Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

A la que eligió un capón

ESPECIAL ELECCIONES

Corrido y confuso me hallo

Por vos en esta ocasión

Que os quedéis con un capón

Por descartaros de un gallo.

galloNo hayáis miedo que se alabe

Que la argolla juega a solas

Mas, faltándole las bolas

¿qué importa que diga cabe?

Reloj en torre empinado

Es vuestro capón, princesa

Pero sin ninguna pesa

¿de que sirve el mazo alzado?

 

 

¿De qué sirven tantos bríos

Si en vuestro jardín de gloria

Han de subir de su noria

Los arcaduces vacíos?

Adán y Eva. Baccio Bandinelli

Si es todo vuestro regalo

El capón que cacarea

Hisopo largo de aldea

Sin barbas y todo palo.

Cuando en vuestro capón pienso

Pienso y no pienso mal

Que tenéis cirio pascual

Sin las bolillas de incienso

 

Vos mejoráis de ventura

Que su merced pueda y manda

Y teniendo capa blanda

Tendréis también capadura.

 

 

Gramsci y el voto de la lamprea

Suenan las campanas a arrebato llamando a acudir a la cosa de las votaciones. Una nueva plaga, más temible que un nublado o que la invasión de la langosta, porque gane quien gane tales votaciones, con o sin cireneos electrónicos, los ciudadanos españoles siempre pierden, ya que el sustancioso botín en disputa en esa merienda de galleguistas se hace a su cargo.

procesion electoralLa CCAA gallega, no solo es un aparato político sino que también organiza el consentimiento hacia su dominación. La ideología dominante aquí se basa en dos aspectos complementarios: el poder del dinero y su aliado local, el galleguismo más o menos miope o tribal, desde luego despótico y sectario como instrumento, sustitutivo de la ciudadanía española en Galicia, y decidido arrebañador sino saqueador de los presupuestos oficiales de la Junta.

Para entenderlo mejor conviene aplicar la gramsciana Teoría del Poder cultural. La Junta se beneficia de un poder cultural, de la adhesión de los espíritus a una determinada forma de concebir el mundo que le consolida y justifica. La propaganda y la deformación sectaria de la escuela constituyen modos de manipulación de esos espíritus, de su persuasión permanente.

La mayoría ideológica o psicológica asimilada es más importante que la parlamentaria, porque esta sin mantener también la primera no suele durar mucho. Por eso esa ideología galleguista o indigenista es defendida en la práctica por todas las formaciones políticas más allá de su hipotética coherencia. El rentable y socorrido Castelao los cría y la querencia del negocio del ordeño de los presupuestos los junta. La alternativa de los derechos civiles de la ciudadanía, en realidad ligada a la Cultura de España y lo español, está preterida, ninguneada, ridiculizada, sino directamente perseguida o proscrita de modo más o menos despótico. Si votar valiera para algo verdaderamente importante o decisivo creo que no nos dejarían. Pero ser callado o callarse de forma voluntaria sirve para aumentar el poder de los que hablan y tienen los medios para hablar. Todo depende de todo, de modo que cada nueva votación resulta fatalmente funesta pues sirve para apretar más, para dar otra vuelta de tuerca al grillete que margina y oprime a los ciudadanos españoles que viven en Galicia. En efecto, terrible dilema para el ciudadano es el tener que elegir entre caciques u hordas, ambos dispuestos a confiscar su nacionalidad española. El votar una y otra vez al considerado mal menor, no hace sino que se vayan acumulando sucesivos males hasta el desastre que ahora disfrutamos.

El acomplejado galleguismo oficial se gasta los presupuestos que le trasfieren desde el resto de España en blindarse a sí mismo. El BNGgalleguismo no es solo una lacra del Bloque o pelouro nacionalista de la estrella invertida, ni de las nuevas hordas mareadas o por marear. Ni de sus incoherentes cómplices del clásico socialismo internacionalista que consideraba el lío autonomista como maña o granjería de caciques, sino que por desgracia para España y los españoles también es bandera de corso, coartada del llamado PP de Galicia y no, en Galicia. Un pretexto para mantener los privilegios y actividades de oligarcas sin patriotismo que, para nuestra desgracia, resultan ser las contrarias a los derechos civiles, el sentido común y el bienestar social.

El tinglado autonómico gallego tiene su cosa mohatrera para el blanqueo de sus vicios gracias a una prensa del movimiento galleguista del te aplaudo y “tente mientras cobro” o bien, te pongo a parir hasta que me pagues. Junto con una telegaita desafinada y ruinosa, para que todo esté atado y bien atado. Pero también hay importantes “mejoras” históricas al modelo como el plagio de la liberticida normalización lingüística catalana cuyos excesos el PP no sólo se niega a corregir sino que fomenta de tapadillo. Y una lengua oficial o eclesiástica para oficiar como el viejo latín de las ciudades levíticas.

La neolingua gallega, criatura no natural, invento trasgénico orwelliano perpetrado por académicos, domadores de palabras y salteadores de presupuestos, tan lejos del gallego popular de parroquias y marineros. Y con un fin no confesado, conseguir el anhelo del decimonónico nacionalista Brañas: que todos los empleos oficiales sean para gallegos. Autarquía cultural pura y dura. Voluntaria, e inepta para resolver verdaderos problemas porque sabemos que entre adiabáticas ningún sistema puede generar trabajo útil indefinidamente. Pero con una diferencia notable: en los tiempos de don Alfredo, tan bien narrados por la eximia doña Emilia, los Trampetas de turno se pagaban mayormente sus propias redes clientelares caciquiles y ahora, con la cosa esta del progreso, las pagamos a escote entre todos los españoles desde el erario.

Pero desde la perspectiva gramsciana del Poder cultural el asunto es aún más repugnante cuando Galicia puede enorgullecerse de isla mar rojo wenceslaohaber dado grandes figuras a la Cultura y la Literatura española, hoy bochornosamente preteridos sino ninguneados por la funesta banda sectaria, cínica y semianalfabeta que controla la Política regional. Ni la Literatura ni la Cultura española podrían entenderse sin grandes genialidades consagradas como Valle, Torrente Ballester, Fernández Flórez, la Pardo Bazán, Valente, sin olvidar, entre otros muchos que el lector tendrá en mente, a Camba o a don Camilo, el del Premio.

Parafraseando a un noble e impenitente luchador contra los abusos de la oligarquía y del caciquismo, don Joaquín Costa, habría que echar siete llaves al sepulcro de Castelao. ¿Y echarlos al mar?

Lo mejor desde el punto de vista de la promoción de los derechos civiles y del aseguramiento de las prestaciones sociales, pensiones, educación, sanidad sería acabar con todos los ruinosos, sino incluso liberticidas, parlamentos regionales. Hoy, al final de la escapada de la chapucera Transición no va quedando más remedio que elegir entre lo uno o lo otro.

¡Veciños, veciños, roubaron o Corpo santo!

El verano coruñés es espantadizo y rara vez se muestra tan claro y rotundo como en este año. Es tal cual que Rajoy, envarado, tieso, con la herba namoradeira en una mano y un xunco de ben parir en la otra, marcha en santa y decidida peregrinación hacia ninguna parte, en un remedo de la que un burlón Miguel Buñuel mostraba en El discreto encanto de la Burguesía.

Como supremo argumento electoral también en el nivel regional, su alter ego orensano e imaginaria de igual servicio, insiste en el tan manido “O yo o el caos”. Toda una identidad si bien se mira.

Olvidando los graves y decisivos problemas internacionales que estamos viviendo, los españolitos se entretienen con la farragosa farsa que les muestran mientras se acerca imparable el otoño. De calendario tan horro de ilusiones como cargado de lúgubres presagios. Esta vez con la amenaza cierta de votaciones gallegas y la posible también de las dinásticas en general ¿Qué más nos harán ahora?

Para colmo, ¡Veciños, veciños, roubaron o Corpo santo!, ya no quedan lampreas en los ríos. No quedan lampreas hogaño porque robaron el cuerpo, o es al revés, robaron el cuerpo santo porque no quedan lampreas. El Florindo y Juan evangelista tampoco se ponen de acuerdo sobre el caso mientras recogen sus bártulos de pescar.

lamprea1Sin embargo, este voraz y primitivo pez ciclóstomo es considerado emblemático del galleguismo por su capacidad para dejar en los huesos a sus presas y eso que, sin mandíbulas, no muerde sino que chupa la nutritiva sangre orzamentaria.  Y hubo años como el 1908 en que, según el oficial de marina Sr. Cervera Valderrama citado por el eminente ictiólogo y catedrático Luis Lozano Rey, se pescaron unas 17.000 lampreas solo en el río Miño. Hoy la lamprea tradicional está siendo sustituida por su impostor sucedáneo criado en las piscifactorias de la Junta.

Las estaciones se suceden en la Galicia autonómica. Pero, hoy la tía Benita dos Carallos da la señal de alarma: ¡Veciños, veciños, roubaron o Corpo santo!

¿Conspiración de malvados castellanos españolistas? ¿Prenda de la insaciable plutocracia del maligno otro lado de Piedrafita? ¡Vade retro! ¿Milagro? ¿Lo robaron sus discípulos? ¿Lo han tirado al mar para criar lampreas? ¿Ha resucitado el santo varón para inaugurar un nuevo milenio de despilfarro autonómico, un típico Reich del grelo impasible a las amenazas de la crisis permanente?

El tiempo lo dirá. Aquí la comunión no es de cerezas con el lejano pero querido regusto del amado ausente, como nos contaba Gabriel Miró en su preciosa novela. El Régimen compostelano nos tienta a comulgar con la exquisita carne de la lamprea, pero no la mística de la verdadera Cultura que nace en libertad, sino la domesticada criada y cebada con picadillo de DOGA en piscifactorias compostelanas. La lamprea galleguista, extraña y antiquísima criatura endémica de organización sencilla, pero que según afirma el profesor Lozano es objeto de controversia pues mientras unos opinan que son representantes actuales, más o menos modificados de los antecesores de los peces, otros los creen simplemente formas degradadas por la vida parasitaria.   

 

 

 

 

Puertas, límites y sendas. Una obra de Agustín Luceño

 

                                                                                  “La contemplación de una frontera invita al espectador a plantearse un doble dilema: si es posible y si es adecuado ir más allá, una cuestión tanto física como moral…”

 

 

ag luceño con elementales_optEn ocasiones, las cosas no son tan sencillas como parecen. Así, una simple colección de fotografías muestra no solo imágenes bellas o curiosas, sino también, y sobre todo, una mirada interior, insólita, en la que el autor nos abre su propio diccionario personal e íntimo revelado en fotografías que son metáforas del mundo interior.

Las imágenes pueden autoexplicarse por su forma, colores o significados aparentes, pero también como entradas de un diccionario abierto que permite al autor hablar con lo sagrado, lo numinoso.  Es decir, como símbolos de ideas y sentimientos de suyo inefables, pero que se expresan de ese modo, o que al menos tienen para el autor ese significado personal, acaso fugaz, siempre sutil.

 

Una fotografía está hecha de luz, eterna en su devenir, pero que puede captarse, fijarse, atrapada en el Espacio y el Tiempo. El Verbo ag luceño musgo DSC_0877_opttambién es Luz. La Luz como Verbo primigenio. Para algunos cabalistas el Universo fue posible cuando la Divinidad se retrajo originando la Dualidad, el mundo manifestado y conocible. De otro modo, la plenitud absoluta de la luz ahogaría toda diferencia. La fotografía se habría velado y no tendría existencia como tal. Por eso debemos conocer a través de las sombras, de las impresiones que deja la luz en la tenue película de nuestra conciencia.

 

ag luceño yin_optSabemos que la experiencia mística, el soliloquio interior, se arruinan con las teologías o los discursos eruditos. Sin embargo, en esta ocasión, las sabias palabras de presentación del autor explicando los significados de su propio diccionario producen gran impresión, invitan a la reflexión, a tratar de preguntarse, ¿Qué significa la Vida para mi? ¿Qué grandes secretos y revelaciones personales se esconden entre las cosas más simples y cotidianas?

 

ag luceño busto_optUna introspección personal e íntima que tiene su dimensión social: ¿cómo podemos conectar entre si nuestros propios idiolectos o lenguajes íntimos y personales?

 

Un modo de intentar entendernos mejor amén de superar nuestra propia prisión es el Arte. Cuando caen los párpados o se desvanecen las formas, queda la Luz manifestada, como en las fotos poemas de Agustín Luceño.

 

 

 

 

 

Una opinión polémica de Julio Camba sobre el gallego y los galleguistas

Hace ya casi un siglo Julio Camba publicaba en El Sol un artículo lúcido, audaz y polémico por su falta de “corrección política”, nombre actual de la combinación de estulticia, hipocresía y cobardía. Debido a su interés, en cierto modo Camba era un profeta de la lucrativa fabricación del gallego transgénico y de la imposición o despotismo lingüístico, creo que merece ser recuperado en la sección de Hojas Caídas.

También en homenaje a la Libertad de expresión porque creo que un texto semejante sería imposible de publicar hoy en la prensa mohatrera y apesebrada, que es casi toda la oficialista, del Reino de España.

Gracias a la gentileza de un querido amigo, que me ha hecho partícipe de él, paso a reproducirlo a continuación:

 

La Importancia de los idiomas (en El Sol, 8 de julio de 1918)

julio cambaUn amigo quería meterme en la hermandad del habla, que es una Liga constituida para propagar el uso del gallego. Yo me negué. Creo que todo el mundo habla gallego en Galicia, y creo que, más que nadie, lo hablan aquellos que hablan castellano. El castellano es, en efecto, la verdadera forma actual del gallego. Los labradores que se expresan en gallego no usan aquí un idioma distinto del de los industriales que se valen del castellano; usan el mismo idioma, pero con un léxico limitado y primitivo. En realidad no hablan gallego, sino que malhablan castellano. Y, de formar una Liga para reconstituir el castellano en sus formas más remotas, yo no veo por qué esa Liga ha de formarse precisamente en Galicia. Lo mismo se podría formar en Valladolid. No creo que haya un idioma gallego distinto del castellano. Lo que sí creo es que se podría inventar. Conozco lenguas medioevales que se han fabricado en estas últimos treinta años, de acuerdo con todos los adelantos filológicos. Con una pequeña base se hace una lengua en menos tiempo del que se necesita para hacer un partido político. Podríamos, pues, hacer un idioma gallego, pero ¿cuánto nos duraría?

A la vuelta de cincuenta, de sesenta o de cien años, este idioma gallego llegaría, lógica y fatalmente, a confundirse con el castellano. El gallego evolucionaría siguiendo su curso natural.

— ¿ Y el castellano}—preguntará alguien.

El castellano no evolucionaría nada, porque ahí están los académicos para impedir que evolucione.

Por lo demás, acaso todo esto de los idiomas sea mucho menos importante de lo que nos parece. Yo creo que la importancia de los idiomas es muy pequeña, hasta en la misma literatura. Si lo más importante en literatura fuese el idioma, los iberoamericanos leerían libros españoles con preferencia a los libros de otros países. El idioma une los iberoamericanos a nosotros, pero otras cosas, positivamente más fuertes, los atraen hacia países de hablas muy distintas.

Julio Camba

Un cuento del Conde Lucanor

No me voy a referir al tan conocido del vendedor de telas invisibles, timador que encaja junto con sus múltiples cómplices mediáticos,en la figura del egregio registrador en funciones, sino a otro cuento de esa joya de la literatura española, con perdón, que constituye la famosa Colección medieval de apólogos del Conde Lucanor, debida a la pluma del Infante Don Juan Manuel, familiar de Don Alfonso X el Sabio, que tanto ha inspirado a Andersen o Shakespeare.

dos en burroSe trata del cuento del padre y del hijo que iban con un borriquillo al mercado de una población cercana. El padre le dijo al hijo, “Súbete al burro que es una tontería que los dos vayamos andando y el burro de vacío”. Así lo hizo el muchacho pero tal decisión fue muy criticada por dos viandantes que pasaban por allí: “Parece mentira, el joven va en burro y el padre, un hombre mayor andando, una vergüenza”. Oído lo anterior se produce un cambio de planes de modo que se baja el joven del burro y se sube el padre. Mala idea puesto que otros viajeros criticaron que el padre, un adulto curtido por la vida fuese en burro y por el contrario el tierno doncel a pie. Se baja el padre y el burro continúa de vacío. Un absurdo, según otros, ya que las dos personas van andando y sufriendo las fatigas del camino mientras el burro va descansado, cómodamente sin carga.

De modo que ambos se suben en el burro, no sin la crítica de otros: “parece mentira, pobre burro, lo van a reventar con el peso de dos hombres sobre sus espaldas”.

Llegadas las cosas a este término el padre le vino a decir a su hijo: “Pues tú me dirás quién está en lo cierto y con qué consejo te quedas… ¿Qué podremos hacer a gusto de todos? Por tanto, hijo mío, hagamos el bien según nuestra conciencia y despreciemos las hablillas de la gente. Así, por parecerme lo justo, iré yo montado y tú me arrearás la cabalgadura ¿Conque vámonos ya! ¡Arre, burro!”

Dudo mucho que las decisiones de los actuales políticos dinásticos, tanto los ya en nómina vitalicia como los meritorios o imaginarias de igual servicio, se basen en la misma buena voluntad y buen sentido de nuestros protagonistas del apólogo medieval. Sin embargo, el que no tenga servidumbres inconfesables que satisfacer debe actuar según su conciencia y en busca de lo que considere el Bien común.

La Monarquía supuestamente parlamentaria nos humilla y arruina pero hay que reconocer que al menos nos da espectáculo y suspense como en una comedia de enredo, un vodevil no sin golpes de efecto a lo largo del guión, que puede acabar en onerosa tragedia o relato de novela negra. Seguramente todo es cuento, una representación para salvar las apariencias y no terminar de espantar a los crédulos que les van quedando a unos y a otros. El gran Prócer que no nos merecemos, ¿Se dignará dar órdenes a la flamante tercera autoridad del Reino, doña miss Alvia, para que le busque cómodo aposento libre de molestias, mosquitos y diputados de la competencia en el lujoso balneario de la carrera de san Jerónimo? ¿Les pondrá piso a los bellos aunque recelosos efebos para que se dejen querer o al menos no estorben su feliz gobernación?

Qué un personaje tan funesto, turbio y tramposo como el actual privado en funciones se salga con la suya después de burlarse de todos, probablemente es lo peor que le puede pasar a España a medio y largo plazo desde el punto de vista de la dignidad nacional.

Las seis condiciones de regeneración se resumen en una sola sine qua non: ¡Mariano, vete ya! Con o sin burro.

 

Antorchas en La Palma

Al parecer, ya se está empezando a someter a control el terrible incendio en la hermosa isla canaria de La Palma. La imprevisión o estupidez humana, en este caso de un supuesto ecologista ermitaño alemán que ya ha sido detenido, ha puesto en peligro la vida y patrimonio de muchas personas, por desgracia un agente forestal ha fallecido, así como la estabilidad ecológica de buena parte de la isla. Tras la devastación forestal, una vez apagado el incendio, debido a la orografía es de temer se produzcan graves riadas y daños de escorrentía cuando vuelvan las lluvias.

la palmaLamentablemente no es la primera vez que ocurre un devastador incendio en Canarias, especialmente en sus islas más occidentales, refugio relíctico de una joya botánica como es la flora macarronésica canaria. Todos recordamos los anteriores terribles en La Gomera, en uno de los cuales falleciera incluso el propio gobernador civil de la provincia junto a otros acompañantes.

Por fortuna, dentro del desastre ecológico originado, el fuego en La Palma no ha alcanzado preciosa Caldera de Taburiente, como en los otros citados ocurrió con el maravilloso Parque de Garajonay.

Josefina Múgica cuenta que hace unos años cierto viajero acudió corriendo muerto de miedo a una casa en el camino de Los Llanos de Aridane. Allí narró su experiencia. Se había perdido junto a un barranco cerca del Time, nombre de un risco de la zona de la Caldera y ya en la anochecida, en un momento determinado observó aterrorizado una procesión de multitud de antorchas que ascendían en zigzag frente de donde él estaba.

No se trataba de un incendio común sino de una manifestación silenciosa de llamas que, sin embargo, no quemaban el entorno y parecía que formaban parte de algún tipo de rara ceremonia o ritual.

¿Qué era aquello tan extraño y sobrecogedor?

No se trataba una manifestación espiritual como la gallega Santa Compaña o la asturiana Huestia, pero puede que sí de algo similar. En la isla canaria existe la leyenda que las extrañas antorchas o llamas se corresponderían con las almas de los guerreros guanches que lucharon junto con Tanausú contra los primeros descubridores del antiguo Reino de Castilla.

Poesía, mito o Metapsíquica apartes, la conservación de nuestro patrimonio natural exige el cuidado de todos, incluidos los ignorantes ecologistas urbanos, que consideran que todo es virtual, y que se pueden apagar incendios y volver a la situación inicial de los espacios naturales con la misma facilidad que se resetean aplicaciones o se cazan poquemones o gamusinos.

Ojalá termine pronto esta pesadilla que nos afecta a todos, no solo a los isleños, y que en el futuro las únicas llamas que veamos en el paisaje de La Palma sean las del héroe guanche Tanausú y sus compañeros. Pero es preciso aprender de los desastres. No se entiende que el ermitaño pirómano de marras haya podido estar viviendo meses e incluso años en una cueva de la zona incendiada. Ni tampoco que no lo controlase nadie. España debe hacerse respetar por los viajeros y residentes extranjeros, pero para ello, no estaría de más que se valorase y respetase a sí misma. Aunque habrá que reconocer que si las numerosas instituciones dinásticas, ¡será por leyes, normas y burocracia! siguen fallando no nos va a quedar más remedio que pedir ayuda sobrenatural a Tanausú y su fantasmagórica tropa.

Nota: La ilustración procede de EL MUNDO.

 

 

 

 

 

El último cierre categorial de Don Gustavo Bueno

Acaba de fallecer, solo unas horas después que su esposa, Gustavo Bueno, una de las personalidades más relevantes del pensamiento gustavo buenoespañol del siglo XX, y coherente patriota defensor de España y de la Cultura española.

Personalmente, me encuentro lejos del Materialismo Dialéctico que él defendía. Tampoco estoy muy de acuerdo con su tratamiento del Espíritu. Entiendo que una cosa es la Crítica al fenómeno religioso confesional y otra distinta, y en cierto modo opuesta, la negación del universo espiritual. Recuerdo una breve polémica que tuve con él sobre este asunto durante un acto en el Ateneo madrileño.

Pero Gustavo Bueno era un hombre de los que ya no se llevan en estos desgraciados Reinos del todo a cien y me lo llevo. Intelectual valiente y honrado, defensor de la Cultura y de la Universidad en lo que tiene más valioso y no como burocrática sinecura pensaba lo que decía y decía lo que pensaba.

Promotor y colaborador de una importante revista de Pensamiento, el filósofo riojano era de las pocas personalidades que aún defendían una idea de España, sin neo-carlistas, zurdas repugnantes impostoras, ni corruptos golpistas o no encaramados a las instituciones autonómicas y dinásticas en general. Es de agradecer su valiente y comprometida denuncia de la mohatra borbónica, de los desastres del sistema. Y su decidida defensa de nuestra Nación amenazada por… ¡nuestras instituciones!

Descanse en paz este buen español.

 

Mariano y sus cuarenta años de paz

Lamentablemente, no hay derecho, Mariano ha tenido que interrumpir su siesta de orinal y pijama a rayas para ir a Palacio a torear a Su Majestad.

tristeza ovY la verdad es que parece que se ha salido con la suya. Los españoles, incluida Su Majestad, parece que seguimos todos con la picha hecha un lío, menos él.

La pobre miss Alvia, aunque carece de picha que liar, tampoco sabía qué decir ni menos hacer hasta recibir órdenes, instrucciones o siquiera un triste guía burros, de su jefe y amigo prócer.

Mariano que sin duda es un galleguista de pro, y además bien entrenado, parece ser que ha dicho que sí pero que depende y puede ser que sea que no. Bueno que sí pero no, pero que depende del no que puede ser sí. Todo claro. Tan claro como estela del Prestige o los papeles de Bárcenas. Ya veremos qué pasa en setiembre que él se va a descansar al pazo de Meirás digo de Sanjenjo.

No hay que preocuparse: el gran timonel, el gran caudillo, ese hombre providencial que no nos merecemos, se retira a sus aposentos estivales para mojar la barriga por dentro y por fuera, velar por todos nosotros y preparar como su admirado paisano y correligionario otros cuarenta años de paz. Hay tiempo para el sí pero no pero depende del depende del sí pero no. Mientras tanto, cuando baje la calor, convocará el tradicional veraniego Consejo de ministros en funciones para despachar los asuntos más urgentes como la sedición catalana, la crisis presupuestaria o escapar de las nuevas redadas anti corrupción.

NOTAS

En ciertos medios periodísticos se insiste en que todo es una farsa. Ya está todo y bien atado. Salvo tromboflebitis, Mariano será presidente del Consejo de su Majestad. Albert, vicepresidente.  El Opus vuelve a ganar a la Falange. Cualquier tarde nos llevamos un susto y tenemos gobierno. ¡Qué Dios nos coja confesados!

Otros recuerdan la célebre actuación del real Emérito cuando en circunstancias parecidas se dignó pegar una sonora patada en el trasero al Excelentísimo Señor Don Carlos Arias, quien mostraba similar gusto por la poltrona y atascaba cualquier posible salida de futuro.

CONVOCATORIAS: El conjunto vacío de las masas llenas

El asunto seguro que da para mucho más, y debería ser tratado con mayor rigor, profundidad y elaboración pero no me resisto a realizar ahora unos breves comentarios a vuelapluma. Me refiero a estas modalidades de multitudes enfervorizadas o incluso enajenadas convocadas por asuntos más o menos curiosos sino decididamente extraños.

Hoy jueves han coincidido en Europa dos actos multitudinarios que han reunido a masas enfervorizadas cuyo comportamiento desde luego parece inexplicable a ojos de la Razón, la Inteligencia, la Templanza, la Serenidad, propias del Estoicismo ilustrado. Pero también el apacible jardín de Epicuro ha sido pisoteado.

papa en poloniaUno de tales actos ha sucedido en Polonia donde el controvertido Papa peronista ha ido a darse un baño de multitudes, esta vez de gente joven e inexperta, fácilmente manipulable e impresionable, reunida quizás  más bien para hacer bulto y captar energía de masas. Más para agrandar la propaganda superficial que para un sentido genuino de la Espiritualidad. Es sabido que la psicología de las masas resulta diferente de la propia de cada una de las individualidades que las forman. Y que en general, la racionalidad, el sentido común y a veces incluso el decoro o el sentido del ridículo se resienten entre las grandes multitudes.

Ver a jóvenes, y a monjas ya no tan jóvenes, dando saltitos sino llorando a moco y baba, no resulta un espectáculo muy aleccionador ni invita demasiado a la esperanza por el futuro. Cuando, además, todo un Papa los arenga criticando la tentación de buscar el Poder y la Ambición la cosa ya resulta surrealista. Demagogia. Un populismo dirigido a manipular emociones en contra de la Razón.

poquemones en solEl otro evento del que quiero hacer mérito aconteció en los Madriles de la vieja Carmena, monja atea no menos milagrera. Parece ser que con el pintoresco nombre de La Gran Quedada una multitud de gentes desaforadas corría en el Retiro y en puerta del Sol, otrora escenarios de gestas más heroicas, para cazar “poquemones”. Estos raros bichos son una variedad de los gamusinos, tan virtuales como ellos, pero que parece ser triscan en el móvil en vez de por esos amenos campos donde los otros muestran sus abigarradas plumas como cebo de ignorantes e incautos. Quiero decir que esos bichos electrónicos son virtuales, tanto como la extraviada conciencia de sus cazadores, reducidos a meros periféricos aprieta botones de estos artefactos suministrados por la gran Industria.

No cabe duda que el sistema educativo está cumpliendo sus fines. Embrutecer a las gentes, evitar que el populacho pueda prosperar, pensar y comportarse como auténticos pueblos y personas dueños de su destino y relativamente inmunes a los devastadores efectos de la propaganda.

Y la CIA, inventora del tinglado, sin duda que estará tan contenta. Estas memeces enmucetadas deben resultar mucho más baratas, aunque puede que no menos nocivas, que otros instrumentos clásicos de control social y manipulación mental.

Algún lector algo amoscado por tanta inusitada crítica me argüirá. Mire Usted, “sarna con gusto no pica” y desde luego es mucho peor el espectáculo de la convención del Partido Demócrata americano con ocasión de presentar a su candidata para la cosa esa de las votaciones.

Y no le falta razón. Contemplar el bochorno de gentes llorosas o / y quizás sinceramente emocionadas por ver de cerca a gentes tan degradadas y moralmente indeseables como la siniestra Hilaria o el tenebroso emperador saliente resulta demoledor para seguir manteniendo alguna credibilidad o esperanza en el sistema político creado por los valientes y meritorios fundadores de los EEUU. Una Democracia degradada a vil espectáculo televisado con el que la actual plutocracia endogámica americana, desplegada en dinastías familiares, enmascara su tenebrosa realidad.

La Civilización prospera, ¿O la entropía aumenta?

 

¿Parirá la burra?

El Régimen dinástico afronta hoy el comienzo de una semana muy importante para sus intereses que no coinciden necesariamente con los de España.  Todos los cañones mediáticos y oligárquicos apuntan a quien osa resistirse a su voluntad. Menganito o Fulanito debe inmolarse ¿Parirá la burra? ¿Qué saldrá? ¿Otro burro? ¿Un futuro valido de Su Católica Majestad? ¿Para hacer qué?

votante inteligente_optSi Minerva, diosa de la Sabiduría y protectora de las Artes, nació de la cabeza de Zeus con casco, armadura y lanza,  el sin par PP de Mariano no va a ser menos milagroso. En efecto, la burra ha salido de cuentas y tenemos una buena y experta comadrona en don Felipe BI, el marido de Doña Leticia, ayudado para tan alta ocasión por la fiel miss Alvia, la vieja trotapalacios. Pero el barbudo registrador del tente mientras cobro, acostumbrado a la lucrativa molicie del cargo no termina de decidirse a salir de su escondite en la barrera. Ensaya sin rubor pero con santa desvergüenza la complicidad de los golpistas y enemigos de España. Todo sea por renovar la poltrona y evitar, o al menos retardar, su futura cita con la Justicia, que ya padece su colega, correligionario y compadre Rato.  Al cabo, hemos pasado del famoso y retórico, España, lo único importante del Fraga fundador del invento, al más prosaico pero realista, El culo de Mariano, lo único importante. El eximio prócer gallego amaga otra espantá. Su nula formación democrática, al cabo viene de donde viene y ha nacido donde ha nacido, le invita a considerar al parlamento, supuesto teatro de la soberanía nacional, como un lugar que desde luego no sirve para parlamentar, ni menos convencer con ideas o argumentos, sino para recibir aplausos del bodrio agradecido, de la clá mercenaria y bien pagá.  La cosa esa de la investidura mejor negociarla de modo clandestino, sin testigos, buscando cómplices, mercenarios o  arrebaña presupuestos.  Sin embargo, hay que reconocerle el mérito de hacer otra vez patente la verdadera realidad oligárquica del Régimen encubierta bajo la forma falaz o mohatrera de una Monarquía Parlamentaria.

banca_optPero, además de Mariano hay otros posibles candidatos de probada valía y singular mérito. Algunos de ellos verdaderos genios de las finanzas. No me refiero al ya citado Rato, el heroico prócer ex ministro de la Monarquía y campeón del pilla pilla. Siempre pensé que el mejor candidato pepero con experiencia afín, amén de gran identificación con los valores y mañas de sus líderes, era su experimentado gerente y probo tesorero, don Luis Bárcenas, hoy disfrutando de merecidas vacaciones en su mansión de Baqueira. Se trata, sin duda, de uno de los mayores expertos peperos en finanzas nacionales e internacionales, según se ha podido averiguar gracias a los desvelos de ciertos jueces desobedientes y periodistas revoltosos.

Y lo de las finanzas es muy importante, cosa que conviene tener presente cuando las sucesivas elecciones acaban de demostrar una vez más que la gente carece de verdadera soberanía por mucho que cívica e inocentemente meta un papelito en una cajita llamada urna. Ya no se sabe bien dónde está la soberanía, desde luego no en los pueblos ni las naciones, en esta tenebrosa plutocracia internacional sin rostros. Pues la realidad, que apenas se quiere reconocer, es que con esta feroz y liberticida dictadura del dinero electrónico o virtual, que algunos con gran exageración y no menor imprecisión llaman eufemísticamente “los mercados”, la sociedad tal como la conocemos se encuentra gravemente amenazada. Y la clase media, su base y la de los sistemas políticos formalmente democráticos, en grave riesgo de extinción. Para colmo, se provocan criminales agresiones gratuitas como el que tira piedras al avispero, sabiendo que picarán a otros.

marketing_optDiásporas provocadas de efectos demoledores, golpes de Estado, asesinatos de bandera falsa, maceran el producto hasta la solución final. Mientras tanto, el dinero se manifiesta, aparece como una nueva hierofanía sagrada para reforzar o arruinar, según convenga a la plutocracia, al pseudo líder democrático local de turno. Anuncia la buena nueva de otros patrióticos recortes, nos roban por nuestro bien, hasta el total saqueo, ruina y desmoralización de las poblaciones. A veces, si la amenaza para los grandes intereses geoestratégicos y financieros es grave, apoyado por un oportuno golpe de Estado promovido desde el exterior con mercenarios no menos oportunamente aparecidos con arsenales de material militar calificados por los media de ciudadanos resistentes  o bizarros luchadores por la libertad, perfectamente capaces de decapitar a un niño palestino con una simple navaja, y sin despeinarse. Son los nuestros. Por sus obras les conoceréis. Los que defienden en Siria y otras zonas agredidas y martirizadas nuestros grandes valores de la Civilización occidental.

Pero si existe la dictadura internacional real del dinero virtual, la UE carece de un verdadero sistema político democrático capaz de hacerle frente en el raro caso de que quisiera. Retóricas aparte, sólo se puede elegir a personajes de reparto, para hacer bulto, aunque oneroso, con sueldos de primeros actores. La democracia actual se ha reducido a un filfa, una mohatra para crédulos incautos, una representación teatral en forma de farsa aunque el final pueda llegar a ser una tragedia. Pero aquí nos entretenemos con poco. Somos como niños. Nos contentamos con ver en la tele qué matanza se ha producido hoy, acaso bajo el mecenazgo llevar cola_optinconsciente de la Fhüresa Merkel, o como sostenían en cierta famosa sentencia, “solo o con ayuda de otros”. A veces hay sorpresas o saltos imprevistos en el guión para mantener la atención de la audiencia. Que si el brexit, que si las nuevas modalidades de asesinatos colectivos, que si Putin, que si Trump o  tal…

A diferencia de los países civilizados, en España, absortos en la contemplación de nuestro ombligo, no disponemos aún de lúcidos grupos euroescépticos que denuncien la verdadera naturaleza de la farsa europea y actúen en consecuencia tanto allí como aquí. Todo llegará. Pero, el desdén con el desdén, siempre nos quedará la abstención.

Aunque el “nuevo” lema  electoral de la Monarquía para evitar la temida desmandada de fieles creyentes, la apostasía de los votantes, puede que sea el ya avanzado por el gran Mingote: “Vote a Gundisalvo, ¡a usted qué más le da, hombre!”

Yo sigo creyendo que sin gobierno se vive mejor.

 

NOTA:

Las ilustraciones son del genial humorista Abelenda y están tomadas de la revista La Codorníz de fecha 14 de junio de 1970. Nada hay muy nuevo bajo el sol.

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.