Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Esperando a Godot

Entretenidos con el vodevil y comedia de enredo de la casta político-mediática española del ahora te junto, ya no te junto, voy a preguntar a mis sometidos deudos, me compicho con este terrorista y con aqueste otro golpista, quiero ser ministra aunque sea de Marina, y suma y sigue o qué pasa con el romance o amoríos del caprichoso pero apuesto abogado franco catalán y la Carmen gitana que no de Merimée,  parece que no estamos prestando suficiente atención a dos importantes cuestiones internacionales globalistas. Asuntos aparentemente no interrelacionados, pero que acaso pudieran terminar estándolo entre sí, y también con el partido franquicia del Demócrata americano en España. Me refiero a la PSOE y su no menos bizarro representante obamo-clintoniano, un tal Mister Sánchez, el yernísimo y niño de la tesis.  Se trata de dos casos dramáticos que ponen los pelos de punta.

En EEUU por fin se ha detenido al multimillonario judío sionista globalista financiador del Partido Demócrata Jeffrey Epstein. El magnate ha ido acusado de ser cabecilla de una extensa red pedófila de alto copete para el servicio de la elite globalista sionista, a cuyos miembros ofrecía sana diversión, pero luego tenía la posibilidad de extorsionar una vez grabados en filantrópico acto de servicio. Y, según las acusaciones, no solo de pedofilía sino también incluso de terroríficos sacrificios de niños y niñas en rituales satánicos. Tales presuntas hazañas se perpetraban en su isla particular, conocida como la isla de las lolitas, a la que eran invitados la flor y nata de la casta político- financiera judía y anglosajona. Entre otras personalidades filantrópicas de la élite mundial, según las fuentes estarían figuras señeras del Partido Demócrata como los Clinton. O el príncipe Andrés, representante de la puritana e hipócrita Casa Real Inglesa. O miembros y miembras del famoseo progre de Hollywood.  Incluso la estrella emergente de los demócratas, Alexandra Ocasio Cortez, ha sido acusada de alcahueta al servicio de Epstein por fuentes rusas.  Sin embargo, nuestras heroicas feministas todo a cien del yo sí te creo permanecen calladas como p.

Otra gravísima cuestión que pudiera tener consecuencias incalculables es la esperada y temida caída del por largo tiempo tambaleante Deutsche Bank. Otro súper tinglado financiero basura, en este caso alemán. Sí, tan serios que parecían los del Cuarto Reich del yelmo pincha euros. Y tan exigentes que eran con los denostados y humillados PIGS, bien que habían engordado a su cerdo y a su prusiana gusanera.

Un final de wagneriano ocaso de los dioses para la Feliz Gobernación de la Fhüresa Merkel, con hundimiento del Walhalla plutocrático incluido. Cosas de la codicia por el Oro del Rhin, robado a sus hijas.  Y, al cabo, recobrado por éstas tras arrastrar al fondo del abismo al malvado traidor y asesino Hagen.

Aún tomadas con el mejor humor y estoicismo posibles, ambas cuestiones son tremendas y pueden tener efectos devastadores como bombas de racimo, y no se sabe del todo quién podrá librarse de debacle. Del tinglado pedófilo y GLBTI, si no se puediese tapar, probablemente se intentarán acotar los daños echando carnaza de segundo nivel de gentuza.  La mayoría de los medía están en manos de sionistas compadres y amiguetes. Del desastre financiero, del que la casta anterior tampoco sería del todo ajena, si al final se produce, no creo que podamos librarnos los de siempre.

Dos cuestiones, junto con el reciente desastre electoral del felón izquierdista Tsipras en Grecia, que pueden amargar la plácida siesta veraniega de Mister Sánchez. Por muy trilero y cínico que se sea, pucherazos aparte, cabe temer que puedan pillar la esquiva bolita. O que la tremenda magnitud del escándalo demócrata o el caos económico – financiero venidero pudiera dar al traste con trileros, mesas de trile, alabancionistas y soplones cómplices.

Es tremendo pensar hasta qué punto se ha podido degradar la clase dirigente mundial.  Y el comprobar que las mayores amenazas para la sociedad puedan provenir de quienes más obligación tienen de defenderla.

 

 

 

 

De fronteras, membranas y límites

Nos explicaba Borges que el Universo, que otros llaman Biblioteca, se compone de un número indefinido tal vez infinito de galerías hexagonales, con vastos pozos de ventilación en el medio, cercados por barandas bajísimas…

También que a cada uno de los muros de cada hexágono le corresponden cinco anaqueles y que cada uno encierra  treinta y dos libros.

Según el segundo axioma borgiano el número de signos ortográficos es veinticinco.

Sea como sea, incluso el caos más monstruoso está ordenado al menos en hexágonos, anaqueles y libros. La Biblioteca incluye también todas las estructuras verbales, todas las variaciones que permiten los veinticinco símbolos ortográficos.

No todos tienen sentido al menos conocido ni simbolizan una realidad descifrable.

La Gramática, la Sintaxis, la Semántica pueden ser meras cábalas, ilusiones para hacer comprensible el caos y crear civilización o trabajo útil. Pero sin estos límites culturales a la entropía no hay conocimiento ni tampoco forma de transmisión del mismo. Sin códigos el Universo deviene en idiolecto indescifrable.

El Universo es una realidad vibratoria. Los sentidos nos permiten una especie de ventana de oportunidad para acceder a partes o fracciones limitadas de esa realidad vibratoria. Nuestro cerebro, que es Naturaleza y Cultura, traduce la impresión de esas vibraciones en ideas, sentimientos y promueve conductas.

El orden es una simple necesidad cultural ¿o también lo es de la Naturaleza? El sentido, el cosmos, que es lo que significa universo ordenado ¿es una superstición propia de la finitud humana o una necesidad de la manifestación?

La naturaleza tiene límites. Las galaxias, los sistemas solares, los planetas, los ecosistemas con sus biotopos y biocenosis se pueden definir porque tienen límites. Incluso cada criatura por pequeña o sencilla que sea los tiene como condición sine qua non para ser. Seres diferenciados en tejidos. Hasta la célula posee membranas. Y los átomos, órbitas electrónicas con límites de probabilidad.

La membrana es una pared o barrera que delimita un medio exterior de otro interior. Por tanto es una estructura necesaria para todo ser vivo, como único procedimiento para crear un medio interno. Con su propio metabolismo que permite una fisiología y el mantenimiento de una anatomía.  Los únicos seres vivos sin membrana plasmática son los virus que necesitan de otros seres vivos para su propia supervivencia.

Creemos que recordar todas estas cosas tan archisabidas viene a cuento cuando asistimos con renovada perplejidad como hoy es preciso demostrar lo evidente. Que ningún sistema sea natural, social, político o económico, puede vivir ni menos sobrevivir sin límites o fronteras, que precisamente le distingan o diferencien del medio exterior.

Sin embargo, Su Santidad Paco I El Irenista viene abogando de modo asaz impertinente, chocante y desde luego incoherente, porque no practica en lo propio lo que exige a los demás, la abolición de fronteras. Tampoco su irenismo que tanto recuerda al del oscuro payaso de ZP, el farsante mohatrero de la Alianza de las Civilizaciones inventada inicialmente por un ayatolá jomeinita, se aviene con propuesta de razón al abogar por una suerte de siniestro multiculturalismo, por el que todas las civilizaciones vendrían a ser igualmente respetables.  Una comunidad de carmelitas descalzos o una tribu caníbal. Los derechos civiles y la igualdad de todos los ciudadanos ante la Ley propia de la civilización europea o la teocrática saria islámica amparadora de normas medievales para árabes semi salvajes o de la opresión de la mujer. La libertad de expresión, cátedra o conciencia con el islam que significa sumisión, sometimiento, a una pretendida voluntad divina expresada de modo fijo e inamovible en el desierto arábigo y en lengua árabe hace varios siglos.

La conclusión final en coherencia de los planteamientos del Papa irenista supondría el final de toda teología, en cuanto significa orden intelectual de lo sagrado, y por ende, de la propia Iglesia Católica que administra y mantiene una de esas formas teológicas en la Historia.

Pero esta fase del promovido “vale todo” no puede ser sino una fase transitoria. Una fase de destrucción de estructuras y órdenes de toda clase. Nacionales, culturales, jurídicos, tradicionales, lingüísticos,… Algo parecido a la infección de una célula por un virus. El virus trastorna el ADN celular, trastocando el mensaje genético y logrando que la célula sintetice las proteínas del virus en vez de las suyas.

En este proceso llama la atención el colaboracionismo de las Izquierdas, traidoras no solo a sus sociedades y naciones sino especialmente a la clase trabajadora que dicen defender y que constituyen su pretexto político.

El final de esta transición será el caos más absoluto o con toda probabilidad, otro orden que creemos muy probablemente despótico. Otra forma de sumisión, a la plutocracia internacional.  El globalismo actual manipula el cosmopolitismo como movimiento integrador que subordina los intereses de una fracción o de una nación en los intereses de un Todo, supuestamente mejor.

Contra este desastre anunciado disponemos de nuestro sistema inmunitario. Que debe identificar, distinguir, valorar y enfrentar las amenazas. En el caso de lo cultural, es preciso recuperar la distinción entre consentir y tolerar, hoy intencionadamente confundidas. No es lo mismo tolerar que consentir.

La tolerancia es una virtud del competente y del fuerte. Del que tiene criterio para establecer los límites de lo que debe o no ser tolerado y desde luego la voluntad de aplicarlo.

Por el contrario, el consentidor es un defecto o vicio del inepto, débil o cobarde. O bien carece de criterio para distinguir lo bueno de lo malo, por lo que no tiene criterio de aceptación o rechazo de conductas, o es tan débil o cobarde que aunque lo tuviese no se atreve a aplicarlo.

Al cabo, el lenguaje nos permite ordenar la monstruosa Biblioteca borgiana. Dar sentido a la realidad, crear orden y civilización. No todos los libros de sus anaqueles tienen sentido o mantienen un relato coherente. No todos, aunque sean coherentes, resultan igualmente recomendables. Umberto Eco nos dice que la Biblioteca monacal puede desaparecer como resultado de ciertos intentos de proteger el contenido del Finis Africae del conocimiento público. Si un ciego y fanático Jorge (no Borges) sino de Burgos la prende fuego. De ella sólo quedarían unos muros humeantes. El límite, ahora sí superfluo, entre dos nadas.

La capacidad de elegir es el ejercicio de la Libertad. Hoy amenazada cuando se difuminan o quitan los límites. Cuando de un modo torticero y con cómplices encanallados o ineptos se pretende acabar con la Tradición y la Historia.

 

Otro Sí digo

Y otra más sobre lo mismo

 

 

El doble asesinato de Miguel Ángel Blanco

Cuando se cumplen veintidós años del horrible y sádico asesinato de Miguel Ángel Blanco un miembro de su propio partido, el PP ¿renovado? de Casado, traiciona su memoria votando a los herederos de sus asesinos de ETA para nada menos que la presidencia de una pintoresca e impertinente Comisión de Derechos Humanos de las llamadas Juntas generales de Guipúzcoa. ¿Herederos de etarras presidiendo comisiones de Derechos Humanos? Cosas de vascos de pura raza vasca incomprensibles para la gente civilizada. Supuestos correligionarios de las víctimas votando a los de sus asesinos, cosas de vascos de pura raza vasca incomprensibles para la gente civilizada. O con sentido del honor, la dignidad y la vergüenza que estamos comprobando les faltan a los vascos de pura raza vasca. A los hechos me remito.

Pero el traidor del PP ahí sigue en su poltrona sin que el bizarro gran líder Casado diga esta boca es mía. Sin duda este bochornoso espectáculo de traición, cobardía, infamia y colaboración con el crimen también alcanza al bizarro gran líder Casado, cuya credibilidad es menguante a medida que la osadía y desvergüenza de los irredentos rebeldes de su partido es creciente e impune.

El asesinato de Miguel Ángel Blanco supuso tal nivel de indignación en toda España que incluso obligaría a recular a los encanallados cómplices del PNV.

¡Pobre Miguel Ángel Blanco sacrificado para el medro de gentes abarcenadas y sobrecogedoras que ni siquiera le guardan memoria! Toda una segunda muerte. La de su memoria y las razones o sinrazones de su sacrificio en el sangriento altar del criminal nacionalismo vasco.

¡Qué vergüenza para el Partido Popular! No se puede caer más bajo. O sí, que diría el cobarde felón Mariano mirándose al espejo.

 

Sobre el Evangelio de la Ecología integral

De la mano del activista argentino, “se equivocó la paloma, se equivocaba…”, la bimilenaria y otrora orgullosa Iglesia Católica se va reduciendo y asimilando a una ONG más al servicio del NOM y la plutocracia internacional. Algo raro y paradójico, desde el punto de vista de su Tradición, cuando además de un Gobierno es también un poderoso Estado muy celoso de su poder material y de la inviolabilidad de sus fronteras.

Bien es verdad que tras el Concilio Vaticano II, en la época del Papa Roncalli, comenzó el aggiornamento eclesiástico extendido ahora urbi et orbi a todas las criaturas de los diferentes Reinos mineral, vegetal y animal en una suerte de renovado hilozoísmo panteísta. Una concepción del mundo muy diferente de la clásica defendida desde que existe, más propia de otras tradiciones religiosas, esotéricas o chamánicas, a las que la Iglesia habitualmente se opone o se ha venido oponiendo hasta ahora. Un cambio importante desde luego en el sentido de la redención y de su visión antropocéntrica del mundo que es consustancial al Cristianismo.

Así, entre las nuevas modas de mercadotecnia, o renovación del catálogo de productos, está la de la llamada ecología integral. A la que se va dedicar atención especial en las parroquias junto actividades anteriores clásicas más demodés como la catequesis.

Como estudioso de la cuestión medioambiental por razones científicas y profesionales desde hace más de cuarenta años, puedo decir con algún conocimiento de causa que la Ecología y su problemática también se viene usando en los últimos tiempos con intenciones bastardas, como una mohatra que con apariencia bienhechora oculta intereses espurios cuando no sencillamente criminales.

En este orden o desorden de cosas creo que se inscribe también el llamado Sínodo de la Amazonía. Con un título: “Nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral”. Un título chocante desde luego. ¿Y por qué no otros tales como: Nuevos caminos para la Iglesia y la inversión rentable en el sistema bursátil?  Se pone como modelo de ecología integral la cosmovisión de los indígenas. Se pretende una conversión ecológica que, imitando la famosa caída del caballo del propagandista Saulo, entre otras cosas haga salir del malvado coche diésel al no menos inconsciente consumidor de servicios, electrodomésticos, fruslerías y misas. Tampoco lo de la Pacha Mama o Madre Tierra termina de encajar con la teología cristiana clásica, pero la clase dirigente entiende que la mentalidad del rebaño es susceptible de ser cambiada con buena propaganda.

Otra cuestión muy interesante que nos puede dar mucho juego es la de la llamada  inculturación para adoptar los ritos y costumbres indígenas, modificando incluso los sacramentos si fuese preciso.  Un asunto muy sugestivo y gran alcance teórico y práctico. ¿Se trata de ir abandonando la Eucaristía como comunión con sustancia placebo y buscar la adopción de sustancias enteogénicas como las de las diversas tradiciones mistéricas griegas o chamánicas? Sustancias tales como las obtenidas del soma, amanita muscaria, cornezuelo del centeno, ayahuasca, cactús San Pedro, peyote, psilocybes, datura, iboga… Con esto de la ecología integral, ¿recomendarán emplear peyote como sacramento para la comunión como hace la Iglesia Nativa americana?

Veremos qué pasa en octubre con el dichoso Sínodo ecológico, ahora bien, tal parece una nueva maniobra contra la civilización española y contra paradójicamente la propia Iglesia y su importante labor en América de la mano de España. Una descalificación radical para ambas. Otra operación globalista como la de la Teología de la liberación y la promoción del indigenismo. Pero un suicidio para la Iglesia similar al promovido por la memoria histórica en España.

Cuando una institución reniega de sus propias raíces y tradiciones es que se encuentra al borde del descabello final. En este caso no sabemos si el matarife definitivo va a ser el sectario jesuita argentino, papa negro vestido de blanco, “solo o con ayuda de otros”, según famosa sentencia.

Posdata

¿Lo de la ecología integral introducida por el Vaticano actual es una forma actualizada de Irenismo religioso?

Interesante pregunta. En realidad la Ecología es una ciencia no una religión aunque tenga ahora creyentes en cuestiones de pura fe como lo del cambio climático de carácter antropogénico. Desde ese punto de vista científico la Ecología no tendría que mezclarse con ninguna teología o doctrina religiosa.

Ahora bien en la medida que se usa o pueda usarse para debilitar la tradición cristiana puede considerarse una estrategia del anticristo, del falso profeta, del ecologista teológico o religioso…

En todo caso, el Irenismo fue condenado por el concilio Vaticano II:  No hay nada tan ajeno al ecumenismo como ese falso Irenismo que daña la pureza de la doctrina católica y oscurece su sentido genuino y cierto.

Orgullo Marlaska

Según dicen lo del Orgullo Gay de este año ha sido incluso más pintoresco que de costumbre.  A la obscenidad y hediondez habitual de estas manifestaciones de la chusma irredenta pero provocadora y envalentonada, se ha añadido el aliciente de la agresión a Ciudadanos. Cualquiera diría que a Inés Arrimadas desde que se ha casado con un separatista y se ha venido a Madrid a vivir exilada huyendo de la Barcelona sin ley le pasa lo que decía Séneca: Quién no sabe a donde va nunca encuentra viento favorable. Quería hacer méritos, ya que votos son votos aunque sean de Lérida, Gerona, Tarragona, Barcelona e Indígenas, pero he aquí que se ha equivocado de procesión. Esto de ser progre consiste en carecer de criterio y repetir y hacer lo que dice la Prensa y Televisión del Movimiento. Y los de la procesión de la chusma le han salido respondones y sacado su vena violenta y fanática.

Por su parte, el socialista ministro del Interior, “que es maricón” según da fe su compañera de gabinete y Notario Mayor del Reino, la misma que muy divertida y puesta en razón contaba lo de la ejemplar aventura de los prostíbulos cloaqueros abiertos para chantajear, políticos, jueces, empresarios y fiscales, muy en su doble y severo papel institucional de ministro y de juez ha venido a echar más leña al fuego calumniando a la agrupación franco catalana que tantas jornadas de gloria está dando a sus amos extranjeros así como de suspense y emoción a los derechistas oficiales.

Ahora bien, con todo respeto a la gente honrada del gremio, no termino de entender del todo este asunto. Sabemos que una cosa es la homosexualidad y otra el movimiento LGTBI que como otros de su misma índole está promocionado por el NOM y va a dirigido a desestabilizar y, si se puede, destruir las instituciones básicas de la civilización.  Entre ellas la familia. Sabemos que es una bandera sectaria del degenerado Partido Demócrata americano de los tenebrosos Clinton, Soros, u Obama, instrumento político de la más degradada plutocracia internacional, y asimilada por su agente español Pedro Sánchez,  convertida en el obsceno y contraproducente maricones por el socialismo. Todo lo opuesto a la pretendidamente buscada dignidad de una condición humana. Si bien constituye una forma de disponer de gente chantajeable y manipulable por el Poder, sobre todo en los casos extremos de pederastia. Vamos a ver qué pasa con la reciente detención del judío millonario Jeffrey Epstein y su presunta industria de tráfico sexual. Ha sido acusado de ofrecer sexo con niños a miembros de la élite a los que luego extorsionaba. Habrá que estar atentos a lo qué dirá sobre el particular nuestra feminista socialista Notario Mayor del Reino.

Pero, sinceramente, no veo los motivos o razones para el orgullo por la homosexualidad, una característica o anomalía de la Naturaleza como ser ciego, cojo, manco, albino, o idiota. Ley fundamental de la Naturaleza es la de la conservación de las especies, y la de la reproducción, misión que inspira su etología, a la que éstas dedican gran parte de sus características anatómicas y de sus esfuerzos fisiológicos, metabólicos y energéticos.

La homosexualidad es respetable y sobre todo los homosexuales que se respetan a sí mismos y llevan su anomalía con decoro y dignidad. Y por supuesto que sus derechos civiles son tan sagrados como los de cualquier ciudadano heterosexual. No creo que nadie lo niegue salvo los regímenes comunistas y el Islam ortodoxo oficial, tan incoherentemente jaleados por los progres. Así lo reconocen nuestra Constitución y ordenamiento jurídico. Pero, entonces ¿a qué vienen estas mascaradas obscenas, nauseabundas, ofensivas, propias del fanatismo, el despotismo o la ignorancia?

Cuando yo era aún joven estudiante universitario conocí a un amigo del hermano mayor de otro antiguo amigo y compañero de estudios. Era mucho mayor que yo, un psiquiatra, un personaje muy interesante, de gran cultura, una rara avis especialmente para el Madrid convencional incluso universitario, claro que yo era de Ciencias, de esa década de los setenta. Recuerdo que una vez, durante una interesante conversación sobre el problema de la psiquiatría y la antipsiquiatría en relación con las instituciones sociales me dijo: “Mira, Alfonsito, nunca te fíes de los maricones”. Entonces, yo se lo tomé como uno de sus habituales buscapiés o salidas de pata de banco para epatar.  Pero, no. Creo que lo pensaba de verdad porque más tarde me enteré que era homosexual y vivía con su pareja. Y parece ser que sabía lo que se decía por su doble condición de homosexual y psiquiatra.

Pero, ¿por qué lo decía? No lo sé. Probablemente pudiera ser porque entre las parejas homosexuales haya más celos, radicalidad emocional e incluso violencia verbal y física.

El comportamiento tan opuesto del que cabría esperar de todo un ministro de la Corona y señor juez como el lamentable Marlaska parece indicar que el psiquiatra tenía razón.

Sólo se explica por el fanatismo y falta de control emocional de la mariconería orgullosa que un ministro del Interior incite al odio y la violencia. Sin decoro, sensatez, y con obvia prevaricación al no reprimir evidentes acciones delictivas como es su obligación en calidad de ministro del Intreior. En un país medianamente serio y decente, Marlaska ya habría sido fulminantemente cesado y se hubiera vuelto a casa con el rabo entre las piernas. Pero ahí sigue de ministro del Interior de la Corona para escándalo, escarnio y descrédito de Ella y de España.

Las escandalosas imágenes lo explican mejor que todo lo que se pueda decir.

No sé si estos valientes maricones que hacen befa del crucifijo y atentan contra la libertad religiosa tendrían la misma desfachatez de escarnecer símbolos del Islam en vez de los católicos. Me temo que son demasiado gallinas.

Sea como sea, las manifestaciones como las actuales del Orgullo Gay creo denotan un profundo desequilibrio psicológico y emocional del que no cabría estar demasiado orgullosos. Me parecen contraproducentes para ganarse el respeto de los demás. Y que manifiestan de algún modo esa insatisfacción consigo mismo, que puede estar en la base de ciertas conductas, si en verdad tuviese razón mi antiguo amigo psiquiatra.

Entiendo que con lo del Orgullo Gay en verdad no se trata de defender ninguna dignidad humana sino de una maniobra de manipulación política y social hipócrita y detestable.

 

 

La moda simoniaca llega a la catedral de Lugo

La catedral de Lugo inicialmente construida a imitación de la de Santiago es un ejemplo de lo peligroso que puede resultar para el patrimonio artístico y cultural cuando se dispone de mucho dinero y poder pero menor gusto o criterio estético. Todo un repertorio de estilos arquitectónicos diferentes, e incluso opuestos en su forma de concebir el Arte, ensartados con mejor o peor criterio.

Parece que no soy el único, ni el más experto, en verlo así: para el profesor Lámperez la impresión general producida en Santiago, no solo por la magnitud, sino por el acierto en las proporciones y la maestría del estilo, es en Lugo menor, como de algo tosco, vario e inarmónico.

El contrato para su erección se firmó en el siglo XII entre un obispo llamado Pedro Peregrino y el maestro Raimundo de Monforte, al que debiera suceder su hijo y a quien Murguía con la fantasíosa imaginación galleguista identificara nada menos que con el famoso Maestro Mateo. La catedral sería una versión galleguizada del modelo auvergniense.

La edificación se realizó en tres etapas, completándose en el siglo XVIII en un estilo neoclásico, muy frío, que a mi juicio le pega al románico primitivo como a un Cristo tres pistolas.

Para mi lo más interesante de esta catedral es la fuerza telúrica especialmente concentrada en la capilla o girola donde se encuentra expuesto el Santísimo, el triforio, la bonita talla de la Virgen de los Ojos grandes, patrona de la ciudad lucense, así como la singularidad de un curioso capitel, del que me he ocupado en otras ocasiones. Se trata del capitel situado bajo el tímpano sobre la puerta septentrional que se puede ver desde el exterior. Este último sugiere una sugestiva coincidencia con la leyenda occitana provenzal francesa de la Magdalena, descrita por el Nobel Federico Mistral entre otros autores.

En efecto, sobre el pecho del Salvador descansa una preciosa figura femenina joven con collar y todo que nunca podría confundirse con San Juan. Sin embargo, Manuel Murguía, el esposo de Rosalía de Castro, trata de salvar la ortodoxia diciendo que se trata de San Juan:  “Vese allí el bulto de la cena por cierto que San Juan evangelista apoya la cabeza sobre el hombro del divino maestro- pudiendo…” Pero tal identificación no es exacta. La evidencia es que no se trata de un hombre. La forma citada ni siquiera es andrógina sino claramente femenina y además no puede ser San Juan porque en tal caso su figura estaría repetida ya que también se encuentra algo más disimulada en la esquina contigua interior del capitel: es la figura barbilampiña que realiza con el índice derecho extendido, análogo al de otras representaciones del San Juan, (el Bautista), del propio Leonardo como la famosa del Louvre o la del Baco iniciador en ese mismo museo. Signo vinculado a la tradición esotérica universal. Pero si en la pintura de Leonardo la figura resulta equívoca por su buscada androginia en el caso de nuestro capitel no hay duda de que se trata de una bella mujer joven.

Murguía explica que el dístico grabado en las caras del ábaco, acaso para distraer de la heterodoxia de la figura femenina, dice lo siguiente:

                   discipulus domini placidi dans membra quieti

                   dum cubat in coena ocelestia vidit amaena 

Que podría traducirse por recostado en el regazo del Señor durante la Cena el discípulo amado vislumbró la belleza de las cosas celestiales. Lo que ligaría la tradición del simbolismo de la Puerta al éxtasis, al Apocalipsis (que como sabemos significa revelación en griego) y al grial con la sagrada Cena.

Así pues, el antiguo capitel lucense nos sugiere interesantes hipótesis heterodoxas, tanto en lo referente a la hipótesis de la Magdalena como grial, cuanto de modo indirecto a la asociación de la ingesta en la Sagrada cena con el éxtasis revelador de misterios espirituales.

 

Pero, a lo que íbamos, lo de la simonía. Antes de estos grandes logros del progreso mercantilista no sucedía así. La catedral de Lugo estaba abierta en las horas normales del día a los fieles cristianos o visitantes en general. Que un templo, que no olvidemos que es un lugar sagrado, se cierre al fiel, al que se le exigen cinco euros (en otras es más caro aún) para poder entrar, parece algo verdaderamente simoniaco. Aclaro que estoy hablando de poder entrar al propio espacio sagrado, al templo, no me refiero a museos catedralicios, sacristías u otras dependencias adyacentes de más o menos mérito o interés artístico en los que puede resultar razonable cobrar entrada. En mi opinión, viene a constituir la institucionalización de la compraventa de algo espiritual, como es el disfrute de un lugar que debiera acoger al que desee un espacio y tiempo sagrados para el sosiego espiritual, la devoción o la contemplación.

La cosa aún es más grave e inmoral cuando el contribuyente español es el que sufraga con su esfuerzo fiscal casi todos los gastos del clero y sus instalaciones, salvo la pequeña parte en términos relativos del presupuesto eclesiástico aportada libre, directa o voluntariamente por los fieles católicos en forma de limosnas o donaciones. Tampoco la Institución que hace negocio con esto paga IBI u otros impuestos locales ni siquiera por inmuebles distintos de los propios templos.

Para colmo, el peaje simoniaco lo cobran los mismos que con una estulticia, frivolidad e incoherencia más propia de quinceañera con sobresalto hormonal que de sabia matrona bimilenaria exigen muy puestos en píos filántropos que desaparezcan las malvadas fronteras nacionales y que pase quien quiera sin control alguno a España y demás países europeos. Claro que soluciones vendo que para mi no tengo. Los gigantescos muros defensivos del Vaticano no han sido derribados, que se sepa. Tampoco los ingentes recursos financieros de ese extraño y riquísimo Estado se ponen a disposición de los invasores movidos en su mayor parte por las mafias globalistas de trata de personas, ahora irresponsablemente benditas por la Jerarquía.

A este paso el fiel o el viajero que quiera entrar en las catedrales u otros templos de culto católico va tener que llevar la faldriquera bien provista. Y si acaso va acompañado de su familia mejor utilizar tarjeta de crédito para hacer frente en cómodos plazos a la suma exigida.

Amén.

¿Hacia una rebelión de las audiencias?

Mientras el bizarro nuevo consistorio madrileño se rila en cuanto las repugnantes zurdas españolas reforzadas con lumpen, yonquis y quinquis le montan una mascarada con piquetes incluidos, ayer martes después de enterarme de la gesta de dignidad protagonizada por VOX en la cosa autonómica murciana estuve visitando durante un buen rato digitales de la no izquierda oficial. Mejor llamarlo así porque lo del manoseado centro derecha me parece un camelo propio no del gran Jardiel Poncela sino de globalistas amanerados y peperos sobrecogedores o acomplejados. Cómplices ambos del más de lo mismo.

Incluso de forma editorial y como un solo energúmeno los diferentes media posesos por el filantrópico filántropo Soros y el no menos patriótico apátrida IBEX 35 aullaban contra VOX igual que si les hubieran rociado con agua bendita. Sin ahorrar titulares calumniosos y desarrollos panfletarios falsos e incoherentes con la realidad.

Ahora bien, salvo alguno que otro paniaguado, trincón en espera de prebenda o destino u obtuso de guardia repetidor de consignas, la gente que aplaudía la decisión de VOX en los muchos comentarios publicados era ¡casi toda! Una rara unanimidad entre los comentaristas. Y, ya digo, en la prensa de no izquierda.

Se abre una brecha interesante para el observador de los fenómenos sociales y el sufridor que los padece. Los media del Régimen, incluso los que medran con la no izquierda arco iris gabachizada están perdiendo, y muy merecidamente por cierto, la ya escasa credibilidad que aún conservaban. Aunque también pudiera ser flor de un día.

Y parecería que a los media sólo les quedan dos opciones: o disimular el cohecho y dejar de insultar y calumniar a VOX o, por el contrario, pedir que aumente la paga para compensar el desastre en la audiencia.

Claro que hay otra tercera vía. Silenciar al disidente. Ningunearlo en vez de calumniarlo.

Excepciones históricas como el dos de mayo aparte, la gente se ve incapaz de luchar contra la injusticia o la agresión a la nación y se resigna. En esto es artista exquisito el Régimen que ha dejado a multitud de españoles indefensos bajo las patas de las jaurías nacionalistas sino golpistas o terroristas en Cataluña, Vascongadas, Navarra, Baleares, Comunidad valenciana o Galicia. Sí, también en la Galicia teóricamente bajo la jurisdicción del bizarro isabelino general Casado. Dicen de él los media que se trata de una rara mezcla de Espartero, Narváez y Serrano a la vez, pero incapaz de poner en su sitio a la carlistada galleguista del coronelito Feijóo y su fementida tropa bien cebada.

Pero es preciso depurar y recuperar el lenguaje. Dicen que el español, quizás la lengua más rica y variada del mundo, dispone unas trescientas mil palabras.  No hacen falta tantas pero sí utilizarlas con mayor precisión. Fascista es una palabra fuera de lugar aquí. El fascismo es una rama o escisión del Partido Socialista italiano. Por tanto, el que no sea italiano o socialista no puede ser tachado con propiedad de fascista. Fascismo es una forma de socialismo. Y eso del impostado centro derecha ya no cuela o no debiera colar entre gentes bien informadas y con criterio propio. Y así con todas las categorías orwellianas de lo políticamente correcto. Así: Gays por homosexuales o tribadas. Migrantes por invasores. Feministas por arpías hembristas saqueadoras. Demócratas por partidarios, encubridores y beneficiarios del corrupto Régimen del 78.  Memoria histórica por tergiversación de la realidad con fines cainitas y liberticidas. Soberanistas por traidores y ladrones. Animalistas y ecologistas por pijos, ignorantes y o caraduras subvencionados por monopolios y oligarcas. Encuestas por anuncio y amenaza de nuevos pucherazos.

Es el Régimen contra la Nación, hoy refugiada básicamente en el instrumento VOX o mañana en este mismo o en el que sea. Porque lo importante es la Nación y el Bien común, no tanto el instrumento histórico concreto. No hay tripartito ni mohatra trifachita que valga.  No se puede aliar nadie para combatir el Mal con quienes lo han causado y vuelven a las andadas sin propósito de enmienda. Más pronto que tarde la impostura revienta.

Hoy en España y otras grandes naciones europeas el problema fundamental es soberanía sí o no. Recuperar al Estado para la Nación, la sociedad y el Bien común. Ciertas audiencias parecen estar despertando del letargo al que le habían condenado con sobredosis de propaganda estupefaciente.

¿Superarán su inducida adicción o es de temer una nueva y fulminante recaída?

 

 

 

No me amenaces, no me amenaces….

El falsario y su banda garduña nos amenazan con unas nuevas elecciones allá para noviembre en el aniversario, día más o menos del derribo del Muro de Berlín. Todo un logro o gesta históricos de la izquierda, digo el ignominioso muro, no su derribo.

La verdad no veo que sea una gran amenaza. Es mucho peor un gobierno del falsario investido con terroristas, golpistas, sacamantecas, comunistas, progres, femininazis, desvirga melones, remienda virgos y demás canalla varia que un gobierno del falsario con los mismos cómplices pero… en funciones.

Con la segunda alternativa probablemente nos ahorraríamos toda una batería de nuevas fechorías y desfalcos legalizados. Incluso dado que no podemos esperar nada bueno para las puteados y humillados súbditos por parte de los gobiernos de la Monarquía, al menos desde el golpe de Estado exitoso del 11 de marzo de 2004, lo mejor es que de haber gobierno lo sea en precario, en funciones permanentes.

Un gobierno que, si es su gusto, gaste falcón y tire de tarjeta con cargo a deuda soberana para guateques y orgías, pero que no pueda perpetrar una Feliz Gobernación para sus compinches. También un Parlamento que esté siempre en funciones, gastando dietas y gozando privilegios, jugando con el flamante iphone regalado entre otras onerosas gabelas, o tirando chinitas a escondidas a la señora Purita Batet como peor travesura posible, desde luego es preferible a otro inmerso en plena diarrea legislativa o con comisiones llenas de comisionistas.

Estamos en un fallo multiorgánico del régimen. Hay que reconocerlo así. El presente tinglado es ingobernable. Lo mejor mientras no haya otro es hibernarlo como el cadáver de Disney hasta que llegue la época en que acaso se pudiera producir un milagro de regeneración cara a conseguir una verdadera democracia.  O, si eso no fuese posible, una dictadura pacífica y patriótica que ponga un poco de orden y nos devuelva a un lugar de honor entre las naciones.

Como decía en una anterior entrega se ha levantado la veda contra el novio de la Malú. Poderes fácticos y sus mercenarios han cogido la perra que debe compincharse con el falsario y bombardean un día sí y otro también al pigmalión barcelonés para que se rinda y entregue el campo al saqueo de las feroces huestes globalistas disfrazadas de pías ONGs: todo por el negocio de oligarcas, compinches y pilla pilla, el hembrismo de género, el golpismo o el cambio del clima climático.

No haga tal el catalán prócer, no vaya a quedar él también… en funciones.

Posdata

El candidato del Partido de Bárcenas para la cosa autonómica murciana no ha sido votado por VOX, al que las fuerzas de la no izquierda oficial (PP y Ciudadanos) habían hecho boicot por ser gente perniciosa de la extrema según insultar de Sánchez, Iglesias, Otegui, Carmen la de Cabra, Torra, en comandita de Macron, Valls, Garicano… y otros heroicos primates y primatas del Movimiento globalista.

Es curioso que PP y Ciudadanos pretendan encaramarse en la cucaña sobre las sufridas espaldas de VOX pero al mismo tiempo les den de coces.

Rivera, un enemigo del pueblo

Ibsen ya lo explicara en la famosa obra teatral Un enemigo del pueblo. La verdad, la salud, el bienestar público, se sacrifican a intereses privados bastardos. El éxito se encuentra en tener la capacidad de vender la traición como cosa saludable y harto conveniente.

No hubo remedio, explicaba también Goya. Se ha abierto la veda contra Rivera. Un tipo que nunca me ha gustado, he de repetirlo y no deseo ser pesado, pero que por una vez tiene razón moral en negarse a apoyar gratis et amore al doctor falsario. Lo cual no empece para considerar a Ciudadanos una marca subvencionada de falsa bandera democrática, una franquicia del globalismo más siniestro. Una organización que incoherentemente con la supuesta virtud de la que presume, no obstante sus remilgos contra el pinturero amigo de Otegui y Torra, se compincha sin empacho con la propia banda del falsario, grupos indigenistas o con partidos de la morisma incluso con dirigentes condenados por fraude electoral.

Cierto que la alianza de civilizaciones entre etarras, socialistas, terroristas, comunistas, racistas, golpistas, meapilas, opusdeístas, morisma, banqueros y patrióticos monopolistas del aquí te pillo pone los pelos de punta al más pintado.

Pero la responsabilidad de que tal alianza de civilizaciones entre el corrupto, felón y prostituido socialismo patrio y toda esta caterva de traidores y malandrines no se produzca es del falsario y su banda. E indirectamente de la traidora oligarquía española huera de patriotismo y repleta de negocios sucios y abusivos que tiene en el partido socialista su principal cómplice durante las últimas décadas. No es responsabilidad de Rivera.

Pero, si es verdad que en el Reino de España tras más de cuarenta años de pertinaz Monarquía apenas queda ya soberanía nacional ni menos que mal vender o empeñar, ¿acaso por milagro de la Naturaleza Rivera y Ciudadanos tienen verdadera soberanía?

Me temo que no.

Como acabamos de ver con la fallida aventura de Valls que casi ha liquidado al partido en Cataluña, “la maté porque era mía”, Ciudadanos es un tinglado globalista creado ex nihilo y financiado por la oligarquía local y la plutocracia internacional y mediatizado por las consignas del globalismo pro NOM. Una segunda marca socialdemócrata para manipular la política española de acuerdo a los intereses financieros monopolistas del gran Capital y evitar que los disparates y desfalcos de la PSOE den al traste con la farsa de la democracia a la española.

Y su hasta ahora líder Rivera constituye una especie de Pigmalión, secuela política de un My Fair Lady sui generis. Desbastado de su natural rudeza de charnego al servicio del acorazado financiero de la oligarquía catalana, iniciado en gestos y mañas, el nuevo Audrey Hepburn barcelonés es presentado en sociedad con vistoso atrezzo capaz de encandilar y confundir a más de uno y de una. El profesor Higgins y su amigo y colega en la cosa lingüística, el coronel Pickering, tras semanas de trabajo y entrenamiento, creo que ahora lo llaman coaching en la odiosa jerga de los nuevos piratas, consiguen con la inestimable ayuda de la Prensa y Radio y Tv del Movimiento que dé el pego en los más encumbrados saraos y se promocione como pareja ideal de votantes casaderas.

Pero, he aquí que lady Audrey Rivera tiene su propio corazoncito, ¿por qué teniendo yo más alma tengo menos libertad? que se rebela contra el hecho de ser una simple apuesta al servicio, granjería y divertimento de poderosos.

Y decide ir por libre en esta cuestión de desobedecer las imperiosas órdenes de apoyar al prepotente falsario.

El final esperado, a la luz de otras aventuras que hemos visto recientemente como la de R 10 en UPyD, es liquidar al rebelde con o sin tenderete incluido. Agentes Rothschild, los Soros, Valls, Macron o Garicano ya empiezan a mover sus peones. Bizarros economistas, criados a los pechos del sionismo anglosajón y sus fementidas escuelas de negocios, no los estudiosos de la economía que satisface necesidades reales de la gente si no la de los grandes pelotazos y desfalcos financieros, se desmarcan airados y dan portazo público a Rivera. Otros esperan instrucciones y el momento más oportuno para la desbandada.

La extraña relación de Rivera con su actual novia puede dar coartadas para tal demolición. Pero eso sí, siempre en interés de España y de los españoles, como el lector avisado ya ha comprendido.

Posdata

¿Qué potencias o servicios secretos extranjeros cómplices o inductores de los golpistas catalanes están detrás del espionaje al Tribunal Supremo?

 

Poema inconcluso de la Vieja Trotapresupuestos y el Cortadillo sedente

Será sueño, ¡ay infelice!

¡ay misera de mí!

apurar soros pretendo

sueña el rey que es rey y vive

con este engaño mandando

disponiendo y gobernando…

y este aplauso que recibe

prestado, en el viento escribe

y en cenizas le convierte

la muerte

sueña el que a medrar empieza

sueña el que afana y pretende

sueña el que agravia y ofende

y en el mundo en conclusión

todos sueñan lo que son

aunque ninguno lo entiende

 

Hipando, lloriqueando,

la venerabla jueza reinona de la izquierda progre,

santa benefactora de la zurda mugre

acaparadora de la nueva sopa boba,

presumida de bollería

heroica discípula de Nepote,

protectora de paniaguados, buscavidas y parientes,

celestina de macarras, tortilleras,

secuestra niños y feminazis,

patrona de mantas y manteros

sindicatos ilegales

abanderada de la impostura e infamia

la hipócrita vieja Trotapresupuestos

se retira de escena a la espera

de renovada granjería

quizás

de la salvífica llamada

para engordar el harén ministerial del falsario niñato.

 

Donde el sol pace estrellas en campos de zafiro

El compadre de terroristas

en veloz falcón contaminante transportado

Presumido pero dócil amaestrado,

se acerca a lisonjear al poderoso

El emperador Trump al engreído niñato

ha ordenado que se siente

sedente queda

ripios por el socialismo

con hemistiquio doblado

¿por qué no te callas?

y más corrido que mona

sin sonrojo, cortado

Cortadillo sin Rinconete

Cucañista de Monipodio

Jayán de popa de la garduña

busca de remiendavirgos rosamateo el burladero

 

Y paño de lágrimas y suspiros

en muy pía nueva Verónica

sombra fugitiva

hechicera

del Madrid Central círculo mágico.

 

Vade retro Satanás y demás fuerzas del Mal.

Podemos o no podemos

Más Madrid

Menos dignidad y vergüenza

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.