Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Gasoductos y dominación imperial

El tremendo asunto del acto terrorista de sabotaje a los gasoductos rusos en el mar Báltico que suministran a Europa es tema que me importa especialmente. No solo como ciudadano español y europeo horrorizado por la deriva criminal que viene tomando la corrupta UE globalista actual bajo la servidumbre del imperio sionista anglosajón sino también porque he desarrollado buena parte de mi vida profesional como ingeniero en relación con el gas natural y los gasoductos en empresas del sector como Enagás o Gas Natural.

La del gasoducto ruso en el Mar Báltico constituye una cuestión geoestratégica de gran importancia que desborda por sus aspectos geopolíticos la mera preocupación por el suministro de energía, la aportación del gas natural en el balance de energía primaria o los problemas medioambientales tanto de su logística cuanto de sus principales aplicaciones en la actividad económica de las sociedades.

Este acto terrorista debe entenderse como la puntilla a toda una forma de dominación monopolista e imperialista impuesta por el cambio de política dirigido a arruinar Europa impidiéndola mantener su industria condenándola a una decadencia fatal por la ineficiente energía verde. La voladura pone en evidencia la catadura moral de nuestros líderes imperialistas actuales así como la verdadera naturaleza de subordinación de Europa occidental con el genocida imperio sionista anglosajón y su brazo armado. Con unos títeres prostituidos o sin sentido mínimo del decoro, la dignidad o la propia vergüenza.

Voluntad de imperio

En realidad, no debiera sorprendernos tanto, y menos a los españoles que hemos padecido atentados terroristas como el famoso del Maine en Cuba donde EEUU comenzaba a enseñar al mundo su falta absoluta de escrúpulos cuando se trata de satisfacer su ansia de rapiña a toda costa.

Lo que se ha venido en llamar desde la Guerra fría el Deep State, corporación criminal de intereses imperialistas de dominación militar industrial viene actuando desde hace mucho tiempo. Y sin cortapisas: El Maine, el Lusitania, los escondidos códigos de espionaje de Pearl Harbour, los genocidios de Tokio, Hiroshima o Nagasaki, Corea, el falso incidente del golfo de Tonkin que les permitiría arrasar Vietnam, Irak, Afganistán, Yugoslavia, otra vez Irak, Yemen, Libia, Palestina, Siria, sin olvidar los infames auto atentados contra la propia población civil de las torres gemelas… y ahora el peligrosísimo acoso a Rusia a la que se intenta derribar para mejor robar sus importantes recursos naturales…

En 1950 la nueva doctrina imperial se plasmaba en el documento conocido como NSC 68. La creciente sustitución de gastos sociales por militares fue una de sus consecuencias. Un creciente botín cada vez más descomunal para el conglomerado corporativo militar industrial, que necesita ser mantenido inventando supuestos enemigos a combatir cuando sea necesario para el negocio. Primero la guerra fría, luego tras la desaparición de la URSS, el déspota real o no que interese al negocio, Sadam , Sadat, los ayatolás, los aliados talibanes de quita y pon. Ahora el “malvadísimo” Putin. O el terrorismo made in USA de cualquier falsa bandera, todo vale para el convento. Todo menos la paz y la coexistencia pacífica para enfrentar los problemas reales de la humanidad.

La política imperial se definía en tres postulados. “El mundo debe ser organizado para que no haya desorden. Nosotros podemos imponer el orden, nuestro orden.  Debemos fijar los principios de nuestro orden, a nuestro servicio pero con carácter universal.”

Décadas después, extinguida la URSS, el enemigo a batir es Rusia y de paso la UE. En eso están con la complicidad de nuestros gobiernos y de las no menos prostituidas instituciones europeas.

El gas natural en el escenario europeo

Pero volvamos al problema energético y del gas natural que forma parte de este proyecto imperialista. Por lo que podemos ver existe un proceso intencionado por parte del imperio de sabotear la industria y la economía europea, dentro de lo que se ha venido en llamar El Gran Reseteo o la Agenda verde 2030.  Unas políticas en realidad criminales de las que se vanaglorian nuestros degenerados próceres.

En agosto de este año el precio del gas natural había subido más de un mil por ciento respecto al año anterior.

Los corruptos dirigentes de Alemania y de la UE “explican” que la razón es la guerra de Putin en Ucrania. Pero no es cierto, al menos no del todo. Las élites globalistas están utilizando el conflicto bélico para disimular una crisis energética anterior made in Germany y Bruselas. Ocultan la profunda transformación que han creado en la forma en que se determina hoy el precio del gas natural. La desregulación del mercado del gas natural que se vendió como la «liberalización» del mercado del gas natural de la Unión Europea. Lo que implica que el comercio no regulado del mercado libre en tiempo real fije los precios en lugar de los contratos a largo plazo, mucho más beneficiosos para el consumidor como se había venido haciendo desde siempre.

Es decir, la promoción de la especulación de los monopolios para mayor granjería del gran capital y lograr una mayor dominación. Las grandes corporaciones financieras y energéticas que en la práctica controlan la política de la UE en Bruselas mediante títeres ineptos o corruptos habían creado un nuevo sistema de precios  cortoplacista «independiente», en paralelo a los precios estables y a largo plazo del gas proveniente de los gasoductos rusos, o en su caso, argelinos, que no controlaban.

Desde hace un decenio la UE comenzó a impulsar un cambio radical en las normas de fijación de precios del gas natural. Hasta entonces, la mayoría de los precios del gas se fijaban en contratos fijos a largo plazo para el suministro por gasoducto. El mayor proveedor, la empresa rusa Gazprom, suministraba gas a la UE, sobre todo a Alemania, con contratos a largo plazo relacionados con el precio del petróleo. El suministro por GNL, (Gas Natural Licuado), a través de metaneros y plantas de regasificación, mucho menos eficiente desde el punto de vista energético y más peligroso para la seguridad y el medio ambiente, era relativamente reducido. Pero el imperio quería colocar su propio gas, a través de GNL procedente de esquistos, un sistema de tremendo impacto ambiental, en especial por la contaminación del suelo y de los acuíferos. Y empezaron a construirse terminales de GNL para hacer la competencia al gas natural ruso suministrado a Europa por gasoducto. Competencia imposible ¿de no ser “a bombazos”?

Pero se iba preparando el terreno. Unas directivas energéticas de la Comisión de la UE oportunamente desarrolladas ad hoc harían posible que el nuevo mercado de gas totalmente desregulado y más costoso fijara de facto los precios del gas natural en la UE, a pesar de que Rusia seguía siendo, con diferencia, la mayor fuente de importación de gas con sus contratos a largo plazo.

GNL frente a gasoductos

Parecido al mercado de Rótterdam para el petróleo, el llamado TTF (Title Transfer Facility) holandés era el centro de comercio dominante para el gas de la UE. El TTF es una plataforma virtual de negociación de contratos de futuros de gas entre en operaciones entre bancos y otros inversores financieros, que no está regulada de facto.

El año pasado sólo un 20% de las importaciones de gas natural a la UE eran de GNL, cuyos precios estaban determinados en gran medida por las operaciones de futuros en el TTF. La mayor cuota de importación de gas europeo procedía de la rusa Gazprom, que suministró más del 40% de las importaciones de la UE en ese año 2021. El gas se obtenía a través de contratos suministrados por gasoducto a largo plazo cuyo precio era inferior al actual de especulación de la TTF. Según algunas estimaciones la factura habría aumentado incluso en decenas de miles de millones de euros. El abuso estaba garantizado.

Las exportaciones rusas de gas natural a Europa han caído más de un 82% en un año, según la ministra de Transición Energética de España, Teresa Ribera. “En solo un año, el flujo de gas procedente de Rusia cayó más de un 82%. De hecho, en enero de 2021, los suministros desde Rusia supusieron cerca del 40% del gas consumido en Europa. De momento, esta cifra no alcanza 10%»

De modo, que en este estado de cosas y con respaldo de la propia UE al nuevo mercado mayorista del gas, Bruselas, Alemania y la OTAN comenzaron a sabotear sistemáticamente el gasoducto estable y a largo plazo a la UE. Los sabotajes administrativos o políticos se cebaron con el nuevo gasoducto ruso hasta culminar en el acto terrorista del 25 de septiembre que lo ha dejado inutilizado no se sabe hasta cuando.  Un atentado contra los intereses rusos pero también contra los de Alemania, considerada la locomotora europea.

No es solo el gas natural como energía primaria, es la electricidad

Para terminar estas notas conviene explicar que el asunto no se limita únicamente al gas natural en el balance de energía primaria, cosa ya importante en sí misma, sino que tiene un efecto demoledor en la factura eléctrica. Salvo la hidroelectricidad o ciertos convertidores o dispositivos verdes, la electricidad es una energía secundaria que se obtiene en centrales térmicas convencionales (carbón, petróleo, gas natural) o atómicas.

Nos encontramos inmersos en una suicida y demencial política de sabotaje de precios también de la electricidad de consecuencias catastróficas. Pero veamos. David Ricardo fue un economista inglés de origen sefardita autor de entre otras muchas obras su famosa teoría ricardiana de rentas que desarrollara para el caso de la agricultura pero que es aplicable también hoy al tema de la generación de electricidad.

Intentaba explicarlo hace un año, de modo que mejor copio y pego:

En la actual regulación tarifaria se produce un interesado totum revolutum para mejor ganancia de pescadores. Se trata de introducir tanto el empleo obligatorio de los convertidores energéticos más ineficientes cuanto los llamados derechos de emisión de CO2. Una cosa por demás harto curiosa porque a falta de que la Atmósfera abra su ventanilla de cobro entre las nubes, ahí están heroicos burócratas ecologistas al servicio del NOM para hacerlo, caiga quien caiga.  Y si es de aplicación aquí no lo sería al otro lado del Estrecho donde las térmicas contaminantes vecinas hacen su agosto.

El funcionamiento de la formación de precios recuerda al de la de las famosas rentas ricardianas estudiadas por David Ricardo para el caso de la renta de la Tierra. Si el precio se forma de acuerdo con el coste marginal del convertidor más incompetente aquellos que puedan producir con los convertidores más eficientes tendrán una renta ricardiana derivada de la diferencia entre ambos costes de producción. Por eso puede interesar utilizar energía hidroeléctrica, la más barata, vaciando embalses y cobrada a precio de lujo. Cuanto más ineficiencia energética, mayor negocio financiero.  No importa la paradoja: paga el consumidor que es idiota o está indefenso ante la mohatra institucional.

Existen otras cuestiones como la obtención de los mejores rendimientos eléctrico- térmicos en centrales de ciclo combinado o bien de cogeneración descentralizada en industrias, o de utilización solar para autoconsumo que también dependen de la satisfacción prioritaria de intereses corporativos que habitualmente no coinciden con los nacionales.

Sin embargo, para promover el empleo de convertidores más o menos eficientes se según los opacos términos de las complejas medidas de reforma del mercado eléctrico de la UE, los productores de electricidad procedente de la energía solar o eólica reciben automáticamente el mismo precio por su electricidad «renovable» que venden a las compañías eléctricas para la red que el de mayor coste, es decir, el del gas natural artificialmente subido gracias a las maniobras especulativas antes explicadas.

El intento de la UE de destruir nuestros embalses, seguido de modo complaciente y suicida por el gobierno falsario probablemente tenga otras motivaciones en las que no vamos a entrar ahora.

Pero, sí, nos encontramos en un mundo paradójico y esperpéntico en el que aunque sea difícil de creer y menos aún de asimilar nuestros propios dirigentes occidentales se están transformando en los peores enemigos de nuestros pueblos.

La UE actual, subordinada a los intereses imperiales, nos lleva al desastre con carácter fatal.

 

 

Iatrogenia forense

Con el complaciente forense extremeño de guardaespaldas prócer de la estrafalaria ministra compañera de profesión que responde al nombre de guerra de la Susi, la susodicha ha anunciado un nuevo atraco del Gobierno comunista filo pederasta de Su Majestad del que forma parte.

Este saqueo que tendrá como finalidad otorgarle al fisco 1.500 millones de euros a añadir a lo ya pillado. Como, aproximadamente, una vez y media el desfalco socialista solo en los EREs andaluces. Igual que se usaba el “pellón” como unidad de medida de la corrupción socialista cuando los nefastos fastos de la EXPO 92 ahora debiéramos emplear el «ERE andaluz» como nueva unidad de trinque solidario. Claro que con esto de la inflación y tras la feliz gobernación del partido solidario y de progreso la unidad socialista de corrupción ha pasado de mil millones de pesetas a mil millones de euros.

El nuevo impuesto anunciado por la Susi será del 1,7%, para los que posean un patrimonio de entre 3 y 5 millones, de 2,1%, para las fortunas de entre 5 y 10 y de 3,5% para los que posean más de 10 millones de euros. El impuesto también generará desincentivos en las futuras capitalizaciones.

Como en el apurado regreso a Londres de La Vuelta al mundo en ochenta días hay que echar a la insaciable caldera devoradora de riqueza del Régimen borbónico todo lo que arda, excepto el casco, que entonces nos hundimos todos, también la onerosa y bien cebada tripulación.

En un alarde orwelliano que bien se pudieran haber ahorrado para no aumentar el recochineo el nuevo impuesto recibe el engañoso amén de sarcástico nombre de “solidario”. ¿Acaso porque es voluntario? No ¿Acaso porque lo van a pagar los socialistas millonarios desfalcadores de los EREs? Tampoco, no lo creo. Los socialistas y demás próceres borbónicos tienen por costumbre no devolver nada de lo que roban. Y además los socialistas no crean riqueza ni empleo, se intentan apropiar del existente.

Pero, no deja de ser curiosa la presencia del forense extremeño en la foto. Cualquier día nos sale con que ha creado un parque temático nuevo. En vez de una ZEPA para la protección de aves, una, mucho más necesaria zona de especial protección de extremeños.

Pero el caso es salir en la foto como diría su correligionario El Guerra, el hermano de Juan, el del chiringuito. De modo que no hay desastre que se pierda. Incendios, vacunas, calamidades agrarias, desembalses, ruinas y quiebras promovidas, allí por donde va deja su inestimable testimonio de desolación y muerte.

Se extraña de tanto cadáver a destripar para certificar las causas del óbito pero no quiere comprender que es pura iatrogenia, la morbilidad es el resultado de la acción social comunista de desgobierno.

Tiene su lado positivo y así hay que reconocerlo. Es la manera que nunca le falte abundante trabajo forense.

 

Felipe VI y los valores imperiales

Que la Monarquía es una superstición, representa la mejor apología del nepotismo es evidencia de razón para cualquier persona lúcida y honrada. Si te “toca” un rey inepto, traidor, corrupto, felón o putero, pues te fastidias y tan ricamente basta esperar al siguiente a ver si hubiera más suerte. Una suerte esquiva en el caso de Los Borbones pues en más de tres siglos no hay manera que nos salga ni uno medio «apañao».

Acabamos de asistir no sin perplejidad al bochornoso espectáculo de los tradicionales piratas ingleses llevando la real carroña de su jefa y papisa de la ceca a la meca y ya al final en armón tirado por marineros como si fuesen dóciles acémilas. Sabemos la querencia del heredero de la difunta Papisa, don Carlos, “El Orejas”, a la selecta ganadería con hierro de Davos reunida por el ingeniero nazi e hijo de nazi, Klaus Schwab Rothschild.

Todo un chute imperialista en vena. Para continuar el espectáculo, nuestro don Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón Schleswid-Holstein-Sonderburg-Glüksburg, alias “El Preparao”, se ha arrancado por unas espectaculares declaraciones de muy poca soberanía y mucha sumisión imperial, olvidando la estrategia de neutralidad española de cuando teníamos verdaderos estadistas y tratábamos de defender nuestros propios intereses.

En ellas no se sabe muy bien qué es peor, si el abandono de los legítimos intereses españoles y europeos que representa su sometimiento a la barbarie imperial o la ignorancia pavorosa de la Historia de España, Rusia, Ucrania y Europa.

En efecto, don Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón Schleswid-Holstein-Sonderburg-Glüksburg se ha felicitado por el «refuerzo» del vínculo atlántico y de la OTAN, como también de la respuesta «unitaria, firme y contundente» de la Unión Europea, en respuesta a la «agresión rusa». Y ha recordado el «éxito» de la pasada cumbre de la Alianza en Madrid, que reside en «la reafirmación del vínculo atlántico y en la compatibilidad y complementariedad del Concepto Estratégico de la Alianza con la Brújula Estratégica Europea y la autonomía estratégica abierta de la Unión».

Lo de la «brújula» no se sé bien si se refiere a la Abramovich, maga negra recién premiada por los Borbones. Lo de la autonomía estratégica de la actual UE con otras «brújulas» como la audaz comisionista ursulina von Trinken parece otro desbarre estupefaciente de los que nos tiene acostumbrados. Lo de «abierta» ignoro si acaso se refiere a las piernas para facilitar la filantrópica labor.  Y lo de la cumbre imperial madrileña en realidad fue asquerosamente vomitivo con el corrupto usurpador pederasta metiendo mano e intentando ejercer su derecho de pernada a primeras damas y segundos «damos» que tuviese a mano. Nunca mejor dicho, porque según malas lenguas y alguna foto indiscreta el rijoso carcamal habría intentado incluso tantear el paquete de Begoña en presencia de su complaciente marido.

Y es que, aclaro, Su Majestad ha intervenido en la inauguración de un sarao en La Toja, que ha empezado con la cosa kitsch de los buenos que somos al conmovernos como entusiastas plañideras becarias con las peripecias de la corrupta tiranía del corrupto Zelensky, el bioterrorista judío de los laboratorios fronterizos para la guerra biológica  y audaz genocida para la limpieza étnica de los rusos residentes en Ucrania, que ahora por fin parece ser que van a poder volver a ser rusos a todos los efectos.

En representación del corrupto dictador ucraniano, títere protegido del Imperio, su embajador en España ha recogido de manos de Don Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón Schleswid-Holstein-Sonderburg-Glüksburg un premio de no sé qué ¡será por premios! y ha agradecido a España su apoyo.

Visto lo visto, con un respetable público adicto y entregado, don Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón Schleswid-Holstein-Sonderburg-Glüksburg se ha adornado con chicuelinas: «Ya sabe, embajador, que España está con Ucrania», antes de empezar la faena tirando de pico de la muleta: sí, recordado lo bueno de defender «la libertad y los valores que nos ha permitido la democracia». O un no menos contundente: «Lo conquistado en derechos y libertades en seguridad, en convivencia y en oportunidades para todos, debe prevalecer frente a cualquier amenaza que pueda poner en riesgo lo que tanto costó alcanzar»…

Sin embargo, en este desorden de cosas y con tantas emociones, a don Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón Schleswid-Holstein-Sonderburg-Glüksburgno se le ha olvidado criticar por pura coherencia y decoro torero el reciente tremendo acto terrorista imperial del sabotaje del gasoducto ruso que además pone en peligro el clima climático y todo eso.  De la proclamada querencia filo pederasta de Su propio gobierno o del ucraniano, tampoco nada de nada, que queda la cosa esa de los valores algo deslucida, ni menos conviene en tan alta oportunidad delante de los verdugos la ocurrencia de pasar de las musas al teatro y velar por los derechos de los niños amenazados por las instituciones y demás personas indefensas agredidas impunemente por el ejemplar Imperio de los valores, su brazo armado y tartufos gobiernos títeres.

 

 

 

Sobre la interpretación providencialista del Mal

A mediados del siglo XIX Juan Donoso Cortés, político, estudioso y académico extremeño, sostenía que cuando las catástrofes son universales, imprevistas, simultáneas, son siempre cosa providencial, vienen del cielo,  para culpa y castigo de todos. Es decir, tienen un componente de castigo o desastre pero también una especie de mayéutica de la verdad. De Justicia divina ordenada a un fin. Una dimensión apocalíptica que significa revelación.

Las revoluciones vendrían de arriba. “La muchedumbre es sobreexcitada por los tribunos que la explotan y benefician.” Las revoluciones serían una patología de los pueblos ricos y libres. Una confirmación de los dogmas católicos sobre Luzbel y la condición de naturaleza degradada del hombre.

La revolución sería una herramienta al servicio de la divinidad para castigar a la humanidad por sus errores, reordenando las cosas entre ellas para un fin último y como instrumento de la Justicia divina.

Las revoluciones son, desde cierto punto y hasta cierto aspecto, buenas como las herejías, porque confirman en la fe y la esclarecen.

Hoy casi dos siglos después de las palabras de Donoso asistimos a un proceso revolucionario como nunca ha visto la humanidad que puede dar a traste con la civilización tal como la hemos conocido hasta ahora. Parte sustancial de este proceso revolucionario se encuentra en el propio lenguaje en el que las mismas palabras han dejado de significar lo que significaban para convertirse en instrumentos primero de la subversión y luego del nuevo orden.  Unos ejemplos:

Democracia es hoy trampa, mohatra o tiranía ejercida contra la razón, el derecho, la vida y los pueblos.

Europa es es el problema, España la solución.

Ciencia es superstición prostituida o al dictado mercenaria.

Político es títere, embaucador o delincuente.

Comunicación significa propaganda sin decoro ni vergüenza por neo proxenetas de la palabra.

Terrorismo es falsa bandera criminal de la dominación imperial.

Neomarxismo equivale a marxismo cultural, instrumento satánico de demolición del orden y creación del nuevo revolucionario al servicio absoluto no del proletariado sino del gran capital financiero judío.

Sanidad institucional es enfermedad inducida.

Vacuna es arma de destrucción biológica.

Multiculturalismo es barbarie.

Migraciones son invasiones.

Cambio del clima climático climatizable significa fabuloso pretexto para la despoblación inducida, los desfalcos filantrópicos, justificar hambrunas, arruinar el sector primario, producir apagones, disimular como buenos convertidores energéticos ineficientes o promover el enriquecimiento ilícito de vendedores de telas invisibles y cacharros inservibles.

Un gran sabio, cronista del pasmo cotidiano y profeta como Miguel Espinosa nos hacía entender cómo la crítica del mal objetivo de los mandarines y su «feliz gobernación» al cabo permitía conocer y servir a Azenaia. El Bien se revela cuando el hombre se rebela contra el Mal. Cuando comprende y da cuenta de la verdadera naturaleza del lenguaje y sus diferentes diccionarios, empleados por la casta de los mandarines.

«Interpretar es acomodar el hecho a la doctrina. La premeditación usa cuatro diccionarios. El primero para hablar con la divinidad. Es un diccionario falso. El segundo para hablar con el pueblo, diccionario falso. El tercero para hablar con la historia, también es falso como los otros. El cuarto diccionario de la premeditación es para hablar consigo misma. Es un diccionario cerrado. Es costumbre esperar un quinto diccionario verdadero y abierto pero nunca vendrá mientras dure nuestra feliz gobernación.»

Hemos de intentar investigar ese cuarto diccionario guardado por la secta cerrada dirigente, para mejor comprender el modo de lograr ese misterioso y enigmático quinto diccionario abierto al Espíritu, polisémico, simbólico, místico, que la providencia nos indica que existe y ha de entender y vencer al Mal.

 

 

Atracón real en Burgos

Me llana de orgullo y satisfacción informaros que como en una peripecia de «Alicia en el país de las maravillas», y gracias a la ausencia de la lurpia controladora de excursión comercial en Nueva York, Su Majestad el rey don Felipe aprovechó la oportunidad para irse de parranda gastronómica a Burgos con un grupo de unos cincuenta antiguos compañeros militares, sin que la reina mandase que «les cortasen la cabeza”.

Pero nada se les oculta a los numerosos espías y mercenarios de Davos y esta escapada al estilo de “Rebelde sin causa” lo mismo pudiera acarrearle funestas consecuencias, pese a lucir la chapita de la filantrópica eugenista Agenda 2030 en la solapa. En efecto, imperdonable. Lejos de promocionar dietas globalistas políticamente correctas como la exquisita leche de cucaracha neozelandesa en su jugo escabechada a los finos hierbajos o el no menos suculento saltamontes autóctono del páramo estofado, el menú ha resultado vulnerador de todos los sabios tabúes de la filantrópica Agenda davosiana.  Y es que la tentación es mucha y la real voluntad ya sabemos que en verdad muy escasa o inexistente.

El menú en cuestión habría consistido según esas fuentes de inteligencia del gran reseteo en «marisco burgalés, morcilla, chorizo cocido con vino de chacolí y cecina». Después una malvada estimulación de las borbónicas glándulas salivares con «lomo de vacuno» contra los consejos de su antipático ministro, el comunista Recio de Tirteafuera. Y para finalizar el banquete don Felipe también quiso «lechazo». Y de postre, algo ligero, no una liebre sino tarta de San Marcos con su nata y todo. Un día es un día lejos de la mirada censora de la lurpia y la emergente pujante dinastía Rocasolano. A la que, por cierto, audaces heráldicos ditirambo complacientes relacionan ahora con la más alta prosapia francesa.

Los espías no nos han aclarado qué cosa sería eso del “marisco burgalés», si acaso procede del Arlanza o del Arlanzón.  O viene de contrabando del condado de Treviño. Si crustáceo o exquisitez vegana al gusto de la lurpia ausente en esta ocasión o del no menos celebrado astuto botánico Bergoglio.

Pero, ya digo, como sufrido patriota español me llena de orgullo y satisfacción (a falta de otra cosa) que Su Majestad se nos alimente y críe bien, lejos de esas mariconadas veganas, o cochinadas globalistas a mayor gloria del NOM, y de la pertinaz Monarquía.  Las instituciones globalistas en general y borbónicas en particular van a provocar una enorme hambruna en Su infortunado Reino y así una vez más Su Majestad muestra su celebrada previsión de estadista sin fronteras.

 

 

Forza Italia

Ignoro qué deparará a Italia la victoria electoral que los ignorantes culposos o los mercenarios denominan de“extrema derecha”y que nosotros entendemos simplemente como una defensa antiglobalista y, en consecuencia, anti “neo marxismo” o “marxismo cultural”.  Una respuesta patriótica popular a los actuales crímenes de los hoy satanizados EEUU e Inglaterra y demás países satélites sometidos de la OTAN y crecientemente esclavizados por la deriva totalitaria de la UE y la genocida Agenda 2030. Crímenes de lesa patria y de lesa humanidad entre los que se encuentran la manipulación orwelliana del lenguaje y de las conciencias o la infame devastación programada de naciones, culturas y sociedades. Una muestra de fortaleza, de capacidad de resistir, de superar obstáculos, de vencer el miedo y enfrentarse al Mal.

Y en este caso concreto de Italia se une, al lógico hartazgo por la imposición de dirigentes usurpadores globalistas nunca elegidos, además la necesaria digna respuesta a las indisimuladas amenazas de la comisionista jefa de la no menos corrupta Comisión europea.

Decía el maestro Unamuno que “el que no confunde se confunde”. Sea como sea, no cabe confundir el antagonismo entre el marxismo clásico, materializado en los regímenes comunistas como la antigua y desaparecida URSS o China y sus satélites y el marxismo cultural o neo marxismo de los Gramsci, Alinsky, o la Escuela de Francfort.

El marxismo cultural no procede ni se ha desarrollado de un régimen comunista. Es un producto puramente capitalista occidental, en el que la violencia no solo es política sino sobre todo espiritual, sexual e intelectual. Un auténtico ataque del Mal contra la naturaleza sagrada del hombre.

Ironías de la Historia, precisamente las naciones que han sobrevivido al comunismo clásico o tradicional resultan ahora el más firme bastión contra el neo marxismo. Pero éste, pese a su nombre mohatrero o embaucador, no deja de ser un instrumento del gran capital financiero internacional para tras destruir las culturas, las tradiciones y los ordenamientos jurídicos de protección de los pueblos instalar un despotismo distópico inhumano como nunca habría conocido a humanidad. Las últimas declaraciones impunes de una ministra de la Corona española a favor de la pederastia así lo muestran.

En este momento no sabemos qué pasará con la esperanza italiana. Si la cosa ahora va en serio o resulta otra maniobra de distracción. Si habrá nuevas traiciones por falsas banderas o sabotajes, si los poderes fácticos y las instituciones prostituidas tratarán de “reconducir la situación” con corrupción o a bombazos recurriendo a una nueva guerra del opio como las decimonónicas inglesas contra China por no dejarse envilecer ni drogar con el narcótico esclavizante que le querían imponer los imperialistas.

Pero, cabe afirmar en su honor que al menos Italia lo habrá intentado. La gente ha tratado de salir de la trampa. Lástima que esto no ocurra en el desastroso Reino de España, donde el globo de VOX se desinfla, y el supuesto recambio que nos quiere colocar el régimen cual timo de la estampita es el degradado PP de Feijoo, más de lo mismo, la otra cara de la misma moneda globalista suicida.

 

 

Tarot. Arcano 8 La Justicia

En la serie El Tarot se trata de asociar algún aspecto de interés o actualidad a los correspondientes arcanos mayores del tarot, entendidos como arquetipos relacionados con la realidad mediante el llamado principio de sincronicidad.

8 tarot La Justicia

El arcano octavo del tarot está dedicado a la Justicia. Sus representaciones varían según los mazos.  En el tarot de Marsella aparece como una figura femenina sedente que lleva una espada en la derecha y una balanza en su izquierda. También aparece así en el de Waite aunque aquí las numeraciones de los arcanos La Justicia, el 8 y la Fuerza, el 11, se encuentran intercambiadas.

En el mazo de Visconti tenemos la representación más bonita y esclarecedora:  sobre la cabeza de la figura de la Justicia aparece un caballero presto a defenderla con su espada. Una idea fundamental para iluminar el concepto.

En efecto, sobre la inanidad de la Justicia sin la acción que la defienda, pocas aventuras más tristes que la del azotado Andresillo por su cruel amo. Don Quijote interviene como caballero andante para impedir el atropello sobre el joven pero no tiene la previsión de entender lo que va a pasar cuando se vaya. El amo golpea aún con más furia a su pobre víctima, porque la Justicia necesita un brazo armado para poder ejercerse de modo práctico.

Tal es también la visión principal en el famoso discurso sobre las armas y las letras:

dicen las letras que sin ellas no se podrían sustentar las armas, porque la guerra también tiene sus leyes y está sujeta a ellas, y que las leyes caen debajo de lo que son letras y letrados. A esto responden las armas que las leyes no se podrán sustentar sin ellas, porque con las armas se defienden las repúblicas, se conservan los reinos, se guardan las ciudades, se aseguran los caminos, se despejan los mares de cosarios, y, finalmente, si por ellas no fuese, las repúblicas, los reinos, las monarquías, las ciudades, los caminos de mar y tierra estarían sujetos al rigor y a la confusión que trae consigo la guerra el tiempo que dura y tiene licencia de usar de sus previlegios y de sus fuerzas. Y es razón averiguada que aquello que más cuesta se estima y debe de estimar en más….”

Antes que el gran Cervantes, ya Lulio nos lo explicaba. En España disponemos de otro famoso libro escrito por Raimundo Lulio para el rey Jaime «El Conquistador» en una época en que los Estados aún no habían desarrollado toda su ferocidad bélica y dependían en gran medida de los caballeros. Se trata de El libro de Orden de la Caballería:

luego que comenzó en el mundo el desprecio de la Justicia por haberse apocado la caridad, convino que por medio del temor volviese a ser honrada la Justicia… por los caballeros debe mantenerse la Justicia, porque así como el oficio de los jueces es juzgar, el de los caballeros es mantener la Justicia… Oficio de Caballería es guardar la tierra, pues por el temor de los caballeros no se atreven las gentes a destruirla, y por el temor de los caballeros no se atreven los reyes y príncipes a invadir unos a otros… los traidores, ladrones y robadores deben ser perseguidos por los caballeros… el caballero que permita o sostenga al traidor, ladrón o robador no usa de su oficio… en tal caso es contrario a su Orden y a sus principios, por cuya contrariedad, aunque sea así llamado no es en verdad caballero y es más vil que el tejedor y trompetero que cumplen con su oficio. Y, al cabo,… la Caballería no está en el caballo ni en las armas sino en el caballero.»

Por mi parte he de decir con orgullo y devoción filiales que no fueron estos libros ni el tarot quien me lo enseñaran sino que fue mi padre quien me revelara de modo sencillo con su ejemplo el sentido del honor, del ser un caballero. La importancia de la búsqueda de la Justicia, la Belleza, la Sabiduría y el Bien, aunque su logro fuesen muy improbables ante la grandeza de los fines y lo limitado de nuestras fuerzas.  «La Caballería no está en el caballo ni en las armas sino en el caballero».

Cervantes que tuviera motivos personales más que suficientes para criticar la Justicia de su época explica otro sentido de las Órdenes de Caballería en uno de los pasajes más importantes de la obra desde el punto de vista educativo y pedagógico. El diálogo con el caballero del verde gabán y luego con su hijo poeta: “quise resucitar la ya muerta Andante Caballería… y he cumplido gran parte de mi deseo, socorriendo viudas, amparando doncellas, y favoreciendo casadas, huérfanos y pupilos, propio y natural oficio de Caballeros Andantes…”

Se supone que las tareas del caballero ahora son satisfechas por el Estado moderno. ¿Pero es así?

Sobre los excesivos protocolos o los lentos y tortuosos procedimientos en la práctica de la Justicia cabe recordar una divertida pero iluminadora peripecia del Sancho gobernador metido a juzgar la causa de una audaz prostituta. En ella Sancho demuestra una gran perspicacia y sabiduría a la hora de dictar justa sentencia.

Pero en la historia de España también podemos encontrar esas dos formas de administración de Justicia. La de códigos como el Fuero Juzgo del Reino de León con su burocracia asociada, y la del fuero de libre albedrío de los jueces castellanos durante la Castilla originaria de Fernán González. Y es que formaban parte fundamental de la genuina tradición castellana instituciones con menor influencia de la casta burocrática sacerdotal y del Fuero Juzgo, tales como la jurisdicción por los jueces generadores de jurisprudencia Nuño Rasura y Laín Calvo.

Contemplando este sugestivo arcano me vienen descorazonadoras reflexiones a la mente mientras veo la lamentable situación de la Justicia española actual cautiva de la partitocracia más oprobiosa y descarada. Recuerdo la tumba de Fernán González, el primer rey de Castilla, que se encuentra hoy en la colegiata de la bonita villa medieval de Covarrubias. Aguas arriba del río Arlanza, no lejos de Silos, quedan las ruinas de la cuna simbólica de Castilla, esa “islote de hombres libres en la Europa feudal”, como la calificaba Sánchez Albornoz. Me refiero a lo que queda del antiguo monasterio de San Pedro de Arlanza.  Un solar histórico de las tradiciones democráticas castellanas, hoy en ruinas como casi todo lo auténtico, donde junto a las de los legendarios jueces citados, debe vagar la sombra de Fernán González desolado por lo que ha quedado de la antigua edificación así como de la fundación nacional, de esa aventura de Justicia y Libertad, que simbolizan la figura del valiente conde rey y la Castilla milenaria.

En el arcano de Visconti, sendos rayos de tibio sol iluminan la escena. Ojalá iluminen a conciencias esclarecidas deseosas de servir a la Justicia, protegidas por los caballeros.

 

Nuevo romancero de Antoñito El Camborio

La otra tarde, acogidos a la hospitalidad de sus sensibles propietarios charlábamos un pequeño grupo de amigos en la trastienda de una famosa tienda anticuaria en La Coruña. En tan grata compañía hablábamos de casi todo lo divino y humano cuando surgió el tema de la extraña deriva actual del falsario.

Un tema interesante para la tertulia, desde luego, que trasciende la mera peripecia o la anécdota. Sin que sea un acta exacta de lo tratado puede ser oportuno traerlo aquí resumido. Hasta ahora Antonio y su lamentable tropilla de raritos, ganapanes, desvirga melones, trincones, tortilleras, femi-comunistas, golpistas indigenistas, me lo llevo para el chiringuito y demás especímenes del rapaz neomarxismo posmoderno liberticida, se comportaba como una especie de Luis Candelas pero al revés. Lejos de la bonhomía de este famoso bandolero decimonónico, Antonio, prohombre socialista y gran timonel de los desatinos del reino de España, se dedica a robar a los pobres con trampas y disimulos para allanar el camino a sus amos, los ricos.

Sin embargo, no termina de encajar en la trayectoria de lo hasta hoy perpetrado el nuevo impuesto revolucionario que pretende meter mano en la bolsa de la oligarquía española. Bien es verdad que si no es otro brindis al sol de los suyos las pretendidas víctimas buscarán las formas más eficaces de burlarlo, de modo que sólo lo pagarán los de siempre.

Ahora bien, ¿por qué como un perro tonto o rabioso ahora va y muerde la mano que le da de comer?

Cabe pensar en la mala influencia de la miliciana desgreñada amiga de lo ajeno que responde al nombre de guerra blasinfanteño de la Susi.  Pero no. Creo que el falsario no quiere irse o que le echen sus amos sin terminar su heroica labor de devastación nacional.

Pero el culo le huele a pólvora. Veamos. En las últimas votaciones andaluzas no ha habido pucherazo o si lo ha habido se habría perpetrado para favorecer a la otra facción del globalismo de la Agenda 2030, la del PP, en detrimento de VOX.

Tal sería señal mafiosa que los amos no estarían del todo contentos con él, o bien consideran que es mejor dar paso a la alternancia pepera que apunta y desarrolla maneras en la misma querencia.  Un relevo de postas para el mismo carro y con el mismo destino hacia el abismo.

Ante esta situación le caben dos posturas:

La primera sería la rebeldía que el falsario llama resilencia en la creencia que la suerte le acompaña, cuando el caso es que hay tongo y la suerte tiene nombre y apellidos que a su propia conveniencia y granjería colocan el temido pulgar hacia arriba o hacia abajo. La venganza tributaria contra la oligarquía española, con la internacional no podría, sería una de estas maneras del tan clásico os vais a enterar.

Pero estos enfrentamientos suelen terminar mal, según nos avisa el poeta:

Antonio Torres Heredia,

hijo y nieto de Camborios,

con una vara de mimbre

va a Sevilla a ver los toros.

 

Moreno de verde luna

anda despacio y garboso.

 

Y a la mitad del camino,

bajo las ramas de un olmo,

guardia civil caminera

lo llevó codo con codo.

 

Antonio Torres Heredia,

hijo y nieto de Camborios,

viene sin vara de mimbre

entre los cinco tricornios.

 

   Antonio, ¿quién eres tú?

Si te llamaras Camborio,

hubieras hecho una fuente

de sangre con cinco chorros.

 

Ni tú eres hijo de nadie,

ni legítimo Camborio.

 ¡Se acabaron los gitanos

que iban por el monte solos!

 

Antonio Torres Heredia.

Camborio de dura crin,

moreno de verde luna,

voz de clavel varonil:

 

¿Quién te ha quitado la vida

cerca del Guadalquivir?

Mis cuatro primos Heredias

hijos de Benamejí.

 

De modo que es mejor guardarse el orgullo gitano de legítimo Camborio y hacer caja para el porvenir. Y establecer un muro de complicidades e impunidades para sus fechorías cuando le echen. Mejor comprar un lucrativo futuro puesto de trabajo donde presumir de figura juncal como Antoñito Camborio de dura crin, moreno de verde luna, voz de clavel varonil, pero con el dinero pillado al contribuyente. Así, aumentar los cien millones anuales apoquinados al tenebroso Gates, o los otros cien para chiringuitos patera de golfos apandadores progres.  Comprometido su orgullo y negra honrilla de gitano garboso mientras le dejen repartir dinero ajeno no va a ser menos que don Felipe, El Hermoso, que también premia al vacunador urbi et orbi, acaso con similares intenciones.

Hasta ahora el Camborio está haciendo las dos, pero pronto tendrá que elegir y veremos su definitiva querencia.

 

 

Amenaza mafiosa de la ursulina Von Trinken

La ursulina Von Trinken ha perdido por completo la vergüenza si es que alguna vez la tuviera. El penúltimo escándalo de esta heroína de la parte contratante de la primera parte de las peligrosas vacunas de su marido y sociedad comanditaria ha sido unas declaraciones en que la cínica comisionista títere puesta a dedo plutocrático se permite amenazar a los italianos si no eligen a un globalista corrupto, valga la redundancia, de su cuerda:

“Veremos el resultado de la votación en Italia. Si las cosas van por un rumbo difícil, tenemos herramientas, como en el caso de Polonia y Hungría”

Con aires monjiles que intentan esconder su lurpia condición, disfrazada de pía y modosita congregante que nunca ha robado el cepillo ni ha roto un plato, esta farsante ha soltado la amenaza mafiosa que demuestra a quien sirve. Sin disimular, con la soberbia que da el creerse impune, la tipa amenaza a los italianos si se salen de la línea marcada por los genocidas en la sombra.

Pero esta comisionista jefe de los comisionistas de la Comisión europea no es sino el podrido mascarón de proa de una institución hoy pervertida como la UE que actúa contra los pueblos.  Una institución que si no se reconduce de modo radical y con urgencia debe abandonarse lo antes posible.  Una vez más los ingleses han demostrado ser malos pero no tontos. Y se han largado en defensa de lo que les queda de su soberanía y patrimonio.

Pero, pese a las amenazas mafiosas, veremos a ver qué pasa con las elecciones italianas de mañana, si hay o no pucherazo y quien gana o dicen que ha ganado.

 

CAT y Olona, Sociedad Limitada.

Dentro de la catastrófica casta política borbónica hay algunos personajes decentes y salvables que, más allá de lo ideológico, seguramente serían aprovechables para la Patria fuera de este corrupto Régimen que nos envilece y arruina.

Otros aparentan ser tan lerdos o tarugos que no disimulan el pelo de la dehesa, puestos en los escaños por fidelidad al jefe y para hacer bulto, que ni siquiera se dignan aprender a acertar el dedo con la tecla durante las votaciones.

Una de estos personajes salvables, y en consecuencia incómodos para su partido, el PP, y la propia Monarquía, es Cayetana Álvarez de Toledo, CAT, a la que he dedicado varias recientes garitas: Con motivo de la presentación de su último libro Políticamente indeseable  y cuando su paulina caída del caballo.

A CAT le había puesto una sanción su partido por votar en conciencia. Algo notoriamente anticonstitucional ya que supone la violación de los artículos 67.2 entre otros: “Los miembros de las Cortes Generales no estarán ligados por mandato imperativo” y el 79.3 que menciona que « el voto de los diputados y senadores es personal e indelegable».

Ahora ha vuelto a saltarse la disciplina de voto en un tema crucial en el que su partido ha vuelto a traicionar a España y a los españoles, esta vez en un asunto de especial gravedad como es el cumplimiento de la Constitución en cualquier parte del reino filipino, y por tanto también en Cataluña. CAT ha preferido no traicionar a sus votantes que la han elegido diputada por Barcelona.  De modo que en contra de las órdenes de Feijoo ha votado a favor de la PNL presentada por Vox  para adoptar «medidas para la defensa del derecho a la educación en español», y que defendía un ‘155 educativo’.

No es  de extrañar, ni la felonía es nueva. El PP ha traicionado históricamente a los españoles residentes en las comunidades con lengua regional propia.  En especial el hipócrita Feijoo que ahora va y resulta que sí que sabe hablar en español.

Cayetana Álvarez de Toledo es un personaje que brilla con luz propia más allá del oropel más o menos real o ficticio que le pudiera ofrecer un título nobiliario. Para su desgracia, tiene la funesta manía de pensar, y expone bien las ideas, cosa de suyo imperdonable en este infausto reino.

Por eso era partidaria de un debate de ideas en el congreso de sustitución de Casado, iniciativa que propuso pero que cayó en el saco roto de la indisimulada ambición de Feijoo.  El problema actual no es solo de personas o administradores del tenderete, que también, sino de saber qué se quiere y se puede hacer para intentar reconducir la situación española.

La Monarquía parlamentaria en España actual es el decorado legal de una politeia oligárquica. El Poder, delegado por una oligarquía en la sombra que quita y pone según sus intereses, está en los partidos políticos no en el parlamento, pese a ser una Monarquía parlamentaria. Más bien se trata de una Monarquía oligárquica. De oligarcas que se ven: los jefes de los partidos. Y de los que no se ven, económicos y financieros, ahora con el gravísimo problema del globalismo internacional fuera de todo control democrático y con ya solo un pequeño residuo de soberanía nacional. La mayoría de los españoles ignoran qué son BlackRock o Vanguard ni a qué se dedican ni menos quienes son sus jefes.

La cosa no parece que tenga remedio, desde luego no en el actual Régimen tal como está con un turnismo político bipartidista más o menos retocado. Es eso lo que se fomenta por el Régimen y sus redes de poder. Y también lo que hace la banda popular, supuesto recambio del despotismo del gobierno de Su Majestad. Habría que considerar que nos hallamos inmersos en un fin de ciclo, en el que la humanidad se juega su futuro en libertad.

CAT no es una feminista objeto más o menos de pega puesta allí para hacer bulto. No es una inepta ministra florero de la PSOE, ni creo sirve para estar en la banda del lindo mirlo blanco del globalismo al que hace sombra sin siquiera abrir la boca.

Ahora bien, tampoco CAT creo que acierte del todo la mano con la herida. No me gusta su globalismo, concausa del problema aunque desde luego no de su solución. La actual UE está tomada por indeseables con la corrupta von Trinken a la cabeza, que tienen su propio programa, no democrático y ajeno a los intereses legítimos de los pueblos. Sus políticas actuales deben ser miradas con prevención cuando no con franca oposición. Tampoco me gusta la anglofilia de CAT, ligada a ese globalismo usurpador de influencia anglosajona, enemiga tradicional de España, y de su Cultura. En mi opinión el problema básico es el de la falta de soberanía.

Problema que está presente en la peripecia personal y política de otro verso suelto, Macarena Olona.  Pero mientras no haya verdadero debate de ideas, no parece que las cosas puedan tener solución aunque ambas damas se uniesen en un proyecto político compartido.

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.