Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

«Señorito, deme algo»

La actitud mendicante del soberbio venido a menos marqués de Galapagar, unas veces pidiendo una limosna por caridad y otras exigiéndola de forma amenazante al señorito falsario de la Moncloa, muestra el estado comatoso actual del partido de falsa bandera creado para hacer volver al redil a las gentes más descontentadizas con y menos adictas al desquiciado Régimen del 78. Un tinglado de farsantes y farsantas que está a punto de fracasar completamente gracias a las peculiaridades del aprovechado tándem.

La cosa se comprende, así como las actuales perentorias exigencias monetarias. El Frente de Liberación de la Hipoteca palaciega de Galapagar ha devenido en dos facciones intímamente enfrentadas aunque aún no se muestren enemigas cara al respetable público de marujeo desarrapado al que tanto deben pero tan poco quieren. La facción Unidas y la facción Podemos.  A su vez con dos cabezas cada una de ellas. La primera facción se desune en la sub facción Irene contra la sub facción Montero.  Y la facción Podemos se bifurca a su vez en sendas sub-facciones: la de Pablo contra la de Iglesias. Y viceversa.

La sub-facción Pablo trata de que la sub-facción Irene no le ponga de patitas en la calle junto a la garita de la Guardia civil una vez asegurada suculenta pensión por la cosa esa de la supuesta, es un suponer, violencia de género. La sub-facción Iglesias trata de encasquetar a la integrante de la sub-facción Montero al enmucetado maromo del extraño Begoña, Begoño, Begoñe en un cargo ministerial. Aunque sea la cartera de Marina, otrora patito feo de las crisis y componendas de la anterior Restauración borbónica.  Pero la aprovechada pareja científica de la Moncloa, que todo lo que tiene de malo lo tiene de astuta, no está por la labor, vista la capacidad destructiva de ambos.

Y, desde luego, en el nuevo gobierno luce más un buen racista de la “derecha extrema” como diría la eximia portabocazas musa del pos moderno socialismo de Neguri o potentada ribera derecha del Nervión. Y corroboraría por colleras la eximia filósofa Carmen, la de Cabra. Está claro que para apuntalar la franquicia española del tenebroso y diabólico partido Demócrata obamo-clintonero, el recurso a la verdadera extrema derecha en unión del PeNeV con el peludo Coño puchimonero darían mucho juego, sin olvidar al juguetón saltarín Iceta y sus maromos.

En la orilla contigua, los esbirros y cantamañanas de la oligarquía empiezan a mover la silla del díscolo y desobediente Rivera mientras la bella Arrimadas cara de ángel escucha embelesada los cantos de sirena que la proclaman heredera imaginaria de igual servicio mientras ajustan una oferta que no ha de poder rechazar.

Y mientras tanto,

Sueña el que a medrar empieza, sueña el que afana y pretende, sueña el que agravia y ofende, y en el mundo, en conclusión, todos sueñan lo que son aunque ninguno lo entiende.

Y yo sueño que estoy aquí destas prisiones cargado y soñé que en otro estado más lisonjero me vi.

Pero, constato con tristeza española propia de Segismundo, que yo teniendo más alma, tengo menos libertad.

Y aquí estoy, con estos pelos.

Señorito, deme algo.

 

 

Davos 2019, montaña sin magia

Hace unas semanas se ha celebrado la reunión del Foro Económico Mundial del año 2019 en Davos, la ciudad de mayor altitud de los Alpes suizos. Todo un acto político, costumbrista y social que durante unas pocas jornadas reúne a plutócratas, arribistas y políticos, poderosos verdaderos y figurantes, junto con miles de personas alrededor de la antigua montaña mágica glosada por Thomas Mann.

La Montaña es un símbolo arquetípico de singular importancia y riqueza inspiradora. Se la relaciona con lo sagrado, con la divinidad, con la manifestación espiritual. En ocasiones su simbolismo resulta ambivalente El Fuji se asocia al paraíso del Buda Amida de la Compasión pero también a una entrada al infierno. Poblado por espíritus bienhechores de la montaña así como también por demonios.

El ser sucede. La montaña está ahí. Es un dasein. Pero el hombre es el lugar donde acontece el ser. Si tiene razón Heiddeger el hombre es menos dueño de su destino que el ser dueño del destino del hombre. En ese caso la actitud mejor sería la oriental de cierto abandono o ataraxia. 

Este año las fuerzas vivas o revividas nos han vuelto a amenazar con varios clásicos. Así, el problema financiero, de deuda incontrolada, de falta de soberanía, también en el ámbito financiero, de los países. Una preocupación permanente añadida a las posibles consecuencias del Brexit, sobre todo si se ejecuta a las bravas. Y, cómo no, lo del cambio del clima climático que decía el inefable ministro zapateril de cuota, Moratinos. 

Para Cristina Lagarde, “madame lagarta”, jefa del FMI, las dos preocupaciones o amenazas principales para la economía mundial son el envejecimiento de la población en Occidente y el cambio climático. Y como se sigue promocionando el aborto entre las autóctonas europeas no queda más remedio que importar extranjeros y promover el mestizaje hasta que la población blanca europea quede en minoría, a mayor glorioa de los amos del NOM.

No obstante, el director de la Agencia Internacional de la Energia, Faith Birol, defendió el uso de petróleo y combustibles fósiles a falta de otra energía competitiva disponible frente a la histeria santigua bolsillos programada. Sin embargo, nuestra ministra de cuota para la cosa esa de la Transición energética al parecer sigue a por uvas mientras prepara sus lucrativas propias puertas giratorias en empresa subvencionada ad hoc.

Esta vez hemos visto el alumbramiento mediático de una niña listilla. Una marisabidilla preciosa ridícula entrenada para acojonar al personal con premoniciones agoreras. La cosa del Cambio climático viene este año con chica progre incluida, una niña repipi llamada Greta Thunberg, que ha merendado la merienda a nuestras chicas de infinitos chiringuitos alternativos subvencionados a precio de deuda que por lo que se ve no están lo suficiente al loro de las nuevas tendencias en el mercado de la impostura: “nuestra casa está en llamas. No quiero su esperanza, quiero que sientan pánico”.  Canonizada como santona laica para progres ya ha sido nominada para Premio Nobel de la Paz, el mismo que Obama o Kissinger.

Lejos de otro Nobel de mérito, Thomas Mann, la montaña mágica se ha convertido en parque temático donde abunda el pensamiento débil y se promueve la voluntad fláccida.

Hace ya mucho tiempo, en lo cronológico y en lo relativo a nuestra sensibilidad porque no en vano han acontecido muchas y terribles cosas desde entonces, cuando Hans Castorp fuera a visitar a su primo Joachim Ziessem en Davos, donde convalecía de una grave enfermedad en el sanatorio internacional Berghof.  Pero no es el joven y sensible ingeniero hamburgués el actual visitante de Davos sino toda una pléyade de gentes abigarradas que acompañan a los poderosos, y entre la que no faltan arribistas, caballeros de mohatra, santigua bolsillos o arrebatacapas de varia condición. La cruel y despiadada nueva casta sacerdotal de los economistas que hacen pasar por ciencia sus teologías y supersticiones. Sin olvidar a nuestro arribista falsario resistente encaramado a la cucaña del poder político vicario a hombros de las más bajas pasiones y de los compañeros más indeseables.

Como el pobre Joachim co-protagonista en la novela de Mann la civilización occidental también sufre hoy una grave enfermedad de diagnóstico incierto y de terapias harto problemáticas, acaso fallidas que pueden derivar en fatales desenlaces.

Asistimos con esto de la posmodernidad y la posverdad al aparente fracaso actual, y al menos parcial, de los herederos del barón Holbach y su famosa Moral Univeral. Obra estandarte de la Ilustración y la Enciclopedia. Hans Castorp asiste a la pugna ideológica entre Agostino Settembrini, masón descendiente de carbonarios italianos representante en la novela de la causa de las ciudades, del manchesterismo, de la explotación del tiempo enfrentado en sus debates con Naptha, judío converso, jesuita y partidario de la tradición católica. 

Frente a la actitud casi de violencia con la que el hombre quiere dar cuenta del mundo, a través de la ciencia y la técnica, sería mejor la sabiduría y la verdad del arte, una de las posibles revelaciones del ser que las muestra para que pueda ser contemplada. El arte revela acontecimientos, abre diversos mundos, incluido el espiritual. Tal es la opinión de Heiddeger que considera al artista como un intermediario con la realidad. El artista sería una especie de médium del ser que permite se revele en su obra.

Uno de los momentos más sugestivos y emocionantes en la obra de Mann es la sesión de espiritismo donde se hace aparecer la sombra del primo Joachim, cuyos ojos dulces pero sombríos se dirigían interrogantes a Hans Castorp.

En la crisis actual de la UE aparece la mal enterrada y vieja Tradición paradójicamente identificada con las diferentes culturas nacionales, con los dasein heiddeguerianos de cada país, mejor o peor interpretada por los guelfos blancos o negros, los Joseph de Maistre, los Julius Evora, Rene Guenon, Yves d` Alveydre o en la actualidad, Alain de Benoist o Alexander Dugin. Al igual que en la sesión citada se debería escuchar y debatir su mensaje.

Si dejamos hablar al Arte, y nuestro presente problema de civilización se debe más a la crisis metafísica que lo meramente técnico, podemos recoger el sabio mensaje genuinamente liberal cervantino. La desconfianza hacia los malos pastores que sustituyen a los lobos de El Coloquio de los perros. Los sabios consejos, remedo de los de Platón a Dion de Siracusa, de don Quijote a Sancho gobernador. 

Será, habrá de ser, en otro Davos, el de las Letras, la Cultura y el Arte. El mundo platónico de las Ideas, encarnado en las tradiciones nacionales, hoy desacreditado y puesto en almoneda.

———–

El extraño caso del obispo torero

Su Ilustrísima y Ordinario de Granada, el mitinero monseñor Martínez, se ha echado al monte adehesado, solo o en compañía de otros, a torear a la luz de la luna y en calidad de espontáneo porque no parece que pertenezca como titular a ninguna de las cuadrillas que se disponen a lidiar la peligrosa corrida concurso de ganaderías del 28 de abril.  En este caso no será por lo de que más cornás da el jambre porque el ilustre prelado la verdad es que mostrarse, se muestra vistoso. Puede que el arrebato que glosamos sea para aprovechar acaso la última oportunidad de lucirse con media atornillada seguida de revoleras, por si los animalistas compinches de los otros mercenarios sorosianos socialistas y podemitas consiguen prohibir la Fiesta. Nada que ver, desde luego, con las heroicas hazañas reales semejantes de un meritísimo Juan Belmonte glosadas por el gran Manolo Chaves Nogales en una pequeña joya de la literatura española.

Pero bien el artista no tenía su día o el morlaco era demasiado para él y esta vez la faena episcopal ha resultado asaz deslucida, rondando lo esperpéntico. No ha cuajado una de esas bizarras corridas bien lidiadas que admiraba don Luis de Góngora medio a escondidas de su jefe. Ni menos, el sol pace estrellas en campos de zafiro

Aquí no se ve amanecer que valga sino más bien la triste decadencia de una veterana institución, otrora señera del pensamiento español y pionera del establecimiento del derecho de gentes, o de las Letras en su etapa más gloriosa, como fuera la Iglesia Católica española. Inteligente y valiente, capaz de enfrentarse con lucidez y honor al Poder cuando no ejerciéndolo con dignidad como el Cardenal Cisneros. Leyendo los absurdos churriguerescos circunloquios del señor Martínez ¡quién podría decir que pertenece a la misma Institución que ha dado nombres tan gloriosos como el P. Mariana, el P. Suárez, Fray Luis de León, Arias Montano, el P. Valencia, o San Juan de la Cruz, sin olvidar al insigne culterano poeta taurinófilo antes citado!

¡Qué claridad en la confusión! Desde que el P. Isla narrara los sermones de Fray Gerundio de Campazas, alias Zotes, no se había visto otra cosa igual. ¿Será que el material eucarístico del obispado granadino estará contaminado con cornezuelo del centeno lo que permite a Su Ilustrísima estas atrevidas alucinaciones visionarias?

Claro que de todo hay en la viña del Señor. También personajillos acomplejados repelentes como Las Casas a cuya escuela parece pertenecer en calidad de aprendiz meritorio nuestro demagógico y extraviado prelado granadino.  

Considerábamos que la Iglesia era una de las pocas instituciones que afortunadamente aún conservaban una visión metafísica de la existencia. Y, en consecuencia, leal desde su propia perspectiva al mundo de los valores cuya realización personal, social e histórica ofrece hondo sentido a la vida humana en este desquiciado planeta. Sin embargo, observamos con preocupación que ahora tampoco parece mostrarse inmune a la temible infección globalista, a la debilidad intelectual que no distingue, y pudre el entendimiento. Y a la cobardía moral que suprime la voluntad. El Saber y el Querer.

No deja de ser curioso lo que pasa con ciertos oportunos olvidos de la Iglesia Católica que sin el Imperio romano primero y luego sin el mérito y generosidad del Imperio español en América habría desaparecido o vegetaría como una pequeña secta olvidada. Como olvida que hubo un tiempo reciente en que paseaba bajo palio al controvertido estadista que la salvó del exterminio en España. De bien nacidos es ser agradecidos. Pero se ha abierto la veda de España, a la que ilustres animalistas y sus aliados pretenden degollar mediante infame cobarde estocada pescuecera. Nuestro improvisado heroico obispo torero ni siquiera se atreve a tanto. Amaga, pero no se atreve a pedir la ilegalización de VOX  ni a prohibir a los católicos votarle. El estoque lo sostiene al otro lado de la barrera.

Al final, no hubo siquiera vuelta al ruedo. Ni el Mariano ni la Susi le agradecen el alabancioso brindis, ni menos la faena de tramposo aliño. Y en el respetable, división de opiniones. Unos en su padre y otros en su madre.

Con pastores cervantinos como los de Montserrat o este ilustre prelado torero no necesitamos más lobos.

Pinchando aquí puede leerse el discurso mitinero del señor obispo

———-

«Masonería». Presentación en el Ateneo de Cáceres del libro de Pablo Bahillo y otros autores sobre la Institución.

En el Ateneo de Cáceres en un acto que resultó muy concurrido y animado, inspirado en el método tradicional del diálogo socrático, se acaba de presentar el libro Masonería. Todo lo que siempre has querido saber sobre esta institución.  Sus autores son Pablo Bahillo, Víctor Berastegui y Juan Antonio Sheppard. Los dos primeros participaron en la presentación celebrada en el salón de actos de la pujante entidad que tanto está haciendo por la promoción de la Cultura en la bella ciudad extremeña. Un salón completamente lleno, con mucha presencia femenina.

Los tres autores pertenecen, con el máximo grado 33, al Rito escocés antiguo y aceptado el de mayor difusión en todo el mundo. Y son miembros de la Gran Logia General de España en la que ocupan o han ocupado importantes cargos institucionales.

Su libro es un breve pero conciso trabajo de divulgación acerca de un asunto que no termina de resultar controvertido en España como es el de la Masonería. Una institución tradicional difundida en todo el mundo occidental pero que aún sigue levantando importantes suspicacias en nuestra Patria en distintos sectores sociales. La obra pretende contestar a algunos de los interrogantes más comunes que se hace el público interesado en esta institución. Que según definición de Estrasburgo, 1952, fue calificada como una institución para la iniciación espiritual por medio de símbolos.

Decía Lao Tsé en el siglo VI antes de Cristo que “el Tao que puede ser expresado por palabras no es el verdadero Tao”. Sabemos que el símbolo tiene necesariamente un carácter abierto que se opone a ser codificado de modo exclusivamente racional y que puede llegar a limitar con el idiolecto o significado propio, íntimo, inefable e inexpresable, producto de la reflexión y meditación de la persona que lo emplea. Es decir, que forma parte de la propia experiencia. La cual tiene un cierto componente incomunicable en cuanto contenido psíquico contemplado tal como se le muestra al investigador. Y el símbolo no sólo habla al intelecto sino que de algún modo conmueve, es decir, mueve a la acción o a la realización espiritual, a la interpretación y o modificación de la conducta. Es una forma de energía y un lenguaje de expresión de lo sagrado en su forma más inefable. Así también nos lo revela nuestro gran Cervantes en su memorable discurso en casa del caballero del verde gabán sobre la educación, la vocación y lo poético y “su alquimia de tal virtud que quien la sabe tratar la volverá en oro purísimo de inestimable precio…”

La obra parece especialmente oportuna en estos momentos para ayudar a tratar de evitar confundir cuál es el verdadero enemigo. Que se encuentra no tanto dentro del campo de los partidarios del mundo Espiritual y sus valores, cuanto en los representantes del Materialismo y sus vicios o pasiones. Con el auge de las llamadas posmodernidad y posverdad promovidas por el neomarxismo cultural y sus cómplices estamos asistiendo en Occidente a una especie de demolición del mundo de los grandes valores metafísicos que informan y mueven el desenvolvimiento espiritual, moral e intelectual de las personas así como de las propias bases de la civilización en que la vida humana plena se asienta. Curiosamente se rechaza lo que suponga Tradición o Conservación. Como si intentar conservar la vida, la dignidad, la naturaleza o el patrimonio fuese algo malo o criticable.

Así, las instituciones religiosas, el Cristianismo en el caso de Occidente, son atacadas y desacreditadas. También, desde otras perspectivas pero convergentes en el fondo, las instituciones tradicionales iniciáticas de perfeccionamiento humano de carácter laico como la masonería. En el fondo se trataría de una lucha contra lo sagrado y sus lenguajes. Una persecución de la toma de conciencia de lo numinoso y de la naturaleza espiritual de la condición humana. Una devastación programada del mundo de los valores metafísicos que, transmitidos histórica y personalmente de modo dogmático o iniciático, permiten el Arte, la Cultura la Justicia o la Libertad. 

El contenido del libro es coherente y adecuado a su declarado objetivo de divulgación. No aborda una historia de la Masonería o, mejor de las diferentes Masonerías históricas.

Sin embargo, en el caso de España cabe preguntarse si sus diferentes sucesivos fracasos históricos se deben únicamente al fanatismo, la ambición o la hipocresía atribuibles a sus detractores o también a los propios errores y defectos de la manifestación histórica de la Institución en estos lares. Su relegación de la educación, la carencia de suficiente entronque con la extraordinaria y singular Tradición iniciática española, acaso por su origen extranjero a veces vinculado a la propaganda del adversario o del enemigo. Su preferencia histórica por el poder político y social más que por la acción espiritual, intelectual y estética son cuestiones a debatir dentro de un estudio y comprensión integral del fenómeno masónico. Es decir, cuando se pasa de las musas al teatro.

La obra incluye un breve pero interesante y útil glosario con algunos términos empleados por la Institución.

También una relación de masones históricos ilustres, aunque algunos de los citados probablemente no son los más característicos u oportunos o bien, a mi juicio, no se resalta lo más importante desde el punto de vista singular que nos ocupa.

Así, por ejemplo el profesor de la Sorbona, Carlos Richet, premio Nobel de Medicina 1913, es famoso especialmente por un trabajo que no se cita: sus extraordinarias investigaciones científicas durante décadas en el mundo de lo paranormal que darían lugar a su importantísimo Tratado de Metapsíquica.   

Salvador Allende sí es citado aunque no Augusto Pinochet. Ambos masones ofrecerían una versión histórica real en Chile de la famosa leyenda de Hiram narrada en la página 70 del libro. Se cita al general Prim, pero no a Serrano, su presunto asesino, según algunos historiadores, y desde luego beneficiario junto con los Borbones de su magnicidio.

A Churchill, otro de los reseñados, se le achaca como venganza la bárbara e  innecesaria desde el punto de vista militar destrucción de la preciosa ciudad alemana de Dresde.

El presidente Truman ordenó la destrucción de las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki mediante sendas bombas atómicas causando decenas de miles de muertos entre la población civil indefensa.

Bolívar era un personaje cruel y traidor. Resentido por habérsele negado un título de nobleza por el que había estado cohechando se vengó organizando la rebelión contra España. No está de más recordar que en el desastre venezolano actual que vemos con tanta preocupación por el sufrimiento del pueblo hermano han influido varias concausas, algunas de origen tan remoto como la independencia bajo el poder despótico de un personaje tan turbio, violento, corrupto y felón como Bolívar. Y con él la toma del poder sin las cortapisas legales de España por parte de la ambiciosa clase criolla, antecedente de una casta oligárquica incapaz de ordenar y organizar como clase dirigente el progreso real de uno de los países mejor dotados de recursos naturales del mundo, que mediante un cierto turnismo corrupto se repartía el botín venezolano con apenas alguno que otro contratiempo.

Otros de los personajes españoles citados tuvieron un dudoso comportamiento y acaso fuera mejor mantener un piadoso olvido. Así, el pintoresco y sectario islamista andaluz Blas Infante, amigo de la feroz morisma antiespañola del Rif. O el judío Mendizábal causante de una gran pérdida en el patrimonio artístico de España, así como con su mal arbitrada desamortización de un problemático e inconveniente establecimiento de la estructura agraria en el Sur y Sudoeste español, que más bien resultaría una rémora para nuestro desarrollo económico y social.

Tampoco el reaccionario general Narváez, el Espadón de Loja, parece un ejemplo memorable de virtudes masónicas.

Azaña, gran intelectual y controvertido político, no es demasiado representativo pues no pasó de aprendiz masón, e incluso se permitió comentarios ácidos sobre los rituales y parafernalia simbólica de la Orden.

En cambio, se omite la referencia a una gran personalidad política e intelectual como Castelar, cuarto presidente de la Primera República, escritor prolífico y bienintencionado embajador conciliador entre la Institución y la Iglesia Católica.

O a masones ilustres republicanos asesinados por los socialistas durante la guerra civil como el general López Ochoa, Melquíades Alvárez o el ex ministro de Gobernación, Rafael Salazar Alonso.

O al honorable republicano general Cabanellas, el de máxima graduación entre los alzados contra el Frente Popular y primer presidente de la Junta de Defensa Nacional.

No obstante, parece muy acertada la mención de un masón honrado, sincero y auténtico como el polígrafo extremeño Roso de Luna, verdadero exponente de la actividad educativa y cultural de la Masonería.

Y, desde luego, la de un genio artístico de Occidente como fuera el gran Amadeo Mozart, del que Cernuda afirmara que era la Música misma.  Un compositor universal, gloria de la Humanidad, que compuso gran número de obras de música sagrada tanto para los ritos católicos como otras para rituales masónicos, sin olvidar la  maravillosa ópera La Flauta Mágica. Obra maestra de la Cultura europea.

En resumen, Masonería, Todo lo que siempre has querido saber sobre esta Institución es una obra de divulgación de lectura recomendable y sencilla para quienes deseen conocer mejor esta Institución de tan gran importancia histórica en Occidente.  

NOTA:

Mi agradecimiento a don Agustín Luceño por la fotografía del acto, en la que aparece el presidente del Ateneo, don Javier Domínguez, saludando a los autores y a María Jesús, la moderadora de la sesión.

Datos del libro presentado

Masonería. Todo lo que siempre has querido saber sobre esta institución.  Pablo Bahillo, Víctor Berastegui y Juan Antonio Sheppard. Editorial EDITATUM. 140 páginas. 6 euros

Todo por la Pasta

Acabamos de conocer que la otrora poderosísima señora (sic transit gloria mundi) Soraya Sáenz de Santamaría acaba de fichar por un poderoso bufete lobbista relacionado con la información y manipulación de datos confidenciales de carácter internacional, con varias causas judiciales contra España. Toda una muestra de heroico patriotismo a añadir a las diferentes que ya nos había ofrecido la ambiciosa ex vicepresidente del Gobierno, muy honorable de la Generalidad y ex jefa de ese CNI que no se enteraba de nada para mejor avío y medro de golpistas.

Cómplice en el despilfarro de una mayoría absoluta que habían recibido para cambiar las cosas y evitar el desastre actual de España, fracasó como gobernante y para colmo de frustración, no pudo heredar la inane poltrona de Mariano calzas lilas. Fue derrotada en las votaciones internas, para más INRI con la colaboración de su odiada enemiga Cospedal. Se había refugiado en el Consejo de Estado con la complicidad de su colega y amiga Carmen, la de Cabra, mientras creíamos rumiaba su inesperada derrota y planificaba su vuelta y acaso su venganza contra los compañeros del partido. PRISA no paga a traidores, una vez la traición pasada. O sí.

Pero, poderoso caballero es don dinero y en remedo del antiguo lema de las casas cuartel de la Guardia Civil del Todo por la Patria, esta aventajada sucesora de lady Macbeth e ilustre señora bilderbergiana se aviene a un Todo por la pasta más acorde con su ambición y falta de escrúpulos. Lo cierto es que tras su cese la pobre no había quedado en la indigencia ni menos para practicar la voluptuosidad del ayuno como decía Valle, perito en esperpentos, por lo que el fichaje del que hoy hacemos mérito cabría ser calificado como de puro vicio y no de necesidad.

¿Utilizará acaso la enorme información confidencial adquirida en su etapa de estricta gobernanta para perjudicar los legítimos intereses de España? No lo sé. Ojalá que no. Ya se verá, aunque tampoco sería mucho de extrañar, visto lo visto.

¿Esto significa que da por finalizada su carrera política? ¿O solo la interrumpe hasta recibir nuevas instrucciones?

Y más en concreto, ¿da por acabada su aventura en el PP? ¿Es que sabe ella que el PP está ya en decadencia irreversible? Su retirada, sin la posible amenaza inmediata de dossieres comprometedores, ¿favorece al ultra nacionalista galleguista Feijóo en su intento de mover la silla a Casado?

Probablemente sea solo una retirada estratégica. No parece que el peligro haya pasado.

Crímenes estratégicos

Hoy, aniversario de la masacre del 11 M, cabe recordar como homenaje a la memoria de los asesinados también otros atentados de criminal carácter estratégico causantes de un cambio o desvío de nuestras posibilidades históricas de progreso para ser arrastradas al ocaso.

Siquiera como mero recuerdo enunciativo conviene un breve ejercicio de memoria histórica de verdad, no sectaria y falsaria, hecha a la medida de las repugnantes zurdas españolas, las mismas que explotaron cínica y canallescamente el atentado del 11 M.

Así por, ejemplo, el asesinato de don Juan Prim, un oportuno crimen de Estado cuya autoría última nunca se logró aclarar del todo. El juez instructor fue ninguneado y su instrucción saboteada por las cloacas de esa época, ligadas al general Serrano o al duque de Montpensier, cuñado de la destronada reina Isabel y aspirante al trono vacante.

El resultado de este crimen fue que el entronizado rey don Amadeo, de la Casa de Saboya, se quedó sin su principal apoyo. Su primer acto al legar a España fue asistir a los funerales de su valedor, y al cabo no le quedó más remedio que abdicar.  Una pena, porque don Amadeo había demostrado ser un hombre honrado, noblemente preocupado por la suerte del país. Nada que ver con la corrupción y estulticia características de los Borbones, sobre todo de la línea bastarda instaurada por la reina consorte María Luisa de Parma, quien había confesado a fray Juan de Almaraz que ninguno de sus regios embarazos se debía a su marido Carlos IV. 

Asesinado Prim, abdicado don Amadeo, fracasada la incompetente Primera República saboteada por federalistas y carlistas, que ni siquiera Castelar pudo salvar gobernando los últimos meses a golpe de decreto, vino la Restauración y volvieron los Borbones en la persona del hijo de la reina expulsada y no se sabe seguro de quién. Adalid de esa Restauración fue Cánovas del Castillo, representante de la derecha turnista, luego asesinado por el oportuno anarquista de ocasión. Sagasta le sustituyó, y a poco comenzó la agresión norteamericana que provocará el desastre del 98, con la reina doña Cristina como Regente. Su marido, don Alfonso XII ya había muerto prematuramente de tisis agotado por sus bizarras hazañas eróticas: “Cristinita guarda el coño. Y de Cánovas a Sagasta y de Sagasta a Cánovas”. Oportunamente muerto Cánovas, el gobierno Sagasta demostró una incompetencia extraordinaria durante la crisis con el resultado de todos conocidos. La pérdida de nuestras últimas provincias de ultramar y una tremenda decepción histórica que afectó a nuestra vida política y social durante décadas.

Otro hito importante fue el asesinato del presidente Canalejas. Probablemente el mejor político que haya dado Galicia. Un ferrolano liberal, competente, honrado, de gran preocupación por la cuestión social que de haber podido gobernar un cierto tiempo acaso hubiera podido reconducir la Restauración echada a perder por la casta política de la Monarquía con el nefasto don Alfonso XIII en cabeza. Aquí también hubo el oportuno anarquista de turno para hacer el trabajo sucio a las fuerzas más oscurantistas.

En el fracaso de la Segunda República influyeron varias concausas. Cabe recordar aquí, por su importancia decisiva y estratégica, el golpe de octubre del 34. Dividido en la práctica en dos: el perpetrado por ERC del genocida Companys en Cataluña, y el debido a los socialistas en Asturias. El golpe de socialistas y catalanistas contra la República, aunque previsto con carácter o ámbito nacional, fracasaría en el resto de España. Según las estadísticas oficiales hechas públicas por de la propia República, la criminal aventura de socialistas y catalanistas provocaría más de un millar de muertos: 1051 paisanos, 100 de la Guardia civil, 17 de seguridad, 2 de vigilancia, 51 de guardias de asalto, 16 de carabineros y 98 del Ejército. Para muchos historiadores, esta acción criminal e irresponsable de la izquierda contra la República, que resultaría casi impune para sus responsables principales, iniciaría la dialéctica imparable y de acción y reacción desestabilizadoras que provocarían la guerra civil. Las consecuencias del indulto de los golpistas y criminales por parte del Frente Popular debieran servir de aviso de navegantes para los actuales miembros del actual Frente Popular reconstituido.

Dentro de este sucinto repaso podemos dar otro salto en el tiempo para recordar otro magnicidio estratégico, el del presidente Carrero. Considerado el delfín y futuro albacea del general Franco, había demostrado su deseo de mantener a España con un cierto margen de autonomía respecto a las imposiciones imperiales. Entre otros hitos: Programa nuclear propio, conservación del Sáhara, soberanía para mantener una política propia, bases incluidas, en la Guerra de Oriente medio. Así se lo expuso al mismo Kissinger justo el día antes de su asesinato, lo que probablemente supondría confirmar su sentencia de muerte. El presidente Carrero fue oportunamente asesinado en atentado preparado durante meses a pocos metros de la embajada USA en Madrid.  El resultado visible: fin de la posibilidad de bomba atómica española, sumisión a la política imperial, Marcha Verde, ignominiosa retirada del Sáhara patrocinada por don Juan Carlos, creación y “empoderamiento” del PSOE… y una nueva Restauración borbónica manipulada por EEUU y Alemania. 

El autogolpe del 23 F, afortunadamente sin víctimas mortales, supondría la eliminación de las últimas resistencias, especialmente procedentes de las instituciones históricas, al nuevo poder borbónico sostenido por los intereses globalistas que nos vienen debilitando, gracias entre otros instrumentos al desastre autonómico y su capacidad de devastar moral, política y económicamente a la Nación. Sin olvidar la pérdida de soberanía ligada al crecimiento desorbitado de la Deuda, en gran parte odiosa e impagable.

Bajo el mandato de Aznar, España había osado levantar cabeza y liberarse parcialmente de su sometimiento a los intereses de Francia y Alemania o a los chantajes de Marruecos. ETA estaba siendo irreversiblemente vencida, los golpistas catalanes en decadencia. Algo que no se podía consentir.

De modo que vino el golpe de Estado del 11 M y con él el desastre permanente y progresivo en el que nos hallamos desde entonces. La traición pública del PSOE, manipulando el atentado, compinchándose con el entorno de ETA y con los golpistas catalanes gracias, en especial, a las tenebrosas actuaciones de su franquicia catalana del PSC. La desgraciada política del siniestro ZP iniciando las políticas neomarxistas de destrucción de la clase media y creación de colectivos subversivos financiados con dinero público, con cargo a impuestos y deuda…

Una deriva hacia el despeñadero de España como Nación y como mediana potencia internacional que el bizarro impostor Mariano, el galleguista, no quiso o no pudo revertir incluso con mayoría absoluta. Una actuación que recuerda la de su paisano el calamitoso republicano Portela Valladares. Un fracaso histórico con ribetes de traición que deja al régimen en posición casi desesperada.

Y el golpe sigue y sigue con nuevas variantes. Hoy, el Tribunal Supremo está juzgando a golpistas, aunque, evidentemente, no a todos.

Decía Marx que la violencia es la partera de la Historia. La violencia, los atentados, los golpes, son atajos para resolver conflictos que debieran ser eliminados de la acción histórica. En el plano de la sociedad y de las personas la violencia produce sufrimiento.

Ojalá las víctimas directas, en cierto modo por extensión lo somos todos los españoles, obtengan consuelo espiritual para sobrellevar con la mayor dignidad sus pérdidas y su desgracia.

En solidaridad con ellas ruego una oración por su memoria. E invito a escuchar esta versión de la lacrimosa, del Requién de Mozart.

Huelga en Palacio

Se ha sabido que la Corona no tendrá actividades el día de hoy, 8 de marzo, sumándose así a la huelga promovida y perpetrada por las hembristas sorosianas, socialistas y podemitas. Al parecer, hasta el último momento, con buen criterio e inteligencia de lo que le conviene a España y a la propia estabilidad o permanencia de la Institución, la reina doña Sofía ha intentado convencer a su hijo para que no se sumará a la huelga o a al menos a ella le dejaran participar en alguna actividad de modo que quedara clara la actitud neutral, no partidista, de la Corona. No ha podido ser. La señora de Borbón tiene mucho predicamento sobre su marido quien, por lo que se ve, acaso no se atreve a llevarle la contraria. 

Es un hecho muy grave que don Felipe se sume a una huelga partidaria, de fines sectarios e incitadores al odio e instigada por los enemigos de España. Si lo hiciese por propio convencimiento, malo. Si lo hiciese por temor a los malos modos de su irascible señora, aún peor.

La clase dirigente y en especial la máxima autoridad de la Nación tienen obligaciones con la sociedad y con la Patria mayores de las que cabe esperar del populacho ignaro. Aunque aquí se desprecien, los símbolos y ciertos ritos y formas de expresión y conducta son muy importantes para mantener la dignidad institucional.

En Londres no se entendería que la Reina se sumase a la huelga hembrista. Ni que se jaleara que apareciera su figura colgada o boca abajo. Claro que allí no hay miedo en exhibir la bandera nacional, ni se consentiría que un mal nacido se limpiase impunemente los mocos con ella. Allí es motivo de honor homenajear a los considerados héroes nacionales. Un tal Nelson dispone de un gran monumento en la plaza de Trafalgar. Nuestro Blas de Lezo es casi ignorado o si acaso motivo de befa por el populacho ignorante y embrutecido tras décadas de corrupta partitocracia.

La huelga tiene su manifiesto de pretendida justificación cuya lectura pone los pelos de punta. Una declaración sectaria, partidista propia del más peligroso fanatismo o de las nuevas formas de subversión comunista o totalitaria. Un totum revolutum sectario de hembristas, tribadas, transexuales, arpías, abortistas, bolivarianas, envidiosas igualitarias, frustradas por falta de pene, ménades feroces… que defiende las cosas más variopintas tales como, entre otras, el adoctrinamiento LGTBI a la infancia en las escuelas, el aborto como derecho, la supresión de las concertinas en las fronteras, la expresión de género (sic), que se respete la autonomía de las mujeres de 16 y 17 años, que se rompa la división sexual del trabajo… o bien ataca la Justicia (que se administra en nombre del Rey) patriarcal…

Un manifiesto que parece pudiera haber sido redactado por la señora Borbón o con el que se puede sentir bien identificada, abortista, atea, sectaria, izquierdista, prepotente, mal educada…

Preocupa que don Felipe haga dejación de autoridad y no defienda su rol institucional como si fuese un prescindible Mariano cualquiera. O que la educación de la Princesa de Asturias, y con ella el futuro mediato de la Institución, se encuentre en tales manos.

Cuando se pierde el oremus no es de extrañar que luego se pierda la Corona.

NOTA: Más información en Periodista Digital

Miércoles de ceniza

Cuando se regresa del extranjero se acrecienta aún más la sensación de jaula de grillos, de epidemia de estulticia, de falta de sentido común y de futuro, de convivencia, que aqueja al reino de España y a muchos de sus disparatados y embrutecidos súbditos. Y del desvarío de unas instituciones mayormente ocupadas por gentes impostoras, corruptas o encanalladas disfrazadas de filantrópicos próceres pero eximios miembros de la España de charanga y pandereta que no aciertan la mano con la herida que ellos mismos abren, agrandan e infectan. Gentes de las que han de helar el corazón al españolito preocupado tanto por las cosas de su patria atacada cuanto por su propia vida en paz.

Aunque hoy sea miércoles de ceniza, comienzo oficial de la Cuaresma, momento tradicional de la revisión de los actos y de las consciencias cuando la primavera asoma y con ellas las promesas de renovación fenológica, mi corazón espera otro milagro de la primavera, lo cierto es que el Carnaval sigue, y parece ser que no hay manera de enterrar, la quiebra de los principios, de la norma o del disparate.

Siguen las vistosas maguer impostadas máscaras de heroicos demócratas. Los golpistas disfrazados de defensores del derecho. Un gobierno subversivo, una contradicción en términos, que continúa y agranda las terribles felonías del anterior. Unos cómplices que también debieran ser procesados como los golpistas catalanes propiamente dichos. Al intrépido galleguista barbuda dueña doña Dolorida y su retorcida ama de llaves repelente marisabidilla de pelo en pecho le siguen el gran macho, machote cara de piedra protector de hembras y serrallos con su no menos ilustre madame preciosa ridícula doctora Carmen, la de Cabra. No es de extrañar más allá de siglas mohatreras que ambas sean colegas y cómplices u obedezcan a los mismos amos visibles u ocultos.

El gobierno del doctor falsario promueve una curiosa huelga para el viernes. Es cosa poco frecuente que las huelgas sean patrocinadas y jaleadas por quienes debieran combatirlas. Tampoco están claros los motivos o motivas de tal huelga salvo que sabemos que ya se está enterrando el paleo marxismo obrerista, siendo sustituido por una subversión con nuevas tecnologías neomarxistas a lo Alinsky. ¿El objetivo o resultado de la huelga para estas feroces ménades es convertirse en hombres? ¿Acaso en castrarlos tras humillarlos como supuestos representantes de la clase capitalista explotadora?  No sé: es la huelga de las hembristas, de ovarios caídos y neuronas en ayuno y penitencia. Sustitutas hembriproletariado en abigarrado e incoherente totum revolutum manipulable por el arrumbado partido vanguardia de los trabajadores, hoy devenido en corrompido socialismo made in USA o en vicioso demenciado Villa tinaja S. L.. El éxito de la huelga supondría el paradójico mentís a la inteligencia y dignidad de la condición femenina al demostrar su vulnerabilidad ante las más burdas manipulaciones. Una condición femenina que la Tradición vincula a los más altos valores espirituales y morales.

Las que no están en huelga y me temo que ni la entenderían son las bandas de islámicas de enormes sayones negros que sacan chispas a las tarjetas de crédito de su marido en las más exclusivas y onerosas tiendas de marcas para el alto consumo de gran lujo del pijerío capitalista en las principales ciudades del mundo globalizado. Ni menos las miembras de harenes pobres sin Prada, Gucci, Hermés, Vuitton, Rolex o Patek Philippe que llevarse a la frustración. Ninguna de nuestras feministas subvencionadas las va a defender de la opresión de sus derechos civiles ni siquiera se plantean hacerlo en beneficio del impuesto multiculturalismo selectivo.

Un gran ejemplo para todo el mundo según orgullosamente proclama la adicta prensa mohatrera que se dice global. No es que sea la festividad de Santa Agueda ni menos que estemos en Zamarramala, sino que se inicia la precampaña electoral y las vistosas galas del cortejo nupcial con sus votantas. El apuesto galán falsario hace la rueda ante sus ministras y ministres de sexualidad dudosa o ante la boca abierta de sus bobaliconas admiradoras. Cacarea decretos leyes a convalidar si el tiempo no lo impide como otras ponen huevos sin permiso del recovero. Acarrea manifestantas como ganao a trasquilar en trashumancia pero en patinete a pilas.

Todo va peor, pero de eso se trata. Hay que obedecer al amo desconocido. La entropía aumenta cuando no hay orden que la combata. La entropía extramuros es resultado de ese orden intramuros. Cuando no hay muros debido al fracaso institucional todo va convirtiéndose en entropía. La entropía o contra orden o contra diferencia no distingue entre estados o posiciones. Machos o hembras, Bien o Mal, Vicio o Virtud, Razón o Fanatismo, todo ha de ser uno indiferenciado a mayor gloria de la plutocracia desconocida. La más terrible penitencia de una Cuaresma que amenaza resultar interminable.

Caza, energía, animales y animalistas

Hasta hace no mucho los animalistas típicos y tópicos constituían una abigarrada fauna de damas histéricas, fanáticos, ignorantes urbanitas, traumatizados por Bambi, afeminados, y recias ancianas de pelo en pecho y paraguas en ristre defensoras de las viejas glorias del Imperio Británico. Como es natural, no se les solía hacer mucho caso pero ahora con las ingentes subvenciones sorosianas dedicadas a socavar la sociedad civil, la promoción del pensamiento débil y la impuesta hegemonía de la posverdad a la americana, lo tremendo y peligroso es que cada vez tienen más poder para imponer despóticamente sus chifladuras. Sean contra la caza, la tauromaquia, la gastronomía con proteína animal o cualquier otra actividad que se les meta en el entrecejo, sus diatribas incluso están encontrando eco nada menos que en sede judicial. El último fallo, digo auto, ha sido en Castilla y León donde un severo Tribunal va ahora y prohíbe de modo cautelar el ejercicio de la caza, hasta que se analice su impacto en las especies. Algo que puede dar lugar, desde luego, a infinitas investigaciones científicas e incluso tesis doctorales amañadas como las del Doctor falsario.

La caza es un ejercicio que participa tanto de lo cultural, como sociedad humana como de lo natural, propio de los ecosistemas donde constituye elemento básico de la cadena trófica. Y por supuesto, de las complejas relaciones entre una cosa y otra. En agosto de 2014, por mi experiencia de antiguo cazador y de ingeniero agrónomo con, por supuesto, importante formación ecológica y medioambiental, publicaba una entrada sobre este tema que puede ser útil y de actualidad reproducir a continuación:

«La caza, el verdadero ejercicio de la caza que no es pegar tiros sin ton ni son a todo lo que salga y que para los buenos aficionados tiene más que ver con la calidad que con la simple cantidad, se está deteriorando en España como ya lo ha hecho en otros países occidentales. Las causas son variadas y admiten análisis diferenciados por especies y ecosistemas concretos. Los que no conocen bastante la actividad suelen considerarla un ejercicio cruel que desacredita moralmente a sus practicantes. Esto puede ser relativamente cierto en el caso de la caza de piezas criadas en granjas que tienen disminuidos su resistencia física o su instinto de defensa o que apenas conocen el escenario a donde han sido trasplantadas. O en el de ciertos métodos de caza furtiva.

Pero existen otras cuestiones comunes. Una es el problema de las enfermedades que puedan afectar a determinadas especies cinegéticas, como es el caso emblemático de la mixomatosis del conejo. Un problema que no sólo afecta a esta especie sino a sus grandes depredadores especializados, joyas de nuestra fauna, como el lince o el águila imperial. Otra cuestión es el cambio en las cadenas tróficas y los recursos ambientales de supervivencia producidos por el deterioro de los sistemas agrarios modernos. Con los avances de la agricultura química y el despotismo burocrático de la PAC, cada vez el medio es más hostil para la mayoría de nuestras especies emblemáticas de caza menor. Los sistemas agrarios se simplifican, apenas hay ya agricultura y la que hay se encuentra crecientemente saturada de productos tóxicos. Los campos se abandonan, con ellos los setos, y las especies invasoras van ocupando el terreno donde antes la perdiz o la liebre encontraban su protección y alimento. Algunas especies alteran su vocación nómada por razón de su dieta alimentaria. Así por ejemplo grupos de codornices habitantes de áreas templadas de regadío que probablemente se hacen sedentarias y pasan el invierno en España porque no tienen suficientes reservas grasas para arrostrar grandes migraciones.

Sin embargo, el monte abandonado constituye un hábitat que permite una mayor proliferación de jabalíes y de zorros, vehículos éstos de transmisión de la rabia. En algunas zonas se crían venados en las fincas casi como una explotación ganadera más.

Pero hay otro aspecto energético muy importante a considerar. En los ecosistemas naturales existen equilibrios en la cadena trófica o alimentaria entre las diferentes especies en juego. Sobre la productividad primaria vegetal actúan los herbívoros, los depredadores controlan el número de individuos de una especie en el ecosistema. Abundan si hay muchas presas depredables, escasean si éstas faltan. Su población no aumenta cuando la energía que emplean para capturar una presa es mayor que la que la presa le proporciona como dieta. Las armas de fuego supusieron ya una alteración en estas reglas de juego de la naturaleza. Pero ahora a demás hay que contabilizar el coste energético de los desplazamientos hasta los cazaderos más alejados en potentes y lujosos vehículos todoterrenos. Así, el valor energético de una perdiz o de una liebre no compensa de ningún modo el coste energético empleado en su captura. Roto el equilibrio de regulación natural antes citado cuando las piezas resultan más raras aún aumenta más el presupuesto energético de captura ¿Hasta que no quede nada?

Y algo similar ocurre también con la pesca industrial en cuyo estudio de dinámica de poblaciones habría que añadir la influencia del tamaño de los peces, tanto en la conservación del ecosistema marino cuanto en el montante de biomasa extraída. Y el esfuerzo pesquero. En general, los sistemas más artesanales de pesca tradicional permiten mantener la biomasa de los ecosistemas pesqueros».


En efecto, atendiendo al papel de la energía en los ecosistemas naturales y en los sistemas agrarios y el ámbito de la sociedad, la caza debe ser regulada con criterios científicos para proteger los ecosistemas y con criterios sociales para proteger la especie más desprotegida, asediada y amenazada de extinción de nuestros campos: el habitante en el área rural.

Al parecer, VOX es la única institución política que demuestra firme voluntad de defender sin complejos a todas estas especies amenazadas por el fanatismo animalista que campa a sus anchas por biotopos, media, e incluso sedes judiciales depredando la naturaleza y el sentido común. Amenaza que se extiende con ellas a toda una tradición rural polivalente y poli profesional, garante de la biodiversidad de los  ecosistemas naturales y de la misma supervivencia del amenazado mundo rural.

No deja de ser curiosa la dictatorial posición de los animalistas. Es comprensible que a muchas personas no les guste la caza, la pesca o los toros. Es coherente si mantienen una dieta vegetariana o no se usan zapatos o prendas de piel. No se obliga a nadie a cazar, ir a los toros, comer carne o pescado o calzar zapatos de piel. Lo que sí demuestra despotismo es la funesta manía de prohibir lo que no gusta o no se entiende. Ese tratar de imponer lo que se considera acertado desde una supuesta superioridad moral que no se justifica en nada objetivo salvo los prejuicios.

—–

Deposiciones bizarras

Un año después de la muerte de don Antonio García Trevijano, el blandengue núcleo duro del partido hermafrodita ha pasado para depositar sus esperadas deposiciones en sede judicial. Curiosamente como testigos en vez de en calidad de procesados como, visto lo visto e intuido lo que nos tapan, sería lo natural en cualquier país civilizado.

Un fiasco poco emocionante donde una vez más han demostrado su osada bizarría, patriótica galanura y altura espiritual, intelectual y moral.

No sabían nada. No les habían informado sus subalternos. Ellos no querían. No se enteraron de nada. Confiaban en el enemigo. No querían aplicar la legalidad no se fuese a cabrear a la fiera. Lo mejor era disimular. Mejor la humillación a los leales en el barco Piolín que enviar los buques de la Armada. Después de todo no pasó nada. Lo legal es real. Lo ilegal no es real… soy leguleyo porque yo lo valgo y he sacao unas oposiciones.

La primera corrupción consiste en pudrir el Entendimiento. De ahí todo lo demás.

Otro sí digo. Con esta tropilla al mando lo raro es que no haya habido más desastres. Menos mal que la corrupta y falsaria banda contraria era de parecido jaez.

Claro que para tratar de limitar los daños Su Majestad tuvo que llevar del ronzal a la perezosa acémila galleguista, tan pasicorta y tan cozilarga. Con cuidado porque es muy traicionera, cobarde, taimada y mal ganao.

Ojalá no estemos ante un fallo multisistémico agudo de carácter terminal irreversible. Los síntomas así lo parecen indicar. 

¡Qué hemos hecho para merecer esto! ¿Qué habría pasado si la politeia española hubiera dispuesto de un proceso constituyente y verdadera separación de poderes y libertad política como pedía don Antonio?

¡Qué no nos pase !

—–

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.