Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Trump ha venido, nadie sabe cómo ha sido

Los días se van haciendo más largos, vuelven las cigüeñas que se habían marchado de invernada. La Candelaria, fiesta sincrética de la Luz, apunta cercana ya, tras la bendición de criaturas irracionales por parte de San Antón.

También en Washington se ha celebrado el traspaso de poderes políticos entre emperadores. De modo algo más civilizado que en la antigua Roma porque el anterior no ha sido ni degollado ni envenenado pese a sus indudables méritos y el controvertido nuevo Cincinato parece ser que ha llegado sano y salvo, contra lo que se barruntaban algunos agoreros.

La ceremonia de traspaso de la gran poltrona imperial no deja de ser curiosa, en especial para tantos descreídos sino embrutecidos súbditos españoles. Asiste mucha gente. Los artistas principales y el numeroso público hacen como si se lo creyesen. Algunos incluso lloran de emoción. Ciertas  frases del discurso de toma de posesión resultan asaz chocantes por estos hoy gélidos lares. Una auténtica provocación, pues ¿cómo se le ocurre al denostado prócer decir que va a tratar de poner al Poder oficialmente democrático al servicio de la gente? Intolerable. Y lo de “América, primero”, otro escándalo. ¿Se imaginan aquí en el Reino borbónico de España, conocido como Spain Trade Mark, y de rebajas por estas fechas tan señaladas, a un Felipe BI, a un Mariano o a la ceceante niña de Botín sostener que “España es lo primero”?

Gentes que perpetraron con nocturnidad y alevosía, de tapadillo, como puñalada de pícaro, una alucinante reforma urgente de la constitución en beneficio del gran capital alemán y en contra de los legítimos intereses de nuestro pueblo. Gentes que son irrecuperables adictos a la Deuda, nuestra ruina que es negocio para especuladores. Aunque no por tales motivos, (quien paga, manda), la progresía reaccionaria, los saltimbanquis y titiriteros, los prostituidos “media” están que echan las muelas. La plebe no les ha hecho caso y en vez de votar a una filantrópica satanista, corrupta y terrorista  ha optado por el intruso. El Intruso, por cierto, una gran novela de Vicente Blasco Ibáñez que denuncia el establecimiento, la perenne dominante carcundia clerical vasca.

Pero, ¿hay para tanto?

Los que no estamos en la mente del pintoresco prócer entronizado emperador, ni menos en la de sus posibles amos ocultos, no tenemos aún muy claro qué puede pasar. Debemos intentar aclararnos por los signos visibles, aunque sabemos que las cosas casi nunca son como parecen o como nos hacen que parezcan.

Al excéntrico prócer imperial se le quiere mostrar como un peligroso “antisistema”. Lo cual no deja de ser curioso en un gran millonario y hombre de presa y empresa.  Pero sin duda debe tratarse de un “antisistema a la americana” porque este señor está lejos de parecerse a nuestros “antisistemas” domesticados, astutamente desarrapados y subvencionados de Okupas, Podemitas, Rebuznemos y demás patulea sorosiana disfrazada.

Parece ser que con esto de “antisistema” lo que se quiere significar no es que pertenezca al exclusivo mundo de los multimillonarios capitalistas sino que no está en el podrido ajo del tinglado de agiotistas, globalistas provocadores de guerras y catástrofes o fundadores de grupos terroristas al servicio del NOM que han venido detentando el poder en EEUU y otros países occidentales en los últimos tiempos.

Desde tal punto de vista el rubio prócer si que pueda ser considerado “antisistema”. Aunque eso tampoco está del todo claro. Se aclararía si, por ejemplo, denunciase la farsa mohatrera del 11 S o auditase la mal llamada Reserva federal o acabase con DAESH, ISIS y demás grupos terroristas mercenarios propios del “outsourcing” imperial militar actual. O acotase los excesos del sionismo. O tratara de evitar una guerra en Europa dejando de hostigar a Rusia. Sin embargo, ha empleado la ilustre cantera de Goldman Sachs para repartir cargos importantes de su gobierno.

Como suelo decir habitualmente, no quiero pecar de pesado, las cosas que pasan suelen adquirir su verdadero significado cuando se relacionan con el proceso de construcción del NOM. La interpretación de los fenómenos históricos no debe hacerse solo en clave nacional o local, sino de geoestrategia.

Es decir, ¿Cuál es el papel de Trump en el proceso del NOM?

Una primera interpretación es que esto parece pudiera ser un reseteo del sistema. Así, de un NOM 1.1 o NOM 1.2 o NOM 1.3 podríamos pasar a otra fase NOM 2.0. Esta fase del NOM 2.0 se relaciona tanto con el emperador Trump como con el Brexit. ¿De verdad, estos son fenómenos que han sorprendido al auténtico tinglado globalista internacional o son cambios o estaciones de descanso de falsa bandera organizadas  para iniciar otra fase más peligrosa de la escalada?

¿Habría constatado la plutocracia globalista que con siniestros Tratados internacionales contra las soberanías nacionales, devastaciones provocadas por agresiones y estafas financieras o programas de ingeniería social como el multiculturalismo, el feminismo radical, el poder gay o las inmigraciones masivas inducidas para la desestabilización de las clases medias, pudiera ponerse en riesgo el pretendido resultado final? ¿Que es preciso utilizar argumentos más contundentes y que Trump pudiera ser el detonante o catalizador consciente o inconsciente?

Esta nueva etapa podría continuar con el ascenso controlado al poder de antiglobalistas, despectivamente llamados de “extrema derecha”, en Francia, Italia, Alemania, Holanda, Polonia u otros países de la UE. De facto, la UE ha servido para desestabilizar las sociedades, culturas y economías de muchos países europeos a los que se les ha arrebatado su soberanía en cuestiones fundamentales como las finanzas. El malestar creado puede llevarse por delante a la actual UE. Pero, ¿luego qué?

¿Se intentará promover una guerra de pretexto nacionalista para terminar de sembrar el caos y facilitar un NOM 3.0? ¿Es este el contexto por el que Trump se opone a la OTAN?

Es decir, ¿Seguir sembrando el caos?

Fuera de Europa el asunto de los BRICS es de gran interés. ¿Nos encontramos ante un cambio de estrategia globalista para asegurar un futuro NOM 3.0 o NOM 4.0 basado en la multipolaridad de los BRICS en vez de en la unipolaridad americana como hasta ahora?

¿Qué es más gobernable o preferible  para los poderes financieros y económicos dominantes? Un solo Estado imperial, que acaso pudiera caer bajo el dominio del pueblo con un Trump libertador verdadero? o ¿Un conjunto de países más o menos enfrentados ocasionalmente entre sí, cuyo poder político fuese incapaz de hacer frente al poder globalista financiero oculto o al omnímodo poder de las empresas transnacionales?

Pero otra interpretación, por extraña que nos parezca, es que Trump fuera un verdadero filántropo. Una especie de raro fallo del Segundo Principio de la Termodinámica. Alguien que esta harto de terroríficas guerras imperialistas genocidas para imponer una dominación unipolar mundial y que pretende inaugurar una nueva etapa de paz y prosperidad, empezando por servir los verdaderos intereses del ahora defraudado pueblo americano. E intentar volver a los arrumbados principios fundacionales de EEUU. Un personaje valiente y dispuesto. Otro honrado Cincinato que deja el arado para salvar a Roma y vuelve a él una vez satisfecha su misión. Y que milagrosamente ha sobrevivido hasta ahora a las añagazas, insultos e incluso atentados que le prepara el enemigo. Demasiado bonito para ser cierto.

Se derrumbe o no el presente tinglado internacional para promover otro aún más siniestro, sea como fuere, cabe barruntar que la Humanidad se encuentra gravemente amenazada por una futura glaciación de esclavitud, de la que parece difícil que pueda escapar a menos que reaccione de modo rápido y contundente. Lo que no es presumible que ocurra.

¿Pero, repito, qué pinta Trump en todo esto?

 

La Opinión del Lector: EL BOTELLÓN

El Doctor Cossío Coll nos ha remitido este texto sobre un tema de perenne lamentable actualidad, que reproducimos a continuación:

“La ministra Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad está demostrando una especial habilidad para meterse en todos los charcos… ¡de los que encima ella, por edad, no tiene la culpa! ¡Estoy harto de que “los políticos” descarguen sus culpas y responsabilidades en todo lo que se mueve! Lo que me extraña es que las asociaciones de padres no tengan nada que decir. Yo quiero hacerlo, por lo injusto que es. 

Recordemos los antecedentes del botellón. Todos ustedes han oído hablar festivamente de “La movida”, estimulada por políticos conocidos, como exponente de una vida joven, alegre y feliz. También la nueva educación en las escuelas y demás colegios fue imponiendo que profesores y alumnos eran todos “coleguis”, y <aquí todos de tu>. Salir a la una de la madrugada se hizo costumbre, e “ir de botellón” se fue imponiendo porque <<la bebida es cara y los jóvenes no tienen dinero para pagarla en los locales de ocio>>, como me decía un alcalde. Así que fuimos pasando de beber alcohol en grupos dispersos en la via publica a que alcaldes “sensibles” a esa incomodidad organizaran zonas de Botellódromo. Todo bien organizado, pero no conozco de ninguna autoridad que haya intentado prohibir que se instalen zonas de recreo en las afueras de las ciudades, a las que se accede en coche. Creo que Cáceres fue una excepción al oponerse en algún momento a “la movida” alcohólica universitaria, medida protestada por los ya educados en la nueva alegría.

Bien. A pesar de todo los padres que han tenido el valor de tener hijos (hoy la natalidad es quizá nuestro mayor problema como sociedad), intentan educar a sus hijos. Y se topan con los jueces, de los que voy a mencionar solo alguna sentencia que me llamó la atención. Recuerdo la condena a una madre a varios meses de <alejamiento> de un niña muy menor de edad porque le había dado una cañuela para corregir algo (supongo que el juez haría de canguro); la que condena a un padre por cerrarle la puerta de casa a un mozo que llegaba a casa cuando le petaba; la que condena a unos padres de La Rioja a mantener y alimentar en su casa a dos mocetones cercanos a la cuarentena que seguían sin trabajar en nada; y la última, que conozco: Una joven madre le da un cachete en la calle a su niño, un viandante la denuncia y el juez admite la denuncia, teniendo la madre que demostrar con testigos que no es ninguna torturadora. No hubo sentencia. Se puede adoctrinar a los niños en las escuelas de España, es evidente, pero es muy difícil enseñarles buena educación (antes se llamaba urbanidad) y buenas costumbres.

Ahora la ministra quiere acabar con el botellón haciendo responsables a los padres. Ahí acaban las responsabilidades. ¡No sería más razonable que todo tipo de autoridades impidieran y reprimieran beber alcohol en la calle! Quizá así dejáramos de ver borracheras feroces y comas etílicos (y cirrosis en niños) en las urgencias de los hospitales, así como el aumento de enfermedades mentales. Y se de lo que hablo”.

Dr Benigno Cossío Coll

Nota: la foto recoge como queda un jardín emblemático de la otrora culta y civilizada ciudad de La Coruña, conocida hoy como A Coruña, después de una placentera noite de botellón de los lugareños.

 

 

 

Leyes de la Naturaleza según el Dr. Alfonso

El Doctor Eduardo Alfonso fue un gran médico naturista, miembro de varias instituciones metafísicas e iniciáticas de carácter internacional. Ya octogenario, tuve el honor de poderle saludar y charlar con él en su casa con motivo de una de sus últimas estancias en España y luego más tarde en el Ateneo madrileño donde ofreció a la nutrida audiencia que llenaba su salón de actos una interesantísima conferencia sobre el Egipto hermético.

El doctor Alfonso, médico personal de Roso de Luna, fue una brillante personalidad intelectual, que junto a otras figuras de su generación su aportación a la Ciencia y la Cultura españolas fue arrojada al ocaso como decía Maria Zambrano de su generación. Como homenaje a su memoria, hoy vamos a recordar su formulación de algunos Principios de la Naturaleza, tomada de la primera edición en Kier, al principio de los cuarenta, de uno de sus libros más famosos de Medicina natural, todo un clásico, quizás no tan bien conocido como merece entre los españoles más jóvenes. 

Probablemente, quiero creer que don Eduardo estaría de acuerdo conmigo en tal apreciación,  todo este sugestivo texto pueda considerarse como un desglose o explicación declarativa de un antiguo aforismo oriental: “TAT TVAM ASI”, que viene a significar, Tú eres Ello.

 

La norma del naturista debe ser cumplir la ley natural

Y para cumplirla es necesario conocerla. De aquí el interés extraordinario que

tiene el estudio y meditación de las leyes anteriormente citadas.

El naturista sabe que la máxima utilidad y rendimiento de su vida, le ha

de venir del exacto cumplimiento de la ley, y que ésta no se puede esquivar

más que en apariencia. El que cumple la ley, va en aras de ella, se

perfecciona y progresa. Este es el criterio naturista.

En contra de él está el criterio artificialista, que en realidad no es ningún

criterio, sino una cómoda postura mental de ignorancia y desidia. El

artificialismo pretende eludir la ley natural y satisfacer el deseo inmediato del

hombre aunque a la larga le perjudique. Es la ausencia de toda disciplina

biológica. Es una marcha, a contracorriente de la ley natural. Pueril resulta

querer marchar en contra de las poderosas leyes de la Naturaleza. A ésta se

la domina cumpliendo sus leyes, pero no desoyéndolas.

Base de la filosofía naturista

La filosofía, que etimológicamente es amor a la sabiduría, prácticamente es

inteligencia en acción y trascendentemente es un instrumento para educir las

potencias de nuestro espíritu, es indispensable para levantar el edificio de

toda ciencia.

La filosofía naturista lleva implícita una idea de evolución o progreso,

tanto en el orden físico como en el intelectual, como en el espiritual. Toda

idea o acto en sentido de retroceso no es naturista. El salvajismo, el

primitivismo, que indudablemente suponen ventajas de orden higiénico

natural, podrán ser naturalismo pero no naturismo.

El naturista reconoce que la primera de las leyes naturales es la de

evolución, por la que todo lo existente tiende a adquirir grados superiores de

perfección.

La Naturaleza está regida por leyes

El estudio de la Naturaleza nos demuestra que existe un orden natural regido

por leyes, que el hombre va descubriendo por el examen y comparación de

los hechos. Este orden natural se realiza por la armonía, que es la adecuada

relación entre las partes y el todo. Por esto a la Naturaleza en su conjunto se

la llama uni-verso, o sea la realización de lo uno en lo vario.

 

Echemos un vistazo sobre las Principales leyes de la Naturaleza:

Ley del Movimiento.

El movimiento es el modo de manifestación universal. La vida es movimiento, la inercia es muerte. Todo en último

término son vibraciones, porque este movimiento alterna con

momentos de reposo. El movimiento continuo no existe. Así el día y la

noche, el sueño y la vigilia, la vida y la muerte, la inspiración y la ex

piración, el sístole y el diástole, etc., son grandes vibraciones de la

Naturaleza, análogas en un todo a las del sonido, la luz, la electricidad, etc.,

en el mundo de lo pequeño.

Ley del Amor.

El Amor -que es atracción de dos o más seres para

unificarse- es la ley de armonía y por tanto de creación y conservación de la

Vida. El Amor, pues, supone la renuncia de sí mismo en bien de todo lo que

no es uno mismo, y para manifestarse requiere la conciencia de que todos los

seres son hermanos, como salidos del mismo Origen.

Amor es tanto como decir reconocimiento de la Unidad de todo. En los

astros se manifiesta en forma de fuerza centrípeta: Todos los planetas se

subordinan a la unidad de su sistema planetario. En los minerales y cuerpos

químicos se manifiesta como afinidad; en los animales como instintos,

atracción sexual; en el hombre como cariño, simpatía y en grados más

elevados como verdadero amor espiritual, ya en forma de idealismo o de

sacrificio.

La existencia de la repulsión, la destrucción y el odio, no implica la no

existencia del Amor, como veremos al hablar de la ley de los contrarios, sino

que la confirma y justifica. Téngase en cuenta que el Universo se manifiesta

por medio de fuerzas creadoras, conservadoras y destructoras, en lo que se

refiere al orden físico. El mismo sol que crea una planta, la conserva erguida

un tiempo sobre la tierra, y acaba por secarla con los propios rayos que la

dieron vida. Es decir, que estas tres categorías de fuerzas son una en

esencia.

Ley de Evolución.

Todo lo existente lleva inmanente la tendencia y

fuerza para convertirse en algo superior.

Filosóficamente, esta ley es una consecuencia de la ley del Amor que

atrae a todos los seres hacia la unidad de su Origen. La evolución emplea

como medio el mecanismo misterioso de la Vida y de la Muerte. La

inteligencia y la voluntad evolucionan en formas materiales (cuerpos), que

también evolucionan por su parte; mas cuando la forma ha dado su máximo

rendimiento en favor de la evolución espiritual, se destruye (muerte), pasando

el espíritu (que es mentalidad y finalidad), a formas de más elevada

categoría.

Ley de los Ciclos.

Todo lo existente evoluciona por ciclos.

Llamándose ciclo a una trayectoria (movimiento), en el tiempo y en el

espacio, al final de la cual, los seres, aunque en forma semejante a la del

comienzo, han avanzado un grado en su evolución.

Las enfermedades tienen su ciclo que termina en salud o muerte.

Las semillas germinan, nacen, dan una planta que a su vez da finalmente

semillas que contienen en potencia las nuevas experiencias vitales de la

planta; el día y la noche forman un ciclo terrestre que renace en otro día;

el año es otro ciclo que, comenzando en la primavera y tras las madureces

del verano, las tristezas del otoño y el sueño del invierno, renace en

una nueva primavera; el ciclo de la vida humana, comenzando en esa

dulce primavera de la niñez y siguiéndola el épico período de la madurez y

el lírico de la vejez, termina en la muerte (comienzo del ciclo puramente

espiritual), para cerrarse en nuevas manifestaciones.

Ley de Finalidad.

La evolución tiene un sentido finalista, es decir, la

consecución de un objetivo de índole trascendental y metafísica.

Efectivamente, la evolución tiende a conseguir estados de conciencia más

elevados, afinando y perfeccionando la materia y la inteligencia. La negación

de la finalidad en todo lo creado, equivale a tanto como afirmar que, en la

Naturaleza, con todos sus dolores y alegrías, todo se mueve, gira y vive por

capricho, y sin otro motivo que pasar el rato que a cada cual le toca en el

mundo. Afirmación ésta absurda hasta para el menos exigente filósofo.

Ley de Jerarquía.

Todo ser o cosa está subordinado a todo aquello

que es superior en grado evolutivo y tiene poder o mando sobre todo aquello

que le es inferior en la escala de la evolución.

En efecto, el espíritu rige a la materia, la inteligencia al cuerpo, el cerebro

a los miembros; los animales más inteligentes vencen a los menos inteligentes,

el hombre vence a todos los animales y se sobrepone a sus semejantes

menos dotados de facultades, etc. Existe pues una jerarquía evolutiva de

orden natural que garantiza el triunfo de lo mejor y más perfecto, y por tanto

del progreso biológico.

En el plano puramente humano de la biología social, se falta

frecuentemente a esta ley, dándose el caso de que en las sociedades

humanas, no rige el superior en la escala evolutiva (el más virtuoso, más sabio

y más sano), sino el que tiene más medios materiales, más astucia, más

influencia o más fuerza. Esto desarmoniza la colectividad y degrada a los

hombres verdaderamente dignos.

Los hombres son iguales en esencia, no tanto en potencia, y desiguales

en presencia.

Ley de Armonía.

La existencia de todos los seres, exige una

adecuada relación entre las partes y el todo, que se manifiesta por el

máximum de libertad y rendimiento en la función de cada parte, juntamente

con el máximum de ayuda mutua en favor del todo.

Vemos pues que nada ni nadie aislado tiene valor por sí mismo, sino por

sus relaciones con las demás partes. Todo, según esta ley, coopera ordenadamente

al plan natural, cumpliendo el papel correspondiente a su grado

evolutivo. El egoísmo desmedido, como el sacrificio extremado, no pueden

conducir a buenos resultados: el segundo porque destruye al individuo; el

primero porque destruye la colectividad.

Aplíquese esta ley al cuerpo humano, y se verá que el secreto de su

salud o armonía estriba en la justa cooperación de cada órgano en el conjunto

y en la justeza de su propia función. Aplíquese a la vida social, y se verá como

es imposible la vida normal y aun la existencia de una nación, cuando los

individuos laboran por el bien propio exclusivamente, y no por el del conjunto.

Las personas que sepan las leyes de armonía en música,

comprenderán fácilmente que no son otras sino las que rigen la

armonía universal. La armonía en una partitura estriba en el orden, propor-

ción, combinación y medida, según tiempo y ritmo de las partes (notas) en el

todo. Si una orquesta es capaz de efectuar un concierto, es por el orden,

proporción, combinación y medida, según la ley de tiempo y compás, de la

actuación de cada instrumento en el conjunto, rígidamente subordinados a la

batuta del director; y esta batuta directora, nos da el ejemplo de la necesidad

de un principio de orden superior que sea capaz de abarcar las leyes del

conjunto.

Ley de Adaptación.

Todos los seres adaptan su vida al medio que

los rodea para defenderse contra él y para aprovecharlo en su beneficio. El

sujeto desnudo al sol se pigmenta, no sólo para defenderse contra las

radiaciones luminosas, sino para aprovecharlas en beneficio de su salud y

vigor. Las plantas muy soleadas se ponen más verdes con el mismo objeto.

El hierro expuesto a la intemperie se cubre de una capa de óxido (orín) que le

protege más contra la acción de la atmósfera. El individuo que vive en

sociedad se adapta a los convenios colectivos para no ser eliminado y para

realizar sus fines particulares. El microbio dentro del organismo, cambia de

forma, se cubre de una cápsula, segrega antifermentos…, para defenderse de

la falta de sustancias nutricias y contra las defensas orgánicas del cuerpo que

le sustenta, etcétera.

La ley de adaptación es recíproca (subley de reciprocidad causal) por

cuanto el medio ambiente es modificado por los seres vivos, que es a

quienes corresponde la iniciativa del cambio. Es, pues, el ser, quien modifica

el medio en un principio, por su actividad voluntaria intrínseca, aunque sin

dejar de adaptarse al medio para no perecer. Concepto éste que no deben

dejar de meditar los perezosos y escépticos, que siempre están esperando

circunstancias propicias para actuar, sin pensar que las circunstancias deben

crearlas ellos mismos.

La ley de adaptación se halla condicionada por la de los contrarios y la

de los ciclos, porque todos los seres vivos evolucionan por la acción alterna

de agentes contrarios (trabajo-reposo, frío-calor, sueño-vigilia, vida-muerte…)

cíclicamente, como hemos visto.

Ley de Selección.

En la lucha que para adaptarse al medio

mantienen los seres, prevalecen los más sanos, más fuertes, más

inteligentes y más buenos, garantizando de este modo el progreso evolutivo

de la Naturaleza toda. Los estudios de Darwin y Lamarck son el mejor

testimonio de esta ley.

Las epidemias mismas, barriendo toda la escoria humana en

determinados momentos, y dejando persistir a los organismos más defendidos

y más puros, cumple -a veces tristemente- la ley de selección. Y

personas al parecer vigorosas, y positivamente cultas y virtuosas, son

arrastradas en aras de esta ley, porque a la Naturaleza no le importan las

ideas y los espíritus (que éstos no mueren), sino los cuerpos, pues en

cuerpos sanos y vigorosos siempre puede operarse la evolución y selección

de la mente y el espíritu, pero en cuerpos degenerados no pueden

encontrarse más que dificultades para la plena manifestación de elevados

estados de conciencia. La selección física es pues, a la postre, la garantía de

la selección ética e intelectual.

Esto no quiere decir que no pueda darse un alma grande en un cuerpo

miserable o degenerado, pues no hay que olvidar que en los designios de la

naturaleza entra el dolor como importante factor de sensibilización de espíritu

y de evolución de conciencia. Y a veces como revelador del genio. Mas,

estos recovecos por los que a veces actúa la selección, no quitan verdad a la

ley.

Ley de Herencia.

Todos los seres adquieren o heredan los

caracteres físicos y psíquicos de sus progenitores. Esta ley se cumple

mediante determinadas subleyes, las que referentes a los animales y plantas

fueron genialmente descubiertas por Juan Gregorio Mendel. (Véase “La

Herencia Mendeliana”, de J. F. Nonidez). Gracias a la ley de Herencia, lo

adquirido por ley de adaptación y depurado por la selección, se mantiene y

eleva a través de la vida.

Los caracteres psíquicos (pasiones, instintos, pensamientos,

capacidades emotivas) se heredan también según leyes concretas menos

conocidas. Todos tenemos el ejemplo de la continuación en nuestros hijos,

de ciertas tendencias psicológicas nuestras.

Lo bueno se hereda para el progreso de las especies, pero no menos

cierto es que también se hereda lo malo, conduciendo a la degeneración de

los seres. Piensen pues bien en esta ley los que han de dar descendencia al

mundo.

Ley de Analogía.

Lo que es en el mundo físico y tangible, es como lo

que existe en el mundo metafísico e invisible; y lo que se realiza en lo

grande, se realiza también en lo pequeño, para efectuarse el hecho de lo uno

en lo vario. Es decir, que en todos los aspectos de la vida, rigen las mismas

leyes naturales. Así, los sistemas planetarios son de análoga constitución a

los átomos químicos. La misma ley de ramificación rige el curso de los ríos en

la tierra, de la corriente sanguínea y nerviosa en el cuerpo, de las ramas de

los árboles, de los sistemas de numeración en matemáticas, etc.

Análogamente existen siete sonidos, siete colores… y todas las vibraciones

de las energías cósmicas, se resuelven en grupos septesimales, etcétera.

La trascendencia del estudio y aplicación de esta ley, es de un orden

muy elevado. Por ella descubrió la ciencia matemática de Adams y Leverrier

la existencia del planeta Neptuno, antes de haber sido visto por el telescopio.

Por ella ha descubierto la ciencia química multitud de alcoholes,

hidrocarburos y otros cuerpos orgánicos seriados, antes de haber parado

mientes en su existencia tangible. Por ella reveló Mendelejeff, con su famosa

tabla de las analogías químicas, fundamentales hechos de la evolución

material. Por ella también han sido solucionados muchos problemas

biológicos, a la vista de los procesos maravillosamente semejantes del

desarrollo embriogénico de los individuos (ontogenia) y de las especies

(filogenia), en la escala magna de la evolución.

Aun en las creaciones industriales del hombre, se ve la fatalidad

con que actúa esta ley. No tenemos más que pensar que, v. g., la

cámara fotográfica es una reproducción del ojo de los vertebrados; el

piano y el arpa son el fiel retrato del órgano de Corti en el oído interno;

cualquier máquina de vapor o gasolina, no puede por menos que responder al

mismo plan constructivo de los organismos naturales. Nada ha inventado el

hombre cuyo mecanismo no preexista en algún ser de la Naturaleza.

Ley de los Contrarios.

Para que todo ser o cosa sea perceptible se

necesita un contraste, una diferencia o una variación. Si no hubiese luz no

habría sombras, si no hubiese verdad no existiría la mentira, si no hubiese vicio

no existiría la virtud. La electricidad se nos manifiesta como positiva o como

negativa, dejando de existir actualizada cuando ambas se neutralizan, y

quedando entonces potencialmente. Toda vibración (y el movimiento vibratorio

ya hemos visto que es el único medio de manifestación) es fruto de las fuerzas

centrífuga y centrípeta. En cuanto una cesa el movimiento se anula. El trabajo y

el reposo, la noche y el día, el sueño y la vigilia, la vida y la muerte, son

factores contrarios que no pueden existir separados. Forman pares de

opuestos, como los sexos, que se neutralizan en el común origen de ambos. Y

así, por ejemplo, suprimamos hipotéticamente el sol del sistema planetario, y

habrá desaparecido la luz, pero con ella la sombra; y el día, pero con él la

noche; y la vida, pero con ella la muerte… Al desaparecer la vida, habrá

desaparecido la salud, pero también su contraria, la enfermedad. Al neutralizar

el sexo masculino con el femenino vuelven los dos a resolver sus energías en

la forma original de ambos: la niñez inocente y neutra del hijo.

Podrían ponerse infinitos ejemplos, pero concluyamos, que la percepción

de cualquier cosa exige la existencia de su contrario, que la complementa y

constituye con ella una unidad. Es la Ley de los Opuestos Complementarios,

que nos da el clarooscuro de la vida, digna de ser meditada por los que creen

que de la vida puede ser suprimido el mal sin que en el instante dejemos de

saber lo que es el bien.

Ley de Causa y Efecto.

Todo acto o fenómeno tiene una causa

productora, como a su vez produce también un efecto (el cual no es sino la

causa reproducida en otra forma). ¿Cómo podemos imaginarnos que algo

exista sin que haya una causa de su existencia? La enfermedad existe, porque

hay causas morbosas; los objetos artificiales porque hay causas constructoras;

el Universo, porque hay una Causa creadora… La casualidad no existe, ni el

destino ciego tampoco. Es la causalidad. En el determinismo que encierra esta

ley hallamos la base más firme de una fe razonada.

Esta ley es la misma de Acción y Reacción. Todo ser, al actuar

como agente causal produce una modificación en el medio universal que le

rodea, que es un efecto representado por una reacción del medio, proporcionada

y condicionada a la acción primitiva, y cuya finalidad es

restablecer el equilibrio o armonía, alterado por la acción. La física, en el

mundo de la mecánica, estudia esta ley en el llamado postulado de

Newton, que dice: la reacción es igual y contraria a la acción. Vemos

asimismo en biología que, v. g., la aplicación de agua fría en el

organismo produce una reacción contraria (de calor) destinada a restablecer

el equilibrio, que es siempre la finalidad de esta ley. La acción del sol

produce una reacción de sudor y pigmentación regulada por la ley de

adaptación.

En el plano intelectual y en el moral se cumple con la misma maravillosa

exactitud. Lo que se llama suerte o desgracia, no es más que la reacción del

mundo a la acción de uno según la ley (por lo que a nadie debemos culpar de

nuestras desdichas). Esta equitativa ley de Acción y Reacción o de Causa y

Efecto, es la justicia de la Naturaleza. Basta con que esta ley se cumpla con

el sabio automatismo con que se cumplen todas las leyes de la Naturaleza,

para que cada cual no reciba sino aquello que sus actos han provocado, en

proporción a su cantidad y adaptado a su calidad. El que mete la mano en

ácido sulfúrico se quema los tejidos orgánicos en proporción al tiempo que la

tenga dentro, y sufre un mal de una calidad que corresponde, ni más ni

menos, a su ignorancia. De este efecto no puede echar la culpa al ácido, sino

a sí mismo, y debe sacar una lección y una experiencia para el porvenir.

Todo esto en su diáfana simplicidad, es de una justeza admirable. El que

dobla violentamente una rama de un árbol, y por la reacción de ésta

(elasticidad) se rompe el brazo, no puede culpar al árbol de su desgracia,

puesto que él era libre de haber cometido o no el acto ocasional. Los objetos

de las acciones vuelven siempre sobre el sujeto que las realiza, como las

ondas provocadas en el estanque por la caída de un objeto, vuelven, al

chocar con las orillas, al centro de donde partieron, hasta restablecer el

equilibrio perturbado de las aguas.

Las causas originan efectos, y estos efectos son causa de otros,

forjándose así el hilo del Destino. La ley de Causa y Efecto es fatal,

matemática, pero no quita a los seres el libre albedrío, por cuanto queda

reservado a su voluntad el hacer o no hacer una cosa u otra. Lo que no se

puede esquivar es el efecto una vez cometido el acto.

Ley de Necesidad.

Todo ser o acto responde a una

necesidad o utilidad dentro del plan universal de la Evolución. La Naturaleza

no crea nada inútil. Es económica y justa en sus manifestaciones, aunque

pródiga en sus potencialidades, y hace desaparecer lo ya inservible o inútil.

Recuérdese el principio biológico de que “todo órgano que no funciona se

atrofia”. Vemos, en efecto, que todo aquello que ya para nada sirve, es

destruido e incorporado a la circulación de la materia elemental (los

cadáveres se descomponen, el cordón umbilical se atrofia, seca y cae una

vez cumplida su misión, etc.) y en cambio, vemos que la Naturaleza es

espléndida en grado sumo en todo aquello que suponga fuerzas en potencia

(como lo demuestra el número inmenso de semillas que da a cada planta, de

espermatozoides en cada gota de licor masculino, de óvulos en el ovario… la

mayoría de los cuales se pierden).

La Necesidad es el supremo estímulo de todo acto vital.

Ley de Desigualdad.

El movimiento tiene por único origen

una desigualdad (o excitación). La igualdad es estable. Si no hubiese

una desigualdad de tensión eléctrica entre dos fuentes unidas por un

conductor, no se establecería la corriente; si no hubiese una diferencia

química entre los alimentos y el cuerpo, no habría digestión, ni nutri-

ción, ni fenómenos derivados; es decir, no habría vida por no haber

excitación; si no hubiera diferencia de ideas, no habría movimiento intelectual

ni progreso, etc. Es pues la desigualdad el origen del movimiento y, por tanto,

de la vida. El movimiento tiende a anular la desigualdad, conduciendo al

sistema de que se trate al punto de reposo o momento estable, del cual saldrá

en cuanto una nueva variación lo solicite. Basta una variación de temperatura

en un lugar determinado, para que sea seguida de una variación de presión y

de corriente de aire. Es suficiente que varíe débilmente la concentración

salina del suero de la sangre, para que se establezcan corrientes acuosas

endosmóticas o exosmóticas -según la variación- a través de los vasos, para

restablecer el equilibrio químico de su disolución. Podrían multiplicarse los

ejemplos hasta el infinito.

Y como la desigualdad o excitación inicial, está en la actividad de los

seres animales y vegetales, y en los cambios químicos de los minerales,

como también en las combinaciones de fuerzas magnéticas y eléctricas,

vitales, radiantes… de unos y de otros, fácilmente se nos da a la razón, que,

cuanto mayor sea la iniciativa y voluntad original de cada ser, mas está en su

mano ser dueño y señor de los cambios que originan las desigualdades

excitatorias de la vida, y que, por consiguiente, como ya dijimos, el medio

ambiente será, en su mayor parte, el creado por la actividad de los seres de

más iniciativa y voluntad intrínseca.

 Fuente:

Doctor Eduardo Alfonso, Cuarenta lecciones de Medicina natural

 

 

Tus ojos me recuerdan

Tus ojos me recuerdan

Las noches de verano

Negra noche sin luna

Orilla del mar salado

Y un chispear de estrellas

De un cielo negro y bajo.

Tus ojos me recuerdan

Las noches de verano.

 

Y tu morena cara

Los trigos requemados,

De un suspirar de fuego

De los maduros campos.

Tus ojos me recuerdan

Las noches de verano.

 

De tu morena cara

De tu soñar gitano

De tu mirar de sombra

Quiero llenar mi vaso.

Me embriagaré una noche

De un cielo negro y bajo

Para cantar contigo

Orilla al mar salado

Una canción que deje

Cenizas en los labios.

De tu mirar de sombra

De los maduros campos

Tus ojos me recuerdan

Las noches de verano

 

 

CONVOCATORIAS: A cada cual lo suyo

Iker Jiménez, conductor del programa de televisión Cuarto Milenio e hijo del conocido psiquiatra y estudioso de fenómenos metapsíquicos o misterios OVNI Jiménez del Oso, viene anunciando una exposición a partir del día catorce de enero sobre los templarios en Toledo, un tema muy sugestivo, de cuyo estudio a finales del pasado siglo fuera pionero Alejandro Vega, el famoso investigador toledano y memoria viva de la ciudad.

Recuerdo con especial agrado y gratitud sus visitas guiadas nocturnas allá por los ochenta por un Toledo diferente al que enseñaban los rutinarios guías oficiales a guiris más o menos adocenados. Con la llegada de la noche, una vez que las remesas de turistas habían sido embarcadas de regreso, la ciudad deja su mercantilizada impostura como parque temático y es capaz de abrirse para dejar traslucir su magia secular. Siguiendo la siempre bien orientada brújula de Alejandro, sus acompañantes íbamos descubriendo muchas de las facetas desconocidas, misteriosas o insólitas de la mágica ciudad milenaria. Gracias a sus explicaciones, además del templario, los Toledo alquímico o de la Judería revelaban muchos de sus misterios.

Singular interés despertaba la visita, en su compañía y gracias a la hospitalidad de Salvador, su dueño, al interior de la casa del candil o del duende con sus misteriosos subterráneos, que cabría conectar con la imaginación a los famosos pasadizos de la Cueva de Hércules y todo un universo de leyendas asociadas.

Acaso guiado por un ángel como decía Rainer María Rilke cuando visitó la ciudad hace un siglo, o acaso por su intuición, Alejandro Vega, sabio modesto, autodidacta de mérito, había estudiado a fondo cada piedra y rincón de Toledo para poder documentar sus diferentes recorridos, entre los que destacaba precisamente el del Toledo templario.

Como suele pasar tantas veces en España, incluso entre supuestos buscadores espirituales, el mérito, más que reconocido o apoyado, es ninguneado por ignorantes o por los que no muestran agradecimiento por todo lo que han aprendido gracias al esfuerzo y dedicación de otros.  Y a los que incluso se atreven a ningunear después de entrar a saco sino directamente plagiar sus obras. Entre las que cabe destacar en el caso de Alejandro Vega, no solo los citados sugestivos paseos nocturnos, sino también sus varios libros, cuadernos heterodoxos o programas de televisión, entre ellos también sobre la vida y la obra de El Greco. Su blog toledoescondido.wordpress.com es referencia obligada para todos los amantes del Toledo mágico.

No sé si Iker Jiménez ha estudiado la obra de Alejandro para documentar mejor su exposición, pero si no lo ha hecho así me permito aconsejarle que hable con él o lo haga. No encontrará mejor conocedor personal del Temple toledano. Podrá aprender mucho y comprender de qué manantial mana mucha de la información ahora existente sobre los misterios, mitos y topografía del Toledo templario.

En todo caso, Toledo siempre se revela al buscador atento que se acerca a él con el alma abierta. Recuerdo la noche que a la salida de la casa del duende, junto a la torre de San Miguel que sirve de aguja de acupuntura a la ciudad, Alejandro nos mostró la calle de la Candelaria. Esa Luz que se abre paso entre las tinieblas del invierno, como nos gustaría ocurriese con el reconocimiento al mérito ajeno en el cultivo de las virtudes metafísicas.

 

Más información, (las palabras resaltadas en granate abren sendos enlaces).

Un documentado comentario de D. Alejandro Vega sobre este asunto

Sobre el Toledo templario, en La Voz de Galicia

La Candelaria en Toledo

Navidad en Toledo

 

 

 

 

 

La Opinión del Lector. El caso Lyssenko

El doctor Cossío nos ha remitido este texto que trascribimos a continuación:

“Ante la aparición de Podemos aprovechando el descontento generalizado de la ciudadanía, me parece muy oportuno recordar lo que envié como advertencia en agosto de 2007 a Zapatero. Es necesario tener muy en cuenta que El Populismo necesita de un iluminado, de un Jefe absoluto que señale a los “enemigos” causantes de todos los males y del miedo que invade una sociedad, para que sean “responsables” de todo lo que ocurre “al pueblo” y a la Nación. De eso ya hemos tenido suficiente en España y Europa. Antes de que alguien se declare comunista o fascista debería conocer hechos como el que exponía hace casi 9 años, que es sólo la mínima expresión de las atrocidades cometidas por todas las dictaduras soviéticas. Hoy la información está disponible y no hay excusa para manipular, ni para dejarse manipular. Menos excusable es pactar con ellos”. (2016, B.B.C.)

 

 “Hace poco he visto mencionado “el asunto Lyssenko” e, intrigado, procuré informarme.

Este mediocre agrónomo ucraniano, militante del PCUS, dió en notar que las leyes de la genética estaban en contra de la teoría del materialismo dialéctico marxista, por la cual el individuo es maleable a voluntad según la influencia del medio. Así que Trofim Lyssenko “fundó” una “genética “no burguesa”, comunista, basada en la herencia de los caracteres adquiridos. O sea que si cortábamos los rabos a los perros durante varias generaciones, estos nacerían sin rabo. Por semejante engendro científico puesto en práctica, a Lyssenko en 1938 le nombran presidente de la Academia Federal Lenin de Ciencias Agrónomas, en el 39 ingresa en la Academia de Ciencias de la URSS, en el 40 es director del Instituto de Genética de Moscú, y recibe en tres ocasiones  consecutivas el premio Lenin de ciencias.

Lo malo es que los perros son tercos, las semillas no cambian de costumbres fácilmente y los terrenos agrícolas tambien se resisten a hacerlo, por lo que sus experimentos llegan a provocar hambrunas en Rusia, mientras el NKVD (Stalin) ordena cerrar los laboratorios de “genética burguesa”.¡Le venía bien a Stalin!. Así justificaba el comienzo del terror científico y deportan y mueren cientos de genetistas y científicos por causa directa de Lyssenko (entre ellos Vavilov, genetista y botánico mundialmente renombrado y pionero de los bancos genéticos de semillas, que es declarado “enemigo del pueblo”, juzgado y condenado a muerte, falleciendo en prisión por causas desconocidas en el 43).  Y ocurre lo de siempre. Empieza a funcionar la bula a favor del comunismo. Louis Aragon en Francia escribe: <<Entre un monje (nada menos que Mendel) y un comunista (Lyssenko), no tengo dudas de elección>>. ¡Como comía bien!. ¡Aragon podría haber hecho buenos textos para la Educación Ciudadana! Y Mounier (cristiano católico él) también hubiera sido excelente, pues no en vano escribía: <<Podría darse el caso….que la genética clásica desempeñara ahora un papel dogmático y dilatorio..>>, se entiende que dilatorio del más que dudoso progreso de Lyssenko. Ocurre que el PC Francés crea la Sociedad de Amigos de Michurin y de Lyssenko, y L Humanité ataca a los científicos “burgueses” que les da por llevar la contraria (Haldane, Jacques Monod, Prenant, Hermann J. Muller, J.Huxley, Jean Rostand…). Lo de siempre.

Avergonzado de mi ignorancia de asuntos como el de Lyssenko, reflexiono sobre con cuanta ligereza descartamos o nos hacemos partidarios de lo que desconocemos por desidia, para conformarnos con el magro alimento de las consignas, el proporcionado por las empresas de la información (que se concentran en muy pocas manos y que nos dan mercancía averiada) y también por el encanallamiento de los “políticos” mentirosos.

Asi, por desinformación y manipulación hemos permitido en España que primen los intereses electorales sobre los del País,  dando alas a los Carod, Arzallus, Madrazo, Maragall, Montilla.. y ahora nos crecen los enanos (Miguel Sanz, Gallardón…). 

¿No te parece que es hora de abandonar la manipulación de las reglas de lo que debe de ser  juego democrático limpio?. Aunque nos cueste algo. Tú puedes hacerlo, yo no (por suerte)”.

 

Benigno Cossío Coll

(2007)

 

 

 

 

                                                                        

Unamuno, ochenta años después

La pasada noche de san Silvestre se han cumplido ochenta años de la muerte de don Miguel de Unamuno y Jugo en su residencia salmantina donde se encontraba bajo arresto domiciliario tras el conocido incidente en la Universidad con el famoso general Millán Astray acaecido durante la celebración de la fiesta de la Hispanidad de 1936.

El Rector de la Universidad de Salamanca tuvo la gallardía de hacer honor a su nombre, actuar como tal y defender públicamente la Razón y la Cultura, el sentido de la Libertad y de la Universidad, ante las impertinentes declaraciones de un Millán Astray desaforado. Lo que se sabe menos, porque no se suele contar, es el digno comportamiento que tuvo la mujer de Franco, doña Carmen Polo, defendiendo a don Miguel, y saliendo con él y acompañándolo para protegerle. Un gesto que le honra.

La trayectoria política de don Miguel no deja de ser interesante tanto en lo personal como en relación con las peripecias históricas españolas de su época. Liberalismo, socialismo, republicanismo, desencanto y amargura finales. Unamuno combatió la carcundia clerical vasca de jesuitas y PNV, el nacionalismo ventajista y retrógrado que tan bien narra otro escritor noventayochista, don Vicente Blasco Ibáñez en El Intruso.

Entre las dos Españas prefería el majestuoso tilo de los liberales bilbaínos al rústico roble nacionalista.

Como es sabido Unamuno sufrió destierro durante la Dictadura de Primo de Rivera en la isla canaria de Fuerteventura. Vivió un tiempo en su capital, llamada entonces Puerto de las cabras, en vez del más fino actual de Puerto del Rosario. Se fuga a Paris y regresa más tarde a España.

De su etapa ideológica republicana es interesante y poco conocida su correspondencia con el insigne poeta Antonio Machado, quien le confesaba su desencanto con “las repugnantes zurdas españolas”.

Más conocido es su descontento con la marcha de la Segunda República que tanto había contribuido a traer, junto con otros conocidos intelectuales.

Aunque el término de generación del 98 no está perfectamente delimitado, ni en el tiempo ni en sus integrantes, Unamuno siempre figura como indiscutible.

Es admisible creer que ahora nos encontramos en otra crisis con grandes similitudes con la del 98.  Pero también con importantes diferencias. Una de ellas es que hoy no parece que haya intelectuales de la talla de Unamuno para denunciar los abusos del Poder, ni menos aún, la búsqueda del sentido metafísico de nuestros males como nación civilizada. Ni la Universidad es hoy la que era.

Pero sabemos que esto de las crisis en España y de España constituye un problema recurrente. A principios del siglo pasado, Joaquín Costa estudiaba también la problemática del liberalismo español y su relación con la oligarquía y el caciquismo. Costa se quejaba del liberalismo formal, una cáscara hueca de legalidad y derechos formales pero que encubría una mohatra práctica al servicio de caciques y oligarcas.  Propugnaba como alternativa un nuevo liberalismo “orgánico, ético y (que) atienda a crear y afianzar dichas libertades con actos personales de los gobernantes principalmente, dirigidos a reprimir con mano de hierro, sin piedad y sin tregua, a caciques y oligarcas… haciendo de un Estado peor que feudal una nación de ciudadanos libres de hecho, con justicia y autoridades que protejan por igual sus personas, sus derechos y sus intereses”

El liberalismo no puede perder un componente espiritual, metafísico y humano, dedicado a satisfacer las necesidades reales de la gente. El valor de uso por encima del valor de cambio. Y un obstáculo para evitar el cautiverio contra el que también nos prevenía Cervantes.

Así, don Miguel de Unamuno, en respuesta a esta encuesta y en la misma concepción cervantina, había propugnado la importancia de los hombres y no solo de las ideas. Decía don Miguel: “vida interior necesitamos… no tanto leyes como personas nos hace falta, no ideas sino hombres. …el instrumento con que los hombres hacen hombres son las ideas, y que sin hombres no hacen ideas las ideas. Pero aquí hombres necesitamos…y ¿se hace hombres con la palabra?, creo que sí. La palabra es el gran ariete contra el caciquismo

Hombres e ideas, ideas y hombres. Unidos por la voluntad y en defensa de la Palabra. El gran desafío de la Cultura. Nuestro gran desafío de hoy para vencer la zozobra y tribulación que nos acechan. Sentir nuestros problemas y ofrecer respuestas a nuestra crisis actual es quizás el mejor homenaje que podemos ofrecer al maestro Unamuno en el ochenta aniversario de su muerte.

 

 

 

Serrano Suñer, el embajador Hayes y la libertad de expresión y creación

No podemos dejar de ver con preocupación como, ante cierta indiferencia suicida, se está instaurando una nueva policía de pensamiento sobre lo políticamente correcto, la llamada violencia de género, el sionismo, la homosexualidad o… la agresión a Rusia, que trata de imponer sus propios puntos de vista sobre las cosas. Un ejemplo reciente es el Proyecto Centinela creado para organizar y subvencionar una red de soplones y delación de supuestos antisemitas, entendiendo por tales cualquiera que se oponga a los excesos del actual Estado israrelí. Un Comité secreto ad hoc valorará las acusaciones de los soplones para tomar las medidas que considere pertinentes contra los denunciados. Procesos que recuerdan las mañas y maneras de la Santa Inquisición, las redes de delación nazis o el tristemente célebre Comité de actividades antiamericanas, por citar algunos ejemplos famosos.

En relación con estos asuntos hoy vamos a comentar muy brevemente, da para mucho más, un caso de actualidad que tiene que ver con la ignorancia o tergiversación de nuestra Historia a gusto y satisfacción de buscones, revanchistas, lanceadores de moro muerto y sectarios en general. Un proceso que tiene efectos lamentables para el conocimiento de la realidad y la comprensión de nuestra Historia contemporánea y, desde luego, para nuestra propia convivencia como españoles. Se trata de otro caso de la mal llamada Memoria Histórica, pretexto para una nueva inquisición y despotismo renovados. En verdad más bien resulta desmemoria histórica, tergiversación e ignorancia programadas.

Me refiero a la campaña propagandística perpetrada por cierto grupo de progres para intentar censurar una serie de televisión ambientada en la España de la inmediata posguerra civil. El colmo de la indignidad y de la vergüenza es que la supuesta izquierda combata la libertad de expresión, creación o de cátedra. Y también para denostar sin tener en cuenta los condicionantes históricos de la figura, entonces muy importante, del cuñado de Franco y entonces ministro de Asuntos Exteriores, Ramón Serrano Suñer. Personaje notable que además de ser germanófilo, falangista amigo del régimen alemán, tuviera unos amoríos con cierta aristócrata de los que nacería la que luego se convertiría en una preciosa e inteligente dama con influencia durante la Transición. La serie de televisión que tal progresía intenta prohibir trata estos aspectos relativos a su vida privada.

La campaña citada es del parecer que no se denigra o insulta bastante en esa serie al citado personaje. Porque es dogma de la mal llamada Memoria Histórica que Serrano Suñer y Franco eran malísimos, sin mezcla de bien alguno, fanáticos genocidas antiespañoles que estaban empeñados en entrar en la segunda guerra mundial junto con Hítler y el resto del Eje.

Sin embargo, las cosas sucedieron con muchos más matices, y Franco demostró una gran astucia para hacer concesiones retóricas y diplomáticas a los nazis pero proteger de forma encubierta intereses de los aliados, y en especial, de EEUU.

Así lo reconoce y lo cuenta en sus memorias un personaje tan poco sospechoso de veleidades franquistas como fuera Carlton Hayes, el embajador norteamericano en España desde 1942 a 1945, años cruciales de la Segunda Guerra Mundial y en los que la Península Ibérica y España en particular, se convirtieron en áreas de gran importancia geoestratégica para ambos bandos en conflicto. No en balde las titula Misión de Guerra en España (EPESA, 1946).

El Doctor Hayes estaba muy lejos de ser la figura del político ignorante, prepotente, arrogante y pendenciero, por desgracia tan habitual entre los dirigentes norteamericanos actuales.  Se trataba de un catedrático de reconocido prestigio académico y personal experto en Historia, conocedor de la de España, y profesor de varias universidades americanas. Demócrata, de firmes ideas republicanas y partidario de los derechos civiles, muy poco simpatizante del Régimen de Franco, se mostró muy reticente a aceptar la embajada en España que le propusiera el Presidente Roosevelt.  Por la insistencia del Presidente, interesado en mantener la neutralidad o al menos la no beligerancia de nuestro país en una etapa tan crítica, así como por la suerte del tesoro artístico español, al cabo acepta el puesto de embajador norteamericano en España donde se traslada con su familia en la primavera de 1942.

El embajador Hayes narra la ceremonia de entrega de credenciales en el Palacio Real y su conversación posterior con Franco. ”Pronto me di cuenta que ningún parecido guardaba el General con las caricaturas que de él corrían en la prensa”izquierdista” de los estados Unidos. Físicamente no era tan gordo ni tan bajo como querían presentarlo y tampoco hacía nada por “pavonearse”. Desde el punto de vista espiritual  me pareció no tener nada de torpe ni ser un “poseído” de su persona, antes se me reveló como dotado de una inteligencia clara y despierta, y de un notable poder de decisión y cautela, así como de un vivo y espontáneo sentido del humor. Rió fácil y naturalmente, como yo no puedo imaginarme que lo hiciesen Hitler o Mussolini más que en la intimidad”.

Tras narrar el resto de la conversación y en especial el intercambio de opiniones sobre los papeles de Alemania y Rusia en el que quedó patente la oposición de Franco al comunismo, el embajador prosigue:

“Dio realmente pruebas de gran cortesía, tanto de palabra como de actitud. Su silencioso Ministro de Asuntos exteriores, Sr. Serrano Suñer, en cambio, me pareció dudoso, irónico, más bien sentí que estaba cordialmente inclinado al Eje”.

A lo largo de sus memorias, el embajador establece una especie de catálogo de personajes de la época, tanto españoles como del cuerpo diplomático acreditado. Y va desgranando sus opiniones y conclusiones sobre España a lo largo de casi cuatrocientas páginas. Entre ellas, por ejemplo, cabe espigar las siguientes:

“(Franco) Vivía en un palacio relativamente modesto”.

Los grandes inconvenientes del momento son los pésimos transportes y la escasa y excesivamente cara alimentación. Los ferrocarriles están verdaderamente destrozados y las carreteras piden a gritos una nueva pavimentación. Casi no se ven coches particulares y los pocos automóviles y camiones, al igual que los taxis, avanzan a saltos, con unos contrapesos que llaman gasógenos. La falta de transportes, unida a la carencia durante seis años de abonos, explican la terrible escasez de alimentos…”

 “No intento entablar, como no lo hice entonces, una discusión sobre el pro y contra de la guerra civil española o lo que a ella condujo. Debo señalar, sin embargo, basado en una cuidadosa y creo que objetiva investigación y profundo estudio de España, que no fue tan sencilla como muchos publicistas extranjeros quieren presentarla. No fue una lucha bien delimitada entre democracia y fascismo, ni el primer “round” de la Segunda Guerra Mundial. Es totalmente cierto que no fue un conflicto entre un “negro puro” y un “blanco puro”, sino que en cada parte había tonalidades grises. Ninguno de los bandos era totalmente homogéneo, y amargas atrocidades fueron cometidas por ambas partes.

 Por otra parte, por lo que sé de la Historia de España y de los acontecimientos del país entre los años 1931 y 1939, estoy convencido de que cualquiera que hubiese sido el bando vencedor de la guerra civil hubiera quedado rápidamente bajo el influjo de sus grupos más extremos y habría impuesto al vencido idéntica clase de prescripción y castigo…. Nadie puede estar seguro de lo que habría ocurrido si la coalición contraria hubiere triunfado, pues la condición no se dio, pero sospecho firmemente de que en tal caso otros grupos extremistas, tales como los comunistas y anarquistas, hubieran ascendido al Poder y hubieran demostrado no menos intolerancia y deseos de venganza”  

 “Recuerdo una conversación con un izquierdista que había sido alcalde de Toledo durante la República,…no sentía aprecio por sus carceleros ni menos hacia el régimen del General Franco. Sin embargo, atribuía que este obtuviera el Poder no a una determinada superioridad militar o estratégica de los nacionales en la guerra civil, ni a la ayuda que recibieran de Alemania e Italia, sino a la escisión y querellas entre los republicanos, que los comunistas agravaron y explotaron en beneficio propio, cargando de ese modo de deshonor y llevando al desastre la causa republicana en España…”

Como puede apreciarse, el embajador da todo un mentís a cierta visión premeditadamente idealizada del bando republicano que pretende imponer la izquierda de pensamiento único, asume la derechona acomplejada y cínica, pero que fuera denunciada ya en su día por investigadores hispanistas como Bolloten.

En realidad, los fascistas italianos y alemanes, desde que empezaron a intervenir en la guerra de España y dar su ayuda militar, “vendieron” su ideología, organización y métodos a un grupo de españoles, Serrano Suñer entre ellos, quienes adoptaron y adaptaron a la hasta entonces insignificante Falange, logrando que el General Franco la injertase en su dictadura militar. En otras palabras: el fascismo en España fue un artificio postizo de gobierno, mientras que los Gobiernos de Alemania e Italia brotaron del fascismo y estaban completamente dominados por él”.

Por eso “El Gobierno español estaba constituido generalmente por cinco falangistas y otras seis personas: dos tradicionalistas, dos monárquicos liberales y dos independientes. Tal era el equilibrio que el General Franco parecía querer conservar.” Semejantes equilibrios de poder entre corrientes se reproducían a nivel provincial.

Así, la caída de Serrano Suñer se compensó con la del General Varela.  Se descubrió que un atentado contra este último en Bilbao en el que murieron varias personas, aunque él saldría indemne, había sido perpetrado por jóvenes falangistas. Con tal motivo Franco aprovechó para hacer una crisis y sustituir a Serrano Suñer por el Conde de Jordana y al General Varela por el General Asensio. En Exteriores se cambiaba un falangista por un tradicionalista. Y un falangista sustituía a un tradicionalista en la dirección del Ejército. De modo que aunque la correlación de fuerzas teóricamente continuaba, en Asuntos Exteriores, cartera de tanta importancia estratégica en esta etapa de la Guerra mundial, se sustituía un germanófilo por un adialófilo.

Hasta entonces el papel de Serrano Suñer había sido muy popular e importante.

En 1940 era general la creencia de que España, bajo el mando del General Franco se uniría rápidamente al Eje, y que, siguiendo a Italia, entraría en la guerra…. Por qué no siguió entonces el General Franco el ejemplo de Mussolini y utilizó la dorada oportunidad para atacar al aislado y acosado Gibraltar británico y a la vencida y desvalida Francia en África del Norte? …

El embajador Hayes recoge el testimonio que le diera, ya en 1943, el embajador italiano, llamado Paulucci: “Franco estaba en extremo mal dispuesto a seguir a Italia en la declaración de guerra, por dos razones principales. Primero, ansiaba que España se recobrase de las devastaciones de su guerra civil mejor que embarcarse en otra guerra. Segundo, tenía miedo de que, si España entraba en la guerra en tales condiciones de debilidad, el país se viera sujeto a una ocupación e intervención de alemanes e italianos, y con ello perdería la independencia nacional y posiblemente parte de su patrimonio”.

En relación con la famosa entrevista de Hendaya, Hayes cuenta lo descrito en un informe recibido en 1944 sobre ciertas declaraciones confidenciales de Serrano Suñer en las que decía que Franco no quería entrar en la guerra y puso como excusa la lamentable situación del país y la falta de motivación para “vender” tal entrada si no hubiera alguna ventaja territorial como pretexto. Pidió el Marruecos francés como compensación. Pero Hitler se opuso mientras no se entrevistase con Petain para examinar con él la situación. Franco “aliviado en gran manera” habría aprovechado el argumento para resaltar que “Petain era un gran amigo de España y que jamás haría nada para injuriarle o dificultarle su tarea en el gobierno de Francia.

Según Serrano Suñer, Hitler comunicó a su séquito después de la entrevista de Hendaya que “no debía esperarse de España un ofrecimiento de ayuda militar en la contienda.

Otro asunto de gran interés relacionado con Serrano Suñer fue su posterior visita a Berlín. Sobre la trastienda de esta visita Hayes recoge sendas explicaciones contrapuestas.  La del citado embajador  Paulucci es que “el Ministro español de Asuntos Exteriores trataba de hacer algunas gestiones con los alemanes para la entrada de España en guerra, pero que Franco envió a otro ministro para contrarrestar y evitar que hiciese tales proposiciones”. Por el contrario, “según el General alemán Jold, Serrano Suñer de acuerdo con Franco, hacía de tope contra la presión de Ribbentrop y de Hitler para España participara en la lucha.”

De ser cierta esta última versión, Serrano Suñer habría antepuesto su patriotismo a su ideología germanófila.

El embajador americano opina que “Por todos los informes que me ha sido posible recoger, y por las conversaciones que sostuve con el Conde de Jordana y con el mismo Caudillo, tengo la absoluta seguridad de que Franco, al contrario que Mussolini, ya en 1940 estaba decidido a no entrar en la contienda.”

Más allá de las consignas es preciso intentar ser ecuánimes en los juicios a las personas e instituciones teniendo en cuenta sus condicionantes, comprender motivaciones, buscar las causas de los fenómenos históricos y sus interacciones dialécticas, más que las anécdotas, si queremos que la Historia nos sirva para evitar o paliar futuros desastres.

En lo fundamental a esto se dedicó el embajador Hayes, al que debemos un importante y bien documentado testimonio acerca de una etapa especialmente azarosa de nuestra Historia y al que cabe considerar un caballero amigo de España.

Dicho quede en beneficio del siempre complejo y difícil de interpretar conocimiento histórico.

 

Información complementaria, la labor de Ángel Sanz Bríz, diplomático español en Budapest

 

 

 

 

 

 

Homenaje a los artistas del coro ruso

Un avión TU 154 del Ministerio de Defensa ruso con destino a Siria que trasportaba a los artistas integrantes del coro del Ejército ruso ha caído en el Mar Negro: Las causas podrían ser un fallo técnico o humano aunque también se especula que podría haber sido víctima de un atentado terrorista acaso perpetrado con inhibidores de frecuencia. Desgraciadamente no hay supervivientes.

El coro iba a ofrecer un concierto de felicitación a personal militar destacado en Siria. También viajaba en el avión siniestrado la Doctora Lisa que iba a entregar una carga de medicamentos y había realizado unas nobles declaraciones proféticas: “Al igual que decenas de otros voluntarios, que se dedican a misiones humanitarias, nunca estoy segura de que regresaremos vivos porque la guerra es un infierno en la tierra y sé muy bien de lo que hablo. Pero estamos convencidos que la bondad, la compasión y la misericordia funcionan mejor que cualquier arma.”

En la canción que puede escucharse aquí los ahora fallecidos nos deseaban una Noche Paz.

Que en Paz descansen ellos también, un día de Navidad.

Así sea

PD

Tras su reciente liberación por los ejércitos sirio y ruso, Alepo ha podido celebrar en su medio destruida catedral la primera Misa de Navidad en cuatro años.

 

 

Feliz Navidad solar 2016

Como ya he tratado de explicar en anteriores ocasiones, en nuestra Tradición navideña suelen combinarse dos formas de entender la celebración.

Para los cristianos el nacimiento de Jesús sucede el 25 de diciembre, en la que se celebra la fiesta de la Navidad. En realidad, poco sabemos desde el punto de vista histórico acerca de la biografía de Jesús. Tampoco los evangelios aclaran mucho este asunto. A falta de datos históricos, la biografía del salvador coincide con la mítica de los Héroes solares paganos. Nace en una gruta y se asimila a la del sol, entendido en el hemisferio boreal como solsticio de invierno, es decir, cuando el sol comienza a elevarse sobre el horizonte.

Tampoco se sabe mucho históricámente sobre su muerte. Desde el punto de vista astronómico, el Domingo de Resurrección cristiano es una fiesta lunisolar. Es decir, para su determinación intervienen tanto el sol como la luna. De modo que se fija en el primer domingo después del primer plenilunio tras el equinoccio de primavera. Por eso es variable atendiendo al ciclo lunar. Para la Astronomía, la eclíptica y el ecuador celeste forman una especie de gigantesca cruz de San Andrés, que el Cristianismo asimila a la de la crucifixión.

Son muchísimas las representaciones de la Navidad. También las de las tradiciones solares o solsticiales con el culto asociado del fuego: el Sol Invictus, Apolo… Pero es raro que ambas aparezcan juntas en el mismo grabado.  El que ilustra este texto procede del Siglo XVIII. En él se puede observar la concentración solar que produce el fuego, su hijo, como manifestación terrestre, a través de un espejo y la concepción de María para dar lugar al nacimiento de su Hijo, asimilado en el grabado a un héroe solar.

La Navidad posee un cierto carácter ambivalente. Ocasión de esperanza renovada, también de sombras provocadas por los recuerdos de los seres ausentes, las nostalgias del pasado que no volverá, con sus ilusiones perdidas y la pena por los anhelos de lo que pudo ser y no fue. Sentimientos que no siempre se ven compensados por la alegría de las realizaciones o posibilidades presentes.

También se ve hoy desnaturalizada, sino amenazada, por diferentes motivos. La explotación comercial desmesurada, la frigidez espiritual, la frivolidad, la rutina, la agitación o las prisas. Cuando no el violento fanatismo de algunos fieles de cierta importante religión lunar, que parece preferir el pálido reflejo de la luz en la superficie de la luna a la directa solar que celebramos.  Y que no respetan las costumbres de las gentes de los países que les acogen.

Sea como sea el escenario, el nacimiento del sol en la bóveda celeste, o de la manifestación de la divinidad encarnada, es motivo o debiera serlo para la renovación de nuestra propia conciencia. Del sol interior capaz de guiar e iluminar nuestra conducta si acompaña la subida del sol sobre el horizonte y su luz creciente. Del mundo emocional que nos hace movernos. De las energías positivas.

Feliz solsticio, Feliz Fiesta Saturnal o Feliz Navidad, deseo a todas las personas queridas o de buena voluntad.

Pinchando aquí se puede escuchar el tradicional Aleluya del Oratorio El Mesias de Haendel

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.