Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Opiniones de W. Churchill

Tomadas de las Obras Escogidas Aguilar

churchillSobre la democracia

“Digo que lo que menos representa a la democracia es la ley de la chusma y el intento de introducir un régimen totalitario y de clamar por el fusilamiento de de todos los que políticamente estorben, haciéndoles figurar entre los presuntos eliminados en virtud de la acusación, muy a menudo infundada, de haber colaborado con los alemanes durante la ocupación. No hagamos caer la democracia tan bajo, no consideremos la democracia como si consistiese meramente en adueñarse del poder y fusilar a quienes no concuerdan con nosotros. Esto es la antítesis de la democracia.

 La democracia, dije, no se funda en la violencia o el terrorismo, sino en la razón, en el juego limpio, en la libertad, en el respeto de los derechos de las demás personas…

Yo confío en el pueblo, en la masa del pueblo de casi todos los países, pero me gusta asegurarme de que trato con el pueblo y no con una partida de bandidos de las montañas o del campo que piensan que pueden, por la violencia, derribar la autoridad constituida, y, en algunos casos, antiguos parlamentos, gobiernos y estados”.

La cosa no era tan exagerada:

Sesión de las Cortes españolas del 9 de julio de 1910.

El diputado Pablo Iglesias, del PSOE, dice:
“Nosotros execramos la conducta del gobierno del señor Maura y nos asociamos
a lo hecho por socialistas extranjeros, ya que no tuvimos bríos a su tiempo para oponernos de modo terminante. Esto es lo que nos ha obligado a la conjunción (con los republicanos); por ello tuvimos que unirnos y juntos derribar al señor Maura. Nuestra labor de ahora es impedir la vuelta del señor Maura al Poder y como el régimen protege al señor Maura, procuraremos derribar al régimen. Para impedir que el señor Maura vuelva al Poder, “Ya dije en otra parte que mis amigos están dispuestos al atentado personal”.

Uno de los “amigos” del patibulario Iglesias tomó la amenaza al pie de la letra y atentó el 22 de julio contra Maura en Barcelona hiriéndole de bala, aunque afortunadamente el político conservador sobrevivió al atentado.

 

Churchill expone sus dudas sobre la verdadera naturaleza del nazismo

hitler mi lichaHitler y su opción, (1935)

No es posible formular un juicio justo sobre una figura pública que ha alcanzado las enormes dimensiones de Adolfo Hitler mientras no tengamos ante nosotros, íntegra, la obra de toda su vida. 

Esta visión total nos está vedada hoy. Aún no podemos decir si Hitler será el hombre que desencadenará de nuevo sobre el mundo otra guerra en la que la civilización sucumbirá irremisiblemente, o si pasará a la Historia como el hombre que restauró el honor y la paz de espíritu de la gran nación germánica y la reintegró, serena, esperanzada y fuerte a la cabeza del círculo familiar europeo.

Es sobre este misterio del futuro sobre el que la Historia se pronunciará”.  

 

Cofradías borboneras

El impropiamente considerado jayán de popa de la cofradía ha pedido tregua para unos ciertos jaques no tan adelantados en el escalafón o con menos suerte. Forman parte de la cofradía cómplice de igual servicio y mejor gloria de estos católicos Reinos. Pero no un bajamanero cualquiera, que ya decía el Guzmán de Alfarache: “quien se precie de ladrón procure serlo con honra, no bajamanero, hurtando de la tienda una cebolla y trompos a los muchachos”. Ni fragute ni menos santiguador de bolsillos, cachuchero, gomarra, alcatifero, desmotador, murcigallero, mulciglero o murcio.

2086 - Sienna_opt¿Piedad por el descarriado?, ¿solidaridad entre compadres, colegas y cómplices?

Hay que descartar que todo un excelentísimo señor devenga en aguilucho, pero el desocupado lector tendrá su propia opinión y no es cosa de cambiarla a estas alturas.

Sin embargo, sabido el ventor, quedan cosas aún por averiguar: ¿quién fuera el aliviador, azorero, caleta, palanquín?

¿Nuevas generaciones? ¿Regeneracionismo?  Se abre un abismo para el virtuoso joven de talante virginal, espíritu puro y pensamientos elevados. Ante él, como visión de diabólico tentador, se despliega la carrera completa dentro de la cofradía: de jorgolino a trainel, luego a mandil o mandilandín republica cataluña_optsi porta espada. Aquí, el ameno y florido jardín se bifurca: la honesta aspiración a rufezno por un lado. La carrera de ciertas armas de otro. De ahí a espadachín. Luego, previa oportuna iniciación, a jaque. La naturaleza de esa iniciación varía. Se debe probar coraje y desenvoltura para la causa: ¿pelearse con otros matones?, ¿liquidar a un corchete o justicia? Y ya demostrada la valía el jaque puede devenir en jaquetón. O jayán: el que, según Quevedo, es respetado por todos los demás. Tal como cierto descuidero, comendador de bola según otros, que le escolta.

Mas no hay nada que no pueda resolver un virtuoso dinástico, un buen colaboracionista. Y, al cabo, la Justicia se administra en nombre del Rey.

Una experiencia ejemplar

He tenido la suerte de poder asistir al estreno de la primera obra teatral del conocido novelista Juan Mariñas, en la que también interviene como actor de singular vis cómica, con dirección de Luis Vivanco. Completaban el elenco representando con gran profesionalidad y brillantez sus papeles, Isabel de Toro y Paco Alvarellos.

cartel obra mariñasHemos de resaltar el gran mérito que supone esta representación reconocido así por el numeroso público que abarrotaba la sala en lo que ha constituido un importante éxito que esperemos permita nuevos logros en su carrera como artista.

En la misma línea de las tan conocidas de Orwell o Huxley, la de Mariñas es una obra muy crítica con el tenebroso panorama totalitario que parece que nos espera a la Humanidad de continuar el presente devenir.  El asunto es verdaderamente dramático pero Mariñas tiene el acierto de darle un continuo toque de humor que hace agradable y amena la trama pese a lo sombrío de lo que cuenta. Recuerda un poco la misma línea del clásico eslogan de La Codorniz de “Tiemble después de haber reído”.

La obra nos presenta con precisión y buen criterio muchos de los instrumentos de todo tipo que hacen posible el despotismo incluidos la manipulación mental, el sometimiento a un trabajo agotador además de embrutecedor, la represión sexual o la falta de autonomía personal, incluso en el mundo de la alimentación. Así, los defensores del cultivo de huertos ecológicos son perseguidos por el Poder en calidad de terroristas. ¿Exageración? No tanta si, por ejemplo, recordamos las represalias de los grandes monopolios y de sus gobiernos títeres contra los que intentan promover mayores cotas de independencia P1200858 detenergética, una dieta más sana o un cierto control de los abusos farmacéuticos que condicionan y de algún modo incluso corrompen el ejercicio de la profesionalidad en tales ámbitos.

La obra defiende una cierta idea libertaria en el sentido de intentar preservar la dignidad humana de los abusos de un Estado megalomaniaco, controlador hasta la náusea, totalitario, despótico, enemigo radical de la libertad.

Al cabo, se explican en tono de humor un conjunto de armas poderosas dirigidas al sometimiento de las personas en las líneas ya explicadas por un Le Bon o por el siniestro Goebbels.

Si el tema es actual, las propias peripecias anteriores al estreno son la mejor prueba de que no podemos tomarnos la cuestión a broma. El despotismo ya campa a sus anchas aquí en Galicia y trata de ningunear lo que no le gusta al Poder. En efecto, P1200860el estreno ha sido ninguneado. Para que le permitieran ser estrenada la obra ha tenido que ser traducida forzosamente al gallego, con lo que pierde mucho público potencial amén de su frescura e identidad originales. Sin esta censura e imposición seguro que la obra podrá tener repercusión en el resto de España.

Pero el logro final nos enseña que con valentía, inteligencia y tenacidad se puede resistir. La conducta humana se apoya en la inteligencia y la voluntad. El Poder trata de debilitar y corromper a ambas. Es nuestro derecho y nuestro deber resistirse. Como ha hecho Juan Mariñas.

Mi admiración y enhorabuena.

 

Estreno teatral de Juan Mariñas

El viernes 8 de abril a las ocho y media de la tarde se estrena en La Coruña la última obra de Juan Mariñas, en la que también interviene como actor.

cartel obra mariñasEsta vez no se trata de una novela sino de una obra teatral de importante contenido, pleno de actualidad, en la que el joven pero gran narrador coruñés demuestra una vez más su sentido del arte comprometido con lo humano y nos invita a una reflexión sobre lo que pasa, lo que nos pasa y lo que estamos abocados a que nos pase si las cosas siguen como van.

Un acontecimiento cultural que se estrena después de salvar importantes dificultades para vencer el creciente despotismo de la nueva censura y que estamos seguros tendrá una singular repercusión al menos entre los espectadores y ciudadanos más sensibles.

Muy recomendable.

 

El esperpéntico caso del obrero del  futuro.

Viernes 8 de abril a las 20 horas 30 minutos.

Centro Cívico de Los Mallos, avenida de Arteijo 147, La Coruña. 

Entrada,  5 euros (De la recaudación de esta sesión se beneficiará una entidad benéfica).

 

 

 

 

 

Basura galleguista

Una muestra más de la onerosa incompetencia galleguista se puede admirar en el actual Concello A Coruña, en épocas mejores basura 2_optanteriores conocido en toda España como Ayuntamiento de La Coruña.  El alcalde, que no rebuzna de balde como ya nos advertía Cervantes, además de déspota está demostrando ser un inepto rodeado de otros semejantes. Otra prueba de lo que digo la ofrece esta gloria de la cartelería galleguista basurera municipal.

El lector puede admirarla y juzgar por sí mismo en estas fotos tomadas esta misma tarde en la emblemática plaza coruñesa de Pontevedra.

Los carteles se encuentran redactados en lengua burocrática galleguista oficial sin duda bajo la supervisión de los oportunos correctores y traductores lingüísticos que tratan de exterminar el uso del español y le salen al sufrido contribuyente por un Potosí y el pretendido control de toda basura 2 detalle auna caterva de asesores y asesoras municipales.

basura 2 detalle bPero tanto galleguismo presenta un fallo lógico. Puede que producto fatal de tanta mareante marea que tiene a los nuevos aprendices de próceres mareados al nunca imaginar verse mandando cosas en una ciudad española importante por muy mareada y venida a menos que esté como para votarles.

Es todo un enigma. Una auténtica inquietud que tiene a los ciudadanos supervivientes de la antigua capital gallega liberal en plena zozobra. En un sin vivir.

Una cuestión dramática: ¿Qué hacer en Setiembre?

Los podemitas defenderán la cosa aduciendo que bien mirado se trata de una ingeniosa manera de reducir el monstruoso déficit municipal pariendo años de once meses, lo que permite que cunda un poco más el presupuesto anual. Al final es posible que la burocracia y asesores a las órdenes del alcalde mareante y mareado al cabo sustituya los cartelitos, encargando otros nuevos con sus correctores lingüísticos oportunos y aumentando el déficit municipal.  ¡Será por pasta!

 

 

Los diez negritos de Mariano

En Diez negritos Ágatha Christie cuenta el extraño caso del asesino desconocido que va liquidando, una tras otra, hasta a diez diez negritos portadapersonas reunidas en una isla desierta a las que considera culpables de diferentes fechorías o canalladas aunque quizás no susceptibles de condena como delitos punibles ante un tribunal.

El misterio se resuelve cuando se descubre un falso muerto que es el malo justiciero que va exterminando a los demás.

El argumento nos recuerda la siniestra trayectoria de Mariano, el de los sobres, que va exterminando fríamente, con taimada crueldad de eunuco, sin piedad ni empatía por el sufrimiento ajeno, uno tras otro a cualquiera de sus colegas dirigentes del llamado PP.

San Gil, Ortega Lara, Mayor Oreja, Aznar, Cascos, Aguirre, Fabra, Bárcenas, Camps, Matas, Granados, González, Ratos, Rus, Gurtelidos, Púnicos, Marjalizos…

Bien, el lector pensará, bueno la verdad es que el PP actual de Mariano, hecho a su imagen y semejanza, es de lo más parecido a la Sodoma bíblica sin que a un hipotético Lot le quepa encontrar ningún dirigente honrado o libre de sospecha. No le falta razón, desde luego, salvo en el caso de heroínas como María San Gil o los resistentes a la violencia etarra o catalana, hoy traicionados para favorecer su política de compadreo o colegueo con los batasunos y golpistas corruptos de la Generalidad.

Ahora bien, Mariano, como el líder de la famosa secta suicida de la Guayana, parece dispuesto a realizar una truculenta, amén de amplia, escabechina sin que a su alrededor quede nadie vivo que pueda oponerse a su despotismo sin ilustrar. Se cree que incluso podría ir a por Su Majestad don Felipe VI por no dejarse manipular a su gusto con el asunto de la investidura interruptus marianesca. Milagrosamente, con gran oportunidad, aparece un mensaje comprometedor para la mujer del rey. Y hoy sabemos que su última víctima pudiera ser su paisano, condiscípulo de Fraga y correligionario Alberto Núñez Feijóo, considerado un posible candidato a sustituto, caso de continuar disfrutando del pertinaz galleguismo acomplejado, liberticida y arrebatacapas.

El registro del ayuntamiento de La Coruña puede dar mucho juego. Se trata de fuego amigo, siempre tan peligroso.

Diría otro paisano, el genial Valle Inclán, que actúan como tahures criados en la misma escuela, y se conocen bien sus mañas.

 

 

 

Un mito de eterno retorno

En abril de hace diez años publicaba este texto, que por lo que se ve desgraciadamente sigue siendo de actualidad, en lo que se refiere a la alianza entre la supuesta izquierda y las oligarquías reaccionarias de las regiones periféricas.

“Soviets y valores republicanos

 Alfonso Guerra es un personaje inefable, capaz de afirmar tan tranquilo en la presentación de su libro de desmemorias en Coruña delante del alcalde que “hay que acabar con los ricos y los poderosos”. Ahora quizás para compensar su cobarde actuación en el caso Estatut nos asusta declarando como si no fuera con él la cosa, que la España de ZP se parece a la URSS en descomposición en la que la vieja y corrupta nomenclatura soviética buscaba apoltronarse en las nuevas republiquitas resultado de su destrucción. Acierta en el diagnóstico y él lo sabe muy bien pues forma parte de esa nomenclatura socialista que desde Perpiñán viene pactando el reparto del botín de cada ínsula con los nacionalistas y caciques respectivos.

Si no podemos gobernar una España seria, honorable y respetada entre las naciones más importantes de Occidente, ocupemos el poder en las ínsulas resultado de su desmembramiento.

Y en este escenario de fin de régimen, ZP también nos recuerda en el Senado que desea los “valores” republicanos. Cuando un verdadero republicano español oye hablar de “república”a los socialistas, que tanto hicieron para destruirla, siente como se le va la color. ZP no menta a sus correligionarios: Negrín, el títere comunista, ni a los destructores de Oviedo, ni a Largo el mini Stalin ibérico, ni a sus cómplices golpistas como Companys, el traidor presidente de la Generalidad catalana. Menta a Azaña y hace propio su testamento de “La velada en Benicarló”, cuando la verdad es que el político alcalaíno probablemente identificaría a ZP y su tropa con los demagógicos personajes de Pastrana o Barcala.

La Segunda república se proclamó tras un golpe de mano osado y oportunista que transformó una victoria parcial electoral municipal en las ciudades más importantes de España en un cambio de régimen. Nadie reaccionó entonces en defensa de la monarquía parlamentaria. Pero nació ya viciada de sectarismo, demagogia e incapacidad real.”

 

playa nocturna acuarela_optLa vida sigue igual, como en un eterno fandango la burra va una y otra vez al trigo. Pero deja de ser curioso el cómo ciertas repugnantes zurdas españolas como las calificaba el sensible poeta republicano Antonio Machado siguen in encontrar la brújula o si por ventura la han encontrado, mienten con asaz desparpajo. Los biznietos tragicómicos, sacados de un tenderete todo a cien, de los siniestros Largo, Carrillo, Companys o Stalin nos tratan de explicar otra vez que su buscado contubernio con las ventajistas derechas periféricas es “progresista” ¿El partido de Sabino Arana o de Prat de la Riba, progresistas? Pues sí. Ahora resulta que ideologías clerical reaccionarias como las que originaron movimientos racistas, de la carcundia trabucaire vasca o catalana, son calificados por estas lumbreras de la Historia de “progresistas” y buenos compañeros de viaje. El tenebroso mandamás de las incoherentes hordas podemitas, con la osadía que dan la ignorancia y la falta de escrúpulos, considera que son también de “los suyos”, gentes con la que hay que gobernar ¿contra España?, nada menos que al representante político de la carcundia clerical, cerril y oligárquica vasca. El PNV ¡el partido de Arana! ¡Lo que hay que ver!

republica islamica cataluña P1200723_optIgualmente se atreve a defender y blanquear las fechorías de las insolidarias camisas negras golpistas del nuevo fascio catalanista, con y sin mordidas del tres por ciento. Las repugnantes zurdas españolas que ya denunciaba Machado compinchadas con la hipócrita, reaccionaria y abusona, sino directamente saqueadora, oligarquía catalana ¿Hasta cuándo ese secuestro de izquierda real, incompatible con la hegemonía de las oligarquías caciquiles periféricas del País Vasco, Cataluña o Galicia. ¿Hasta cuándo esa miopía y traición a los derechos y legítimos intereses del pueblo español del “Si no podemos gobernar una España seria, honorable y respetada entre las naciones más importantes de Occidente, ocupemos el poder en las ínsulas resultado de su desmembramiento”?

Parece que el más coherente, o menos cínico al fin y al cabo, va a resultar ser el “rehabilitado” terrorista Otegui con sus proclamados deseos de buscar compinches o compañeros de lucha contra España. Aunque los capos podemitas dicen preferir compincharse con la oligarquía regional, con los beatos meapilas hijos de Arana.

Ciertos autores han comparado a Podemos con una nueva Falange. Lejos sus jefes de la elegancia caballerosa de un José Antonio, desde luego, sino en el sentido de falsa izquierda, defensora en la práctica de privilegios oligárquicos pese a su verborrea pseudo revolucionaria.

gamusinos P1200316_optPero el problema no es ya el de una singular patología histórica española sino del propio sistema actual en que permanecemos como suspendidos, como alelados sin capacidad para rectificar. Contra esta nueva carcundia progre no reaccionan quienes tendrían más obligación y posibilidades de hacerlo. El poder político dinástico, o al menos sus validos, lo fomenta. El Partido de Bárcenas o Mariano y el partido de Iglesias se retroalimentan para perpetuar el secuestro y alienación de los españoles. La sociedad abierta carece de representantes públicos.

En lo intelectual, quien defiende la cultura española es oportunamente ninguneado. En vez de fomentar la concordia y lo que todos tenemos en común, somos víctimas de los intereses bastardos extremistas tanto de reaccionarios corruptos como de izquierdistas de salón. Pura mohatra.

En lo político, el partido de R10, la verdadera oposición en la anterior legislatura, fue oportunamente eliminado por haber osado llevar a muchos corruptos a los tribunales y criticar los impunes excesos autonómicos contra libertades y haciendas. Del tinglado. De un tinglado contra la Nación y contra la Razón que nos devora. Esa Nación cuya defensa sería también los de la Justicia, o la Libertad, la de los derechos civiles contra los abusos del Poder, el ámbito de encuentro y progreso que debiera fomentar o al menos defender una izquierda no prostituida.

 

 

A la caza de torcaces

No me refiero a la obra de Gide, sino a una modalidad cinegética tradicional propia de los montes navarros aprovechando las costumbres migratorias de la mayor de nuestras columbáceas. La paloma torcaz, Columbus palumbus. Se trata, ya digo, de un modo torcaces 410tradicional que se cobra muchas víctimas entre las nutridas bandadas.  El espectáculo de los grandes bandos de palomas torcaces descendiendo en espiral, con su número de oro dibujado en el cielo incluido, sobre las dehesas de encinares y alcornocales del Poniente español en  busca de bellotas que llevarse al papo es uno de los más grandes por majestuosos que puede ofrecer nuestra naturaleza al ornitólogo, el cazador o el observador en general. Pero estos grandes bandos que pueblan los otoños ibéricos antes han de atravesar las sierras navarras donde son diezmados al atravesar la muga.

El método de caza, muy avieso y taimado como corresponde a un área de rancia raigambre clerical, suele ser el siguiente. Se lanza hacia arriba un señuelo con forma o silueta de rapaz, por ejemplo un coleta morada, y el bando aterrorizado intenta escapar picando vertiginosamente hacia el suelo al abrigo de los bosques caducifolios, donde quedan prendidas muchas palomas en la redes taimadamente colocadas antes por los cazadores. Los mejores lugares para la captura están muy cotizados y sólo son ocupados en la práctica por las gentes de más posibles.

En realidad se trata de otro caso más de actividad de falsa bandera. Nada nuevo, desde luego, como tampoco lo son los ardides del Poder. De esta guisa votantes asqueados que vuelan fuera del alcance de las escopeteros tradicionales de las feroces cuadrillas de bárcenas, los pujolone o los ERE son engañados y devueltos a la red para la engordar la captura de los de siempre. El pretendido rapaz coleta morada no es sino un señuelo, un falso depredador de cartón que lleva a las pobres desavisadas torcaces a su perdición.

 

Eco y la rosa

Acaba de fallecer en Milán el escritor, semiólogo y hombre de Letras, Umberto Eco.

umberto ecoAdemás de su importante labor como científico y docente de la información, cabe recordar en esta breve nota de homenaje algunos aspectos de su faceta de escritor.

El primer libro que leí de él, entonces confieso que apenas había oído hablar ni del autor ni de su importante obra científica en relación con la Semiótica, fue de ficción probablemente el más famoso de los suyos. Me refiero como el lector ya habrá adivinado a El nombre de la rosa.

Por aquel entonces me había dado por investigar la influencia de la rosa como símbolo y su influencia en las tradiciones heterodoxas occidentales, similares en algunos aspectos a la del loto en la Tradición religiosa y esotérica oriental. Si en ésta el loto suele aparecer como base o peana de las representaciones de energías, personajes o potencias espirituales, también la rosa pertenece a un simbolismo sagrado del que forma parte la tradición rosacruz.

Umberto Eco el nombre de la rosaPero en una primera interpretación el título puede resultar equívoco. Sin embargo, la lectura del texto, de extraordinaria erudición, nos ofrece algo más que una peripecia de novela negra ambientada en un momento histórico de gran importancia para la Iglesia católica y en consecuencia dada la época, para todo Occidente.

Cabe pensar que en las famosas polémicas entre Bernardo, el dominico inquisidor jefe de la legación pontificia y el protagonista Guillermo, Eco se habría inspirado en otras muy famosas de esa época. Me refiero a las conocidas como polémicas gerundenses que tuvieron lugar en la bella población del NO de España a principios del siglo XIII entre el alquimista y heterodoxo valenciano Arnaldo de Vilanova y el dominico inquisidor Bernardo de Puigcercos. Personaje histórico que coincide en el nombre, profesión y rol con el siniestro ficticio de Eco.

Muy interesante el problema que se planteaba, y aún hoy se sigue planteando, entre otros. Es decir, si la Iglesia como supuesta heredera de las enseñanzas de Jesús debe ser o no pobre, como lo fuera el Maestro Fundador. Es decir, las relaciones entre Espíritu y Poder material. El Fundador explicaba que había que actuar sin temor para el desenvolvimiento presente y futuro como tampoco lo hacen las florecillas del campo. Sin embargo, sus herederos demostrando así poca esperanza en lo espiritual hacían acopio de riquezas y Poder político para imponer sus doctrinas.  Incluso asesinando a los considerados herejes.

Pero en el libro también se desarrolla una importante reflexión epistemológica, para mí lo mejor y más revelador del texto. Es sobre la relación fundamental entre intuición y método deductivo. Entre el lenguaje simbólico y el racionalmente codificado. Al cabo, si Guillermo consigue acceder al Finis Africae, o sancta sanctorum secreto de la Biblioteca, es por una intuición o revelación onírica que es capaz de traducir a los términos del mundo tridimensional en el que nos movemos. El Inconsciente ofrece la pista clave para comprender lo que pasa. El Consciente permite su comprobación, desarrollo y aplicación en nuestro universo material.

Sin el primero, éste se queda atascado. Sin el segundo, la visión puede resultar estéril en cierto plano vital, en el que nos movemos como materia.

La biblioteca y el monasterio donde se guarda se convierten en una alegoría de la Cultura, y en consecuencia, de la propia vida individual y social que conforma. Un grupo clerical, cerrado, se convierte en su celoso y excluyente guardián, y ejerce sobre los demás el poder de fijar lo que puede o no ser conocido.  Se erige en celoso proscriptor incluso de la risa, que para Aristóteles constituye atributo decisivo de la naturaleza humana. La risa relativiza, nos hace dudar, poner cosas en cuestión, como también nuestra relación con ellas. Nos ayuda a comprender, a aprehender lo que somos.

Por eso el tenebroso y rígido monje Jorge de Burgos la oculta, así como la obra de la autoridad de Aristóteles, cuya divulgación puede resultar altamente subversiva y peligrosa para el mantenimiento de un sistema cerrado y excluyente de poder, basado en la imposición y la ignorancia. Para Eco el poder exotérico, encarnado en la complaciente y ambigua figura del abad es diferente del poder diríamos esotérico desnaturalizado en cuanto a sus fines y potencialidades que encarna Jorge de Burgos. Su ceguera física debe ser compartida como ceguera espiritual por lo demás.

Umberto Eco nos hace una serie irónica de guiños intelectuales o culturales.

Es fácil pensar que, además de los Arnaldo de Vilanova o Bernardo de Puigcercós de los que ya hemos hablado, la figura de Jorge del Burgos, el monje ciego se inspira en la del genial escritor argentino Jorge Luis Borges. O que Guillermo de Baskerville es un homenaje a Sir Arthur Conan Doyle el ilustre médico espiritista creador de Sherlock Colmes. Que lo de Baskerville tiene que ver con lo del famoso perro de uno de sus títulos. O que Adso el joven ayudante de Guillermo es una trasunto fonético del famoso Watson que acompañaba al famoso detective de la Baker street.

Pero si el loto nace en el légamo, atraviesa aguas oscuras, y al final se abre a la luz, también la rosa es un símbolo del alma o ser superior que se desarrolla y abre entre las peripecias y pruebas de la vida cotidiana.

Creo que a esta aventura, que es la misión de la verdadera Cultura, es a la que nos invitaba Umberto Eco.  Ojalá él también haya conseguido acceder a su propio Finis Africae

 

Moral ilustrada, corrupción y supervivencia

Hace ya casi un siglo, Corpus Barga preguntaba en la Revista de Occidente, “¿Cuál es la Venus de usted? ¿Cuál es para usted el patrón de la belleza?” Y es que según afirmaba, “preguntarle a usted  por su patrón de belleza es una pregunta de primera necesidad”.

Sobre todo porque “Toda belleza, más o menos desnaturalizada, de cualquier edad, de cualquier civilización, está ya como la griega, en los escaparates”.

Ahora, cabe hacernos la misma pregunta de primera necesidad dirigida a la Ética, a la Moral, no sólo a la Estética. Cuando todo vale, por muy desnaturalizado que esté, es que nada vale nada. Pero de eso hablaremos luego.

Paisaje 1080698_optLewis Munford sostenía en los turbulentos treinta que la máquina había cambiado muchas cosas, entre ellas nuestra propia forma de verlas.  El cambio no era sólo la introducción de la máquina sino de un alma a ella asociada. Una técnica decimonónica, la fotografía, también contribuye como en una especie de reacción a cierto desenvolvimiento del arte pictórico. Impresionistas, cubistas, futuristas, surrealistas, suprarrealistas, buscan nuevas formas de expresión descodificando las anteriores. Nuevos códigos intentan suplir a los precedentes. La moda surge y se desarrolla como consecuencia de la carencia de patrón o arquetipo de la Belleza.

Muchos de los personajillos de moda y con mayor predicamento en la España actual parecen escapados de la abigarrada zoología almodovariana. Quinquis, macarras, furcias, horteras, políticos dinásticos, rufianes, banqueros desfalcadores, periodistas mohatreros, sorayos, cortesanos, duques empalmados, chulos, invertidos, tribadas, viejas Trotayuntamientos, pijas asaltacapillas o promotoras de la cuota láctea galleguista, ropillas de mirada e instrucción sesgada, santiguadores de bolsillos, trileros de las ramblas, cursillistas con y sin ERE, sindicalistas verticales, pujolones, titirietarras, golpistas y monopolistas subvencionados… no disimulan sino que hacen ostentación de su degenerada condición e imponen modelos de conducta.

isabel-ii-con-su-intendente-carlos-marfori-fco-de-asis-a-la-derecha-espera-un-batallon-de-guardia-ccAunque nada tan nuevo si se mira bien nuestra Historia. Carlistas sanguinarios. Curas y obispos trabucaires. La falsaria monja de las llagas, el eximio P. Claret, los lucrados sementales de la reina, los banqueros y especuladores corruptos, los reales cornudos consentidores, los gobiernos estultos e inanes, siniestra fauna propia de la carcundia clerical de otro anterior desastre borbónico, tampoco eran mancos, ni desmerecían a los actuales. Pero antes la cosa, la fechoría o desmán, puede que se publicara menos. La gente parecía estar más en la inopia. Quedaba algún rescoldo de decoro incluso en la esperpéntica corte de la reina ninfómana.

Pero ¿tiene que ser forzosamente así? Existe una corrupción estética, amén de la Política. Es verdad que llevamos tres siglos padeciendo las fechorías y devastaciones de una pertinaz Dinastía a la que de ningún vicio ha resultado históricamente ser ajena.  En todo caso, ¿Por qué lo toleramos, lo hemos tolerado y lo seguimos tolerando?

Dicho de otro modo, parafraseando a Corpus Barga, ¿Cuál es nuestra Minerva?

MD45. MADRID, 19/08/2011.- Fotografía facilitada por el Ayuntamiento de Madrid que muestra a la teniente de alcalde y delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, que saluda al Papa Benedicto XVI, en el marco de su asistencia al Vía Crucis celebrado en Madrid con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). EFE/Ayuntamiento de Madrid

MADRID, 19/08/2011.- Fotografía facilitada por el Ayuntamiento de Madrid que muestra a su teniente de alcalde, la piadosa Ana Botella, mientras reverencia al Jefe de Estado Vaticano, Benedicto XVI.

Después de la Estética, la primera corrupción consiste en pudrir el entendimiento. Cuando se asocia la moral a un código religioso cerrado y este falla o se desacredita por el acceso generalizado a una mayor información sobre el origen de ese código o sus consecuencias históricas, suele producirse una anomia personal y social que termina fomentando la corrupción. Se pudre el entendimiento cuando se asocia moral a religión, o las legislaciones positivas, y no a la propia naturaleza humana y sus exigencias. Quizás sea esta una posible explicación de porqué la corrupción impune resulta más abundante en los países de tradición católica.

El barón Holbach fue un enciclopedista ilustrado, encargado de los artículos sobre Química en la Enciclopedia, que estudió a fondo problemas filosóficos, epistemológicos o sociales como es el de la Moral. De forma revolucionaria para la época, sus obras fueron prohibidas, trató de fundar la Moral en la naturaleza del hombre, no en las exigencias de códigos religiosos ajenos a la Razón. La Moral ilustrada resulta así de carácter universal, propia de los hombres, simplemente en tanto en cuanto hombres, no como miembros de una nación, etnia o confesión religiosa determinados. Y, al cabo, busca la felicidad, no la represión basada en imposiciones o criterios sobrenaturales o de revelación. Se trata, pues, de una moral de carácter verdaderamente laico.

portada moral universal_optEn su libro La Moral universal, Holbach expone de modo muy brillante sus logros. Un libro que pese a tener más de dos siglos podría utilizarse como un perfecto manual didáctico para una genuina educación para la ciudadanía, libre de sectarismo u oportunismo político.  Publicado por primera vez en Ámsterdam en 1776, sería considerado un libro subversivo y peligroso para la oligarquía absolutista de la época. Su primera versión española se debe a Manuel Díaz Moreno y se publicó ya en 1812, varios años después de la muerte de su autor, pero coincidiendo, creo que no por casualidad, con la constitución que fijaba y promovía la nación como sujeto político. Un autor que no es nombrado en la portada ni en el frontis, y un traductor que sólo se atreve a poner sus iniciales lo que nos da idea de cómo estaba entonces el asunto, con la Santa Inquisición aún vigente. En esa primera edición aparece un bello pero solitario grabadito que recoge una idea atribuida a Séneca: “Amad, para ser amados”.

Holbach insiste en varias partes de la obra en la Moral como búsqueda y condición para la felicidad.  Así, por ejemplo: La Moral es el arte de hacer al hombre feliz por medio del conocimiento y práctica de sus deberes. O bien: La Moral es la ciencia de la felicidad para todos los hombres.

El texto está lleno de perlas, algunas de carácter político y plena actualidad:

La Moral para tener una base invariable debe indice temas moral universal_optestablecerse sobre un principio común…el amor de sí mismo, la intención de estar bien en cualquier momento…

Todo gobierno justo ejerce una autoridad legítima a la que el ciudadano virtuoso está obligado a obedecer, pero el gobierno injusto ejerce un poder usurpado. Bajo el despotismo y la tiranía no hay autoridad no hay más que usurpación y latrocinio público.

La sociedad se ve forzada a sufrir el yugo que le imponen el crimen y la violencia…

La autoridad legítima es decir, la que reconocida legalmente por la sociedad contribuye al bien de ella.

El buen ciudadano es el que no puede tolerar en su patria un poder que pretende hacerse superior a sus leyes.

El buen ciudadano es el que dentro de su esfera contribuye de buena fe al interés general, porque reconoce que su interés personal no puede separase de aquel sin peligro ni daño de sí propio.

El ciudadano debe obedecer a las leyes que tengan por objeto la conservación, la seguridad, el bienestar, la unión y el reposo de la sociedad. 

El que obedece ciegamente los caprichos de un déspota no es un ciudadano, es un esclavo. No hay ciudadano bajo el despotismo ni ciudad para los esclavos.

La verdadera ciudad, la verdadera patria, la verdadera sociedad es aquella donde cada uno goza de sus derechos sostenidos por la ley. Donde el hombre es más poderoso que la ley, la justicia se ve obligada a callar y la sociedad no tarda en disolverse.

El cortesano que decía que él no llegaba a comprender como era posible resistir la voluntad de su señor hablaba como un esclavo criado con las máximas del despotismo oriental, según la cual el sultán es un dios, a cuyos caprichos un delito oponerse, aún cando sean contrarios a la razón.

La tiranía es el gobierno de la injusticia sostenido por la fuerza.

Toda una serie de cuestiones que forman parte de la mejor tradición clásica.

Marco Aurelio: “No son ni la elocuencia, ni las riquezas, ni los placeres, ni la gloria lo que hacen feliz al hombre, sino sus acciones. Para que estas sean buenas, es menester conocer el bien y el mal…ser feliz es formarse uno a sí mismo una suerte agradable, la cual consiste en las buenas disposiciones del alma, en la práctica del bien, en el amor de la virtud…” “No puedo apreciar una felicidad que sólo se ha hecho para mí”.

Cicerón: “Nadie debe obedecer a los que no tienen el derecho de mandar”.

Pero, ¿qué hacer? Con planteamientos más modestos que los citados de Holbach, Marco Aurelio o Cicerón cabe completar su visión. La intención de estar bien en cualquier momento nos lleva a una serie de recomendaciones personales para hacer el trago más llevadero…así, entre otras:

grabado moral universal_optFormarse e informarse. Leer sobre filosofías y religiones de todos los tiempos para informarse (Templar la mente con diferentes ideas).

Adoptar una sola doctrina elegida entre las demás, pero sin despreciar las otras.

Ver poco la televisión y menos aún leer la tóxica prensa mohatrera de papel.

Comprender que formamos parte de un juego internacional. Que muchas de las cosas que nos suceden tienen su explicación en intereses, políticas y decisiones ajenas a los españoles.

Cuidar la dieta. La agricultura industrializada nos está envenenando.

No participar en campañas gubernamentales.

Tratar de evitar ser cómplices del mantenimiento del tinglado. No votar y buscar las soluciones legales que permitan pagar menos impuestos.

Mantenerse en la vida en una posición modesta, ni opulenta ni mísera, (aura mediocritas horaciana). No llamar demasiado la atención, renunciar a famas y glorias mundanas.

Tratar de ser indiferente hacía todo y frente a todo. Los políticos y oligarcas dinásticos no merecen más que nuestro desprecio, pero hay que procurar no envenenarse mentalmente con las bajas tasas vibratorias en las que medran.

Contemplar sin emocionarse y con espíritu emancipado las diferentes luchas humanas.

Comprensión del vacío (lo que no deja de ser practicar lo anagógico, elevación de lo material a lo espiritual).

Estos planteamientos estoicos, propios de la Moral universal pero adaptados a nuestra circunstancia histórica presente, pueden contribuir a ayudarnos a ir sobrellevando nuestra peripecia y circunstancia.

Amén.

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.