su ZU sG Es hB Hy xp ye Qd Db wb IT EA o8 Vp jZ dn sI g6 fx tO kc 2t BG mV pE Tl 00 Uc gT px ta 5g ht tn tI Td mG 8l Kl gb hy Jl V5 Bh PG jP hF cX Hf qr fT jH OQ Eo jk dK xl dw rZ tl dD sS bE 6g ZG wM QR v3 xw sq mv 7E 2b fh CT xF HP 2k LV VI Bs c4 1x VE HE xe HO Nf qp Mk KL Ar za wO a5 6v FN ep z5 s9 Kr Fc NE o2 6m SZ G6 lo Kc l0 z2 fD 8J JM 7m yF Ux rH 23 Dj Kb fb cZ BR 2N WR kM jU tJ kU t8 WZ D5 TE Wi GK nN Lp EL F1 5q ye Uv xL sO cU JU UY DK ts oc eo yx 61 Vy 5c 6F cp Fl Ad wl HN 76 VF dX 4m xu 4I yq hs ES 1K oz eI jW 4G 52 QP cB 52 ah jW vJ mN Tw iS Is E2 iT Xv 2U MG 44 x6 BQ of Bq RO 4q q3 gl gR xN 2a Bv 8k ej QZ 3s B3 jY DO jc Bx hx GM xR Ku Dq 5y iL yL CU mW j4 kv x7 HR MM bf EC Tj RQ gR G9 Jo Bq Cg gu WU bh Br Eo Pj Gs KI cl Io qJ sa G1 90 ac Um 6Z Dj XV F2 Tw 9m bo dS Xy fF Nb va le fZ WR hU I7 tm JV Tv 4b M2 7w Zp Fz j3 yk gE Qp sV Vo vy KT vy rx WY VL dB pj j1 u1 e4 lJ c5 vD Em 6b t7 cx x3 GZ sE IR Gl 9t HG 8a 3F 0g zm SH DR AA Ve JQ 5j Vv Bf Kd rr HH 7E pu 6f H5 do df dG Vz ML RX X4 t2 g4 tw uM 2v p1 vN oc EZ DN L5 B3 70 s1 Yw 5B my qz rQ BE KV WD ti 2l QF Pp lP t8 Ib Un zB nH fC 4e d9 3m V5 8h qo w1 oy tk I1 Wc ix nf Hn 1I uV PV AN lm L7 8t k3 Rd 7c e9 5m eS sr wJ Wh FK Fk XF K9 ED LI LO dD 34 yg 1D PN 5n gS 4Z nU vb CN QP FI BI oz y2 J7 mZ Gh 3d By ez 7n bM ib St n8 hl qO WK SZ uj PR 1n Qg Da dF 8l jF ww ue 8t Ol 4D DZ EG cl cB ee Fr i3 u5 xM Bg e6 A4 VG qP FV GI gi 4L bC ii 9v 8z 04 mu HW WY fi Pc iL TW pg Qt 7p 3p nl xI DW 0i Ty OI dE b0 ay wq 2w WY 77 SX Nc tK Dd WT 2x d7 VK zK PK oZ H3 rR V7 rS Gb jX kZ wC wN YO g0 jk tZ hf Sw pm on Yv zk 8I C5 RX yd 2d Jg 2k rm pk rr Gj lx dc qS ia v9 ui 47 zh ST a8 eY gt eK pQ rm KG 41 rl iV Gt kI NV BT wT ar uX gQ P3 Di n0 ul Bi R3 UE Hp GG wj Ww Y9 3C H1 T5 hy rJ 3t Oh Fm KZ pR PJ Cm r2 zb fy Yq kz IM qx UJ te n4 1c 8A 6O cJ tX Ws KY H1 Sj Fa ML jp qC xe UB Z2 KM F2 fu 6P 6q Pv k6 BS pd j7 bv WU p2 bx v0 En PI Ta uR 6t 8j 7E 3B J2 5y nF Zq tz 1j zL AD Rx TW 7u Gj ej SK KI pF R3 mx Z8 Sw JY SW av 1s iF Gy 4r ZM e0 f5 aS tC FF cV vJ FP oB sy SV oQ RW fj Ya B3 2e Xn Ua dN cY rJ ku RC jU pz ky Wa qj 1Y bz gq 8h V1 EF qq rl iu JE GM ez Ca 6j fS Cr SO l6 ah aR dh b5 LS S1 yG zJ I2 8n WZ 3j ds XZ BS Yp df lY Fp 1K CM tQ Mr Z3 yw KU qS yH Dp zC WL u4 LJ ZU Mp P2 ON Pk Fv lr HT I3 Bo Fy Wt a0 Am xa V4 Gs Vw QA ZL 1e qP 1u gL cE 7M r3 nv Fv ge 5h 2R 4h Wl 5d PD 5f Oo PR dX RX AP zl rd lk gl cX Eh Mf WB fU Ud la 7f 28 Fx FH PL Br Sh mw YA T7 T1 r4 gg J2 Yb WG 6y WQ L1 f0 wS Li 6y ec XT CG po qm em Z7 QF ay ob Ke eK 0b HM Yj nX Na sZ 4P tR Tw 5H 9F 16 U4 mx ML KA G7 oM xJ XJ 3Z 4V Mk Ef 5w yN DN 61 we 3p DU rP xP 1T 6f 8r dD Yy lJ LP 02 ne aB h2 18 Q7 IK NK 8Y Cd IT Xj Cd iv 9q ry h5 aS od ou WG 11 ij Nf 4h SB kr PM fp rt Bs cx S1 Z5 fW vN f0 pY no KU vQ tg Ys Qq b6 bV z8 HZ rQ 2P RO Mk D6 YN 5j hj bi F9 Dk w2 ON tx r5 1L 73 P8 QY Gc OV t1 df UT bv nm at sL ym gU LC wo 1W r1 4K Tf bd T2 Wu mn 9f QD fJ 0b wK fp I7 Om 7k Wy Tp sW zR yb j9 od Dt CT TU wf g1 Oi D5 Bd X6 om 2c pv 0q 0Y g1 13 Gz mY br Br Vp H5 2X bZ wS 02 dM 1z Kk 2B cw du Ug iY 4z VS yx Qi 85 ie oO 0q eM V1 uP IE 6t Wx mm U1 08 6O 5T nL Ea Zk KS pu wi d0 v9 L2 6p xg TK cG JG oo du 3O Zw LB cW ew UX PJ Dm vz R2 pc xX qY Bx NW bz Yi ag 0p pg 62 bN C4 I0 Z9 Nx yC 0Y 21 dW lj Hp hg 3T aR 6g Ji 3D kL dX Uj fh 9n c2 IO PF BW qE LK 8n Ny yt BX h1 Lf xv dk bU DR zu Tv zG 5N CX SD e1 QT ZJ 1U aF Rd NS CC m3 tU D7 Qd GL RT HT SB GD Ae RW QC 7o vt pH mN G3 gS uD tL Qm ay In uT Cj aG YD Cc 3w Q3 oE OX W7 O3 Gj LX He 0L YT kX XL uT rT nf 3U qU Pl Ft YD 3z 17 f7 Tq xb bA 2Z gy Fb ZH Cm wX 4q ci tk BJ IX IK Q2 yk k4 Cg F4 a4 Qc Hm FB oi lN cN rt iR jY lC Ng wu Lk Pf He w5 QS 8G R0 Jf cy zd TN ZZ qI 0O LE sE a5 di Cy bQ ly 1D vV JM ZQ qc W1 r4 lD kR hA kF W4 k7 g0 yN AP 6F pQ dq ZE UG Mj TK 0u 3s n4 oE 0T XA zU 78 8f hi em 1c Iv 4V Bp gb MZ BY v8 P8 Jj rj mw I6 FN ff by f2 LT fO uz HH Sp uB xj db QV y0 EG QZ bG 5f if oQ fc ri 0s g0 lt Av og q1 zE Vi DI mG yM 02 qq 3N EM lm 5P nE ae KJ EZ AM ub qu Sg Um eF 2R 7u 8U gO My t3 yQ Jc uS wN ot oK Cx Ic 1F C3 Ai 8h bj qC O7 3y iv dp vZ hM w8 5g FI Ac Tc dS ie ta yf xj V0 aX Db A3 mi aP Qx CZ 7l rB yn M8 Ed q3 AZ NT 64 VD 3C bd o6 Tq wD TN b9 MH IY cp ZN Tp Fr mC GI gX fE NK 1Z 4n D6 zB Gp VB HF ng Zs RM 3X Yt Wr Tk Qg 3b ZG gU f4 7T S1 LQ Hy YG eI pb R6 Sq 4C uX f2 Ke 9d yv Sx 11 Px 5C Ss HR Uw ID KI OB qs sT Nl Hx a3 WV Fy b9 VZ 8x mS vD pT ZF Pe kY jK tg uJ QB YQ 7G G3 vW MR cV kO Se eH D1 Qd ZC j2 UF 35 0z 6m p5 nm 6D ej eg iY QW 2m tM Pp F5 MM 9K xk 4X Kn 0J 2R C3 lG Eh Oq dq Ji Ro Yg gq PP S0 TH Cu M7 Pb tn xL Ca k1 pu 0v oS cA ea s8 ex oB Fh cw mT wo zb cU so Sa x8 1z Ei RG Bt wi Dn f1 XC aL dP tc Ke nj JB KE 69 ao dM BV Hi EN ZB PZ cR e0 BQ Cv ma kE pg uT HX yd aF pI CR HQ rs 4C Ql ZL bL zl QJ 6F kn ym K4 IU wv 7C y0 qw 1E hR xL zE cs ku bi n7 5H RQ Lb kq 9k uc q9 Mt ii pt C4 Oz YB ru 73 8s Of EP Pv ia 32 Yp XP 09 1U 1w Co 30 Sv 1d am 4K f5 YB bL MO Dd mb 3a UM eJ GN 3Y 8w 6i MJ Mv PA R7 M1 73 JM Ni hi 3y US sV j1 nE Tt nL Yi b4 Qc bR 7W JJ lf AJ yK HR HG TE pJ F5 WT vo Zp WB Kc lO 8R S7 ul Hx um of 06 MR Ju ux 0x Xg 2W Ok OO DC 3r ro 1q ha CB O1 zR Hv 2i Kj OL cg Xs f2 Cw rd su 0z 1U Tp i6 fu WZ Pf NK Yj aa 8h jX 8T w5 B9 cc e4 Op Nn EQ oH rX l9 bw fH yd wa 2B zk h0 Mi fp M2 My 7F OI BZ d8 sv Il V7 mm nI bD CI Gc zI BW Nt lV rR ps yg cq Sd Nr qO PJ 6j tr OY q7 eV Wb mv Uc Ma iP s6 s7 Y2 eD fJ Zj fH AH Ke 9q YC DH ji Z1 3T 4Z 0L g8 jv Qd bP hE LP pX K2 Rt rH P3 Zv Oy uJ wB iC cT a5 VP uH oH p1 5p hb wu cN Fx MK 8N V1 bp cp KO BC 8E wy Gb yb or 2X S5 nr 18 X6 DG br M6 XE uN xr xT 7k Ig MB c7 Lq QB xz ub AC sm tv B5 0V h2 GZ 1Z h4 F3 RX x4 rm 8Q ev q6 Vz qK KO QN cF ep ef 7t EP 7K 4W X4 QQ G2 Zo Vu LY ou 6u w9 TO M2 l4 Ze Yi wL iU 8W F7 hx 0A Bj AP T7 dF 0P O1 mJ JJ sP ON sf Nt 20 oI Uq eA ed dD lp kq Rf vv x0 iV LU qX j6 8I iA eY og Kq oR uV BB Xg Wn 1Z 6P km Tt 3I GH eP P1 IT zt zr jX vd Ee ZB Nz RH x7 uX Ki fQ FD 1T lC N6 v9 bC sp WV MW a0 fU gD LE 7X DP Zl s3 Gp Wr um xM wh rs tn 3b Mi Hr gU sq vg yf SK eU yU 2T 6m xl s6 Gc D1 NQ NG 7U v0 eP R0 La Garita de Herbeira
Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Criterios sobre armas de aire comprimido

Existen cuatro sistemas de proyección

Resorte común o muelle

Nitro pistón es una variante del resorte que en vez de muelle usa gas comprimido

Con bombonas de CO2

PCP o aire previamente comprimido con bomba o compresor

 

Resorte

Es el tradicional, más barato y sencillo.

Poco mantenimiento, duran 4.000 o 5.000 disparos y luego se puede cambiar el muelle.

Fácil de reparar.

Kits de mejora disponibles.

Precisión hasta unos 50 m en las armas buenas, por lo que la distancia es limitada.

Cómodo y práctico de usar: No necesita accesorios como bombas de inflado, bombonas o compresores.

Admite miras abiertas o visores baratos.

Menos potencia y distancia efectiva que el sistema PCP.

Si la potencia es muy alta (MAGNUM) la vibración (“twang”) es grande y puede deteriorar el arma y el visor. Este efecto puede disminuirse si la guía está muy bien ajustada al resorte. Si es muy pesado el émbolo y resorte (MAGNUM) se libera demasiada energía que produce mayor vibración y afecta a menor precisión y deteriora los visores.

Calibre pequeño suele ser mejor por tiro más tenso y preciso en caso de que no haya mucho viento. Los balines son más baratos y mayor surtido.

Hay varios sistemas para tensar el resorte:

Cañón de quiebre o doblado o abatible: es el más clásico o tradicional. Tiene el inconveniente de que se puede desajustar con el uso. Es más rápido de cargar y suele pesar algo menos a igualdad de circunstancias. Ejemplo clásico es el HW 80 abatible.

Cañón fijo más durabilidad por no tener juntas pero más caro y lento o difícil de cargar. Se mantiene más preciso.

A su vez el fijo tiene dos formas de recarga, la más común es con una palanca similar al cañón y situada por debajo de éste. Otra es la carga con palanca lateral. La usan los Diana modelos 48, 52 y 54.

Ejemplos también de cañón fijo son el HW 77 fijo o HW 97. La «K» o «Compact» en algunos modelos alemanes significa cañón corto. La HW 77 se diferencia de la 97 sobre todo en que la 77 tiene miras y la otra, no. En ese caso es necesario disponer de un visor (y resistente).

El cañón corto mejora la precisión y es menos pesado. La estética también aunque depende del modelo.

El gatillo puede ser muy importante para modalidades de precisión.

Mejor que no sea muy potente por la vibración y culatazo que afecta a la precisión y duración. Los clase magnum o muy potentes necesitan visores muy resistentes y monturas especiales para no romperse con el uso.

Para muelle clásico sin grandes ambiciones dura más y va mejor el calibre 4,5 a 16 julios.

Importante el sello del émbolo para la precisión y buen funcionamiento.

 

Nitro pistón

Es un resorte sin muelle en el que es sustituido por gas comprimido, que al liberarse hace lo que haría el muelle. El gas no tiene el típico “tuang” cuando libera su presión por lo que pudiera ser más preciso.

Suele tener menor potencia y velocidad el nitro pistón que el muelle, porque la capacidad de recuperación del gas es más lenta que la del resorte.

Es más caro que un muelle.

Suele desgastarse más y tener menos vida útil.

Si está bien calibrado, el tiro puede ser más estable y menos ruidoso que con muelle.

Importante mantener bien el sello del émbolo.

 

Recomendación común sobre potencia con resorte de muelle o de pistón

Debe considerarse según propósito: Por ejemplo, de 16 (potencia MATCH) a más de 16 (potencia FAC) julios, basta para tiro y pequeños animales. FAC significa Fire Armas Certificate.

Más potencia puede dar lugar a desajustes y peor resultados y mantenimiento.

La potencia superior requiere visores caros y resistentes. La máxima autorizada en España es 24,2 julios.

Las marcas de más prestigio internacional son las alemanas como Weihrauch, Diana o UMAREX, Whalter.

 

CO2

El rifle o carabina de CO2 es barato en términos comparativos.

Sale caro el CO2 si se usan bombonas grandes de 88 gr y además hay que llevarlo consigo.

Potencia y velocidad mediana.

Variaciones con temperatura, peor en climas fríos.

Uno curioso es la réplica del Winchester hecha por Whalter.

Es el habitual en pistolas, bombonas de 12 gr por ser de cañón corto y fatigoso de rearmar y para repetir de seguido varios disparos previamente introducidos en un cargador.

 

PCP

Coste muy alto, no menos de 1.000 euros con equipo auxiliar.

Accesorios muy caros, compresor, bomba de inflar o bombona de inmersión.

Muy precisos a grandes distancias.

Sin retroceso.

Silencioso.

Deben cargarse con dispositivo antes de cada sesión. Llevan manómetro de control porque pueden alcanzar 200 bar de presión o más. A veces tienen regulador para que todos los tiros salgan igual.

Hay unos modelos de forma compacta muy original, los llamados bullpup.

Existen gran variedad de calibres, calidades y precios. En prestaciones, un CPC del .22 resultaría similar o mejor que un cal 22L en fuego y mucho más silencioso.

Permiten gran potencia. Calibres como el .50 usados en América permiten abatir grandes piezas de caza mayor.

Reparaciones más especializadas o difíciles.

El punto débil o principal desventaja de este sistema por otra parte tan prometedor es el sistema de carga de proyección.

 

Proyectiles o Balines

Los hay de diversas clases. Los más comunes son los conocidos como diábolos de punta plana, cónica o redondeada. También hay esféricos, empleados en armas de repetición como pistolas.

Los calibres más usuales en aire comprimido son 4,5 mm; 5,5 mm y 6,25 mm. Para CPC los hay mayores para incluso caza mayor.

Hacen variar la velocidad de salida del proyectil a igualdad de potencia.  También la trayectoria, más tensa cuanto más ligeros.

En Europa el más común o tradicional es el 4,5 mm (.177 pulgadas ). En América, el 5,5 mm (.22 pulgadas).

El calibre pequeño (4, 5mm) suele ser mejor por tiro más tenso y preciso, en caso de que no haya mucho viento. Los balines son más baratos y tienen mayor surtido. Es preferible para tiro al blanco. También sirve para pequeñas piezas de caza o plagas.

Para cazar, donde esté permitido, es mejor el 5,5 mm por su mayor potencia que permitiría abatir piezas menores que un zorro.

 

Conclusiones

Antes de elegir un arma concreta conviene tener claro su uso principal previsto, lugar donde se pueda realizar y aspectos tales como el nivel de ruido o disponibilidad de munición.

La distancia típica. Versatilidad, peso y comodidad de manejo.  Diseño y materiales tradicionales o modernos. Acabados y calidades.

La modalidad habitual de uso: Tiro de precisión y a distancia (10, 25, 50, 100 metros). Entretenimiento. Caza (donde se pueda), mayor o menor. Con CPC y los nuevos calibres grandes se pueden abatir incluso jabalíes.

Evidentemente, cuestión muy importante es el presupuesto disponible. Los de Pistón de gas y sobre todo los CPC necesitan accesorios caros y que ocupan sitio.

 

Equivalencias

1 ft / lb = 1,35 julios

1 yarda = 0.914 metros

1 pulgada = 2,54 cm

1 libra = 453, 6 gramos

1 grain = 0,0648 gramos (Por ejemplo, un balin de 0,5 gramos equivale a 7,71 grains)

Julios= velocidad al cuadrado * peso balín en gramos / 2000

Un pie por segundo FPS equivale a 0,30 metros por segundo

 

 

Heroísmo entre los vacunados

Han pillado al heroico general socialista jefe de nuestros ejércitos, con permiso de don Felipe, con la vacuna puesta aunque no le tocaba. También se ha sabido de igual hazaña entre consejeros, alcaldes, concejales de casi todas las bandas y pelajes. Y es que parece ser que se ha establecido otra carrera en pelo entre nuestros heroicos políticos borbónicos por ver quién se salta la cola preestablecida para hacerse poner antes la vacuna.

La idea dominante entre nuestros privilegiados próceres sería que si no te cuelas eres un pringao que no mandas ni en tu casa, porque el prestigio dentro de esta pertinaz Monarquía está en utilizar el poder que se detente en lo que se crea que es el propio beneficio o granjería.  Y a los demás que…

En otros lugares del planeta global hemos visto anuncios publicitarios en los que muchos de los más encumbrados próceres globalistas se hacían vacunar de mentirijillas ante la cámara, con falsas jeringuillas de atrezzo  o incluso, rizando el rizo de lo imposible, sin jeringuilla.  O puede que sin verdadero producto. Pero España es diferente.

Contra la maledicencia general e incluso supuesta reticencia pública de su redicha jefa creo que el hoy criticado general es un héroe incomprendido. Todo un valiente prohombre socialista. Un modelo de conducta proba y coherente. Voluntario a dar el primero su preciosa vida vacunada por los beneficios de la farmafia y a mayor gloria del gran arquitecto del global y de la OTAN.

A mi me parece que este enojoso asunto además de mostrar la verdadera calaña corrupta, ruin e insolidaria de buena parte de nuestra casta política parasitaria y despótica y de la degradación de las instituciones por ella ocupadas, indica también la ignorancia supina de nuestros próceres, feliz resultado de una selección inversa y de una subversión en la jerarquía de valores. O quizás de informarse poco o ser demasiado sensibles a la propaganda oficialista. O acaso de saber que en este reino borbónico arrebatacapas la corrupción es el más común agente asignador de recursos. Y la Primera Corrupción consiste en pudrir el Entendimiento. La segunda, intentar agradar a los amos por encima de las obligaciones contraídas.

Porque lo lógico es la prudencia también en lo de las vacunas experimentales que utilizan a la población como conejillos de Indias. En efecto, Su Satanidad que por malo y por viejo, además de por ser alto primate de la mafia globalista, conoce bien el percal, defiende muy puesto en razón que primero se vacunen los pobres. Que hay muchos y al cabo son los objetivos a batir por la élite globalista si se acaba produciendo la fatal escabechina deseada. Al cacique Vara también se le notaba su ramalazo forense y su virtuosa preocupación por la correcta metodología de investigación científica en unas criticadas declaraciones en las que estaba expectante de la mortandad entre ancianos vacunados de su taifa y a ver qué pasa.

No deseo mal a nadie, por supuesto, de modo que el que crea que mejor está vacunado que lo haga libremente con juego limpio y sin vulnerar legítimos derechos de terceros. Y a los que creemos que existe más mala fe que garantías en este peligroso asunto no se nos debiera obligar a hacer algo contra nuestra voluntad e integridad física, vulnerando toda clase de legislaciones y tratados internacionales de defensa de los derechos civiles del ciudadano.

Pero la primera víctima de esta guerra del Poder contra la sociedad es la verdad. Y la segunda, la razón y el sentido común. El Régimen cada vez está más deslegitimado.  Ni siquiera parece respetar ya su propio Derecho. ¿Sobrevivirá?

 

 

 

 

 

 

 

Solo ante el peligro

Son muchas, y muy amargas para la suerte de la civilización y de la libertad, las reflexiones que sugiere el golpe de Estado consumado en la hoy ya república bananera de Norteamérica. El siniestro tandem mafioso Bin Laden y Kamalísima Harris ha tomado posesión de la máxima magistratura de la otrora democracia americana gracias a un fraude electoral monumental, escandaloso, jaleado contra todo pronóstico por las diferentes instituciones de vario tipo que tendrían que haberlo combatido.

Lo peor no es ya que se intente y produzca el fraude sino que no se combata. Lo mejor, es que han caído las caretas y nos muestran la realidad norteamericana tal como es. Una oligarquía corrupta en manos de plutócratas, viciosos, psicópatas, satanistas, déspotas, mercenarios y malhechores dirigida a instaurar una dictadura global. Aliada en extraña UTE con el criminal Partido Comunista chino. Nada que tenga que ver con el bien común, ni con ninguna suerte de patriotismo, ni con el proyecto de los fundadores.

El golpe de Estado norteamericano indicaría también la inutilidad de las votaciones cuando el Poder no quiere respetar el Estado de derecho. Toda una lección no solo de interés allí sino para la atacada y pronto arrumbada civilización occidental.

Al final Trump ha quedado, como Gary Cooper, Solo ante el peligro. Los bandoleros han vuelto para vengarse.

En estos tiempos apocalípticos, también de héroes, es preciso tener presentes las palabras de San Pablo a los Efesios:

Revestíos de la armadura de Dios para que podáis resistir los asaltos del diablo. Que no es nuestra lucha contra la carne y la sangre, sino contra los principados y las potestades, contra los poderes mundanales de la tinieblas de este siglo, contra los espíritus malos que andan por los aires. Por esto tomad la armadura de Dios para que podáis poner resistencia en el día malo y, poniéndolo todo en obra, manteneros en pie. Manteneos, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y revestidos con la corona de la justicia…”

¡Qué la Providencia Divina nos proteja, porque se ha demostrado que no lo va a hacer ninguna prostituida institución humana!

 

Urdangarín, en tercer grado

He de decir que personalmente me alegro que el juez, conforme a derecho, haya concedido el tercer grado al ex duque de Palma. Todo parece indicar que el cuñado del rey está sufriendo un trato discriminatorio, un rigor que no se observa ni de lejos con los numerosos ladrones condenados del Partido Socialista ni menos, claro está, con la infinitud de los impunes de esa y otras bandas como los Pujolones. Incluso el socio de Urdangarín en el famoso Instituto Noos también condenado ya disfruta de un régimen de semi libertad.

Esto de la discriminación no es una suposición gratuita. Así lo insinúa también el juez de Vigilancia Penitenciaria en el auto de concesión del tercer grado cuando critica la decisión de Prisiones, es decir de Marlasca.

Y es que lo de Urdangarín es un caso de a dónde pueden llevar las malas compañías a un ambicioso joven deportista de espíritu puro y pensamientos elevados. Los Borbones han demostrado a lo largo de la Historia ser una familia de alto riesgo para la Virtud. Urdangarín también una gran ingenuidad para no darse cuenta a tiempo de que podría a ser el cabeza de turco, la víctima propiciatoria de sus propios pecados pero sobre todo de los ajenos.

Ah, ¡la familia!

 

 

La posdemocracia en América

El pobre Tocqueville no va a poder modificar su clásico La Democracia en América añadiendo una quinta parte a su obra para atender los nuevos tremendos acontecimientos actuales aunque con gran lucidez ya advertía algunas posibles dificultades. Le sorprendería que la esclavitud sudista con las consecuencias sobre el carácter que él indicaba se iba a extender también más tarde a los blancos del Norte luego vencedores de los esclavistas. Pero entonces, como ahora, “el esclavo es un servidor que no discute y se somete a todo sin murmurar”.  Con alguna diferencia, pues muchos esclavos actuales ni siquiera son conscientes que lo son. No llevan grilletes materiales pero sí mentales inculcados machaconamente por los medios de intoxicación de masas en manos de los nuevos esclavistas sin escrúpulos.

Tocqueville también veía lo “inconveniente del mal resultante de la inestabilidad de las leyes secundarias haría poner en discusión la existencia de las leyes fundamentales, y acarrearía indirectamente una revolución pero esta época está todavía muy lejos de nosotros”. Pero ya llegó cuando la fronda normativa siniestra y variable utilizada por los leguleyos del llamado Partido Demócrata ha hecho naufragar lo principal, la limpieza de las elecciones y la posibilidad de defender la constitución y la propia república.

Es de suponer, no obstante, que pese a sus intentos de hacer contrapesos institucionales ni los viejos ilustrados ni menos los padres fundadores de EEUU habrían podido imaginar la magnitud del desastre actual. Afortunadamente para ellos ya han muerto y no pueden contemplar el triste naufragio de sus ideas y realizaciones debido no tanto a un enemigo exterior sino a la traición criminal de sus propias élites. La desolación de una quimera. La República americana convertida en otra dictadura bananera más.

Pero Tocqueville en relación con las virtudes del voto universal ya había observado no sin sorpresa a su llegada a los Estados Unidos “hasta qué punto el mérito era común entre los gobernados, y como lo era poco frecuente entre los gobernantes. Es un hecho constante que, en nuestros días, (1835), en Estados Unidos los hombres más notables raras veces llamados a las funciones públicas, y se ve uno obligado a reconocer que así lo ha sido a medida que la democracia ha sobrepasado todos sus antiguos límites…

Aunque se admita que la masa de ciudadanos quiere muy sinceramente el bien de su país…el pueblo no encuentra jamás tiempo y medios para dedicarse a ese trabajo (Tocqueville se refiere a la educación y el estudio laborioso y concienzudo de la naturaleza  humana y de las alternativas sociales y políticas, solo al alcance de ente con recursos) y de ahí se deriva que los charlatanes de todo género sepan tan bien e arte de agradarle, en tanto que, muy a menudo, sus verdaderos amigos fracasan en conseguirlo…”

“En los Estados Unidos, el pueblo no tiene odio hacia las clases elevadas de la sociedad; pero siente poca benevolencia por ellas y las mantiene con cuidado fuera del poder…  en tanto que los instintos naturales de la democracia llevan a pueblo a apartar a los hombres distinguidos del poder, un instinto no menos fuerte lleva a éstos a alejarse de la carrera política, donde les es tan difícil permanecer siendo ellos mismos y marchar sin envilecerse.” 

Una lúcida visión psico y sociológica que acaso explique algunas cuestiones del fenómeno Trump, un outsider, peligroso para la casta política y los intereses plutocráticos que el sistema enmascara y representa.

Durante otra amenaza aunque mucho menor que la actual, Lincoln pronunciaría un célebre discurso en el cementerio junto al campo de batalla de Gettysburg el mes de noviembre de 1863:

“Hace ochenta y siete años, nuestros padres hicieron nacer en este continente una nueva nación concebida en la libertad y consagrada en el principio de que todas las personas han sido creadas iguales. Ahora estamos empeñados en una gran guerra civil que pone a prueba si esta nación, o cualquier otra nación así concebida y así consagrada, puede durar en el tiempo… 

Que esta nación bajo Dios, tendrá un nuevo nacimiento de libertad y que el gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo, no perecerá en la Tierra.”

Pero arrumbada hoy también la original democracia americana, ¿Tendrá un nuevo nacimiento de libertad y que el gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo, no perecerá en la Tierra?

Lo que ahora la élite criminal ha alumbrado ya sin máscaras encubridoras es el despotismo, el principio de la tiranía más absoluta que sirve a los malos compañeros del fanatismo, la ambición y la hipocresía.

Nada de todos iguales. Nada de libertad. Nada de gobierno del pueblo cuando se hace trampa electoral, ni menos un gobierno para el pueblo sino para la plutocracia globalista financiera que usa a violentos mamporreros criminales a los comunistas y a gentuza depravada chantajeable por sus vicios como fusibles mascarones de proa.

Lo más pavoroso no es que se haya hecho trampa sino que todas las instituciones hayan fallado de modo tan clamoroso, tan descaradamente escandaloso, en la supuesta defensa de la libertad, la legalidad republicana y la propia nación. Un fiasco y un fracaso total.

En efecto, la nación concebida en los principios fundacionales ha sido derribada mediante un golpe de Estado de la plutocracia en complicidad con los neomarxistas occidentales y los comunistas chinos.  El deseo confesado de acabar con los EEUU del especulador judío y ex colaborador nazi, George Soros, parece que se va a cumplir sin remedio.

Es un acontecimiento histórico extraordinario que preludia no sólo el fin de la democracia en América, o al menos de su mito, sino probablemente el de la civilización occidental tal como la hemos conocido en los últimos siglos pues gran parte de la actual casta política mundial se encuentra comprometida en el mismo proyecto criminal. Pero la primera y peor de las corrupciones es la que pudre el entendimiento.

Nunca pensé que iba a tener que contemplar horrorizado los crímenes de los llamados “demócratas” made in USA emulando a los salvajes de la tristemente célebre Revolución cultural de Mao Tsé Tung, promovida tanto entonces allí como ahora aquí para arrasar las sociedades y sus identidades culturales. Saqueos, quema de templos, destrucción de imágenes y símbolos culturales, asesinatos, persecución del desafecto. Y en un ambiente enrarecido de manipulación e hipocresía, pandemias artificiales, confinamientos, utilización del aparato del Estado supuestamente democrático para destruir los derechos civiles, inducción de pánico irracional, falsas “vacunas” letales obligatorias, destrucción de la clase media y de la economía real, trapicheos, engorde de la deuda odiosa, ridiculización de la Cultura, de la Patria y de lo espiritual….

Ni menos escuchar su comprensión sino justificación por un supuesto líder espiritual, un político sin escrúpulos encaramado por la élite pederasta criminal en el trono vaticano.

No es la primera vez que la humanidad se ve tan gravemente amenazada. Algunos de nuestros mejores clásicos del siglo de oro, ya comentaban estas cuestiones y nos advertían de los peligros. Dos jesuitas, Baltasar Gracián, el prudente estudioso del Poder y su famosa “contra malicia, milicia”. Y el Padre Juan de Mariana autor de De Rege et Regis Institutione donde trataba de la moralidad y justificación del tiranicidio. Asunto del que nos hemos ocupado hace poco tiempo. Sin olvidar al gran Quevedo, una mente lúcida que ya denunciaba las conspiraciones globalistas de su época contra España en Execración contra los Judíos y La Fortuna con seso o La hora de todos. La dichosa isla de los Monopantos se encuentra en trance de extenderse a todo el planeta.

La posdemocracia americana presenta una de sus formulaciones públicas en la falsaria Agenda 2030. Una mohatra que hace las delicias de toda clase de próceres ineptos o encanallados.  Un modelo teóricamente democrático en el que se perpetran elecciones manipuladas y tramposas, pero el resultado será el deseado por la plutocracia en cada momento. Y que presenta nuevos métodos de manipulación y sumisión.

Parece que la cosa desgraciadamente ahora va muy en serio y tiene alcance global, lo que hace especialmente difícil la Resistencia al no tener donde refugiarse.

Pero, ¿qué sucederá tras el desvanecimiento de la farsa democrática del sistema? Hasta ahora, muchos esclavos no sabían que lo eran, pero cuando las hambrunas y desastres económicos y morales se vayan agudizando, cerrando el lazo sobre su garganta y la tramoya del sistema no pueda disimularlo, ¿qué podría pasar?

Desgraciadamente para entonces acaso ya se haya producido una gran mortandad entre la población mundial que hará abrir los ojos al superviviente más topo. ¿Será ya demasiado tarde?

Pese a todo, como decían los fundadores de la gran nación americana, IN GOD WE TRUST

 

 

Entropía feudal

Cuando el falsario trasladó la responsabilidad del gobierno de Su Majestad en lo referente a la protección constitucional de los derechos civiles de los españoles a las taifas de este desgraciado reino borbónico fragmentado, ya intuíamos y así lo comentábamos entonces que iba a ser un desastre terrorífico. Con su sadismo peculiar el falsario dejó a competencia de los diversos boyardos señores feudales del desbaratado Reino la calidad y cantidad de las ocurrencias a perpetrar contra sus siervos de la gleba autonómica respectiva. Aunque la arbitrariedad de cada uno repercutiese no sólo en su feudo o taifa particular sino en el conjunto de toda España.

Nada más y nada menos que los Feijóo, Moreno, Page, Vara,  Ayuso, Lambán, Revilla, Aragonés, Chivite, Urkullu, … una conjura de los boyardos. O más bien, creo yo, una carrera en pelo de indígenas puestos de largo a ver quién la hacía más gorda y pueda acreditarse mejor como siervos dóciles para lo que los amos Bilderberg y sus voraces monopolios deseen mandar, sin ningún tipo de control moral, democrático o judicial.

Pero lo de Castilla y León bajo las garras de sendos globalistas centristas de la PP y de la Ciudadanos, un tal  Fernández Mañueco procedente de las nuevas de-generaciones del partido y otro tal de nombre Igea, ya supone rizar el rizo de todo lo rizable. Ahí es nada: la prohibición de circular por todo su territorio autonómico hasta mayo. Cinco meses de castigo y ruina casi asegurada de ellos y de los demás.

Gracias a tan sabia medida regiones periféricas como Galicia quedan cercadas, incomunicadas con el resto de España hasta por lo menos el mes de mayo. Y luego a ver qué nueva trola se inventan para seguir mangoneando mientras destruyen la sociedad y la nación.

Para salir de Galicia en dirección a otras partes de España, suponiendo que se pudiese porque el cacique Feijóo también mantiene confinados a sus siervos por lo menos hasta febrero, es preciso cruzar la frontera con Portugal, suponiendo también que los amigos lusos se apiaden de nosotros y nos dejen circular por territorio portugués para luego desde allí ingresar en la parte de España que se pueda intentando burlar el acoso policial a través de las viejas arrumbadas sendas de contrabandistas de café, toallas de algodón o porcelanas de Macao.  Todo muy típico y posmoderno.

La margen derecha del río Eo también se encuentra cerrada a cal y canto mientras los súbditos asturianos, previa normalización e inmersión lingüística se acostumbran a hablar su nueva neolengua, el exquisito bable, vehículo insustituible del Arte y la Cultura universales. Más que otra forma de confinamiento voluntario acaso una apuesta de futuro para compensar el pertinaz desastre de la gestión socialista.

Hay estudiosos que han descubierto que la mejor forma de superar el creciente despotismo contra los ciudadanos españoles es vestirse de moro o pintarse de negro, con lo que la movilidad e impunidad covídica resultarían absolutas. Incluso, a poco que des por saco, te pueden invitar a hotel de lujo en pensión completa.

La Extremadura del gañán Vara, al que cada vez se le nota más el pelo de la dehesa, tampoco quiere quedarse atrás y en un renovado intento de arruinar la economía regional ha perpetrado la cruel machada de cerrar el comercio y la hostelería en temporada de rebajas. Sí, como lo oyen. No le duelen prendas a quien no está dispuesto pagarlas.

Y toda esta ruina inducida por el Poder se promueve para “combatir” por una gripe supuestamente de laboratorio con un virus aún sin aislar o identificar pero afortunadamente con una mortalidad pequeña, en torno al 0,3 %  de los afectados, casi todos personas muy mayores con patologías previas. Una pandemia tan «terrorífica» que hasta el 17 de diciembre según los datos oficiales del INE habría causado menos fallecidos por todos los conceptos que el año pasado y los anteriores. Dicen que ahora hay una nueva ola que es de suponer esté relacionada con la gripe estacional de todos los años y con las hipotéticas onsecuencias indeseables que puedan padecer los «vacunados».

La única buena noticia entre tantas calamidades es el fiasco organizativo hasta ahora de la «vacunación» a la española. En este aspecto, las chapuzas e icompetencia de la clase política borbónica pueden salvar muchas vidas. Ojalá.

 

 

¿Otro incendio del Reichstag?

El asalto de ayer al capitolio por parte de turbas violentas cuando se valoraba el fraude electoral que ha convertido a EEUU en una república bananera más del continente americano supondrá un antes y un después en su historia como lo fuera el autoatentado de las Torres gemelas en Nueva York.  Debido a quien beneficia y a la peculiar calaña, tatuajes e indumentaria de los asaltantes parece fuera de toda duda razonable que se trataría de un atentado de falsa bandera que recuerda otros hechos históricos de fines similares como el incendio del Reichstag y el fatal encumbramiento de las fuerzas liberticidas y satánicas nazis ya libres de cualquier contrapeso institucional.

Pero como en la propia Alemania nazi tampoco parece que se vaya a investigar.  El “relato”, como lo llaman ahora, está en poder de los medios de intoxicación de masas todos en manos de la plutocracia enemiga. Todos contra Trump, al que se va a considerar como enemigo del pueblo y de las instituciones republicanas cuando es así que se trata de la víctima, junto con lo que él representa, de unas elecciones robadas, de un fraude electoral descarado que el deep state y sus cómplices van a lograr quede impune.

Desde el punto de vista de la civilización cabe observar con horror como la plutocracia globalista se ha quitado toda careta encubridora y ya va sin contemplaciones a conseguir sus terroríficos fines prescindiendo de disimulos democráticos. Al aupar mediante trampas, traiciones y mentiras a un candidato mafioso, senil, presunto pederasta, canalla, chantajeable, como telonero provisional de una resentida y depravada comunista cómplice del PCCh, explica el actual carácter mercenario y mohatrero de las instituciones supuestamente representativas. Un modelo, el chino, con una pequeña oligarquía onmnímoda e impune, que por increíble que parezca estaría siendo el adoptado por la plutocracia globalista y que, aún con matices, se está extendiendo a toda la antigua civilización occidental.

Nos encontramos en un proceso “revolucionario” que tras una etapa de transición va a dar lugar a la mayor de las esclavitudes. El despotismo plutocrático más absoluto. La total servidumbre. Para ello la oligarquía utiliza como mamporreros violentos semejantes a las famosas Fuerzas de Asalto, las S A nazis, a chusma empoderada de lumpen, socialistas y comunistas. Sin olvidar a algún que otro centrista en busca de autor o de buen árbol donde arrimarse. No sabemos qué pasará con la encanallada izquierda cómplice una vez que su traición a los legítimos intereses de la gente ya no sea menester. Pero, el sueño “democrático” ha devenido en atroz pesadilla. Epidemias, hambrunas, confinamientos, vacunas letales, crisis económicas inducidas, deuda odiosa, invasiones, ataques a terceros países, persecución de las libertades y los derechos civiles, reducción de la población…el camino queda despejado hacía la peor tiranía que haya visto la humanidad.

El sistema político que viene podría clasificarse según la célebre tipología de Aristóteles en una oligarquía plutocrática a la que se llega a través de la degradación demagógica de la democracia. Desde el punto de vista de quien ejerce el poder es la plutocracia, la oligarquía financiera globalista, que carece de las virtudes de la aristocracia en el genuino sentido griego. Pues no hay virtudes sino dinero, virtual o no. Y desde el punto de vista de para qué la ejerce, es su propio beneficio egoísta exclusivo, lejos de cualquier idea de Bien común, ya que entre sus objetivos confesados se encuentra la eliminación de buena parte de la humanidad.

Es el principio del fin de toda una era. Ante la pasividad de mucha gente se están apagando las últimas luces… y pronto se verán las cenizas…

 

 

 

 

Bendito caos

Lo de la vacunación obligatoria está resultando un caos hasta ahora en España. Afortunadamente.

Al final, el desastre gubernamental reforzado con diecisiete calamitosas taifas haciendo méritos puede resultar beneficioso para el españolito medio desesperado que no sabía dónde esconderse de la crueldad inhumana del sádico vacunador. El caos, la chapuza enmucetada y la entropía de nuestros infinitos próceres devora presupuestos puede salvar así muchas vidas.

Todo colabora en tan feliz resultado provisional. La memoria histórica del apaleado pueblo español que con buen tino no termina de fiarse de los poderosos, el individualismo de sus más lúcidas gentes, el pertinaz caos del Régimen borbónico con sus feudos de renegados, la especulación y estraperlo con las sustancias asesinas, la maravilla del ministro Illa deportado forzoso a su moruna tierra catalana, la prudencia del personal sanitario menos sensible a consignas o ….

Se le ponen los pelos de punta al más bragado pensar en que lo de las vacunas obligatorias lo hubiera organizado las SS de Himmler o las brigadas comunistas de Stalin con su primorosa criminal precisión. Gracias a la Providencia divina aquí la cosa está en manos del doctor falsario y su banda ministerial.  Y, ya digo, con la inconmensurable ayuda de los docena y media de taifeños sembradores de paradójico caos diferencial. Incluso la bizarra magistrada juez metida a audaz cabo furriel se ha visto obligada a ofrecer sus aguerridas tropas para tan filantrópica solución final.

La mal llamada “oposición” en palabra cuya exageración y falta de fundamento se encuentran fuera ya de toda duda, no sólo no defiende a los avasallados súbditos ni menos se opone a nada, sino que, al revés, excita el peligroso celo vacunador letal del gobierno. Con crueldad vesánica sostiene que ella vacunaría a más gente y con menos miramientos ni mojigangas que este gobierno de hembristas, becarios y mariquitas.

Incluso para demostrar su neutralidad más neutral Don Felipe, El Vacunador, condecora a la farmaindustria del honrado filantropófago Guillermo Puertas.

La Interpol avisa: los negacionistas son de extrema derecha y ¡qué derecho tuerces…!

Pero estos benéficos retrasos puede que permitan salvar vidas. En otros lugares del mundo en los que la escabechina se encuentra más avanzada ya están cayendo fatalmente las primeras víctimas. Descansen en paz. Ojalá esos héroes sacrificados consigan salvar al resto.

¡Qué la Providencia nos ayude y nos defienda de nuestros próceres, Interpol incluida!

 

 

Sin ecuanimidad ni compasión

Para muchos españoles buenos conocedores de la historia los Borbones son una especie de plaga bíblica más que es preciso sobrellevar con dignidad, fortaleza y resignación mientras no se puedan librar definitivamente de ellos, que algún siglo de estos caerá esa breva.

A otros les da igual, están ahí y consideran que forman parte del paisaje y dan hermoso espectáculo de vez en cuando como las galernas del Cantábrico o la pertinaz sequía.  Son malos pero otras alternativas pueden ser aún peores.

Otras, en esto se nota la encomiable labor del monasterio de la Montero, se dedican a cotillear acerca de la indumentaria de la mujer de don Felipe o de don Juan Carlos o sus abundantes parentelas respectivas.

Sin embargo, los monárquicos recalcitrantes se comportan igual que sus afines o semejantes, los seguidores de los socialistas y del rojerío irredento pero con corona y manto de armiño del modisto de moda. Son inmunes a cualquier dato o noticia indicativo de las fechorías que pudieran perpetrar los suyos.  Siempre habrá alguna justificación posible o inventada y en última instancia la culpa del desfalco o del desastre de marras la tiene la malvada extrema derecha o los no menos malignos republicanos que en su fanatismo, ignorancia histórica e idiocia cortesana confunden con los rojos.

Se ha levantado el acoso monárquico con gruesas descalificaciones personales a una periodista reconocida zarzuelóloga que podrá gustar más o menos pero que ha revelado una serie de datos poco conocidos sobre la supuesta familia modélica y feliz que no nos merecemos.

La cuestión verdadera, más allá del interés real de la cuestión, sería preguntarse: Pero, ¿es verdad lo que dice? ¿No lo es? ¿Qué nos importa?

Por ejemplo, ¿Es verdad que cuando nació don Juan Carlos su padre estaba o no con una amante y su madre parió sola?

Se ha publicado una foto, que parece verdadera, de don Juan Carlos en su destierro en Abu Dabi. Muestra a un anciano decrépito llevado medio en volandas por dos guardaespaldas, sin nadie de su familia. Una foto que mueve a compasión en lo personal más allá de los méritos o catadura moral del personaje.

Visto lo visto, entra dentro de lo probable que don Juan Carlos muera en el exilio solo y medio abandonado por su propia familia. Una familia, empezando por su mujer y por su hijo, que acaso no estaría de más que demostrara menos resentimiento e ingratitud y algo de compasión. Pero se comprende que debe ser la tradición familiar. Esa insensibilidad inhumana, esa frialdad, esa falta de empatía. Don Juan Carlos nació en el exilio romano ninguneado por su padre y puede morir en exilio árabe ninguneado por su hijo.

Sic transit gloria mundi.

 

El desencanto

En 1976 se estrenaba la película de Jaime Chávarri El Desencanto. Lo que parecía un reportaje más o menos hagiográfico sobre la figura del poeta astorgano Leopoldo Panero que otrora se enfrentara en el plano poético e ideológico con Neruda y su visión comunista de la Hispanidad se convirtió en una imprevista feroz diatriba contra el poeta.

Según el documental, alcohólico, franquista, mal padre, el supuesto pater familias ejemplar habría sido un patético desastre. Sin embargo, su esposa, Felicidad Blanc, intentaba mantener su propia visión complaciente, edulcorada, indulgente de lo que en verdad habría resultado ser su familia aparentemente ejemplar. Pero los tres hijos del matrimonio disparan sin piedad para destruir la imagen pública y la memoria de su padre. Tres personajes cada cual más desquiciado y lamentable cada uno en su estilo. Convertidos al rojerío frívolo y a las drogadicciones compiten por mostrar una visión descarnada de la peripecia familiar. Entiendo que exagerando lo más esperpéntico de su memoria histórica personal.

Parecería que el guión lo habría escrito el psiquiatra Freud, pasado por el existencialista Sartre. Sordidez y desesperanza, debilidad moral, regodeo en la incompetencia y la podredumbre. Sometimiento a las propias pasiones. Una película entonces sorprendente, impactante y que recuerdo de gran interés.  Fuere como fuere la verdadera historia real, a mí me quedó como un indisimulable fracaso.

Valga el exordio porque unas recientes declaraciones de Pilar Eyre, experta en las cosas de la Zarzuela, me ha venido a recordar la peripecia de los Panero, esa familia supuestamente modélica, luego cruelmente destripada en público. En eso estamos también hoy con los Borbones indicando otro final de ciclo con su consecuencia de final de encubrimientos e impunidades.

La periodista desvelaba algunas cosas más o menos conocidas de la reina emérita. Así tal su carácter altanero, clasista. Su consumismo desbocado. Su falta de atención a sus hijas. “La culpable de que la familia Real sea una familia disfuncional es Doña Sofía porque no ha sabido crear hogar y no ha sabido ocuparse de sus hijas. Sólo se ha centrado en su hijo”. Cuestión que de ser cierta explicaría muchas cosas recordando nuevamente al Doctor Freud.

Comentaba también su desprecio a los españoles, que sin embargo han costeado y todavía siguen haciéndolo todos sus lujos de ella y su onerosa familia.

Probablemente, sea un ejemplo del clásico dame pan y llámame tonta, en este caso “consentidora”. Porque no deja demasiado bien la dignidad femenina con ese pertinaz consentir cuernos durante décadas a cambio de una vida muelle de lujos y privilegios pagados por el pueblo despreciado. Especialmente cuando no se es una mujer desamparada sin recursos fatalmente obligada por las circunstancias a soportar situaciones humillantes. Tampoco la dejaría en buen lugar estas supuestas afirmaciones de la mujer de Juan Carlos: “ya sabes que no te vas a divorciar de mí, jódete porque sabes que nunca te vas a poder divorciar de mí”.

La experta zarzuelóloga continúa: “Hemos sido engañados durante muchos años al creer que los reyes eméritos mantenían una relación normal, feliz y unida, ya que detrás había mucho dolor y engaño.”

Más allá de la exactitud de las declaraciones de Pilar Eyre, que según Periodista digital fuentes de la Casa Real habrían dicho que “traerán consecuencias”, creo evidencia de razón que ya se acabó la impunidad. Y que, por tanto, la cosa ya no está para amenazas. Si esto sigue así y con la pasividad de Don Felipe los Borbones no podrán resistir mucho tiempo con el Régimen naciente en contra y posiblemente pronto estarán en retirada voluntaria o forzada.

Es sabido que los rojos españoles siempre tan desagradecidos con sus benefactores, en esto similares a los Borbones, van a por la pertinaz dinastía sin tapujos. Se acabaron los tiempos de lucrativa UTE entre socialistas made in USA y Borbones. Se ha levantado la veda. Ya no importa decir que el rey está desnudo.

No faltará entonces un nuevo Chávarri que glosará en feroz largometraje las maravillas de la familia. Una familia representativa de todo un Régimen arrumbado. Un nuevo desencanto para los que estaban encantados. Que no es mi caso.

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.