celebra otro gran evento histórico que el felón gobierno socialista del falsario intenta tapar. El quinto centenario de la primera vuelta al mundo por Juan Sebastián Elcano. Una gesta extraordinaria.

Pero no todos lo ven así. Aquí, los del famoso “España nos roba” herederos y discípulos de los Sabino Aranas, Castelaos, Infantes o Prats de la Riba jaleados por los caciques territoriales respectivos, los rebeldes y antipatriotas boyardos, reniegan de su condición de españoles y proclaman las delicias visionarias de un falsario indigenismo primigenio. Para desgracia de la civilización occidental se trata de mercancía podrida que incluso es ofertada y publicitada, ahora con el ridículo y herético Sínodo del Amazonas, por el cínico mercachifle antiespañol, usurpador liquidador de la cátedra de Pedro.

No sólo en Roma: allende del mar otros, abandonando por unos momentos las maravillas de la vida indígena en la selva o de la amena caza de guacamayos cibernéticos con cerbatana, glosan el indigenismo más o menos caníbal y reniegan de España y su labor en América. Algunos de esos detractores son mestizos. Cualidad que casi sólo puede encontrarse en la América hispana,  sobre todo en comparación del gran vecino norteño donde los pocos indígenas supervivientes del exterminio que padecieron de manos de la civilización anglosajona vegetan en reservas y no se les ocurre aspirar a gobernar nada.

Debiera ser evidencia de razón para cualquier observador lúcido que desde que los criollos rebeldes expulsaron a los españoles de América, se ha producido allí una regresión dramática en términos históricos comparativos. Al momento, víctima de la incompetencia y de la corrupción, Méjico, antes Nueva España, perdió buena parte de su territorio usurpado por el vecino norteño. Y hoy está bajo el control casi omnímodo de las mafias criminales o del Cartel de Sinaloa. También caería la renta y bienestar de la sociedad mejicana en relación con la de los últimos tiempos del virreinato ¡Qué decir de Venezuela! Otro país frustrado desde que cayó bajo las garras del criminal Bolívar que hoy alcanza las más altas cotas de deterioro histórico. O los pequeños países de Centro América, a merced de las violentas maras y demás mafias del crimen organizado que se mueven con total impunidad. Sin olvidar al agitado Ecuador o a Colombia, o a la misma Argentina. O a … Un Suma y sigue de frustraciones y despropósitos en países de grandes recursos naturales con unas clases dirigentes, hoy vicarias del globalismo anglosajón más feroz, corruptas e ineptas.

La Hispanidad, como obra gigantesca, descomunal, también tiene sombras. Para denostar que no ejercer una saludable crítica de la Hispanidad en América se remontan a la leyenda negra y a la controvertida obra de un personaje pintoresco muy jaleado por los enemigos históricos del imperio colonial de España como era Las Casas. Y no por sus inexistentes méritos científicos, ni como pensador, tan abundante en irracionales contradicciones, sino por que ofrecía una oportunidad de desestabilizar políticamente dicho imperio quienes, como los británicos, anhelaban llevar su comercio y navegación  por las rutas ultramarinas españolas.

Aunque no sea rentable ni políticamente correcto sostenerlo en estos tiempos en que se quiere hacer almoneda de España, la verdad es que son impropias tanto la leyenda blanca como la negra, alentada ésta por nuestro sevillano: un clérigo trabucaire, obispo de Chiapas, medieval, antirrenacentista, terrateniente, aventurero, y egotista, que padecía de paranoia según describe el gran Menéndez Pidal en su documentada biografía sobre el personaje. Paranoia que le mantenía en la rígida idea de que todo lo que se hacía en América estaba mal. Totalmente mal sin mezcla de bien alguna. Y que le llevaba a exagerar los indudables abusos que, en una aventura tan extraordinaria y gigantesca como la de España en América, habrían inevitablemente de producirse.

La actitud mental medieval de Las Casas que no ve en la aventura española en América sino robo y violencia, contrasta curiosamente con la del premio Nobel Rudyard Kipling, ilustre masón cantor del imperialismo inglés en la India. Gustavo Le Bon en su famoso libro sobre la civilización india teoriza acerca de las diferencias entre los principios fundamentales de la colonización latina y la inglesa. Según él, los latinos aplicamos el principio de asimilación de modo que hemos tratado de introducir nuestras instituciones en las colonias, mientras que los ingleses rechazan la idea de asimilación y dejan cuidadosamente a los pueblos conquistados sus instituciones, sus usos y costumbres. No se mezclan con ellos e intervienen lo menos posible en sus negocios y en los detalles de su administración. La conquista comercial debe preceder a la militar, hecha con el dinero y los soldados del invadido, salvo un reducido Estado mayor para su control. La colonia se explota procurando no atentar contra sus instituciones autóctonas para evitar revueltas, manteniendo barreras infranqueables de separación entre las poblaciones.

Para Las Casas la conquista supone un genocidio premeditado. Sus datos de mortandad varían desde los doce a quince, incluso a veinticuatro millones, si se suman los diferentes agregados durante cuarenta años. No tiene en cuenta que la gran mayoría de fallecimientos se producen por causas naturales como la viruela o el sarampión o la falta de adaptación de hombres en estado de naturaleza a la vida ordenada y social. En efecto, aún si “sólo” fueran quince millones, nuestros antepasados habrían de haber matado más de mil indios diarios, incluso domingos y festivos, incluidos bisiestos, cosa que parece asaz difícil, cuando aún no se habían inventado las armas destrucción masiva que tanto gustan a los imperios anglosajones.

Frente al verdadero inventor del derecho de gentes, el padre Francisco de Vitoria de la escuela de Salamanca, e instaurador del principio de la libertad e igualdad jurídica de todos los pueblos, que define hasta ocho títulos de justo dominio en las Indias, Las Casas mantiene sus prejuicios medievales, según los cuales el único título de España para entrar en las Indias era el de la evangelización. Como político aventurero, el clérigo también hizo sus pinitos utópicos arbitristas, como la aventura de Cumaná, que pretendía explotar la pesca de perlas y que terminó en un desastre probatorio de la fantasía de las ideas lacasinas y con la muerte trágica de muchos de sus compañeros.

No podemos negar que uno de los motores de la aventura española en América fuera, como decía el arcipreste de Hita, el “aver mantenencia”, y por tanto la búsqueda de riquezas materiales. Pero tampoco hay que olvidar el renacentista deseo de fama y gloria como uno de los móviles psicológicos de la descomunal empresa española.

Honra a España el que se haya podido plantear siquiera el debate moral sobre la conquista incluso contra la razón de Estado. Como honra también el que se intentaran frenar los abusos con leyes como las de Burgos o Valladolid ya en el mismo siglo XVI.

El hecho de que doscientos años después de la independencia con criollos en lugar de gachupines los congresos indigenistas americanos preocupados por sus reivindicaciones políticas y económicas sigan debatiendo casi lo mismo que en Valladolid discutían Las Casas y Sepúlveda en el siglo XVI, parece prueba irrefutable de que la postergación del indio americano no es cosa tanto de la crueldad del conquistador español cuanto de la propia naturaleza del indígena y del comportamiento de las clases dirigentes criollas.

En todo caso, si la América Hispana existe como unidad histórica y no ha sido desmembrada  por los intereses de otras potencias como en África, se debe a la lengua española, como un admirable símbolo de independencia política que ha permitido a nuestra América ingresar en la civilización occidental. En palabras de Neruda: De los yelmos de los feroces conquistadores salían piedras preciosas, las hermosas palabras de la vieja lengua de España.

Lección que no deberíamos olvidar cuando la Hispanidad es atacada, con o sin violencia, también en España por catalanistas, bizcaitarras, andalucistas y galleguistas de toda condición y pelaje.  Una de cuyas bestias negras es la lengua española, precisamente por ser nexo de unión y seña de identidad de lo español, instrumento irrenunciable de su Cultura y cuyo empleo es perseguido, vejado o ninguneado en algunas partes del territorio español.

Pero lección que sin embargo hemos olvidado al no proteger la lengua y el patrimonio común de todos los españoles y entregar la educación de las nuevas generaciones al enemigo en muchas regiones. Que en muchos lugares parecen condenadas ya a no ser ni sentirse españoles sino «solo» gallegos, catalanes, valencianos, baleares, andaluces o vascos. Lo del bable asturiano ya es el colmo del ridículo más llamativo.  Todo sea por la pasta y por la devastación del patrimonio común.

Nuestra clase dirigente ha renegado de los principios y valores contenidos en el Preámbulo de la constitución dicen que vigente. Su sabia administración nos ha traído un rosario de felonías, frustraciones, despilfarros, deuda mal llamada soberana y desfalcos. Y  la antigua nación capaz de tamaña gesta como el Descubrimiento y civilización de América, se ha reconvertido en novedosa pero desacreditada marca comercial. Que, por cierto, se asocia nacional e internacionalmente a todo un conjunto de grandes virtudes cívicas. Corrupción, mohatra, fracaso nacional, embrutecimiento, abandono escolar, ignorancia, autonomías, caciquismo, despilfarro, deuda, prima de riesgo, burla de la Justicia, trata de blancas, mafias, desprestigio, latrocinio, impunidad, incompetencia, irresponsabilidad, Monipodios, Borbones, sindicatos amarillos, Rinconetes, Pujoles, catalanistas, etarras, Cortadillos, banqueros quebrados, saqueo del erario, insolvencia, suicidios, tráfico de drogas, indultos, consejeros pilla pilla, putas y políticos, en general.

Una España que parece se ha decidido a renegar de todo lo que signifique alta civilización y jalea un nuevo indigenismo sin cerbatana con subvenciones, diadas, cambios del clima climático climatizables, bables y telebasuras. Y cuyo destino inmediato sea la postración moral, política, intelectual, social y económica. Y el mediato acaso la desmembración y el tercer mundo.

El recuerdo de la Hispanidad ¿nos hará reaccionar?

 

 

Se abre el Sínodo ecologista

Bergoglio ha inaugurado el monumento de Schmalz en la que se glosa la emigración. Un conjunto escultórico que representa a gentes y peripecias históricas muy distintas de la de los moros y subsaharianos que con la complicidad de dirigentes mercenarios como él mismo, hoy invaden agresivamente Europa a mayor gloria de la plutocracia financiera y lucro de sus mafias. En lo ético, el monumento supone la prestidigitación o blanqueo de una realidad diferente. Y en lo estético, pega en la monumental y berniniana explanada del Vaticano como a un Cristo tres pistolas. Personalmente me gusta más la del reformador Jan Hus en Praga que sirve de homenaje póstumo al sabio mártir quemado vivo por la Iglesia en 1415. Ni el primero, ni el único.

Con una pintoresca ceremonia chamánica perpetrada en los jardines del Vaticano bajo la presidencia del papa mama doña Francisquita se ha abierto el llamado Sínodo de la Amazonía. Los prolegómenos ya habían sido horripilantes, no hay más que repasar las perlas tópico demagógicas de la llamada Instrumentum laboris o guía de instrucciones para preparar el glorioso evento, sin olvidar la previa encíclica Laudato Si, propugnadora de la buena nueva evangélica urbi et orbi de la “ecología integral”. Un panfleto oportunista más propio de los cínicos guionistas de la zumbada energúmena Greta Thunberg que de una institución religiosa seria y bimilenaria.

Sobre esta mezcolanza entre lo sagrado y la jardinería teníamos el curioso precedente de Fabre d`Olivet y su famoso Celeste Cultivo.  Autor de la Teodoxia universal, Fabre fue un hombre del Iluminismo y la Revolución. De la que luego renegó al comprobar los excesos del Terror una vez arrumbadas violentamente las instituciones, entre ellas la Iglesia, propias del Antiguo Régimen. Fabre d`Olivet instituyó una variante de la masonería pero basada en el arte de la jardinería que no en el de la edificación, en la que la simbología se refiere a la agricultura. Tenía tres grados, como las llamadas logias azules masónicas, en este caso, llamadas Pórticos como la filosofía de los estoicos.  El Aspirante era el Aprendiz masón. El Labrador el similar al Compañero. Y el Cultivador al Maestro o grado tercero. Al parecer los oficiales en las ceremonias se llamaban Venerable Cultivador, Sembrador, Agua, Aire, Tierra y Fuego.

Aunque parece que más que jardinería sagrada lo de Bergoglio acaso sea lo de echar a monte. Pura reforestación.

Para remachar la cosa, durante la misa mitin inaugural en la Basílica de San Pedro, el papa mama criticó la evangelización española en América repitiendo consignas comunistas e indigenistas que no sorprenderían en un Diego Rivera o en un Soros.

Dice el cuate que: “¡Cuántas veces el don de Dios no ha sido ofrecido sino impuesto, cuántas veces ha habido colonización en lugar de evangelización!” Preferibles, sin duda, para el papa mama las instituciones caníbales y asesinas de aztecas, incas o mayas a la creación de Universidades e instituciones civilizadoras de los virreinatos. Sin olvidar las aventuras de sus correligionarios de la Compañía en las famosas Reducciones del Paraguay.

Asimismo propugnó la misión del fuego. No la del asesinado Jan Hus, sino como renovación. “El fuego devorador se extiende cuando se quieren sacar adelante solo las propias ideas, hacer el propio grupo, quemar lo diferente para uniformar todos y todo.”  

Pura coherencia todo.

Acabamos de saber que la primera decisión u ocurrencia del Sínodo iniciado hoy lunes es que el Vaticano plante cincuenta hectáreas de árboles.  Se trataría de compensar con tal heroica medida el carbono emitido en virtud, o mejor pecado, del transporte de los virtuosos varones participantes en el Sínodo. Suma cero, Zapatero.

Vamos a ver qué da de sí este experimento. Espectáculo no va a faltar.

Nota: las palabras en granate abren enlaces a los textos indicados.

 

 

 

¿Un nuevo Hare Krishna?

Muy famosos durante el último tercio del siglo pasado los Hare Krishna eran una especie de secta destructiva a la americana formada por un gurú caradura y un nutrido rebaño de seguidores a explotar y esquilar mientras balaban estupidizados envueltos en pintorescas túnicas de color azafrán y daban saltitos. Una cosa entre naif y criminal atropello a la dignidad humana cuyo origen se encuentra en la manipulación torticera de la Tradición, en este caso del Bhagavad gita.

Culo veo, culo quiero, ayer también hubo una manifestación perpetrada con la complicidad de las autoridades junto a la ciudad monumental de Cáceres que me recordó algunas de las más estultas expresiones públicas de la susodicha secta. Una ciudad que pese a sus siglos de Historia y la respetabilidad de sus monumentos no parece escuchar las lecciones de la Historia y muestra entrar al trapo de la propaganda engañosa como si fuese un poblado del Oeste sin dignidad ni pasado.

Esta vez el pretexto para dar larga al ganao, mucho en edad de merecer a la espera de ser sacrificado, era la lucrativa mohatra de lo del cambio del clima climático climatizable. Una nueva estafa para saquear impunemente y con su propia colaboración al ciudadano al mismo tiempo que se le erosionan sus derechos políticos y económicos.  Un tinglado de marketing instigado por la plutocracia financiera globalista y los monopolios para perpetrar nuevas preferentes en forma de bonos verdes y otras escandalosas subidas en el recibo de la luz. Amén de contribuir a apuntalar importantísimos bancos en quiebra, de esos considerados demasiado grandes para caer.

Que toda esta farsa esté promovida y patrocinada por el gran Capital sin escrúpulos que se lucra con ella ya debiera levantar sospechas  a la gente con dos dedos de frente, no dimitida del peligroso hábito de pensar. Que las “repugnantes zurdas españolas”, como las calificaba tan acertadamente don Antonio Machado, jaleen estas medidas monopolísticas indica su grado de actual postración intelectual y prostitución moral al servicio de los poderosos.

Que una niña psicópata de frenopático sea presentada por el gran Poder mundial como una especie de nueva heroica Juana del arco iris, y que sus chifladuras sean aceptadas y seguidas sin rechistar indica el grado de descomposición de nuestra civilización.

Que contribuya a la confusión y generación de entropía una Institución como la Iglesia Católica, ahora liderada por un tal Bergoglio, con sus pintorescas encíclicas o sus sínodos ecologistas nos da idea del deterioro y nos pone sobre aviso de la nueva religión que se nos quiere imponer con las más inesperadas complicidades.

Cosas veredes, mio Cid que facerán fablar las piedras. Las centenarias, solemnes, hermosas piedras de la ciudad de Cáceres debieran prestar un poco de sensatez, cordura y sentido de la Historia a sus actuales más jóvenes habitantes, antes de que esto ya no tenga remedio.

La Tradición nos habla desde la imperturbabilidad del pasado, aunque los subvencionados e impostados gritos de los Hare Krishna de turno o de moda intenten tapar su mensaje.  Recuerdo otra vez a don Antonio: distingamos las voces de los ecos.

 

 

 

CONVOCATORIAS: presentación del libro Memorias de una médium, escrito por Ángela Ghislery

Hoy jueves 26 de setiembre a las siete de la tarde en el Palacio de la Isla de la ciudad de Cáceres tendré el honor de presentar el hermoso último libro de Ángela Ghislery Memorias de una Médium.

Ruego puntualidad para poder aprovechar mejor el tiempo que Ángela pueda dedicarnos a contar sus experiencias.

En el acto está prevista la participación de los asistentes en coloquio que esperamos resulte animado por el interés de la autora y de la materia objeto del libro presentado.

 

 

Memoria histórica. Aniversario de un genocidio

El 6 y el 9 de agosto de 1945 el presidente Truman mandó arrojar sendas bombas atómicas sobre la población civil indefensa de dos ciudades japonesas, Hiroshima y Nagasaki causando cientos de miles de muertos entre ancianos, mujeres y niños. Uno de los mayores y cobardes genocidios de la Historia.  Era una nueva dimensión del terror, del espanto desatado, que superaba la destrucción mediante bombardeos convencionales de Tokio u otras grandes ciudades del Japón. O los también practicados contra las poblaciones civiles de Dresde o Hamburgo entre otras ciudades alemanas no objetivos militares por parte de Churchill.

Contra lo que luego sostendría la propaganda norteamericana a fin de tapar el verdadero alcance y naturaleza de su crimen, los ataques atómicos eran innecesarios porque Japón, completamente desarbolado, estaba sometido a un bloqueo naval que le hubiera obligado a rendirse pronto por hambre. No hubiera podido resistir mucho tiempo.

El genocidio de Hiroshima y Nagasaki supone un caso de crueldad gratuita. No exento del indisimulado racismo y supremacismo inherentes a la sociedad norteamericana. Una sociedad poco culta, prepotente, fanatizada por una oligarquía hipócrita, corrupta y criminal que le ha hecho creer que Dios les ha dado una misión que cumplir e imponer sobre la Humanidad sin importar los medios. Que siempre tienen razón para sus agresiones. Y que tantas veces ha demostrado carecer de filantropía y sentido de la compasión.

También un ejemplo tremendo de lo que puede dar de sí la naturaleza humana cuando caen las leyes y el hombre se convierte en un lobo para el hombre. Entre los huérfanos causados por la masacre mientras casi todos los niños murieron de hambre, penalidades o por la radiación, sin embargo las niñas fueron captadas por la criminal mafia japonesa para su explotación sexual. Tampoco los mandos superiores del ejército imperial japonés con el fanatismo de preferir al emperador a su propio pueblo se encuentran libres de responsabilidades en el trato que inflingieron a la población civil que se supone debieran defender.

Hay otros aspectos relativamente secundarios que completan la infamia o que ilustran su naturaleza. La censura para evitar que se supiera la magnitud del desastre lo que contribuiría a que aumentase el número de víctimas.  La consigna orwelliana de llamar artefactos a las bombas. El papel de la Ciencia y de los científicos. La premeditación organizada en la base de Los Álamos, Nuevo Méjico, no tan lejana en lo moral de las aventuras armamentísticas nazis. Claro que en este caso ellos eran «los buenos».

Después del bombardeo, EEUU creó un instituto de investigación (Atomic Bomb Casualty Commission) en Hiroshima y luego otro en Nagasaki pero no para tratar de curar a los enfermos con atención hospitalaria sino para investigar sobre las consecuencias de la radiación sobre el cuerpo humano. Algo parecido, en cierto modo, a lo de los siniestros médicos nazis. Usando a las víctimas y supervivientes como cobayas humanas.

Es de suponer que muchos norteamericanos aún siguen orgullosos del crimen o lo siguen justificando. Aunque el genocidio atómico en Japón desde luego supone un antes y un después.

 

La diosa de la Misericordia o de la Compasión conocida en Japón como Kwan-on es una forma femenina del buda de la compasión. En la talla medieval que ilustra el texto Kwan- on derrama hacia la Humanidad doliente el bálsamo celestial que sostiene en la vasija de su mano izquierda y recoge con el mudra de su mano derecha.

La divinidad Kwan-on  es auxiliadora de las gentes en peligro o devastadas espiritualmente. Invito al anónimo lector a una oración al Dios de su corazón en memoria de las víctimas y en auxilio espiritual de sus allegados y compatriotas en general.

Y a escuchar este homenaje en forma musical: Kohachiro Miyata toca Honshirabe al shakuhachi o flauta japonesa. (Pinchando aquí)

El Tao que puede ser expresado con palabras no es el verdadero Tao.

 

Otro sí digo

Sobre el ataque japonés a Pearl Harbour y el papel de los servicios secretos norteamericanos puede consultarse el esclarecedor documento del contralmirante norteamericano Robert A. Theobald donde explicaba sus investigaciones (Aquí).

 

 

CONVOCATORIAS. Acto liberal del Club de los Viernes en La Coruña

El Club de los Viernes organiza hoy lunes 29 de julio a partir de las ocho de la tarde en la sala Cervantes de la Librería Arenas, Cantón pequeño, La Coruña, un coloquio liberal con Francisco Fernández Tarrío, Juan Granados, Javier Santamarta y Luis Gorrochategui.

 

 

 

 

El doble asesinato de Miguel Ángel Blanco

Cuando se cumplen veintidós años del horrible y sádico asesinato de Miguel Ángel Blanco un miembro de su propio partido, el PP ¿renovado? de Casado, traiciona su memoria votando a los herederos de sus asesinos de ETA para nada menos que la presidencia de una pintoresca e impertinente Comisión de Derechos Humanos de las llamadas Juntas generales de Guipúzcoa. ¿Herederos de etarras presidiendo comisiones de Derechos Humanos? Cosas de vascos de pura raza vasca incomprensibles para la gente civilizada. Supuestos correligionarios de las víctimas votando a los de sus asesinos, cosas de vascos de pura raza vasca incomprensibles para la gente civilizada. O con sentido del honor, la dignidad y la vergüenza que estamos comprobando les faltan a los vascos de pura raza vasca. A los hechos me remito.

Pero el traidor del PP ahí sigue en su poltrona sin que el bizarro gran líder Casado diga esta boca es mía. Sin duda este bochornoso espectáculo de traición, cobardía, infamia y colaboración con el crimen también alcanza al bizarro gran líder Casado, cuya credibilidad es menguante a medida que la osadía y desvergüenza de los irredentos rebeldes de su partido es creciente e impune.

El asesinato de Miguel Ángel Blanco supuso tal nivel de indignación en toda España que incluso obligaría a recular a los encanallados cómplices del PNV.

¡Pobre Miguel Ángel Blanco sacrificado para el medro de gentes abarcenadas y sobrecogedoras que ni siquiera le guardan memoria! Toda una segunda muerte. La de su memoria y las razones o sinrazones de su sacrificio en el sangriento altar del criminal nacionalismo vasco.

¡Qué vergüenza para el Partido Popular! No se puede caer más bajo. O sí, que diría el cobarde felón Mariano mirándose al espejo.

 

Sobre el Evangelio de la Ecología integral

De la mano del activista argentino, “se equivocó la paloma, se equivocaba…”, la bimilenaria y otrora orgullosa Iglesia Católica se va reduciendo y asimilando a una ONG más al servicio del NOM y la plutocracia internacional. Algo raro y paradójico, desde el punto de vista de su Tradición, cuando además de un Gobierno es también un poderoso Estado muy celoso de su poder material y de la inviolabilidad de sus fronteras.

Bien es verdad que tras el Concilio Vaticano II, en la época del Papa Roncalli, comenzó el aggiornamento eclesiástico extendido ahora urbi et orbi a todas las criaturas de los diferentes Reinos mineral, vegetal y animal en una suerte de renovado hilozoísmo panteísta. Una concepción del mundo muy diferente de la clásica defendida desde que existe, más propia de otras tradiciones religiosas, esotéricas o chamánicas, a las que la Iglesia habitualmente se opone o se ha venido oponiendo hasta ahora. Un cambio importante desde luego en el sentido de la redención y de su visión antropocéntrica del mundo que es consustancial al Cristianismo.

Así, entre las nuevas modas de mercadotecnia, o renovación del catálogo de productos, está la de la llamada ecología integral. A la que se va dedicar atención especial en las parroquias junto actividades anteriores clásicas más demodés como la catequesis.

Como estudioso de la cuestión medioambiental por razones científicas y profesionales desde hace más de cuarenta años, puedo decir con algún conocimiento de causa que la Ecología y su problemática también se viene usando en los últimos tiempos con intenciones bastardas, como una mohatra que con apariencia bienhechora oculta intereses espurios cuando no sencillamente criminales.

En este orden o desorden de cosas creo que se inscribe también el llamado Sínodo de la Amazonía. Con un título: “Nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral”. Un título chocante desde luego. ¿Y por qué no otros tales como: Nuevos caminos para la Iglesia y la inversión rentable en el sistema bursátil?  Se pone como modelo de ecología integral la cosmovisión de los indígenas. Se pretende una conversión ecológica que, imitando la famosa caída del caballo del propagandista Saulo, entre otras cosas haga salir del malvado coche diésel al no menos inconsciente consumidor de servicios, electrodomésticos, fruslerías y misas. Tampoco lo de la Pacha Mama o Madre Tierra termina de encajar con la teología cristiana clásica, pero la clase dirigente entiende que la mentalidad del rebaño es susceptible de ser cambiada con buena propaganda.

Otra cuestión muy interesante que nos puede dar mucho juego es la de la llamada  inculturación para adoptar los ritos y costumbres indígenas, modificando incluso los sacramentos si fuese preciso.  Un asunto muy sugestivo y gran alcance teórico y práctico. ¿Se trata de ir abandonando la Eucaristía como comunión con sustancia placebo y buscar la adopción de sustancias enteogénicas como las de las diversas tradiciones mistéricas griegas o chamánicas? Sustancias tales como las obtenidas del soma, amanita muscaria, cornezuelo del centeno, ayahuasca, cactús San Pedro, peyote, psilocybes, datura, iboga… Con esto de la ecología integral, ¿recomendarán emplear peyote como sacramento para la comunión como hace la Iglesia Nativa americana?

Veremos qué pasa en octubre con el dichoso Sínodo ecológico, ahora bien, tal parece una nueva maniobra contra la civilización española y contra paradójicamente la propia Iglesia y su importante labor en América de la mano de España. Una descalificación radical para ambas. Otra operación globalista como la de la Teología de la liberación y la promoción del indigenismo. Pero un suicidio para la Iglesia similar al promovido por la memoria histórica en España.

Cuando una institución reniega de sus propias raíces y tradiciones es que se encuentra al borde del descabello final. En este caso no sabemos si el matarife definitivo va a ser el sectario jesuita argentino, papa negro vestido de blanco, “solo o con ayuda de otros”, según famosa sentencia.

Posdata

¿Lo de la ecología integral introducida por el Vaticano actual es una forma actualizada de Irenismo religioso?

Interesante pregunta. En realidad la Ecología es una ciencia no una religión aunque tenga ahora creyentes en cuestiones de pura fe como lo del cambio climático de carácter antropogénico. Desde ese punto de vista científico la Ecología no tendría que mezclarse con ninguna teología o doctrina religiosa.

Ahora bien en la medida que se usa o pueda usarse para debilitar la tradición cristiana puede considerarse una estrategia del anticristo, del falso profeta, del ecologista teológico o religioso…

En todo caso, el Irenismo fue condenado por el concilio Vaticano II:  No hay nada tan ajeno al ecumenismo como ese falso Irenismo que daña la pureza de la doctrina católica y oscurece su sentido genuino y cierto.

Orgullo Marlaska

Según dicen lo del Orgullo Gay de este año ha sido incluso más pintoresco que de costumbre.  A la obscenidad y hediondez habitual de estas manifestaciones de la chusma irredenta pero provocadora y envalentonada, se ha añadido el aliciente de la agresión a Ciudadanos. Cualquiera diría que a Inés Arrimadas desde que se ha casado con un separatista y se ha venido a Madrid a vivir exilada huyendo de la Barcelona sin ley le pasa lo que decía Séneca: Quién no sabe a donde va nunca encuentra viento favorable. Quería hacer méritos, ya que votos son votos aunque sean de Lérida, Gerona, Tarragona, Barcelona e Indígenas, pero he aquí que se ha equivocado de procesión. Esto de ser progre consiste en carecer de criterio y repetir y hacer lo que dice la Prensa y Televisión del Movimiento. Y los de la procesión de la chusma le han salido respondones y sacado su vena violenta y fanática.

Por su parte, el socialista ministro del Interior, “que es maricón” según da fe su compañera de gabinete y Notario Mayor del Reino, la misma que muy divertida y puesta en razón contaba lo de la ejemplar aventura de los prostíbulos cloaqueros abiertos para chantajear, políticos, jueces, empresarios y fiscales, muy en su doble y severo papel institucional de ministro y de juez ha venido a echar más leña al fuego calumniando a la agrupación franco catalana que tantas jornadas de gloria está dando a sus amos extranjeros así como de suspense y emoción a los derechistas oficiales.

Ahora bien, con todo respeto a la gente honrada del gremio, no termino de entender del todo este asunto. Sabemos que una cosa es la homosexualidad y otra el movimiento LGTBI que como otros de su misma índole está promocionado por el NOM y va a dirigido a desestabilizar y, si se puede, destruir las instituciones básicas de la civilización.  Entre ellas la familia. Sabemos que es una bandera sectaria del degenerado Partido Demócrata americano de los tenebrosos Clinton, Soros, u Obama, instrumento político de la más degradada plutocracia internacional, y asimilada por su agente español Pedro Sánchez,  convertida en el obsceno y contraproducente maricones por el socialismo. Todo lo opuesto a la pretendidamente buscada dignidad de una condición humana. Si bien constituye una forma de disponer de gente chantajeable y manipulable por el Poder, sobre todo en los casos extremos de pederastia. Vamos a ver qué pasa con la reciente detención del judío millonario Jeffrey Epstein y su presunta industria de tráfico sexual. Ha sido acusado de ofrecer sexo con niños a miembros de la élite a los que luego extorsionaba. Habrá que estar atentos a lo qué dirá sobre el particular nuestra feminista socialista Notario Mayor del Reino.

Pero, sinceramente, no veo los motivos o razones para el orgullo por la homosexualidad, una característica o anomalía de la Naturaleza como ser ciego, cojo, manco, albino, o idiota. Ley fundamental de la Naturaleza es la de la conservación de las especies, y la de la reproducción, misión que inspira su etología, a la que éstas dedican gran parte de sus características anatómicas y de sus esfuerzos fisiológicos, metabólicos y energéticos.

La homosexualidad es respetable y sobre todo los homosexuales que se respetan a sí mismos y llevan su anomalía con decoro y dignidad. Y por supuesto que sus derechos civiles son tan sagrados como los de cualquier ciudadano heterosexual. No creo que nadie lo niegue salvo los regímenes comunistas y el Islam ortodoxo oficial, tan incoherentemente jaleados por los progres. Así lo reconocen nuestra Constitución y ordenamiento jurídico. Pero, entonces ¿a qué vienen estas mascaradas obscenas, nauseabundas, ofensivas, propias del fanatismo, el despotismo o la ignorancia?

Cuando yo era aún joven estudiante universitario conocí a un amigo del hermano mayor de otro antiguo amigo y compañero de estudios. Era mucho mayor que yo, un psiquiatra, un personaje muy interesante, de gran cultura, una rara avis especialmente para el Madrid convencional incluso universitario, claro que yo era de Ciencias, de esa década de los setenta. Recuerdo que una vez, durante una interesante conversación sobre el problema de la psiquiatría y la antipsiquiatría en relación con las instituciones sociales me dijo: “Mira, Alfonsito, nunca te fíes de los maricones”. Entonces, yo se lo tomé como uno de sus habituales buscapiés o salidas de pata de banco para epatar.  Pero, no. Creo que lo pensaba de verdad porque más tarde me enteré que era homosexual y vivía con su pareja. Y parece ser que sabía lo que se decía por su doble condición de homosexual y psiquiatra.

Pero, ¿por qué lo decía? No lo sé. Probablemente pudiera ser porque entre las parejas homosexuales haya más celos, radicalidad emocional e incluso violencia verbal y física.

El comportamiento tan opuesto del que cabría esperar de todo un ministro de la Corona y señor juez como el lamentable Marlaska parece indicar que el psiquiatra tenía razón.

Sólo se explica por el fanatismo y falta de control emocional de la mariconería orgullosa que un ministro del Interior incite al odio y la violencia. Sin decoro, sensatez, y con obvia prevaricación al no reprimir evidentes acciones delictivas como es su obligación en calidad de ministro del Intreior. En un país medianamente serio y decente, Marlaska ya habría sido fulminantemente cesado y se hubiera vuelto a casa con el rabo entre las piernas. Pero ahí sigue de ministro del Interior de la Corona para escándalo, escarnio y descrédito de Ella y de España.

Las escandalosas imágenes lo explican mejor que todo lo que se pueda decir.

No sé si estos valientes maricones que hacen befa del crucifijo y atentan contra la libertad religiosa tendrían la misma desfachatez de escarnecer símbolos del Islam en vez de los católicos. Me temo que son demasiado gallinas.

Sea como sea, las manifestaciones como las actuales del Orgullo Gay creo denotan un profundo desequilibrio psicológico y emocional del que no cabría estar demasiado orgullosos. Me parecen contraproducentes para ganarse el respeto de los demás. Y que manifiestan de algún modo esa insatisfacción consigo mismo, que puede estar en la base de ciertas conductas, si en verdad tuviese razón mi antiguo amigo psiquiatra.

Entiendo que con lo del Orgullo Gay en verdad no se trata de defender ninguna dignidad humana sino de una maniobra de manipulación política y social hipócrita y detestable.

 

 

¿Hacia una rebelión de las audiencias?

Mientras el bizarro nuevo consistorio madrileño se rila en cuanto las repugnantes zurdas españolas reforzadas con lumpen, yonquis y quinquis le montan una mascarada con piquetes incluidos, ayer martes después de enterarme de la gesta de dignidad protagonizada por VOX en la cosa autonómica murciana estuve visitando durante un buen rato digitales de la no izquierda oficial. Mejor llamarlo así porque lo del manoseado centro derecha me parece un camelo propio no del gran Jardiel Poncela sino de globalistas amanerados y peperos sobrecogedores o acomplejados. Cómplices ambos del más de lo mismo.

Incluso de forma editorial y como un solo energúmeno los diferentes media posesos por el filantrópico filántropo Soros y el no menos patriótico apátrida IBEX 35 aullaban contra VOX igual que si les hubieran rociado con agua bendita. Sin ahorrar titulares calumniosos y desarrollos panfletarios falsos e incoherentes con la realidad.

Ahora bien, salvo alguno que otro paniaguado, trincón en espera de prebenda o destino u obtuso de guardia repetidor de consignas, la gente que aplaudía la decisión de VOX en los muchos comentarios publicados era ¡casi toda! Una rara unanimidad entre los comentaristas. Y, ya digo, en la prensa de no izquierda.

Se abre una brecha interesante para el observador de los fenómenos sociales y el sufridor que los padece. Los media del Régimen, incluso los que medran con la no izquierda arco iris gabachizada están perdiendo, y muy merecidamente por cierto, la ya escasa credibilidad que aún conservaban. Aunque también pudiera ser flor de un día.

Y parecería que a los media sólo les quedan dos opciones: o disimular el cohecho y dejar de insultar y calumniar a VOX o, por el contrario, pedir que aumente la paga para compensar el desastre en la audiencia.

Claro que hay otra tercera vía. Silenciar al disidente. Ningunearlo en vez de calumniarlo.

Excepciones históricas como el dos de mayo aparte, la gente se ve incapaz de luchar contra la injusticia o la agresión a la nación y se resigna. En esto es artista exquisito el Régimen que ha dejado a multitud de españoles indefensos bajo las patas de las jaurías nacionalistas sino golpistas o terroristas en Cataluña, Vascongadas, Navarra, Baleares, Comunidad valenciana o Galicia. Sí, también en la Galicia teóricamente bajo la jurisdicción del bizarro isabelino general Casado. Dicen de él los media que se trata de una rara mezcla de Espartero, Narváez y Serrano a la vez, pero incapaz de poner en su sitio a la carlistada galleguista del coronelito Feijóo y su fementida tropa bien cebada.

Pero es preciso depurar y recuperar el lenguaje. Dicen que el español, quizás la lengua más rica y variada del mundo, dispone unas trescientas mil palabras.  No hacen falta tantas pero sí utilizarlas con mayor precisión. Fascista es una palabra fuera de lugar aquí. El fascismo es una rama o escisión del Partido Socialista italiano. Por tanto, el que no sea italiano o socialista no puede ser tachado con propiedad de fascista. Fascismo es una forma de socialismo. Y eso del impostado centro derecha ya no cuela o no debiera colar entre gentes bien informadas y con criterio propio. Y así con todas las categorías orwellianas de lo políticamente correcto. Así: Gays por homosexuales o tribadas. Migrantes por invasores. Feministas por arpías hembristas saqueadoras. Demócratas por partidarios, encubridores y beneficiarios del corrupto Régimen del 78.  Memoria histórica por tergiversación de la realidad con fines cainitas y liberticidas. Soberanistas por traidores y ladrones. Animalistas y ecologistas por pijos, ignorantes y o caraduras subvencionados por monopolios y oligarcas. Encuestas por anuncio y amenaza de nuevos pucherazos.

Es el Régimen contra la Nación, hoy refugiada básicamente en el instrumento VOX o mañana en este mismo o en el que sea. Porque lo importante es la Nación y el Bien común, no tanto el instrumento histórico concreto. No hay tripartito ni mohatra trifachita que valga.  No se puede aliar nadie para combatir el Mal con quienes lo han causado y vuelven a las andadas sin propósito de enmienda. Más pronto que tarde la impostura revienta.

Hoy en España y otras grandes naciones europeas el problema fundamental es soberanía sí o no. Recuperar al Estado para la Nación, la sociedad y el Bien común. Ciertas audiencias parecen estar despertando del letargo al que le habían condenado con sobredosis de propaganda estupefaciente.

¿Superarán su inducida adicción o es de temer una nueva y fulminante recaída?

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.